Archivos de la categoría LA LUNA

LOS CIENTÍFICOS HAN ENCONTRADO LAS CAUSAS DEL AUMENTO DE LA TEMPERATURA REGISTRADO EN NUESTRO SATÉLITE DESPUÉS DE LOS ALUNIZAJES DEL APOLLO 15 Y EL APOLLO 17 EN LOS AÑOS 70.

Unos archivos perdidos de la NASA arrojan luz sobre el misterioso calentamiento de la Luna
.

El astronauta Edwin E. Aldrin Jr. camina por la superficie de la Luna durante la misión Apollo 11, el 20 de julio de 1969.
NASA / Reuters
Síguenos en Facebook

Durante las misiones a la Luna del Apollo 15 y el Apollo 17 en 1971 y 1972, la NASA desarrolló en el suelo de nuestro satélite un experimento del flujo de calor lunar. Para llevarlo a cabo los astronautas perforaron en la superficie varios agujeros de más de 2 metros de profundidad con el fin de observar los posibles cambios en la temperatura de la Luna.

Posteriormente, los cambios fueron observados mediante sondas, y entre 1971 y 1977 los datos transmitidos a la Tierra.

Estos registros se almacenaban en cintas en el Centro Nacional de Datos de Ciencias Espaciales de EE.UU. Sin embargo, hasta nuestros días han llegado solo los datos correspondientes al periodo hasta diciembre del 1974, mientras que las cintas que contenían los datos de 1975, 1976 y 1977 se han perdido.

A pesar de ello, la información que se ha conservado no ha dejado de interesar a los investigadores, ya que mostraba que la superficie lunar se estaba calentando a lo largo de la profundidad de los agujeros. Y lo más significativo era que el calentamiento empezó justo tras el inicio del experimento, en el año 1971.

Ahora, científicos de la Universidad Tecnológica de Texas afirman haber hallado la respuesta a este fenómeno, informa Science Alert. Investigadores de diferentes instituciones científicas estadounidenses lograron localizar los registros de temperatura lunar de abril a junio del 1975, así como cientos de registros semanales de los años 1973-1977.

Al analizar estos datos, los investigadores observaron que durante esos años el calentamiento continuó e incluso aumentó. Además, el calor alcanzó el fondo de los agujeros, lo que permitió sugerir que el calor, en vez de proceder del interior de la Luna, provenía de la superficie.

Un meteorito hallado en África sugiere que en la luna hay agua oculta

Por RT

Científicos japoneses hallaron en el meteoro lunar un mineral que requiere la presencia de agua para formarse.

Un equipo de investigadores japoneses halló en un meteoro lunar, descubierto en el continente africano, muestras de moganita. Debido a que ese mineral solo puede formarse en presencia de agua, el hallazgo sugiere –según los científicos que lo examinan– que debajo de la superficie de la luna hay depósitos ocultos de agua helada, recoge el portal Space.com.

Masahiro Kayama, autor principal del estudio publicado en Science Advances, cree que la moganita se formó en la superficie de la luna –en el área Procellarum Terrane– cuando aguas originalmente presentes en el polvo lunar se evaporaron por causa de la intensa luz solar. De acuerdo con el investigador, a lo profundo de la superficie lunar podría haber cristales de agua helada, en grandes cantidades.

Se podrían extraer alrededor de seis litros por metro cúbico de roca lunar

Por primera vezpodemos demostrar que hay agua helada en el material lunar“, comentó Kayama. “En una moganita hay poca agua, porque se forma por su evaporación. Ese es el caso de la superficie de la luna, pero en el subsuelo, mucha agua permanece en forma de hielo, porque está protegida de la luz solar”, agregó.

Estudios anteriores ya habían determinado la presencia de agua en la luna, pero el científico japonés afirma que hasta ahora no se habían encontrado evidencias de su presencia en el subsuelo, en las latitudes medias y bajas. “Es el primer conocimiento de la presencia de agua en la zona del subsuelo” de este satélite, señaló.

El estudio considera que debajo de la superficie de la luna habría hasta 0,6 % de agua, lo que significa que se podrían extraer alrededor de seis litros por metro cúbico de roca lunar. Según Kayama, esto indica que ese recurso es allí “muy abundante” y sería suficiente para futuros astronautas o, incluso, para “la gente que quizás podría vivir en la luna”.

La NASA lanza un video de 4K de la luna que termina con la conspiración de aterrizaje de la luna

La NASA acaba de lanzar un recorrido en video de 4K de la luna de la Tierra y las imágenes te dejarán boquiabierto.

Aunque la luna de la Tierra se puede ver con un detalle sin precedentes de la Tierra, la NASA ha lanzado recientemente un video filmado en 4k que muestra la superficie de la luna en un primer plano sin precedentes, y el video definitivamente dejará sin aliento.

¿Cómo podemos describir el video?

Bueno, es impresionante. Es fascinante. Es fresco. Ofrece una forma completamente nueva de explorar la superficie de la luna, y puedes ver todas las características más importantes y prominentes del satélite de la Tierra en las sensacionales secuencias de video.

La secuencia bautizada como “recorrido virtual de la luna” en impresionantes 4K ha sido recolectada por la nave espacial Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA en un lapso de nueve años.

Qué vista tan impresionante Crédito de la imagen: YouTube

“La gira visita una serie de sitios interesantes elegidos para ilustrar una variedad de características del terreno lunar”, explicó en una publicación de blog Ernie Wright, del Estudio de Visualización Espacial de la NASA. “Algunos están del lado cercano y son familiares para los observadores profesionales y aficionados en la Tierra, mientras que otros solo se pueden ver claramente desde el espacio”.

Wright explica que este video recientemente publicado es, de hecho, una versión actualizada de otro publicado hace 7 años, en 2011.

A pesar de que la trayectoria de la cámara puede ser la misma, los datos que se han recopilado en 7 años han permitido a la NASA crear una presentación mucho más increíble y detallada de la luna.

Crédito de la imagen: YouTube.

El video 4k recientemente publicado muestra una serie de características de la luna, que combina colores que resaltan datos importantes o notables para asegurarse de que no solo disfrute de la vista sino que aprenda algo nuevo.

Una de las partes más interesantes del video es cuando tenemos la oportunidad de sobrevolar el cráter Tycho, una formación lunar de alrededor de 100 millones de años.

La parte más interesante ocurre cuando crees que has visto la mejor parte, el video se amplía sin precedentes, centrándose en el fascinante pico central de Tycho Crater, que cuenta con un enigmático volador de 100 metros de ancho en la cima, “cuyos orígenes aún están en su origen”. un misterio “, dice el narrador del video, lo que aumenta el suspenso.

Además del cráter Tycho, también puedes volar sobre el sitio de aterrizaje del Apolo 17 en el valle Taurus-Littrow, que, como se explica en el video, es más profundo que el Gran Cañón en la Tierra.

Entonces, el final de la conspiración de aterrizaje de la Luna … ¿verdad? 

Me pregunto, ¿eso hace que el Taurus-Littrow Valley sea el “Grander Canyon”?

De todos modos, mientras exploramos el sitio de aterrizaje del Apollo 17, el video ofrece algunas superposiciones que nos muestran el camino que tomaron los astronautas de la NASA cuando pasaron tres días en la superficie de la luna en 1972.

Puede apreciar la mitad inferior del módulo de aterrizaje y rover lunar de la misión, elementos que han permanecido intactos y sin perturbaciones durante los últimos 46 años.

Este video es de dominio público y junto con otras visualizaciones de apoyo se puede descargar desde el Scientific Visualization Studio en http://svs.gsfc.nasa.gov/4619

Crédito: Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA / David Ladd

NASA Releases 4K Video Of The Moon Ending The Moon Landing Conspiracy

Los científicos sugieren que la luna fue creada 1.000 años antes de nuestro planeta, y se formó en el interior de la Tierra

Los investigadores no solo sugieren que la luna se formó antes que la Tierra, sino que también indican cómo la luna formó “dentro” una especie de Tierra vaporizada a temperaturas de 2.200 ° C a 3.300 ° C y presiones de decenas de atmósferas.

La Luna se formó dentro de una nube de roca vaporizada, y tal vez llegó a existir antes de que nuestro propio planeta sugiera una nueva teoría científica.

La mayoría de los científicos creen que la Luna se originó como resultado del impacto de un cuerpo del tamaño de Marte llamado Theia contra la Tierra, hace unos 4.500 millones de años.

El choque violento arrojó rocas y metales fundidos en la órbita de nuestro planeta que terminó fusionándose entre sí, formando eventualmente el compañero eterno de la Tierra que vemos en el cielo.

Sin embargo, un nuevo estudio dirigido por la Universidad de California Davis y la Universidad de Harvard cuenta una historia diferente a la que hemos escuchado en las últimas décadas; La Luna pudo haberse formado antes de nuestro planeta, cambiando radicalmente todo lo que sabemos sobre nuestro satélite y planeta.

“El nuevo trabajo explica las características de la luna que son difíciles de resolver con las ideas actuales”, dijo Sarah Stewart, profesora de la Universidad de California en Davis.

“La luna es químicamente casi la misma que la Tierra, pero con algunas diferencias”, dijo. “Este es el primer modelo que puede coincidir con el patrón de la composición de la luna”.

Los investigadores sugieren cómo se formó el satélite de la Tierra antes, y a temperaturas mucho más altas, que la formación de nuestro planeta.

La nueva explicación, publicada en el Journal of Geophysical Research: Planets, reconoce los episodios de la colisión, pero no de la manera que se contó hasta ahora.

Conoce a Synestia, una nueva teoría de la formación

EN LA LUNA HAY AGUA EN TODAS PARTES.

Si la Luna tiene suficiente agua, futuros colonizadores podrían utilizarla para subsistir – NASA’s Goddard Space Flight Center
Investigadores de la NASA afirman que el líquido elemento se distribuye por toda la superficie de nuestro satélite día y noche. Su presencia puede ser fundamental para el futuro establecimiento de una colonia humana.

Un nuevo análisis de datos de dos misiones lunares ha encontrado evidencias de que el agua de la Luna está ampliamente distribuida en la superficie y no confinada a una región o tipo de terreno en particular, como se creía hasta ahora. Además, el agua parece estar presente día y noche, aunque eso no significa que sea necesariamente de fácil acceso.

Los hallazgos podrían ayudar a los investigadores a comprender el origen del agua en nuestro satélite natural, algo que todavía resulta un misterio, y a otra cuestión importante: si futuras colonos humanos podrían utilizar como recurso con facilidad. Si resulta que la Luna tiene suficiente agua, y si es razonablemente conveniente acceder a la misma, los futuros exploradores podrían usarla como agua potable o convertirla en hidrógeno y oxígeno para el combustible de los cohetes o para respirar.

«Encontramos que no importa a qué hora del día ni a qué latitud nos fijemos, la señal indica que el agua siempre parece estar presente», afirma Joshua Bandfield, investigador principal del Space Science Institute en Boulder, Colorado, y autor principal del nuevo estudio publicado en la revista «Nature Geoscience». «La presencia de agua no parece depender de la composición de la superficie, y el agua está alrededor».

Los resultados contradicen algunos estudios anteriores, que sugerían que hay más agua en las latitudes polares de la Luna y que la fuerza de la señal de agua aumenta y disminuye según el día lunar (que dura 29,5 días terrestres). Tomando esto en conjunto, algunos investigadores propusieron que las moléculas de agua pueden «saltar» a través de la superficie lunar hasta que entran en trampas frías en los alcances oscuros de los cráteres cerca de los polos norte y sur. En ciencia planetaria, una trampa fría es una región tan fría, que el vapor de agua y otros volátiles que entran en contacto con la superficie permanecen estables durante un período de tiempo prolongado, incluso hasta varios miles de millones de años.

Los debates continúan debido a las sutilezas de cómo se ha logrado la detección hasta el momento. La evidencia principal proviene de instrumentos de detección remota que midieron la fuerza de la luz solar reflejada en la superficie lunar. Cuando hay agua presente, instrumentos como estos recogen una huella dactilar espectral a longitudes de onda cercanas a los 3 micrómetros, que se encuentra más allá de la luz visible y en el ámbito de la radiación infrarroja.

Pero la superficie de la Luna también puede calentarse lo suficiente como para «brillar» o emitir su propia luz en la región infrarroja del espectro. El desafío es desenredar esta mezcla de luz reflejada y emitida. Para ello, los investigadores deben tener información de temperatura muy precisa.

El equipo de Bandfield presentó una nueva forma de incorporar información de temperatura, creando un modelo detallado a partir de las mediciones realizadas por el instrumento Diviner en el Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA (Lunar Reconnaissance Orbiter, LRO). El equipo aplicó este modelo de temperatura a los datos recopilados anteriormente por Moon Mineralogy Mapper, un espectrómetro visible e infrarrojo que el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, proporcionó para el orbitador Chandrayaan-1 de la India.
Un «pariente» del H2O

El nuevo hallazgo de agua generalizada y relativamente inmóvil sugiere que puede estar presente principalmente como OH, un «pariente» más reactivo del H 2 O, que está compuesto de un átomo de oxígeno y un átomo de hidrógeno. OH, también llamado hidroxilo, no se mantiene por sí solo por mucho tiempo, prefiriendo atacar moléculas o adherirse químicamente a ellas. Por lo tanto, el Hydroxyl debe extraerse de los minerales para poder ser utilizado.

La investigación también sugiere que cualquier H 2 O presente en la Luna no está flojamente unido a la superficie.

Clasificar lo que sucede en la Luna también podría ayudar a los investigadores a comprender las fuentes de agua y su almacenamiento a largo plazo en otros cuerpos rocosos en todo el sistema solar.

Los investigadores todavía están discutiendo qué les dicen los hallazgos sobre la fuente del agua de la Luna. Los resultados apuntan a que OH y / o H 2 O son creados por el viento solar que golpea la superficie lunar, aunque el equipo no descarta que OH y / o H 2 O pudieran provenir de la Luna misma, liberada lentamente desde minerales del interior profundo donde ha estado bloqueada desde que se formó la Luna.

«Algunos de estos problemas científicos son muy, muy difíciles, y es solo recurriendo a múltiples recursos de diferentes misiones que seremos capaces de encontrar una respuesta», afirma John Keller, del Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland.

http://www.periodicoelnuevomundo.com/2018/02/en-la-luna-hay-agua-en-todas-partes.html

HALLAN LAS ENTRADAS A UNA RED DE PASADIZOS SUBTERRÁNEOS EN EL POLO NORTE DE LA LUNA

Resultado de imagen para Hallan las entradas a una red de pasadizos subterráneos en el polo norte de la Luna
Hallan las entradas a una red de pasadizos subterráneos en el polo norte de la Luna. Estos pozos podrían permitir a futuros exploradores un acceso más fácil a posible agua helada en el subsuelo de nuestro satélite naturalJ. DE J.

El Instituto SETI, dedicado a la búsqueda de vida fuera de la Tierra, y el Mars Institute, volcado en la promoción del estudio de Marte, han anunciado el descubrimiento de unos pequeños hoyos que pueden ser entradas a una red subterránea de tubos de lava en un gran cráter cerca del Polo Norte de la Luna. Estos «tragaluces» podrían permitir a futuros exploradores un acceso más fácil al agua helada, si es que esta se encuentra en el interior de estos pasadizos, en vez del enorme exfuerzo de excavar el regolito, los escombros que cubren el terreno lunar.

Los nuevos pozos fueron identificados gracias al análisis de las imágenes del Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) de la NASA. Se encuentran al noreste del Philolaus, un gran cráter de impacto de 70 km de diámetro ubicado a unos 550 km del polo norte lunar, en la cara vista. Los pozos aparecen como pequeñas depresiones sin borde, de 15 a 30 metros de ancho, con interiores completamente sombreados. Están ubicados a lo largo de secciones de canales sinuosos, que se entrecruzan en el suelo del Philolaus. En general, se cree que esos hoyos son el resultado del colapso de lava ocurrido hace miles de millones de años, cuando la Luna era un sitio más cálido y con actividad volcánica.

 Serie de imágenes que muestran la ubicación de algunos nuevos hoyos en el cráter Philolaus – NASA / Lunar Reconnaissance Orbiter / SETI Institute / Mars Institute / PascalLee

«Las imágenes de mayor resolución disponibles para el cráter Philolaus no permiten que los pozos se identifiquen como tragaluces de tubo de lava con una certeza del 100%, pero estamos buscando buenos candidatos considerando simultáneamente su tamaño, forma, condiciones de iluminación y configuración geológica», explica Pascal Lee, científico planetario en el Instituto SETI y el Mars Institute y responsable del nuevo hallazgo en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley.

Antes de este descubrimiento, otros investigadores habían encontrado más de 200 hoyos en la Luna, muchos de los cuales han sido identificados como posibles lucernarios que conducen a tubos de lava subterráneos asociados con surcos sinuosos similares. Sin embargo, el nuevo anuncio representa el primer informe publicado de posibles tragaluces de tubo de lava en las regiones polares selenitas, según informan sus autores.

En los últimos años, los polos lunares han crecido en importancia estratégica tanto para la ciencia como para la exploración, ya que se sabe que el agua helada está enterrada en el regolito lunar en áreas permanentemente oscuras en ambos polos. Pero sin una gran cavidad conocida que permita un acceso fácil al subsuelo, la extracción de ese hielo esparcido en el regolito presenta todo un desafío.
Mayor acceso al agua

Para los científicos, el nuevo descubrimiento puede abrir una perspectiva emocionante, ya que podría permitir un acceso mucho más fácil al agua, vital para la supervivencia de los futuros colonos. Los tragaluces y los tubos de lava podrían proporcionar un acceso directo al subterráneo polar, sin la necesidad de tener que excavar grandes cantidades de regolito lunar. Además, si hay hielo dentro de los tubos de lava, lo que todavía no se conoce, podría ser en formaciones masivas, como ocurre a menudo en los tubos de lava fría en la Tierra, y la energía solar estaría disponible cerca, justo afuera de cada hoyo.

El Cráter de Philolaus también es atractivo por su edad relativamente joven, lo que permitiría estudios de la evolución más reciente de la Luna. Es uno de los pocos cráteres grandes formados durante la Era Copernicana, es decir, dentro de los últimos 1.100 millones de años de historia lunar. Además, al estar en la cara vista, Philolaus permite comunicaciones directas con la Tierra.

«También tendríamos una hermosa vista de la Tierra. Los sitios de aterrizaje de (las misiones) Apolo estaban todos cerca del ecuador de la Luna, de modo que la Tierra estaba casi directamente sobre las cabezas de los astronautas. Pero desde los tragaluces de Philolaus, la Tierra se elevaría justo sobre el borde montañoso del cráter, cerca del horizonte hacia el sureste», añade Lee.

«Nuestro siguiente paso debe ser una exploración más profunda, para verificar si estos pozos son verdaderos tragaluces de tubo de lava, y si lo son, si los tubos de lava realmente contienen hielo. Esta es una posibilidad emocionante para una nueva generación de astronautas o espeleólogos robóticos», indica. «Explorar tubos de lava en la Luna también nos preparará para hacer lo mismo en Marte. Allí, enfrentaremos la posibilidad de ampliar nuestra búsqueda de vida en el subsuelo más profundo, donde podríamos encontrar ambientes más cálidos, húmedos y más protegidos que en la superficie».

Para Bill Diamond, presidente y CEO de Instituto SETI, este descubrimiento «es emocionante mientraslos humanos nos preparamos para regresar a la Luna». Y, como explica, «nos recuerda que nuestra exploración de los mundos planetarios no se limita a su superficie y debe extenderse a sus misteriosos interiores».

J. DE J
http://www.periodicoelnuevomundo.com/2018/01/hallan-las-entradas-una-red-de.html

Hay más de 250 millones de humanoides viviendo en la Luna afirma ex piloto de la CIA.

Un ex piloto de la CIA sorprendió al público con su declaración de que la Luna es en realidad un lugar habitable con más de 250 millones de ciudadanos.

El ex piloto de la CIA, John Lear, ha sido bastante famoso entre los teóricos de la conspiración.

“Todo lo que escuchaste sobre la Luna es una mentira”, exclamó el Sr. Lear.

Dijo que descubrió estructuras secretas en la Luna y, además durante una ponencia, mostró algunas imágenes que supuestamente muestran pruebas de estas formaciones artificiales.

Los astrónomos aficionados han grabado recientemente algo que parece una proyección holográfica de la superficie de la Luna.

Hay muchos teóricos de la conspiración que creen que algún tipo de ciencia o tecnología está ocultando las estructuras en la luna. Entonces, esta tecnología holográfica podría ser la que los cubra.

Las primeras visitas a la Luna probablemente ocurrieron gracias a la nave antigravitatoria de Tesla.

No puedo probar esto por supuesto o ya estaría muerto. No puedo mostrarte una imagen del USS Enterprise  ahora. Es lo que tiene sentido conocer la tecnología obtenida después de que el gobierno de los EE. UU. Inyectó billones o billones en todas las investigaciones de Tesla “, afirma Lear.

En el vídeo de Lear, se pueden observar algunas fotos tomadas desde un observatorio en 1946. Aparentemente muestran una gran catástrofe que ocurrió al noroeste del cráter Endymion.

Él continúa explicando cómo la Luna se hizo dentro de Júpiter hace 40 millones de años.

Supuestamente, durante la última edad de hielo, hace 15,000 años, la trayectoria del electroimán estaba atrapada en la órbita de la Tierra. Por lo tanto, afirma, las grandes ciudades, civilizaciones y bases en la Luna comenzaron a aparecer.

Lear describió a los ciudadanos de la Luna como alienígenas humanoides. También dijo que entre ellos también está la raza de los Grises, pero viven bajo la superficie de la Luna, trabajando en enormes laboratorios.

Para sonar aún más raro, dijo que la Tierra es en realidad una prisión planetaria que sirve como lugar para castigos. Hay millones de otros planetas como la Tierra, afirmó.

John Lear tiene ideas y afirmaciones increíbles, por lo que no es extraño que esté siendo objeto de constantes burlas y bromas entre los escépticos.

Sin embargo, este ex piloto de la CIA también fue un ex capitán de las fuerzas aéreas de los EE. UU. Ha operado más de 100 aviones diferentes y tiene muchos certificados que demuestran su experiencia. link:https://goo.gl/oFSyA1