Archivos de la categoría MAPA DE PIRI REIS

Piri Reis

Piri Reis (Pīrī Re’īs), anteriormente Hājjī Mehmet, fue un almirante, marino y cartógrafo turco nacido en Galípoli, Imperio otomano (actual Turquía) en 1465 y decapitado en Egipto en 1554.

Discípulo y sobrino de Kemal Reis, empezó a aprender a navegar a los doce años. Fue hombre de gran cultura, ya que hablaba, además de su lengua nativa, árabe, griego, español y portugués. Participó en numerosas guerras contra laRepública de Venecia entre 1499 y 1502, además de contra los caballeros de Rodas y los mamelucos de Egipto (1523).

Sitió Gibraltar por órdenes del sultán otomano pero terminó aceptando un soborno que le ofrecieron los sitiados. El gobernador de Egipto, Alí Bajá, supo de esto y llamó a Reis para que explicase su actitud, pero este se negó, por lo que Bajá mandó detenerlo y ejecutarlo en el cadalso. Tenía 89 años.

Su mayor obra fue el Kitab-i Bahriye (“Libro de las Materias Marinas“), un atlas náutico que contiene el famoso Mapa de Piri Reis, dedicado al sultán Solimán el Magnífico en 1526, recuperado en 1929 y conservado actualmente en el Museo Topkapı Sarayı, en el Palacio de Topkapi en Estambul.

En la actualidad, su famoso mapa de los contornos orientales de Sudamérica constituye un auténtico icono nacional para Turquía. Tanto es así que aparece en el reverso de los billetes de diez millones de liras.

Reis dibujó todavía otro mapa de las costas americanas en 1528, actualizando su información a partir de mapas portugueses, pues incluía los descubrimientos de Gaspar Corte Real. En él aparecía ya Florida y Cuba tenía la forma de isla.1

Sigue leyendo Piri Reis

MAPA DE 500 AÑOS DE ANTIGÜEDAD HACE PEDAZOS LA HISTORIA OFICIAL DE LA RAZA HUMANA

Mapa de 500 años de antigüedad hace pedazos la historia oficial de la raza humana

Si la sabiduría convencional sobre la historia de la raza humana es correcta, entonces la civilización humana no es lo suficientemente antigua, ni tampoco fue lo suficientemente avanzada, para dar cuenta de muchos de los misteriosos sitios arqueológicos y monolíticos de todo el mundo. Lugares como Gobekli Tepe en Turquía, las Pirámides de Bosnia, y el Calendario de Adán en Sudáfrica, plantean la misma pregunta: si la civilización humana no es supuestamente lo suficientemente antigua como para haber creado todos estos sitios, entonces, ¿quién, o qué, tenía la capacidad de crear tantas estructuras elaboradas en todo el mundo?

Está claro que la comprensión de nuestra propia historia esta incompleta, y hay un montón de evidencia creíble que apunta a la existencia de culturas inteligentes y civilizadas sobre la Tierra mucho antes que las primeras culturas humanas surgieran desde el Medio Oriente alrededor del año 4000 aC. El mapa del mundo de 1513 del almirante Piri Reis es parte de la historia más completa emergiendo de nuestra historia, una que desafía el pensamiento dominante en gran manera.

La elaboración de mapas es una tarea compleja y civilizada, que se cree ha surgido en torno al 1000 aC con las tabletas de arcilla babilónicas. La Antártida fue oficialmente visto por primera vez por una expedición rusa en 1820 y está totalmente cubierto de capas de hielo que se cree que se formó alrededor de hace 37 millones años. La Antártida, por lo tanto, no debe haber sido visto en ningún mapa anterior a 1820, y todos los mapas visuales de la Antártida debe contener las capas de hielo polares, que tienen supuestamente millones de años de antigüedad.

Izquierda: Ya que la Antártida no fue “descubierta” por la moderna civilización hasta 1820 no es de sorprender que este mapa del siglo 19 muestra un espacio vacío donde ahora sabemos donde la Antartida esta. Derecha: Antártida como aparece hoy en día

Un mapa del mundo hecho por el cartógrafo otomano y almirante militar, Piri Reis, arroja algunas dudas sobre lo que pensamos que sabemos sobre la civilización antigua.

Mapa de Piri Reis. Desde su descubrimiento, el mapa ha despertado tanto la intriga y la polémica, sobre todo debido a la presencia de lo que parece ser una representación de la Antártida 300 años antes de que se descubriera.

El mapa de Piri Reis, que se centra en el África occidental, la costa este de América del Sur, y la costa norte de la Antártida, cuenta con los detalles de una costa que muchos historiadores y geólogos creen que representa la tierra de la Reina Maud, es decir, la Antártida. Sorprendentemente, como se representa en este mapa, el gélido continente no fue cubierto por los casquetes polares, sino, más bien, con densa vegetación. ¿Cómo podría un mapa dibujado en 1513 presentar un continente que no fue descubierto hasta 1820? ¿Y si el continente de hecho había sido descubierto por una de las civilizaciones conocidas que han surgido después del año 4000 aC, por qué las capas de hielo no están en el mapa?

El mapa parece mostrar la masa de tierra antes de que fuera cubierto de hielo, hace más de 6000 años.

Las paradojas que presenta el mapa fue de poca importancia para el mundo hasta que Charles Hapgood, profesor de historia de New Hampshire, EE.UU., afirmo que la información en el mapa de Piri Reis apoya una visión diferente de la geología y la historia antigua. Hapgood cree que el mapa verifico su teoría geológica global, que explica como partes de la Antártida podría haber quedado libre de hielo hasta el año 4000 aC.

La presentación de Hapgood es tan convincente que incluso el famoso físico teórico y filósofo Albert Einstein escribió la siguiente línea en un libro que Hapgood escribió en 1953:

“Su idea es original, de gran simplicidad, y – si se sigue demostrando en sí – de gran importancia para todo lo que se relaciona con la historia de la superficie de la Tierra” — Albert Einstein

Sin lugar a dudas no es una broma, el mapa es certificablemente auténtico, pero la información en el mapa es de origen misterioso. El propio Piri Reis noto que el mapa fue dibujado con información procedente de otros mapas antiguos, cartas y registros, muchos de los cuales, Hapgood sugiere, puede haber sido copiado y transcrito en repetidas ocasiones desde antes de la destrucción de la Biblioteca de Alejandría en Egipto, el cual aniquilo la literatura de la antigüedad y el vasto conocimiento cultural.

Esta hipótesis abre la puerta a la posibilidad de que alguna civilización antigua olvidada tenía la capacidad de viajar a la Antártida, cartografíando la Tierra, con la tecnología para hacer mapas, en algún momento antes que las capas de hielo sean formadas. Una desviación importante de nuestra actual comprensión de nuestra historia.

La ausencia de las capas de hielo en el mapa de Piri Reis es peculiar, y en 1960 Hapgood trajo sus teorías sobre esto a la atención de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Preguntó Hapgood, entre otras cosas, si la forma del continente, tal como apareció en el mapa de Piri Reis, era en absoluto similar a la forma del continente bajo el hielo, según lo revelado por las recientes pruebas de la Fuerza Aérea de los datos sísmicos en el continente . Su respuesta fue sorprendente:

“… El detalle geográfico que se muestra en la parte inferior del mapa concuerda muy notablemente con los resultados del perfil sísmico realizado a través de la parte superior de la capa de hielo por la expedición antártica de 1949 sueco-británica.

Esto indica la costa había sido mapeada antes de que fuera cubierto por la capa de hielo.

La capa de hielo en esta región tiene ahora alrededor de una milla de espesor.

No tenemos idea de cómo los datos en este mapa pueden ser reconciliado con el supuesto estado de los conocimientos geográficos en 1513.

Harold Z. Ohlmeyer
Teniente Coronel, USAF
Comandante ”

Graham HancockLas huellas de los dioses

Si la teoría de Hapgood tiene mérito, como incluso Einstein lo creía, entonces hubo un periodo de tiempo de alrededor del 6000 aC al 13000 aC cuando la Antártida se encontraba más cerca de la línea ecuatorial y era más tropical en su clima, al igual que partes de América del Sur. Esto fue causado por un cambio repentino de la totalidad de la litosfera de la Tierra, él teorizó, moviéndose simultáneamente todos los continentes en su posición actual, una visión muy diferente que la ampliamente aceptada explicación de la teoría de la tectónica de placas ofrece.

Si la Antártida había estado en realidad mucho más al norte y luego estando donde actualmente esta, y no estaba cubierto de hielo sólo en fecha tan reciente como 6000 aC, entonces, ¿quién estaba alrededor de ese entonces que podía haber mapeado eso, mucho antes de que las civilizaciones conocidas? ¿Y quién podría haberlo hecho mucho antes del advenimiento del cronómetro marino en el siglo 18, que finalmente resolvió el problema del seguimiento preciso de la longitud en alta mar?

Después del éxito de la teoría de la Antártida en el mapa de Piri Reis, el profesor Charles Hapgood decidió ir en busca de más pruebas que demostraran que, hace muchos años existió una civilización que cartografió la Antártida cuando esta se encontraba desprovista de hielo. Su primera confirmación llegaría con la forma del mapa de Oronteus Finaeus.

El mapa del mundo de Oronteus Finaeus de 1531, un mapa mostrado por el profesor Charles Hapgood habiendo sido copiado de mapas muy antiguos (similar al mapa de Piri Reis) ahora perdidos para nosotros. La Antartida (etiquetada como Terra Australis) aparece sobre el mapa en el correcto lugar y en general en la correcta forma pero mucho mas grande que hoy en día y muy parecido como lucia durante la ultima edad de hielo hace 1200 años, el mapa muestra a las costas de la Antártida con la forma que ésta tiene debajo de sus 1.6 kilómetros de hielo.

¿Había sido toda la Tierra mapeado por el año 4000 aC, como el análisis del mapa de Piri Reis y las teorías de Charles Hapgood sugieren? ¿Podría el mapa de Piri Reis haberse basado en los documentos de una civilización prehistórica aún por descubrir, que poseía la tecnología que les permitía viajar y trazar con precisión el mundo?

Sin importar el origen real de las fuentes, una cosa es cierta: este mapa abre el debate sobre la forma en que vemos nuestra propia historia y sí, en su caso, esas opiniones son exactas. Tal vez algún día se descubrirá la verdad.

domi MAPA DE 500 AÑOS DE ANTIGÜEDAD HACE PEDAZOS LA HISTORIA OFICIAL DE LA RAZA HUMANA

Mapa de 500 años de antigüedad hace pedazos la historia oficial de la raza humana

Si la sabiduría convencional sobre la historia de la raza humana es correcta, entonces la civilización humana no es lo suficientemente antigua, ni tampoco fue lo suficientemente avanzada, para dar cuenta de muchos de los misteriosos sitios arqueológicos y monolíticos de todo el mundo. Lugares como Gobekli Tepe en Turquía, las Pirámides de Bosnia, y el Calendario de Adán en Sudáfrica, plantean la misma pregunta: si la civilización humana no es supuestamente lo suficientemente antigua como para haber creado todos estos sitios, entonces, ¿quién, o qué, tenía la capacidad de crear tantas estructuras elaboradas en todo el mundo?

Está claro que la comprensión de nuestra propia historia esta incompleta, y hay un montón de evidencia creíble que apunta a la existencia de culturas inteligentes y civilizadas sobre la Tierra mucho antes que las primeras culturas humanas surgieran desde el Medio Oriente alrededor del año 4000 aC. El mapa del mundo de 1513 del almirante Piri Reis es parte de la historia más completa emergiendo de nuestra historia, una que desafía el pensamiento dominante en gran manera.

La elaboración de mapas es una tarea compleja y civilizada, que se cree ha surgido en torno al 1000 aC con las tabletas de arcilla babilónicas. La Antártida fue oficialmente visto por primera vez por una expedición rusa en 1820 y está totalmente cubierto de capas de hielo que se cree que se formó alrededor de hace 37 millones años. La Antártida, por lo tanto, no debe haber sido visto en ningún mapa anterior a 1820, y todos los mapas visuales de la Antártida debe contener las capas de hielo polares, que tienen supuestamente millones de años de antigüedad.

Izquierda: Ya que la Antártida no fue “descubierta” por la moderna civilización hasta 1820 no es de sorprender que este mapa del siglo 19 muestra un espacio vacío donde ahora sabemos donde la Antartida esta. Derecha: Antártida como aparece hoy en día

Un mapa del mundo hecho por el cartógrafo otomano y almirante militar, Piri Reis, arroja algunas dudas sobre lo que pensamos que sabemos sobre la civilización antigua.

Mapa de Piri Reis. Desde su descubrimiento, el mapa ha despertado tanto la intriga y la polémica, sobre todo debido a la presencia de lo que parece ser una representación de la Antártida 300 años antes de que se descubriera.

El mapa de Piri Reis, que se centra en el África occidental, la costa este de América del Sur, y la costa norte de la Antártida, cuenta con los detalles de una costa que muchos historiadores y geólogos creen que representa la tierra de la Reina Maud, es decir, la Antártida. Sorprendentemente, como se representa en este mapa, el gélido continente no fue cubierto por los casquetes polares, sino, más bien, con densa vegetación. ¿Cómo podría un mapa dibujado en 1513 presentar un continente que no fue descubierto hasta 1820? ¿Y si el continente de hecho había sido descubierto por una de las civilizaciones conocidas que han surgido después del año 4000 aC, por qué las capas de hielo no están en el mapa?

El mapa parece mostrar la masa de tierra antes de que fuera cubierto de hielo, hace más de 6000 años.

Las paradojas que presenta el mapa fue de poca importancia para el mundo hasta que Charles Hapgood, profesor de historia de New Hampshire, EE.UU., afirmo que la información en el mapa de Piri Reis apoya una visión diferente de la geología y la historia antigua. Hapgood cree que el mapa verifico su teoría geológica global, que explica como partes de la Antártida podría haber quedado libre de hielo hasta el año 4000 aC.

La presentación de Hapgood es tan convincente que incluso el famoso físico teórico y filósofo Albert Einstein escribió la siguiente línea en un libro que Hapgood escribió en 1953:

“Su idea es original, de gran simplicidad, y – si se sigue demostrando en sí – de gran importancia para todo lo que se relaciona con la historia de la superficie de la Tierra” — Albert Einstein

Sin lugar a dudas no es una broma, el mapa es certificablemente auténtico, pero la información en el mapa es de origen misterioso. El propio Piri Reis noto que el mapa fue dibujado con información procedente de otros mapas antiguos, cartas y registros, muchos de los cuales, Hapgood sugiere, puede haber sido copiado y transcrito en repetidas ocasiones desde antes de la destrucción de la Biblioteca de Alejandría en Egipto, el cual aniquilo la literatura de la antigüedad y el vasto conocimiento cultural.

Esta hipótesis abre la puerta a la posibilidad de que alguna civilización antigua olvidada tenía la capacidad de viajar a la Antártida, cartografíando la Tierra, con la tecnología para hacer mapas, en algún momento antes que las capas de hielo sean formadas. Una desviación importante de nuestra actual comprensión de nuestra historia.

La ausencia de las capas de hielo en el mapa de Piri Reis es peculiar, y en 1960 Hapgood trajo sus teorías sobre esto a la atención de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Preguntó Hapgood, entre otras cosas, si la forma del continente, tal como apareció en el mapa de Piri Reis, era en absoluto similar a la forma del continente bajo el hielo, según lo revelado por las recientes pruebas de la Fuerza Aérea de los datos sísmicos en el continente . Su respuesta fue sorprendente:

“… El detalle geográfico que se muestra en la parte inferior del mapa concuerda muy notablemente con los resultados del perfil sísmico realizado a través de la parte superior de la capa de hielo por la expedición antártica de 1949 sueco-británica.

Esto indica la costa había sido mapeada antes de que fuera cubierto por la capa de hielo.

La capa de hielo en esta región tiene ahora alrededor de una milla de espesor.

No tenemos idea de cómo los datos en este mapa pueden ser reconciliado con el supuesto estado de los conocimientos geográficos en 1513.

Harold Z. Ohlmeyer
Teniente Coronel, USAF
Comandante ”

Graham HancockLas huellas de los dioses

Si la teoría de Hapgood tiene mérito, como incluso Einstein lo creía, entonces hubo un periodo de tiempo de alrededor del 6000 aC al 13000 aC cuando la Antártida se encontraba más cerca de la línea ecuatorial y era más tropical en su clima, al igual que partes de América del Sur. Esto fue causado por un cambio repentino de la totalidad de la litosfera de la Tierra, él teorizó, moviéndose simultáneamente todos los continentes en su posición actual, una visión muy diferente que la ampliamente aceptada explicación de la teoría de la tectónica de placas ofrece.

Si la Antártida había estado en realidad mucho más al norte y luego estando donde actualmente esta, y no estaba cubierto de hielo sólo en fecha tan reciente como 6000 aC, entonces, ¿quién estaba alrededor de ese entonces que podía haber mapeado eso, mucho antes de que las civilizaciones conocidas? ¿Y quién podría haberlo hecho mucho antes del advenimiento del cronómetro marino en el siglo 18, que finalmente resolvió el problema del seguimiento preciso de la longitud en alta mar?

Después del éxito de la teoría de la Antártida en el mapa de Piri Reis, el profesor Charles Hapgood decidió ir en busca de más pruebas que demostraran que, hace muchos años existió una civilización que cartografió la Antártida cuando esta se encontraba desprovista de hielo. Su primera confirmación llegaría con la forma del mapa de Oronteus Finaeus.

El mapa del mundo de Oronteus Finaeus de 1531, un mapa mostrado por el profesor Charles Hapgood habiendo sido copiado de mapas muy antiguos (similar al mapa de Piri Reis) ahora perdidos para nosotros. La Antartida (etiquetada como Terra Australis) aparece sobre el mapa en el correcto lugar y en general en la correcta forma pero mucho mas grande que hoy en día y muy parecido como lucia durante la ultima edad de hielo hace 1200 años, el mapa muestra a las costas de la Antártida con la forma que ésta tiene debajo de sus 1.6 kilómetros de hielo.

Ver también: El derretimiento de los glaciares en la Antártida están revelando pirámides

¿Había sido toda la Tierra mapeado por el año 4000 aC, como el análisis del mapa de Piri Reis y las teorías de Charles Hapgood sugieren? ¿Podría el mapa de Piri Reis haberse basado en los documentos de una civilización prehistórica aún por descubrir, que poseía la tecnología que les permitía viajar y trazar con precisión el mundo?

Sin importar el origen real de las fuentes, una cosa es cierta: este mapa abre el debate sobre la forma en que vemos nuestra propia historia y sí, en su caso, esas opiniones son exactas. Tal vez algún día se descubrirá la verdad.

http://conspiraciones1040.blogspot.com/2014/10/mapa-de-500-anos-de-antiguedad-hace-pedazos-la-historia-oficial-de-la-raza-humana.html

domi EL MAPA DE PIRI REIS COMO NUNCA TE LO HABIAN CONTADO

I.- El hombre-lobo de AnatoliaMAPA_PIRI_REIS

Aquella lúgubre noche del 10 de agosto de 1920, las hogueras ardían para paliar el intenso frío propio de las noches de Anatolia. Soldados y oficiales, envueltos en sus capotes militares, permanecían sentados junto a las fogatas; en todos imperaba el aire de la derrota. Era el final del Imperio Otomano. Por el tratado de Sévres, que se firmaba hoy, se perdían las últimas posesiones: Arabia, Irak, Siria, Palestina…, y el pueblo tenía que resignarse a mirar cómo el sultán, el cretino de Mohamed VI, se pasaba los días encerrado en el serrallo, el harén del palacio de Topkapi en Estambul, gozando de sus amantes, jóvenes y viejas, mientras los griegos, apoyados por las escuadras británica y francesa, se quedaban con toda la región de Esmirna.

Las llamas brillaban en el rostro de un joven oficial, el vencedor de la batalla de los Dardanelos, llamadoMustafá Kemal. De cabellos castaños y penetrantes ojos azules, la tropa le confundía con algún instructor alemán de los que el Kaiser enviaba para adiestrar al ejército turco. Justo a la hora en que se firmaba el tratado, un enorme perro lobo, mascota suya, intuyendo lo que se avecinaba, aulló desesperadamente. Kemal se enderezó como un animal salvaje y lanzó un tremendo alarido de furor que se perdió en la noche. Y aquí empezó a forjarse su leyenda: con su voz metálica se dirigía a los campesinos, a los comerciantes, a los jóvenes que jamás oyeron hablar de Turquía, sino del Califato. Sin dinero y apenas con armas, el hombre tildado despectivamente por los aliados como “jefe de un grupo de bandoleros” creó una noción de patria y un ejército de exasperados y frenéticos que sólo él podía dominar.

Los griegos de Esmirna, confiados en su superioridad, pretendían recuperar la antigua región de Lidia y las ciudades griegas de Asia Menor. Avanzaron hasta llegar a 50 km. de Ankara, pero pronto vieron que aquel ejército turco no era el de Mohamed VI, sino uno nuevo, brutal y violento. Siete de sus generales perecieron en la batalla de Sarkaya (1921), por lo que los griegos tuvieron que retroceder y encerrarse en Esmirna. Bajo el mando del desdichado general Hadjianesti, el cual, loco como el Vidriera cervantino, creía que su cuerpo era de cristal y se rompería en mil pedazos con cualquier contacto o gesto brusco, los griegos siguieron enzarzados en discusiones inútiles, esperando que las potencias vencedoras aclarasen sus derechos. Mustafá Kemal pronunció su famosa consigna: ¡Objetivo, el Mediterráneo!

Tras mantener el sitio de Esmirna durante el invierno de 1921, en el verano de 1922 llegó la esperada ofensiva, que arrojó a los griegos al mar. El triunfo de Kemal y el gobierno provisional de Ankara era total, y ahora llegaba el momento de intentar el destronamiento del inútil de Mohamed VI, paso necesario para la creación de la Nueva Turquía. En realidad, el sultán carecía de todo, de soldados, de dinero, de prestigio y su único consuelo era la protección dispensada por los soldados del Imperio Británico. Pero los ingleses, viendo que se quedaban solos, devolvieron los Dardanelos y Estambul al gobierno provisional, y Mohamed VI se exilió a Malta.Un año después, el 29 de octubre de 1923, Mustafá Kemal proclamó la República de Turquía, de la que fue elegido primer presidente. El objetivo del nuevo gobierno estaba claro: hacer de Turquía una nación occidentalizada y liberal. Para ello Mustafá Kemal, ya llamado Atatürk1, no dudó en cometer crueldades, mostrarse autoritario o atacar lo más sagrado, a pesar de lo cual su pueblo le aclamaba y era habitual verle por cabarets y boîtes con grupos de amigos, bebiendo como cosacos, fumando como chimeneas y bailando con alegre dignidad. Gracias a la “vida mundana” de Kemal, se puso de moda la danza en un país musulmán.pr barbaroja

Pero las grandes reformas que darían renombre a Atatürk no serían tan amables… En Septiembre de 1925, la Asamblea Nacional turca aprobó por ley el cierre de conventos, escuelas coránicas e instituciones basadas en las leyes islámicas, aboliendo así las cofradías de los derviches y sus extrañas vestimentas. El jefe supremo de los derviches danzantes de Konya acudió a Estambul y acató las órdenes, para lo que se afeitó la barba, se puso sombrero, se vistió a la moda occidental, subió a lo alto de un minarete de Santa Sofía, llamó al pueblo a la oración (“la illaha ilah Al-lah ua Muhammad rassul Al-lahi”2)… y se arrojó al vacío. También se suprimió el velo femenino. Kemal obligó a las mujeres turcas a ir descubiertas, cosa que iba contra toda ley o costumbre anteriormente establecida. Con su sentido del humor, les dijo que “sois demasiado guapas para ir tapadas”.

Menos espectaculares, pero más profundas, fueron las legislaciones laicas. Turquía dejaba de ser estado musulmán y un Código civil inspirado en el suizo de 1907 (Z.G.B.) sustituía a la Sharia, la ley islámica. Entró en vigor un nuevo Código penal basado en el italiano, derogándose la pena de empalamiento. La enseñanza se declaró laica y obligatoria, aboliéndose el ministerio de asuntos religiosos (casi como en Hogwarts) y los tribunales eclesiásticos. Desapareció toda distinción entre creyentes e infieles, la poligamia fue suprimida y las mujeres vieron reconocido su derecho al voto.

II.- El 9 de noviembre de 1929

El interior del palacio de Topkapi, en plena reforma, bastante frío, más parecía la tienda de un anticuario. Aquí y allá cajas de música, ahí una armadura que perteneció al general Cimitarra o quien fuese, cascos de guerra de los jenízaros, un globo terráqueo que, accionando un resorte, se abría un huso y dejaba al descubierto, en medio de una cascada de colores, oro, diamantes, perlas… Unos albañiles, después de hacer saltar en una sección los ladrillos de la pared con una palanca, encontraron, emparedados a lo Edgar Allan Poe y cubiertos de polvo de yeso y cal, unas pieles de gacela. Quizá estarían allí porque, al edificarse una nueva ala del edificio, la pieza en que se guardarían quedó tapiada accidentalmente.

Los extrajeron, antes de volver a colocar la mampostería en su posición original, después de comprobar que no había nada más. Mientras los obreros preparaban el revoque con argamasa y arena y volvían a enlucir la pared, el director del museo, Halil Edhem, el típico ratón de biblioteca, entró en un cuarto iluminado por una solitaria bombilla con pantalla que pendía del techo. Comenzó a limpiar la mayor de las pieles con un pincel de pelo de marta cebellina, y pronto aparecieron unos tonos amarillo, sepia y rojos.  Era un mapa antiguo, quizá un portulano. Los dos operarios autores del hallazgo resoplaban de impaciencia.

– No lo cederemos por menos de cien piastras.

-¡Muchachos, os habéis ganado doscientas cada uno!

Cuando se marcharon, el sabio cerró la puerta, lo cual le aseguraba algunas horas de completa soledad. Se colocó bien los lentes y se absorbió en un examen de la piel de gacela, meditación que pronto se convirtió en un susurrante monólogo.  Examinó con lupa unas anotaciones en el margen izquierdo del mapa, anotaciones que parecían emborronadas como manchas de tinta. Leyó:

“Los dibujó el humilde Pîri Reis…”

¡Ah, Pîri Reis3, un ilustre marino y almirante de la época de Selim I, a quien la Historia llamaba “Yavuz”, el Inflexible!

Metió las anotaciones en su cartera de mano, y unas horas más tarde saltaba al transbordador del Bósforo, para luego tomar el tren de Ankara. A la mañana siguiente, el “hombre-lobo de Anatolia” estaba afeitándose, cuando le llamó su secretario, anunciando la llegada del director Halil Edhem, que había estado viajando toda la noche.

– ¿De qué asunto se trata?

– El almirante Pîri Reis, excelencia.pr2

– ¡Que pase enseguida!

III.- Bajo la bandera verde

Dos años después el hallazgo fue de dominio público gracias al orientalista alemán Paul Kahle, que lo presentó ante el 18º Congreso de Orientalistas y se convirtió en la estrella del evento4. En 1932 publicaciones como el Illustrated London News, divulgaron fotografías del mapa. Y en 1954, un tal profesor Afetinan publicó en Ankara una monografía titulada El mapa más antiguo de América dibujado por Pîri Reis. En el curso de un intercambio cultural, siendo Turquía país destacado del Plan Marshall, dicha monografía llegó a la McNeese State University, en Lake Charles (Louisiana).

Por fin el público americano podía conocer la vida del gran marino turco. Pîri Ibn Hadji Muhammad había nacido, según las fuentes turcas, en Karatay, en la provincia de Konya, hacia 1465, emigrando con su familia a Gallípoli. Era sobrino carnal de Kemal Reis, un corsario turco, y comenzó el aprendizaje de marinero a los doce años, como grumete, a la vez que descubría los secretos del arte de la navegación, se instruía en diversas lenguas además de la suya propia: árabe, latín, español, portugués…

Y llegó 1492, con la conquista de Granada por los Reyes Católicos y la expulsión de buena parte de los moros peninsulares. Aquellos hombres cultos se vieron obligados a refugiarse en una tierra tan pobre como improductiva, y aunque fueron acogidos fraternalmente por las tribus bereberes, sus miradas se volvían hacia las feraces huertas granadinas que acababan de dejar. Soberbios y belicosos, los miles de musulmanes andalusíes proclamaron la guerra Santa contra el mundo cristiano en general y contra España en particular. Con su ciencia y conocimientos empezaron construyendo galeras para navegar, de poco calado y una sola vela, así que en poco tiempo surgió una nueva flota. Con ella, con los corsarios del Sultán de Constantinopla y con los berberiscos5, el Islam pasó a dominar las tres cuartas partes del antiguo Mare Nostrum.

Poco después, un cristiano renegado nacido en Mitilene (isla de Lesbos), hijo de un alfarero griego y de una musulmana andalusí, que se hacía llamar Harudj, pálido y muy robusto, con la barbilla adornada por una barba del color del fuego, pronto recibió un apodo de ecos legendarios: Barbarroja. Kemal Reis era uno de sus lugartenientes. Como sólo lograban atrapar presas de poca importancia, Barbarroja reunió a la oficialidad y les habló así:

– ¡Por Cheitán, no podemos seguir así! Necesitamos un escondite a la vez que mercado donde vender en las mejores condiciones nuestro botín.

Todos gruñeron su aprobación.pr iskender-bey-skanderbeg

– Por otra parte, conviene que de vez en cuando desaparezcamos del mar –prosiguió Barbarroja-, para así hacer que los cristianos se confíen, creyendo que nos hemos muerto o hundido. Así gozaremos de la ventaja de la sorpresa.

“¿Qué os parece si pactamos con el bey de Túnez? Le ofreceremos nuestra ayuda si le atacan, y además un porcentaje sobre la venta del botín”

Nuevos gruñidos de asentimiento, y Barbarroja puso rumbo a Túnez, se entrevistó con el bey, y llegaron a un acuerdo mediante el pago del 20% del botín. Era el año 1504, y el Papa Julio II (el mismo que encargó a Miguel Ángel decorar la Capilla Sixtina) había decidido enviar  unas galeras cargadas de mercancías desde Génova a Civitavecchia. Era una tarea fácil, pues los berberiscos no daban señales de vida y, por otra parte, aunque atacasen por sorpresa, nada podrían contra las poderosas galeras papales. Al menos, eso pensaba el enérgico pontífice cuando confió el mando al capitán Paolo Vittori.

Los barcos partieron y navegaban tranquilamente cuando, a la altura de la isla de Elba, un oficial llamó la atención del capitán.

– Fijaos en aquella nave.

-Ya la estaba observando. Su capitán debe desconocer las reglas más elementales de la navegación, porque ni siquiera sabe acomodarse al viento. ¡Ved!, las velas le deben crujir ruidosamente y parece que no haya nadie al timón.

En efecto, la embarcación desconocida maniobraba de una forma aparentemente irresponsable. Apenas había logrado ponerse al viento, cuando un súbito golpe de timón la colocaba en situación desventajosa.

– No podrán sostenerse mucho tiempo así – murmuró el oficial.

Paolo Vittori no respondió. Lo peor de todo era que, si aquel navío se cruzaba en su camino, la galera tendría que embestirlo y hundirlo como un cascarón de nuez. El griterío y risotadas ante semejante impericia se hicieron ensordecedores. De pronto, la embarcación que les causaba tanta risa pareció erguirse y avanzar contra la galera. Sus líneas eran ahora más esbeltas y su proa amenazadora. Pese a ello, los marinos siguieron con sus burlas. Estaban convencidos que, de producirse el choque, los otros se llevarían la peor parte.

– ¡Voto a bríos! – exclamó el capitán Vittori frunciendo el ceño-. El viento empuja de popa a ese navío contra nosotros.

Así era, pero la supuesta torpeza del otro capitán parecía haberse desvanecido. Ciñéndose al viento, se había convertido en un rápido velero guiado por manos expertas. Seguía su avance, y esquivó por pocos metros el espolón de la galera pontificia. Al deslizarse a lo largo del costado de babor, los marinos pudieron ver que aquella nave estaba llena de hombres con piel atezada, cubiertos por turbantes.

– ¡Los berberiscos!

El grito de alarma sonó demasiado tarde. Los piratas estaban por todas partes, sobre las bordas, en la cubierta, en las vergas… Todos caían sobre los desprevenidos marineros, y se lanzaron al abordaje precedidos por el hombre de la barba roja. Paolo Vittori trató de defender el puente de mando, pero en vano. En un santiamén, los cristianos fueron atados y encerrados en la cala.

– ¡Desnudad a los prisioneros! – bramó Harudj-. Y poneros sus ropas. Vamos a hacer creer a los de la otra galera que estos cobardes han hecho una presa.

Amarrada la nave pirata a sotavento de la galera papal y vestidos los piratas de cristianos, Harudj ordenó desde el puente de mando:

– ¡Que los remeros bajen el ritmo! Hay que dejar que la otra galera se acerque.

Al aproximarse y ver que su compañera remolcaba una nave desconocida, los marineros gritaban entusiasmados creyendo que el capitán Vittori había capturado un barco enemigo, y sólo salieron de su asombro al caer sobre ellos los berberiscos, que les redujeron en unos minutos.

– ¡Y ahora, proa a Túnez! – ordenó Barbarroja.

El ardid le había salido a la perfección. En menos de una hora se había adueñado de dos navíos de guerra cristianos y de un botín considerable. De un tajo arrojó al mar la bandera de los cristianos y al poco rato, sobre el palo mayor, ondeaba la bandera verde, el estandarte del profeta Mahoma, con un versículo del Corán en letras doradas: la contraseña acordada con el bey de Túnez para tener paso franco al puerto.

Kemal Reis estaba solo en su camarote pensando en su porción del botín y en la parte de la galera que le correspondía por derecho de conquista. Su dilecto sobrino Pîri, intérprete a bordo, más reflexivo, llevaba una hora examinando, a la luz de un fanal, un mapa que había encontrado en el zurrón que llevaba uno de los cristianos. Pîri había ordenado que el español no fuese encadenado a los remos, sino puesto en hierros. Ya cerca de la medianoche bajó a la cala donde el marinero permanecía sentado con los tobillos en el cepo. Apestaba, pues orinaba con frecuencia, y para evitar que se le irritase la piel, Pîri le soltó los pantalones hechos casi jirones.

– Estarás mejor con el culo al aire – le dijo en su propio idioma. Le contempló fijamente un rato.

– ¿Cómo te llamas?Sello mapa

– Rodrigo.

– Rodrigo, ¿qué más?

– Me llaman Rodrigo de España.

Pîri se acarició la perilla. Sabía que los infieles habían descubierto nuevas tierras hacia el Hind y el Sind, y sabía también que un tal Rodrigo era el vigía que por primera vez lanzó el grito de “¡Tierra!” dicho día 12 de octubre de 1492, según el calendario cristiano. Puso el mapa ante los ojos del prisionero.

– ¿Qué es este mapa?

– Es la ruta que siguió nuestro almirante para llegar allá…

– ¡Por Alá! Serás mi esclavo. ¿Deseas trabajar para mí?

Rodrigo de España vaciló unos instantes.

– Te libertaré –dijo Pîri-, cuando te conviertas al Islam6.

IV.- La leyenda del mapa

A lo largo de su vida, Pîri Reis coleccionó toda clase de mapas y portulanos que caían en sus manos. Los resultados de su afán coleccionista los leemos en una de las notas a la izquierda del mapa:

“VI. Nadie ha estado en posesión de un mapa como éste durante el presente siglo. Las manos de este humilde musulmán7 lo han dibujado y hasta hoy se ha inspirado en unos veinte planisferios y mapamundis (los cuales son cartas marítimas dibujadas en la época de Alejandro Magno, el amo de los dos Cuernos de Caza, que muestran la inhabitada cuarta parte del mundo; los árabes llaman a dichos mapas ja’fariye), de ocho ju’furiyi8 de la misma clase y un mapa árabe del Hind9, y de los mapas recientemente trazados por cuatro portugueses que muestran las tierras del Hind, del Sind y el Tsin10, geométricamente diseñados11, y asimismo de un mapa dibujado por Colombo de las tierras del Oeste.

“Reduciendo dichos mapas a la escala correcta, es a este resultado que he llegado. Por todo ello, este mapa es correcto y de total confianza para los Siete Mares del mismo modo que los mapas de nuestro propio país se consideran correctos y merecedores de toda nuestra confianza por los marinos”.pr vasco de_gama

Era entonces Sultán de Constantinopla Selim I (1512-1520). Mientras Pîri Reis dibujaba sus mapas entre Túnez y Gallípoli, el Sultán quería conocer el alcance de los descubrimientos españoles y portugueses, ya que el imperio otomano no contaba con flota atlántica y sus galeras y jabeques mediterráneos de remeros no eran apropiados para la navegación oceánica. En 1517, Selim I extendió su imperio hasta Egipto y La Meca, reforzando así el dominio de unas tierras que se habían vuelto muy peligrosas desde que tres años antes los portugueses se lanzaran a la conquista de la ciudad sagrada del Islam. Consiguieron penetrar en ella, pero al advertir que eran pocos, se retiraron escalonadamente y arrasaron el puerto de Jedda. Finalmente, llegaron a la isla de Ormuz12 y celebraron tratados con el imperio persa, enemigo acérrimo de los turcos.

La llegada de Vasco de Gama a la India en 1498 había resultado catastrófica para la economía del imperio turco, que así dejó de ser el intermediario en el comercio entre las repúblicas de Génova y Venecia y el lejano Oriente. Selim I quería saber si los españoles podrían alcanzar Asia siguiendo la ruta de Colón, porque ya se sabía que había descubierto un nuevo continente y el Sultán no quería que se le pillase por sorpresa una segunda vez, porque había mantenido guerras contra la república de Venecia y había conquistado la isla de Rodas.

Cuando Pîri Reis llegó a Constantinopla, Selim I había muerto, por lo que regaló sus mapas en 1521 a Solimán I, el Magnífico, quien, impresionado, le colmó de honores y distinciones. Cinco años más tarde publicó el Kitab-i Bahriye, el Libro de los Mares, compendio de las artes de navegación por el Mediterráneo, y que ha resultado muy útil para mejor comprender el mapa, determinando de paso su autenticidad13.

El mismo año, 1954, que en Turquía se publicó una obra divulgativa del mapa según vimos antes, una copia del mismo llegó a manos de Arlington H. Mallery, cartógrafo americano especializado en portulanos medievales. Mallery solicitó la intervención de su colega M. I. Walters, del Instituto Hidrográfico de la US Navy. Ya desde el principio, Walters se quedó asombrado de la exactitud en las proporciones y distancias ente el Antiguo y el Nuevo Mundo, así como en la localización de las Canarias y los Andes.

Los dos hombres estudiaron a fondo el mapa. Dispusieron una rejilla que permitía leer las dimensiones del antiguo mapa sobre un moderno globo terráqueo. Y su sorpresa fue total: no sólo los contornos de la costa americana, sino también los de la Antártica correspondían con toda exactitud a los que hoy conocemos.

Un detalle sorprendente era el extremo de la Tierra del Fuego, que se ensanchaba uniéndose a la Antártica; hoy día este lugar es el terrible Cabo de Hornos. Luego le llegaría el turno a cierto profesor llamado Charles H. Hapgood, que junto con otros investigadores proclamaron al unísono: ¡¡ Los mapas de Pîri Reis se confeccionaron basándose en fotografías aéreas, quizás tomadas desde un satélite o de…!!

¿Fotografía aérea hacía 500 años? ¿Fotografía aérea hacía más de 23 siglos, puesto que Pîri Reis aseguraba que sus mapas estaban trazados en la época de Alejandro Magno? ¿O tal vez anteriores?

En 1957, el padre Daniel Linehan, cartógrafo de la US Navy y ex director del Observatorio Astronómico de Weston, se interesó por los mapas de Pîri Reis. Era con motivo del Año Geofísico Internacional y declaró que eran extraordinariamente precisos, llegando a ofrecer datos que sólo conocemos tras las expediciones antárticas de suecos, británicos y noruegos en 1949 y 1952. Tres años más tarde, el mentado profesor Hapgood peguntó su opinión a las Fuerzas Aéreas, y recibió la siguiente respuesta:

6 de junio de 1960

Asunto: mapa del almirante Pîri Reis

Profesor Charles H. Hapgood

Keene Collage

Keene, New HampshireHapgood1

 

Estimado profesor Hapgood:

Su solicitud de evaluación de

ciertas inusuales características del

mapa de Pîri Reis de 1513 por esta organización, ha sido revisada14.

La afirmación de que la parte inferior del mapa representa la costa de la Princesa Marta, de la Tierra de la Reina Maud y la península de Palmer en la Antártica, es muy estimable. Nos parece que es la más lógica y con toda probabilidad, correcta interpretación del mapa.

El detalle geográfico mostrando en la parte inferior del mapa concuerda muy notablemente con los resultados conseguidos en la parte superior de la capa de  hielo por la Expedición Antártica Sueco-Británica de 1949.

Esto indica que la costa habría sido cartografiada antes de que fuera cubierta por la capa de hielo. La actual capa de hielo en esta región tiene un espesor de una milla.

No tenemos ni idea de cómo los datos de este mapa se pueden conciliar con el supuesto estado de los conocimientos geográficos en 1513.

Suyo afectísimo,

(fdo.) Teniente coronel Harold Z. Ohlmeyer

Comandante de la USAF”

Y dado que Pîri Reis afirmaba que “las costas e islas de dicho mapa habían sido obtenidas de un mapa de Colón”, los investigadores como Hapgood15 lanzaron las campanas al vuelo, asegurando que se habían encontrado las pruebas de la existencia de una civilización desconocida anterior a la época glacial y muy adelantada técnicamente. Ivan Terrance Sanderson, fundador de la SITU (Society for the Investigation of The Unexplained), reprodujo estas conclusiones en un artículo titulado Now Meet the Nonterrestrialy publicado en una revista de fantaciencia que combinaba otros contenidos divulgativos16. Gracias a sus suscriptores, la revista llegó a Francia, y Pauwels y Bergier no dudaron en incluir la historia en la “biblia del realismo fantástico” que estaban terminando de escribir:

A mediados del siglo XIX (sic) un oficial de marina, turco, Piri Reis, regala a la ‘Library of Congress’ un paquete de mapas que ha descubierto en el Oriente. Los más recientes datan del tiempo de Cristóbal Colón; los más antiguos, del siglo I después de Jesucristo, y los unos son copia de los otros. En 1952, , gran especialista en cartografía, estudia estos documentos. Y advierte que todo lo que existe en el Mediterráneo, por ejemplo, ha sido consignado, pero no está en su sitio. ¿Pensarían aquellas gentes que la tierra es plana? La explicación no es suficiente. ¿Trazaron su mapa por proyección, teniendo en cuenta que la Tierra es redonda? Imposible: la geometría proyectiva data de Monge. Mallery confía a continuación el estudio a Walters, cartógrafo oficial, el cual traslada estos mapas a un globo moderno del mundo: son exactos, comprendidas las Américas y el Atlántico. En 1955, Mallery y Walters someten su trabajo al comité del año geofísico. El comité confía el informe al padre jesuita Daniel Linehan, director del observatorio de Weston y responsable de la cartografía de la Marina americana. El padre comprueba que el relieve de la América del Norte, el emplazamiento de los lagos y montañas del Canadá, el trazado de las costas del extremo norte del continente y el relieve de la Antártida (cubierta por los hielos y a duras penas revelada por nuestros instrumentos de medición) son correctos. ¿Serán copias de mapas todavía más antiguos? ¿Habrán sido trazados partiendo de observaciones hechas a bordo de una nave volante o espacial? ¿O serán notas tomadas por visitantes venidos de Fuera?”17pr Charles H. Hapgood

Ahí es nada, no sólo se sugiere el origen de los mapas en una civilización desconocida, sino que se apunta al origen interplanetario. Sin abandonar el escenario europeo, Robert Charroux la incluyó en 1963 en una de sus obras sobre astroarqueología18, y en España llegó de la mano de Antonio Ribera, que hizo un hueco al misterioso mapa en su obra monumental sobre los platillos volantes19, y de Eugenio Danyans20.  También se enteró por el mismo medio un explorador polar, el francés Paul Ëmile Victor, hijo de padre francés y madre esquimal, que no dudó en mencionar el asunto como verídico en su obra cumbre sobre los polos21, citando, en la lista de exploradores de la Antártida, la existencia de dicha desconocida civilización.

El testimonio de un explorador polar tan prestigioso, rotundamente favorable, acabó de consolidar el misterio.

V.- Alejandro Magno y Drácula

En el invierno de 1986, uno de nosotros (Orozco) trabajaba de botones en un hotel de la Costa Blanca, acogido al programa de vacaciones para la tercera edad. Aquella noche había terminado su jornada y el botones observó que uno de los ancianos, sentado ante un tablero de ajedrez, le llamaba, preguntándole si sabía jugar. Sabía, y el anciano lo aceptó de contrincante. Rompiendo la regla de la concentración, se presentaron y charlaron de sus cosas. Fue así como supo que estaba ante el jubilado profesor Mustafá Töpaglou, turco de raíces búlgaras, residente en Málaga y ex catedrático de lengua persa en la facultad de Dars al Ulum, en la Universidad de El Cairo. Dada su nacionalidad, a Orozco se le ocurrió preguntar sobre el mapa de Pîri Reis: ¿qué hay de esas teorías que suponen que es un mapa trazado bajo las directrices de una antigua civilización que dominaba el vuelo espacial? Mustafá Töpaglou se rió a carcajadas, faltando a las reglas sociales.

– ¡Eso no es más que una americanada!

– ¿De veras?

– Cierto; algo que se inventaron allá y que han acabado por creérselo todos. No tiene la menor justificación.

– ¿Qué sabe usted del mapa?

Su interlocutor aseguró que la idea de fotografías de la Tierra tomadas por antiguos astronautas o incluso extraterrestres era prácticamente desconocida en Turquía. Pero se hablaba de mapas de la época de Alejandro Magno, el “Señor del Cuerno de Oro…”

El profesor guiñó un ojo y se lo aclaró: en realidad este Alejandro Magno no era el invencible conquistador macedonio, sino un rebelde epirota llamado igual, Iskander Bey.

¡Hábleme del tal Iskander Bey o Alejandro Magno!

La historia se remonta a 1389, cuando tuvo lugar la sangrienta batalla de Kosovo entre servios y turcos, con victoria de éstos. Pero en la noche siguiente al combate, el Sultán Murad I recorría el campo de batalla, cubierto de cadáveres, asombrado por la degollina servia. Uno de los caídos, no obstante, tuvo fuerzas para incorporarse y herirle de muerte con su puñal. El sultán murió poco después, abatido por haberse visto obligado a ejecutar a Lázaro, el rey de los servios. La muerte de ambos monarcas paralizó por un tiempo a ambas naciones.

El sucesor de Murad, Bayaceto I, abandonó los proyectos de expansión por Europa ante un nuevo enemigo, el khan mongol Tamerlán, que le derrotó en 1402 y, según se dice, el derrotado sultán murió encerrado por el vencedor en una jaula de hierro. Entonces se desencadenó una guerra civil entre los hijos de Bayaceto por el trono de la Sublime Puerta, y al fin se impuso uno de ellos, Mohamed I, que recuperó los territorios de su padre y sentó las bases del futuro engrandecimiento del imperio otomano. Le sucedió en 1421 su hijo Murad II, con sólo dieciocho años. Irritado por el auxilio del emperador bizantino a su tío y uno de sus hermanos, Murad II puso el primer sitio a Constantinopla. Pero los turcos hubieron de retirarse, y los clérigos ortodoxos lo atribuyeron a la aparición de una Virgen María, vestida de violeta y rodeada de una aureola luminosa, en la brecha de las murallas.

Tal vez la realidad fue muy distinta. Murad II no quería atraer sobre sí las iras de la Cristiandad con la toma de Constantinopla. Además, los pueblos balcánicos le habían dado tres huevos enemigos: el húngaro Janos Hunyadi, gobernador de Valaquia, el rumano Drácula, déspota de Transilvania, y el legendario Iskander Bey, príncipe del Epiro. Los tres pusieron en peligro la permanencia de los turcos en Europa, los tres fueron capitanes de fortuna, verdaderos caballeros andantes cuyas hazañas todavía se cantan en los Balcanes22.

El nombre de Iskander Bey es el más legendario de los tres, a pesar de que el Drácula histórico haya cobrado fama universal gracias a Bram Stoker. Al igual que el rumano, de joven había sido enviado como rehén, con sus hermanos, a la corte de Murad II en Andrinópolis. Convertido al islamismo, se convirtió en favorito del Sultán, que le halagaba llamándole el segundo Alejandro Magno, o Iskander Bey, que es como se denomina al macedonio en el Corán. De aquí procede también su principal apodo, Skanderbeg, del albanés Skënderbeu.

Aprovechando una oportunidad favorable, Iskander Bey escapó de la corte turca, no sin antes arrancar a la fuerza una orden del gran visir para que le entregasen las llaves de la capital del Epiro, Jannina, y allá escapó. De nuevo en su patria, Iskander Bey recuperó su auténtico nombre, Giorgi Kastriota, reunió a todos los caudillos montañeses del Epiro y Albania, y durante treinta años derrotaron, uno tras otro, a todos los ejércitos turcos enviados para someterles. Esto sucedía hacia 1465, el año comúnmente atribuido al mapa de Toscanelli, y quizá también a los mapas árabes mencionados por Pîri Reis. Detenidos los turcos en el Oeste por Hunyadi e Iskander Bey, en el Este lo fueron por Vlad Tepes, el archifamoso caudillo transilvano. No se conoce la fecha exacta de su nacimiento, pero se sabe que su padre Vlad II, príncipe de Transilvania, lo entregó de rehén al Sultán junto con su hermano Radu.Rejilla mapa (2)

Devuelto a su padre, reinó por primera vez en Valaquia, en 1448, pero fue depuesto el mismo año. Recuperó el trono en 1456, y entonces se forjó la leyenda de el Empalador, gracias a su crueldad y en especial a su suplicio favorito, el empalamiento. Era particularmente cruel con los turcos, y rabioso por las vejaciones recibidas de Murad II y sus cortesanos, ordenaba que las estacas para los prisioneros turcos tuvieran la punta redondeada y “lubricada”, con aceite, para así penetrar más lentamente y prolongar indefinidamente la agonía.

Resonaba por todo el Danubio del Este el grito de guerra de Vlad y sus huestes, Da pe maorte! (“¡Da hasta la muerte!”). Y reconquistado el Danubio, al caer la ciudad de Giurgiu en su poder, Drácula se jactó ante su primo, el rey Matías I de Hungría, de haber matado a más de 23000 hombres, llenando de terror a la población civil turca.

Mucho se ha escrito sobre Drácula y su terrible carácter, veamos una de las numerosas anécdotas que se contaban, de fuente rusa:

El Sultán comenzó una guerra contra Drácula reuniendo un poderoso ejército, éste convocó a sus hombres y una noche atacó y mató a muchos turcos, pero con tan pocos guerreros se vio finalmente rechazado. Al retirarse, revistó a los suyos uno por uno para ver qué clase de heridas tenían: si tenía la herida en el pecho o en la cara, lo honraba, le colmaba de regalos, lo convertía en boyardo… pero si tenía la herida en la espalda o en el trasero, mandaba que los empalaran por cobardes. Y cuando volvió a atacar a los turcos, dijo a los suyos:

– El que tema a la muerte, que no se venga conmigo, que se quede aquí.

Esta etapa de su gobierno terminó en 1462, al ser derrotado y verse obligado a refugiarse en la corte del rey de Hungría. En 1476 subió por última vez al trono de Valaquia: vencido a los pocos días, fue apresado por los turcos y decapitado.

VI.- ¿Se trata de la costa antártica?

¿Qué explicación se puede dar a las líneas costeras que aparecen como prolongación del extremo de la América del Sur? Si miramos un mapa antártico, notamos una semejanza entre las líneas costeras de las penínsulas de Graham y Palmer, las cuales parecen pugnar por aferrarse al extremo sur americano… pero que efectivamente se unen en el mapa del marino turco. ¿Quiso realmente Pîri Reis representar dicha costa? La partida había terminado en tablas y siguieron hablando. Mustafá Töpaglou aseguró que los textos del mapa no aclaran nada porque están incompletos. He aquí lo que s ha conservado:

“XII (…) en esta orilla abundan los atunes… es sin embargo… hay oro en este clima… tomando una cuerda… se dice que medirían…”

Nos quedamos sin saberlo. Pues no, el profesor recomendó la lectura del Kitab-i Bahriye, edición de 1521-152523. En uno de sus últimos capítulos, podemos leer la descripción de las heladas aguas del sur:

“… No vale la pena recorrer este mar, que no es sino mar libre, sin islas, ni tierras, ni costas, ni fondeaderos, nada más que el mar infinito. Cuneta un infiel portugués que en este lugar la noche y el día son, en su extensión más corta, de dos horas, y en la más larga, de 22 horas… pero el día es muy caluroso y por la noche el rocío lo cubre todo…”24

Vemos que nada de Terra Australis Incognita, sino un mar perpetuamente abierto a los navegantes, y nada más. Pero ya el luso Bartolomeu Días, en Septiembre de 1487 y con ocasión de su primer viaje, había ido muchos más abajo del río Congo, hasta el paralelo 29º, y ancló en una ensenada que denominó Das Voltas, por los rodeos que se vio obligado a dar para hallarla. Siguieron su ruta, y arribaron a los 42º 54’ de Latitud Sur. Días torció hacia el norte, alcanzando la Praia dos Vaqueiros y sin saber que estaba a 40 leguas al Este del Cabo de Buena Esperanza, pues lo había doblado sin darse cuenta; del mismo modo que Colón nunca supo que había descubierto un nuevo continente. Bautizó al gran cabo “ignorado durante tantos siglos” como Cabo das Tormentas, en recuerdo de las penalidades sufridas antes de doblarlo. Se hicieron de nuevo a la mar y llegaron a Sáo Braz (hoy Mossel’s Bay), y remontaron la costa hasta un lugar donde alzaron un padráo25. Aquí, lo marineros, espantados por los peligros afrontados y agotados por la escasez de víveres, se plantaron y declararon que no querían proseguir. Días y sus oficiales celebraron consejo y optaron por remontar tres días más hacia el Nordeste26, subiendo durante 100 kilómetros hasta una ría que bautizaron como Río Infante en honor a don Enrique el Navegante.

La marinería se negó a ir más allá, y Días, con gran dolor de su alma ordenó el regreso a Europa, y en Diciembre de 1488 enfilaban el estuario del Tajo. El rey Juan II de Portugal, con una intuición propia de los hombres geniales, cambió el nombre por el Cabo de Boa Esperanza, pues para él el camino de las Indias estaba ya prácticamente abierto. Pero hubo que esperar diez años, hasta 1497, a que Vasco de Gama los culminase. Es lícito, pues, suponer que si por esos azares del destino Bartolomeu Dias hubiese en 1487 completado su viaje llegando a las costas de Malabar y Coromandel, habría retrasado por algunos siglos el descubrimiento de América.

En el siglo XV, el objetivo de los navegantes españoles, portugueses e ingleses era el de establecer comunicaciones más fáciles con las costas de Asia. La ruta terrestre a las Indias, al Cathay y al Cipango, comarcas ya conocidas por los relatos de Marco Polo desde 1270 a 1292, era un camino que atravesaba el imperio otomano, el imperio persa y la Mongolia, muy largo y peligroso.painting_Vlad_Dracula

Los navegantes, por tanto, se afanaban en buscar la ruta más corta hacia las Indias, y dicha ruta era la de África. Muy temerosos, no se atrevían a aventurarse en mares desconocidos; preferían seguir prudentemente el cabotaje a lo largo de la costa africana, sin osar perderla de vista. Así, pues, de haber sido afortunado el viaje de Días, los marinos hubieran ido al País de las Especias por esta vía y ninguno se hubiera acordado del Atlántico. No había más que ver las carabelas de Vasco de Gama a su regreso de Calicut, con las calas abarrotadas de quintales y más quintales de jengibre, canela, pimienta y clavo de las Molucas: ¿a quién se le hubiera ocurrido lo de buscar el Oriente yendo hacia el Occidente?

Pero volvamos a 1492. Para entonces ya se había demostrado de modo concluyente la esfericidad terrestre. Durante una de las discusiones que Colón mantuvo con los tripulantes encabezados por maese Juan de la Cosa, el propietario de la Santa María, éste adujo la Biblia como prueba de que la Tierra era plana: ni Moisés, ni David, ni los profetas ni los apóstoles decían nada sobre la redondez de la Tierra. Y bastaba fijarse en algo: ¿cómo hubiera sido posible el Diluvio Universal, si la Tierra no fuera plana? Porque de ser curva, toda el agua se habría salido de ella.  Colón expuso sus razones, basadas en las observaciones de Aristóteles: la sombra que la Tierra proyectaba sobre la Luna durante los eclipses era redonda.

Conmoción. Furia contenida de la mayoría. Maese de la Cosa no sabía qué replicar y miraba con sincera pena al Almirante. Al fin habló. Admitía, sí, que una esfera podía ser tan grande que diera la impresión de ser plana a quienes vivieran sobre ella, pero a medida que uno se alejase de la parte superior tendría necesariamente que llegar a una pendiente que cada vez se haría más pronunciada hasta llegar a ser completamente vertical, un inmenso abismo. Por ello, ¿cómo podría el agua sostenerse sobre la Tierra? Colón se lanzó cual ave de rapiña sobre lo de la verticalidad:

– Ahora navegamos hacia abajo –respondió.

Silencio, hasta que los marineros se dieron cuenta de lo que acababa de decir el Almirante. Estalló el griterío. Movimientos violentos, y algunos corrieron a las bordas para ver si era cierto, otros echaron mano a las armas. Maese Juan de la Cosa, muy pálido, logró dominarse y preguntó:  ¿Y cómo navegaremos hacia arriba cuando sea necesario? Todos comprendieron la pregunta. Si la Tierra era redonda y navegaban hacia abajo, no habría fuerza humana que impeliese a las carabelas a navegar hacia arriba. Esta idea dejó petrificada a la tripulación. Pero sobre el espanto general flotó la sonrisa del Almirante, burlona y victoriosa, pero que a todos parecía la de un demonio.

– Ahora también navegamos hacia arriba – replicó gentilmente a maese de la Cosa. Y continuó explicándole su hipótesis: si la Tierra es redonda, no existe en ella arriba ni abajo en ningún punto de la misma, excepto de la superficie al interior. Pero maese Juan de la Cosa miró consternado a Colón, a su carabela, a todos.

– ¿Es que hay algo imposible para Dios Todopoderoso? – tronó enérgico el Almirante-. ¿Es que el Creador que ha puesto las esferas en movimiento, el Sol, la Luna, los planetas, para que den luz y dividan el día de la noche, no va a poder mantener la Tierra flotando en el espacio? Sólo Él sabe cómo, pero así es.

Juan de la Cosa levantó el índice y el pulgar para persignarse, al oír el santo nombre de Dios, y la tripulación siguió su ejemplo…

VII.- Un hombre llamado Colón

De la forma expuesta razonaban los sabios y eruditos medievales, como Toscanelli. Hemos mencionado los viajes de Marco Polo, que en el siglo XIII llegó a ser mandarín en China y descubrió el Cipango (o Japón). Con sus viajes, recogidos en el Libro de las maravillas del mundo27, Marco Polo confirmó el error cometido por Ptolomeo en la época clásica. El geógrafo alejandrino alargaba los límites de las tierras de Oriente, de manera que el ignoto Pacífico quedaba absorbido y el litoral de Cathay y Cipango avistaba frente por frente las costas occidentales de Europa. ¿En qué se basó semejante error?

Todo comenzó con Eratóstenes28, bibliotecario de Alejandría. Afamado matemático, se le conoce más como astrónomo por haber calculado, con mucha precisión, el meridiano terrestre, casi veinte siglos antes que Magallanes y Elcano dieran la vuelta al mundo para demostrar en la práctica la esfericidad de la Tierra. Veámoslo:pr colon

Comprobó Eratóstenes que en la ciudad de Syena (hoy Assuan), al Sur de Egipto, el Sol llegaba, el mediodía del solsticio de verano (21 de junio), a reflejarse en el agua de un profundo pozo. Esto quería decir que aquel día el Sol pasaba por el cenit de Syena, la cual, por consiguiente, se encontraba sobre el Trópico de Cáncer. Al siguiente solsticio de verano, Eratóstenes midió la inclinación de los rayos solares en Alejandría, al llegar a su mínimum de longitud la sombra que proyectaba una columna al mediodía, obteniendo 7,2 º = 7º 12’.

De ello dedujo Eratóstenes que, de ser plana la Tierra, los rayos solares llegarían paralelos y no habría diferencias entre las sombras proyectadas por los objetos a la misma hora del día. Por lo tanto, la Tierra era redonda. En la Biblioteca encontró un informe de unos comerciantes que venían con caravanas de dromedarios, los cuales aseguraban que la distancia entre Alejandría y Syena era de 4.300 estadios29. El cálculo se presentaba fácil, una sencilla regla de tres: dado que Alejandría y Syena se hallan en el mismo meridiano y separadas por 4.300 estadios, distancia a la que corresponden 7º 12’, ¿cuánto correspondería a la circunferencia completa, 360º? Pues 360º x 4.300 / 7º 12’ = 212.235 estadios, o sea, 40.000 kilómetros, la verdadera medida de la circunferencia terrestre. Pasó el tiempo, y en la época de Julio César, hacia el 80 a. J.C., vivía un filósofo llamado Posidonio de Apamea, partidario de Pompeyo, enemigo del ilustre soldado y dictador romano. Un día, este Posidonio quiso comprobar los cálculos de Eratóstenes de Cirene: suponía que Rodas y Alejandría estaban en el mismo meridiano; entonces tomó como punto de referencia una estrella del hemisferio austral, Canopus, que desde Rodas se veía muy baja, pegada al horizonte.

Posidonio utilizó el sistema de Tales de Mileto para hallar la distancia de un barco a la costa, valiéndose de figuras semejantes. En Alejandría comprobó que Canopus estaba a 7, 5º, es decir, 7 grados y 30 minutos, sobre el horizonte: el mismo ángulo que formarían dos radios unidos en el centro de la Tierra y pasando por Rodas y Alejandría. Como 7º 30’ es la circunferencia (360º) dividida por 48, y entre Rodas y Alejandría hay 5.000 estadios de distancia, la circunferencia terrestre sería 5.000 estadios x 48 = 240.000 estadios. Tomando el valor de esta medida en la época de Posidonio, el cálculo resulta bastante exacto, ligeramente superior al de Eratóstenes.

Transcurrió una generación, y el gran geógrafo Estrabón escribió que Posidonio creía que la distancia entre Rodas y Alejandría era de 3.750 estadios; haciendo el cálculo de nuevo, 3.750 estadios x 48 = 180.000 estadios = 29.000 kilómetros30.  Esta medida fue la que Claudio Ptolomeo aceptó en el siglo II de nuestra era, y él fue el fundador de la teoría del geocentrismo: el Sol gira alrededor de la Tierra, eso lo ve cualquiera…Su obra, publicada en árabe como Almagesto, volvió al latín durante el Renacimiento, tomando de ahí Toscanelli las medidas del esferoide terrestre. Mientras Iskander Bey guerreaba contra el Turco, arrojándole al Danubio, Toscanelli comunicó los datos del Almagesto a Colón, quien calculó que un viaje de unos 9.000 kilómetros le bastaría para avistar las costas de Cathay y Cipango. Si hubiera sabido la verdadera distancia entre Europa y Asia, 20.000 kilómetros, quizá no se hubiera arriesgado a semejante expedición. Colón averiguó entonces que Toscanelli había entregado al rey Alfonso V de Portugal una memoria acerca de la posibilidad de llegar a las Indias por el camino del Oeste. El rey consultó con Colón, el cual apoyó fervientemente las opiniones del geógrafo florentino. Desgraciadamente, el monarca portugués estaba enfrascado en sus guerras con Castilla para apoyar los derechos de su esposa, la princesa Juana conocida como la Beltraneja, y no pudo atender el ambicioso proyecto.

Su sucesor, Juan II, aceptó entusiasmado el plan conjunto de Colón y Toscanelli. Pero obrando de mala fe, trató de robarles sus ideas, y sin avisarles, hizo partir una carabela del estuario del Tajo para intentar la gran empresa de alcanzar la China a través del Atlántico. Juan II no contó, sin embargo, con la inexperiencia de sus pilotos y timoneles, ni con la tempestad que envolvió a su carabela, y algunos días después de la partida, la galerna devolvía a Lisboa a sus marinos… Furioso Colón contra la doblez del rey, y habiendo enviudado de su mujer Felipa Muñiz Perestrello, se fue a España con su hijo Diego a finales de 1484. En su biografía, Washington Irving lo describe como “un hombre alto, robusto y de noble presencia; tenía la cara alargada, la nariz aguileña, los pómulos salientes, los ojos claros y ardientes, la tez viva y salpicada de algunas pecas. Era un cristiano de profundas convicciones que llenaba con una fe sincera los deberes de la religión católica”. Colón partió a Génova y de allí a Venecia, donde sus proyectos transoceánicos fueron bastante mal acogidos, y regresó a España en 1485. Estaba sin recursos, sin dinero. Viajaba a pie, llevando sobre los hombros a Diego, ahora de diez años de edad. Tras este período de su vida, la Historia le sigue ya paso a paso, sin perderle de vista, y nos son conocidos hasta los menores incidentes de su existencia.

Estaba Cristóbal Colón desprovisto de todo. Muerto de hambre, hallándose a diez kilómetros de Palos de Moguer, llamó a la puerta de un convento franciscano dedicado a Santa María de la Rábida y pidió limosna de un poco de pan y agua para su hijo y para él. El hermano guardián del convento, fray Juan Pérez de Marchena, les concedió hospitalidad y se quedó admirado de lo atrevido de sus ideas, ya que Colón le explicó sus aspiraciones. Fray Juan Pérez todavía hizo más: le dio una carta de recomendación para el confesor de la reina de Castilla. Dicho confesor era el prior del monasterio del Prado, y gozaba de toda la confianza de Fernando I e Isabel I, pero no comprendió el proyecto del gran navegante y no le sirvió de nada ante sus majestades. Colón se resignó de nuevo a esperar, y acabó por lograr la protección del arzobispo de Toledo, don Pedro González de Mendoza, gracias a quien fue recibido por los Reyes Católicos.

Pero si Colón pensaba que llegaba al final de tantos reveses, pues Isabel y Fernando acogieron favorablemente su proyecto, que sometieron al dictamen de un consejo de sabios, prelados y religioso reunido en un convento de dominicos en Salamanca, se equivocaba. Todos los miembros del consejo estuvieron contra él. Porque sus ideas tocaban las cuestiones religiosas, tan presentes en el siglo XV. Los padres de la Iglesia habían siempre negado la forma esférica de la Tierra, y ya que ésta no era redonda, un viaje de circunnavegación, el “buscar el Oriente por el Occidente y pasar por la ruta del Oeste a la isla donde se produces las especias” estaba en contradicción con los textos de la Biblia, revelados por Dios, y por lógica no podía emprenderse.

– Además –decía un teólogo-, si se descendiese al otro hemisferio, ¿cómo se podría volver a subir hacia el norte?

Colón respondió de la misma forma que unos años después haría a Juan de la Cosa, según hemos descrito: en la esfera no hay arriba ni abajo, pues es una forma perfecta… y con esto se vio acusado de herejía. Apeló entonces a toda su elocuencia y habló de hechos que demostraban la proximidad de las costas asiáticas. Como cierta carabela portuguesa, que a dos mil millas del cabo de Sáo Vicente, en la punta del Algarve, encontró un pedazo de madera con tallas artísticas que sólo podía venir de un continente no muy lejano.pr alejandro

Cerca de Madeira, los pescadores sacaron del agua largos bambúes, parecidos a los de la India descritos por Marco Polo, y los habitantes de las Azores a menudo encontraban en sus playas pinos gigantescos de una especie desconocida. Un día recogieron dos cadáveres humanos: “cadáveres de ancha faz”, dice el cronista Herrera, “que no se parecían en nada a los cristianos”31.

A esto objetó uno de los prelados que, dado el carácter fabuloso de lo que se contaba de las antípodas, nada en concreto se sabía de ellas. Una diferencia tan insignificante como tener el rostro ancho no demostraba nada, porque se decía que en los confines del mundo había sátiros y arimaspos o cíclopes, que más allá de la Arabia vivían los monópodos, seres de una sola pierna y que andaban a saltos, y amazonas y hombres sin cabeza con la cara en el estómago. Con ello, lo único que se demostraba era que, cuanto más lejos se hallaba un pueblo del mundo cristiano, menos se parecía a los hombres hechos a imagen y semejanza de Dios… Finalmente, si bien Colón logró librarse de la mala disposición del consejo, el proyecto quedó aplazado.

Pasaron algunos años. Colón envió a su hermano Bartolomé a la corte del rey Enrique VII de Inglaterra, pero éste ni se molestó en recibirle. Colón, entonces, intentó en vano ser recibido por Fernando I, al estar el rey ocupado en la guerra contra los moros granadinos. No aceptó escucharle hasta el año 1492. Por fin. Esta vez, el proyecto se examinó cuidadosamente. El rey consintió en intentar la empresa, pero, como es propio de almas endurecidas, Colón quiso imponer sus condiciones. El monarca las rechazó: este aventurero, del cual nadie sabe nada, me exige, como recompensa de sus servicios, el título de Gran Almirante del Mar Océano y una parte del botín que se conquiste. Por eso lo rechazó. El título de Gran Almirante era de los más preciados de la corte, y quienes lo habían detentado pertenecían a la mayor alcurnia. Dicha concesión sería un insulto para los nobles, siempre levantiscos y prestos a empuñar sus espadas. En resumen, Fernando el Católico dudaba, dudaba… Si daba a Colón lo que pedía, humillaba a la nobleza, al anteponerle a un desconocido que, además, se negaba a explicar a los sabios que le interrogaban por qué estaba tan seguro de hallar las nuevas tierras.

VIII.- El viaje de un tal Scolvus

En aquellos días, prosiguió Mustafá Töpaglou, regresaba de Roma el más rico e influyente armador de Palos, Martín Pinzón. Había ido a ver al Papa para informarse. En la Biblioteca Vaticana había visto mapas que le animaron, y retornaba dispuesto a preparar una expedición por cuenta propia. Lo que vería Pinzón en los mapas vaticanos sería tal vez la isla Antilia y otras, aún más misteriosas. El historiador portugués De Cortesáo nos habla del mapa de Andrea Bianco, de 144832, donde aparece, al Oeste de África, una isla denominada Ixola Otinticha33. Esta isla tiene la misma forma y situación que la punta nordeste del Brasil. En 1894, en la Royal Geographical Society londinense, el lecturer de la Universidad de Cambridge, H. Yule Oldham, identificó la Ixola Otinticha con la costa brasileña. Para ello se basaba en la crónica de Antonio Galváo, que decía:Mapa Waldseemuller

“En 1447 Nuno Tristáo regresaba en una carabela, pasando Costa Verde y Río Grande, y alcanzó otro (río) a los 20º de latitud norte, donde (los nativos) le mataron a él con dieciocho portugueses. Y el barco regresó bien con cuatro o cinco supervivientes. Se dice además que a una carabela portuguesa que cruzó el estrecho de Gibraltar la atrapó una tempestad que la llevó mucho más al oeste de lo que deseaba, y llegó a una isla donde había siete ciudades cuyos habitantes hablaban nuestra lengua y preguntaban si los moros aún dominaban la Hispania, de donde huyeron tras la derrota de don Rodrigo(…) Trajeron mucho oro, y al saberlo el Infante don Pedro, ordenó que todo se pusiera en conocimiento de la Casa Real. Algunos pretenden que estas islas colonizadas por los portugueses serían las Antillas y Nueva España…”

Ahora, comparémoslo con lo que dice el texto del mapa de Pîri Reis: “VIII. De camino hacia el reino del Hind, una carabela portuguesa encontró vientos contrarios (soplando) desde aquellas tierras. El viento de la orilla (ilegible) azotó (a la carabela). Después de ser llevada por la tormenta en dirección al sur, encontraron la orilla opuesta, por lo que avanzaron hacia ella (ilegible). Observaron que estas tierras eran buenos fondeaderos. Anclaron y fueron hacia la orilla en botes de remos. Vieron a los nativos, todos desnudos. Pero ocurrió algo. Nos lanzaron flechas, con puntas hechas con espinas de pescado. La carabela exploró las tierras y escribió acerca de ellas que (…).

Dicha carabela, sin haber alcanzado el Hind, regresó a Portugal, donde informó al llega… Describió estas tierras en el año… Ellos las descubrieron…”

Pese a las lagunas, ambas historias se parecen. Colón comunicaría, pues, a Pinzón su genial idea de ir por la ruta occidental, menos expuesta que la oriental, y el armador de Palos de Moguer comprendería y aceptaría de plano. De otro modo, no se entendería la sumisión material y moral de un rico armador a un advenedizo. Pinzón y los suyos acabaron siendo enemigos de Colón y sus hermanos, pero antes de la travesía, y aún durante ésta, le reconocieron como a su superior.     Y al llegar aquí, nos preguntamos: ¿Qué era lo que Colón conocía de los secretos del Mar Tenebroso que le daba aquella extraordinaria seguridad para imponerse? ¿Habría logrado relacionar la posición de la Vinlandia descubierta por los vikingos al Sur de Groenlandia con las tierras que esperaba descubrir en el Océano? ¿Fiaba solamente en los cálculos de Toscanelli? ¿O descubriría algo entre los papeles de Perestrello o de algún navegante, la confirmación de que existía tierra más allá? Ya en el siglo XVI surgió la leyenda del Prenauta o piloto anónimo, según algunos español, que, arrastrado por el temporal, habría llegado a América y a su regreso moriría de agotamiento en Porto Santo, isla cercana a Madeira, en casa de Colón, legándole su secreto34. Aquí, el profesor Töpaglou volvió a tomar el hilo de su narración. Ante la negativa de Fernando I a aceptar sus condiciones, el despechado Colón iba a marcharse para siempre de Castilla, cuando Isabel I le llamó a su presencia.

Parece que Cristóbal Colón, en este momento, comunicó en privado a la soberana lo que en realidad sabía, aquello que no había querido revelar a los sabios del consejo. Fernando no era hombre que se conformase con sueños y vaguedades, y ante la resistencia que ya duraba siete años, ante la confianza que Isabel ponía en él, el aventurero cedió y ofreció su secreto. ¿Y cuál podría ser?pr Alegoría turca (2)

Acaso lo que nos recuerda De Cortesáo, que existen dos lugares donde las corrientes marinas son favorable para alcanzar el continente americano: el Atlántico Norte, a la altura de Islandia, y el centro del Atlántico, hacia los 20º de latitud norte. Veinte años antes, en 1472, una expedición de marinos portugueses y daneses, auspiciada por Alfonso V de Portugal, receptor de las cartas de Toscanelli, y Christian I de Dinamarca (y de Escandinavia, pues por un tiempo logró unificar los tres reinos nórdicos), desembarcó en Terranova. Habían seguido la vieja ruta de los vikingos hasta llegar a los grandes bancos de bacalao frente a las costas canadienses. La Historia ha conservado los nombres de los comandantes de la expedición: Joáo Vaz de Corte Real, hidalgo de las Azores, y el danés o noruego Jon Skolp, o Johannes Scolvus. En la historiografía alemana, se añaden los nombres de Didrik Pining y Hans Pothorst. ¿Scolvus = Colombo = Colón? ¿Sería ésta la expedición colombina anterior a la entrevista con los Reyes Católicos?

Así lo creen autores como el peruano Luis Ulloa35. Los historiadores escandinavos36 resaltan el hecho de que el rey Erik VII de Dinamarca (y XIII de Suecia) estaba casado con una prima del Infante don Enrique el Navegante. De esta manera, ambas potencias empezaron a colaborar. Tras la muerte de don Enrique, los dos monarcas citados, Alfonso V y Christian I, continuaron sus proyectos de expansión náutica: buscar una ruta por el Atlántico Norte hacia las costas asiáticas. Pero lo más curioso, como cuenta De Cortesáo, es que los documentos relativos a esta afortunada expedición desaparecieron de los archivos de la corte portuguesa en fecha indeterminada37.

Debido a tal desaparición, nada se supo de este viaje hasta 1909, cuando el Dr. Louis Bobet encontró una carta de Carsten Grip, burgomaestre de Kiel, al rey Christian III de Dinamarca, en la cual explicaba que la expedición de Corte Real-Scolvus se llevó a cabo por petición de Alfonso V de Portugal. La nacionalidad del tal Skolp o Scolvus parece tan dudosa como la del propio Colón: de cualquiera de los reinos escandinavos, o bien polaco, ruso… Las fuentes escandinavas informan de un viaje posterior de Skolp hacia Groenlandia vía Islandia, iniciado a finales de 1476, y algunos especulan que entre la tripulación estaría Cristóbal Colón…  Hoy se sabe que algunos de los partícipes fueron recompensados con importantes cargos: Corte Real fue gobernador de las Azores entre 1474 y 1496, mientras que Didrik Pining fue nombrado por el monarca danés virrey de Islandia en 1478.

¿Y qué sucedió con Skolp-Scolvus? La Historia no volvió a mencionarle, ni era necesario, ya que Colón llegó el 12 de Octubre de 1492 a la isla de Guanahaní, certificando así el descubrimiento de América.  Gaspar de Corte Real, uno de los hijos de Joáo Vaz, hizo otro periplo en 1500 y 1501, siguiendo la ruta de su padre, y llegó a la península de Labrador. Llegados aquí, cuando uno de nosotros (Montejo) procuró ampliar las fuentes disponibles, comprobó que los archivos de Charles H. Hapgood (fallecido en 1982) fueron depositados en la Yale University Library, y con la grata sorpresa de que su epistolario con buena parte de los investigadores implicados en el estudio de los mapas de Pîri Reis parecía bastante completo según la guía de consulta, con correspondencia mantenida entre otros con Ivan T. Sanderson, Daniel Linehan, Arlington H. Mallery e incluso con Armando Cortesáo, hermano de Jaime Zuzarte de Cortesáo y como él también historiador38.

IX.- Punto final

Mustafá Töpaglou terminó su disertación explicando que el Océano Índico fue cartografiado en el mapa de 1513, peroPîrî_Reis_büstü

la desaparición del trozo correspondiente nos impide valorar su concepción del Pacífico.  Quizá se parecería a la del mapa de Martin Waldseemüller, de 1507 (ver ilustración), donde asistimos al derrumbe del mundo ptolemaico: en el camino de las Indias por el Oeste se interponía un ingente y vasto Atlántico, que debía estar separada de Asia por un océano.

Años antes, en 1499, durante un viaje capitaneado por Vicente Yáñez Pinzón, un italiano, Américo Vespucio, compañero de Colón durante el tercer viaje, desembarcó en cierto lugar del Nuevo Mundo. En honor del descubridor llamó a dicha región Colombia. Verificó que no era ninguna isla, sino “tierra firme del confín de Asia por la parte de Oriente”.

Dos años después, en otro viaje, Vespucio advirtió que dicha región de Colombia llegaba mucho más allá del finis terrae señalado por Ptolomeo. El concepto del mundo hasta ahora comúnmente aceptado debía cambiarse por otro. ¿Se enteró Colón de las ideas de Vespucio? En su cuarto y último viaje prestó especial atención a Nicaragua, Costa Rica, Panamá y el golfo del Darién. ¿Buscaba la vía del Mar del Sur, que decían los indios, más allá de las selvas?

Y ahí ya empezaban a tenerse las primeras noticias de las civilizaciones precolombinas: al volver a España, y atracar en el puerto de Sanlúcar de Barrameda el 7 de noviembre de 1504, los marineros hablaban de una “tierra de mayas” situada más arriba de Honduras. Todo esto condujo al proyecto de encontrar un paso a través de la masa continental que cerraba la ruta hacia el país de las especias. Para esto se otorgaron las Capitulaciones de 1508: “Que brevemente vos despachéis e sigáis la navegación para descubrir aquel canal o mar abierto, que principalmente vais a buscar e que yo quiero que se busque”

Una expedición, comandada por Vicente Yáñez Pinzón y Juan Díaz de Solís, llegó al Mar Dulce o Mar del Plata, pero se frustró tras el asesinato de Solís por los indios guaraníes.  Luego, Vasco Núñez de Balboa, gobernador de Santa María del Darién, había conseguido informes más fidedignos de los indios sobre el Mar del Sur. Atravesó con varios compañeros el istmo de Panamá, acosado por la hierba (las flechas envenenadas de los indios), y en lucha constante con la selva. El 25 de septiembre de 1513, Balboa divisó desde una montaña en el horizonte la línea azul del mar; y tras una dura marcha de cuatro días alcanzaron la orilla, donde “…estos veintidós y el escribano Andrés de Valderrábano fueron los primeros cristianos que los pies pusieron en el Mar del Sur, y con sus manos todos ellos probaron el agua, que metieron en sus bocas para ver si era salada como la de la otra mar, y viendo que lo era dieron gracias a Dios”39. Se había descubierto el Océano Pacífico.

En cuanto a Vespucio, que pronto adquirió la nacionalidad española y el grado de piloto mayor, es muy probable que nada supiera de los propósitos de la junta de eruditos y humanistas de Saint-Dié, en la Provenza, quienes propusieron que el Nuevo Mundo se llamara América. ¿Le llegaría algo de todo esto a Pîri Reis? Es posible, ya que en 1535 Francia, con el auxilio de los turcos, inició otra guerra contra España y el emperador Carlos I. Pîri Reis pudo hacer escala en Marsella y entrevistarse allí con su viejo compañero de piratería Barbarroja40, y así enterarse de las últimas novedades.

Unos años más tarde, Martin Waldseemüller, mejor enterado de la escasa trascendencia de los viajes de Vespucio y sabedor de quién era el verdadero descubridor, quiso rectificar, haciendo todo lo posible por borrar de sus mapas el nombre de América y cambiarlo por el de Colombia. Pero era demasiado tarde y el error estaba consagrado. Y en cuanto a Pîri Reis, permaneció en el anonimato hasta 1547, en que fue destinado a Suez como reis  (almirante) de las flotas del Mar Rojo, el golfo Pérsico y el Océano Índico. Logró conquistar Basora, puerto clave para las reconquistas de Ormuz y Aden, que cayó en sus manos al año siguiente.

En Octubre de 1552, al mando de una flota de treinta galeras, Pîri Reis se lanzó a conquistar Ormuz. Avisados los portugueses, le aguardaban, preparados para el asedio, pero no para un combate naval. El puerto de Ormuz estaba cegado de barcos repletos de mercancías, inútiles para combatir. Los turcos empezaron cañoneando la fortaleza, pero la resistencia lusa fue más dura de lo que Pîri Reis y su estado mayor esperaban y pronto se agotó la pólvora.

Para empeorar la situación, desde Goa, puerto portugués en la India, zarpaba una flota de guerra. Pîri Reis decidió regresar a Basora con el grueso de su escuadra para protegerla, dejando un pequeño contingente para mantener el asedio. Era bey de Basora una tal Kubad Pachá, y ambos estaban enemistados, sobre todo porque Pîri Reis le acusaba de no haberle suministrado la pólvora necesaria durante el sitio de Ormuz. Nuestro hombre decidió volver a Egipto para rehacer sus maltrechas fuerzas, pero entre tanto el informe de Kubad Pachá había llegado a Constantinopla. La cosa no pintaba nada bien, dejó la flota en Basora y con tres galeras viajó a Egipto, trasladándose a El Cairo, donde le recibió el gobernador.

Pîri Reis no logró explicar de modo convincente el fracaso del asedio ni tampoco el abandono de la flota, y aunque era casi nonagenario (estamos en 1554), el gobernador informó al Sultán y el veredicto fue inmediato: pena de muerte por decapitación, y todos sus bienes confiscados, pues los que hostilizaban Ormuz, sin pólvora, fueron aniquilados por los portugueses, motivo por el que se le acusó de alta traición y connivencia con el enemigo.         Cuatro siglos después, Mustafá Kemal elevaba a Pîri Reis a la categoría de héroe nacional.

J.J. Montejo y Vicente Orozco

 

Descárgate gratis EOC nº 76 en: http://elojocritico.info/wp-content/uploads/2014/07/EOC-76.pdf

 

Recuadros anexos

 

PIRI REIS EN SU  500º ANIVERSARIOpiri reis

Como ya dijimos, el Kitab-i Bahriye fue traducido al español en 1992 bajo la dirección del profesor Miguel Ángel de Bulnes. El 27 de septiembre de 2004 tuvo lugar un Simposio internacional sobre Pîri Reis en Estambul, en el Crowne Plaza Harbiye, hotel de cinco estrellas, en Sisli, uno de los 39 distritos de la capital, Ankara. Apenas hubo repercusión en la prensa española consagrada al misterio, salvo por una entrevista que Javier Sierra efectuó a un científico turco que poco o nada aclaraba sobre el enigma.

El 12 de abril de 2013, la UNESCO conmemoró el Quinto Centenario del mapa de Pîri Reis, según informó la agencia turca de noticias Antalya. Esta vez no hubo, que sepamos, repercusión alguna en la prensa de misterio española, ni siquiera una alusión en Cuarto Milenio de Íker Jiménez.

El original del mapa de Pîri Reis sigue guardado en el Palacio de Topkapi, pero no se exhibe al público.

El profesor Insan Cicek, de la facultad de Lengua, Geografía e Historia de la Universidad de Ankara, declaró a Antalya que Pîri Reis no fue únicamente un gran almirante, sino también un gran científico:

– Mencionó todas las fuentes y personas de las que se benefició para sus trabajos. Puede que su sentido de la ética sea la razón por la que es conocido hoy en todo el mundo, y por la que será también recordado dentro de millares de años.

http://elojocritico.info/el-mapa-de-piri-reis-como-nunca-te-lo-habian-contado/

EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA NARRADO POR EL PROPIO COLÓN

 En carta escrita al tesorero Luis de Santángel:

 “Señor:

“Porque sé que habréis placer de la grande victoria que Nuestro Señor me ha dado en mi viaje, os escribo ésta, por la cual sabréis cómo pasé a las Indias con la armada que los ilustrísimos Rey y Reyna, nuestros señores, me dieron. Encontré muchas islas pobladas por gente sin número, y de todas ellas he tomado posesión para sus altezas con pregón y bandera real extraordinaria…

 “A la primera que encontré puse nombre de San Salvador, en conmemoración de Su Alta Majestad, el cual maravillosamente ha dado todo esto. Los indios la llaman Guanahaní. A la segunda puse de nombre isla de Santa María de la Concepción; a la tercera, Fernandina; a la cuarta, Isabela; a la quinta, la isla Juana y así a cada una un nombre nuevo.

 “Cuando yo llegué a la Juana, seguí la costa de ella al poniente y la hallé tan grande que pensé sería tierra firme, la provincia de Catayo[1] (…). Seguí la costa de ella al oriente 107 leguas hasta donde hacía fin; del cual cabo ví otra isla al oriente, distante de ésta 18 leguas, a la cual puse luego nombre La Española y fui allí… La Española es maravilla; las sierras y las montañas y las vegas y las campiñas, y las tierras tan hermosas y aptas para plantar y sembrar, para criar ganados de todas suertes, para edificios de villas y lugares. Los puertos de la mar, aquí no habría creencia sin vista, y de los ríos hay muchos y grandes, con buenas aguas, las más de las cuales traen oro; en los árboles y frutos y yerbas hay grandes diferencias de aquéllos de la Juana: en ésta hay muchas especierías y grandes minas de oro y otros metales…

 “La gente de esta isla y de todas las otras que he hallado, andan todos desnudos, hombres y mujeres, así como sus madres los paren; aunque algunas mujeres se cubrían un solo lugar con una hoja de yerba o una cosa de algodón que para ello hacen. Ellos no tienen hierro ni acero ni armas, ni son para ello, no porque no sea gente bien dispuesta y de hermosa estatura, salvo que son muy temerosos…

 “(…) y no conocían ninguna secta ni idolatría, salvo que todos ellos creen que las fuerzas y el bien es en el cielo; y creían muy firme que yo con estos navíos y gente venía del cielo… Y esto no procede porque sean ignorantes, salvo porque nunca vieron gente vestida ni semejantes navíos…

 “Ellos tienen en todas las islas muchas canoas, y con éstas navegan todas aquellas islas, que son innumerables, y traen sus mercaderías. Algunas de estas canoas he visto con 70 y 80 hombres en ella, y cada uno con su remo…

 “Monstruos no he hallado, ni noticia, salvo de una isla de Quarives, la segunda a la entrada de las Indias, que es poblada de una gente que tienen en todas las islas por muy feroces, los cuales comen carne humana. Estos tienen muchas canoas, con las cuales corren todas las islas de India, roban y toman cuanto pueden. Ellos no son más deformes que los otros, salvo que tienen la costumbre de traer los cabellos largos como mujeres y usan arcos y flechas.

 “Otra isla me aseguran hay, mayor que La Española, en la que las personas no tienen ningún cabello; en ésta hay oro sin cuento y de las otras traigo conmigo indios para testimonio.

 “Dios Nuestro Señor da a todos aquéllos que siguen su camino victorias de cosas que parecen imposibles, y ésta señaladamente fue una (…). Así que nuestro Redentor dio esta victoria a nuestros ilustrísimos Rey y Reyna, de donde toda la Cristiandad debe tomar alegría y hacer grandes fiestas y dar gracias solemnes a la Santa Trinidad, con muchas oraciones por el ensalzamiento que habrán, en tornándose tantos pueblos a nuestra Santa Fe, y después por los bienes temporales, que no solamente España, más todos los cristianos tendrán aquí el refugio y la ganancia.

 “Hecha en la carabela, sobre la isla de Canaria, a XV de febrero año MCCCCLXXXXIII.

 “Faré lo que mandáreis.

 (fdo.) El Almirante”

1:  Se trata del Cathay mencionado por Marco Polo, actual Japón.

NOTAS

[1] Significa “el padre de los turcos”.

2 No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta.

3 La palabra “reis” significa en árabe “caudillo, líder”. En su acepción más sencilla, designa un almirante o capitán de navío. Esto último ha dado, en la lengua española, “arráez”, palabra que designa al patrón de todas las operaciones pesqueras ejecutadas en la modalidad de la almadraba, típica de Andalucía y la zona levantina, un cerco de redes suspendidas de varios barcos que rodean los bancos de atún.

4 Las investigaciones del prof. Kahle también se publicaron en la revista española Investigación y Progreso, vol. XII, Madrid, 1931.

5 Berberisco era el nombre que se daba a los piratas y corsarios de religión musulmana, que en general tenían sus guaridas en el Mediterráneo, en Argel o Túnez, territorio que en la época se denominaba Berbería, y no porque su origen fuese mayoritariamente de las tribus bereberes. Famosos berberiscos, aparte los ya citados, fueron los turcos Dragut y Uluch-Alí, capitanes en la batalla de Lepanto.

6 Vázquez Figueroa, Alberto: Cienfuegos, Plaza & Janés, S.A., Barcelona, 1988. En efecto, un tal Rodrigo de Triana (ignoramos si era su verdadero nombre) fue quien, al amanecer del 12 de octubre de 1492, lanzó el grito de “¡Tierra a la vista, por la cuarta de babor!”. Según la versión de Vázquez Figueroa, Colón le diría:

– Hace más de tres horas que divisé una luz en ese punto. Se lo avisé a don Pedro Gutiérrez (el repostero de los Reyes Católicos), el cual la vio también, y llamé luego al veedor real don Rodrigo Sánchez de Segovia, el cual no vio nada por hallarse en sitio donde no se podía ver. Me reservo, por tanto, el derecho a la recompensa, los diez mil maravedíes.

A continuación, Vázquez Figueroa, citando como su única fuente “las leyendas”, afirma que tras mucho pleitear inútilmente por sus derechos, Rodrigo de Triana emigraría a Argel o a Túnez, renegando de su patria y su religión para abrazar el mahometismo y dedicar el resto de su vida a una feroz lucha contra quienes cometieron semejante tropelía, “que había indignado igualmente al resto de la tripulación”.

Nos preguntamos pues: ¿no sería Rodrigo de Triana el marinero español capturado por Pîri Reis durante una incursión por el levante español?

7 Pîri Reis habla de sí mismo en tercera persona.

8 Plural de ja’fariye.

9 La India.

10 Sind es Pakistán, y Tsin se refiere a China.

11 Desde 1507, el Golfo Pérsico era teatro de la expansión portuguesa, por los límites fijados en el Tratado de Tordesillas.

12 La isla de Ormuz, a la entrada del Golfo Pérsico, importante puerto y centro comercial. fue conquistada por el portugués Alfonso de Alburquerque.

13 A Pîri Reis le preocupaba mucho todo lo que ocurriera en el mar Rojo como en el Golfo Pérsico, pues quería lo mejor para su patria. Al no haber musulmanes en América, poco le importaba al Sultán lo que allá sucediera, pero Ormuz era un pequeño reino musulmán que suplicaba ayuda.

En el prólogo del Kitab-i Bahriye escribe Pîri Reis (1525): “Has de saber, ¡oh lector!, que Ormuz es una isla. Muchos mercaderes la visitan… Pero ahora está en manos de los portugueses. quienes la han fortificado. La dominan y recaudan los impuestos sobre el tráfico de mercancías…”

14 “Ha sido revisada”, rezaba la carta: ¿se rechazó al principio entonces, y luego la USAF volvió sobre sus pasos?, ¿por qué? ¿Acaso porque estaba metida “en el lío” con los fanáticos de las conspiraciones, “convencidos” de que era parte de un complot para ocultar la verdad sobre los platillos volantes? No deja de ser curiosa la similitud de su texto con el de otras cartas de la USAF por la misma época cuando investigadores y curiosos les preguntaban por el fenómeno OVNI.

15 Hapgood,Charles Hutchins: Maps of the Anciente Sea Kings, Chilton Book Co., New York, 1966.

16 Fantastic Universe, Vol. 11, nº 1, Enero de 1959.

17 Pauwels, Louis y Bergier, Jacques: El retorno de los brujos, Plaza & Janés Eds., Barcelona, 1963. Se trata de la mítica edición en rústica, de la colección Lauro, pág. 214. Como vemos, los autores cometieron un error de tres siglos al situar a Pîri Reis, aparte de no atribuirle la autoría de los mapas, detalle coincidente con críticas vertidas de precipitación por parte de los autores o su editorial a la hora de corregir este tipo de datos.

18 Charroux, Robert: Histoire inconnue des hommes depuis cent mille ans, Robert Laffont, Paris, 1963..

19 Ribera, Antonio: El gran enigma de los platillos volantes¸ Ed. Pomaire, Barcelona, 1966. En esta primera edición, la obra incluía un anexo con ocho apéndices, el tercero dedicado a los mapas de Piri Reis.

20 Danyans, Eugenio: Platillos volantes en la antigüedad, Ed. Pomaire, Barcelona, 1967. Curiosamente, el texto de Danyans sobre los mapas, salvo ligeros matices, es el mismo que el publicado por Ribera.

21 Victor, Paul Émile: Los Polos, Ed. Argos, S.A., Barcelona, 1968.

22 Entre las poblaciones magiares, rumanas, valacas, bosnias, servias, croatas, albanesas, kosovares, dálmatas, macedonias, aún hoy día es muy difícil encontrar una que no tenga un antepasado empalado o cortado en filetes por los turcos. Esta circunstancia contribuyó a exasperar los odios étnicos durante la guerra de Bosnia.

23 Traducido al español en 1992, con ocasión del V Centenario del Descubrimiento de América, bajo la dirección del profesor Miguel Ángel de Bulnes.

24 Parece claro que Pîri Reis había oído hablar, aunque vagamente, de la noche polar austral.

25 Mojón que indicaba la llegada de un navegante o explorador al determinado punto, como el cairninglés.

26 Jensen, Johannes Wilhelm: Periplo escandinavo (libro séptimo: Cristóbal Colón). Premio Nobel de Literatura en 1944. Ed. José Janés, S.A., Barcelona, 1957.

27 Dictado en francés a un tal Rusticiano de Pisa, durante su cautiverio a manos de los genoveses: “Cy aprés commence le gran livre de messire Marc Paule del grandismes merveilles du monde…”

28 Nació en Cirene (África del Norte) en 275 a. J.C. y murió en Alejandría en 194 a. J.C.

29 Un estadio: 600 veces la longitud del pie de Hércules: 193,27 metros. 1 kilómetro: 6,125 estadios. 4.300 metros: 800 km.

30 Asimov, Isaac: Introducción a la ciencia, Plaza & Janés, S.A., Barcelona, 1973.

31 De Herrera y Tordesillas, Antonio: Historia general de las Indias, Espasa-Calpe, S.A., Madrid, 1953.

32 De Cortesáo, Jaime Zuzarte: Los portugueses en el descubrimiento de América, Salvat Editores, S.A., Barcelona, 1947.

33 En italiano, “isla auténtica”.

34 Sería el Inca Garcilaso de la Vega en sus Comentarios Reales (publicados en 1609), el primero en darle un nombre: Alonso Sánchez, de Huelva.

35 Ulloa, Luis: Cristóbal Colón fue catalán: la verdadera génesis del descubrimiento, Librería Catalonia, Barcelona, 1927.

36 En 1925 el Dr. Sofus Larsen, de la Universidad de Copenhage, publicó The Discovery of North America Twenty Years Before Columbus. Otro investigador de esta vía es el explorador ártico e historiador noruego Johannes Tornöe.

37 ¿Se los llevaría Colón, quien tiempo después llegaba a Castilla para ofrecer su proyecto a los Reyes Católicos? ¿Se los mostraría a Isabel I en su conversación privada?

38 YCAL MSS 283, Beinecke Rare Book and Manuscript Library.

39 Díaz-Plaja, Fernando: Otra historia de España, Plaza & Janés, S.A., Barcelona, 1976.

40 Se trata del hermano de Harudj, de quien heredó en 1518 el mando sobre los piratas berberiscos así como el apodo. Su verdadero nombre en turco era Hizir bin Yakup, latinizado como Jeireddín.

Los Dioses llegados de las estrellas

En la documentación que hemos leído y consultado en el blog, no siempre nos ha dado una pista única del devenir de los hechos.

Una de las encrucijadas en las que a menudo, nos hemos visto obligados a tomar partido, corresponde a la época de Los Atlantes y Los annunakis.

La conquista y desarrollo posterior de los focos de civilización a ambas orillas del atlántico han sido atribuidas a las dos civilizaciones.

Recientemente y gracias a los trabajos del doctor Zecharia Sitchin, la pruebas aportadas a favor de los annunakis resultan abrumadoras, ante la poca documentación existente sobre La Atlántida.

Hoy  D. Manuel José Delgado en su blog http://manueljosedelgado.wordpress.com/ nos aporta una teoría diferente que acepta las dos culturas. La Atlante como moldeadora de la civilización Egipcia y a partir del 12.000  la llegada annunaki.

 

Los Dioses llegados de las estrellas

Egipto fue, es y será siempre fuente inagotable de sorpresas. Pero lo más asombroso es que sus conquistas intelectuales y sus logros tecnológicos no aparecieron por una evolución social, sino que de la noche a la mañana surgió de la nada una cultura sorprendente, en donde se desarrollaron técnicas tan asombrosas que posteriormente no pudieron igualarse. El conocimiento preciso de la astronomía, las obras de ingeniería para mover y colocar millones de grandes monolitos de piedra, los instrumentos de óptica y mensuración necesarias para ello y que nunca han aparecido, la forma de entender la farmacopea, la medicina y la biología, las herramientas para taladrar y cortar piedras de dureza extraordinaria… Todo ello se realizó en el Egipto temprano, por aquellos primeros colonos de las riberas del Nilo, con una precisión que luego fue olvidada. Parece que sus mayores logros tecnológicos provienen del periodo predinástico, como si la civilización faraónica fuese la heredera o bien de otra anterior cultura o bien de los argumentos recibidos por contacto directo con los mismos dioses. Y no unos dioses abstractos, sino de presencia tan evidente que no pueden obviarse a la hora de valorar los misterios de Egipto.

Los eslabones perdidos del Antiguo Egipto

A Herodoto le comentaron los sacerdotes que el tiempo transcurrido desde el comienzo de la civilización faraónica hasta aquellos días (490/431 a.C) era de, exactamente, 11.340 años. Estos once milenios son un periodo excesivamente largo como para ser admitido por los historiadores oficiales y nos sumerge en un momento oscuro de una Historia aún no reconocida ni escrita, en donde Egipto fue el escenario en donde, según afirma, habitaron los dioses. En su Historias, libro II, escribe: “…Aún no habían aparecido los dioses en el pasado de Egipto, pero el Sol se había levantado cuatro veces en el cielo desde puntos distintos del actual, y dos veces había salido por donde ahora se pone, y se había puesto por donde ahora sale…”

Techo de la tumba de Senenmut, donde aparece nuestro sistema solar, están cambiados el este con el oeste debido a un cambio de eje, un vuelco del planeta 

Este texto de Herodoto nos indica varias cosas. En primer lugar el desconcertante conocimiento de los sacerdotes egipcios sobre la existencia de los cuatro grandes cataclismos que ha sufrido nuestro planeta en los últimos 600.000 años y que han sido refrendados por los estudios del investigador Juan Bonet, recogidos en su libro “El Vuelco de la Tierra”. El último de ellos, acontecido alrededor de hace 13000 años, produjo el fin de la Cuarta Glaciación y es el argumento que utilizan algunos autores para justificar el hundimiento de la Atlántida, la huída de sus últimos moradores y su nuevo establecimiento en el valle del Nilo en fechas aproximadas con el inicio de la cultura egipcia mencionada por los sacerdotes. Pero en segundo lugar Herodoto escribe que posteriormente a esos cataclismos, o sea, después de hace 12000 años, aparecen los dioses. Este relato ha despertado la curiosidad de muchos estudiosos que, simplificando, han tomado dos líneas de investigación para justificar de quién heredaron los egipcios su saber y parte de sus monumentos. Por un lado los seguidores de la teoría atlante y, por otro, los que promulgan la hipótesis de la llegada a nuestro planeta de seres provenientes del espacio. Estos últimos manifiestan que si la Atlántida hubiera tenido la tecnología suficiente, no tendrían que haber esperado 7000 años para que Egipto se desarrollara como conocemos. Por ello aseguran que la prácticamente instantánea aparición en Egipto de una cultura tecnológicamente anacrónica sólo pudo ser consecuencia de un contacto puntual con seres extraterrestres. Aunque, quizás, sólo considerando ambas hipótesis a la vez, podrían tener respuestas todas las preguntasplanteadas.

Adoración estelar, tempo de Abydos 

El mestizaje cósmico-terrenal, recurrente en todos los textos sagrados de las principales religiones, tiene en Egipto toda suerte de connotaciones. Aparte de las leyendas y tradiciones, los monumentos que han quedado apuntan a una dirección del firmamento muy definida que señala el hipotético camino que recorrieron los viajeros extraterrestres en su venida.

Papiro con posiciones de estrellas y planetas. Museo de El Cairo 

Como es arriba es abajo

El hecho diferenciador de la religión egipcia con otras religiones es que podemos definirla como la única que conoce el lugar de dónde provienen sus dioses, así como el destino interestelar al que irán sus almas después de la muerte. Este dato resulta altamente importante porque cuando Jesucristo asciende a los cielos no señala a qué planeta, sistema solar o constelación se dirige. Cuando se reza el padrenuestro se dice que el Padre está en el cielo, pero sin precisar en cual de las millones de galaxias que existen. En cambio los egipcios lo tenían muy claro: su más allá estaba en la Duat, la porción de firmamento donde se encuentran las constelaciones de El Cazador (Orión) y El Perro (Can Mayor).

Órbita de Sirio 

Toda la cultura egipcia se basó en el principio de “como es arriba es abajo”, reflejado en el libro del dios Toth, foto Toht del que sólo quedan referencias, y que posiblemente, según algunos especialistas, fue la fuente de inspiración de La Tabla Esmeralda del mismo dios helenizado como Hermes Trimegistro. Pero este concepto no fue sólo virtual, sino que existen pistas suficientes como para considerar si todo lo desarrollado en el país del Nilo, incluso su propia orografía, serían la concreción en nuestro planeta de un diseño elaborado por aquellos dioses viajeros. Tanto las fotografías del África oriental, que pueden observarse en la página web de la NASA, así como los estudios de Andrew Tomas, permiten barajar la hipótesis de que el Nilo no es un río natural, sino que es un canal joven, realizado artificialmente para que el agua siguiera el curso actual. Dicha perturbación orográfica explicaría la desertización del Sahara, y las cuencas de los ríos que antaño recorrieron el centro del continente y que aparecen hoy completamente secos. Con esta obra de ingeniería habrían conseguido que el río reflejara en la tierra la vía láctea que recorre el cielo. Con este planteamiento, al quedar todas las estrellas que componen la Duat a un lado de la Vía Láctea, construyeron en la orilla occidental del Nilo las monumentales pirámides, que servirían para señalar en nuestro suelo la posición de las estrellas. Con ello las estrellas que componen la constelación de El Cazador quedaron representadas en Egipto, correspondiendo las tres estrellas del cinturón de Orión: Al Nitak, Al Nitam y Mintaka, con las tres grandes pirámides de la meseta de Giza, como desarrolló Robert Bauval en su conocida obra El Misterio de Orión.

Correlación de las pirámides de Giza con la constelación de Orión (Robert Bauval) 

Las pirámides de los dioses

El reflejo no quedó únicamente valorado en la representación monumental de los astros, sino que desde entonces se consideró a la orilla occidental del Nilo como el lugar de los antepasados, de la vida del más allá; mientras que la orilla oriental quedó reservada a las ceremonias relacionadas con esta existencia.

La tecnología aplicada en la desviación de las aguas para crear el cauce del actual Nilo no resulta de mayor envergadura que otros restos arqueológicos distribuidos a lo largo de Egipto cuyo origen está en entredicho. De ser los visitantes del espacio los autores de obras como las pirámides de Giza, la Esfinge y su templo, el Osirión

Imposibles bloques de granito del Osirión de Abydos 

o el Serapeum, los egipcios tan sólo serían los propietarios en usufructo de un legado remoto. Sólo así se entiende que la meseta de Giza, el balcón natural y majestuoso del delta, fuese respetada durante las tres primeras dinastías. Ninguna tumba, templo o pirámide fue elevada en el lugar más prominente del bajo Nilo, para que los faraones Keops, Kefrén y Micerinos se encontraran con esa milla de oro completamente virgen para edificar sus monumentos. ¿No será más cierto que las pirámides de Giza ya estaban edificadas muchos miles de años antes y que estos faraones sólo fueran usurpadores? No hay que olvidar que en la estela del inventario, del Museo de El Cairo, Keops afirma que la gran pirámide, el templo de Isis, era un monumento de sus antepasados.

Cortes con radial en la meseta de Giza 

De ser esta hipótesis cierta en Egipto existirían dos tipos de pirámides, las anteriores a los faraones (usurpadas por la IV Dinastía) y las que construyeron los egipcios para intentar emular las construidas por los dioses. Imhotep, arquitecto del rey Zoser, construyó en Saqqara la primera pirámide “humana” siendo, como las otras 100 que se distribuyen a lo largo del bajo Egipto, una chapucera imitación de las primeras. Resulta que la evolución arquitectónica para construir pirámides no explica que 50 años antes de construir las pirámides de Giza los egipcios no sabían construir pirámides perfectas, y que 20 años después de la IV Dinastía se les olvidó, quedando los monumentos de Giza como una isla de anacrónica tecnología dentro de la cultura faraónica. A tal respecto conviene comparar las pirámides de la III Dinastía con las pirámides de V Dinastía, para comprobar que ambas tienen el mismo patrón de pirámides escalonadas, no ofreciendo problema de ingeniería alguno y correspondiéndose con las herramientas que encontramos del Imperio Antiguo en el Museo de El Cairo. Pero, ¿y las pirámides de Giza?. No existen en los museos máquinas que pudieran con la envergadura de su construcción. ¿Quién las construyó?

Pirámide escalonada en Abusyr, de la V Dinastía, similar a las construidas durante la III Dinastía, ¿dónde está la evolución? 

La tecnología se enfrenta a la Historia

Aseguran los estudiosos del mapa de Piri Reis foto piri reis que el dibujo de las tierras que representa se corresponden con la observación de nuestro planeta desde una altura de 10.000 metros en la vertical de El Cairo. Tan raro sería admitir esta aseveración como plantearse que las pirámides de Giza, Dashur y Abu Roash configuran en el desierto un mapa galáctico donde cada pirámide señala la posición de una estrella. Y sin embargo es verdad. Catorce millones de metros cúbicos de piedra, colocados para desarrollar ese increíble mapa, son una buena

Seres observando un disco solar, tumba de Ramsés VI 

pista a tener en cuenta para plantearse si unos seres provenientes del espacio tuvieran algo que ver con ello, porque, indudablemente, son muchos millones de bloques para una cultura de la Edad de Piedra que desconocían el hierro o la rueda. Esa visita y el contacto que tuvieron con los oriundos moradores de las riberas del Nilo, sirvió de trampolín para que una cultura de la Edad de Piedra se convirtiera de la noche a la mañana en la civilización más importante de la Antigüedad, cuyo conocimiento, heredado de esos dioses, todavía nos cuesta imaginar.

La Gran Esfinge de Giza 

Un monumento controvertido que podría demostrar tanto la antigüedad de aquel período de contacto, como los artífices celestiales que la construyeron es la gran esfinge de Giza. Robert Cuando todos hemos contemplado este monumento hemos podido apreciar lo que tantas veces vimos en documentales o libros: un enorme cuerpo de león tumbado conuna cabeza humana. Indudablemente la cabeza, de proporciones más pequeñas que el cuerpo, corresponde al tallado posterior de la cabeza original. Pero lo más interesante es la pista seguida por Robert Temple para valorar si, efectivamente, el cuerpo es el de un león, como todos suponemos por la gran cantidad de veces que lo hemos oído. Temple se pregunta dónde está el prominente pecho que los egipcios esculpían en todas las estatuas de leones. Tampoco aparecen las elevaciones del animal en los cuartos traseros, cuyas piernas dobladas debían sobresalir del cuerpo. También echa de menos el penacho de pelo del final de la cola. Es decir, para Temple el animal representado en la esfinge no es un león sino un perro, y que se corresponde con la representación egipcia del dios Anubis, el dios apropiado para vigilar y proteger la meseta. Este asunto no es baladí, ya que este simple cambio de conceptos nos invita de lleno a conocer a los verdaderos artífices originales de la obra.

Tribu de los dogones, en Mali 

La esfinge no es un monumento construido sino excavado. El terreno pétreo fue desalojado convenientemente para que al final emergiera el cuerpo del animal dentro del foso de la roca madre. En las paredes de este foso se aprecia la erosión acuática producida por la lluvia en un periodo húmedo anterior a que Egipto se desertizara, fecha que debe ser más antigua de los 10000 años. Y si la IV Dinastía no llega a los 5000 años de antigüedad, ¿quién la construyó?.

La tribu de los dogones de Mali y los antiguos egipcios hablaban de unos dioses procedentes del sistema de Sirio, y los asirios y babilonios afirmaban que provenía de los cielos. Tanto los dogones como los babilonios

Gran Esfinge de Giza 

abundaban sus informaciones con la afirmación de que la naturaleza de los viajeros era anfibia. Con este dato Robert Temple formuló una teoría interesante sobre la relación entre la Esfinge de Giza y el medio acuático de dichos seres.

En el interior de la meseta de Giza existen grandes cantidades de agua. Algunas tumbas profundas, como la llamada tumba de Osiris, cerca de la calzada de Kefrén, están anegadas. Ya Herodoto mencionó, hablando sobre la tumba de Keops, que “…las cámaras subterráneas en la colina sobre la que se encuentran las pirámides, pretendía el faraón que fuesen sepulcros para él mismo, y las cincundó de agua, practicando un canal desde el Nilo”.

Temple baraja la posibilidad de que el promontorio formado por la

Ser con escafandra y tubo, tumba de Ramsés IX en el Valle de los Reyes 

excavación de la Esfinge pudiera ser la colina de la que habla Herodoto, y que los huecos que se han descubierto bajo ella fuesen las cámaras subterráneas utilizadas por Keops para su descanso eterno. Actualmente, en obras para descubrir el malecón donde las barcas se estacionaban frente a la puerta del templo de la Esfinge, ha surgido agua, quedando dicho terreno inundado.  Con todo ello Temple afirma que el foso que rodea al monumento estuvo antiguamente

relleno de agua (lo que habría producido la erosión de la roca) así como las cámaras de su subsuelo, lo que configuraba un excelente habitáculo para seres anfibios y un terreno prohibido para los saqueadores de tumbas desprovistos de escafandras…

Los inmigrantes de Sirio

El astroarqueólogo ruso Vladimir Rubtsov afirmaba que la palabra con la

Foto ser gravitando en el espacio alrededor de un astro rojo: Sirio, tumba de Ramsés III 

que los antiguos iraníes se referían a Sirio era Tistrya, palabra que proviene del sánscrito Tri-Stri, y que significa tres estrellas. Es decir, que el conocimiento de que Sirio es un sistema estelar triple fue ampliamente conocido por todas las culturas de nuestro más remoto pasado. Al no ser apreciable desde nuestro planeta, ¿quién difundió semejante información?  El Sol y Sirio salen por el mismo punto del horizonte, por lo que muchos templos están orientados a dicha dirección.  Como el orto  solar de Sirio se retrasaba cuatro días cada año, ambos astros

volvían a coincidir en el mismo punto 365 x 4 = 1460 años. Esto ocasionó la confección de un calendario paralelo, conocido como calendario sóthico que se remonta enel Antiguo Egipto para marcar acontecimientos que sucedieron 43 siglos s.C. ¿Cuándo, pues, hicieron ‚ éstos sus observaciones de Sirio para establecer su calendario? ¿Acaso fue este un conocimiento llegado por los mismos dioses de los Dogones y una nueva pista sobre su origen?

Salida del sol en el solsticio invierno por la avenida principal de Karnak 

Las tradiciones culturales de las tribus que pueblan el valle del Niger, especialmente la tribu de los dogones de Mali, nos cuentan leyendas sobre astronautas que en el pasado remoto llegaron de Sirio. Su dato diferenciador es que incluidos en esos mitos se esconden asombrosos datos astronómicos de sorprendente veracidad. Los dogones, así como los egipcios, conocían que el Sirio era un sistema triple formado por tres estrellas, y que Sirio B orbita alrededor de Sirio A en un movimiento que dura 50 años. La precisión de esta afirmación, corroborada por la ciencia astronómica, no tiene explicación racional. Y sorprende más aún cuando los dogones afirman que ese conocimiento fue transmitido hacía miles de años por los dioses instructores que llegaron a nuestro planeta.

Fue en 1931 cuando el antropólogo francés Marcel Griaule visitó por primera vez a esta tribu, recogiendo y publicando todas las informaciones

Los dioses de los dogones de Mali 

que le suministraron. Porque no sólo conocían, desde hace milenios, perfectamente el sistema de Sirio, sino que tenían constancia asimismo los anillos de Saturno o las cuatro lunas galileas de Júpiter, y todos ellos astros no visibles al ojo humano sin la utilización de telescopios. Por aquella época nuestra astronomía desconocía que Sirio fuese un sistema triple, ya que fue tan sólo en 1995 cuando los astrónomos franceses Daniel Benest y J.L. Duvent publicaron en la revista Astronomy and Astrophysics el descubrimiento de Sirio C por una perturbación observada en las órbitas de Sirio A y B.

Robert Temple un lingüista norteamericano miembro de la Royal Astronomical Society británica y afincado en Londres, publicó un osado libro que tituló El Misterio de Sirio, en el que aventuró que Nommo fue un extraterrestre que dejó en la Tierra, hace entre siete y diez mil años, toda clase de pistas sobre su origen estelar. “Cualquier otra interpretación de las citadas pruebas no tendría sentido, concluyó Temple.

Robert Temple 

Este conocimiento se ampliaba a otras tribus vecinas como los Bambara, los Bozo de Segu y los Miniaka de Kutiala, que compartían iguales informaciones sobre  Sirio, que además conformaban la esencia de su cultura y que incorporaban a sus rituales religiosos más solemnes. En el año 1970 Cenevieve Calame-Griaule publicó en un libro titulado Génesis Negro, en donde ampliaba los datos que los dogones suministraron a su padre. Explicaba que los dogones creían en un dios creador del Universo al que llaman Amma, que envió a la Tierra a un dios menor conocido por el nombre de Nommo, provisto de semillas y todo el arsenal necesario para general vida. De sus acciones provienen los animales y las plantas, así como la primera pareja de humanos, que tuvieron 8 hijos que llegaron a tener edades increíbles.

Y los astronautas se convirtieron en dioses

El jeroglífico con que los egipcios representaban al dios Osiris era un ojo, lo que guarda una sorprendente similitud con el concepto que tenía los bozos de Mali con sirio B, a la que denominaban “la estrella del ojo”. Asimismo la misma tribu describen a Sirio A como “la estrella sentada”, cuando en Egipto el asiento o trono es el símbolo de la diosa Isis.

Foto representación de Orion (El Cazador) que lleva a Sirio en la mano (Museo de El Cairo. 

Los antiguos egipcios tenían como columna vertebral de su cosmogonía el matrimonio sagrado en Isis y Osiris, quienes representaban las constelaciones de Sirio y de Orión, que se mueven conjuntas en el firmamento y conforman la Duat. De igual forma hacen corresponder a Isis con la estrella más brillante del firmamento, Sirio A. Y a la diosa Neftis con sirio B, “la oscura compañera que describía un círculo (órbita) alrededor de Isis.

Según Plutarco el dios Anubis nació de Neftis, aunque fue Isis la gran madre, diciendo: “Por Anubis entienden el círculo horizontal que separa la parte invisible del mundo, a la que llaman Neftis, de la visible, a la que denominan Isis, y como este círculo toca tanto los confines de la luz como los de la oscuridad, se puede considerar común a ambas; a partir de esta circunstancia surgió el parecido que imaginan entre Anubis y el Perro, habiendo observado de este animal que está vigilante tanto de día como de noche”. Es por ello por lo que Robert Temple, en su obra “El Misterio de Sirio”, afirma que Anubis pudiera detentar el concepto orbital de ambas estrellas, Sirio A y Sirio B. A Isis le correspondería la descripción de “los confines de la luz” y “lo visible”, mientras que su hermana Neftis sería “los confines de la oscuridad” y “lo invisible”, ya que Sirio B es oscura e invisible. Por ello Anubis es considerado por el autor como el círculo horizontal que las divide, la órbita de la estrella oscura alrededor de la estrella brillante. De esta relación surge el simbolismo con el perro, con el sistema de órbitas que conforman las estrellas de Sirio. Como el nombre de la constelación es Can Mayor, se conoció al dios con el nombre de “Canícula”.

El dios Anubis 

Otra diosa del panteón Sothico (Sirio-Isis) es Anukis, quien navega en la misma nave celestial junto a Isis, Neftis y Satis (Sirio A, B y C) en los relieves y pinturas egipcios. una diosa compañera que, junto con la diosa Satis, navega en la misma nave celestial que Isis en las pinturas egipcias. Anukis es representada portando en sus brazos dos jarrones con los cuales vierte agua. Los antiguos egipcios situaban su “domicilio” en Aswán, en donde para ellos surgían las aguas del Nilo y se desbordaban hacia Nubia por un lado y hacia el Mediterráneo por otro. Efectivamente, los remolinos en las aguas producidos por los rápidos y las cataratas, parecían indicar el brote continuo de agua que asociaban a los cántaros de Anukis. Para Temple la diosa estaba relacionada con dos planetas que poseían agua y orbitaban alrededor de Sirio.

Seres estelares, Valle de los Reyes 

La correlación fonético de los dioses también nos da una pista de su común origen. Anu es el dios del cielo en Sumeria. En idioma sánscrito anupa significa “un país acuoso”. Alexander Heidel escribe en The Babylonian Genesis que los dioses Enlil y Anu eran representados como chacales, cuando el símbolo egipcio de Anpu (Anubis) era el chacal y que Anu está relacionado con el sistema de Sirio. Anu, asimismo, es el dios mayor de las deidades guardianas conocidas como los Anunnakis. Resulta muy evidente la raíz sumeria Anu en las egipcias Anubis y Anukis, implicadas con los estrellas de Sirio.

En Sumeria el vocablo “an” se correspondía con el cielo, y Anu es el dios del cielo, que en Egipto tuvo su correlación con Nut. Wallis Budge declara: “Es sorprendente, por tanto, encontrar tanta similitud entre los dioses primigenios de Sumerio y los de Egipto. Es imposible suponer que los escribas de Asurbanipal copiaron el sistema de Egipto, o que los literatos de la época de Seti I tomaron las ideas de los hombres ilustrados de Babilonia o Asiria. Por tanto, eso nos conduce a la conclusión de que tanto los sumerios como los primeros egipcios adoptaron a sus dioses primigenios a partir de alguna fuente común pero sumamente antigua. Hay demasiada similitud entre ambos grupos de dioses para ser accidental”.

¿Extraterrestres en Egipto?

Admitir la teoría extraterrestre para explicar los anacrónicos logros de arquitectura e ingeniería que encontramos en Egipto obliga a pensar en los viajes interestelares. Para ello aquellos seres deberían dominar la tecnología criogénica, o alguna técnica similar para quedar en animación suspendida durante los largos periodos de viaje. Resulta muy sugerente comparar la operativa actual para efectuar una crionización a los rituales ejercitados por los antiguos egipcios en sus ceremonias de momificación. La extracción de órganos para dejarse depositados en recipientes externos (a diferencia de otro tipo de momificaciones realizadas por otras culturas), el dejar el cuerpo sin los fluidos fundamentales, la conservación de las partes blandas mediante las sales… Indudablemente el cuerpo de Ramsés II, acartonado en el Museo de El Cairo, nunca volverá a la vida, pero ¿su momificación no era la imitación de otras técnicas más efectivas y de las que tenían referencia por parte de los dioses?.

Momia de Ramsés II, Museo de El Cairo 

Narran todas las culturas que los dioses llegados de las estrellas ascendieron a los cielos. Pero, en el caso de haber existido aquellos exploradores que llegaron a Egipto,  nadie puede afirmar que regresaran de nuevo a Sirio. Algunos investigadores, entre los que se encuentra Robert Temple, baraja la posibilidad, al dominar las técnicas de animación suspendida, foto cuerpos suspendidos pudieran haber quedado o bien en algún lugar de nuestro planeta (¿alguna cámara secreta aún no descubierta en la Gran Pirámide, según narran las leyendas árabes?) o bien en algún tipo de nave nodriza en nuestro propio sistema solar, dormidos o despertándose paulatinamente.

En las tradiciones de los dogones, recogemos el dato de que la nave que aterrizó en la Tierra y portaba a los nomos era ardiente y rugiente, pero que una nueva estrella pudo divisarse en el cielo mientras ellos estaban aquí, lo que nos lleva a pensar en esa nave nodriza. Los dogones la tienen representada en tres dibujos donde se aprecia de diferente tamaño, como si tuviera la facultad de contraerse o expandirse a voluntad. La llamaban “la estrella de la décima luna”. Robert Temple se fijó en un hecho singular: la décima luna principal de Saturno, llamada Febe, es anómala en el sistema solar y mantiene una órbita retrógrada alrededor del planeta, radicalmente opuesta a la de t

Febe, la décima luna 

odas las demás lunas de Saturno.

Los dogones afirmaban que los nomos regresarían a nuestro planeta y que, cuando lo hagan, conmemorarán ese día como “el día del pez”. Aseguran asimismo que la primera pista que anuncia su regreso será la aparición en el firmamento de una nueva estrella, a la que llaman “estrella de la décima luna”.

¿Representan las 3 pirámides de Giza las 3 estrellas de Sirio?


Resulta sugerente la idea de que las tres pirámides de la meseta de Giza, aparte de representar las tres estrellas del cinturón de Orion (Osiris) representen asimismo las tres estrellas del sistema de Sirio (Isis). La pirámide atribuida al faraón Keops, la más grande, estaba relacionada con Isis, Sirio A, según podemos constatar en la llamada Estela del Inventario. La estrella Sirio A es blanca brillante, con una temperatura superficial de alrededor de 10.000 grados centígrados. Curiosamente la Gran Pirámide poseía un revestimiento muy pulido de fina caliza de la cantera de Tura. Se tiene constancia, por análisis efectuados por André Pochan y W.M. Flinders Petrie, que dicho revestimiento estuve pintado con una leve solución a base de óxido de hierro para potenciar su luminosidad ligeramente dorada. Por ello, al igual que la estrella Sirio A, la pirámide podía verse, cuando los rayos de sol incidían sobre ella, desde una distancia de 80 kilómetros, sirviendo de faro a las caravanas de peregrinos que se acercaban a ella para su adoración como templo solar.

Meseta de Giza 

Sirio B es actualmente una enana blanca, aunque anteriormente debía de haber sido una gigante roja. En la meseta de Giza estaría representada en la pirámide atribuída a Kefrén, cuyo revestimiento superior era de color blanco, similar a la Gran Pirámide, pero que en la parte inferior está compuesto por bloques de granito rojo, por lo que la pirámide tenía dos colores, rojo y blanco, posiblemente para significar que la estrella cambió del rojo al blanco.

Los astrónomos Daniel Benest y J.L. Duvent, descubridores en 1995 de Sirio C, la definieron como enana roja o, incluso, una enana marrón. Sorprendentemente la pirámide de Micerinos, que podría representar a Sirio C, estuvo completamente revestida de granito rojo de Aswán.

De ser cierta esta hipótesis, si las tres pirámides de la meseta de Giza representan a las tres estrellas del sistema de Sirio, tendríamos que evaluar si las llamadas pirámides “satélites” se debieran corresponder con posibles planetas que giran alrededor de ellas. Sirio A tendría 3, Sirio B tendría 1 y Sirio C tendría 3. Obviamente nuestra tecnología astronómica no llega a evaluar los posibles planetas orbitales de las estrellas de Sirio, aunque tampoco, hasta hace muy pocos años, se conocían las propias estrellas de la constelación.

CRONOLOGIA DE TODOS LOS TIEMPOS 2º PARTE

LOS ELOHIM DE ORIÓN Y LAS PLÉYADES

Hace 260 millones de años, una Nave procedente del Sistema Rigel de Orión, aterrizó en lo que hoy es el Cañón de Talampaya (La Rioja, Argentina). De ella primero descendió un Cosmonauta y luego lo hicieron dos más. Todos estaban vestidos con escafandras debido al clima imperante que en ese tiempo todavía resultaba inestable.

Tomaron distintas muestras del suelo, e hicieron ensayos con todo tipo de vida del lugar, para comprobar su avance y desarrollo en ese punto del Planeta.

Entonces, el paisaje era bastante peculiar: era como una selva frondosa, pero el tamaño de los árboles era realmente impresionante, superando en mucho a los más altos árboles de nuestros días. El cielo era también distinto, pues tenía una intensa coloración rojiza, destacando en él varias Lunas. Algunas parecían de enorme tamaño, debido a su cercanía a la Tierra.

Los nativos, mucho después, a través de Grandes Iniciados, pudieron ver en los archivos de la historia este momento y lo dejaron grabado en la piedra como símbolo del principio de todo en Talampaya. El Petroglifo de los Astronautas que aún se conserva allí recuerda que «Del cosmos bajaron a la Tierra los padres y luego regresaron al su hogar más allá de las estrellas».

Los llegados eran Elohims y Guardianes y Vigilantes elegidos por ser los más aptos para las condiciones del Planeta, ya que su mismo componente genético de Orión, también estaba en las esporas sembradas por los Padres Antiguos.

Este grupo originario de Orión, primero ubicó el sitio y después instaló una Base-Laboratorio permanente. Luego en diferentes tiempos llegarían más contingentes.

Los Elohim de Orión produjeron más de un toque genético, ayudando al desarrollo de los reptiles. Buscaban así generar un tipo especial de éstos con el fin de lograr un ser inteligente con las características propias de Orión, pero a su vez con algunos componentes de este Planeta, del producto de la Evolución Natural.

(Según fuentes científicas, hace 250 millones de años, «apareció» —justamente en Talampaya— , el Lagosuchus Talampayensis, una de las primeras especies de dinosaurios).

Por millones de años y en diferentes épocas, los Orionitas continuaron manteniendo allí la Base-Laboratorio, pero llegó un momento en que hubo diferentes opiniones acerca de cómo seguir trabajando para lograr un ser inteligente originario.

Fue cuando la Confederación decidió agregar al Plan un nuevo enfoque, que llevó a enviar a un nuevo grupo de 7 Elohim.

Entonces, una gigantesca Nave-Laboratorio de 50 Kms de diámetro —que funcionaba, además, como invernadero—, aterrizó en Talampaya. Su forma era cilíndrica pero abultada en el medio, y más angosta en sus extremos, que eran redondeados y luminosos. Su procedencia era pleyadiana.

Éstos nuevos Elohim comenzaron a realizar otras combinaciones genéticas —ayudando al desarrollo de los mamíferos—, alejándose con ello del proyecto original de los Orionitas.

Esta variante del experimento trajo aparejado desavenencias y tensiones crecientes entre los seres de Orión y Las Pléyades. Tantas, que en un momento dado, los Elohim Pleyadianos abandonaron la Base, y con sus experimentos a bordo de la Gran Nave-Laboratorio en la que llegaron, se marcharon lejos de los Orionitas para continuar su proyecto.

LOS GUARDIANES HIPERBÓREOS

Por entonces, y para salvaguardar el proceso terrestre, hace 245 millones de años fue enviado a la Tierra un contingente de Guardianes y Vigilantes, procedentes principalmente del Planeta Apu, del Sistema Alfa Centauro. Con esto se inicia lo que conocemos como la Era Secundaria.

Debido a la inestabilidad del Planeta, los Guardianes y Vigilantes se ubicaron en el llamado Continente Hiperbóreo, llamando Thule a su capital. Groenlandia, Islandia, las islas de Spitzberg y el Norte de Europa serían los vestigios geológicos de la fabulosa Hiperbórea, que disfrutaba de un clima tropical, con una vegetación extraordinaria.

Los llamados Guardianes Hiperbóreos eran gigantes en comparación con el terrestre actual, pues medían más de 3 mts de altura. Su constitución física y energética les permitía soportar las intensas radiaciones que emitía la actividad volcánica.

Pese a todo, las tensiones y desavenencias entre los Elohim continuaron, hasta que el proceso volvió a quedar interrumpido hace 65 millones de años, cuando la Tierra atrajo sobre sí el impacto de una de las Lunas —de unos 10 Kms de diámetro—, sumergiendo al Planeta en terribles terremotos, inundaciones, nubes de polvo y gases… El colapso planetario fue tal, que acabó con la mayor parte de la megaflora y la megafauna.

Los Guardianes Hiperbóreos, sabiendo del desenlace fatal que se acercaba, empezaron a organizar la evacuación, poco antes de que esto pasara. Pero todo se aceleró, lo cual llevó a abrir una Puerta Dimensional de emergencia en el extremo norte del mundo, por la que lograron fugarse los remanentes que no pudieron huir de otra manera.

Hoy en día, la Puerta abierta en el Espacio y el Tiempo continúa actuando para quienes se acercan a ella, como una ventana a otra época, y permite vislumbrar cómo era el Planeta hace tantos millones de años.

DESCARTE PREMATURO

Entonces, nuestro mundo quedó allí, sólo y abandonado a su suerte. Un mundo envuelto en las tinieblas de sus propias convulsiones, en medio de las cuales se retorcía como un indefenso animalito desamparado, condenado a muerte por la naturaleza.

Como habían sido 8 los Planetas programados para el Proyecto, el descartar uno no resultaba significativo, por lo que se continuó trabajando con los otros 7. Pero más adelante se repitieron problemas similares con otros 3 más, llegando al punto en que a pesar de los cuidados dispensados se destruyeron estos totalmente, sin dejar en la actualidad restos visibles de ellos. Esto obligó a un trabajo más concienzudo con los 4 sobrevivientes.

Cuando los otros 3 Planetas se destruyeron, y se pensó en lo peligroso que era la rápida reducción de posibilidades, el Helel Enmanuel hizo recapacitar sobre el caso de la Tierra, donde la destrucción se había atenuado, y por lo tanto existía la conveniencia de darle una segunda oportunidad.

El Planeta no sólo continuaba en su lugar, sino que por sí mismo se estaba recuperando de la gran destrucción, ingresando prometedoramente en una nueva etapa que nosotros conocemos como la Era Terciaria, con vida adaptada por la propia naturaleza a las condiciones imperantes.

Los Helel Serafines se dieron cuenta de que se habían apresurado en descartar a un participante, por lo que de inmediato se dispuso que los Elohims viniesen y procurasen acelerar el proceso, recuperando el tiempo transcurrido y nivelando los avances para equipararlo al de los otros.

LA HUMANIDAD LEMURIANA

Entonces, los Genetistas Pleyadianos se establecieron con su gran Nave-Laboratorio en Lemuria —un continente hoy desaparecido ubicado en el Océano Índico—, trayendo consigo diferentes especies de insectos y plantas de otros Planetas para instalar y ampliar la gran gama que existía en este mundo.

También traían consigo plantas con propiedades alucinógenas, que usaban para anular el proceso de envejecimiento acelerado que la Atmósfera de nuestro Planeta les hacía sufrir.

A partir de primates relativamente evolucionados, con una dosis de genes pleyadianos, y mediante el uso de la alta ingeniería genética de estos últimos, fue creada la primera raza humana, cuyo fin sería alcanzar un alto desarrollo evolutivo, como estaba contemplado en el Plan Cósmico.

Aunque hay quienes creen haber recibido información de que esto habría ocurrido hace un millón de años, otros hablan de 60 millones de años. E incluso, la información recibida por Talmir, sugiere que esto ocurrió, no durante la Era Terciaria, sino a finales de la Secundaria: hace 65 millones de años, o más.

(Según fuentes científicas, a finales de la Era Secundaria, ya existía el Purgatorius Ceratops, los más antiguos primates conocidos – llamados así por ser contemporáneos del triceratops).

Así, fruto del experimento, los Elohim consiguieron una variedad de andróginos y hermafroditas; es decir, seres que poseían ambos sexos. Sin embargo, esta nueva raza no estaba correctamente adaptada para soportar las condiciones de la Tierra en ese momento.

La inestabilidad del planeta, manifestada en continuas y violentas erupciones volcánicas, sumadas a la irrespirable atmósfera sulfurosa y aguas ácidas, impidieron que estos frágiles seres —carentes, además, del muy necesario sentido de supervivencia, debido a la apacible vida que llevaban dentro de la Nave Laboratorio— pudieran prosperar al ser llevados a la superficie.

Por esta razón debieron ser reacondicionados, separando los sexos mediante alta cirugía, y modificando nuevamente su genética para tornarlos más resistentes.

LA TRAICIÓN DE GADREEL

Una vez creada la base de la primera Humanidad Terrestre, los 7 Ingenieros Genéticos se reunieron con los grupos de Lemurianos en la Nave Laboratorio —no olvidemos que el gigantesco vehículo extraterrestre funcionaba como invernadero—, y les dijeron:

—De toda planta, de todo fruto o semilla podréis comer sin que ello os contamine, pero por ningún motivo probaréis de las plantas que se encuentran en el Área Reservada, porque aquellas especies de vegetales son Plantas Alucinógenas. Y éstas podrían provocar a ustedes visiones y percepciones para las que no están preparados aún, e impedirían que en un futuro cercano, desarrollaran las facultades que les corresponden para dominar y controlar, aquello que va más allá de vuestros sentidos físicos.

»Además, consumir estas Plantas traería consigo el deterioro de sus neuronas, iniciando un proceso irreversible de muerte y destrucción celular, que ni aún nosotros podríamos detener. Sus Auras serían igualmente afectadas al quedar rasgadas y estarían a merced de Entidades que siempre están al acecho…».

Los primeros Lemurianos aceptaron muy disciplinadamente la recomendación de no acercarse a estas plantas dañinas. Pero uno de los Ingenieros Genéticos, un médico extraterrestre llamado Gadriel o Gadreel, se había unido en secreto a Luzbel, y siéndole fiel a sus intereses, buscó la forma de boicotear el programa, induciendo a los primeros seres humanos a usar estas plantas prohibidas.

Se reunió aparte con nuestros antepasados y les dijo:

—Probad de aquellas plantas, de las que se os recomendó guardar reserva. No hagáis caso a mis compañeros que son temerosos de que rápidamente podáis conseguir poder y conocimiento. Además, ¿Cómo avanzaría la Ciencia sin la Experimentación?

Los avaló a escondidas, auspiciando la primera experiencia de consumo de drogas por parte de la Humanidad.

Los primeros Lemurianos la pasaron muy mal: se les bajó la presión, sintieron frío, y cuando los demás Ingenieros se dieron cuenta del problema, pensaron que definitivamente los humanos eran seres impredecibles, que la curiosidad de ellos era muy peligrosa y que inclusive podía poner en peligro la seguridad de ellos mismos.

Así, deciden abortar por segunda vez el Proyecto Tierra y se marcharon en su gigantesca Nave.

LA CREACIÓN DE LOS SUNKIES

Tiempo después, cuando el resto de los Ingenieros Genéticos se entera de lo que había hecho, Gadreel es abandonado en nuestro mundo, en una especie de prisión subterránea en Talampaya, de la cual no saldría hasta que sus compañeros volviesen por él, al ver que comprendió su error. Y así fue.

Durante este período, Gadreel, con la intención de enmendar su equivocación, crea una raza de criaturas humanoides, los Sunkies, como iniciativa paralela a la humana, siendo ellos los principales moradores del Mundo Subterráneo.

Los Sunkies, son seres pequeños de aspecto humanoide, de apenas un metro de estatura. No poseen cabello, y sus grandes ojos negros, oblicuos, resaltan en un rostro redondeado que no muestra nariz, orejas, ni labios, sino una suerte de orificios en su lugar. El color de su piel luce como un gris-terra cotta.

Estos seres de su creación, seguirían cumpliendo con inducir al ser humano al consumo de toda clase de plantas prohibidas de consumo directo, como supuesta y a la vez engañosa vía de protección, a toda clase de acechanzas, y para facilitar su contacto con estos seres y lograr de ellos sus favores, los cuales serían siempre cobrados a muy alto precio: el pago finalmente sería la dependencia, el bloqueo natural de las facultades y la gradual autodestrucción del propio ser humano.

Pero no todas estas entidades tienen una tendencia hacia el mal. Siendo nuestro mundo parte de un Universo donde prima la Dualidad, existe la tendencia hacia ambas direcciones de la Polaridad en todos los seres. Por ello hay seres también benéficos refugiados en el Mundo Intraterrestre.

DESORIENTACIÓN DIMENSIONAL

Una vez que se consideró que el Proyecto Tierra había fracasado, el Planeta fue abandonado a su suerte, siendo el primero de los 8 Planetas seleccionados, que fue descartado del Plan Cósmico.

Al poco tiempo del abandono y del olvido al que fue sumido el Planeta, llegaron Naves a nuestro hábitat, declarándolo «Tierra de Nadie», lo cual les permitiría extraer una variedad de metales, entre ellos Oro.

Pero el Oro de la Tierra no era de la calidad y refinamiento que se necesitaba para crear 12 Discos a manera de espejos metálicos, de un Oro casi traslúcido, que conectados entre sí, a través de un treceavo más grande, y que los ensambla a todos, debían ser ubicados en puntos estratégicos, para que pudieran plasmar un rumbo de conexión con la Puerta Cósmica de regreso al Real Tiempo del Universo, así como facilitar una energía portadora capaz de abrir puertas entre las Dimensiones.

Para la confección de dichos Discos se requirió de la combinación de 7 metales, en un proceso alquímico. Pero no era suficiente la mera aleación de los metales, se requería que en su fabricación interviniera la combinación de voces y sonidos, mentes y corazones del Planeta y de éste Tiempo Alternativo.

Al ingresar al Tiempo Alternativo de la Tierra, los Interventores iban dejando atrás una Puerta que rápidamente abrió otras, convirtiéndose en 7 en el Cosmos, y no menos de 12 en la Tierra, confundiéndolos en el proceso de retorno y arriesgándolos a perderse en el caso de escoger el portal equivocado. Porque sólo una es la correcta para volver a su tiempo y momento.

Los 24 Ancianos de la Galaxia y los 9 de Andrómeda, que son el Gobierno de nuestra Galaxia y del conjunto o Grupo Local, sabían lo que significaba enviar a los experimentadores a ésta otra realidad, y a propósito lo previeron para que quienes llegaran a los Planetas de Intervención no pudieran echarse atrás, impidiéndoseles volver de inmediato sin completar antes su tarea, obligándoles así a que tuvieran el debido interés de que el Proyecto alcanzara el éxito.

Por ello los Sembradores, los Guardianes y Vigilantes, y los Instructores, seres de Nivel 4.4, pagaron el precio del ingreso, con un trauma de olvido parcial, que llamaríamos DESORIENTACIÓN.

Los Mayores y Mentores que son de un Nivel 6.6, no tienen corporeidad física, y se proyectan al Tiempo Alternativo, pero no están en él.

Las 7 Puertas son como los 7 Sellos, para ubicar a la Puerta correcta había que usar a la Humanidad o dejarse guiar por ella de regreso a casa, acompañando su despertar. Pero esto vendrían a entenderlo mucho tiempo después los Interventores.

Originalmente no se usó a los seres humanos de la Tierra para el trabajo de las minas, pero posteriormente algunos grupos humanos primitivos fueron empleados, o más bien diríamos: esclavizados para esas funciones, sin ningún remordimiento.

(Esto se asemeja a los relatos sumerios sobre la esclavización de los primeros humanos, por parte de los Anunnaki de Nibiru hace 300.000 años, para la búsqueda de Oro. Sin embargo, cabe la posibilidad de que la utilización de homínidos para la extracción de Oro u otros minerales, haya ocurrido más de una vez, y por parte de más de una Raza Extraterrestre, en la Historia de la Tierra).

EVOLUCIÓN LEMURIANA

Posteriormente a todo esto, la Humanidad —en contacto con los Sunkies y con los Elementales—, avanzó de una manera desordenada, conectando fácilmente con distintas esferas y planos. Y llegó el momento en que la Raza Lemuriana empezó a refinarse y destacar.

(Normalmente los Misioneros Rahma consideran que esto ocurrió hace 80.000 años, pero según la versión de Talmir, aún nos encontraríamos a finales de la Era Secundaria).

En aquel entonces los humanos se conocían a si mismos, y se entendían entre ellos telepáticamente. También se comunicaban usando el Lenguaje de las Aves, e imitando sus cantos y sonidos a manera de silbidos. Todo esto, puso en alerta a quienes dirigían el Plan Cósmico.

Se había logrado el avance de la Humanidad, al margen de la observación, supervisión, control y guía de los interventores, y todo ello era inaceptable. El Proyecto había sido dispuesto para que fuese una enseñanza y significara un aprendizaje para los Extraterrestres, y no podía o debía resultar exitoso sin la presencia, seguimiento y observación cercana de los Interventores.

Además, porque se corría el riesgo que sólo la Humanidad de la Tierra diera el salto y se quedaran los Extraterrestres atrapados en aquella otra realidad. En tal sentido hubieran pasado los terrestres, pero no ellos. Por tanto se decidió bloquear la posibilidad de lograr un éxito inmediato, haciéndole olvidar al Ser Humano el conocimiento y recuerdo de sus facultades, produciendo en él un terrible adormecimiento y retroceso.

El siguiente paso fue retomar la Tierra como parte activa del Proyecto, porque de los otros 7 Planetas escogidos, 3 se habían destruido totalmente, y 4 se habían estancado por el exceso de cuidados y dependencias. El único Planeta en el cual los experimentadores habían perdido el control sobre el experimento, y las posibilidades estaban dadas para lograr un buen resultado, era la Tierra.

CIVILIZACIÓN LEMURIANA

Entonces, bajo la tutela permanente de los Pleyadianos —quienes aún debían usar escafandras, según el relato de Talmir—, los Lemurianos comenzaron a organizarse en pequeñas comunidades, como aldeas familiares.

Allí recibían instrucción directa de sus tutores: al principio conocimientos de agricultura, así como también a domesticar ciertos seres que había por aquel entonces: los dinosaurios… y éstos de todo tipo y tamaño.

Por ejemplo, una especie de triceratops —más grande que el común, con la piel de un color algo rosada y con manchas—, era usada como animal de carga.

Con el tiempo aprenderían también ciencias como Matemáticas, Astronomía y Astrología, las que les permitieran tener un gran avance y desarrollo en poco tiempo.

(El Dr. Javier Cabrera Darquea, estudioso de las misteriosas Piedras de Ica en el Perú, defendió hasta su muerte la existencia de una Humanidad y Civilización anteriores a las nuestras, que habrían existido hace 75 millones de años).

Las comunidades iban creciendo en número y tamaño, no sólo a lo ancho, sino también hacia lo profundo de la Tierra, como una forma de defensa ante aquellos animales indomables y a los desastres naturales. Construyendo túneles y galerías subterráneas, encontraron otras que ya existían y que se encontraban habitadas por los Sunkies, creando una estrecha y fraterna relación entre ellos.

Por esto, los Pleyadianos comenzaron a darles más independencia, dejándolos solos y visitándolos cada breves períodos, que luego se espaciaban cada vez más.

Su tecnología alcanzó un nivel tal, que eran capaces de crear Portales Dimensionales. También habían logrado un importante desarrollo y manejo de sus capacidades psíquicas.

Ya para ese entonces, los Pleyadianos se habían retirado de la Tierra, dejando que sus pupilos continuaran desarrollándose solos, o casi solos…

LA CAMPAÑA DE LUZBEL

Pero llegó el momento en que la Sede del Consejo de los 14 de Orión recibió la visita de un extraño. Un ser altísimo, espigado, vestido con un traje rojo que parecía estar hecho de un grueso plástico. Llevaba una suerte de capa y un sombrero alargado sobre la cabeza, similar a la Corona Atef de los Faraones de Egipto.

Aquel visitante que irrumpía sin previo aviso en el Consejo de Orión, disfrazaba hábilmente su secreto origen. Se trataba de Luzbel, que había logrado materializarse en Orión —algo que no es difícil para un «Padre Creador»— para influir directamente en el Consejo, y llevar nuevamente a los Orionitas a una Guerra. Una Guerra que buscaba destruir a «Los Hijos Prohibidos de Orión»: la Humanidad de la Tierra.

El punto de conexión con la llegada de Luzbel a Orión fue una gigantesca Puerta Estelar, emanada desde la Estrella Mintaka: una grieta de luz que comunica los Universos, un fenómeno que sólo se da en el núcleo de algunas Galaxias y Estrellas.

(Muchas fuentes indican que en Orión se encuentra uno de los 13 Portales Mayores de la Galaxia. Pero, como hemos visto, es posible que el Portal de Orión se trate, en realidad, de la Estrella Alnitak, y Nordac se haya equivocado al identificarla con Mintaka).

El Consejo de Orión supo mantenerse ajeno a las oscuras intenciones del visitante. Esto llevó a que Luzbel buscara continuamente apoyo en las diferentes Constelaciones, tratando siempre de convencer de que todo lo implantado por las Confederaciones era un engaño para que en el futuro todas las Civilizaciones Cósmicas terminaran siendo esclavizadas por seres primitivos. Estas ideas iban ganando terreno y simpatizantes.

LA CONVERSIÓN DE SATANEL

El individuo que más podía verse influenciado por Luzbel era sin duda su discípulo más directo, Satanel, que ahora se hallaba embarcado en una empresa diferente: difundir el Llamado de Paz en el Universo.

Nordac dice haber tenido una visión de Satanel en esta etapa de la Saga del Plan Cósmico. Pero lo describe como un humano: alto y esbelto, de tez blanca, largos cabellos negros, y ojos claros, profundos y penetrantes. ¿Por qué, si se supone que Satanel era un Hombre-Serpiente?

Es posible que Satanel hubiese cambiado temporalmente su cuerpo reptiliano por uno humano, en una de aquellas Expediciones de los Emisarios de la Paz. Acaso como una señal de Buena Voluntad, para presentarse ante una Civilización que seguramente también era humana.

No obstante a ello, aquel importante miembro del Consejo de los 33, caería en las tinieblas para transformarse en el principal seguidor de la causa de Luzbel.

«RAH» fue nuevamente el punto importante de la discusión entre la corporización de Luzbel y Satanel, demostrándose que la lección pasada —el origen de la Guerra Antigua—, en realidad, no había terminado de ser aprendida.

Los ojos de Satanel se tornaron oscuros como el espacio. Luzbel había logrado llenar su corazón de odio hacia los humanos de la Tierra, pues estos eran «Hijos Prohibidos» de «RAH».

Sin embargo, el ser «hijos» de Orión no era lo más terrible, sino el estar dotados de algo que los mismos Orionitas no poseían: el Libre Albedrío.

Luzbel, hábilmente, logró convencer a Satanel que la Humanidad de la Tierra debía ser destruida. Y por si fuera poco, llegó hasta afirmarle que constituíamos un peligro para los mismísimos Orionitas, por cuanto en un futuro, tarde o temprano, les destruiríamos al convertirnos en una Civilización más poderosa.

Todo esto era un golpe muy estudiado, pues, si el Resplandeciente lograba polarizar a Satanel, sabía que el antiguo General de Vigilantes y ahora Maestro representante de todo Orión, contaría con miríadas de seguidores. Y así fue.

De esta manera, poco a poco comenzaron a tensionarse las relaciones entre la Confederación y los Orionitas, ya que se habían convertido en los principales detractores de las decisiones de los Mayores, y todo esto amparado por la influencia directa de un Resplandeciente.

LA REBELIÓN DE SATANEL

En primera instancia, el propio Satanel intentó convencer al mismísimo Consejo de los 14 para enviar una Avanzada de Aniquilamiento a la Tierra. Y al igual que Luzbel, no tuvo éxito.

Los Sabios Maestros comprendían que la propia existencia de la Humanidad era parte del Plan Cósmico, una estrategia que buscaba que nuevas formas de vida, pero con los mismos inconvenientes que ellos —como la tendencia guerrera y colonizadora— pudiese encontrar el Eslabón Perdido que permitiría restituir el orden quebrantado y por consecuencia alcanzar Grados Superiores de Evolución.

Empero, Satanel no comprendía. Estaba lleno de odio. Había sido polarizado. Entonces, poseído de ira, e impotente de convencer al Consejo de destruir la Tierra, levantó su larga y extraña arma. Y de este aparato disparó espantosas energías —como si fuese un fuego eléctrico— hacia los miembros del Consejo. Les destruyó a todos.

Fue entonces como de una oposición teórica y manifestada en opiniones divergentes, se pasó a una acción radical violenta. Era el inicio de la Rebelión de Satanel, a la que se plegaron Planetas de Orión y de otras Civilizaciones, como la de Zeta Retículi.

(De acuerdo al Contactado colombiano Solraser, fueron 36 las Civilizaciones que se enfrentaron a la Confederación: Civilizaciones de Orión como las de Alnilam, Bellatrix, Betelgeus y Rigel, secundadas por otras como las de Barnard, Draco, Eridane, Lira, Marcab, Zeta Retículi, Zeta Tucane, y Zeta Zilón).

Y los ecos de aquella disidencia, que llegó a tener alcances de una verdadera Guerra de las Galaxias, aún resuenan en el Cosmos.

Urlasa —uno de los 24 Mayores de la Galaxia—, planteó la necesidad de terminar pronto con este conflicto bélico que ya estaba poniendo en crisis al Universo, llegando al punto de confundir a otras Confederaciones en lo que correspondía a su propio actuar.

El planteamiento fue aceptado, y se decidió por una ofensiva total que tomó por sorpresa a las legiones de Satanel y Luzbel, reduciéndolas y dominándolas por completo.

LA BATALLA FINAL EN TALAMPAYA

En la Tierra, la Base Científica de Orión en Talampaya, que también era una Base Militar, pasó a formar parte de las Fuerzas de Satanel. Dentro de ella no existía un total consenso de ello, y hubo quienes desde el principio tomaron una posición ambigua. Principalmente entre los jefes no había una completa convicción a la Rebelión, pero muchos de ellos fueron sometidos por la influencia satánica.

Fue cuando la Confederación de Mundos envió a un contingente de Naves a retomar la Base y fueron atacados. Entonces se produjeron grandes batallas, muchas armas fueron usadas, y finalmente una gran explosión destruyó todas las instalaciones de superficie. Pero no así lo que preventivamente se había reubicado tiempo antes en el interior del gran Monte Negro de Talampaya, protegido por un Escudo de Energía.

Fueron muchos los muertos, tantos que cayeron 24.000 en el perímetro cercano a la Base, y dentro de ella, finalmente se desató una rebelión a los mandos que respondían a Satanel. Hubo una gran lucha cuerpo a cuerpo que posibilitó finalmente que la Confederación retomara el control.

En aquel lugar quedó un gran Valle de los Caídos, donde aún hoy se encuentran los 24.000 seres muertos en la Gran Batalla Final. Como así también los 12 Jerarcas Orionitas retenidos dentro de Cristales.

Además quedaron los equipos del Laboratorio y sus resultados, todo bajo la custodia de la Gran Hermandad Blanca, que fundaría allí mismo la Ciudad de Ankar, que significa «Luz de los Tiempos».

(Tradicionalmente, los Misioneros Rahma han situado estos hechos hace unos 25.000 años, aunque Talmir los sitúa a finales de la Era Secundaria).

CRONOLOGÍA DE TODOS LOS TIEMPOS 1º PARTE

En el penúltimo post vimos una cronología de los Annunakis. Lo bueno de esta cronología es que toda ella se basa en tablillas, descubrimientos arqueológicos y una base material constatable.

Una teoría alternativa, que engloba la cronología de los Annunakis y que da respuestas a la cronología de Exopolítica del  SXX , pero que comienza mucho antes y da un sentido totalmente diferente a todo, es la de los Pleyadianos.

Sin embargo las fuentes de esta historia no son materiales. Las siguientes piezas de información sobre la Historia Cósmica y Terrestre, han sido transmitidas en diversos textos por Misioneros Rahma como Tell-Elam (Sixto Paz de Perú), Nordac (Ricardo González de Perú), Hell-Aham (Cristian Sánchez de Argentina), Talmir (Mauricio García de Chile) y Camilo Valdivieso (Chile), entre 1997 y 2007.

Todo comenzó en Perú en 1974 un proceso colectivo de Comunicación y Contacto con «Inteligencias Superiores», conocido hoy como «Misión Rahma».

Tengo que decir que esta teoría me afecta a nivel personal. Por aquella época, los 70, contacté con estos seres, sin pretenderlo. (Se que eran ellos, por los datos de la cronología).

La experiencia se fue complicando y poco a poco, notamos como el mundo real era sustituido por otro. En cada sesión de comunicación sucedían cosas y se daban instrucciones que debías cumplir.

Estas instrucciones te apartaban definitivamente de tu vida ordinaria.  Pero no podías salir. Veías cosas, y actuabas en una trama.

Para cualquiera de fuera, estábamos locos, poseídos de la sin razón, como pertenecientes a una secta.

Es difícil establecer una teoría cuando tus informadores se sitúan en otro espacio, en otro campo, en otra realidad.

Sin embargo, aquella experiencia me dejó marcado para siempre. Desde entonces tuve otra percepción de la realidad. Incluso llegué a experimentar una sensibilidad especial, para hacer determinadas cosas, tal y como dicen; es como si recordara lo que nunca había aprendido.

El paso del tiempo y la vida volvieron las cosas a “la normalidad”.

Hoy en día, desde unos cuantos años de experiencia, puedo decir que la influencia persiste y la atracción continúa.

Hay múltiples Universos, pero esencialmente podemos sintetizarlos en tres Universos, uno contenido dentro del otro: el Universo Inicial o Primordial, que es el Interno, es el llamado Universo Espiritual, Esencial u Original. Éste ha generado al Universo Mental, también llamado Eterno o Intermedio. Y éste a su vez ha creado el Universo Material, Físico o Externo. Cada uno actúa a través del otro.

El Universo Material abarca las primeras 7 Dimensiones, habitadas por los Seres Ascendentes en Evolución. El Universo Mental abarca las Dimensiones 8 a 10, habitadas por Seres Ultraterrestres conocidos como los Helel o Resplandecientes. Y el Universo Espiritual abarca las Dimensiones 11 y 12, donde descansa el Todopoderoso Dios Uno.

Los Helel se agrupan en 9 Órdenes, conocidas en la Angelología como los Ángeles, Arcángeles, Principados, Potestades, Virtudes, Dominaciones, Tronos, Querubines y Serafines. Éstos últimos, los de mayor Jerarquía, son Hijos del Dios Uno.

Los Helel son los verdaderos Creadores del Universo Material, no siendo éste el primero, y probablemente, tampoco el último. Ha habido muchos y muy distintos Principios, pues el Creador Principal se experimenta a sí mismo a través de sus criaturas.

El Universo Material fue creado por el Universo Mental, porque el Mental se experimenta a sí mismo a través del Material, buscando con ello la Fuente de Todo. Porque es a través de la acción material dirigida con Conciencia, que lo mental puede llegar a vivenciar la Esencia Espiritual.

En esta última Creación, las primeras Civilizaciones que fueron surgiendo, lo hicieron dirigidas por los Helel, quienes marcaron una pauta del desarrollo, procurando la consecución de un ideal mental que ellos mismos se habían propuesto.

LOS CRISTALES DE LA CREACIÓN

Con el desarrollo de Naves Espaciales, la exploración del Universo y sus misterios fue una constante. De esta forma llegó el descubrimiento que cambió vertiginosamente el desarrollo tecnológico de las primeras Civilizaciones: sus Exploradores hallaron una forma extraña de cristales, verdes y brillantes, muy cerca del centro de las grandes formaciones nebulosas y próximas al peligroso núcleo de algunas Galaxias —en donde muchas veces perecieron al ser absorbidos por Agujeros Negros supermasivos—.

Entonces sus científicos tomaron muestras y las estudiaron intensamente, concluyendo de que se trataba de un desconocido fenómeno de «transmigración» y condensación de la Luz Mental al haberse creado el Universo Material.

Estos cristales eran diferentes a los conocidos en sus mundos de origen. El reciente hallazgo de aquellos impresionantes objetos verdes brillantes ponía todo en jaque: tenían un origen sobrenatural que les permitía acumular mayor cantidad de energía que los cristales convencionales.

Ello, como es de imaginarse, supuso un gran salto tecnológico para aquellas Civilizaciones que, con el transcurso del tiempo, fueron aplicando el empleo de esos objetos para la industria, la Navegación Espacial, y más tarde para la guerra. Les llamaron «Ergomenón». Y de acuerdo a su geometría y programación podían ser aplicados a distintas tareas. Pero aún no habían visto todo.

EL CRISTAL MAESTRO

Un grupo de científicos decidió estudiar el centro de la Gran Nebulosa de Orión. No era la primera vez que lo hacían, pero un accidente afortunado les llevó a dar con el mayor de los descubrimientos.

La importante Nave, en la cual se desplazaban a través del torrente de Radiación Ultravioleta de la Gran Nebulosa —y resistiendo las duras condiciones allí reinantes— golpeó de pronto un objeto que inicialmente pensaron se trataba de masa en formación. A través de sus pantallas vieron el cuerpo de roca, ya fragmentado, y distinguieron en su interior descubierto un brillo esmeralda que ya conocían.

Inmediatamente introdujeron el objeto en la Nave y, al limpiarlo de su efectivo «camuflaje», se encontraron con un bellísimo cristal octaédrico, que de inmediato se encendió y les mostró cual Oráculo el futuro de su Civilización, una Gran Guerra que vendría, y la aparición de una Nueva Raza que daría esperanza a todo el Universo.

Esto llegó a ser conocido como la Profecía de Anrrom, palabra que significa «Día de la Gran Luz».

Los científicos que hallaron el Gran Cristal, sorprendidos, comprendieron que aquel cuerpo había sido uno de los primeros en «pasar» al Universo Material cuando el Plano entero fue creado. Representaba el camino por el cual la Luz Mental se hizo sólida: una suerte de Alquimia Cósmica, y por ende el secreto de cómo se habían «construido» los Planetas y Estrellas, los Portales y las Galaxias. Aquel cristal maravilloso encerraba la Fórmula de la Creación.

¿Era un ser vivo aquel cristal? ¿Qué fuente mantenía el orden de su perfecta estructura geométrica? ¿Cómo podía «ver» el futuro?

Sea cual fuese la respuesta, los Exploradores Extraterrestres no podían abandonarlo a su suerte en el Espacio. Sabían que no tenían más remedio que llevarlo con ellos. Finalmente lo tomaron como una misión, y se transformaron en sus primeros Custodios.

Esta fue una razón de peso por la cual distintas Civilizaciones se empezaron a interesar en la Nebulosa de Orión…

LA GUERRA ANTIGUA

Entonces un grupo de grandes Seres Insectoides, fue a Orión para tomar muestras de la Nebulosa (incluyendo Ergomenones), como parte de un estudio tanto científico —para mejorar su raza— como espiritual, pues deseaban comprender el misterio de la Creación de las Esencias.

La Nebulosa de Orión tiene una contraparte espiritual, conocida como RAH, «El Dador de Vida». Precisamente, RAH es el «Estanque Cósmico», el Espíritu o «Alma Mater», de donde «destilan» las Esencias o Almas de los Seres Inteligentes de la Constelación de Orión.

(Aunque Nordac se refiere a RAH como «El Dador de Vida», tal vez sea más correcto decir «La Dadora de Vida», ya que es concebida como una Madre Cósmica).

El grupo Insectoide procedía del Planeta Acudrux, del Sistema Antares de Escorpio.

Esta visita no fue bien recibida, por cuanto el celo de los Orionitas frente a la «Santidad» de RAH o «El Dador de Vida» era extremo. Y la tensión no pudo ser manejada, teniendo en cuenta que los visitantes de Antares, estaban haciendo sus estudios, sin haber comunicado de ello al Consejo de Orión.

A consecuencia de este episodio, estalló una verdadera Guerra que comprometió a otras Civilizaciones Extraterrestres. Una Guerra en la que mundos enteros fueron exterminados.

Fueron empleadas armas terribles y mortíferas, y los líderes de ambas partes —Orión y Escorpio— concentraron su avance tecnológico en la creación de nuevas armas y hasta Ejércitos de Clones.

En Orión se creó genéticamente una raza, al servicio de esta Guerra. Aunque de cuerpo frágil y pequeña estatura, aquellos hombrecillos grises serían dotados de una gran capacidad de aprendizaje, constituyéndose en poderosos científicos y operadores de tecnología. Eran los principales aliados de los Orionitas.

Pero no fue suficiente.

Los Antarianos habían desarrollado armas letales que estaban inclinando la balanza a su favor. Sin embargo, para los Orionitas la Guerra continuaría, aún a costa de su propia desaparición, que no parecía tener tanta importancia como los mundos inocentes que se vieron afectados directa o indirectamente por esta espantosa Guerra Cósmica, conocida en los Grupos Rahma como «La Guerra Antigua».

Conmovido por el peligroso desarrollo de esta Guerra, el Comandante Supremo de las Fuerzas de Orión, Satanel o Satanael —un Hombre-Serpiente del Sistema Rigel de Orión—, llevó a cabo una intensa campaña por conseguir una tregua en medio del enfrentamiento cósmico, lo cual logró, entrevistándose inclusive con el mismísimo Consejo de Antares. Fue el inicio de la Paz.

LOS 33 EMISARIOS DE LA PAZ

En la Gran Guerra habían estado involucradas las 14 Civilizaciones de Orión por un lado, y la de Antares y sus Aliados por el otro. Y fruto de la paz y el intercambio mutuo en armonía, se creó el «Consejo de los 33», con un representante por cada Civilización. Satanel, por sus denodados esfuerzos en pos de la paz, fue elegido por unanimidad para ser el representante de la Liga de Orión…

El lugar elegido para cobijar esta iniciativa cósmica sería Ahelón, el Tercer Planeta del Sistema Mintaka de Orión, que se convirtió en la sede de tres importantes Consejos: el de los 14 de Orión, el de los 24 Mayores de la Galaxia, y el recién establecido Consejo de los 33, la base de operaciones de los «Emisarios de la Paz Galáctica».

(Nordac afirma haber sido proyectado en Esencia o Espíritu hasta Ahelón desde la Gran Pirámide de Gizeh, ya que esta Pirámide representaría al Sistema Mintaka donde se encontraría el Planeta Ahelón. Sin embargo, el investigador Robert Bauval, descubridor de la extraña relación entre las Pirámides de Gizeh y las Estrellas del llamado Cinturón de Orión, afirma que la Gran Pirámide representaría a la Estrella Alnitak y no a Mintaka. ¿Se ha equivocado Nordac en este punto? ¿Fue entonces proyectado al Sistema Alnitak, y es allí donde se encuentra el Planeta Ahelón?).

Por su parte, los pequeños hombres grises controlados por Satanel, fueron desplazados al Sistema Zeta Retículi de la Osa Mayor. Y el Ejército de Orión fue reconvertido en una Orden de «Guardianes y Vigilantes de la Paz Galáctica».

Entonces, los primeros Exploradores, los que habían encontrado el Gran Cristal, se exiliaron y dejaron éste a custodia de un grupo de 9 Guardianes y Vigilantes, comprometido en secreto con la Profecía de Anrrom. Su función era cuidar, venerar y respetar el Ergomenón Maestro.

También se construyó una Gran Nave, blanca como la nieve, y con forma de Pirámide o campana. Sería conocida como la «Nave Campana» —en lo que podríamos comprender en nuestro idioma— con su significado de llamado al Despertar, a la paz que ahora volvía al Espacio y que sentaba las bases de un Nuevo Orden.

Esta Gran Nave llevaría a los 33 a visitar diferentes mundos para sembrar aquel llamado a formar parte de Confederación Galáctica. Llegaron a hacer esto en 9 ocasiones, antes de la Rebelión de Satanel…

EL CONCILIO HELEL

La Humanidad de la Tierra tiene un Nivel de Evolución Colectiva 3.3 (Cuerpo 3D y Conciencia 3D), aunque hay individuos aislados de Nivel 3.4, 3.5 y hasta 3.6. Los Orionitas y otras Civilizaciones, en cambio, habían alcanzado rápidamente estos Niveles de un modo colectivo. Pero luego no se pudo avanzar más, produciéndose un estancamiento general.

Esto era algo terrible, por cuanto el Universo Material es dinámico, y un estancamiento significa una grave crisis, una verdadera contradicción. Esto llevó a que se produjera una especie de Concilio Cósmico entre los Helel Serafines, para deliberar sobre las causas y consecuencias de dicho estancamiento.

En el Proceso Evolutivo, se había logrado conectar el Universo Material con el Mental a través de la Mente. Pero no se había llegado a conectar el Material con el Espiritual a través de la Esencia. Por ello, las Civilizaciones Avanzadas, habían llegado a ser mentalmente espirituales, pero no espiritualmente espirituales.

Durante el Concilio, uno de los Helel Serafines aportó que, según su apreciación, el error cometido se debía al hecho de haber permitido que se accediese demasiado fácilmente al Conocimiento, restando méritos al esfuerzo de hallarlo. Por lo mismo recomendaba que se invirtiera la figura, y se hiciese lo necesario para dificultar las cosas, introduciendo en el Universo Material, Seres Mentales que colaboraran en el ocultamiento de información y dificultaran al máximo el acceso a ésta.

Éstas Entidades actuarían como disociadoras, separando lo que estaba unido, y creando la ilusión de la imposibilidad e inaccesibilidad hacia lo Superior y Trascendente. Éstas Entidades se convertirían en los llamados Demonios, a los que con el tiempo, se les irían sumando en la Tierra diversos tipos de Espíritus, incluyendo los de los muertos terrestres atrapados en el Bajo Astral.

El problema que se planteaba era que la Entidad que sugería la modificación de las Reglas del Juego, consideraba que debía seguirse trabajando con las Civilizaciones más avanzadas, que dependían directamente de ellos. Estos Discípulos de aquellos Apoderados Cósmicos, merecían según su parecer, la prioridad en el Proyecto de Avance Evolutivo, porque además, según él, les restaba muy poco para alcanzar el Nivel 3.7.

Pero si bien es cierto que los demás Helel Serafines valoraron su aporte, no estaban de acuerdo con que se variasen las condiciones y la relación con las Civilizaciones más adelantadas, lo cual podría ser percibido o interpretado como una traición por parte de los Helel. Y que más bien, de buscarse y experimentar alternativas nuevas, debía trabajarse con Civilizaciones que recién se hubiesen iniciado o que todavía no habían surgido, y fueran a tener un destino incierto. Por ejemplo, Planetas adecuados para un desarrollo superior, pero que fueran a tener una desaparición súbita.

EL PROYECTO UR

Por ello, otro Helel Serafín planteó la posibilidad de crear una alternativa mediante un experimento especial en Planetas Clase «UR», es decir, Planetas Azules cuya vibración los convierte en Planetas predestinados para un desarrollo espiritual superior, siempre y cuando logren superar sus agudas crisis de inestabilidad.

Estos mundos están sujetos a una vida efímera, debido a que fácilmente entran en convulsión o atraen otros cuerpos del Espacio que colisionan con ellos, destruyéndolos. Pero a la vez, esta inestabilidad permite una gran biodiversidad. Por ello, suelen ser seleccionados como laboratorios de experimentación natural de nuevas formas y alternativas de Vida y Evolución.

Se escogieron dos Planetas por Galaxia de un total de 4 Galaxias de nuestro Grupo Local. Eran 8 mundos, todos con las mismas oportunidades, y siempre, a partir de pertenecer a la Clase «UR». Pero Planetas donde el proceso de vida hubiese cesado violentamente, y pudiesen hacerse las modificaciones del caso.

(Según información recogida por la canalizadora norteamericana Bárbara Marciniak, serían 12 Planetas).

El Proyecto consistía en tratar de crear las condiciones como para que más adelante surgieran en ellos, Civilizaciones con un potencial psíquico y espiritual capaces de ubicar y abrir por sí mismos Portales Dimensionales, para reconectar en su momento los Universos entre sí a través de las Dimensiones y Planos de Conciencia. Para lograr lo que otros no habían conseguido, pero en un Tiempo Sin Tiempo.

De este modo, tenemos a una Evolución como expectante de otra Evolución paralela, creada al lado.

Al ser un hecho la Navegación Espacio-Temporal, se pueden crear Tiempos Alternativos, donde se puedan barajar posibilidades nuevas y convenientes. Es posible saltar dentro de un Tiempo que tiene forma espiral, y viajar así al pasado de mundos que se destruyeron en su proceso de formación, y que si se llegase a evitar dicha destrucción, dependiendo del momento en que se hiciese la modificación, no se estaría alterando inconvenientemente, sino que, en gran medida, se estarían creando nuevas oportunidades con consecuencias muy positivas, que podrían beneficiar a muchos.

Si se llegase a cumplir con el programa previsto para cada uno de esos mundos, no se estaría afectando negativamente el Orden Universal, por cuanto originalmente no hubiese sido. Y si por cualquier motivo se interrumpía el proceso en el camino, tampoco afectaría, porque de todas formas no iba a ser. Se tomarían todas las precauciones para que las intervenciones crearan posibles alternativas positivas y ninguna negativa.

Una de las 4 Galaxias seleccionadas sería la Vía Láctea, y uno de los 2 Planetas escogidos dentro de esta, llegaría a ser la Tierra…

Pero esta modificación no le agradó a aquel autor de la propuesta original y del diagnóstico sobre el Estancamiento Evolutivo, aquel que conocemos legendariamente como Luzbel…

A Luzbel le disgustó la posibilidad de que Civilizaciones nuevas y «advenedizas», que no habían recibido la instrucción directa de ellos como fuente, pudiesen alcanzar rápidamente Niveles Evolutivos muy altos y hasta lograran encumbrarse por encima de las otras Civilizaciones más antiguas. Y así manifestó entonces su descontento, saboteando de diversas formas el Plan Cósmico que surgió de aquel Concilio.

Además, el otro Helel Serafín señaló un «error» en una de las Civilizaciones más poderosas del Espacio, y que sintetizaba la crisis que se estaba viviendo: Orión. Su tendencia guerrera y colonizadora se estaba convirtiendo en un grave problema en el Universo Material.

Para encontrar la llave que permita comprender desde otra perspectiva esta situación y solucionarla, se decidió que la siembra de Patrones de Vida en los Planetas UR provenga de la Fuente Madre que originó la vida de esas Civilizaciones. En el caso de la Tierra, se sembraría una Molécula de Vida procedente de la Nebulosa de Orión.

Se haría así bajo un propósito: si los habitantes de estos Planetas lograban volver al Real Tiempo del Universo, a través de una actitud más armónica y responsable, sobre la base del Amor como herramienta de Ascenso Evolutivo, demostrarían a estas Civilizaciones que sí es posible corregir estas tendencias, siguiendo una perspectiva espiritual, más amplia y completa.

El otro Helel Serafín es aquel que conocemos legendariamente como Micael, Enmanuel o el Cristo Cósmico…

LOS OPERADORES DEL TIEMPO

En el caso de la Tierra, no sólo se sabía que el Planeta iba a alcanzar un cierto desarrollo que luego quedaría trunco, sino que en el Real Tiempo del Universo, el fatal desenlace ya había ocurrido.

El proceso había quedado interrumpido cuando el Planeta sufrió los efectos de un Gran Cataclismo Cósmico, dejándolo como un náufrago en los estertores de la muerte.

Por ello, al intervenir los Enviados, se procuró modificar las cosas como para que el Planeta sobreviviera en una primera etapa a su inestabilidad y a la Dinámica Universal bastante agresiva.

Así, una vez que surgiera vida consciente con capacidad de transformación, ésta debía luchar por su propia supervivencia tanto material como espiritual, pero siempre bajo una supervisión exterior, pendiente de los avances que se fueran alcanzando.

Quienes observaban y dirigían el Proyecto de Vida en la Tierra, decidieron enviar a un grupo de «Operadores del Tiempo», que viajarían a través de Pliegues Cósmicos o Puertas Estelares al pasado, en un espacio contenido dentro del Gran Espacio, siguiendo una ruta basada en la figura de la Espiral o «Rueda del Tiempo».

De esta forma, crearon una suerte de «desfase temporal» en nuestro Planeta, dándole así una vida paralela en un Tiempo Alternativo, que nos acompañará hasta que volvamos a reconectarnos con el Real Tiempo del Universo.

Como el Proyecto Tierra requería de ciertas condiciones para el Plan Cósmico entre ellas, la aparición del ser humano, los «Operadores del Tiempo» establecieron esta «paradoja» para poder crear aquellas Civilizaciones con condiciones específicas que permitan una evolución acelerada, como es el caso de la raza humana.

Esta Paradoja Espacio-Temporal habría dado como consecuencia una aceleración del tiempo en algunos sectores del Universo donde sería posible que estas razas evolucionen a una velocidad mayor que la normal.

LOS PADRES ANTIGUOS

De este modo, fueron comisionados por el Consejo de la Confederación de Mundos, para viajar a través de los Pliegues Cósmicos o Pasos Interdimensionales, un grupo de los llamados Elohim —Ingenieros Genéticos, también conocidos como «Jardineros Cósmicos» o «Sembradores de Vida»—.

Eran seres procedentes de la Constelación del Cisne, que llegaron a nuestro mundo cuando estaban en pleno proceso de formación sus Océanos, hace 3.000 millones de años de los nuestros.

Las Naves de estos Sembradores de Vida, aterrizaron por primera vez en lo que ahora corresponde al Lago Vostok del actual Continente Antártico, el cual se encontraba entonces en el Ecuador Terrestre.

Ellos aceleraron el proceso, sembrando esporas con la intención de cambiar la acidez de los mares y convertirlos en alcalinos, y así modificar las condiciones químicas del Planeta para depositar una Molécula de Vida Auto-Replicante, que derivaría más tarde en el desarrollo de formas de vida complejas. La Molécula «Madre», venía de la Nebulosa de Orión.

Posteriormente, los también llamados «Padres Antiguos» constituyeron Bases Submarinas en los fondos oceánicos, para supervisar el proceso planetario. Las tripulaciones, claro está, iban y venían por el Espacio-Tiempo, estando así sujetas a un tiempo diferente del que se vivía en la Tierra.

LA MÁQUINA DE KAYONA

Pero la Dinámica Cósmica no pudo ser completamente revertida, a pesar de las variaciones que supusieron la intervención. Y hace unos 1.200 millones de años, la Tierra atrajo sobre sí el impacto de una Lluvia Meteórica, que acabó con la mayor parte de la vida.

Faltaba algún mecanismo que ajustara la Tierra en su propia dinámica de tiempo y supervivencia. Así que, una segunda y definitiva fase de ajuste del Tiempo Alternativo fue llevada a cabo por seres provenientes del Sistema Maya de las Pléyades: Ingenieros Genéticos y Arquitectos de Planetas, quienes instalaron una especie de «máquina», que se encuentra hoy en el Lago Vostok.

La llamada «Máquina de Kayona», es como el «Estabilizador de Voltaje» por describirla de alguna manera, del Planeta y su Tiempo Artificial. En ella está todo el conocimiento de cómo estos seres dominan el concepto de Tiempo. Aquella tecnología, ante nuestros ojos mágica, habría sido instalada en nuestro mundo en un nuevo viaje al pasado, por cuanto tenía que hallarse en funcionamiento antes de la Lluvia Meteórica.

Gracias a esto, los Elohim de la Constelación del Cisne pudieron continuar con su trabajo de «Jardineros Cósmicos» y «Sembradores de Vida», hasta el momento de su relevo.

Cronología Anunnaki

A medida que se realizan descubrimientos es preciso actualizar las hipótesis.

Con frecuencia nos encontramos con posturas encontradas, diferencias de pareceres o alteraciones de fechas y sucesos.

En este blog hemos querido dar a conocer las diferentes tendencias y teorías que componen nuestra historia verdadera. Incluso cuando no estaban totalmente en consonancia con las ideas propias personales.

Siempre que se habla de Nefilim, parece que tiene que ser blanco o negro.

Continúo manifestando mis reservas. Creo que en nuestra historia hay muchas más civilizaciones y razas extraterrestres, como ejemplo el post CRONOLOGIA HISTÓRICA DE EXOPOLÍTICA

Cuando se habla de Nefilim parece que no existe nadie más en el universo, sólo ellos.

Este post pretende ser un homenaje póstumo al gran historiador Zecharia Sitchin, muerto el 10 de Octubre de este año.


A continuación Una cronología actualizada a 2010 de los  ANNUNAKIS

(Basado en los trabajos de Zecharia Sitchin).
Última Actualización: 2010.


SHAR: Año o Período Orbital Nibiruano (tradicionalmente 3.600 años terrestres). Para esta Cronología, la cuenta de los Shars se inicia desde la llegada de Alalu a la Tierra (Shar Cero). A partir del Shar 120, la duración del Año Nibiruano se ha ido acortando a unos 3.200 años.

NIGIDA: Período de 60 años. En la Biblia, y sobre todo en el Génesis, se han interpretado erradamente los Nigidas, como años corrientes. Un Shar está compuesto por 60 Nigidas.

AP : «Antes del Presente».


Hace 4.700 millones de años : Se forma el Sol.

Hace 4.650 millones de años: Se forman los Planetas Mercurio y Tiamat.

Hace 4.527 millones de años: Se forma Kingu, el mayor de los 11 satélites de Tiamat.

Hace 4.000 millones de años: El Sistema Solar consta de 8 Planetas: Mercurio, Venus, Marte, Tiamat, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Hace 3.900 millones de años: Nibiru, un Planeta Errante formado en otro Sistema Solar, es captado por el Sol. Al adentrarse en nuestro Sistema, arranca uno de los satélites de Saturno (que se convierte en Plutón, el Noveno Planeta), y toma posición como Décimo Planeta, en una alargada órbita de 3.600 años cuyo Perihelio (punto más cercano al Sol) coincide con la órbita de Tiamat.

En su primer Perihelio, Nibiru agrieta a Tiamat, y en el segundo, lo parte en dos. El Hemisferio Sur de Tiamat se destroza formando el Cinturón de Asteroides, mientras el Hemisferio Norte es expulsado, junto a Kingu, a una órbita más cercana al Sol, pasando a convertirse en las actuales Tierra y Luna.

Hace 3.800 millones de años: Las Moléculas de la Vida dejadas por Nibiru en la Tierra, se activan, dando origen a los primeros microorganismos. Mientras tanto, en Nibiru, la Evolución hace mucho que ya ha comenzado.

* * * *

Hace 500.000 años: En Nibiru existe ya una civilización avanzada, a manos de seres humanos de aspecto nórdico, y extraordinariamente longevos. Sin embargo, para estas fechas, esta Humanidad se enfrenta a una lenta extinción al desgastarse la Atmósfera de su Planeta.

Shar -13 (490.000 AP): Los Consejeros Científicos de Nibiru sugieren dos alternativas:

a) Enviar naves al Cinturón de Asteroides para extraer Oro, molerlo hasta el polvo más fino, y suspenderlo en la Atmósfera.

b) Atacar los volcanes con proyectiles, para estimular sus erupciones, y de esta forma, sanar la brecha.

Shar -9 (476.000 AP): Transcurridos 4 Shars (unos 14.400 años terrestres), Lahma, el Octavo Rey Nibiruano, aún no ha tomado una decisión. El Príncipe Alalu lidera una revolución para derrocarlo y, una vez en el trono, ordena la inmediata puesta en marcha del Plan A, pero los Asteroides destruyen todas las naves. El Plan B también resulta un fracaso, al no producirse las erupciones volcánicas requeridas.

En la Tierra, sobreviene una Era Glacial.

Shar 0 (444.000 AP): Alalu, desafiado y derrotado en un torneo de lucha libre por el Príncipe Anu, pierde la Realeza a favor de éste, y huye a la Tierra. Descubre que ésta posee Oro que puede ser usado para proteger la Atmósfera de Nibiru.

Shar 1 (440.000 AP): Conducidos por Enki, el Hijo Primogénito de Anu, 50 «Héroes» Nibiruanos llegan a la Tierra, y fundan la Estación Eridu en el sur de Mesopotamia para extraer Oro de las aguas del Golfo Pérsico. Alalu es nombrado Comandante de la Estación.

Shar 3 (433.000 AP): Abgal lleva el Oro recolectado a Nibiru.

Shar 4 (429.000 AP): En Nibiru se elabora el Polvo de Oro, para diseminarlo a la Atmósfera.

Shar 6 (422.000 AP): El Polvo de Oro es dispersado en la Atmósfera Nibiruana con Rayos de Cristales. La Brecha Atmosférica sana.

Shar 7 (419.000 AP): Al siguiente Perihelio Nibiruano, los Rayos Solares perturban el Escudo Dorado, y la Brecha se reabre.

Shar 8 (415.000 AP): En el sureste de África, en lo que hoy es Zimbabwe, Enki detecta el Abzu («Lugar de Nacimiento del Oro»). Su hermanastro Enlil (Heredero Legal al Trono), se hace presente en la Tierra para verificar el hallazgo y asegurar el éxito de la Misión. Mientras tanto, las grandes placas de hielo comienzan a retroceder y el clima en la Tierra se suaviza.

Fines del Shar 8 (412.000 AP): Anu visita la Tierra y da el visto bueno para la construcción de una mina en el Abzu. Al echarlo a suerte, Enlil logra el mando de la Misión Terrestre, y Enki es relegado al Abzu.

Alalu se molesta por no ser considerado en la repartición y desafía a Anu. El asunto se resuelve con otra Lucha Libre, en la que Anu vuelve a ganar. No obstante, terminada la pelea, Alalu arranca los genitales de Anu con los dientes. En consecuencia, es exiliado a Marte.

Shar 9 (411.800 AP): A principios del Shar, Alalu fallece en la región de Sidonia, en Marte. En su honor, se esculpe en láser la montaña que le sirve de sepultura, dándole la forma de su rostro.

En la Tierra, se construye la Plataforma de Despegue de Baalbek, en el Líbano, para las nuevas Naves «Shem» interplanetarias.

Shar 10 (408.000 AP): Ninmah (Oficial Médico en Jefe, hija de Anu, hermanastra de Enki y Enlil), parte desde Nibiru a Marte y la Tierra, al mando de un equipo de enfermeras. En Marte, salva la vida a Anzu, nieto de Alalu, que se encontraba agonizando.

Shar 11 (404.000 AP): Entra en funcionamiento la Estación de Paso de Sidonia, en Marte, a cargo del Comandante Anzu. En la Tierra, el gran periodo interglacial se expande por todo el globo.

Enki establece rutas marítimas y organiza operaciones mineras de extracción de Oro. El metal en transportado en barco desde África a Mesopotamia; de ahí en Aeronaves «Mu» hasta Baalbek, donde es transferido a Astronaves «Shem» que lo llevan a Marte. Y, finalmente, desde ahí a Astronaves «Shem» que llegan periódicamente desde Nibiru.

Las Tablillas Sumerias llaman Anunnaki («Descendidos del Cielo a la Tierra») al personal de la Tierra, e Igigi («Observadores y Vigilantes») al de Marte.

Shars 12 al 24 (400.000 – 355.000 AP): Enlil viola y embaraza a Sud, una de las enfermeras de Ninmah, pero ambos terminan casándose: Nannar, el hijo de ambos, resulta ser el primer Anunnaki nacido en la Tierra.

Enki trata de engendrar un Heredero Real con Ninmah, pero sólo consigue dos hijas. Damkina, Esposa Oficial de Enki, llega a la Tierra con Marduk, el hijo de ambos. Ella le da a Enki otros 5 hijos varones: Nergal, Gibil, Ninagal, Ningishzidda-Toth, y Dumuzi.

Ninurta, el Primogénito de Enlil, llega a la Tierra. Luego, Enlil engendra a su tercer hijo: Ishkur.

Fines del Shar 24 (355.000 AP): Con el apoyo de los Vigilantes de Marte, Anzu intenta tomarse el poder robando los Paneles de Control en la Tierra. Se inicia la «Guerra de los Dioses Antiguos», en donde Anzu es finalmente derrotado por Ninurta. Pero Anzu ha engendrado un Heredero Real con Ninmah (Ullikummi), al que oculta entre los Vigilantes.

Principios del Shar 25 (354.000 AP): Anzu es ejecutado y sepultado junto a Alalu. Marduk, Primogénito de Enki, toma su lugar como Comandante de Marte.

Shar 28 (343.000 AP): Entra en funcionamiento el Centro Metalúrgico de Bad-Tibira, en Mesopotamia, para refinar el Oro.

Shars 29 a 39 (340.000 – 300.000 AP): Posiblemente durante el Shar 29 (340.000 AP), la mayoría de los antiguos «Vigilantes» de Marte retornan a Nibiru, y son reemplazados por un nuevo contingente, más joven y entusiasta.

Shar 40 (300.000 AP): Los Mineros del Abzu se amotinan. Enki, Ninmah y Toth, crean «Lulus» («Trabajadores Híbridos») mediante la manipulación genética del homínido hembra. Éstos sustituyen a los Anunnaki en los trabajos pesados y tareas manuales. Dado su habilidad para procrear, los Lulus comienzan a multiplicarse.

Shars 40 a 64 (300.000 – 210.000 AP): Los miembros de la Segunda Generación Anunnaki contraen matrimonios, y dan origen a la Tercera Generación. Nannar se casa con Ningal y engendra con ella a los gemelos Utu-Shamash e Inanna-Ishtar. Nergal se casa con Ereshkigal. Ishkur se casa con Shala Ninkashi, una de las hijas de Enki.

Shar 53 (250.000 AP): Los Lulus se propagan por los otros continentes.

Shar 65 (210.000 AP): Ullikummi desafía la autoridad, atacando la ciudad de Kummiya dentro de un Robot Gigante. Finalmente, es derribado y muerto por Ishkur.

Shar 68 (200.000 AP): La vida en la Tierra se retrae durante una nueva Era Glacial.

Shar 80 (156.200 AP): Nibiru arrastra consigo rocas del Cinturón de Asteroides, precipitando una Lluvia de Meteoritos sobre Marte, la Tierra y la Luna. El Cometa «Dragón de Fuego» impacta contra la Luna. Enki y Marduk permanecen durante 12 años terrestres en la Luna para hacer estudios científicos y astronómicos.

Shar 82 (149.000 AP): Entra en funcionamiento el Puerto Espacial de Sippar, en Mesopotamia. Anu hace su segunda vista a la Tierra para verlo.

Shar 83 (145.000 AP): Ninurta va de cacería al Abzu, para llevarse por la fuerza a algunos Lulus al Edin («Casa de los Justos») en Mesopotamia. Durante 7 Shars (unos 25.000 años), hay prosperidad en la Tierra.

Shar 90 (120.000 AP): Debido a la proliferación de Lulus en el Edin, la prosperidad disminuye.

Shar 93 (109.000 AP): El clima vuelve a templarse, pero se agrava la escasez de pesca y caza en la Tierra. Ni Lulus ni Anunnaki quedan satisfechos.

Mediados del Shar 93 (107.600 AP): Pensando en una nueva raza humana, más inteligente, Enki engendra a los primeros híbridos: Adapa y Titi. Adapa es llevado a Nibiru y presentado ante Anu.

Mediados del Shar 94 (104.000 AP): Dumuzi trae a la Tierra cereales, así como ovejas, cabras y otros cuadrúpedos, además de muestras genéticas de estas especies. Se instruye a los Adapitas en la Agricultura y Ganadería. Kaín, hijo de Adapa y Titi, asesina a su hermano Abael. Como castigo, es exiliado a Norteamérica.

Shar 95 (102.000 AP): Adapa y Titi tienen a Sati (llamado Set en el Génesis).

Shar 97 (95.000 AP): Sati engendra a Enshi (Enós en el Génesis).

Shar 98 (91.000 AP): Enshi engendra a Kunín (Cainán), «El de los Hornos», quien trabaja en Bad-Tibira.

Shar 99 (87.000 AP): Kunín engendra a Malalu (Mahalaleel), «El Intérprete»: el primer músico de la Tierra.

Shar 100 (84.000 AP): Malalu engendra a Irid (Jared), «El de las Aguas Dulces».

Finales del Shar 102 (73.400 AP): Irid engendra a Enkime (Enoc o Enoch), «Aquel que tiene el entendimiento de Enki»: el primer superdotado de la Tierra.

69.500 AP: Durante el Shar 103, a la edad de 65 Nigidas (unos 3.900 años terrestres), Enkime engendra a Matushal (Matusalén). Tras esto, «camina con Dios», siendo llevado por Marduk a la Luna, Marte y Nibiru.

58.300 AP: Durante el Shar 106, a sus 187 Nigidas (11.220 años) de edad, Matushal engendra a Lu-Mach (Lamec), «Hombre Poderoso».

Finales del Shar 108 (51.800 AP): Adapa muere a los 930 Nigidas (unos 55.800 años) de edad.

Shar 109 (51.800 AP): Se observa un aumento en las Erupciones Solares, y alteraciones gravitacionales en la Tierra y Marte. En el extremo sur de Sudáfrica se instala un puesto de observación, a cargo de Nergal (hijo de Enki), y de su esposa Ereshkigal.

Ninurta es asignado al Perú para establecer un Centro de Control de Misión a los pies de los Andes.

Ante el enojo de Enlil, Marduk y 200 Vigilantes de Marte toman esposas entre las hijas de los hombres. Marduk escoge a Sarpanit, hija de Enkime. Como obsequio de bodas, reciben las tierras del Norte de África (¿Con el Archipiélago de las Poseidonis?).

Bajo la dirección de Ninurta, Kaín construye en México la Ciudad de Enoch (llamada milenios más tarde Tenochtitlán: la actual Ciudad de México). Mientras construye la ciudad, una piedra le cae en la cabeza, matándolo.

51.500 AP: A sus 365 Nigidas (unos 21.900 años) Enkime es traído de Nibiru a Marte para culpabilizar a los Vigilantes en nombre de Enlil. Luego de esto, se despide de sus familiares en la Tierra, para ser llevado de forma definitiva a Nibiru.

Shar 110 (48.200 AP): Enki engendra a Ziusudra (Noé), en una aventura con la esposa de Lu-Mach. Comienza la «Maldición de la Tierra»: durante 3 Shars (unos 10.800 años), el hambre y las enfermedades azotan la Tierra.

Finales del Shar 112 (37.500 AP): La Raza de Adamu (Hombre de Neandertal), termina desapareciendo durante las migraciones hacia el Norte. Sólo sobrevive la Raza de Adapa (Homo Sapiens) establecida cerca de las costas del Oriente Próximo.

Shar 115 (30.000 AP): Surgen extraños estruendos bajo los hielos de la Antártida, los cuales son estudiados durante 4 Shars (unos 14.200 años), en el Puesto de Observación de Sudáfrica.

Postrados por el hambre, los terrestres caen en un canibalismo desenfrenado.

Shar 116 (26.000 AP): Molesto por los decretos de Enlil, que impiden ayudar a los terrestres, Enki llama a éstos a la desobediencia total hacia los Dioses, y establece un plan de contrabando clandestino de provisiones.

19.400 AP: Durante el Shar 118, Poseidón (¿Enki?), funda la Civilización Atlante en el Archipiélago de las Poseidonis, y gobierna sobre ella, y sobre la tierra de Egipto. En Egipto, Enki será conocido como Ptah.

18.200 AP: A la edad de 500 Nigidas (30.000 años), Noé engendra a Shem, Kam y Yafet.

Shar 119 (15.800 AP): Los científicos nibiruanos dan la voz de alarma: el siguiente paso de Nibiru por la Tierra provocará un inmenso maremoto.

Fines del Shar 119 (13.000 AP): Enlil obliga a los Anunnaki a jurar mantener en secreto el inminente desastre y dejar perecer a la Humanidad. Pese a ello, Enki, siguiendo el mandato de Galzu (un Ultraterrestre que se le aparece en sueños), ordena a Ziusudra-Noé que construya un navío sumergible.

SHAR 120 (10.178 – 6970 AEC)
AEC: «Antes del Presente»

10.178 AEC: El Diluvio arrasa la Tierra, dando súbitamente fin a la Glaciación. Comienza con un gigantesco tsunami que cubre casi toda la tierra, seguido de 40 días de lluvia ininterrumpida. Los Nibiruanos presencian la destrucción total desde una Nave Orbital.

Tras la catástrofe, Enlil acepta conceder a los supervivientes de la Humanidad herramientas y semillas. Nace la agricultura en las tierras altas. Enki domestica animales.

c. 10.100 AEC: Los hijos de Ziusudra (Shem, Kam y Yafet) reciben 3 regiones para sus descendientes. Ninurta construye represas en las montañas y drena los ríos para hacer habitable la Mesopotamia. Enki reclama el Valle del Nilo. La Península del Sinaí es retenida por los Anunnaki para un Puerto Espacial, cuyo Centro de Control, a cargo de Ninmah, es establecido sobre el Monte Horeb.

c. 10.000 AEC: Se construyen las Pirámides de Gizeh, con una Esfinge, para indicar a las futuras generaciones el quién, cuando y por qué. Un satélite es situado a 4.300 Kms sobre la Gran Pirámide para cartografiar la Tierra (de las copias del mapa resultante, saldrá el futuro y famoso «Mapa de Piri Reis»).

c. 9070 AEC: El gobierno de Egipto y África es entregado a Marduk-Ra.

c. 8200 AEC: Se construyen Instalaciones Espaciales en los Montes Horeb y Moriah (futura Jerusalén). Jericó y otras ciudades son establecidas como puestos fronterizos a la entrada de ellas.

c. 8070 AEC: El gobierno de Egipto y África es entregado a Osiris.

c. 7640 AEC: Seth asesina a Osiris, y asume el gobierno único sobre el Valle del Nilo. Isis, esposa de Osiris extrae semen de su difunto esposo, para inseminarse artificialmente y engendrar un vengador, al que llama Horus.

c. 7280 AEC: Horus venga a su padre Osiris, iniciando la Primera Guerra de las Pirámides. Seth escapa al Asia, y toma la Península del Sinaí y Canaán.

c. 7000 AEC: Ishtar y Dumuzi, el hijo menor de Enki, planean casarse. Ishtar ambiciona para él, el reinado sobre Egipto, e inquieto por esto, Marduk conspira contra Dumuzi. En su huída, Dumuzi muere accidentalmente, resbalando sobre unas rocas y cayendo a un río, donde se ahoga.

c. 7000-6970 AEC: Por instigación de Ishtar, el Clan de Enlil inicia la Segunda Guerra de las Pirámides. El victorioso Ninurta, vacía la Gran Pirámide y se lleva sus Cristales de Poder, mientras Marduk-Ra es encerrado vivo dentro. Liberado luego mediante un túnel de emergencia, marcha al exilio a Norteamérica.

SHAR 121 (c. 6970 – 3761 AEC)

c. 7000 – 6970 AEC: El gobierno de Egipto se transfiere a la Dinastía de Toth y se construye Heliópolis para sustituir a la Gran Pirámide.

6200 AEC: Comienza la Civilización Urbana en Sumeria, cuando los Anunnaki restablecen allí las Ciudades Antiguas, comenzando por Eridu y Nippur.

c. 4000 AEC: Establecimiento de Tiahuanaco como centro para la producción de Bronce. Los primeros usos de Chavín de Huantar y Teotihuacán para el procesamiento de minerales también podrían remontarse a esta Era.

SHAR 122 (3761 – 556 AEC)
Primera Mitad del Shar

3760 AEC: Anu hace su tercera visita a la Tierra para asistir a una serie de demostraciones. Se construye una nueva ciudad, Uruk (Erech), en su honor. Él hace de su Templo, la morada de su querida nieta Ishtar. Anu también perdona a Marduk, y lo absuelve de su pena de exilio.

Se inicia un nuevo Linaje de Reyes-Sacerdotes de Raza Híbrida. Kish es la primera capital, bajo la protección de Ninurta. Enlil entrega el calendario en Nippur.

3450 AEC: La supremacía de Sumeria es transferida a Nannar-Sin. Inanna le roba a Enki los 94 MEs para levantar una Civilización.

Marduk encarga a Nimrod la construcción de una Nave Espacial con su Plataforma de Despegue (la Torre de Babel). La estructura es destruida por Enlil, y se decide crear culturas e idiomas diferentes entre sí, que impidan a la Humanidad entenderse entre sí y unirse.

Al frustrarse sus intenciones golpistas, Ra-Marduk regresa a Egipto y lucha contra Thoth, iniciando un período de 350 años de caos en Egipto, durante el cual se suceden los 10 Reyes de This, que intentan mantener la gobernabilidad.

3114 AEC: Depuesto en Egipto, Thoth se dirige a México a iniciar una Civilización. Como hijo de Enki, lleva la Serpiente como símbolo (Enlil y sus descendientes llevan la Cruz, emblema de Nibiru y la Casa de Anu), y es conocido allá como la «Serpiente Alada» (Kukulcán, Quetzalcóatl…).

Se inicia en México la cuenta del Calendario Tzolkin, mucho más exacto que el Calendario Sumerio de Enlil.

3100 AEC: Egipto y Creta (la Segunda Región) reciben la Civilización. De esta forma, se inicia la Dinastía de Menes, el primer Faraón de la Historia Oficial de Egipto.

2900 AEC: El Valle del Indo (la Tercera Región) recibe la Civilización, bajo el dominio de Ishtar. Enki crea el lenguaje Indoeuropeo. Ishkur-Viracocha, el hijo menor de Enlil, construye un Reloj Estelar en Machu Picchu: inicio del Calendario Andino.

2760 AEC: La realeza en Sumeria es transferida a Ur, la ciudad de Nannar y Ningal. Inanna establece un Gigunu («Casa de Placer Nocturno»).

2730 AEC: En Egipto, el arquitecto Imhotep diseña Zoser, la primera Pirámide terrestre, en un vano intento por emular las Pirámides de los Dioses en Gizeh.

2650 AEC: La capital de Sumeria se mueve de un lado a otro. La autoridad real se deteriora. Enlil pierde la paciencia con las indisciplinadas multitudes humanas.

2500 AEC: Toth construye la Avenida y el Círculo de Sarsen en Stonehenge (y otras estructuras de piedra alrededor del mundo) para Marduk, a fin de que sea utilizado como Reloj Estelar. El Observatorio mide el ritmo de las Eras Zodiacales utilizando un Calendario Lunar.

2371 AEC: Ishtar se enamora de Sargón el Grande, y ambos fundan el Imperio Akadio con capital en Ágade (Akkad).

2316 AEC: Marduk vuelve a Babilonia, y su conflicto con Ishtar vuelve a aflorar. Nergal, hermano de Marduk, viaja desde Sudáfrica, y persuade a éste a marcharse.

2291 AEC: Naram-Sin asciende al Trono de Akkad. Dirigido por la belicosa Ishtar, penetra la Península del Sinaí e invade Egipto.

2260-55 AEC: Ishtar usurpa el poder en Mesopotamia. Naram-Sin profana Nippur. Los Grandes Anunnaki destruyen Ágade. Ishtar escapa. Tropas extranjeras leales a Enlil y Ninurta ocupan Sumeria y Akkad.

2240 AEC: Al iniciarse la Era de Aries, Galzu se aparece en sueños a Enlil para advertirle de la Gran Calamidad que está por ocurrir. Insta a Enlil a elegir a un terrestre para la salvación de la Humanidad.

2220 AEC: La Civilización Sumeria alcanza un nivel más alto bajo los Soberanos Ilustres de Lagash. Thoth ayuda al Rey Gudea a construir un Templo-Ziggurat para Ninurta.

c. 2200 AEC: Tiahuanaco es clausurado. Se produce el incidente de Nazca.

2181 AEC: Marduk-Ra sale de Egipto para convertirse en Amón, «El Oculto». Egipto se divide: partidarios de Marduk-Ra se quedan en el sur. Los Faraones opositores obtienen el trono del Bajo Egipto.

2114 AEC: Enlil confía las Tierras de Sem a Nannar. Ur es declarada capital del Nuevo Imperio. Un Sacerdote de Nippur (Terah, el padre de Abraham) llega a Ur para vincularse con su Corte Real.

2097 AEC: Terah se traslada a Harán.

2081 AEC: Príncipes Thebanos leales a Marduk-Ra avanzan hacia el norte, bajo Mentuhotep I. Nabu, hijo de Marduk, gana adherentes para su padre en Asia Occidental.

2073 AEC: Marduk llama a los Anunnaki a someterse ante su poder.

2056 AEC: Por orden de Nannar, Shulgi, Rey de Ur, envía tropas Elamitas para reprimir la agitación en las ciudades cananeas. Los Elamitas llegan hasta la entrada de la Península del Sinaí y su Puerto Espacial.

2049 AEC: Shulgi muere. Marduk se dirige a la Tierra de los Hititas. Ibruum o Ab-Ram (Abraham) recibe la orden de ir hasta Canaán meridional con un cuerpo de caballería de élite.

2048 AEC: Amar-Sin (el Amrafel bíblico) se convierte en Rey de Ur. Abraham va a Egipto, permanece 5 años, y luego regresa con más tropas.

2042 AEC: Guiado por Ishtar, Amar-Sin forma una coalición de Reyes del Oriente, y envía una campaña militar a Canaán y el Sinaí. Su líder es el Elamita Khedor-Laomer. Abraham bloquea el avance a la entrada del Puerto Espacial.

2025 AEC: Marduk marcha hacia Sumeria, y se proclama Rey en Babilonia. La lucha se extiende hasta la Mesopotamia central. El «Santo de los Santos» de Nippur es profanado.

Cuando Nabu arenga a sus seguidores cananeos a capturar el Puerto Espacial del Sinaí, los Grandes Anunnaki aprueban el uso de Armas Nucleares.

Ninurta y Nergal se encargan de la tarea, desde sus Aeronaves: Ninurta arroja dos Bombas Nucleares sobre las Instalaciones Espaciales, y Nergal arroja las otras 5 sobre Sodoma, Gomorra, Adama, Zeboim y Zoar, las ciudades descarriadas.

Los vientos arrastran la nube radiactiva hasta Sumeria. Los Anunnaki huyen de las ciudades, pero Nannar y Bau (esposa de Ninurta), deciden quedarse, siendo alcanzados por la Radiación. Ambos enferman, y Bau no sobrevive por mucho tiempo.

Mientras tanto, la gente sufre una muerte terrible: los animales perecen, el agua se envenena, la tierra se vuelve estéril. Sumeria y su gran civilización quedan postradas. En cambio, Babilonia queda a salvo de la ruta del «Viento Maligno».

2024 AEC: Las migraciones humanas esparcen la tecnología por todo el Planeta. El legado sumerio pasa a la semilla de Abraham cuando éste concibe (a los 100 años) un heredero legítimo: Isaac.

2018 AEC: Endubsar, Escriba Maestro de Eridú es llevado al Retiro de Enki en la Isla Elefantina (Egipto), donde permanece por 40 días, mientras recibe por dictado el Libro de Enki.

SHAR 122 (3761 – 556 AEC)
Segunda Mitad del Shar

c. 1960: Marduk ordena construir en Babilonia el Esagil, una nueva Torre de Babel, un nuevo Ziggurat cuya cabeza apunta directamente hacia Hamal, la estrella más brillante de la Constelación de Aries.

1955 AEC: Pasados 70 años del Holocausto Nuclear, las cosechas vuelven a crecer, y se reconstruyen las ciudades en Mesopotamia.

1953 AEC: Es reconstruido el Templo de Nippur, exactamente 72 años después del Holocausto Nuclear.

c. 1900 AEC: Por orden del Dios Ashur (Enlil), Ilushuma, el Primer Rey de Asiria conduce una expedición militar para «liberar a Ur y Nippur», y logra arrebatarlas por un tiempo del puño de Marduk.

En el centro norte de Anatolia (hoy Turquía), los hititas, bajo el patrocinio del Dios Teshub (Ishkur), se convierten en un poder militar de importancia, y se unen a la cadena de Estados-Naciones opuestas a Marduk.

c. 1792 AEC: Marduk instala al semidiós Hammurabi como primer Rey de una nueva Dinastía en Babilonia. Los Anunnaki dispersos comienzan a establecer sus nuevos dominios alrededor de Mesopotamia.

c. 1780 AEC: En lo alto de una montaña, Hammurabi recibe de Marduk las leyes del famoso Código de Hammurabi.

c. 1760 AEC: «Mediante el imponente poder de Marduk», Hammurabi ataca, saquea y destruye la Ciudad-Estado de Mari, al Noroeste de Babilonia.

c. 1750 AEC: Bajo los auspicios de Teshub (Ishkur), florece el Reino Hitita.

c. 1660 AEC: El misterioso Pueblo Kassita aparece en Babilonia, y reemplaza la Dinastía de Hammurabi, por una Dinastía Kassita.

1595 AEC: El Ejército Hitita rompe inesperadamente las defensas de Babilonia, penetra en el Esagil y se lleva cautivo a Marduk hasta la ciudad de Hana (aún no excavada arqueológicamente). Esto marca el fin de la Primera Dinastía de Babilonia, y tanto ahí como en Egipto se inicia un período caótico. Tal como ocurrió en Harán, el humillante exilio de Marduk dura 24 años.

1571 AEC: Los Reyes Kassitas toman el control de Babilonia, restauran el Esagil, y llevan a Marduk de vuelta a su ciudad.

1570 AEC: Tras un período caótico en Egipto, el Faraón Amosis I, unifica el territorio y funda la Dinastía XVIII, dando inicio al Nuevo Imperio. Es la Dinastía de Faraones que «no conoció a José» (Éxodo 1:8).

c. 1550 AEC: Según el Mahabharata, libro sagrado de la India, por estas fechas, algunos de los Dioses comienzan a encarnar como humanos terrestres, para pagar el Karma por sus malas acciones pasadas.

1525 AEC: Los nombres de los Faraones eliminan el sufijo Ra o Amón, a favor de Toth. El cambio, que comienza con Thotmes I (o Tutmosis I), marca también el inicio de la opresión de los israelitas. Temiendo su deslealtad y su gran número, Tutmosis I ordena la matanza de los varones israelitas recién nacidos (Éxodo 1:9-16).

1514 AEC: Nace Moisés en Gossén (Egipto). Hijo de esclavos israelitas, su madre lo deposita en una cesta de papiro sobre el Nilo, para salvarlo de la matanza ordenada por Tutmosis I. Es rescatado de las aguas por la Princesa Real Hatshepsut, la hija del Faraón.

1512 AEC: Al segundo año del nacimiento de Moisés, muere Tutmosis I. Le sucede Tutmosis II, esposo y hermanastro de Hatsepsut, a quien no puede darle un hijo. Razón por la cual Moisés sigue recibiendo el trato de un hijo adoptado.

1504 AEC: Tras un corto reinado, muere Tutmosis II. Le sucede su hijo Tutmosis III, hijo de una de las chicas del harem, y yerno de Hatshepsut.

1503 AEC: Hatshepsut arrebata el poder a Tutmosis III, convirtiéndose en gobernante por derecho propio, y dejando al joven Faraón sólo un papel nominal. Moisés tiene 11 años.

1492 AEC: En los Himalaya, Arjuna, hijo mestizo de Indra (Ishkur) se encuentra con su padre. Éste le facilita Armas de Destrucción Masiva para vencer en su pleito con los Kurus, que, con engaños, habían quitado todo el Reino a su Tribu, los Pandavas. Tras recibir las Armas, se hace discípulo de Krishna.

1486 AEC: En el norte de la India, se desata la Guerra del Mahabharata. Arjuna trae la victoria a los Pandavas, gracias a las Armas de Indra y la instrucción espiritual de Krishna. La Tribu de los Kurus es exterminada.

1483 AEC: Hatshepsut muere, y Tutmosis III ordena desfigurar sus monumentos. Luego, con la aprobación de Marduk-Ra, se embarca en una serie de conquistas sin par en la historia egipcia. Sus ejércitos invaden Siria y aniquilan las fuerzas sirias en la llanura de Jezreel. Los sirios se refugian en la ciudad de Meggido.

1483 a 1474 AEC: Ya adulto, y enterado de sus orígenes hebreos, Moisés mata a un egipcio en defensa de un esclavo hebreo. Huyendo de la sentencia de muerte de Tutmosis III, se dirige al desierto del Sinaí. En el exilio, se casa y vive del pastoreo.

1470 AEC: Con la aprobación de Marduk-Ra, Tutmosis III derrota a una coalición de Reyes cananeos en el Valle de Meggido.

1450 AEC: En el Valle del Indo, los Vrishnis (la Tribu de Krishna) estallan en guerra civil y hacen uso de las Armas Nucleares de Indra: Harappa, Mohenjo-Daro y otras ciudades son destruidas. Toda la raza de los Vrishnis y los Andhakas, resulta aniquilada por el fuego nuclear.

Ishtar destruye los Palacios Minoicos de Ninmah en la isla de Creta. Las migraciones humanas causan grandes trastornos a escala mundial. Los isleños de Rapa Nui son rescatados. En Egipto, muere Tutmosis III, sucediéndole Amenofis II.

1434 AEC: Un astro desconocido se acerca a la Tierra. Nannar-Yahwoh ordena a Moisés volver a Egipto. Egipto es azotado sucesivamente por 10 Plagas. Los israelitas son conducidos al Monte Horeb por Nannar, que aterriza en su Kabod para establecer un Pacto con ellos, como Pueblo Elegido.

1394 AEC: Tras 40 años de travesía por el desierto bajo la dirección de Moisés, sufriendo terremotos, plagas, incendios, sequías y guerras con los pueblos nativos de Palestina, los hebreos llegan al fin a Canaán. Moisés divisa la Tierra Prometida, desde la cima del Monte Nebo (en la actual Jordania), y muere.

1391 AEC: En una nueva aproximación a la Tierra, el astro hace que ésta detenga su movimiento de rotación por 20 horas. En Canaán, los israelitas derrotan a una coalición de Reyes Amorreos en el Valle de Ayalón, en un momento en que Nannar-Yahwoh «arrojó grandes piedras desde el cielo sobre ellos. […] Y el Sol se detuvo, y la Luna se paró, hasta que el pueblo se vengó de sus enemigos». Mientras que, en América, «no hubo amanecer durante 20 horas» (Tradición Inca).

1350 AEC: Las hazañas de los israelitas en Canaán llegan a oírse hasta en Egipto, donde un nuevo Faraón, Amenofis IV, se cambia el nombre por el de Akhenatón, siendo Atón la representación del Dios Uno.

1334 AEC: Tutankhamón, hijo de Akhenatón, sucede a éste en el poder, y restablece el antiguo panteón de Dioses egipcios.

1296 AEC: El ejército egipcio, siempre arremetiendo contra la región de Harán, sufre una derrota decisiva frente a los hititas en la Batalla de Kadesh (Líbano), y emprende la retirada. Respondiendo a los ruegos de Ramsés II, Marduk-Ra desciende al campo de batalla y salva al Faraón, que se había quedado sólo frente a 2.500 carros hititas. Bajo la influencia del dios, los hititas se debilitan y bajan los brazos, mientras Ramsés II rompe entre las tropas enemigas, matando a diestra y siniestra, para escapar.

1194 AEC: Los Dioses instigan la Guerra de Troya, entre los Aqueos griegos y los Troyanos. La declaran los griegos, para obligar a los troyanos a devolver a la hermosa Helena a su esposo legítimo. Mil barcos son lanzados contra Troya, en una contienda en la que hombres, dioses y semidioses luchan hombro con hombro.

1184 AEC: Cuando Aqueos y Troyanos acuerdan posponer las hostilidades con el fin de que sus líderes puedan decidir la cuestión en un combate singular mano a mano, los dioses, disgustados, envían a Minerva con la misión de prolongar el conflicto. Para que la terrible guerra no se detenga por la noche, Minerva convierte la noche en día, iluminando el campo de batalla.

Siglo 12 AEC: Mientras Babilonia se mete con los países del sur y del este, los asirios extienden sus dominios hacia el norte y el oeste, por mandato de los dioses Ninurta y Adad (Nannar). Por orden de Nannar, el Rey Tiglat-Pilasar II, va hasta el Líbano y corta vigas de cedro para sus Templos. Tiglat-Pilasar asume el título de «Rey del Mundo, Rey de las 4 Regiones de la Tierra», desafiando directamente a Babilonia.

954 AEC: Se comienza a construir el Templo de Nannar-Yahwoh en Jerusalén, mismo que será terminado 7 años más tarde (946 AEC).

854 AEC: Con las armas de Ashur (Enlil) y Nergal, el Rey asirio Salmanazar III, marcha contra Acad, entrando en Kutha, Babilonia y Borsippa, continuando río abajo hasta Caldea. En una guerra con Adini, el enemigo huye al ver «el aterrador Fulgor de Ashur». Salmanazar III llega a representar al rey israelita Jehú postrado ante él, en una escena dominada por el Disco Alado, símbolo de Nibiru.

840 AEC: El Profeta hebreo Elías es arrebatado por un «Carro de Fuego» delante de un testigo presencial: su discípulo Eliseo.

722 AEC: El Rey asirio Salmanasar V marcha contra el Reino del Norte (Israel), captura su capital, Samaria («Pequeño Sumer»), y exilia a su rey y a sus nobles.

720 AEC: El siguiente Rey asirio, Sargón II, exilia al resto del pueblo, dando nacimiento al misterio de las 10 Tribus Perdidas de Israel y terminando con la existencia independiente de aquel estado.

704 AEC: El trabajo de extender los territorios y la «orden» del dios Ashur de tomar la Casa de Yahwoh recae sobre Senaquerib, el hijo de Sargón II y su sucesor.

701 AEC: Con proyectiles y «El Fulgor de Ashur», Senaquerib arrasa 7 ciudades de Fenicia y Filistea. En Judea, destruye 46 fortalezas y ciudades amuralladas, toma como esclavos más de 200.000 personas, y obliga a Ezequías a pagar un fuerte tributo.

690 AEC: Senaquerib lanza otra expedición contra Judá, pero, antes de que pueda atacar, Mikael, el «Ángel de Yahwoh» (Primogénito de Nannar), mata a 185.000 asirios en su campamento.

689 AEC: Cuando Marduk se enfurece con su Rey y con su pueblo, decretando que «70 años será la medida de su desolación», Babilonia es finalmente saqueada por Senaquerib, quien asume el ansiado título de «Rey de Sumer y Acad».

681 AEC: Senaquerib es asesinado por dos de sus hijos, cumpliendo la profecía de Ezequías. El «Oráculo» (un Radiotransmisor) que los dioses Utu-Shamash y Adad dieran a Senaquerib, designa a otro de los hijos de éste (el más joven), como heredero del trono: Asaradón, quien presta solemne juramento en presencia de los Dioses Ashur, Nannar-Sin, Utu-Shamash, Nebo y Marduk.

678 AEC: Por mandato de los Dioses, Asaradón va a la guerra. Cuando las fuerzas de sus hermanos salen de Nínive para repeler su ataque a la capital, «Ishtar, la Dama de la Batalla […] rompió los arcos de ellos, y dispersó su orden de batalla». Entonces, Ishtar se dirige a las tropas dispersas en nombre de Asaradón, y éstas lo reconocen como Rey.

675 AEC: Tras tres años de guerra, Asaradón ocupa Egipto, cumpliendo la profecía de Isaías.

c. 618 AEC: En la antigua Persia el Profeta Zoroastro recibe en el Monte Sabalan las leyes del dios Ahura-Mazda (Ashur).

614 AEC: Nannar-Yahwoh, disgustado con la soberbia del Rey de Asiria, permite que los babilonios rebeldes del sur se reúnan a los invasores del norte y del este para hacer caer a Ashur, la capital religiosa, cumpliendo la profecía bíblica.

612 AEC: Nínive, la capital política de Asiria, es tomada por Nabopolasar, que rompe las represas del río para inundar la ciudad, exactamente como había predicho el profeta Nahum.

610 AEC: Nannar-Sin «se enfureció con la ciudad y con su pueblo», en Harán, y se eleva a los cielos. Los Umman-Manda (hordas escitas, proto-medas, o una combinación de ambas) toman Harán, donde se refugian los restos del ejército asirio, y consiguen el control de la vital encrucijada.

605 AEC: Aprovechando la desintegración del Imperio Asirio, el Faraón Nekao, marcha (como Tutmosis III había intentado antes del Éxodo) para alcanzar y capturar Naharin, en el Alto Éufrates. Pero una fuerza combinada de babilonios y de Umman-Manda lo derrotan en la Batalla de Karkemish, cerca de Harán. Sucede tal como lo profetizara Jeremías.

598-97 AEC: Nannar-Yahwoh se enfurece con Jerusalén y su pueblo, y los abandona. Por orden de Nabu y Marduk, Nabucodonosor II marcha a Jerusalén y depone al Rey Joaquín (proegipcio), sustituyéndolo por su tío Sedequías. Miles de nobles, sacerdotes y otros líderes de Judea, entre ellos el Profeta Daniel, son capturados y llevados al exilio.

592 AEC: Ezequiel presencia el Kabod de Nannar-Yahwoh (un módulo espacial de despegue vertical) a orillas del río Jabur, en Harán. Nannar comunica a Ezequiel que Jerusalén será atacada de nuevo, y esta vez será totalmente destruida, con Templo y todo.

587 AEC: Nabucodonosor II, desconfiando de Sedequías (el Rey que él mismo había puesto en el trono de Judea), asedia de nuevo Jerusalén.

586 AEC: Tras un asedio de 16 meses, Jerusalén cae, siendo incendiada y dejada en ruinas por Nabuzaradán, capitán de la guardia de Nabucodonosor II. El Templo de Yahwoh es saqueado, y los judíos son deportados a Babilonia, dando cumplimiento a la profecía de Ezequiel. Nannar-Yahwoh promete a su pueblo que esta desolación durará sólo 70 años.

572 AEC: Ezequiel es llevado por Nannar-Yahwoh a su Templo de Marand (Cachemira).

566 AEC: En las estribaciones inferiores del Himalaya, Maya, una mujer con votos de castidad, es preparada por los Dioses para concebir de modo artificial un precioso embrión que vendrá a ser el Buda.

562 AEC: Con la muerte de Nabucodonosor II, estallan rivalidades internas en el Imperio Babilónico.

c. 560 AEC: El Templo de Chavín de Huantar (Perú) es destruido, lo cual produce hostilidades entre terrestres y Anunnaki. Se inicia el Culto del Jaguar en las Américas.

SHAR 123 (556 AEC – c. 2650 EC)

556 AEC: Tras ser invocado y aplacado en su ira por la Sacerdotisa Adda-Gupi, Nannar-Sin regresa a Harán.

555 AEC: Nabunaid, hijo de Adda-Gupi, se convierte en Rey de un nuevo Sumer y Acad en circunstancias poco normales: no por la habitual elección del dios Marduk, sino como resultado del pacto entre su madre y Nannar-Sin.

552 AEC: Thoth-Quetzalcóatl abandona México y llega a Nepal.

549 AEC: Ciro II asciende al trono de Anshan (Persia). Marduk, que quería recuperar su posición como dios nacional de Babilonia, encuentra en él al soberano justo y dispuesto a ser dirigido, que buscaba.

539 AEC: Marduk ordena a Ciro II a marchar contra su propia ciudad, Babilonia, yendo él a su lado. Acompañado por el dios, Ciro II desvía el caudal del río Éufrates, y conquista la ciudad, donde termina siendo recibido como un libertador, sin derramamientos de sangre.

538 AEC: El 20 de Marzo, Ciro «sostuvo las manos de Bel Marduk» en el Esagil, recinto sagrado de Babilonia. El día de Año Nuevo (21 de Marzo), su hijo, Cambises, oficia la restaurada festividad en honor a Marduk.

Ese mismo año, Ciro II, «encargado para ello por Yahwoh, el Dios del Cielo», dicta un edicto que permite el regreso a Judea de los deportados judíos y la reconstrucción del Templo de Yahwoh.

529 AEC: Ciro II fallece y deja a sus sucesores un imperio que abarca en uno a prácticamente todos los primitivos imperios y reinos de la región. Todos bajo la soberanía de un Rey y un Dios Supremo, Ahura-Mazda (Ashur). La única tierra que continúa siendo independiente con sus dioses independientes es Egipto.

525 AEC: Cambises II, hijo y sucesor de Ciro II, lleva a sus tropas a lo largo de la costa mediterránea de la Península del Sinaí y derrota a los egipcios en Pelusium. Pocos meses después entra en Menfis, la Capital Real de Egipto, y se proclamaba Faraón.

Aceptando el dominio de los Dioses de Egipto, Cambises se postra ante sus estatuas. A cambio, los Sacerdotes Egipcios legitiman su poder con el título de «Descendiente de Ra».

El mundo antiguo se halla ahora unido bajo un único rey, elegido por el «Gran Dios de la Verdad y la Luz» y aceptado por los Dioses de Egipto. Al fin, ¡Paz en la Tierra!

516 AEC: Termina la reconstrucción del Templo de Yahwoh, bajo el liderazgo de Esdras y Nehemías: 70 años después de su destrucción, tal como lo había profetizado Jeremías. Sin embargo, no se puede incluir el Arca de la Alianza, ya que los Sacerdotes que la habían escondido han muerto, llevándose con ellos el secreto de su paradero.

c. 500 AEC: Los griegos van creciendo en riquezas, poder y ambición, y los conflictos no tardan en reiniciarse.

c. 357 AEC: Un Faraón egipcio al que los griegos llaman Nectanebo, seduce en secreto a Olimpia, Reina de Macedonia. El Faraón es en realidad Marduk-Ra, que va hasta ella, haciéndose pasar por Nectanebo. De esta unión nace Alejandro Magno (356 AEC).

336 AEC: A la muerte de Filipo II, esposo de Olimpia, y con 20 años de edad, Alejandro Magno es coronado como Rey de Macedonia.

332 AEC: Durante el asedio de la ciudad fenicia de Tiro por parte de los ejércitos de Alejandro, irrumpen 5 Naves Anunnaki con forma de «Escudos Volantes», en formación triangular. La Nave principal dispara un Rayo de Luz que abre un gran agujero por donde logran entrar las tropas de Alejandro.

331 AEC: Tras unas exitosas campañas militares contra los persas, Alejandro se encamina a Egipto, donde es recibido como un libertador. Luego se dirige al Gran Oasis de Siwa, sede del Gran Templo y Oráculo de Amón-Ra (Marduk), en el noreste de Egipto. Allí, el mismo dios, a través del «Oráculo», lo reconoce como su hijo y, así reafirmado, los Sacerdotes Egipcios lo deifican como Faraón.

329 AEC: Cuando Alejandro se encuentra cruzando el Río Jaxartes en la India, aparecen en el cielo dos «Escudos Brillantes Plateados», que se introducen repetidas veces entre las columnas de soldados, provocando el pánico y desbande general de soldados, caballería y elefantes.

323 AEC: Pese a todos sus esfuerzos por alcanzar la inmortalidad, Alejandro muere en Babilonia, a los 33 años. Sus generales se reparten el imperio, dando origen a dos Dinastías, que se enfrentarán por el control de Palestina, convertida en tierra de paso y lugar de confrontación de sus ejércitos.

200 AEC: Los Anunnaki abandonan el Viejo Mundo, trasladándose a América.

El Piri Reis

En el año 1929, durante la renovación del museo del palacio Topkapi Sarayi de Estambul, el director de los museos nacionales turcos, el Sr Halil Edem encontró el famoso mapa de piel de gacela de Piri Reis, pintado en el año 1513.

Este mapa representa el Océano Atlántico con una parte de las costas americanas, africanas y del Antártico.

Lo que escribió Piri Reis en su mapa, en forma de notas o en su ” Bahriye ” :

“Actualmente nadie tiene semejante mapa”.
“Estos mapas se levantaron según los datos de cartas, de portulanos de cuatro portugueses que enseñan el Sind, el Hind y China y de un mapa dibujado por Cristóbal Colón.
Son tan exactos, para navegar sobre los siete mares, como los mapas de nuestros países.”

Dice que compiló su mapa a partir de veinte otros procedentes de la Gran Biblioteca de Alejandría y fechados por lo menos del siglo IV antes de Jesucristo.

A primera vista este mapa puede parecer inexacto, si uno está acostumbrado a los mapas, pero no, si conoce las proyecciones estereográficas polares ( mas precisamente es una proyección cordiforme ). Sin duda alguna este mapa formaba parte de un conjunto que constituía un mapamundi semejante a este :

El mapa de Piri Reis fue estudiado por muchos investigadores:

El ingeniero americano A. Mallery.
M. Walters de la sección de hidrografía de la U.S. Navy.
El profesor D. Lineham, director del observatorio de Weston y jefe de los servicios de sismología del año geofísico.
El profesor C.H. Hapgood del Keene College, New Hampshire, EE.UU., autor de la teoría sobre el corrimiento de la corteza terrestre.
El profesor R. Strachan, del Massachusetts Institute of Technology.
El Teniente-Coronel H.Z. Ohlmeyer, Comandante del 8° escuadrón de reconocimiento técnico de la US Air Force.

Resulta de estas investigaciones que este mapa es imposible, y por motivos numerosos, si se tienen en cuenta los conocimientos de su época, fuera de su tiempo :

La isla de Marajo en la desembocadura del río Amazonas sólo fue descubierta en el año 1543.

Las islas Malvinas fueron descubiertas en el año 1592.

Los Andes están representados, a pesar de que todavía no se les conoce.

El llama, mamífero típico de América del Sur, está pintado sobre los Andes, y fue en 1598 cuando los españoles lo identificaron.

Las grandes islas por encima del ecuador, desconocidas, corresponden a las altiplanicies submarinas de los islotes San Pedro y San Pablo, sobre la Gran Dorsal Atlántica (cuya existencia nadie sospechaba).

En él se ven las costas del Antártico que se descubrirá sólo en 1818, es decir 300 años más tarde.

América del Sur está unida con el Antártico por un istmo que desapareció hace 10.000 años.

Por fin, el elemento más sorprendente, el que más plantea problemas :

Las orillas del Antártico que se pueden ver son las de la Tierra de la Reina Maud ¡sin ningún hielo!
Este trazado fue confirmado en 1949 con los apuntes sísmicos de una expedición anglosueca.
Aún si quedan algunos científicos para seguir pretendiendo que el casquete entero data de varios millones de años, otros aceptan la posibilidad que esta parte del Antártico pudiera emerger de los hielos durante aproximadamente 9.000 años, hace por lo menos ¡6. 000 años!

Javier Sierra nos ilustra sobre el mapa en un programa de 4º Milenio

http://video.google.es/videoplay?docid=8879656873237214093#