Archivos de la categoría LA HISTORIA VERDADERA.

“La Evolución” Rafa Fernández.

rafafernandez.net – LA CAJA DE PANDORA


(desde el minuto 4:40)
En esta ocasión Rafa Fenández nos hablará de las diferentes versiones de la evolución ¿Qué hay de real en todo esto?

***

“Siento pena por Hillary Clinton” , dice Assange en entrevista exclusiva

Hoy, por cortesía de Dartmouth Films, RT muestra la versión completa de la entrevista a Julian Assange realizada por el periodista australiano John Pilger. El fundador de Wikileaks revela a quién representa Hillary Clinton en estas elecciones presidenciales en EE. UU. y quiénes formaron en realidad el gobierno de Obama. Además, Assange cuenta quién financia el Estado Islámico según lo muestran las revelaciones de Wikileaks y por qué Occidente no desea hablar de sus presos políticos.

Mayak, el otro Chernobyl

Mayak

Este es un breve informe acerca de una de las tragedias que la industria nuclear mantiene en silencio. Mayak es uno de los sitios más contaminados del planeta por la industria nuclear y su desconocimiento por el público se debe a los ocultamientos y al hecho que la tragedia ha ido sucediendo a lo largo de varias décadas.
Mayak es el nombre de una planta de reprocesamiento de combustible nuclear ubicado entre las ciudades de Kasli y Kyshtym, a 150 kilómetros al noroeste de la ciudad de Cheliábinsk en Rusia.

Mayak, el otro ChernobylHistoria de la planta

accidente

La planta Mayak fue construida entre 1945 y 1948, con mucha prisa y en total secreto, como parte del programa nuclear de la Unión Soviética. La misión original de la planta era de hacer, refinar, y trabajar el plutonio para emplearla en armas. Cinco reactores nucleares fueron construidos por este motivo. Más tarde la planta se especializó en el retratamiento de armas decomisadas, y los desechos de reactores nucleares. Actualmente, la planta produce tritio y radioisótopos, pero nada de plutonio. En años recientes, propusieron de que la planta, recibiera, desechos de reactores nucleares extranjeros, lo cual ha dado lugar a la controversia por parte de los ambientalistas. En los primeros años de operación, la planta Mayak liberó cantidades enormes de agua radiactivamente contaminada en varios lagos cercanos a la planta, y en el río Techa, cuyas aguas en última instancia fluyen en el Río Obi. Las consecuencias río abajo de esta contaminación de radiación aún tienen que ser determinadas. Se cree que muchos que los que trabajaron en la planta de Mayak en los años 1950 y años 60 posteriormente hayan muerto debido a los efectos de la radiación. Aunque la situación ambiental ha mejorado desde entonces, la administración de la planta Mayak repetidamente fue criticada en años recientes por prácticas ecológicas poco sólidas.

Accidente nuclear de 1957

Las deficientes condiciones de trabajo en Mayak causaron serios peligros para la salud y muchos accidentes. El accidente más grave ocurrió el 29 de septiembre de 1957, cuando una falla en el sistema de refrigeración para un tanque que almacenaba decenas de miles de las toneladas de desechos nucleares disueltos causó una explosión no nuclear que tuvo una fuerza estimada en aproximadamente 75 toneladas de TNT (310 gigajoules), que liberó aproximadamente 20 MCI (740 petabecquerels) de radiación. Al menos 200 personas resultaron muertas debido a la radiación, 10,000 personas fueron evacuadas de sus casas, y 470,000 personas estuvieron expuestas a la radiación. La gente “se horrorizaba con la incidencia de desconocido enfermedades misteriosas que fueron surgiendo. Las víctimas fueron vistas con la piel ‘ desprendida ‘ de sus caras, manos y otras partes expuestas de sus cuerpos. ” (Merluza 1978: 9) ” Cientos de millas cuadradas fueron quedaron estériles e inutilizables durante décadas y tal vez siglos. Cientos de personas muertas, miles fueron perjudicados y áreas circundantes fueron evacuadas. ” (Zhores Medvedev, el australiano, 9.12.1976). Este accidente nuclear, la peor de la URSS después de la catástrofe de Chernóbil, es clasificado al nivel 6 de una escala de 7 señalada por Escala Internacional de Accidentes Nucleares. El régimen soviético mantuvo en absoluto secreto este accidente. Las primeras informaciones serían reveladas solamente a partir de 1976 por el biólogo ruso Jaurès Medvedev, que había inmigrado a Inglaterra.

Entre 1948 y 1956, los residuos nucleares del gigantesco complejo nuclear de Mayak fueron derramados a todo lo largo del río Techa, la fuente de agua potable de muchos pueblos de la zona. Unas 124 mil personas fueron expuestas a medianos y altos índices de radiación. Los residuos nucleares también fueron derramados en los lagos del oeste de Siberia. Uno de estos se produjo al agua durante un tormentoso verano y una gran nube nuclear se desparramó en una vasta área alrededor del lago. En 1957, uno de los sistemas de enfriamiento de la planta de Mayak explotó y más de la mitad de la radioactividad almacenada (aún mayor que Chernobyl) se desparramó en la atmósfera. Algunos habitantes fueron evacuados, pero la mayoría no. Finalmente, 272.000 personas fueron afectadas por la radiación del complejo de Mayak. Rutas de Residuos Esta es un área que el Ministerio ruso de Energía Nuclear (Minaton), desea descargar y almacenar más residuos nucleares en años venideros. El gobierno ruso, ávido por obtener dinero luego de una profunda crisis económica, ha dictado una ley favoreciendo la importación de residuos nucleares. Se han hecho nuevos planes para importar 20.000 toneladas de residuos nucleares, por intercambio de 20 millones de dólares estadounidenses. Japón, Corea del Sur, Taiwán, Bulgaria, Hungría, Suiza, Alemania, y España serían los potenciales “exportadores”. Recientemente, el jefe máximo de la planta de Mayak, le dijo a una comisión del gobierno: “No podemos garantizar la seguridad de la gente que vive río abajo del río Techa”. Los habitantes del área de los alrededores de Mayak están en contra de los nuevos planes para almacenamiento de residuos radiactivos. Ellos, simplemente, no pueden creer que el almacenamiento y la manipulación de residuos nucleares se pueda realizar de una manera segura y responsable. No es difícil entender su escepticismo.

nuclear

Aquí se pueden leer, ver y escuchar las trágicas historias personales de algunas de las víctimas del complejo nuclear de Mayak. Hacé clic más abajo para conocer sus historias.

GUSMANOV, conductor del tractor – Click
Wafir Gusmanov fue forzado por la policía para limpiar los bancos contaminados del río Techa.

RAMZIS – Click
Ramzis Faizullin nació discapacitado y hoy tiene 19 años. A los 16, le escribió una conmovedora carta al Primer Ministro de Rusia oponiéndose al ingreso de basura nuclear a su pueblo, y le comentó sobre los nefastos efectos que ya están sufriendo sobre la contaminación radiactiva. Nunca recibió respuesta.

KOSTIA – Click
Kostia tiene Síndrome de Down y debieron separarle sus dedos cuando nació. Su madre nadó en el contaminado río Techa cuando era joven.

LUBA, en el Jardín – Click
Luba enseña en el jardín de infantes, también se enfermó y nunca fue totalmente atendida. Su propia hija, Regina, está necesitando urgentemente una operación del corazón.

Mapa Regional de Mayak.

Posibles rutas de residuos Radioactivos en Mayak.

Liberación de Radioactividad – TBq

MAYAK: Liberación total de radionucleidos en el Lago Karachay – 20.000.000

Tomsk-7: Residuos radioactivos líquidos inyectados al suelo – 15.000.000

Bomba de Hiroshima, 1945, actividad 12hs después de la explosión – 5.550.000

MAYAK: Actividad actual en el Lago “Karachay” – 4.400.000

KRASNOYARSK: Residuos radioactivos líquidos inyectados al suelo – 4.000.000

Accidente de Chernobyl, 1986 (1) – 1.850.000

Liberación de radionucleidos de larga vida por pruebas nucleares atmosféricas. – 1.550.000

MAYAK: Accidente en Kyshtym, 1957 – 740.000

Sellafield, planta de reprocesamiento de Inglaterra, descargas totales (desde 1951)* – 130.000

MAYAK: Radioactividad actual inventariada para el Lago “Staroe Boloto” – 110.000

MAYAK: Descargas al Río ?Techa? 1949-1956 – 100.000

MAYAK: Accidente en Kyshtym, 1957, radiación en la región – 74.000

MAYAK: Radioactividad actual inventariada para el Reservorio17 – 74.000

La Hague, planta francesa de reprocesamiento, total de descargas (desde 1965)* – 8.000

Tomsk-7: Descargas de agua de refrigeración al Río ?Tom? – 1.400

KRASNOYARSK: Descargas de agua de refrigeración al Río ?Yenisey? – 1.100

Tomsk-7: accidente, 1993 – 43

MAYAK: Polvo esparcido desde Lago “Karachay” seco, en 1967 – 22

Muslyumovo

Se estima que los habitantes de Muslyumovo, un pueblo a 30 Km de Mayak, recibieron una dosis de radiación de 280 milisievert (mSv) en el transcurso de una vida. Aquellos que han vivido durante el período del vertido masivo de residuos radioactivos al Río Techna (1949-56) recibieron dosis de 350-3.500 mSv. En comparación, en Inglaterra, la Comisión Nacional de Protección Radiológica, recomienda que las personas no deberían recibir dosis superiores a 1 mSv al año. Diversos estudios han mostrado que la mayoría de los habitantes de Muslyumovo sufre de al menos cinco enfermedades crónicas, como pueden ser infartos, alta presión arterial, artritis y asma. Aproximadamente la mitad de las mujeres en edad de tener hijos sufren de esterilidad, así como la mitad de los hombres, y un tercio de los niños nacidos padece de desórdenes físicos o defectos de nacimiento. Casi el 10 por ciento de los bebés nacen prematuramente y muchos más embarazos terminan en abortos.

olvido

El Techa mide ocho metros de ancho y tiene un largo de 200 Kilómetros. Con un dosímetro, un aparato que mide la radiación ambiental, la medida normal es de entre 17 y 20 microroengtens, sus valores en la actualidad son alarmantes ya que presentan 1608, 2000 y 2442 mR.
Los habitantes de la aldea padecen enfermedades terribles como la leucemia y el cáncer además de problemas cardiacos, digestivos, circulatorios, óseos y articulares. Bebes que nacen con disfunciones físicas y mentales. Eso no es todo, la expectativa de vida para sus pobladores es de 47 años (mientras que en el resto de Rusia es de 72).

silencio

Todos estos datos parecen no alcanzar para que las autoridades rusas reconozcan la influencia directa de la radiación sobre los pobladores de la aldea. Según algunos organismos internacionales (Las ONG Greenpeace) este lugar nunca fue evacuado porque sus autoridades utilizaron a sus habitantes para experimentar los efectos de la exposición prolongada a la radiación sobre la población humana
En Cheliabinsk funciona el Centro para la medicina de la radiación de los Urales, que desde 1990 registra en estudios anuales la declinación de la salud de los 28.000 vecinos del río Techa.

Planta de Mayak

De acuerdo con un estudio mantenido en secreto por décadas, el 83.6% de los 1.828 trabajadores de Mayak expuestos a la radiación, sufrieron de la Enfermedad de Radiación Crónica (ERC) en los años 50´. El estudio también examina las causas de muerte entre los pacientes con ERC a lo largo de 40 años, con un total de 333 muertes. En la primera década, la principal causa de muerte fue la leucemia aguda de médula, mientras que en décadas posteriores, la primera patología predominante fue el cáncer de pulmón, y la segunda, el cáncer de estomago.

El reportero gráfico holandés Robert Knoth, visitó la región de Mayak en 2000 y 2001.
Robert nos mostró, sin demasiado énfasis en su personal estilo y técnica, una imagen clara de la existencia de un gobierno y una industria que desprecia la vida. Cada una de las siguientes imágenes nos muestra un aspecto diferente de la Historia de Mayak.

Sus estadísticas dicen que:

* La tasa de leucemia se duplico en los 20 años.
* El cáncer de piel se cuadruplico en las ultimas tres décadas.
* La cantidad de enfermos de todas las clases de cáncer trepo un 21%.
* Los pacientes con enfermedades vasculares aumentaron un 30%.
* Los nacimientos con defectos congénitos crecieron un 25%

Un Informe del inspectorado Nuclear ruso afirma que la planta guarda desechos con una radiactividad ocho veces mayor que la liberada en Chernobyl, y el lago Karachay, que con una carga radiactiva de 4,4 millones de Tbq acaba de ser vitrificado y sellado con concreto, fue calificado por el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales de Estados Unidos como “el lugar más contaminado del mundo”.
Todos estos datos son en vano para el gobierno ruso, quien el año pasado aprobó un proyecto que consiste en introducir 20.000 toneladas de residuos radiactivos en un lapso de 10 años, a cambio de 20.000 millones de dólares. Entre los potenciales clientes se encuentran Gran Bretaña, China, Japón, Taiwán, España, Suiza y Bulgaria. Los funcionarios dicen que el dinero se destinara a limpiar áreas contaminadas, por supuesto que nadie les cree.

Rusia

El nivel de radiación en la orilla del lago es de 600 röntgens por hora, suficiente para matar un hombre en apenas una hora. (El lago lo estan tapando con concreto)

https://www.taringa.net/posts/info/5400386/Mayak-el-otro-Chernobyl.html

etc

“Los Jesuitas y la Falsa Religión” Rosalia Sanz.

La voz del viento Radio – www.lavdv.com


Hablamos de los Jesuitas y la falsa Religión junto a Rosalia Sanz de NegatividadZero. La realidad se tuerce y quizás nada es como lo hemos pensado y aún menos como nos lo han enseñado.

***

LA MACABRA UNIDAD 731 Y OTROS ATROCES ANTECEDENTES DE GUERRA ENTRE CHINA Y JAPÓN

http://squitel.blogspot.com.es/

 

En 1894, los japoneses tomaron y colonizaron la península de Corea hundiendo la flota naval china, y el régimen tuvo que firmar una humillante rendición y una paz que le costó parte de Manchuria y las islas Pescadore, frente al Taiwan moderno El 18 de septiembre de 1931, es una fecha que vive en la infamia en China: ese día, los japoneses realizaron lo que hoy llamamos una operación de Falsa Bandera: fingieron un ataque a su propio ferrocarril en su sector de Manchuria, culparon a los chinos, y utilizaron el incidente como pretexto para invadir toda esa región, a la cual re-bautizaron Manchukuo instalando un gobierno títere regido por el último emperador chino, Henry Pu Yi

Una década después, extendieron su imperio con una crueldad que conmocionó al mundo. En 1932, después de que una turba de chinos atacara a cinco monjes japoneses en la ciudad de Shanghai, la fuerza aérea japonesa tomó represalias bombardeando toda la ciudad, y matando a miles de civiles. En 1937, los oficiales del ejército japonés fabricaron un nuevo falso incidente en el antiguo puente de Marco Polo fuera de la ciudad norteña china de Tientsin, en la que los japoneses tenían una guarnición bajo los términos de un tratado.

Afirmaron que sus tropas habían sido atacados por soldados chinos, y con esa excusa lanzaron una invasión a gran escala de China. Lo que ocurrió después de eso nunca se ha olvidado ni perdonado, menos aún teniendo en cuenta que los japoneses contemporáneos son reacios a admitir sus crímenes de guerra del pasado.Después de saquear y asesinar a través de Shanghai, se embarcaron en una campaña que mostró al mundo la naturaleza del militarismo japonés: marcharon hacia la capital de la China Nacionalista, Nankín, matando y quemando todo a su paso invocando “el espíritu del “Bushido” , o “Código del Guerrero”.

Su ruta los llevó por Suchow, una de las ciudades más antiguas de China, famosa por sus bordados de seda, palacios y templos que figuran al lado del lago Tai Hu. El 19 de noviembre, bajo una intensa lluvia, las tropas japonesas invadieron Suchow, “la Venecia de China”, y pasaron días saqueando la ciudad, capturando y violando miles de mujeres y haciendo huír a la mayor parte del resto de la población.

El Príncipe Asaka Yashuhiko, tío del emperador japonés Hirohito, tomó personalmente el mando del ejército de 50.000 efectivos para irrumpir en Nanking, luego de tenerla sitiada hasta lograr su rendición, matando sistemáticamente miles de prisioneros chinos, despreciándolos por aceptar la rendición para no morir de hambre.

Un soldado japonés llamado Azuma escribió esta cronología: “Cuando entramos, todo ese rebaño de ovejas ignorantes y gimientes se arrastraban por el suelo como hormigas. Me sentí muy tonto al pensar que habíamos estado luchando a muerte contra estos esclavos ignorantes, algunos eran niños de 12 años de edad. ” En la noche del 17 de diciembre de 1939, los japoneses llevaron a miles de presos con las manos atadas a orillas del río Yangtze y allí, de pronto, ametralladoras japoneses abrieron fuego, y en cuestión de minutos, en medio de gritos frenéticos de entusiasmo de los asesinos, y del terror y la agonía de sus víctimas, cientos de chinos fueron asesinados o abandonados morinbundos junto al río.Los japoneses llevaron a cabo sus matanzas con refinamientos de crueldad que horrorizaron al mundo En Nanking, después de haber matado a los prisioneros de guerra, se volvieron contra la población civil, y los cadáveres fueron dejados a montones fuera de las murallas de la ciudad, tiñendo el río de rojo con sangre. Los soldados no sólo mataron con sus bayonetas a miles de civiles, sinó que enviaron orgullosos fotografías con sus víctimas. Imai Mastake, corresponsal japonés, escribió: “En los muelles Hsiakwan, se dibujaba la oscura silueta de una montaña de cadáveres, mientras una centena de persona continuaba trabajando arrastrando cuerpos ensangrentados, algunos todavía vivos y gemiendo débilmente, con sus extremidades temblando.

Otro corresponsal, Yukio Omata, relató: “Los que están en la primera fila fueron decapitados, y los de la segunda fila se vieron obligados a deshacerse de los cuerpos cercenados en el río antes de que ellos mismos fueron decapitados. La matanza continuó sin parar, desde la mañana hasta la noche. ” Occidente sabe y recuerda todo acerca de las atrocidades japonesas hacia sus propios soldados y civiles en la Segunda Guerra Mundial, pero a veces olvida que 15 millones de chinos murieron durante las campañas de Japón en su país entre 1937 y 1945.De hecho, algunos historiadores chinos reclaman que el total se elevó a 50 millones. Más allá de cuál haya sido la cifra real, los japoneses se comportaron de manera indecible hacia el pueblo chino, y nunca han mostrado arrepentimiento por ello. Mientras que los alemanes modernos son muy conscientes de los crímenes de Hitler, los japoneses modernos permanecen ajenos a los crímenes de sus propios antepasados.

Algunos de sus defensores afirman que Japón ha pedido perdón por su papel en la Segunda Guerra Mundial, pero más allá de formales declamaciones políticas, un silencio ensordecedor persiste en las escuelas y universidades sobre el tema, y existen tendenciosas lagunas en sus libros de texto, mientras a cada japonés se le enseña religiosamente que su país fue víctima de las primeras bombas atómicas En fecha tan reciente como 2008, el comandante de la fuerza aérea japonesa, general Toshio Tamogami, publicó un ensayo que sugiere que Japón no había hecho nada de lo que avergonzarse durante la guerra, quejándose amargamente: “Incluso ahora, hay muchas personas que piensan que la agresión de nuestro país es causa de sufrimiento para los países de Asia, y no es asì: sin duda, es una acusación falsa que nuestro país era una nación agresora, Japón tenía derecho por un tratado vigente de actuar como lo hizo en China, mientras que Corea, durante su medio siglo como colonia japonesa, fue “próspera y segura

Tamogami además rechazó los veredictos de los tribunales aliados para con los criminales convictos de guerra del Japón en 1945 catalogándolos como “tratamiento bárbaro de las tropas enemigas”. No deja de ser sorprendente que uno de los comandantes más antiguos de Japón haga afirmaciones de este tipo en pleno siglo 21, pero sin embargo Tamogami no hizo más que escribir lo que muchos nacionalistas japoneses creen, incluídos algunos historiadores académicos. No sólo el gobierno chino, sino también la gente común, se enfurecen cuando tales cosas se dicen en Japón, y cuando los tribunales japoneses rechazan las demandas de la antigua china por esclavitud sexual y trabajos forzados.Pocos japoneses reconocen la magnitud de las atrocidades cometidas mediante el uso de armas biológicas en la escalofriante Unidad 731, y por las cuales nadie fue castigado nunca. Bajo su égida, miles de hombres, mujeres y niños – incluidos prisioneros extranjeros – murieron en terribles experimentos diseñados para probar los límites del cuerpo humano.

Los experimentos de inenarrable crueldad cometidos allí superan fácilmente los que los nazis realizaran con los judíos durante la II Guerra Mundial, e incluso y su máximo responsable, el siniestro y oscuro Shiro Ishi ( ver foto, arriba ), comparado con Josef Mengele, “El Ángel de la Muerte” nazi, hace aparecer a éste como un torpe principiante. Sin embargo, mientras Mengele fue condenado por sus atrocidades y buscado por todo el mundo para ser castigado, Shiro Ishi terminó tranquilamente su vida en la comodidad de su hogar, como un honorable y respetado ciudadano japonés.Ishi, un hombre belicoso, arrogante y bebedor, doctorado en Microbiología e interesado en el uso bélico de gérmenes, se hizo muy popular en el ejército al inventar un filtro para purificar el agua que fue muy apreciado por los militares, lo que le significó ser nombrado Profesor de Inmunología en la Facultad de Medicina del Ejército en Tokio, donde instauró oficialmente su investigación biológica con fines militares La invasión de Manchuria en 1931, significó para Ishi una oportunidad única de poder experimentar sus armas biológicas, y pidió expresamente al Alto Mando del Ejército ser enviado a “Machukuo” para utilizar todos esos “infrahombres destinados a morir de todos modos”, utilizando sus “vidas indignas” para que pudieran proporcionarle conocimientos médicos que ayudarían a desarrollar armas químicas.

El primer emplazamiento en el cual comenzaron los terribles experimentos de Ishi fue en la ciudad de Baiynhe, donde las fuerzas de ocupación establecieron un perímetro de seguridad de medio kilómetro y utilizando a los habitantes de la zona como esclavos, construyeron cientos de edificios rodeados por un muro de protección y un castillo en el centro del complejo para ser utilizado como prisión y laboratorio, que se hizo tristemente célebre como el “Castillo Zhong Ma”, el cual fue abandonado varios años después cuando una fuga de prisioneros lo tornó poco seguro, para establecerse en un nuevo y enorme complejo levantado en una zona conocida como Ping Fan, que oficialmente se conocería como el “Departamento de Suministro de Agua y Prevenciòn de Epidemias”, ó Unidad 731, y extraoficialmente, como “la fábrica de la muerte”En Ping Fan, se ampliaron y perfeccionaron los sistemáticos, denigrantes y macabros experimentos cometidos por humanos contra otros seres de su misma especie, que ya se habían iniciado en Bayinhe, con una crueldad y alevosía indescriptible, siempre bajo la supervisión de Shiro Ishi, secundado por un grupo de colaboradores que no le iban en saga en crueldad.En algunos de los terribles experimentos, se sometía a los prisioneros a gases tóxicos como el gas mostaza, se los inoculaba con sustancias venenosas como el cianuro potásico o elfosgeno, o con gérmenes cultivados en laboratorio para analizar sus síntomas “en vivo”, su capacidad letal, su dósis mínima infectante, la efectividad de las vacunas que allí se desarrollaban, y los mejores medios para transmitirlos entre la población civil, para lo cual en lugar de inyectar sus cuerpos, se los hacía comer chocolates o galletas, o beber cerveza, agua,leche, café, té y licores contaminados con bacilos de la peste, ántrax, muermo, viruela, hepatitis infecciosa, meningitis epidémica, gangrena gaseosa, tétanos, cólera, fiebre amarilla, tifus, difteria, sífilis, tuberculosis o salmonelosis entre otros, aunque ha resultado imposible catalogar totalmente la terrible cantidad de gérmenes utilizados

Generalmente eran diseccionados cuando todavía respiraban y sin ningún tipo de anestesia, para comprobar los efectos de la infección en los diferentes órganos antes del cese de las funciones vitales y eran en su mayoría hombres, mujeres y niños chinos, pero también había mongoles, soviéticos y coreanos, que eran detenidos por el Kempeitai, la policía secreta japonesa ( similar a la Gestapo alemana ) y enviados en trenes o camiones negros ( conocidos como “los Voronki”(cuervos) ) a las manos de Ishi y sus secuaces.También se ensayaron diferentes métodos para utilizar las armas biológicas a gran escala, como el uso de aerosoles para diseminarlas, la liberación de ratas infectadas o el lanzamiento desde aviones volando a baja altura de bombas de cerámica llenas de ratas, piojos y pulgas portadores de gérmenes. Para comprobar la efectividad de estos artilugios se empleaban prisioneros atados a postes, colocados en un campo de pruebas.

Otro experimento que interesaba a los japoneses era encontrar la mejor manera de descongelar los miembros de un soldado, y para ello desarrollaron estudios dirigidos por el doctor Hisato Yoshimura, quien utilizó prisioneros que eran dejados en el exterior a temperaturas extremas bajo cero con un guardia mojándoles regularmente los brazos y las manos, y además niños de corta edad, incluso recién nacidos, que eran colocados en un refrigerador que podía alcanzar hasta los 70º bajo cero Los cirujanos se entrenaban amputando y reinsertando miembros, o experimentando por mera curiosidad, como colocar a los cobayos humanos boca abajo y dejarlos morir de hambre y sed sólo para constatar cuánto tiempo tardaban en hacerlo, colocándoles inyecciones intravenosas de aire, realizándoles transfusiones de sangre de animales, vivisecciones para investigar el funcionamiento de los órganos internos en vivo, extracciones de grandes cantidades de sangre cada tres o cuatro días, o instilaciones de orina de caballo en los riñones. Quienes aún seguían vivos eran sacrificados y sus cadáveres incinerados.

Sin embargo, estos atroces crímenes de lesa humanidad no fueron la peor ignominia, sinó la absoluta impunidad que sus mentores lograron negociar al finalizar la guerra, ofreciendo al alto mando del Ejército Norteamericano la entrega de los resultados de todas sus investigaciones, lo cual significaba transferir a los EE.UU. el liderazgo mundial en materia de guerra bactereológica, a cambio de una garantía de inmunidad total, la cual fue concedida expresamente por el general Dougleas MacArthur, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas en el Pacífico, y ninguno de los integrantes de la Unidad 731 se sentó frente a un tribunal

Los soviéticos en cambio , sí enviaron a prisión a 12 de sus miembros, después de juzgarlos en Khabarovsk, Siberia, y fue en gran parte merced a estos testimonios que pudieron conocerse los infames archivos de Ping Fan

Hipócritamente, un portavoz del general MacArthur desautorizó y desmintió las declaraciones de los acusados, tildándolas de propaganda comunista, mientras afirmaba que ellos, después de una exhaustiva investigación, no habían encontrado ninguna prueba de la existencia de ningún programa de armas biológicas.Ishi vivió tranquilamente en Tokio hasta morir de cáncer de garganta en 1959, y muchos de sus colaboradores alcanzaron destacados puestos en la comunidad científica de su país, siendo nombrados decanos de facultades de medicina, gobernadores o presidentes de asociaciones médicas De hecho, todos los presidentes menos uno y una gran parte del personal del Instituto Nacional de Salud japonés, fundado en 1947 por iniciativa de los EE.UU., participaron en el programa de armas biológicas El experto en congelación Hisato Yoshimura fue decano de la Facultad de Medicina en Kioto, consejero de la Expedición Antártica Japonesa, presidente del Colegio de Médicos de Kioto, primer presidente de la Sociedad Meteorológica Japonesa y galardonado en 1978 por el Ministro de Educación con la Orden del Sol Naciente en reconocimiento a su carrera profesional

El hombre de confianza de Ishi, Ryoichi Naito, fue fundador de la poderosa compañía farmacéutica Midori Fuji. El primo del emperador, Tsuneyoshi Takeda, que había visitado la Unidad 731 varias veces y sabía perfectamente lo que allí ocurría, fue presidente del Comité Olímpico japonés.

Como era de esperar, todos estos atroces antecedentes generaron una verdadera repulsa popular china hacia Japón, que ahora sale nuevamente a a la luz por la disputa de las islas Senkaku. Cualesquiera que sean los motivos de China, su comportamiento muestra una creciente voluntad de intimidar y amedrentar a sus vecinos, y nadie está seguro de hasta qué punto Pekín presionará por sus derechos en el Mar del Este de China, pero su manejo histórico de las relaciones internacionales ha sido a menudo torpe y brutal, y ha ido a la guerra en el pasado para hacer valer sus pretensiones territoriales, y si bien el tamaño e importancia de los territorios reclamados es ínfimo, el resentimiento contra Japón es gigantesco.