Archivo de la categoría: SERIES- MISTERIOS DEL PASADO

«¿Cómo nos ven y se comunican desde el más allá?» Mikel Lizarralde.

www.mikellizarralde.es – www.proofofsurvivalmedium.com – www.izarpe.org
Mindalia Televisión


(desde el minuto 4:00)
El Mundo Espiritual es un mundo real. Un mundo que interactúa con nosotros y que es capaz de enviarnos no sólo señales, sino también comunicación veraz y verificable de que nuestros seres queridos siguen entre nosotros y que lo hacen con amor. En esta conferencia gratuita, Mikel Lizarralde nos enseñará a cómo identificar estas señales y cómo interpretarlas….Nos ayudará a saber cómo los espíritus nos ven y se comunican con nosotros y sobre todo, a cómo interpretarlos en nuestra vida diaria. (Cuando sabes que la vida no se acaba tras la muerte del cuerpo físico y que nuestros seres queridos siguen estando ahí, cuidándonos, viéndonos, protegiéndonos y guiándonos, nuestro corazón descansa tranquilo y la vida adquiere un nuevo significado.)

Mikel siempre ha sido intuitivo, desde que tiene uso de razón. Desde bien pequeño ha visto y sentido espíritus, vaticinado eventos y realizado predicciones.
Ya desde la pre-adolescencia empieza a practicar diferentes técnicas de contacto con el más allá, hasta que en 2003, con 24 años, conoció a Marilyn Rossner la cual lo formó durante 2 años y medio en Canadá. Después Mikel siguió sus estudios en Inglaterra en la Unión Espiritualista Británica y también en Canadá.
Sus concretos mensajes y cercanía hacen de su manera de trabajar muy especial y única, siendo en la actualidad uno de los más reclamados en simposios y congresos de todo el mundo.
Presidente y Fundador de IZARPE (Instituto de Ciencias Intuitivas y Terapéuticas), coordinador de IZARGI (Asociación de Ayuda en Duelo y Pérdida).

***

GALERÍA DE LOS ANTIGUOS ASTRONAUTAS.

nuevamentes.net/

Una imagen vale más de mil palabras. Para los astroarqueólogos, entre los que me incluyo como tal, evidencias como las que mostraré a continuación, nos recuerdan que nuestros ancestros vieron individuos poderosos que hoy parecen… ¿astronautas?
VALLE DE CAMÓNICA:
 
https://i0.wp.com/www.cieliparalleli.com/immagini_home13/incisione1.gif?w=604
ITALIA. El arqueólogo Emmanuel Anati descubrió esta y otras pinturas rupestres, que atribuyó a alguna cultura paleolítica muy superior a las del resto de su entorno. Mostraban seres con “cascos” que irradian “rayos“, y que recuerdan, ciertamente, trajes espaciales. Algunas de las figuras representadas en el valle de Camonica sostienen triángulos demasiado perfectos para ser identificados con arcos y flechas.
TASSILI’N’AJJER:
 
SAHARA. En 1956 Henri Lothe descubrió un abrigo rocosoo donde vio esta imagen. La bautizó como “gran dios marciano” por su similitud a los primeros cosmonautas. Incluso un piloto soviético, V. Akratov, dijo que el estilo de sus vestiduras es semejante al de nuestros trajes de presión”.
 
 
TUMBA DE RAMSÉS VI:
 
https://i0.wp.com/www.bibliotecapleyades.net/imagenes5/ZZtiempo_2.jpg?w=604
EGIPTO. Esta procesión de gentes con “escafandra” acompaña los dibujos de una de las más bellas tumbas faraónicas de Egipto. Los dibujos pertenecen al llamado Libro de las Puertas, y han dado pie a todo tipo de especulaciones.
LOSA DE PALENQUE:
 
http://peterpetrellisite.files.wordpress.com/2008/08/pacal.jpg?w=627&resize=375%2C271
MEXICO. Descubierta en 1951 por Alberto Ruz Lhuiller en el Templo de las Inscripciones de Palenque, en Yucatán. Quien hizo famosa a esta lápida fue Erich Von Däniken. Supuestamente cubría el cadáver de Pacal, un dios maya, y para el escritor suizo su losa muestra a esta divinidad a los mandos de un vehículo espacial. Una visión osada que durante años ha tratado de desmentirse… sin demasiada  aprobación popular, por cierto.
ESTATUILLA DOGU:
 
http://granmisterio.files.wordpress.com/2013/11/79674-dogumachine.jpg?w=627&resize=303%2C400
JAPÓN. Esta figurilla, perteneciente a pueblo neolítico de los Jomon (4000 a.C), muestra, según algunos escritores como Vaughn M. Greene, más de 30 similitudes formales con los trajes espaciales utilizados durante las misiones Apolo de la NASA. “Gafas”, “auriculares”, “cinturones”, “guantes” y muchos otros elementos técnicos se encuentran toscamente representados, y en su justo lugar, en una arcilla de seis mil años de edad.
MONASTERIO DE VISOKI DECHANI:
 
KOSOVO. Junto al fresco de una crucifixión del siglo XIV, puede admirarse esta especie de “cápsula espacial” con un “astronauta” en su interior. El ruso Vyacheslav Zaitsev fue el primero en darse cuenta de su parecido con un vehículo volador… ¿en el 1300 d.C?
KIMBERLEY
 
http://granmisterio.files.wordpress.com/2013/11/96217-4.jpg?w=627&resize=450%2C314
AUSTRALIA. En la vertiente occidental del continente, en abrigos rocosos sagrados para los aborígenes, se descubrieron paredes cubiertas con retratos de seres resplandecientes. Rodeados por un aura extraña, algunos han encontrado cierto parentesco con los “astronautas rupestres” del Valle de Camonica.
Y vosotros… ¿qué opináis?
Página 2 de 2
NOMMOSydogos
Si hablamos de culturas antiguas influenciadas por extraterrestres, entonces el caso delpueblo dogón es uno de los más espectaculares en la historia de la Humanidad, porque simplemente la ciencia no puede explicar cómo es que estas personas sin acceso a telescopios o tecnología espacial supieran tanto de los astros del universo, como por ejemplo de Sirio B o Sirio C, que no son visibles desde la Tierra sin los aparatos correspondientes. El comienzo de su mitología nos lleva hacia el año 3000 a.C.
El pueblo Dogón se encuentra ubicado en Malí, África occidental, y posee una mitología muy rica, que para mí y los creyentes en la Teoría de los Antiguos Astronautas, es reveladora en cuanto a los datos precisos que aporta del Sistema Solar, que solamente pudieron ser corroborados por la astronomía moderna, afirmando por ejemplo que la Luna es “seca y estéril”, que el planeta Júpiter (al que llaman Dana Tolo), tiene cuatro satélites grandes, que Saturno posee anillos, que la Vía Láctea es una galaxia espiral con millones de estrellas en su composición, y además describen que los planetas tienen órbitas elípticas alrededor del Sol, cosa que sólamente fue aceptada a partir de Kepler en el siglo XVII.
dogon people
También sorprendentemente explican que el Sol y Sirio A (Sigu Tolo), son estrellas hermanas, que se separaron una de la otra para formar sistemas planetarios distintos. Sin embargo, lo más increíble de esta cultura, es que aseguraban tener conocimiento sobre una estrella que orbita a Sirio A, siendo ésta Sirio B (una enana blanca), que, repito nuevamente, es IMPOSIBLE DE VER sin un telescopio. Los dogones afirman que Sirio B es invisible, y la llaman Po Tolo; reconocen que es pequeña en tamaño pero a su vez es la más pesada, hecha de un material más brillante que el hierro al cual llaman Sagala. De acuerdo a su mitología, Po Tolo da una vuelta alrededor de Sigu Tolo, que para ellos es la estrella sentada, cada 50 años. Sirio C (también imposible de divisar a simple vista), es llamada por este pueblo Emme Ya, y dicen que es cuatro veces más grande que Sirio B, pero es mucho más liviana, con una órbita más exterior pero que también tarda 50 años en dar la vuelta. A su vez, dicen que Emme Ya tiene un pequeño satélite que se llama Nyan Tolo, la estrella de las mujeres. Describen con perfecta certeza las diferentes órbitas de estas estrellas lejanas, que luego han sido corroboradas por los astrónomos.
dogon11

Todo esto que acabamos de explicar, los dogones aseguran que proviene de unos seres que llegaron a la Tierra desde Nyan Tolo, aproximadamente en el 3000 a.C., a los que denominaron Nommos, que eran unos dioses menores enviados por Amma, el dios supremo del universo. Según las historias que relatan, los Nommos bajaron del cielo en un “arca” roja como el fuego, que luego se puso blanca cuando aterrizó, y levantó una enorme nube de polvo. Los describen como seres mitad humanos, mitad anfibios, que respiraban a través de sus clavículas, y que necesitaban de unos trajes especiales para poder estar en la Tierra porque el mundo de donde ellos venían era acuático (los nommos se parecen mucho al Oannes babilónico).

Nommos05
Como podemos ver, este es un claro ejemplo de cómo diferentes sociedades del mundo fueron instruidas con un conocimiento que supuestamente no correspondería con el momento histórico en el que se encontraban, y sin embargo esos datos están ahí, mucho antes que cualquier científico moderno pudiera siquiera considerarlo plausible, mientras tanto etiquetándolo de meros cuentos y fantasía.

«Las larvas energéticas: sus características y efectos» Leo.

www.profesorleo.com.ar – www.elsenderodelser.com

larvas

En otro artículo anterior ¿Conoces las diferencias entre egregores, larvas y cascarones? (http://selenitaconsciente.com/?p=254241) dejé para más tarde la descripción de las larvas y sus efectos sobre el ser humano, a fin de no hacer más extenso el texto.

Las larvas pertenecen a la Tribu Sutil-Agua-Fuego.

Sutil” porque sus cuerpos no son visibles a simple vista, sino que son tan etéreos que sólo algunas personas preparadas pueden verlos.

Agua” porque vibran en consonancia con el Elemento Agua y absorben energías que corresponden al costado emocional de las personas y además su naturaleza es acuática (seres de alto poder espiritual que poseen cierta vitalidad muy acentuada y que pueden trasladarse a la superficie de la tierra, a convivir con los seres humanos, pero siempre dependiendo de la humedad).

Fuego” porque poseen una gran movilidad, agresividad y desplazamiento, con características similares a los seres celestiales, pero dado que necesitan energía vital para su existencia, normalmente la obtienen de las personas con ciertas condiciones de alteración psíquica, la que les impone una periódica necesidad de expresión temperamental.

Las criaturas de Fuego normalmente son muy agresivas cuando se encuentran en busca de su sustento, actitud típica del Elemento Fuego que necesita combustionar para continuar existiendo, pero en este caso, al ser también una criatura de Elemento Agua se va a alimentar de la energía liberada emocionalmente, por el miedo, el sufrimiento, el stress, el dolor ya sea físico o emocional.

Las larvas, para sobrevivir, parasitan personas y suelen habitar lugares donde la temperatura supera los 20 grados centígrados para mantener su energía activa. En algunos casos, se adosan a las paredes de locales donde haya cierta humedad, manchas en paredes y techos o falta de limpieza.

Nota: En la serie de mis libros Cuentos al Pie del Volcán, I, II y III expreso las situaciones y los diálogos que “se me ocurren” en las salas de los baños, piletas y espacios de reposo de las termas, en cuyos techos y paredes aparecen manchas debido a la condensación de vapores minerales, que facilitan el anclaje de larvas.

Este tipo de lugares cumplen las condiciones que requieren las larvas: alta humedad, minerales que manchan el techo y las paredes, concurrencia de personas que sufren de alguna clase de dolencia y la energía ígnea del volcán. De este modo, múltiples clases de criaturas encuentran condiciones ideales para manifestarse con la humedad y el calor.

Estos Elementales suelen, por tales necesidades de supervivencia, habitar hospitales y lugares que cumplan con tales condiciones, sobre todo en espacios físicos donde haya personas con alguna complicación de salud, sufrimiento o dolencia.

La diferencia en las termas de Copahue estaría en que no hay permanencia de las mismas personas durante más allá del tiempo necesario para el baño y el descanso, es decir, nadie vive permanentemente allí. .

Las larvas tienen una apariencia de gusanos de gran tamaño, aún mayor que un metro de longitud, cuya forma varía según el tipo de criatura, en uno de cuyos extremos presentan una especie de boca dentada con la cual se prenden en las paredes o en la persona que buscan parasitar.

Es muy normal que las larvas abran el paso a otros entes de tipo maligno, que se adueñan del lugar haciendo imposible que las personas que lo habitan puedan continuar permaneciendo en ese ambiente; el área se vuelve pesada, deprimente y angustiante para las personas, sobre todo aquellas que poseen cierta sensitividad a estas presencias.

Las personas a las que se adhiere la larva sienten cierto cansancio inexplicable, pérdida de vitalidad, mal humor, fácil irritabilidad, depresión y aún a veces sienten como algo que se mueve en su espalda e incluso cierto mal olor que proviene de los procesos digestivos de la energía, que realiza la larva.

Cuando la larva está posesionada del ambiente, las personas sienten alivio al abandonar el lugar, donde seguramente se han sentido debilitadas y desganadas; de esa forma se reconoce la presencia de la criatura que de otra forma es muy difícil de detectar debido a su esencia sutil.

Necesitan permanente humedad y temperatura y prefieren los lugares donde no hay entrada de los rayos del Sol, que podrían resecarlas y ahuyentarlas. En el caso de parasitar a una persona, se vuelven resistentes a la luz del Sol, pero hacen que la persona sienta permanente sed y la necesidad de hidratarse, a fin de que la larva pueda mantenerse con vida a expensas de la humedad que absorbe de la persona.

Cuando la persona permanece parasitada por la larva durante mucho tiempo, ésta termina afectando su carácter y su voluntad, aferrándose de tal forma que no puede ser liberada por simples rituales sino que se hace necesario un exorcismo apropiado al caso.

Las medallas y cruces bendecidas que acostumbre llevar consigo la persona disminuyen al mínimo la posibilidad de que una larva se adose a su cuerpo, así como objetos bendecidos en las paredes de su vivienda.

También las ahuyentan la proyección de Símbolos de Luz y las invocaciones al Arcángel Miguel. También, en casos menores, la presencia de humo de incienso en el ambiente reseca a la larva y la induce a abandonar el lugar.

Las larvas no tienen un idioma, como es el caso de otros Elementales, pero sí dejan escuchar quejidos, suspiros o ruidos en los muebles, ruidos más allá de los normales debido a la dilatación por la variación de la temperatura.

Las enfermedades psíquicas tienden a atraer el adosamiento de larvas en dichas personas, por lo que es común que habiten las salas de hospitales y psiquiátricos, nutriéndose de la energía liberada por los pacientes en sus estados alterados y la necesidad de humedad constante las hace proclives a los baños de estaciones de transporte, baños públicos y escuelas.

Las larvas rápidamente localizan personas o lugares que hayan sido víctimas de rituales malignos, ya que esto favorece su presencia debido a los campos energéticos de baja vibración inherentes a dichos procesos demoníacos. Ellas hacen primero su entrada y dejan la puerta abierta a otras criaturas de la oscuridad.

No parasitan por dentro a la persona sino que se adhieren superficialmente, sobre todo en la zona de la cara, el cuello o la cabeza de sus víctimas, o también a veces se prenden a algún chakra energético porque lo que buscan es precisamente zonas ricas en expresión energética de las que puedan alimentarse de la emisión de ondas psíquicas del ser humano.

Suelen intentar provocar la debilidad emocional de la persona de forma de hacerle experimentar raptos de sensaciones negativas como miedos, visiones fantásticas y expresiones en las cuales la persona emita energía como accesos de ira y agresión, terror, violencia, para succionar esas energías de las cuales se alimentan.

El Sendero Del Ser. Bendiciones. Leo

***

«Cientos de Genes Vistos Volver a la Vida Dos Días Después de la Muerte» Anna Williams.

21 Junio, 2016 – del Sitio Web NewScientist
traducción de Adela Kaufmann – Versión original en ingles
www.bibliotecapleyades.net

No hay pulso, pero los genes están ocupados 
Robert Warren / Getty

El descubrimiento de que muchos genes siguen trabajando
hasta 48 horas después de la muerte
tiene implicaciones para los trasplantes de órganos,
la medicina forense y nuestra propia definición de la muerte.

 

Los genes se activan después de la muerte

Cuando un médico declara una persona muerta, una parte de su cuerpo todavía puede estar vivo y coleando – al menos por un día o dos.

Las nuevas evidencias en animales sugieren que muchos genes siguen trabajando hasta 48 horas después de que las luces se han apagado.

Este ajetreo se ha visto en ratones y peces cebra, pero hay indicios de que los genes también son activos durante algún tiempo en seres humanos fallecidos. Este descubrimiento podría tener implicaciones para la seguridad de los trasplantes de órganos, así como ayudar a los patólogos precisar el momento de la muerte, más precisamente, tal vez hasta pocos minutos del evento.

Peter Noble y Alex Pozhitkov en la Universidad de Washington, Seattle, y sus colegas investigaron la actividad de los genes en los órganos de los ratones y peces cebra inmediatamente después de la muerte.

Lo hicieron mediante la medición de la cantidad de ARN mensajero presente. Un aumento en este ARNm – que los genes utilizan para contar las células para fabricar productos tales como proteínas – indica que los genes están más activos.

El equipo de Noble mide los niveles de mRNA en peces zebra y en muestras cerebrales y del hígado de ratones a intervalos regulares hasta cuatro días después de la muerte. Luego compararon estos con los niveles de mRNA medidos en el momento de la muerte.

«Cientos de genes con diferentes funciones
se despiertan después de la muerte,
incluyendo genes del desarrollo fetal».

Como era de esperar, los niveles generales de ARNm disminuyeron con el tiempo.

Sin embargo, el ARNm asociado con los genes del pez cebra 548 y 515 genes de ratón vieron uno o más picos de actividad después de la muerte. Esto significaba que no había suficiente energía y función celular para que algunos genes se activasen y permanecieran activos mucho después de la muerte del animal.

Estos genes hacían un ciclo a través de picos y valles en la actividad de una manera «no relajada», a diferencia del comportamiento caótico del resto del ADN en descomposición, dice Noble.

Cientos de genes con diferentes funciones «despertaron» inmediatamente después de la muerte. Estos genes incluidos genes fetales de desarrollo que por lo general se apagan después de su nacimiento, así como los genes que han sido previamente asociados con el cáncer.

Su actividad alcanzó su punto máximo alrededor de 24 horas después de la muerte.

Podríamos vivir después de morir

Un proceso similar puede ocurrir en seres humanos.

Estudios previos han demostrado que varios genes, incluyendo aquellos involucrados en la contracción de músculo cardíaco y la cicatrización de heridas, estuvieron activos por más de 12 horas después de la muerte en seres humanos que habían muerto a causa de un traumatismo múltiple, ataque cardíaco o asfixia (Forensic Science International – Studies on RNA Integrity and Gene Expression in Human Myocardial Tissue, Pericardial Fluid and Blood, and its Postmortem Stability).

El hecho que algunos genes asociados con el cáncer se activan después de la muerte en animales, podría ser relevante para la reducción de la incidencia de cáncer en las personas que reciben trasplantes de órganos, dice Noble.

Las personas que reciben un nuevo hígado, por ejemplo, tienen más casos de cáncer después del tratamiento que lo que se puede esperar si no hubieran tenido un trasplante.

El régimen de medicamentos que tienen que tomar de por vida para suprimir su sistema inmune para que no ataque el nuevo órgano puede contribuir a esto, pero Noble dice que vale la pena investigar si los genes del cáncer activados en el hígado de donantes podrían desempeñar un papel.

Entonces, ¿por qué tantos genes despiertan después de la muerte? Es posible que muchos de los genes se activan como parte de procesos fisiológicos para ayudar a la curación o a la reanimación después de una lesión grave.

Por ejemplo, después de la muerte, algunas células podrían tener suficiente energía para poner en marcha los genes implicados en el proceso de inflamación para proteger contra el daño – tal como lo harían si el cuerpo estuviera vivo.

Como alternativa, una rápida descomposición de los genes que normalmente suprimen otros genes – como los que participan en el desarrollo embriológico – podría permitir que los genes normalmente silenciosos se activen durante un corto período de tiempo.

Para los científicos forenses, a sabiendas de cómo la actividad del gen se eleva y cae en diferentes puntos del tiempo después de la muerte es útil para trabajar a cabo cuando alguien murió.

La medición del ARNm nos permitiría concretar el tiempo transcurrido desde la muerte hasta horas y posiblemente incluso minutos, en lugar de días, ayudando a reconstruir los acontecimientos que rodearon la muerte.

Es bueno ver tales progresos realizados en esta área, dice Graham Williams, consultor en genética forense en la Universidad de Huddersfield, Reino Unido.

«Pero es requerido un trabajo sustancial antes de que esto se pueda aplicar a casos de trabajo.»

La investigación también plantea importantes cuestiones sobre nuestra definición de la muerte – normalmente aceptado como el cese de un latido del corazón, la actividad cerebral y la respiración.

Si los genes pueden estar activos hasta 48 horas después de la muerte, ¿está la persona técnicamente viva en ese momento?

«Está claro que el estudio de la muerte proporcionará nueva información sobre la biología de la vida», dice Noble.

El Beso de la muerte
¿Qué pasa cuando morimos?

Bueno, eso depende de dónde terminamos. Un cuerpo que ha sido refrigerado y encerrado en un ataúd podría tardar décadas en descomponerse por completo.

Pero a la intemperie, el cuerpo humano puede desaparecer en pocos meses. Aquí, a pocos minutos de la muerte, el dióxido de carbono comienza a acumularse en la sangre, causando que las células se abran y arrojen enzimas que digieren los tejidos.

Al cabo de media hora, la sangre comienza a acumularse en el punto más bajo, mientras el resto del cuerpo se pone pálido. El rigor mortis entonces se establece como iones de calcio difundidos en las células provocando que los músculos se contraigan.

Tres días más tarde se produce la putrefacción cuando los microbios que viven en nuestro intestino descomponen las proteínas, creando un olor repulsivo. Ellos producen gases que hinchan el cuerpo, que después de dos semanas colapsa.

Nuestra carne es rápidamente consumida por bacterias y gusanos.

Finalmente, después de meses o años, sólo los huesos quedan – menos su colágeno – el que sucumbe a las bacterias y los hongos.

Referencias
* BioRxiv – DOI: 10.1101/058305 – Thanatotranscriptome: Genes Actively Expressed after Organismal Death
* BioRxiv – DOI: 10.1101/058370 – Accurate Predictions of Postmortem Interval Using Linear Regression Analyses of Gene Meter Expression Data

***

«¿Conoces las diferencias entre egregores, larvas y cascarones?» Leo.

www.profesorleo.com.ar – www.elsenderodelser.com

campos

Existen cierto tipo de criaturas energéticas no humanas que son creadas por el hombre. Estas criaturas o entes energéticos suelen denominarse “Egregores” en su generalidad, pero este nombre no siempre es correcto, porque el ser humano es capaz de crear inconscientemente otros seres vivos, de distintas maneras.

Los Egregores se generan a partir de la reunión de varios seres humanos motivados por la misma pasión, como por ejemplo, el deporte, más comúnmente el futbol. Cuando el Ente energético es generado por acción de una sola persona, es más correcto hablar de “Cascarones”. Cuando se le adosan, vampirizándolo, entonces hablamos de Larvas.

Ambos, Egregores y Cascarones (dejemos de lado las Larvas) tienen en común su creación energética por el ser humano y además, su incremento de vitalidad a partir de alimentarse de las emociones desatadas de las personas. Estas emociones generan campos electromagnéticos de altísima vibración que trascienden el cuerpo físico del humano, se transforman en criaturas energéticas, se alimentan de sus estados descontrolados y terminan vampirizándolo.

Generalmente, se designan con el nombre de Egregores a dichas emisiones energéticas que acompañan a los seres humanos que no tienen un marcado control sobre sí mismos y prefieren las impurezas y la contaminación, a la limpieza, a la sanidad espiritual y al control de sus emociones. Pero esto no siempre es así, porque los Egregores prefieren las grandes emisiones energéticas y por eso rodean las expresiones grupales de las personas descontroladas; por ejemplo, las hinchadas de fútbol.

Estos Egregores son los responsables de la violencia que se genera espontáneamente en estos grupos, cuyos integrantes, tomados como seres humanos individuales, probablemente no sean capaces de matar una mosca. Se comportan como individuos normales y socialmente adaptados, siendo que en grupo dejan salir pasiones que son hábilmente manipuladas por el Egregor y a veces, retransmitidas al equipo deportivo que alientan.

Tomando energía de la expresión grupal, forman parte de la llamada “mística” de los fanáticos del futbol, por ejemplo, y fomentan la realimentación a sus víctimas, estimulándolos de forma de obtener de ellos mayores cantidades de energía debida a la expresión descontrolada a la que los llevan. Esto les da poder y les garantiza permanencia y vitalidad, a expensas de la energía exteriorizada por la hinchada.

Esto sucede en todas las manifestaciones de los grupos humanos; se creaban durante los discursos de Hitler y es el motivo de la existencia de políticos “adictos a los discursos” frecuentes y de larga duración, porque de esa forma estimulan las expresiones emocionales de su público, de las cuales se realimentan y así se genera un círculo vicioso que se vuelve adictivo, tanto del público como del discursante, quienes luego “extrañan” sentir el proceso de movimiento de energía cuando no se produce.

Lo más común de encontrar, refiriéndonos a casos individuales, son los Cascarones y la Larvas. Tenemos que diferenciar a ambos tipos de criaturas, su origen y su comportamiento. Los Cascarones son seres vivos, criaturas no humanas pero creadas por el hombre, que pertenecen a la Tribu Burdo-Burdo-Aire.

En otros artículos de este blog he hecho la distinción entre los elementos Burdos –más materiales- y los Sutiles –más espirituales-, así como que los Elementos creadores del mundo vivo se pueden clasificar en cuatro divisiones: Aire – Tierra – Fuego – Agua (los 4 Elementos). De allí el nombre de “Elemental” asignado a cualquier criatura de estos Reinos, que poseen a su vez, cada uno, 18 Tribus y sus correspondientes Sub-tribus.

Volviendo entonces al tema, los Cascarones pertenecen a la Tribu Burdo-Burdo-Aire mientras que las Larvas son de la Tribu Sutil-Agua-Fuego, aunque sus efectos sobre el ser humano son parecidos. Otra diferencia es que los Cascarones son creados por el hombre y lo acompañan sirviéndose de su energía vital mientras que las Larvas son de naturaleza acuática e independiente del hombre, pero igualmente parasitan al ser humano.

Otra diferencia es que las Larvas habitan ambientes tibios cuya temperatura sea mayor a los 20 grados centígrados, porque necesitan temperatura y humedad (son Seres de Agua) mientras que los Cascarones se adhieren al hombre y son indiferentes a la temperatura, por ser Seres de Aire.

Los Cascarones son creados por desprendimientos psíquicos negativos, como el miedo, la ira, la violencia, el dolor, el odio, todas situaciones identificables por los Arcanos del Tarot. Estas energías constituyen un exceso del comportamiento psíquico de la persona.

Normalmente emanan sin mayores problemas desde el ser humano y en lugar de disolverse en la atmósfera que lo rodea, pueden concentrarse y así tomar identidad propia, es decir, convertirse en un ser vivo paralelo a la persona y como parte de la persona. A veces la persona los siente presentes y piensa que ha sido objeto de una “brujería” que la entorpece, siendo que han sido creados por las emociones de la misma persona.

Este fenómeno de emanación psíquica es muy comúnmente observado en las relaciones sexuales sin amor, en las cuales predomine la pasión y el deseo animal. En estos casos, multitud de seres energéticos absorben golosamente la energía desprendida y a su vez, estimulan la emisión al influenciar los estados alterados de los participantes; o en otros casos, induciendo sueños eróticos casi reales en personas que así les brindan su alimento.

Los Cascarones no asumen formas propias, sino que se manifiestan como una nube oscura que rodea al individuo y no son capaces por sí solos de tener algún tipo de lenguaje que pueda interactuar con el personaje que actúa como huésped.

A veces se adormilan para ahorrar energía vital, respondiendo a ciclos de acción/inacción que se relacionan con los ciclos biorrítmicos de la persona que los ha creado. En otros momentos, se activan y pueden ser notados actuando sobre los estados psíquicos de la persona, otras veces alterando el funcionamiento de aparatos electrodomésticos, quemando las lamparitas cuando la persona va a encenderlas o generando mal olor en el entorno a la persona.

En ocasiones, dependiendo del origen energético que las ha creado, afectan a la persona, le causan bajas en sus estados metabólicos, cansancio, malestares o ambos extremos (depresión o violencia), todos descontroles emocionales y hasta enfermedades de difícil diagnóstico médico, donde todos los análisis dan correctos, pero la persona se siente terriblemente mal.

Lo notable de estos Cascarones es que reaccionan violentamente ante las solicitaciones de exorcismos y sanaciones, cuando son convocados; de aquí surge que son seres vivos de independencia intelectual, a pesar de no manifestarse como tales si no son provocados a ello.

Constituyen criaturas de cierta adaptación e interacción social entre ellas, buscando formar colonias, en las cuales cada uno de los Cascarones adopta una función determinada, colonias en que todos ellos pueden contribuir (como se suman los voltajes de los vasos de una batería eléctrica) apoyándose para obtener poder físico y ser capaces de emitir ruidos o palabras o frases cortas que se repiten constantemente y que afectan a la mente de la persona, estimulándola a cometer actos violentos.

Muchas veces estas personas se han manifestado asesinando a otros y luego excusándose en que no podían descansar y estaban agotados al escuchar en su mente, palabras que las incitaban a cometer el acto violento, aún a veces, contra personas de su afecto y cercanía, lo que constituye un enigma para el típico desconocimiento y la falta de comprensión de tales hechos por parte de la Psicología convencional y la Justicia humana.

Los Cascarones crecen en tamaño y poder absorbiendo energía psíquica, induciendo a la persona a vibrar en sus frecuencias fundamentales a fin de sintonizarse y tener mayor poder de captación de energía (como un receptor y un transmisor de radio, TV o celular). Esto hace que “engorden”, se refuercen y se vuelvan aún más poderosos.

Cuando la persona tiene la tendencia a comunicar su estado, sus preocupaciones, angustias y problemas a otras personas, permite que se expulse por vía oral dicha energía y entonces tiene menos tendencia a generar Cascarones; en otros casos, las personas calladas, que sufren en silencio y se encierran en sus estados depresivos, acumulan este tipo de energía perjudicial en lugar de liberarla hacia la atmósfera.

La purificación de las personas y de los lugares que habitan, es una forma sencilla de desprender estos organismos parásitos; hay personas que los generan con mayor facilidad y otras que no tanto. La tristeza, la angustia y la depresión son los elementos que mantienen la creación potencial de estos Cascarones, que no permitirán que la persona salga adelante justamente porque les conviene alimentarse de su energía.

Los medios más comunes que se utilizan para “engordar” a estas criaturas, es decir las frecuencias vibracionales que mejor las alimentan son el sexo desenfrenado y el miedo. En la Cuarta Dimensión, el miedo es la moneda corriente de captación de energía vital, por lo que tanto Espectros como seres vivos inteligentes, pero demoníacos, hacen de esta dimensión astral su preferida para habitarla.

Cuanto más miedo siente la persona, más energía emite y más se debilita, al grado de que ciertos Cascarones generados por el miedo se especializan en generar miedo en otras personas cercanas, para atemorizarlas y alimentarse de sus emisiones de energía a través del pánico y el descontrol emocional.

¿Cómo se visualizan estos Cascarones? Por lo general, no toman una forma definida, sino como una pequeña nube oscura de energía, que puede habitar en casas abandonadas donde se ha vivido situaciones muy díficiles (asesinatos, violaciones, sufrimientos agudos, torturas), hospitales cerrados, cárceles y todos los lugares donde ha habido intenso sufrimiento humano.

Los Cascarones suelen ser a veces confundidos con Espectros (seres que han fallecido y aún permanecen apegados al plano Tierra) y pueden detectarse por cambios de temperatura inusuales. En cuanto a la descripción de las Larvas, a fin de no extender la longitud del artículo, serán tratadas en otro artículo, junto con otros “personajes” similares del mundo energético.

El Sendero Del Ser. Bendiciones. Leo

***

La cara oculta del fútbol Cuarto MilenioTemporada 11Programa 459

El mundo del fútbol no está exento de fenómenos paranormales. Varias caras conocidas del deporte rey han experimentado en primera persona sucesos inquietantes que, de una manera u otra, han marcado su carrera. ¿Qué le hizo a Zidane cambiar de opinión para volver a la selección francesa? ¿Porqué Duda falló un gol frente al Levante? (19/06/2016)

«Seres de luz en los hospitales» Miguel Ángel Pertierra.

Mindalia Televisión
www.foroacce.com
www.laruedadelmisterio.es


Tuvo lugar durante el XII Foro ACCE Marbella, los días 21 y 22 de Mayo 2016.

Ángeles y otros Seres en el Hospital.

Los hospitales son lugares de vida y muerte, enfermedad y sufrimiento, pero además de todo esto, para todas aquellas personas que hayan estado el suficiente tiempo y que hayan querido ver y observar la realidad concomitante, se habrán dado cuenta que hay una serie de “pobladores”, que algunas veces aparecen en unos casos, son los llamados “ángeles de hospital” y en otros “fantasmas o espectros”.
En una conferencia muy especial, el Dr. Miguel Ángel Pertierra, hablará de sus investigaciones en estos lugares donde confluyen una serie de “entidades” contrapuestas que parecen morar en dichos hospitales.

Miguel Angel Pertierra: Licenciado en Medicina y Cirugía. Médico Especialista en Otorrinolaringología. ( residencia MIR efectuada en el Hospital Regional Carlos Haya de Málaga) Título de Doctor en Medicina y Cirugía expedido por la Universidad de Málaga con calificación “CUM LAUDE” con la Tesis Doctoral: “Evaluación Otorrinolaringológica en paciente con Lupus Eritematoso Sistémico”. Profesor Colaborador Honorario de la Cátedra de Radiología y Medicina Física, Oftalmología y Otorrinolaringología, Facultad de Medicina. Universidad de Málaga. Experto Universitario en Promoción de la Salud de la Comunidad. Especialista Universitario en Hipnosis Clínica. Especialista Universitario en Neuropsicología. Certificación acreditativa para el ejercicio de función como Médico General, expedido por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Más de 200 publicaciones científicas en Simposiums y Revistas nacionales e internacionales.
Director del programa: “La Rueda del Misterio”. Asesor Científico y Colaborador del programa del TV “Mis Enigmas Favoritos”. Articulista de revistas “MÁS ALLA DE LA CIENCIA”, “AÑO CERO”, ”ENIGMAS”, ”MILENARIOS”. Colaborador en capítulo de libro: “ÁREA 51” de David Benito. Entrevistado o Colaborador en Programas de Radio-TV: “Cuarto Milenio”, “Mis Enigmas Favoritos Radio”, “Antena 3”, “Puente al Infinito”, “El Último Peldaño”, “La Zona Oculta”, “El Sótano Sellado”, “Radio Edenex”, “Tertulias en el Bar”, “Ángulo 13”, “Expediente FDM”, “Dimensión Oculta”, “El Patio de los Inquietos”, “En la búsqueda”, “El despertar del Cementerio”, “Radio Revolución Humana”, “Nueva Dimensión”, “Otros Mundos”.

***

«Las etapas de cómo hacer un duelo – Protocolo de duelo» Jean Guillaume.

LA CAJA DE PANDORA

www.therapie-decodage.fr/ – jguillaumesalles@gmail.com


desde el minuto 5:30
Con los Los Duelos logramos que emerjan sentimientos y emociones, que durante la tarea de la Biodescodificación mediante el duelo (simbólico) los lazos que unen a la persona con sus ancestros, puedan comprenderse mejor, poner cierta luz en encontrar algunas explicaciones a sucesos en este momento y ahora mismo en la persona.

El proceso del duelo

No necesitamos el sufrimiento para honrar la memoria del muerto. Usted puede ya no sufrir por la ausencia y eso no quita de ninguna manera el amor que le tuvo.
Concretamente, hacer el duelo significa ya no sufrir por la ausencia.
Puede haber 6 elementos que bloquean el proceso natural del duelo:

1. Hay una culpa, racional o no, que tiene que ver con la persona perdida.
2. Hay un pleito no solucionado con la persona perdida.
3. No pudimos decir adiós.
4. El shock del anuncio o del descubrimiento de la muerte, si es traumático.
Es importante tratar este momento, sinó el cerebro entra en un ciclo vicioso con el shock.
5. Verificar que la persona se ha dado cuenta de la muerte del difunto.
Para esto ponerla frente al difunto y hacer que diga en voz alta: «él/ella está muerto/a, él/ella no regresará jamás!».
6. Verificar que la persona se quede con una bella imagen del difunto. Sinó, hacer lo necesario.

***

«El Clima y su Incertidumbre» (Redes, cap. 397)


¿Recuerdan el calor que hizo el verano del 2003? En varios países de Europa se registraron temperaturas que batieron récords.

El clima es un sistema caótico que necesita de muchos cálculos, si tenemos en cuenta que clima y meteorología son conceptos diferentes, ¿podemos predecir ciertos eventos como sequías e inundaciones? ¿Cuánto afecta nuestra actividad a los cambios en el clima? ¿Podemos enterrar el problema?

El cambio climático es cosa de todos, miles de personas concienciadas están colaborando altruistamente mediante mil ordenadores distribuidos en toda Europa en la elaboración de modelos climáticos a gran escala.

El clima es lo que nosotros estamos dañando y el tiempo (huracanes, olas de calor, tormentas) es lo que nos está atacando. Esta semana el fundador del proyecto climateprediction.net y profesor en el departamento de Física de la Universidad de Oxford, Myles Allen, nos explica cómo la influencia de los gases invernadero hace aumentar la probabilidad de que se repita otra ola de calor como la ocurrida en el verano del 2003.

En plató contaremos con la presencia de Isabel Cacho, Investigadora del Departamento de Geociencias de la Universidad de Barcelona y Tomás Molina, Presidente de la International Assessment Broadcasting Metereology.

También contaremos con la opinión de Xavier Pons, Catedrático de Geografía de la Universidad Autónoma de Barcelona, Miquel Ninyerola, Biólogo de la Universidad Autónoma de Barcelona y Ramón Pérez, Biólogo de la Universidad Autónoma de Barcelona.


Redes, Divulgación y Cultura