Archivos de la categoría Nefilim

La verdad sobre los Anunnaki: ¿Quiénes fueron estos misteriosos seres de la mitología sumeria? – Parte I

Portada - Universo ordenado y texto cuneiforme (Dominio público). Sello cilíndrico acadio con figuras de los Anunnaki. (Dominio público)

La era moderna ha sido testigo de un increíble aumento en la popularidad de todo tipo de publicaciones en los medios de comunicación sobre la mitología de la antigua Mesopotamia. Impulsando esta creciente tendencia están los escritos de varios investigadores que proponen conexiones entre los diversos ciclos de los mitos sumerios y la teoría de que la raza humana fue diseñada o creada por un grupo de seres extraterrestres. Conocida como Teoría de los antiguos astronautas, esta hipótesis está basada en gran medida en las traducciones de tablillas cuneiformes supuestamente realizadas por Zecharia Sitchin, cuya serie de libros Crónicas de la Tierra constituye la base sobre la cual se ha construido la “iglesia” moderna de los dioses alienígenas.

En la narrativa de Sitchin es esencial un grupo de seres míticos conocido como los Anunnaki, de quienes Stichin afirma que cruzaron su propio ADN con el del Homo erectus para crear la humanidad —con la intención de utilizar a los seres humanos como esclavos para extraer oro y otros minerales de las minas. Hoy en día, estos Anunnaki son considerados a menudo el equivalente del Dios creador del Antiguo Testamento.

¿Crearon los Anunnaki a la humanidad? (Dominio público)

¿Crearon los Anunnaki a la humanidad? (Dominio público)

Pero, ¿qué dicen realmente los textos cuneiformes sobre los Anunnaki y otros seres míticos? ¿Cómo encaja la versión de estos seres y sus actividades presentada en los medios partidarios de la ‘Teoría de los antiguos astronautas’ con su representación real en el mundo antiguo?

Sangre real

Para empezar, Anunnaki se traduce como “sangre real” o “semilla de Anu”, no como “los que descendieron” ni como “aquellos que llegaron del cielo a la tierra”, como muchas fuentes modernas afirman. Los Anunnaki son “las deidades sumerias del antiguo tiempo primordial;” un panteón de dioses hijos del dios del cielo Anu y su hermana, Ki. Significativamente, algunos estudiosos han llegado a darse cuenta de que los Anunnaki deberían ser considerados más apropiadamente semidioses o seres semi-divinos. Al parecer, la hermana de Anu, Ki, no era considerada originalmente una deidad, y solamente alcanzó el estatus de diosa mucho más tarde en la historia del ciclo mitológico.

Sello cilíndrico acadio de aproximadamente el 2300 a. C. con las figuras de las deidades Inanna, Utu y Enki, tres miembros de los Anunnaki. (Dominio público)

Sello cilíndrico acadio de aproximadamente el 2300 a. C. con las figuras de las deidades Inanna, Utu y Enki, tres miembros de los Anunnaki. (Dominio público)

Como explica William Klauser:

“Algunas autoridades se preguntan si Ki era considerada una deidad, ya que no existe evidencia de un culto y el nombre aparece sólo en un número limitado de textos sumerios sobre la creación. Samuel Noah Kramer identifica a Ki con la diosa madre sumeria Ninhursag, y afirma que eran originalmente la misma figura. Ella se convirtió más tarde en la diosa babilonia y acadia Antu, consorte del dios Anu (del sumerio An).”

Esencialmente, esto significaría que los Anunnaki nacieron de la unión entre un dios del cielo y una mujer mortal, que más tarde sería deificada en la tradición mitológica.

Cuatro estatuillas de aleación de cobre datadas en torno al 2130 a. C. Representan a cuatro antiguos dioses mesopotámicos, con sus características coronas de cuernos. (Osama Shukir Muhammed Amin/CC BY-SA 3.0)

Cuatro estatuillas de aleación de cobre datadas en torno al 2130 a. C. Representan a cuatro antiguos dioses mesopotámicos, con sus características coronas de cuernos. (Osama Shukir Muhammed Amin/CC BY-SA 3.0)

Del polvo al polvo

Además, “Ki” es el símbolo sumerio para “tierra”, y la consorte de Anu es considerada en ocasiones la personificación de la propia Tierra. Este hecho es similar a la tradición bíblica, donde los mortales fueron creados a partir del polvo de la tierra (Génesis 2,7). El concepto de un grupo de seres semi-divinos nacidos de mujeres mortales es muy similar a las tradiciones bíblica y extra-bíblica de los Nefilim. Uno de los textos antiguos más profusamente referenciados que describe a los Nefilim es el extra-bíblico Libro de Enoc, atribuido al patriarca Enoc, hijo de Jared y padre de Matusalén. El libro de Enoc es considerado un texto apócrifo en nuestros días, y es rechazado por la mayoría de los sistemas teológicos dominantes, aunque no siempre ha sido así. Muchos de los primeros Padres de la iglesia, como Atenágoras, Clemente de Alejandría, Ireneo y Tertuliano aceptaban este libro como escritura sagrada, y se han encontrado fragmentos de 10 copias en arameo del Libro de Enoc entre los rollos del Mar Muerto. Enoc también es citado en la bíblica Epístola de Judas, y se ha estimado que hay varios cientos de referencias más en todo el Nuevo Testamento.

Josué 1,1 tal y como aparece registrado en el Códice de Aleppo, siglo X d. C. (Dominio público)

Josué 1,1 tal y como aparece registrado en el Códice de Aleppo, siglo X d. C. (Dominio público)

Sigue leyendo La verdad sobre los Anunnaki: ¿Quiénes fueron estos misteriosos seres de la mitología sumeria? – Parte I

EL LIBRO DE GIGANTES HALLADO EN EL MAR MUERTO REVELA LA DESTRUCCIÓN DE LOS NEPHILIM

Hace más de 60 años, las excavaciones en las Cuevas de Qumran revelaron casi mil pergaminos antiguos que ofrecían importantes vislumbres del pasado de la humanidad. Los arqueólogos se sorprendieron al encontrar un texto inusual entre ellos, un pergamino que ofrece pistas sobre la desaparición de los Nephilim. “Se llama El Libro de los Gigantes”.



La Biblia hace varias referencias a los Nephilim y la mayoría de ellos se pueden encontrar en el libro de Génesis. La mayor parte de la información perteneciente a estos gigantes antiguos proviene del libro apócrifo de Enoc. Esta antigua obra religiosa judía se atribuye al bisabuelo de Noé, aunque algunos eruditos datan de partes de alrededor de 300 aC.
EL LIBRO DE LOS GIGANTES SE ENCUENTRA EN LAS CUEVAS DE QUMRÁN OFRECE UNA PERSPECTIVA DIFERENTE A LA DEL LIBRO DE ENOC:
los Nephilim se dan cuenta de que, como resultado de sus formas violentas y desviadas, enfrentan una destrucción inminente, y eso los asusta lo suficiente como para pedirle a Enoc que hable en su nombre frente a Dios. El texto comienza detallando cómo los Nephilim plagaron la Tierra y todo lo que vivió en ella.
Pero una vez que todos comienzan a recibir sueños proféticos de la fatalidad, el miedo se filtra en sus corazones. El primero en tener estos sueños fue Mahway, el hijo del ángel Barakel. En su sueño, vio una tableta sumergida en agua. Cuando surge la tabla, todos los nombres, menos tres, han desaparecido. Esto simboliza el Diluvio y la subsecuente destrucción de todos excepto los hijos de Noé.
En ese momento, este hecho no se había vuelto obvio para los Nephilim, por lo que debatieron el significado del sueño de Mahway, pero no tuvieron éxito en la interpretación de los signos. Poco después, otros dos gigantes, Ohya y Hahya, los hijos del ángel caído Shemyaza, comienzan a tener sueños similares; soñaban con desarraigar un árbol a excepción de tres de sus raíces.
“Los gigantes ahora se dan cuenta de la naturaleza profética de sus sueños y buscan ayuda de Enoc. Desafortunadamente, Enoc ya había desaparecido de la faz de la Tierra, por lo que los Nephilim eligieron a uno de sus miembros para emprender un viaje cósmico a fin de encontrarlo. (Mahway) se elevó en el aire como fuertes vientos, y voló con las manos como águilas, dejó atrás el mundo habitado y pasó por encima de la desolación, el gran desierto y Enoc lo vio y lo saludó.
Desafortunadamente, algunas partes de los rollos se dañaron irreparablemente, pero la dirección general del texto es obvia. Uno de los Nephilim viajó fuera de la Tierra en busca de Enoch y sus poderes de interpretación visual. El texto se vuelve muy interesante si sustituimos algunos términos y lo consideramos no como un relato alegórico, sino como la descripción de un evento real cuyo significado se confunde con el tiempo. Si consideramos que volar “con sus manos como águilas” es una metáfora, ¿podemos hipotetizar que Mahway despegó de la Tierra en una nave espacial?
Via: disclose.tv
Articulo publicado en…http://misteriomundial.com/misterios/el-libro-de-gigantes-hallado-en-el-mar-muerto-revela-la-destruccion-de-los-nephilim/

Nefilins eran reales, según manuscrito de 2.000 años

http://oculto.eu/n

Un manuscrito de 2000 años – una narrativa antediluviana – detalla la existencia de los Nefilins, y su destino en el Gran Diluvio.

Antes de continuar, vale la pena mencionar que hay un conocimiento muy limitado sobre la autoría del Libro de los Gigantes. De acuerdo con algunos autores, hay una fascinante similitud entre el Libro de los Gigantes y el clásico épico mosopotámico, Gilgamesh.

Las cuevas de Qumrán son consideradas por muchos historiadores un tesoro de la historia. Hace unos 60 años, los investigadores descubrieron dentro de una de estas cuevas un libro antiguo fascinante que ofrece detalles sorprendentes sobre los nefilins y su posible destino. Este manuscrito antiguo es el llamado Libro de los Gigantes.

Libro de los Gigantes

Libro de los Gigantes

Iba montado en el aire, como fuertes vientos, y voló con sus manos como aguas […él dejó atrás] el mundo habitado y pasó por sobre la Desolación, el gran desierto […] y Enoc, lo vio y lo saludó, y Mahway dijo a él […] aquí y allí una segunda vez al Mahway […] Los Gigantes esperan por sus palabras y todos los monstruos de la Tierra. […] Ha sido llevado […] de los días de […] sus […] y ellos serían añadidos […] sabríamos de que el significado de ellos […] doscientas árboles que del cielo cayeron…

De forma interesante, aunque muchos crean que los nefilins eran el resultado de un mito, la referencia de su existencia puede ser trazada en muchos textos antiguos, entre ellos el Libro del Génesis, que hace muchas referencias a ellos.

Sin embargo, la mayoría de los detalles vienen del libro apócrifo de Enoc, un documento religioso antiguo asignado al bisabuelo de Noé. Enoc y Noé son dos personajes fascinantes de la antigüedad. Enoc tiene fascinado a los escritores y a los investigadores desde hace siglos. Por ejemplo, en el Libro del Génesis, vemos que Enoc vivió en la Tierra 365 increíbles años, tras los cuales fue llevado por Dios: “él caminó con Dios, y él no era más; porque Dios se lo llevó.”

¿Cómo fue esto posible? ¿Cómo podría Enoc haber vivido 365 años? De manera interesante, si damos un vistazo a la lista de Reyes Sumerios, descubrimos que en el pasado lejano, cuando la historia de la civilización de la Tierra estaba por comenzar, los seres que habitaban la Tierra tenían una longevidad que abarcaba de un par de siglos, con capacidad para vivir mil años.

Durante el tiempo en que Enoc vivió en la Tierra, somos conscientes de que nuestro planeta no era sólo habitado por los mortales, sino también por los ángeles. Estos seres conocidos como ángeles – habrían interactuado con los humanos mortales, y, finalmente, cruzándose con ‘las hijas del hombre’, que al final resultaron en seres gigantes con poderes sobrenaturales, contemplados como Nefilins.

Sin embargo, hay algunas diferencias históricas notorias entre el Libro de los Gigantes y el Libro de Enoc.

De acuerdo con el Libro de los Gigantes, los seres híbridos llamados nefilins estaban conscientes de que sus maneras perversas estaban llevando hacia la destrucción. De hecho, los nefilins estaban con tanto ‘miedo’, que pidieron a Enoc que interviniese en su favor y hablase con el Dios Todopoderoso.

El Libro de los Gigantes, se explica cómo los nefilins causaron el caos en la Tierra y cambiaron todo en aquella época.

Fuente: Reconstructed texts of the 2,000-year-old manuscript prove the Nephilim were REAL?

Tula…cultura de gigantes…

http://www.esquinamagica.com/articulos.php?idar=444&id1=11

Por Alfonso Guadarrama

A unos cien kilómetros al norte de la ciudad de México se encuentra el sitio arqueológico conocido como Tula. Lo que llama la atención desde que uno se aproxima a esa zona son las magníficas estatuas llamadas Atlantes. En realidad son columnas de 4.60 metros formadas por cuatro bloques de piedra. El primero representa las piernas, el segundo el vientre, el tercero el pecho y el cuarto la cabeza. Estos cuatro bloques están ensamblados unos a los otros de manera ingeniosa, lo que no impidió que en un momento dado cayeran por tierra. Fueron los arqueólogos los que pusieron en pié estas columnas que tuvieron la función de sostener la techumbre de madera y paja que cubría la parte superior de la pirámide.
Estas cariátides de forma humana representan guerreros erguidos y con cierto aire de dignidad. Cubren su cabeza con un tocado representando una banda celeste con estrellas y rematado con un puñado de plumas, todo está atado a la nuca por un nudo. El rostro de cada Atlante estaba pintado y seguramente que los ojos y la boca tuvieron incrustaciones de concha y de obsidiana. El pelo está representado por líneas verticales. El guerrero porta orejeras rectangulares. Su pecho está protegido por una placa en forma de mariposa.
Se decora con un collar alrededor del cuello cuyas piezas cuelgan armónicamente hacia atrás, formando un disco (Tezcacuitlapilli) que cubre su espalda. Esto probablemente representa al sol con cara humana saliendo de un disco en el cual se distinguen cuatro serpientes separadas por cuatro bandas radiales. Está armado con un lanzador de dardos (atlatl) que tiene en su mano derecha, mientras que con la izquierda sostiene un puño de dardos. Asimismo está provisto de una espada curvada y una bolsa para incienso
. A pesar de su talla colosal y cierta rigidez, los guerreros están representados en forma realística y sus facciones ofrecen una impresión de energía y calma. Cada guerrero está asociado con el dios Quetzalcoatl, en su advocación de Tlahuizcalpantecutli, que es la representación de la estrella de la mañana, en otras palabras es una alusión al planeta Venus, que en el cielo de México es la estrella más brillante, sobre todo al amanecer.
De los cuatro Atlantes existentes, el de la extrema izquierda es una copia del original que se encuentra en el Museo de Antropología de la ciudad de México; los dos del centro son originales y el de la extrema derecha es original solo en la parte baja y la parte superior es una copia, en vista de que tales fragmentos nunca fueron recuperados durante las excavaciones.
Los pilares que se encuentran sobre la pirámide, en una línea, atrás de los Atlantes, tienen la misma altura y servían igualmente para sostener el techo de madera. Están formados por cuatro secciones, empotrados sección por sección y su superficie está cuidadosamente esculpida. Cada faceta muestra, con pequeñas diferencias, los mismos motivos: una banda terrestre representada por el monstruo conocido como Cipactli por los antiguos mexicanos, mientras que la actitud guerrera es invariablemente la misma: sostienen una espada curva y unos dardos en una mano y un lanzador de dardos, en la otra. Casi todos llevan una mariposa sobre el pecho. Uno de los pilares muestra una representación de Ce Acatl Topiltzin Quetzalcoatl, famoso rey y gran sacerdote, fundador de Tollan, capital de los toltecas.
Estos monumentos se encuentran sobre la pirámide principal y es lo que da al edificio su mejor expresión, ya que la pirámide sólo cuenta con 10 metros de altura. En el próximo número mencionaremos con detalle la cultura tolteca, una de las más importantes del México antiguo.
Mitos y leyendas sobre los Gigantes 
¿Quiénes fueron los legendarios Gigantes?, ¿híbridos de extraterrestres?, esta especie de homínidos de quienes se hace referencia en multitud de crónicas y leyendas griegas, nórdicas, germánicas, hindúes, indoeuropeas, mayas, aztecas, toltecas e incas, se les menciona al igual en textos sagrados como en la Biblia. La figura del gigante se presenta en casi todas las culturas.
Existen evidencias contundentes descubiertas por arqueólogos de todo el mundo sobre la verdadera existencia de esta especie de gran tamaño con la que nuestros ancestros compartieron el planeta, sin embargo, desconocemos el porque se oculta celosamente toda esta evidencia y se desmiente cuando se les cuestiona sobre tales hallazgos, como si el reconocer su existencia trajera consigo terribles consecuencias en nuestra actual sociedad, cambios tal vez que cimbraran las bases de nuestra ciencia y religiones.
En la Biblia se hace referencia a un sinnúmero de eventos sumamente interesantes, donde se involucran la presencia de los gigantes.
En el pasado, algunos núcleos de la población humana fueron escogidos para ser contactados por civilizaciones procedentes de diversos confines del universo, es el caso de los antiguos escritos de las culturas sumeria y Hebrea. Algunas civilizaciones extraterrestres visitantes comenzaron a experimentar genéticamente con ciertos individuos seleccionados, en base, a las características requeridas, de aquí inician las primeras abducciones y cuyos resultados no fueron satisfactorios.
Esta manipulación genética fue por la búsqueda de una hibridación entre ambas especies y terminó en una degradación en los genes, dando por resultado a los legendarios gigantes, quienes poseían un coeficiente intelectual superior al humano, heredado de sus padres cósmicos y además fueron los primeros receptores de un conocimiento y una tecnología muy avanzada, la cual transmitieron a los núcleos de población que dieron origen a las grandes culturas que florecieron en la Atlántida y que posteriormente quizás fueron las culturas madres de la Egipcia, Maya, Tolteca, Azteca, Olmeca, Inca y Hebrea.
En la Biblia se hace referencia a un sinnúmero de eventos sumamente interesantes, donde se involucran la presencia de los gigantes. En el libro de Números, los exploradores enviados por Moisés para hacer un reconocimiento de la tierra de Canán, llegan a Hebrón y descubren que los descendientes de Anak, viven en la región, informando a su líder, que la región explorada que les fue asignada estaba ocupada por gigantes.
En el Deuteronomio abundan crónicas referentes a esto, se hace mención de grandes ciudades con enormes terraplenes y bastiones construidos por los Anakim. Las escrituras sagradas también mencionan otros personajes de gran estatura (Superior a los 2 ó 3 metros), así como Goliat, y Og, el Rey de Bashan.
En el Génesis 6, versículo 1 y 2, podemos leer:
Cuando los hombres se habían multiplicado sobre la Tierra y habían procreado hijas, viendo los hijos de Dios, que las hijas de los hombres eran hermosas, escogieron de entre ellas por mujeres a las que quisieron.

En el Génesis 6: 
Por entonces y también en épocas posteriores, cuando los hijos de Dios cohabitaban con las hijas de los hombres y éstas tuvieron hijos, aparecieron en la Tierra los gigantes. E
stos son los esforzados varones de los tiempos primeros, los héroes famosos. Según el arqueólogo y escritor Zecharian Sitchin, NEPHILIM significa literalmente: aquéllos que bajaron de los cielos a la tierra.
Los traductores de la Biblia supusieron que NEPHILIM significaba gigantes, porque en otras partes se menciona que éstos eran también conocidos como ANAKIM, a la vez que en el cuento sobre el gigante GOLIAT se afirma que él era de descendiente ANAK; de aquí la conclusión: si ANAK era un gigante, entonces los NEPHILIM, que también eran ANAKIM, deberán ser gigantes.
Un pasaje encontrado en Libro Apócrifo de Enoch nos habla de la unión de los celestes, con las hijas de los hombres o sea los Ángeles o NEPHILIM: Y los mensajeros, hijos de los cielos, se dijeron entre ellos: Vamos, escojamos mujeres entre los hijos de los hombres y engendremos hijos. 
De acuerdo a Enoch de esta unión:
Concibieron y pusieron en el mundo grandes gigantes. Dicho relato también es confirmado en el libro del Génesis de la Biblia, así como muchos otros relatos de otros pueblos de la Tierra, inclusive leyendas de los nativos norteamericanos, todo indica que existió una raza de gigantes que emergió de una manipulación genética con seres humanos o prehomínidos, con seres del cosmos o como se ha manejado entre Ángeles y mujeres. De acuerdo a Enoch, estos gigantes eran la prole de los falsos creadores espaciales, Goliat una de estas creaciones grotescas había nacido de los Refaim o los gigantes nacidos en Gat, tenían parecido físico con el humano pero carentes de capacidad espiritual.
Otros pasajes referentes a esto fueron: 
Así, pues, cuando los hijos de los hombres se hubieron multiplicado y les nacieron en esos días hijas hermosas y bonitas y los Ángeles, hijos de los cielos, las vieron y las desearon, y se dijeron entre ellos: Vamos, escojamos mujeres entre los hijos de los hombres y engendremos hijos.
Entonces todos juntos juraron y se comprometieron acerca de eso, los unos hacia los otros con un anatema.

Así pues todos ellos eran doscientos y descendieron sobre Ardis, la cima del monte Hermón; y lo llamaron monte Hermón porque es sobre él donde habían jurado y se habían comprometido los unos con los otros con un anatema.

Y he aquí los nombres de sus jefes: Semyaza, su príncipe, Arakib, Aramiel, Kokabien, Tamiel, Raniel, Daniel, Ezequiel, Baraquiel, Asael, Amaros, Batariel, Anamiel, Zaquile, Samasapeel, Satariel, Toriel, Yomeyal, Arazeyal.
Estos y todos los otros con ellos tomaron mujeres; cada uno escogió una y comenzaron a ir hacia ellas, y a tener comercio con ellas, y les enseñaron los encantos y los encantamientos, y les enseñaron el arte de cortar las raíces y las ciencia de los árboles.
Así, pues, éstas concibieron y pusieron en el mundo grandes gigantes, cuya altura era de tres mil codos. Ellos devoraron todo el fruto del trabajo de los hombres, hasta que éstos ya no pudieron alimentarlos más.
Entonces los gigantes se volvieron contra los hombres para devorarlos. Y empezaron a pecar contra los pájaros y contra las bestias, los reptiles y los peces; después ellos se devoraron la carne entre ellos y se bebieron la sangre. Entonces la tierra castigó a los violentos.
Estos gigantes tenían seis dedos en cada una de sus extremidades.
La Biblia hace mención de esto en Sam. 21, 20 y Paralipómenos 20,6: Hubo una batalla más en Gat, en la que se halló un hombre de alta talla que tenía seis dedos en cada mano y en cada pie, veinticuatro en todo, que descendía también de Rafa.
Plínio nos cuenta en sus crónicas, que habitaban en Andalucía un grupo de gentes de colosales dimensiones dedicadas a la depredación y piratería y era tal su tamaño, que en ocasiones uno sólo de ellos podía hacer zozobrar a alguna pequeña embarcación con la única fuerza de su peso.
Se cuenta que hace miles de años llegaron a la isla de Menorca después de un diluvio, un grupo de gigantes Caldeos, que construyeron un buen número de monumentos (los megalíticos actuales).
En el México antiguo, dominó la cosmología de los cinco mundos Soles Cosmológicos donde se refiere a los enormes homínidos, dicha cosmología no fue ideada por los Aztecas, sino realmente nació en Teotihuacán (en la lengua de los Toltecas y Aztecas significa: El lugar donde vivían los antiguos o bien: El sitio de los Dioses).
El primer Sol nació en el año 955 AC., y recibió el nombre de Naoi Ocelotl (4 Jaguar) y tuvo una duración de 676 años, su elemento dominante era la tierra y su Dios supremo era Tezcatipoca, según relata la leyenda, el mundo estaba poblado por GIGANTES, que fueron devorados en su totalidad por jaguares (para mayor información ver la Sección “Teotihuacán”).
Decía el cronista mexicano Fernando de Alba Ixtlilxochitl, que los primeros pobladores de México habían sido unos Gigantes que les llamaron Quinametzin, dicho nombre que otorgado por los toltecas y posteriormente lo tomaron los Aztecas, se decía que ese grupo de gigantes que fueron destruidos por el cielo a través de un diluvio como justo castigo por su iniquidad, sabían de agricultura, metalurgia, artes, orfebrería, etc., levantaron enormes templos de piedra y conocían de la creación del mundo.
Analizando la majestuosidad de la ciudad de Teotihuacan, los edificios sólo pudieron haberse construidos por la raza de gigantes Quinametzin y como prueba científica de su existencia, son sus huesos. En cambio en el norte del país habitaron un grupo de gigantes que sólo comían piñones, como los grupos indígenas de la región y no realizaban actividades como los gigantes del centro de México.

Francisco Javier Clavijero estudioso del siglo XVIII, estaban convencidos de que los primeros ocupantes de México habían sido seres de estatura superior a lo normal, los humanos después llegados les llamaron Quinametzin Hueytlacame, que significaba enormes hombre deformes ó gigantes monstruosos, dando una coexistencia pacífica con ellos.

Una evidencia arqueológica de los Atlantes, son las esculturas majestuosas que se encuentran en la ciudad Tolteca de Tula, en el estado de Hidalgo, México, estos enigmáticos gigantes poseen detalles curiosos que han hecho pensar a los ufólogos, que son representaciones de visitantes del espacio; las esculturas muestran una serie de instrumentos que son claramente producto de una tecnología muy avanzada.

Tal es el caso de una especie de pistolas de rayos que están sostenidas en las manos, mientras que en le pecho cada Atlante porta un escudo magnético protector. La cabeza está coronada por un extraño casco espacial de forma semicuadrada.

Estos seres eran compañeros y guardias de Quetzalcóatl, durante su misión en la Tierra y en particular con los Toltecas, a quienes enseñaron gran cantidad de conocimientos astronómicos y científicos, ellos permanecieron durante muchos años hasta su muerte, en memoria de ellos se les construyeron esas cuatro esculturas para que las generaciones futuras no los olvidaran. El tamaño de cada Atlante es de casi cuatro metros de alto, representa la estatura real de aquellos extraterrestres, quienes pudieron haber sido los NEPHILIMS o Ángeles caídos, que se cruzaron con las hijas de los hombres y procrearon los gigantes.

Restos de Nephilims con cuernos encontrados en América del Norte

http://conspiraciones1040.blogspot.com/2016/08/restos-de-nephilims-con-cuernos-encontrado-en-america-del-norte.html

Restos de Nephilims con cuernos encontrado en América del Norte


De todos los descubrimientos arqueológicos misteriosos e inquietantes, ninguno se iguala con el túmulo Sayre en el Condado de Bradford, Pennsylvania, EE.UU..
El túmulo fue hallado al final del siglo 19 por un golpe de suerte de tres investigadores que desconocían lo que había debajo de sus pies. Los tres investigadores fueron un grupo de anticuarios distinguidos, entre ellos el historiador del estado de Pensilvania y dignatario de la Iglesia Presbiteriana, Dr, G. P. Donehoo, A. B. Skinner del Museo de Investigación de América, y W. K. Morehead, de Philips Academy en Andover, Massachusetts.

En lugar de encontrar los cuerpos de nativos americanos en Spanish Hill, los investigadores desenterraron debajo del túmulo varios esqueletos extravagantes, debido a su impresionante altura de más de 2 metros.

Estos esqueletos en particular, presentaban otro rasgo que nunca se ha registrado entre los seres humanos: cuernos reales que sobresale de la frente, 5 centímetross por encima de sus cejas. Se estima que habían sido enterrados en el siglo 13.

El cráneo con cuernos de Sayre, Pensilvania.

Más interesante es el hecho de que la gente del lugar reportaron extrañas apariciones que se parecían mucho a los esqueletos con cuernos que se encuentran en el túmulo Sayre.

Al igual que muchos nuevos hallazgos arqueológicos, poco después de que los esqueletos fueron enviados al museo de Filadelfia, al parecer fueron “robados” o “se extraviaron y se perdieron”.

Al parecer, estas piezas de la historia podría haber arrojado alguna luz sobre los habitantes prehistóricos de América del Norte de esos días. Por otro lado, hay quienes sostienen que estos esqueletos son los restos de los seres que sirvieron para propósitos más elevados, lo que sugiere una cultura de nephilims y sus descendencias, formaron en conjunto los llamados “resplandecientes”, a menudo representado como seres con cuernos. Los cuernos simbolizan la sabiduría y la gobernación y esta correlación se pueden ver en muchas culturas chamánicas, donde los miembros ornamentan sus cabezas con cuernos. De acuerdo con una teoría de la escritora Mary Sutherland, el uso de cuernos como un adorno en el tocado se hizo para mostrar el parentesco con una línea de sangre Atlante con el derecho de gobernar.

A continuación se puede ver el artículo que hizo pública la historia de los esqueletos con cuernos, en una página de la expedición Moorehead.

Articulo con el titulo ‘Articulo que habla de los gigantes con cuernos fue publicado el 12 de julio de 1914

De acuerdo con Deb Twigg, directora ejecutiva de Susquehanna River Archaeological Center of Native Indian Studies (SRAC), este es el títular del artículo de noticias de fecha más temprana que ella pudo encontrar. Eso es de 1916, (a diferencia de la década de 1880). Este artículo llega a decir que se trata de “uno de los descubrimientos científicos más notables de la historia hecho aquí – Sesenta y ocho esqueletos de hombres que vivieron hace 700 años desenterrados entre Sayre y Waverly”…”Un extraño miembro: tenía 2 metros de altura. Cuernos sobresalían de su cráneo “…” cuernos de hueso sólido que crecieron en línea recta desde el cráneo cerca de 5 centímetros por encima de la calavera perfectamente formado y que dieron todas las evidencias de haber estado allí desde su nacimiento”.

Las leyendas de muchos nativos americanos hablan de una raza de gigantes temprana responsables de las estructuras megalíticas que se pueden encontrar a través de toda América del Norte. Cuando los primeros colonos pidieron a los nativos americanos hablar acerca de las peculiares estructuras megalíticas, vinieron con una respuesta que no satisface a los escépticos: Toda la tierra estaba habitada hace mucho tiempo por una antigua raza de personas poderosas que había emergido del mar.

¿Es esta la pura verdad como algunas desconcertantes leyendas sostienen, o una simple maniobra engañosa de los nativos americanos para ocultar un más grande conocimiento que muy pocos son elegidos para entender? Es más fácil mentir cuando se mezcla con elementos conservadores de la verdad.

Hasta que cualquier rastro de los esqueleto “extraviados” o “robado” sean descubiertos, muchas preguntas permanecerán sin respuesta y en la necesidad de respuestas, para estos que buscan finalmente proponer teorías más elaboradas y posiblemente más precisas en cuanto a su origen, su propósito y lo que causó su extinción en caso de que sucediera.

Secreto revelado en antigua pintura: los antepasados de la reina Isabel son de origen reptil

Los investigadores y denunciantes creen que la reina Isabel II, es una sacerdotisa del linaje Illuminati, linaje reptiliano como ya sabréis, el reptil que se observa con mayor frecuencia en todo el mundo.

reina isabel es un reptil

Según los historiadores ha habido avistamientos de reptiles de todo el mundo, a intervalos regulares a lo largo de la historia, sin embargo, ahora se cree que estamos en una edad de oro en lo que se refiere a los avistamientos de reptil.

La imagen de una cobra apareció en un retrato de la reina Elizabeth, los expertos afirman que en 2016 la gente más que nunca han desarrollado la capacidad de ser testigo de la metamorfosis.

Sin embargo, parece que un misterioso artista en el siglo 16 también tenía esta capacidad. Lo plasmó en una pintura de la Reina Elizabeth,­ un antepasado de la reina Isabel II , aquí el artista retrata a la reina con una serpiente enroscada en sus manos, un símbolo medieval de los reptiles.

reptil

Secreto Revelado

La imagen de una serpiente apareció en un retrato del siglo 16 la reina Isabel I. El retrato fue creado por un artista desconocido en la década de 1580 o comienzos de 1590 la imagen no estaba en exhibición en la galería de Londres desde 1921.

Esta pintura está escondida en las entrañas del edificio. La serpiente se utiliza a veces para reflejar la sabiduría, la prudencia y la sana crítica, pero las criaturas escamosas también están vinculadas a este antiguo linaje extraterrestre.

estructuras Anunnaki antes del diluvio: La 200.000 años de edad antigua de la ciudad en África

http://www.ancient-code.com/

Si el antiguo Anunnaki visitó Tierra hace cientos de miles de años atrás … no habríamos de encontrar pruebas de su reinado en la Tierra hoy en día? Según muchos autores, la prueba de la existencia de la antigua Anunnaki se puede encontrar en todo el mundo. En este artículo, echamos un vistazo a los 200.000 años de edad, de la ciudad antigua descubierta en África.


-Andes_Temple-_concept_art

Si existiera la antigua Anunnaki en la Tierra, no habríamos de encontrar pruebas de su existencia hoy en día? Bueno, de acuerdo a una serie de autores, la evidencia está a nuestro alrededor.


¿Usted cree en la existencia de la antigua Anunnaki?

Millones de personas en todo el mundo creen firmemente que cientos de miles de años, los seres avanzados vivían en la Tierra, y muchos se refieren a ellos como los Anunnaki: “los que bajó de los cielos.”

Supuestamente, y según algunos autores, la antigua Anunnaki eran (todavía?) Muy avanzadas civilizaciones extraterrestres ” de un planeta difícil de alcanzar en nuestro sistema solar.

Estos seres misteriosos llegaron a la Tierra hace más de 400.000 años y se ha marcado el inicio de la civilización humana.

Pero ¿cuáles son / eran los Anunnaki? Son meras invenciones mitológicas de la gente hace miles de años? O es posible que hay evidencia para apoyar que lo hicieron, de hecho, existen en la Tierra?

Curiosamente, si echamos un vistazo a los innumerables descubrimientos que se han hecho en el último par de décadas, entenderemos que la historia tal como la conocemos es completamente diferente de la realidad.

Sigue leyendo estructuras Anunnaki antes del diluvio: La 200.000 años de edad antigua de la ciudad en África

El misterioso incidente del reptiliano del Monte Vernon

Aquí tenéis mi nuevo vídeo grabado con un especial atrezzo en modo de prismáticos que me encantó hacer en su día. Es un caso que tenía muchísimas ganas de relataros, visualmente impactante y lleno de preguntas. Agradecer al artista Falansh LeModus Op las viñetas que acompañan

Linda Moulton Howe Glimpses of Other Realities Vol. 1
http: //thecid.com/ufo/sources/474.htm

 

El Libro de los Gigantes de 2000 años de antigüedad describe cómo los Nephilim fueron exterminados

http://conspiraciones1040.blogspot.com/

El Libro de los Gigantes de 2000 años de antigüedad describe cómo los Nephilim fueron exterminados
Hace más de 60 años, excavaciones en las cuevas de Qumrán revelaron casi mil pergaminos antiguos que ofrecían destellos importantes del pasado de la humanidad. Los arqueólogos estaban sorprendidos de encontrar un texto inusual entre ellos, un rollo de papel que ofrece pistas sobre la desaparición de los Nephilim. Se llama El Libro de los Gigantes.
La Biblia hace varias referencias a los Nephilim y la mayoría de ellos se puede encontrar en el libro del Génesis. La mayor parte de la información relativa a estos gigantes de la antigüedad vienen del libro apócrifo de Enoc. Esta antigua obra religiosa judía se atribuye al bisabuelo de Noé, aunque algunos estudiosos datan partes de ella a alrededor del 300 aC.

Enoc es un personaje desconcertante, por decir lo menos. El libro del Génesis nos dice que vivió en la Tierra durante 365 años, antes de ser llevado por Dios;“Él caminó con Dios, y él ya no estaba; porque le llevó Dios.” Durante su tiempo aquí, nuestro planeta también fue habitada por “ángeles” que interactuaban libremente con los humanos, y eventualemnte se cruzaron con las “hijas de los hombres” y dieron a luz a una raza de híbridos anormalmente fuertes y gigantes llamados Nephilim.

El origen de la palabra Nephilim no se entiende completamente, pero los estudiosos han propuesto varias etimologías: “Los caído”, “apóstatas”, o “estos que causan que otros caigan.” Independientemente de su nombre, los Nephilim han sido siempre un sinónimo para gigantes.

Fragmento del Libro de los Gigantes.

El Libro de los Gigantes encontrados en las cuevas de Qumran ofrecen una perspectiva que es diferente de la del libro de Enoch. Aunque incompleta, los fragmentos de los rollos pintan un panorama sombrío: los Nephilim tomaron conciencia de que, como resultado de sus formas violentas y desviadas, se enfrentaron a la inminente destrucción, y que les asusto lo suficiente como para pedir a Enoc hablar en su nombre delante de Dios.

El texto comienza detallando cómo los Nephilim plagaron la Tierra y todo lo que vivió en él. Pero una vez que todos comienzan a recibir los sueños proféticos de la fatalidad, el miedo se filtro en sus corazones. El primero en tener estos sueños fue Mahway, el hijo titán del ángel Baraquel. En su sueño, vio una tableta siendo sumergido en el agua. Cuando la tableta emergió, todos excepto tres nombres habían sido quitados. Esto simboliza la inundación y posterior destrucción de todos, salvo los hijos de Noé.

En ese momento, este hecho no se había vuelto evidente para los Nephilim por lo que debatieron el significado del sueño de Mahway, pero no tuvieron éxito en la interpretación de los signos. Poco después, dos gigantes más, Ohya y Hahya, los hijos del ángel caído Shemihaza empezaron a tener sueños similares; soñaron con un árbol siendo desarraigado a excepción de tres de sus raíces.

Después de esto, el resto del grupo de gigantes comenzaron a tener sueños apocalípticos:

Entonces dos de ellos tenían sueños y el sueño de sus ojos había huido delante de ellos, y levantándose, vino a [… y le dijo a] sus sueños, y le dijo en la asamblea de [sus compañeros] los monstruos [… En] mi sueño yo estaba viendo esta misma noche [y había un huerto …] los jardineros y los que estaban regando [… doscientos árboles y] grandes brotes salieron de su raíz […] toda el agua, y el fuego quemó todo [el jardín …] Ellos encontraron a los gigantes para contarles el sueño … “

Los gigantes han dado cuenta de la naturaleza profética de sus sueños y buscaban la ayuda de Enoc. Por desgracia, Enoc ya había desaparecido de la faz de la Tierra por lo que el Nephilim elegido, uno de sus miembros, realizo un viaje cósmico con el fin de encontrarlo.

[Mahway] monto en el aire como vientos fuertes, y voló con sus manos como las águilas [… dejó atrás] el mundo habitado y paso sobre la desolación, el gran desierto […] y Enoch lo vio y lo saludó, y Mahway dijo a él […] aquí y allá por segunda vez para Mahway […] los gigantes esperan sus palabras, y todos los monstruos de la Tierra. Si […] ha sido llevado […] a partir de los días de […] su […] y que se añadirían […] nos gustaría saber de usted su significado […] doscientos árboles que desde el cielo vinieron abajo … “

Por desgracia, las partes de los rollos fueron dañados sin posibilidad de reparación, pero la dirección general del texto es evidente. Uno de los Nephilim viajo fuera de la Tierra en busca de Enoc y sus poderes de visión-interpretación. El texto se hace muy interesante si sustituimos algunos términos y la consideramos no como un relato alegórico, sino como la descripción de un evento real cuyo significado se hizo confuso en el tiempo.

Si consideramos volar “con las manos como las águilas” una metáfora, ¿podemos plantear la hipótesis de que Mahway despegó de la Tierra en una nave espacial? En este caso, ¿la “desolación, el gran desierto” se refieren al espacio interestelar? Depende de lo lejos que estamos dispuestos a interpretar una fragmento de un rollo de 2.000 años de antiguedad, pero los teóricos de los antiguos astronautas hacen algo más que solo tomarlo en su valor nominal.

Enoc envía a Mahway de vuelta de donde vino, prometiéndole que va a hablar a Dios en su nombre. Por desgracia para los Nephilim, las tablillas de Enoc enviados a ellos no les trajo buenas noticias:

El escriba Enoc […] una copia de la segunda tableta que [Enoc] enviado en la misma parte de Enoc el escribiente observo [… En el nombre de Dios el gran] y un santo, para Shemihaza y todos sus compañeros […]

Que se sepa a usted que no […] y las cosas que ha hecho, y que sus esposas […] ellos con sus hijos y las esposas de [sus hijos] por su libertinaje en la Tierra, y ha habido sobre ti [… y la tierra está pidiendo a gritos] y se quejan de que usted y los actos de sus hijos […] el daño que ha hecho a él.

[…] Hasta que Raphael aparezca, contempla, la destrucción [se acerca, una gran inundación, y va a destruir todos los seres vivos] y lo que está en los desiertos y los mares. Y el significado de la materia […] sobre ti por malvado. Pero ahora, desatar las ligaduras [que te atan al mal …] y ora.”

Si ellos oraban o no, el texto no lo puede decir. Pero ellos no parecen estar más aquí, demostrando una vez más la efectividad de un diluvio global.