Archivos de la categoría CULTURAS AMERICANAS

Antropólogos afirman que primeros humanos llegaron a América por las costas

Antropólogos de diversas instituciones en los Estados Unidos, a través de una publicación en el periódico Science, ofrecen una nueva perspectiva sobre los primeros humanos en poblar el continente americano delimitando las teorías actuales. En esta publicación, desestiman la versión convencional de que los Clovis se abrieron paso a través del Estrecho de Bering para convertirse en los primeros humanos en habitar América. De hecho, evidencia descubierta a lo largo de las últimas tres décadas sugiere que otros grupos llegaron mucho tiempo antes y lo habrían logrado navegando en embarcaciones al margen de las costas.

primeros asentamiento en america infografia

Los Clovis no fueron los primeros.

Como los autores del artículo destacan, durante más de 100 años hemos venido aceptando la teoría de que los humanos llegaron a través de un puente terrestre en lo que actualmente se conoce como el Estrecho de Bering – para la época en que ubicamos esta migración, los niveles del mar serían mucho más bajos. Se teoriza que aquellos primeros asentamientos, integrados por el pueblo Clovis, viajaron a través de un corredor central en una región que actualmente pertenece a los Estados Unidos hace 13,500 años.

sitio arqueologico El Brujo en huaca prieta

Huaca Prieta vista desde Huaca Cao Viejo, en sl sitio arqueológico El Brujo.

Sin embargo, tenemos evidencia desde finales de la década de 1980 de que ya existían humanos viviendo en algunas regiones de América mucho tiempo antes de que los Clovis migraran. La evidencia arqueológica muestra que los humanos vivieron en islas fuera de Asia, en el norte e incluso el sur de las costas americanas (con poblaciones incluso al sur de Chile) entre 14,000 y 18,000 años en el pasado. Además, también hay evidencia de que los humanos habitaron el interior de Norteamérica hace 16,000 años.

La hipótesis de la “kelp highway”.

De acuerdo con los autores, toda esta nueva evidencia ha provocado que gran parte de los expertos en el área abandonen la idea de que los Clovis fueron los primeros en llegar a América. Ahora más que nunca, predomina la idea de que los primeros humanos llegaron en embarcaciones y no a pie, y lo hicieron siguiendo las costas, no cruzando el interior del territorio.

mar de bering

Mar de Bering.

Esto fue posible, según los autores, gracias algo que se conoce como “kelp highway” (“carretera de algas”, en traducción libre) – los bosques de algas que crecen justo sobre las costas. Todas estas algas propician un hábitat rico para las especies marinas de las que los viajeros se alimentaban en abundancia.

Para finalizar, el grupo de investigación apunta que se ha llevado a cabo muy poco análisis sobre las costas – aquellos primeros viajeros habrían habitado regiones de tierra que actualmente se encuentran cubiertas por el mar debido al incremento en los niveles del océano. Si realmente se quiere saber más sobre las primeras migraciones humanas a América, sugieren que la investigación se enfoque en las costas.

https://marcianosmx.com/antropologos-primeros-humanos-america-costas/

La mentira de una América “aislada”

Pese a que la historia oficial sigue en sus trece de defender a ultranza el llamado “descubrimiento de América” por parte de Colón a finales del siglo XV, llevamos ya décadas de hallazgos de múltiples pruebas e indicios de que América nunca estuvo realmente aislada ni era desconocida para muchos pueblos de la Antigüedad o de la Edad Media.

Así, la arqueología alternativa no solo ha puesto de manifiesto que el poblamiento humano de todo el continente es mucho más antiguo de los que los académicos reconocen, sino que ha aportado argumentos que apoyan la tesis de que diversos pueblos situados a uno y otro lado del Nuevo Mundo atravesaron los océanos Pacífico y Atlántico en épocas remotas y entablaron contacto con los antiguos indígenas americanos. Y lo que es más, ya hay muchas opiniones que hablan abiertamente de indicios de colonización, mestizaje, asentamientos estables, actividades económicas, intercambios culturales y hasta rutas comerciales habituales.

Toda esta relación transoceánica funcionó al parecer de forma intermitente, difusa y secreta, hasta que oficialmente los que apoyaron y financiaron al oscuro Cristóbal Colón decidieron montar la farsa del descubrimiento –pues sabían muy bien a dónde iban– a fin de iniciar una nueva etapa histórica, con la conquista del continente a manos de los civilizados europeos. Sin embargo, quedaron atrás diversas huellas dejadas a lo largo de muchos siglos que mostraban una clara presencia foránea imposible de ignorar. Y en este sentido, hasta incluso el estamento académico más conservador tuvo que admitir –a la vista de las pruebas arqueológicas– la llegada de los vikingos al norte de Canadá hacia el año 1000 d. C.[1], si bien consideró que tal presencia fue apenas una anécdota sin ninguna repercusión histórica. En cuanto a otras múltiples pruebas que van desde Alaska a la Patagonia, han sido sistemáticamente ignoradas.

No obstante, me ha llamado mucho la atención otra prueba bastante polémica de la que apenas se habla, pero que podría ser muy representativa de una dilatada presencia extraña en tierras americanas y además en tiempos muy remotos. Me estoy refiriendo a la gran explotación minera de cobre situada en la zona de los Grandes Lagos entre EE UU y Canadá, que sigue siendo un enigma de complicada explicación para la ortodoxia, que se ha limitado a atribuir esta gran actividad minera a las antiguas culturas nativas de la zona. Sin embargo, existen muchos datos y restos sobre el terreno que apuntan claramente hacia otra parte y que en su momento fueron recogidos por el investigador alternativo Phillip Coppens. Así, me complace incluir seguidamente el artículo que escribió hace unos años este autor belga en que se ponen sobre la mesa hechos muy indicativos de un posible comercio del cobre de alcance mundial en una lejana época que se podría remontar nada menos que a los propios inicios de la Edad del Bronce[2].

Sigue leyendo La mentira de una América “aislada”

Esto es lo que sucede al trazar las Líneas de Nazca por todo el planeta

Como si las líneas de Nazca no fueran lo suficientemente misteriosas, hay más de 800 líneas rectas, 300 figuras geométricas y 70 diseños de animales y plantas en Nazca, si trazas las líneas de Nazca por todo el planeta, convergen en un lugar específico y el lugar en dónde se encuentra es más que impresionante.

Las líneas de Nazca, ubicadas en Nazca Perú, han capturado la imaginación de historiadores, investigadores y turistas durante décadas.

Las líneas, que solo se ven desde el aire, fueron vistas en 1927, cuando las aerolíneas comenzaron a volar sobre el Perú y los pasajeros informaron que vieron líneas, figuras y formas extrañas en el suelo. Nadie puede decir con certeza cuál es su significado, por qué fueron creadas, quiénes las crearon exactamente y por qué son solo visibles desde el aire.

Se cree que fueron creadas por la antigua cultura de Nazca, la mayor de las figuras descubiertas en Nazca se extiende a lo largo de 200 metros. La cultura Nazca floreció en una región árida del Perú entre el siglo I y VIII a.C.

El glifo más largo de Nazca tiene aproximadamente 9 millas de largo

Las leyendas de Nazca sugieren que Viracocha, el dios creador inca, encargó las líneas de Nazca hace miles de años. La verdad es que no sabemos por qué fueron creadas. Hay muchas teorías que explican las líneas de Nazca.

El arqueólogo Johan Reinhard teorizó en 1985 cómo las líneas de Nazca eran figuras masivas usadas en prácticas religiosas donde los antiguos adoraban a las deidades asociadas con el agua y los cultivos.

Y si bien numerosas preguntas y enigmas rodean las líneas de Nazca, algunas personas han planteado qué sucedería si trazamos las líneas completas de Nazca en todo el mundo.

Un usuario de Youtube hizo esto y el resultado fue asombroso

Se si trazan las líneas, usando Google Earth, en todo el mundo, convergen en un punto específico: Angkor Wat, un complejo de templos ubicado en Camboya y uno de los monumentos religiosos más grandes del planeta que mide 162.6 hectáreas.

Angkor Wat

Angkor Wat

Ahora mientras que algunos pueden encontrar extremadamente interesante, que Nazca se alinee al otro lado de la Tierra con Angkor Wat, la verdad es que el templo camboyano es la antípoda exacta de Nazca.

Sigue leyendo Esto es lo que sucede al trazar las Líneas de Nazca por todo el planeta

Hallada en México nueva estructura piramidal oculta bajo la gran pirámide maya de Kukulkán

http://www.ancient-origins.es/

Portada - Representación esquemática de la pirámide oculta descubierta en el interior de la gran pirámide de Kukulkán (BBC)

Según han informado científicos del Instituto de Geofísica (IGf), de la Facultad de Ingeniería (FI) de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) mexicano, en el interior de la pirámide de Kukulkán, en Chichén Itzá, existe una segunda subestructura oculta piramidal.

Según los datos e informaciones publicados por el medio mexicano Excelsior, los expertos han indicado que ya en los años 30 del pasado siglo se encontró una primera subestructura. Sin embargo, gracias a la tomografía eléctrica tridimensional, los universitarios han localizado una segunda, en el interior de la primera.

Gracias a la tecnología no invasiva de la tomografía se puede estudiar el interior de cualquier estructura. Dicha tecnología, única en el mundo, fue desarrollada por el equipo de investigación, en el que participan René Chávez Segura, Gerardo Cifuentes Nava y Juan Esteban Hernández Quintero, miembros del Instituto de Geofísica (IGf) de la Universidad Autónoma de México (UNAM); Andrés Tejero Andrade, miembro de la Facultad de Ingeniería de la misma universidad mexicana y, por último, Denisse Argote, arqueóloga del mexicano Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), según se ha señalado desde la propia UNAM a través de un comunicado.

Ya en los años 30 del pasado siglo se encontró una primera subestructura oculta en el interior de la gran pirámide de Kukulkán. (Wikimedia Commons)

Ya en los años 30 del pasado siglo se encontró una primera subestructura oculta en el interior de la gran pirámide de Kukulkán. (Wikimedia Commons)

Asimismo, Chávez Segura mencionó que hace algo más de un año, en una primera etapa, descubrieron que la pirámide maya de Kukulkán está construida sobre un antiguo cenote, Sigue leyendo Hallada en México nueva estructura piramidal oculta bajo la gran pirámide maya de Kukulkán

Cahuachi

http://squitel.blogspot.com.es/

Cahuachi, en el Perú, era un centro ceremonial de la cultura Nazca que vivió su época de esplendor entre el año 1 y el 500, y estaba situado en el valle del río Nazca, a 28 km de la ciudad del mismo nombre y cerca de las líneas de Nazca. Su nombre significa lugar donde viven los videntes. El arqueólogo italiano Giuseppe Orefici ha estado excavando el lugar desde 1982, y ha descubierto Debido al clima seco, los hallazgos son abundantes e incluyen incluso material efímero, tal como ropa; en 1998 se descubrió un depósito de ropas, con 200 prendas de tela estampada. Esto es algo fuera de lo corriente en la cultura nazca, que en general usaba tejidos de un único color, bordados posteriormente. Cahuachi también ha sido estudiado por Helaine Silverman, que ha escrito un libro sobre esta ciudad. Sus habitantes permanentes era pocos y vivían de la agricultura, pero era un centro de peregrinaje cuya población crecía en las fechas de acontecimientos ceremoniales importantes, acontecimientos que implicaron probablemente las líneas de Nazca y la duna gigante. También tenía una necrópolis, otra causa de viajes periódicos. Esta teoría del peregrinaje está apoyada tanto por evidencia arqueológica de la escasez de población en Cahuachi como por las figuras de Nazca, que muestra criaturas como orcas o monos que no existen en la región. Se alinea cuál las criaturas de la demostración tales como orca y monos que no estaban presentes en la región de Nazca, aunque esto también puede explicarse por el comercio o por expediciones de otro tipo. La ciudad fue fundada antes del nacimiento de la cultura Nazca, durante el siglo IV a. C., y declinó cerca el 300 d. C., tras la invasión de los Huari.

Sus construcciones eran de adobe, en forma cónica, alcanzando 24 Km2, siendo una de las zonas urbanas más grandes del mundo andino y la más importante de la cultura Nazca (400 a. C. – 400 d. C.). Los restos apuntan a que los techos, puertas y ventanas eran sostenidos con madera de guarango y la techumbre se hacía con cañas entrecruzadas atadas con cuerdas de pelo de llama y algodón. Hasta ahora se han descubierto 34 construcciones dentro de la muralla, entre los que destacan: Gran pirámide, que tiene 100 metros de lado y 28 de altura, y de la que se han descubierto siete niveles escalonados. Era el centro ceremonial del culto. Templo escalonado, del que se ha descubierto un muro con inscripciones y frisos, de 5 metros de alto y 25 de largo. Montículos: 40 montículos con construcciones de adobe. En la necrópolis se han investigado varias tumbas, encontradas con su ajuar intacto. Todo el material arqueològico procedente de este yacimiento se encuentra exhibido en el Museo Arqueológico Antonini de Nazca.

Las enigmáticas Losas de los Elefantes: ¿llegaron exploradores africanos a América antes que Colón?

http://www.ancient-origins.es

Autor: Dr. Clyde Winters

Portada - ‘Losa de los Elefantes’ (izquierda) y dibujo de sus inscripciones y figuras (derecha).

En el artículo Did West Africans live in the Four Corners Region of the United States from 12th Century? (‘¿Vivieron africanos occidentales en la región estadounidense de Four Corners a partir del siglo XII?’), publicado en Ancient Origins hace algunas semanas, ya hablé de las inscripciones Mande halladas en la región de Four Corners, situada en el Sudoeste de los Estados Unidos. En él comentaba cómo los Mande (grupo étnico de África Occidental) que formaban parte de la expedición del explorador africano Mansa Abubakari dejaron numerosas inscripciones en todo el Sudoeste de los Estados Unidos, así como en otras regiones de toda América.
El ‘Rey Viajero’ Mansa Abubakari II: el más grande explorador africano de la Historia (muslimnewsmagazine.tv)
El ‘Rey Viajero’ Mansa Abubakari II: el más grande explorador africano de la Historia 
William James Veall, en su artículo Navegantes de Oriente Medio: ¿Inscripciones Antiguas que reescriben la Historia de América? – 2ª parte, también publicado en Ancient Origins, aporta una exposición detallada acerca de las inscripciones Mande halladas en Sudamérica y dejadas por Abubakari y sus seguidores a lo largo de sus costas.
La región de Four Corners aparece en rojo en este mapa. Comprende los estados de Colorado, Utah, Arizona, y Nuevo México (Estados Unidos). (CC BY-SA 3.0)
La región de Four Corners aparece en rojo en este mapa. Comprende los estados de Colorado, Utah, Arizona, y Nuevo México (Estados Unidos). 
Estas inscripciones no son las únicas de origen Mande halladas en América. Otras interesantes inscripciones, descubiertas en la región de Four Corners, son las enigmáticas Losas de los Elefantes.

LAS ENIGMÁTICAS LOSAS DE LOS ELEFANTES

E. B. Sayles  ofrece una descripción detallada de las Losas de los Elefantes en su libro Fantasies of Gold (‘Fantasías del oro’). Sayles formaba parte del personal del Museo Estatal de Arizona; escribió por primera vez sobre las losas en un folleto oficial titulado ‘Las Losas de los Elefantes’.
Sayles repasa en su obra numerosos hallazgos realizados en la región de Four Corners, como la antigua jarra decorada con elefantes del valle de Montezuma, descubierta por Frederick Bennett Wright en 1885. Wright aseguraba haber encontrado la jarra en unas ruinas situadas en el valle de Montezuma “a la vista” del lugar en el que fueron halladas las Losas de los Elefantes.
Las Losas de los Elefantes fueron descubiertas por un muchacho en el año 1910 en unas ruinas nativas americanas de Flora Vista, Nuevo México. Edwin Sayles, del Museo Estatal de Arizona, asegura que las Losas de los Elefantes llegaron a este museo en el año 1950.
Jarra con un elefante hallada en el valle de Moctezuma (Colorado)
Jarra con un elefante hallada en el valle de Montezuma (Colorado)
Las Losas de los Elefantes son dos: la de menor tamaño mide 15 x 15 centímetros. Denominaremos a esta pieza ‘Losa de los Elefantes 2’. La losa de mayor tamaño, con ocho líneas de inscripciones, mide 15 centímetros de ancho por 35,5 centímetros de largo.
Inscripciones de las Losas de los Elefantes

¿ELEFANTES EN AMÉRICA?

Brad Steiger, en su libro Mysteries in Time and Space (‘Misterios del tiempo y del espacio’) se refiere a las Losas de los Elefantes halladas en Flora Vista, en las que aparecen tanto dibujos de elefantes como inscripciones.
Existen algunas evidencias de que podría haber habido elefantes en el Sudoeste de los Estados Unidos en épocas posteriores a la prehistoria.
Thomas Jefferson, padre fundador de los Estados Unidos y además paleontólogo de vertebrados, escribía en 1781 o 1782: “Un tal Stanley, hecho prisionero por los indios cerca de la desembocadura del Tanissee [río Tennessee], narra cómo tras ser transferido en varias ocasiones de una tribu a otra, fue llevado durante un largo trecho cruzando las montañas al oeste del Missouri [¿Montañas Rocosas?] hasta un río “que fluye […] en dirección oeste; que estos huesos abundaban allí, y que los nativos le contaron que el animal al que pertenecían aún existía en las regiones del norte de sus tierras, y que por su descripción juzgó que se trataba de un elefante. Se han descubierto recientemente huesos del mismo tipo algunos pies por debajo de la superficie del suelo, en salinas abiertas en el North Holston, afluente del Tanisee, en una latitud en torno a los 36° y medio.””
El descubrimiento de huesos de elefante en Tennessee y más al oeste no constituyen las únicas evidencias de la presencia de elefantes en los Estados Unidos. Se han encontrado, además muchos motivos en el arte rupestre que parecen ser elefantes, desde Utah hasta Florida.
Bednarik y Tuohy creen que las imágenes de elefantes de Yellow Rock, estado de Nevada, fueron realizadas en la década de 1840. Layton, por su parte, cree que estos petroglifos en los que aparecen elefantes heridos son “auténticos”, y que su creador o creadores fueron realmente testigos del suceso.
La tradición nativa americana documentada por Jefferson, así como la jarra hallada en el valle de Montezuma (Colorado) dejan bien claro que las Losas de los Elefantes son piezas arqueológicas reales y no falsificaciones. Las inscripciones Mande de las Losas de los Elefantes dan testimonio de que cuando los Mande vivían en Flora Vista había elefantes en los alrededores. La losa indica por tanto que fueron los malienses los que llevaron a los elefantes desde África hasta América.

UN ANTIGUO PUEBLO DE AMÉRICA

Brad Steiger ha sugerido que estas inscripciones fueron escritas en fenicio, pero los signos no se asemejan a esta escritura. El Dr. David Imhotep asegura por su parte que las Losas de los Elefantes fueron escritas por africanos.
Cuando los españoles llegaron a Arizona, parece ser que hallaron comunidades de raza negra. En el año 1775, el padre Francisco Garcés descubrió hombres de raza negra, claramente africanos, viviendo en una comunidad cercana al territorio de los indios Zuñi, en Nuevo México.
El padre Garcés exploró Arizona y California. Había sido destinado a la misión de San Xavier del Bac, que se encuentra cerca de Tucson, Arizona.
Según el antropólogo francés A. de Quatrefages, el padre Garcés se encontró con dos razas, una de piel negra y la otra de piel roja, que hablaban lenguas diferentes. El padre Garcés afirma que le contaron que “les noirs etaient les anciens habitants du pays”, es decir, que los negros eran los antiguos habitantes de aquel país.
En 1528, el explorador español Cabeza de Vaca, acompañado de Estebanico el Moro, también conocido como Estebanico el Negro, nativo de Azamor, ciudad que se encuentra en lo que hoy es Marruecos, descubrió numerosos pueblos que habitaban el Sudoeste de los actuales Estados Unidos, en su búsqueda de las Siete Ciudades de Cíbola. Se contaba de las Siete Ciudades de Cíbola que eran centros urbanos en los que se podían encontrar enormes cantidades de oro.
En Nuevo México y Arizona, Cabeza de Vaca halló numerosos grupos étnicos que hablaban múltiples lenguas. Debido a la naturaleza plural de estas sociedades, sus gentes solo podían comunicarse mediante un lenguaje de signos. Ceram, en su obra Los primeros americanos observa que “En realidad, los habitantes de aquellas comunidades indígenas, como sabemos ahora, eran miembros de una cantidad extraordinariamente variada de tribus. Hablaban igualmente una amplia variedad de lenguajes diferentes, y su trasfondo histórico era también diferente.”
Cabeza de Vaca cuenta que uno de estos grupos étnicos se llamaba Mendica. Este nombre es casi idéntico a la palabra Mandinka (Malinke), el nombre de uno de los pueblos de lengua Mandinga.

DESCIFRANDO LAS INSCRIPCIONES

Las inscripciones de las Losas de los Elefantes están escritas en el antiguo alfabeto Vai, utilizado por los malienses para registrar sus mensajes cuando llegaron a América. Los malienses navegaron hasta América en torno al año 1310. Los mandingas fundaron el Imperio de Mali.
El alfabeto Vai cuenta con más de 200 signos silábicos. Su origen se remonta al Período de los Carros (en torno al 1200 a. C.), cuando los Mande dejaron inscripciones en las proximidades de las rutas que recorrían los carros desde Fezzan (Libia) hasta Dar Tichitt y el valle del río Níger.
Arte rupestre con signos Mande
La escritura Mande era muy popular en épocas antiguas. Pero desde la adopción del Islam por los Malinké y los Bambara, los hablantes de Mande aprendieron a utilizar esta escritura únicamente cuando pertenecían a las sociedades secretas Mande. Además de encontrarse en las rutas de los antiguos carros, los arqueólogos también descubrieron signos Mande en la gruta de Goundaka, en las regiones de Bandagara y la zona central de Níger.
Ahora ya podemos leer las Losas de los Elefantes, escritas en lengua Malinké-Bambara, hablada en el Imperio Malí de Mansa Abubakari:
Ahora ya podemos leer las Losas de los Elefantes, escritas en lengua Malinké-Bambara, hablada en el Imperio Malí de Mansa Abubakari:
Figura 1: Losa de los Elefantes
Figura 1: Losa de los Elefantes
Transcripción:
Ga gya (‘pájaro’) Kpa nde ngbe Ka go ne
Sama (‘elefante’) ga ka  bi kpa
Ni ngbe nde kai Sama gya (‘Sol’) (ga kpa)
Pe kpe gbe nge gya
De kpa ne mbe nde bi-nu gya
Gya pe nd’ gyi ngba kai ga
Gyi nde p du ke nu
Ga gyi (‘Sol’)
Traducción:
El desierto es cálido. Las aves numerosas, blancas, justo como el Go (un tipo de ave) de nuestra lengua. Los elefantes están enfermos y furiosos. En la actualidad hay bastantes (elefantes enfermos). (Pasamos) la vida retirando nuestros elefantes enfermos, secos por el sol. Muchos están enfermos. (Los elefantes muertos) son arrojados (a una fosa/enterrados) y sepultados en el terreno llano adyacente al lecho del río (en) la zona seca — la zona inundada. Mi existencia en la actual habitación familiar es austera. (En) la tierra seca adyacente al lecho del río labramos el terreno para el cultivo (y) partimos la tierra. Dividimos en parcelas la llanura para excavar y construir la habitación familiar. Calor, sol, agua.
Figura 2: Losa de los Elefantes 2
Figura 2: Losa de los Elefantes 2
Transcripción de la Losa de los Elefantes 2:
Dè ki (‘pájaro’) gba Sama (‘Elefante’) bo-kpo gbe-kpe ka-kpo dè be (‘Oso’).
Traducción:
Tierra sin cultivar, cazamos pájaros, cocinamos el elefante, (es) fácil asarlo, crece maíz en el llano, en tierra árida y sin cultivar. También hay osos.
La mención de osos en la Losa de los Elefantes 2 es interesante, ya que el Oso Negro habita en los desiertos de Arizona.
Las Losas de los Elefantes nos hablan de que Flora Vista era una región árida. Nos damos cuenta de que los malienses de Flora Vista utilizaban los Sama, los elefantes, como fuente de alimento, ya que muchos de ellos morían por el calor. El autor de la Losa de los Elefantes asegura que los malienses cultivaban Ka, maíz en lengua Mande. También nos cuenta cómo los malienses construyeron una ‘habitación familiar’.
La jarra del valle de Montezuma, en el estado de Colorado, podría proceder de las ruinas de esta ‘habitación familiar’, construida por los antiguos malienses.
Resulta interesante el hecho de que el autor de las inscripciones de las Losas de los Elefantes se refiera a estos animales como “nuestros elefantes enfermos”, lo que sugiere que los malienses podrían haber introducido los elefantes en el Sudoeste norteamericano. La Losa de los Elefantes 1 también nos deja bien claro que “[Los elefantes muertos] son arrojados (a una fosa/enterrados) y sepultados”. Este relato se corresponde con la información aportada por Jefferson en la que da testimonio de la existencia de enterramientos de elefantes en Tennessee. Jefferson escribió: “Se han descubierto recientemente huesos del mismo tipo algunos pies por debajo de la superficie del suelo, en salinas abiertas en el North Holston, afluente del Tanisee, en una latitud en torno a los 36° y medio.”
Transcripcion-Losa-de-los-Elefantes
Transcripción de la inscripción de la Losa de los Elefantes
Resumiendo, el pueblo Mande habitó en el Sudoeste norteamericano. Probablemente fueran la tribu de los Mendicas (Mandinka) con la que entró en contacto Cabeza de Vaca en el año 1530. Estos malienses probablemente realizaron las inscripciones de las Losas de los Elefantes para dar testimonio de algunas de las actividades que desarrollaron en Flora Vista

15 razones MÁGICAS por las que te hubiera gustado SER MAYA

orgullomaya

La población de la cultura maya durante el período clásico, que abarca del año 300 al 1000 de nuestra era, era de 13 millones de habitantes. El Mayab abarcaba casi toda Guatemala, el oeste de Honduras, Belice, y lo que actualmente son los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y parte de Chiapas y Tabasco, en México.

Resultado de imagen de maya

2.Los mayas elaboraron un calendario mucho más preciso que los de las civilizaciones que les fueron contemporáneas y, sin dudas, fue el calendario más perfecto de Mesoamérica. Por ejemplo, para que el calendario maya sufriera un desfasamiento tendrían que pasar más de nueve mil años y no cuatro mil, como sucedió con el calendario gregoriano. La civilización maya desarrolló el único calendario venusino (basado en la posición de Venus en el cielo) que la humanidad ha conocido. Este calendario estaba relacionado con el calendario lunar llamado tzolkin y con el calendario solar llamado haab que, al ser combinados, daban como resultado las múltiples cuentas con las que se regían los mayas para organizar las actividades agrícolas y de apicultura, para establecer las estaciones del año y para celebrar las festividades religiosas.

Resultado de imagen de calendario maya

3. El lingüista e historiador Tzvetan Todorov afirmó que la sociedad maya estaba basada en la disciplina. “La palabra clave de la sociedad mesoamericana es orden”. Como ejemplo, tenemos la forma de trabajo que conocida como “tequio”, que es el trabajo comunal que todos los habitantes de un pueblo deben hacer en favor de este, para lograr así que la comunidad siempre se encuentre en desarrollo.

Resultado de imagen de maya

4. Los mayas tenían abogados, “ah mahan tsa” en lengua maya, que participaban a la hora de aplicar justicia. El abogado maya era en realidad una persona conocedora de las leyes y de las costumbres, que asesoraba al demandante en el momento de presentar sus pruebas y realizar alegatos. También existía la figura de los jueces, llamados “batab”, quienes resolvían los juicios en la POPILNA o POPOLNA, “casa del pueblo”, que era el lugar de reunión de los hombres para discutir negocios, preparar las ceremonias y organizar las danzas y los cantos rituales.

5. Las técnicas de observación astronómica que practicaban los sacerdotes mayas aún son estudiadas por los científicos actuales. Sus hallazgos sobre las posiciones del Sol, de la Luna y de Marte, así como los registros de los eclipses, han sido uno de los pilares de la astronomía moderna. Como ejemplo, tenemos las grandes construcciones que realizaron en sus ciudades, los gigantescos relojes astronómicos que indicaban a través de juegos de luces y sombras el cambio de las estaciones del año. La pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá es uno de los grandes ejemplos de la experiencia maya. La estructura se edificó sobre un punto exacto de la tierra en el que cada equinoccio se refleja un juego de luces y sombras en las escalinatas de esta, que dan la sensación de que la serpiente emplumada, kukulcán, desciende de la construcción anunciando el nuevo año.

Resultado de imagen de Kukulcán

Sigue leyendo 15 razones MÁGICAS por las que te hubiera gustado SER MAYA

Lost Amazonas

http://www.esascosas.com/

Amazonas2

Los círculos de las cosechas de Santa Teresinha, Brasil, se ven en una foto sin fecha.
Fotografía cedida por Édison Caetano John Roach para National Geographic News 04 de enero 2010
Cientos de círculos, cuadrados y otras figuras geométricas, una vez ocultos por pista forestal en una sociedad antigua previamente desconocida que floreció en el Amazonas, según un nuevo estudio.
Las imágenes de satélite de la cuenca superior del Amazonas tomada desde el año 1999 han revelado más de 200 movimientos de tierras geométricas que abarcan una distancia superior a 155 millas (250 kilómetros).
Ahora, los investigadores estiman que cerca de diez veces el número de estas estructuras, de propósito desconocido, puede existir sin ser detectados en la cubierta forestal de la Amazonia.Amazonas1
Por lo menos uno de los sitios ha sido fechado en torno al año 1283, aunque otros pueden datar ya en el año 200 a 300, dijo el coautor del estudio Denise Schaan, antropóloga de la Universidad Federal de Pará, en Belém, Brasil .
El descubrimiento se suma a la evidencia de que las tierras del interior de la Amazonia, una vez estaba llena de las sociedades complejas, las cuales fueron exterminados en gran parte por las enfermedades traídas a América del Sur por los colonizadores europeos en los siglos 15 y 16, dijo Schaan.
Dado que estas sociedades desaparecidas se había ido sin grabar, investigaciones previas habían sugerido que los suelos en el Alto Amazonas eran demasiado pobres para apoyar la agricultura extensiva necesaria para esos grandes asentamientos y permanentes.
“Hemos encontrado que esta imagen está mal”, dijo Schaan. “Y hay mucho más por descubrir en estos lugares.”
De amplio alcance Cultural
Las formas recién descubiertas son creadas por una serie de trincheras cerca de 36 pies (11 metros) de ancho y varios metros de profundidad, con los bancos adyacentes de hasta 3 pies (1 metro) de altura. Caminos rectos conectan muchos de los movimientos de tierra.
Excavaciones preliminares en uno de los sitios en el 2008 reveló que algunos de los movimientos de tierra estaban rodeados por montículos bajos que contienen cerámica doméstica, carbón vegetal, fragmentos de piedra de moler y otras pruebas de la habitación.
Pero, ¿quién construyó las estructuras y funciones de lo que servían sigue siendo un misterio. Las ideas van desde edificaciones defensivas de los centros ceremoniales y casas, según los autores del estudio.
También es posible que las estructuras sirvieran para diferentes propósitos a través del tiempo, señaló William Woods, geógrafo y antropólogo de la Universidad de Kansas en Lawrence que no participó en la investigación.
Lo que más sorprendió al equipo de investigación es que los terraplenes aparecen en las dos llanuras de inundación de la región y las tierras altas.
En general, las fértiles llanuras aluviales del Amazonas han sido sitios populares para las civilizaciones antiguas, mientras que las tierras altas más escasas han sido pensadas para ser en gran parte desprovista de gente, dicen los investigadores.
Amazonas3
Es más, el movimiento de tierras en ambas regiones son de un estilo similar, lo que sugiere que fueron construidas por la misma sociedad.
“En la arqueología amazónica siempre se tiene la idea de que usted encuentre los diferentes pueblos en diferentes ecosistemas”, dijo el coautor del estudio Schaan.
“Y así fue un poco raro de tener una cultura que se aprovecharía de los diferentes ecosistemas y ampliar en una región tan grande.”
Los sitios de tierras altas parecen haber sido el hogar de unas 60.000 personas, Schaan y sus colegas sugieren en su artículo, publicado este mes en la revista Antiquity.
Esa cifra se basa en estimaciones de la organización social y laboral que han sido necesarios para construir las estructuras insinuadas por los movimientos de tierra restantes.
De acuerdo con la Universidad de las maderas de Kansas, la estimación de la población es razonable, aunque aproximada, ya que poco se sabe acerca de estos complejos.
Las respuestas pueden surgir como investigadores siguen excavando las formas recién descubiertas en los próximos años.
Sin embargo, Woods está impresionado por la posibilidad de que tanta gente podría haber vivido una vez en una región que se creía deshabitado.
“Tradicionalmente, si a usted le han pedido a un antropólogo o arqueólogo cuántas personas vivían [en estas tierras altas del Amazonas], se diría que casi a cero”, dijo.
“Y esto es asombroso que no hay 60.000 personas haciendo un ir de él donde no se supone que hay.”

Descubiertas en Guatemala dos tumbas de los Reyes Serpiente mayas

http://www.ancient-origins.es/

Portada - El mural maya hallado recientemente en Guatemala se encuentra en un estado de conservación casi perfecto. (Universidad de Boston)

Un equipo de arqueólogos ha desenterrado dos tumbas mayas intactas en las antiguas ruinas de Holmul (Guatemala). Los descubrimientos realizados en el interior de estas tumbas guardan relación con hallazgos anteriores, y arrojan luz sobre la famosa historia de una poderosa dinastía de reyes mayas cuyo símbolo era la cabeza de una serpiente.

Las tumbas han sido descubiertas unas 300 millas (482 kilómetros) al norte de Ciudad de Guatemala, en el yacimiento arqueológico y antigua ciudad maya de Holmul. Ambas tumbas están datadas entre los años 600 d. C. y 750 d. C., período en el que esta civilización precolombina dominaba estas tierras, justo antes de su decadencia. Aun así, Guatemala representa una parte muy importante de la historia maya, en la que aún quedan muchos misterios por resolver, como por ejemplo por qué colapsó esta civilización. Los investigadores creen que las excavaciones de las numerosas ruinas mayas conocidas podrían ser la clave para desvelar la historia oculta de los mayas.

Según The Guardian, las tumbas “escaparon milagrosamente” a los túneles excavados por los saqueadores por debajo de dos pirámides mayas. Además, en el yacimiento se descubrieron dientes con incrustaciones de jade, una tibia humana con inscripciones y un sorprendente colgante del dios del sol maya.

En el interior de una de las tumbas fue hallada una enigmática pieza de una dinastía maya conocida como “Cabeza de Serpiente” por su emblema. La cabeza de la serpiente era el símbolo de la familia que reinó durante varias generaciones unas 100 millas (161 kilómetros) al norte de las tumbas descubiertas recientemente en Holmul. Esta familia de ‘reyes serpiente’ estaba en guerra con otro clan rival.

Sigue leyendo Descubiertas en Guatemala dos tumbas de los Reyes Serpiente mayas

Hallan dos tumbas mayas que pueden arrojar luz al «Juego de Tronos» de los reyes de la serpiente

http://mysteryplanet.com.ar/site/hallan-dos-tumbas-mayas-que-pueden-arrojar-luz-al-juego-de-tronos-de-los-reyes-de-la-serpiente/

 Los recientes hallazgos evidencian que estos reyes expandían su poder al igual que las familias nobles en la Europa medieval.
Escaneo 3D del friso que decora el edificio donde se halló una de las tumbas.
Arqueólogos han descubierto dos tumbas al norte de Guatemala debajo de dos pirámides mayas que pueden llenar los huecos que existen en la historia de los reyes de la dinastía de la serpiente, según ha publicado The Guardian. Las tumbas fueron encontradas en los restos de la cuidad antigua de Holmul, que se ubica a unos 500 kilómetros al norte de la capital guatemalteca. Los arqueólogos afirman que los elementos hallados en ambas tumbas, entre ellos una tibia humana inscrita, dientes con incrustaciones de jade y un colgante de un «rey de la serpiente», tienen un elevado valor para la historia del pueblo de maya.
El arqueólogo Francisco Estrada-Belli comentó a The Guardian que es «un hallazgo muy, muy excepcional» y que los especialistas planean seguir buscando entierros en el área. La pieza más preciosa entre las encontradas es el colgante de jade de la segunda tumba, que evidentemente fue construida para uno de los «reyes de la serpiente», como se denominaba la dinastía por el símbolo de su linaje. Estrada-Belli afirma que es «el primer hallazgo de este tipo», dado que contiene una inscripción que confirma que el artefacto pertenecía a un rey de una ciudad lejana.
Colgante de jade encontrado en la segunda tumba
«Este es el collar de Yuknoom Ti Chan, el rey sagrado de Kaanul», reza la inscripción. Yuknoom Ti Chan fue uno de los reyes de la dinastía de la serpiente y su ciudad, Kaanul, en aquella época se ubicaba a 160 kilómetros del lugar donde fueron halladas las tumbas. La inscripción da evidencia de que los reyes de la serpiente querían conquistar Holmul y luchaban por ello con otras dinastías. «Se parece mucho a “Juego de Tronos” o a la Europa medieval», concluye Estrada-Belli, quien agrega que «esta joya nos dice que las influencias de la dinastía eran bastante penetrantes».