Archivos de la categoría la Isla de Pascua

“La Indescifrada y Singular Escritura de la Isla de Pascua” Guillermo Carvajal.

20 Agosto 2016 – del Sitio Web LaBrujulaVerde
www.bibliotecapleyades.net

La Isla de Pascua en el Pacífico Sur es famosa por los Moái, las monumentales esculturas zoomorfas que todo el mundo conoce, creadas por una cultura que todavía suscita controversia y admiración en partes iguales.

Pero la isla guarda otras peculiaridades menos conocidas, aunque igual de interesantes e importantes.

Una de ellas es el Rongorongo, un sistema de glifos descubierto en el siglo XIX.

El rongorongo es especial por dos razones.

  • En primer lugar porque no existe en todo el Pacífico nada parecido.
  • En segundo lugar porque si algún día los investigadores consiguen probar que se trata de un sistema de escritura, y que fue un desarrollo local y no importado, constituiría uno de los pocos casos de invento independiente de la escritura en la historia de la humanidad.

Sigue leyendo “La Indescifrada y Singular Escritura de la Isla de Pascua” Guillermo Carvajal.

Las cabezas de los Moái de Isla de Pascua tienen cuerpo y brazos esculpidos

Un moái (del rapanui moai, “escultura”) es una estatua de piedra monolítica que sólo se encuentra en la Isla de Pascua o Rapa Nui, perteneciente a laV Región de Valparaíso, Chile.
El significado de los moáis es aún incierto, y hay varias teorías en torno a estas estatuas. La más común de ellas es que las estatuas fueron talladas por los habitantes polinesios de las islas, entre los siglos XII y XVII, como representaciones de antepasados difuntos, de manera que proyectaran su mana (poder sobrenatural) sobre sus descendientes.

Debían situarse sobre los ahus (plataformas ceremoniales) con sus rostros hacia el interior de la isla y tras encajarles unos ojos de coral o roca volcánica roja se convertían en el aringa ora (rostro vivo) de un ancestro.

Sorprendente revelación…las cabezas tienen cuerpo

Moai sin terminar en la ladera de la cantera Rano Raraku
MOAIS EN LA LADERA DEL VOLCAN RANO RARAKU

La piedra volcánica color gris, de las cuales están talladas los moai provenía de este volcán Rano Raraku. Todos los moai que estan de pie han sido erigidos recientemente, ya que los mismos habían sido derribados antes el siglo XVIII. La desordenada ubicación de los moai en Rano Raraku indica que probablemente estaban siendo trasladados al Ahu de algunas aldeas y que fueron abandonados a causa de la guerra.

El tipo de piedra que se encuentra en el lugar es única en la isla, la que es llamada “Toba Lapilli”, la principal característica de ésta es su poca dureza, lo que habría beneficiado a los artesanos permitiéndoles mayor facilidad al momento de tallar los moai. Además de esto, el volcan Rao Raraku, se encontraban cerca del área de la peninsula de “Poike”, donde tenían el recurso madera gracias a las palmeras que allí existieron.

Otro estilo de Moai: Si bien todos los moai son diferentes, todos estan tallados baje el mismo estilo: Angulos rectos, nariz perfilada, faciones duras, cuerpo estilizado. Sin embargo, fue encontrado por el famosisimo explorador Thor Heyerdahl (Uno de los tantos investigadores que han tratado de demostrar la procedencia de la Cultura Polinésica) en una expedición que realizó en 1955: El “Tuku Turi”. Este moai a diferencia de los otros, esta sentado, ademas su cuerpo y cabeza son de forma y proporciones mucho mas anatomicamente correctas que el resto de los moais, su nariz es chata y redondeada. Se estima que su data es del siglo VI.

“En el libro “Aku Aku” aparece que fue una verdadera sorpresa para los Rapa Nui encontrar este moai, porque nunca habían visto otro similar ni escuchado alguna leyenda acerca del Tuku Turi.

ALGUNOS DE LOS MOAI MÁS ESTUDIADOS DE ISLA DE PASCUA

Gráfico comparativo de sus dimensiones

http://sabiens.wordpress.com/2011/11/02/el-misterio-de-la-isla-de-pascua-y-de-las-cabezas-de-los-moai-que-tienen-cuerpo-y-brazos-esculpidos/

HISTORIA Y CRONOLOGIA DE LOS NEFILIM

He querido poner en este post un resumen de la leyenda y una cronología de los hechos más relevantes, algunos no nos ha dado aún tiempo de abordar. Existen diferentes versiones de la misma historia y también diferentes cronologías según a la fuente que se consulte.

Sin embargo nadie puede ignorar una historia como esta, escrita hace más de 6.000 años en unas tablillas de barro encontradas en lo que fue, según la historia tradicional, la primera de las civilizaciones, La sumeria.

Una historia que ya nos habían contado, en La Biblia. La diferencia es que cuando se escribió la Biblia, estas tablillas llevaban ya 4.000 años enterradas.

 

 

Los Annunaki (tambien llamados Annuna – Hijos de An) fueron los dioses confinados en el mundo subterráneo, también se dice que vivían en Dulkug o Dulku, el “montículo santo”. En el texto sumerio sobre “El descenso de Innana al Mundo Bajo” se identifica a los Annunaki como los siete jueces del Mundo Bajo.

Para otros son una familia de dioses inmaduros, separados de sus padres y abandonados en un mundo que se estaba recuperando de una batalla con una estrella de la muerte.

La leyenda sumeria dice que existe un planeta más en nuestro sistema solar, llamado Niburu por los sumerios, que tiene una órbita elíptica similar a la de un cometa y que tarda 3600 años en dar una vuelta completa alrededor del sol.

Sitchin, así como otros investigadores sostienen la teoría de que los antiguos sumerios conocían la existencia de todos los planetas del Sistema Solar, desde Mercurio a Plutón, éste último descubierto a principios del siglo XX. Y la presencia de un planeta más, con una órbita alrededor del Sol gigantesca (cada 3.600 años), del cual procedían los “Annunaki”, los dioses de su panteón y que en sus principios fueron el génesis de la vida sobre la Tierra y la causa de la rápida evolución del hombre en nuestro mundo mediante intervención genética.

Los habitantes de este planeta, eran los Annunaki (Sitchin les denomina Nefilim). La razón real por la que los Annunaki bajaron a la tierra está confusa:

Martin opina que hubo un choque entre Niburu o una de sus lunas con Tiamet (el planeta que estaba entre Marte y Júpiter)

Opina que hubo una gran nave espacial (Niburu 2) que fue a colonizar la tierra (iban 12 parejas).

Sitchin opina que vinieron en busca de metales que se estaban agotando en su planeta.

Ambos opinan, y la tradición sumeria así lo menciona, crearon a los hombres para que les sirvieran. De alguna forma utilizaron a los hombres como esclavos. La creación del hombre según los mitos sumerios es muy parecida a la Biblia, Enki tomo arcilla y le dio forma, por invitación de Nammu, aunque las primeras formas no fueron satisfactorias.

Los humanos veían a estos seres como dioses, ya que eran inteligentes, poseían muchas tecnologías y conocimientos y tenían una gran longevidad, aunque eran mortales. Estos seres fueron llamados por los sumerios Annunaki. El término que menciona la Biblia es Nephilim (recordemos que la Biblia es una copia de las tradiciones sumerias), aunque algunas traducciones erróneas del termino los denomina “gigantes”.

Según los sumerios, sus dioses (estos seres) bajaron a la tierra desde el cielo, mucho antes de la llegada de la humanidad. Para los sumerios, al igual que para otros muchos pueblos de la antigüedad, sus dioses fueron seres de carne y hueso que un día habitaron entre ellos y de los que aprendieron numerosas actividades y normas de convivencia.

Ellos vinieron como colonos y explotadores, hicieron de la Tierra su hogar y empezaron a construir ciudades, ciudades que asociaron a funciones determinadas y que estaban gobernadas por Annunakis. Es sabido que cada ciudad sumeria disponía de un dios y una diosa protectora, esto puede interpretarse como que el gobierno de estas ciudades estaba encargado a parejas de dioses.

Otra evidencia de estos llamados dioses, o seres reales, está en la lista de reyes sumeria, en las dinastías antidiluvianas, cuyos reyes reinaban edades asombrosas, que se medían en sars (equivalentes a 3600 años). Es curiosa la coincidencia de 3600 años, es un sar, que es el equivalente a un año de Niburu (el planeta de los Annunaki).

También es curioso la coincidencia con la matemática sumeria, basada en un sistema sexagesimal (múltiplos de 60; 60×60=3600), que ha sido el origen de la forma en que tenemos de medir el tiempo (hh mm ss) y en la trigonometría (360 grados).

Si se tiene en cuenta la lista real sumeria, y se consideran los sar de 3600 años, sucede que el periodo antidiluviano, que empezó con la llegada de los Annunaki fue hace 450.000 años, esto hace suponer que los Annunaki vivieron en la tierra muchos años, sin la actual civilización humana, ya que esta apareció al finalizar el reinado de los Annunaki.

El hecho de la creación del hombre es sorprendente en la versión de Frisell, ya que supone que fuimos creados como unión de dos razas, una de Nibiru y otra de Sirio.

Por otra parte Sitchin, cree que el paraíso era un jardín de los Nibiru, y que el Árbol de la Ciencia era el árbol que nos permitió procrear, ya que al ser híbridos de Annunakis y Hommo Erectus, éramos incapaces de hacerlo. Según esto los Annunaki no querían que los hombres se reprodujeran y cuando lo consiguieron los echaron del Paraíso.

Debemos recordar que los mitos sumerios hablan de un Paraíso llamado Dilmun descrito en el mito de “Enki y Ninhursag”. Dilmun es una tierra pura, brillante y santa, regada por 4 ríos de agua dulce, llena de lagos y palmeras y árboles. En Dilmun los dioses parían sin dolor.

Para aquellos que tengan interés en profundizar en este, desde el punto de vista cosmológico, recomiendo la Web (en inglés) de Andy Lloyd.

Para justificar el origen extraterrestre de los conocimiento Sitchin se apoya en dos interpretaciones de arte sumerio.

Primera: La estela de Naramsin, esta estela celebra la victoria de Naramsin sobre sus enemigos en el campo de batalla. El propio rey ocupa la figura central pisoteando a sus contrincantes con una lanza en su mano derecha, mientras observa desafiante a lo que parece ser una montaña con un extraño diseño cónico y sobre la cual a su vez se pueden apreciar claramente al menos, dos cuerpos celestes, aunque se adivina un tercero un tanto deteriorado arriba del todo.

Sitchin cuestiona que la figura central de toda esta escena sea la del Rey Naramsin, pues a los dioses sumerios al igual que otros muchos de la zona, siempre eran representados con un casco con cuernos y que supuestamente representa al soberano de Akkad.

También llama la atención la presencia de “dos soles” (o más) en el firmamento, precisamente sobre la cumbre de una no menos sorprendente montaña, y que Zecharia Sitchin asocia más a la figura de un cohete por muy fantástico que pueda parecer.

Segunda: Hay un sello del tercer milenio a. C., conocido con el nombre de VA/243. A la izquierda entre dos figuras se aprecia lo que Sitchin ha identificado como el Sistema Solar, en una muestra clara de los elevadísimos conocimientos astronómicos de los sumerios. En la imagen de abajo vemos un esquema más claro de dicha representación y que Sirchin define de la siguiente manera:

“……Al observar detenidamente una ampliación del Sistema Solar representado sobre el cilindro VA/243, se puede observar que los “puntos” que rodean la estrella son de hecho esferas. Al pequeño Mercurio le sigue un Venus más grande. A la Tierra, del mismo tamaño de Venus, le acompaña una Luna pequeña.

A continuación, en dirección contraria a las agujas del reloj, se ve a Marte, más pequeño que la Tierra aunque más grande que la Luna o Mercurio. Luego la antigua representación muestra un planeta desconocido para nosotros, bastante más grande que la Tierra aunque más pequeño que Júpiter y Saturno, que se observan claramente a continuación. Más adelante, otra pareja concuerda perfectamente con nuestros Urano y Neptuno. Por último, también se encuentra allí el pequeño Plutón, aunque no donde lo ubicamos en la actualidad (después de Neptuno), sino entre Saturno y Urano……”

Las anomalías detectadas con el nuevo planeta entre la Tierra y Júpiter, y la extraña ubicación de Plutón, corresponderían a la irrupción cada 3.600 años de un planeta extrasolar que en sus orígenes desvió la órbita de Plutón a su actual posición y que chocó seguidamente con un planeta situado donde se encuentra el cinturón de asteroides, que serían los restos de esa colisión.

Posteriormente, lo que quedó del planeta acercó su órbita al Sol, y es nuestro actual mundo, la Tierra.

Los antiguos sumerios llamaban al planeta del que se desgajó la Tierra, Tiamet, y al planeta intruso que originó el choque, Nibiru, de donde procedían sus dioses. Según la mitología sumeria de este choque surgió la vida en la Tierra. Hoy en día, son muchos los científicos que opinan que la vida en la Tierra tal vez tuvo su inicio por la presencia de organismos extraterrestres procedentes de meteoritos u otros cuerpos del espacio exterior que impactaron hace millones de años sobre la Tierra.

Otro Profesor Marco A Reinoso, sobre las ideas de Sitchin avanza esta cronología de Annunaki, dioses o reyes Antidiluvianos:

Hace 450,000-445,000 años: Los Nefilim arribaron a la tierra “Ki” procedentes del planeta Marduk, se establecieron en la antigua Mesopotamia, cuando arribaron algunas áreas del planeta estaban cubiertas por el hielo y glaciares, 432.000 (120 Shar), años han pasado entre el primer descenso de los Nefilims en la tierra y el diluvio.

Hace 415.000 años: “Enki” un Nefilim estableció la ciudad de Larsa.

Hace 400.000 años: Sobreviene un gran período interglaciar, Enlil otro Nefilim arriba a la tierra “Ki”,y establece rutas marítimas hacia el sudeste de África y organiza extracción del oro en las minas.

Hace 360.000 años: Los Nefilim establecen el gran centro metalúrgico Bad-Tibira para trabar y moldear el oro para los componentes espaciales y sus ciudades de oro que son construidas.

Hace 300.000 años: Anunaki, Enki y Ninhursag, otros Nefilim, intervienen en la genética de algún mono para crear a los trabajadores primitivos que utilizarían en la extracción del oro en las minas.

Hace 25.000 años: El homo-sapiens se multiplica y esparce por otros continentes.

Hace 13.000 años: Los Nefilim regresan definitivamente a su planeta dejando al reino humano morir, sobreviene el gran diluvio universal abruptamente sobre el planeta y dando por terminada la era glacial.

Hoy sigue siendo un misterio para la ciencia el establecer el origen de la civilización sumeria, aparecida de la noche a la mañana, con una estructura social extremadamente compleja. La agricultura, la metalurgia, la alfarería, la música, la medicina, las leyes, etc… Alcanzaron una dimensión totalmente desconocida en un periodo brevísimo de tiempo, después de más de dos millones de años de una evolución aparentemente lenta y sin grandes sobresaltos, en la que el hombre había estado más cerca de un estilo de vida animal.

 

TABLA CRONOLÓGICA ANNUNAKI :

Cantidad de años I. Acontecimientos Anteriores al Diluvio

450.000 En Nibiru, un distante miembro de nuestro sistema solar, la vida se enfrenta a la extinción por causa del debilitamiento de la atmósfera del planeta. Su soberano, Alalu, depuesto por Anu, escapa en una nave espacial y encuentra refugio en la Tierra. Descubre que la Tierra posee oro, metal que se puede utilizar para proteger la atmósfera de Nibiru.

445000 Dirigidos por Enki, uno de los hijos de Anu, los anunna-ki llegan a la Tierra, y fundan Eridú -Estación Tierra I-para extraer oro de las aguas del Golfo Pérsico.

430.000 El clima de la Tierra se suaviza. Llegan más anunnaki, entre ellos la hermanastra de Enki, Ninharsag, Oficial Médico Jefe.

416.000 Ante la escasez en la producción de oro, Anu llega a la Tierra con Enlil, su heredero. Se decide obtener el preciado metal a través de la minería, en el sur de África. Sacando suertes, Enlil consigue el mando de la Misión Tierra; Enki queda relegado a África. Cuando se va de la Tierra, un nieto de Alalu desafía a Anu.

400.000 Ya hay siete asentamientos en funcionamiento en el sur de Mesopotamia. Entre ellos, el Espaciopuerto (Sippar), el Centro de Control de Misiones (Nippur), un centro metalúrgico (Badtibira) y un centro médico (Shuruppak). El mineral llega en barcos desde África; el metal refinado se envía a las naves orbitales tripuladas por los igigi, y después se transfiere a las naves espaciales que llegan periódicamente desde Nibiru.

380.000 Ganándose el apoyo de los igigi, el nieto de Alalu intenta hacerse con el dominio de la Tierra. Los enlilitas vencen en la Guerra de los Dioses de Antaño.

300.000 Los anunnaki que trabajan en las minas de oro se amotinan. Enki y Ninharsag crean a los Trabajadores Primitivos a través de la manipulación genética de una primate; éstos se encargan de los trabajos físicos de los anunnaki. Enlil ataca por sorpresa las minas y se trae a los Traj adores Primitivos al Edin en Mesopotamia. Dándosele la capacidad para procrear, el Homo sapiens empieza a multiplicarse.

200.000 La vida en la Tierra se retrae durante un nuevo período glacial.

100.000 El clima se calienta de nuevo. Los anunnaki (los bíblicos Nefilim), ante el creciente malestar de Enlil, se casan con las hijas del Hombre.

75.000 Comienza la «maldición de la Tierra» -una nueva glaciación. Tipos regresivos de Hombre vagan por la Tierra. El hombre de Cro-Magnon sobrevive.

49.000 Enki y Ninharsag elevan a los humanos de parentesco anunnaki al gobierno de Shuruppak. Enlil, enfurecido, planea la destrucción de la Humanidad.

13.000 Al descubrir que el paso de Nibiru por las cercanías de la Tierra va a desencadenar una inmensa marea, Enlil hace que los anunnaki juren mantener en secreto la inminente calamidad, con el fin de mantener en la ignorancia a la Humanidad.

A.C. II. Acontecimientos Posteriores al Diluvio

11.000 Enki rompe el juramento, y da instrucciones a Ziusudra/ Noé para que construya un barco sumergible. El Diluvio barre la Tierra; los anunnaki presencian la destrucción total desde su nave orbital. Enlil acepta conceder herramientas y semillas a los supervivientes de la Humanidad; comienza la agricultura en las tierras altas. Enki domestica a los animales.

10.500 Los descendientes de Noé se reparten en tres regiones. Ninurta, el principal hijo de Enlil, hace represas en las montañas y drena los ríos para hacer habitable Mesopotamia; Enki reclama el valle del Nilo. Los anunnaki conservan la península del Sinaí para hacer el nuevo espacio-puerto;se establece un centro de control en el Monte Moria (la futura Jerusalén).

9.780 Ra/Marduk, el primogénito de Enki, divide sus dominios sobre Egipto entre Osiris y Set.

9.330 Set captura y desmembra a Osiris, y asume el dominio en solitario del Valle del Nilo.

8.970 Horus venga a su padre Osiris lanzando la Primera Guerra de la Pirámide. Set escapa a Asia, se apodera de la península del Sinaí y de Canaán.

8.670 Opuestos al control resultante de todas las instalaciones espaciales por parte de los descendientes de Enki, los enlilitas lanzan la Segunda Guerra de la Pirámide. El victorioso Ninurta saca los equipos de la Gran Pirámide.

Ninharsag, hermanastra de Enki y Enlil, convoca una conferencia de paz. Se reafirma la división de la Tierra. Se transfiere el gobierno de Egipto de la dinatía de Ra/ Marduk a la Toth. Se construye Heliópolis como Ciudad Baliza sustituía.

8.500 Los anunnaki establecen puestos avanzados en las vías de entrada de las instalaciones espaciales; Jericó es uno de ellos.

7.400 Siguiendo con la era de paz, los anunnaki conceden a la humanidad nuevos avances; comienza el período neolítico. Los semidioses gobiernan Egipto.

3.000 Comienza la civilización urbana en Sumer, cuando los anunnaki vuelven a establecer las Ciudades de Antaño, comenzando por Eridú y Nippur.

Anu llega a la Tierra de visita protocolaria. Se construye en su honor una nueva ciudad, Uruk (Erek); convierte su templo en la morada de su amada nieta Inanna/Ishtar.

A.C. III. La Realeza en la Tierra

3.760 Se le concede la realeza a la humanidad. Kis es la primera capital, bajo la égida de Ninurta. El calendario comienza en Nippur. La civilización florece en Sumer (la Primera Región).

3.450 La primacía en Sumer se le transfiere a Nannar/Sin. Marduk proclama a Babilonia como «Puerta de los Dioses». El incidente de la «Torre de Babel». Los anunnaki confunden las lenguas de la humanidad. Frustrado el golpe, Marduk/Ra vuelve a Egipto, depone a Toth y captura a su hermano pequeño Dumuzi, que se ha prometido con Inanna. Dumuzi es asesinado por accidente; Marduk aprisionado vivo en la Gran Pirámide. Es liberado a través de un conducto de emergencia y va al exilio.

3.100 350 años de caos finalizan con la entronización del primer faraón egipcio en Menfis. La civilización llega a la Segunda Región.

2.900 Se transfiere la realeza en Sumer a Erek. A Inanna se le dan los dominios de la Tercera Región; comienza la civilización en el Valle del Indo.

2.650 La capital real de Sumer va cambiando. La realeza se deteriora. Enlil pierde la paciencia con las ingobernables multitudes humanas.

2.371 Inanna se enamora de Sharru-Kin (Sargón). Éste funda una nueva ciudad capital, Agadé (Acad). Se inicia el imperio acadio.

2.316 Con el objetivo de reinar sobre las Cuatro Regiones, Sargón se lleva parte del suelo sagrado de Babilonia. El conflicto entre Marduk e Inanna vuelve a aparecer. Finaliza cuando Nergal, hermano de Marduk, acude desde el sur de África a Babilonia y persuade a Marduk para que abandone Mesopotamia.

2.291 Naram-Sin asciende al trono de Acad. Dirigido por la belicosa Inanna, penetra en la península del Sinaí e invade Egipto.

2.255 Inanna usurpa el poder en Mesopotamia; Naram-Sin profana Nippur. Los Grandes Anunnaki arrasan Agadé. Inanna escapa. Sumer y Acad ocupados por tropas extranjeras leales a Enlil y Ninurta.

2.220 La civilización sumeria alcanza nuevas cotas bajo los soberanos iluminados de Lagash. Toth ayuda a su rey, Gudea, a construir un zigurat-templo para Ninurta.

2.191 Téraj, padre de Abraham, nace en Nippur, en una familia real-sacerdotal.

2.180 Egipto dividido; los seguidores de Ra/Marduk conservan el sur; los faraones que se oponen a él consiguen el trono del bajo Egipto.

2.130 Enlil y Ninurta se alejan cada vez más de los asuntos humanos, con lo que la autoridad central se deteriora en Mesopotamia. El intento de Inanna por reconquistar la realeza para Erek no dura demasiado.

a.C. IV. El Siglo Fatídico

2.123 Abraham nace en Nippur. ,

2.113 Enlil confía las Tierras de Sem a Nannar; se declara a Ur capital del nuevo imperio. Ur-Nammu asciende al trono y se le nombra Protector de Nippur. Un sacerdote nipuria-no -Téraj, el padre de Abraham- llega a Ur para establecer relaciones con la corte real.

2.096 Ur-Nammu muere en la batalla. El pueblo considera su prematura muerte como una traición de Anu y Enlil. Téraj parte con su familia hacia Jarán.

2.095 Shulgi asciende al trono de Ur y fortalece los vínculos imperiales. Mientras el imperio crece, Shulgi sucumbe a los encantos de Inanna y se convierte en su amante. Concede Larsa a los elamitas, a cambio de servirle como Legión Extranjera.

2.080 Los príncipes tebanos leales a Ra/Marduk empujan hacia el norte bajo Mentuhotep I. Nabu, hijo de Marduk, gana adeptos para su padre en Asia Occidental.

2.055 Siguiendo órdenes de Nannar, Shulgi envía tropas elamitas a sofocar los disturbios de las ciudades cananeas. Los elamitas llegan a las puertas de la península del Sinaí y de su Espaciopuerto.

2.048 Shulgi muere. Marduk se traslada al País de los Hititas. Abraham recibe la orden de ir al sur de Canaán con un cuerpo de caballería de élite.

2.047 Amar-Sin (el bíblico Amrafel) se convierte en rey de Ur. Abraham va a Egipto, permanece allí cinco años y vuelve después con más tropas.

2.041 Dirigido por Inanna, Amar-Sin forma una coalición de Reyes del Este, y lanza una expedición militar contra Canaán y el Sinaí. Su líder es el elamita Codorlaomor. Abraham detiene el avance en las puertas del Espaciopuerto.

2.038 Shu-Sin sustituye a Amar-Sin en el trono de Ur mientras el imperio se desintegra.

2.029 Ibbi-Sin sustituye a Shu-Sin. Las provincias occidentales se inclinan cada vez más por Marduk.

2.024 Encabezando a sus seguidores, Marduk marcha sobre Sumer, se entroniza en Babilonia. Los combates se extienden al centro de Mesopotamia. Se profana el Santo de los Santos de Nippur. Enlil exige un castigo para Marduk y Nabu; Enki se opone, pero su hijo Nergal se pone del lado de Enlil. Mientras Nabu encabeza a sus seguidores cananeos para ir a capturar el Espaciopuerto, los Grandes Anunnaki aprueban el uso de armas nucleares. Nergal y Ninurta destruyen el Espaciopuerto y las pecadoras ciudades cananeas.

2.023 Los vientos llevan la nube radiactiva a Sumer. La gente muere de una muerte terrible, los animales perecen, el agua está envenenada, la tierra se hace estéril. Sumer y su gran civilización yacen postrados. Su legado pasa a la semilla de Abraham cuando engendra -a la edad de 100 años- a un heredero legítimo: Isaac.

Isla de Pascua: ¿Miran los moais hacia las estrellas?

Se acuerdan del post Ciudades perdidas de Jarapa y Mohenjo-Daro, un homenaje a Dr. Jiménez del Oso

En él hablábamos de una cultura perdida, encontrada casi por casualidad en Jarapa y Mohenjo-Daro.

Además leíamos como esta cultura llegó hasta la isla de Pascua. Allí le dieron la cultura a los habitantes de la isla, (introdujeron la escritura).

Veiamos como los habitantes de la isla recordaban aquello señalando que se trataban de los últimos supervivientes de una gran isla que se hundió después de un gran cataclismo.

Ahora quiero recordarles también otro post DÉCIMO PRIMERA CONCLUSIÓN 1ª parte

Este de hace un poco más de tiempo ( como pasa el tiempo), en el veíamos tres posibles teorías para las pirámides de Egipto. La teoría Atlante, La teoría Nefilim y La Teoría de Orión.

Bueno después de este ejercicio de Memoria, necesario para comprender el post de hoy, iremos de nuevo a La isla de Pascua.

Esta vez bajo un prisma diferente pero con una curiosa coincidencia.

Isla de Pascua: ¿Miran los moais hacia las estrellas?

Un astrónomo español y un antropólogo chileno elaboran una nueva hipótesis: Algunas de estas gigantes esculturas están orientadas a Orión o las Pléyades

Es sorprendente, esculturas gigantescas (el 80% de 4 metros de altura y 10 toneladas de peso. Las hay de hasta 20 metros y 50 toneladas) así como otros restos arqueológicos de origen desconocido. En estas moles escultóricas hay grabadas unas inscripciones, que combinan quinientos signos, todavía sin interpretar.

Los más de 600 moais conocidos tallados por los antiguos rapa nui están distribuidos por toda la isla. La mayoría de ellos fueron labrados en toba del volcán Rano Raraku, donde quedan 397 moais más en diferentes fases de acabado. Todo indica que la cantera fue abandonada repentinamente, quedando estatuas a medio labrar en la roca. Prácticamente todos los moais terminados fueron posteriormente derribados por los isleños nativos en el período siguiente al cese de la construcción.

En un principio, estas estatuas gigantes llevaban también unos copetes o moños de piedra roja, llamados pukao, que pesan más de 10 toneladas, que se extraían en el cráter de Puna Pau, a veces muy lejos de las estatuas. Además, después debían ser levantados a la altura debida para colocarlos sobre las cabezas.

En 1978, se descubrió que en los huecos de los oculares se colocaban placas de coral a modo de ojos. Estos fueron retirados, destruidos, enterrados o arrojados al mar, en donde también se han localizado. Esto concuerda con la teoría que los mismos pobladores los derribaron, quizás durante guerras tribales.

Los primeros navegantes europeos que a comienzos del siglo XVIII llegaron a la Isla de Pascua no pudieron creer lo que estaban viendo. En esa pequeña área de tierra, descubrieron cientos de estatuas enormes sobre la superficie de toda la isla.

Un estudio reciente ha puesto de manifiesto que las enigmáticas esculturas podrían estar orientados de forma consciente hacia determinadas estrellas, más importantes que el Sol para la civilización ‘Rapa nui’, según la tesis del astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) Juan Antonio Belmonte.




El investigador ha hecho, junto al antropólogo de la Universidad de Chile Edmundo Edwards, “una reinterpretación arqueoastronómica” de los ‘ahus’ –las plataformas ceremoniales sobre las que se erigen los ‘moais’–, para lo que se han estudiado unos 30 de esos emplazamientos.
Ambos han reinterpretado teorías anteriores, especialmente del astrónomo estadounidense William Liller, para quien los ‘ahus’ estaban orientados hacia las puestas y salidas del Sol en los equinoccios y en el solsticio de invierno.

Juan Antonio Belmonte precisa que hay más de un centenar de ‘ahus’ en la isla, por lo que habría que hacer un estudio estadístico “en detalle” para verificar que se orientaban en función de la astronomía y de la topografía, algo similar a lo que, para su sorpresa, encontró este arqueastrónomo en Egipto.
.

“Los egiptólogos decían que los templos estaban orientados hacia el Nilo y nosotros hemos hallado que los egipcios elegían lugares con una orientación astronómica sugerente, que a la vez eran perpendiculares al río”, explica, podría haber ocurrido algo parecido.

Una peculiaridad de los ‘ahus’ es que la mayoría están colocados de forma que las estatuas dan la espalda al mar, lo que en principio sugiere que la orientación dominante es la topográfica.
Los ‘moais’ miraban al poblado de sus descendientes, pues se supone que son estatuas de grandes jefes muertos.

Sin embargo, los investigadores encontraron “connotaciones arqueoastronómicas interesantes” en estatuas situadas en el interior de la isla, de las que una está “claramente” orientada hacia las Pléyades y otras hacia la constelación de Orión. Último soberano.
Varios investigadores habían descubierto que éstas eran un calco en la tierra de la constelación de Orión. En Pascua, en el Océano Pacífico, a miles de kilómetros de cualquier lugar, puede existir una relación similar.

La idea de que los ‘ahus’ y sus ‘moais’ están orientados hacia las estrellas parte de las investigaciones que sobre el terreno ha hecho el antropólogo Edmundo Edwards, que reside en Pascua, pues está casado con una nieta del último soberano aborigen de la isla.

Edmundo Edwards había oído las “ideas antiguas y la tremenda importancia” que dan los ancianos de Pascua a las estrellas y, sobre todo, a las Pléyades, que ellos llaman ‘matariki’ (pequeños ojitos), y al Cinturón de Orión, ‘tautoru’ (los tres bellos).

Para los habitantes de Rapa Nui, las Pléyades indicaban el principio del año en el mes de ‘Anakena’, cuando salían al amanecer, y marcaban en su última visión de la tarde la estación de ‘Hora nui’, la mejor del año, cuando se abría la temporada de pesca y se realizan rituales en honor de los antepasados frente a los ‘ahus’ con sus ‘moais’, y estaba prohibida la guerra.

¿Cuál es su significado?, ¿como se construyeron puntualmente? o ¿como fueron trasladados hasta la costa?. Son algunas de las preguntas, a pesar de que existen varias teorías, que a fecha de hoy aún permanecen sin respuesta.

Si recordamos las tipologías extraterrestres  del post DÉCIMO PRIMERA CONCLUSIÓN 6ª parte

Vemos como en Orión o en Las Pléyades no están los Nefilim. Parece que nuestros “amigos” los grises y los Pleyadianos llevan con nosotros, más tiempo del que pensábamos. Seguramente ya estaban, cuando Los Nefilim llegaron a La tierra. Tal y como Los Pleyadianos indican. La Isla de Pascua podría ser un indicio de esto.

Ciudades perdidas de Jarapa y Mohenjo-Daro, un homenaje a Dr. Jiménez del Oso

Hoy deseo realizar un homenaje a un hombre que consiguió que toda una generación comenzase a plantearse las cosas.

Un hombre que aparecería en la Televisión todas las semanas, en los tiempos en que los contenidos esotéricos no estaban prohibidos. A una hora estelar, las 10 de la Noche, el Profesor Jiménez del Oso, nos abría los ojos ingenuos, a las verdades de una historia no oficial.


Su voz, tranquila, sosegante, su capacidad de narración, transmitía como en los tiempos anteriores a la TV, un cuento, un mito, una leyenda, que nos trasportaba a otra realidad, pero que nos ilustraba sobre nuestra existencia.


Voy a recordar hoy una historia sobre una civilización del valle del Indo que volverá a cuestionar la teoría de los Nefilim como nuestros creadores.

Empecemos por un mito, un animal del que todos hemos oído hablar el unicornio.


Se diría que es el ejemplo perfecto, de lo que sabemos que no existe y que es fruto de la imaginación humana.

Sin embargo.


Cuando los ingleses quisieron construir en Afganistán líneas férreas para trasportar las inmensas riquezas de este país, no se les ocurrió otra cosa que utilizar antiguas piedras.

Gracias a esto, durante cientos de kilómetros, las líneas ferroviarias son sostenidas por los restos de una ciudad legendaria Jarapa.


Afortunadamente los restos de esta civilización estaban diseminados a través de 400 ciudades en el valle del Indo, otra de las ciudades de esta civilización de hace más de 5.500 años es y Mohenjo-Daro.


Son ciudades con conducciones de aguas, con hileras de edificios y calles estudiadas para refrescar con sus corrientes a los habitantes.

Las casas tenían agua corriente y baño. En la ciudad había grandes graneros y piscinas públicas.

Pero lo más sorprendente de estas ciudades era lo que no tenían. No tenían Palacios, ni templos ni grandes estatuas de dioses a los que adorar.


Es evidente que no eran ciudades de los Nefilim. El valle del Indo fue conquistado por ellos mucho después de la existencia de esta civilización. Hacia el 2900 A. C.

¿De dónde salieron entonces los hombres que forjaron estas ciudades?.


Esta civilización perdida desapareció en torno a 3.800 a. C.. Sus habitantes emprendieron un éxodo hacía Pakistán. Allí vendieron sus joyas elaboradas con piedras semipreciosas y sus manifestaciones artísticas, que se pueden observar en los Museos de Pakistán.

Parece ser que los culpables del éxodo fueron los pueblos arios.

¿Pero quiénes eran esta gentes?, ¿de dónde venían?.

Entre los múltiples objetos que podemos observar en los museos, destacan por su número, más de 2200 sellos realizados en estradita.


En estos sellos se puede apreciar una escritura muy extraña. Aún no ha sido descifrada. Esta escritura tiene sin embargo una similitud increíble, con otra en otro lugar muy lejano.


La isla de Pascua. Sus pobladores conservan unas tablillas, muy escasas, con un tipo de escritura con caracteres idénticos, a los de la ciudad del Valle del Indo. Cientos de miles de kilómetros. Separan estas tablillas.

En la isla de pascua los pobladores no pudieron desarrollar una escritura propia. Sus leyendas cuentan como un día una nave con gente extraña llegó a la isla.

Venían de una isla muy grande que se había hundido después de un cataclismo, eran los últimos supervivientes. Ellos enseñaron la escritura a los habitantes de Pascua.

Pero, sigamos con nuestro tema. Se acuerdan. El Unicornio

En los sellos encontrados en Afganistán, hay dibujados muchos animales, todos reconocibles ya que la exactitud de los dibujos no arroja dudas sobre el animal.

Bueno pues, en esos sellos aparece el Unicornio. El número de veces que se dibuja es muy alto por lo que parece ser era un animal muy valorado, quizás en peligro de extinción, quizás un animal de un continente que se hundió tras un cataclismo y desapareció. Pero su memoria ha pervivido a nuestros días, y su imagen ha ilustrado los cuentos y narraciones de nuestros días.



Arqueólogos descartan una teoría sobre las estatuas de la Isla de Pascua

Moais de la Isla de PascuaUn grupo de arqueólogos dice que ha descartado la teoría de hace 50 años que fija nuestro conocimiento sobre cómo las famosas estatuas de piedra fueron llevadas por la Isla de Pascua. El trabajo de campo, liderado por investigadores del University College de Londres y la Universidad de Manchester ha demostrado que el sistema de antiguos caminos de la remota isla del Pacífico era principalmente ceremonial, y no solamente para la construcción y transporte de las figuras.

Una compleja red de caminos de 800 años cruza la

isla entre las canteras de las estatuas y las áreas costeras. A lo largo de los caminos hay docenas de estatuas – o moai.

El hallazgo creará controversia entre los muchos arqueólogos que han dedicado años a descubrir exactamente cómo se trasladaron los moai, desde que el aventurero noruego Thor Heyerdahl publicase su teoría por primera vez en 1958. Heyerdahl y posteriores investigadores creen que las estatuas que se encontraron yaciendo sobre sus espaldas y con las caras cerca de los caminos, fueron abandonadas durante el transporte por los antiguos polinesios.

Pero esta teoría no se sostiene bajo el escrutinio, dice el equipo de arqueólogos del UCL. En lugar de esto, su descubrimiento de plataformas de piedra asociadas con cada moai caído – usando un equipo de ‘estudio geofísico’ especializado – finalmente confirmó una teoría poco conocida de 1914 de la arqueóloga británica Katherine Routledge sobre que las rutas eran principalmente avenidas ceremoniales. Las estatuas, dice el equipo de Manchester y UCL simplemente cayeron a la isla, desprendiéndose de las plataformas con el paso del tiempo.

El equipo es escéptico sobre que los investigadores descubran alguna vez cómo se movieron las piedras.

“Desde Heyerdahl, los arqueólogos han aparecido con todo tipo de teorías – basadas en una suposición subyacente de que los caminos se usaban para el transporte de los moai, desde las canteras en el cono volcánico de Rano Raraku”, dijo el Dr. Colin Richards de Manchester.

“Lo que sabemos es que los caminos tenían una función ceremonial para subrayar su importancia cultural y religiosa. Iban – desde distintas partes de la isla – al volcán Rano Raraku donde se extrajeron las piedras para los Moai. Los conos volcánicos se consideraban puntos de entrada al inframundo y la tierra de origen mítico de Hawaiki. Por tanto, Rano Ranaku no era sólo una cantera, sino un centro sagrado de la isla”.

Las anteriores excavaciones encontraron que los caminos eran de forma cóncava – haciendo difícil mover objetos pesados a través de los mismos. Y conforme los caminos se aproximaban a Rano Raraku, las estatuas se hacían más frecuentes – lo cual, dice el equipo, indica un mayor grado de santidad.

“Todas las evidencias demuestran sólidamente que estos caminos eran ceremoniales – lo cual respalda el trabajo de Katherine Routledge de hace casi 100 años”, dice la Dra. Sue Hamilton. “Tiene sentido: el moai encara a la gente que anda hacia el volcán. Las estatuas son más frecuentes cuanto más cerca están del volcán – lo cual tiene que ser la forma de significar el incremento en el nivel de importancia”.

Añade que: “Lo que es impactante es que realmente Heyerdahl encontró algunas pruebas que sugerían que efectivamente había plataformas. Pero como muchos otros arqueólogos, estaba tan apegado a su creencia de que los caminos eran para transporte – que las ignoraron por completo”.

http://www.cienciakanija.com/2010/05/13/arqueologos-descartan-una-teoria-sobre-las-estatuas-de-la-isla-de-pascua/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+CienciaKanija+%28Ciencia+Kanija%29