Archivos de la categoría ALIMENTACIÓN,

“Alimentación y Espiritualidad” Christian Franchini.

Grupo-Millenium – www.bibliotecapleyades.net

Quienes venimos transitando un Camino Espiritual, sabemos que es necesario contar con energía más fina y sutil que nos favorezca en desarrollo de la nueva conciencia.

Los alimentos “vivos” nos permiten contar con esta energía que nos sutiliza y nos ayuda a recordar… siendo esto una amenaza para las élites dominantes…

Entiendo que para muchas personas la alimentación y la espiritualidad son cuestiones que van por carriles independientes… nos enseñaron eso… peor aún… parte de la estrategia de domesticación instrumentadas por las élites que manejan el poder está en esa línea desde hace décadas.

Por un lado instrumentan sus mandatos sociales desde la “industria del entretenimiento” así desviar la atención de las masas de lo verdaderamente importante… y por otro lado vienen manipulando mediante las “industrias alimenticias provocando deliberadamente desequilibrios en el metabolismo de billones de personas, impidiendo que accedan a un nivel de energía más “fina”.

Este tipo de alimentos industrializados son literalmente diseñados para generar bajas vibraciones y además promover la industria farmacológica… que sólo tapa los síntomas generando más desequilibrio en la química de nuestro cuerpo físico. Un círculo vicioso que nos ancla en lo más denso.

Sigue leyendo “Alimentación y Espiritualidad” Christian Franchini.

Razones para dejar de comer carne

http://plandemaestria.blogspot.com.es/

Trato animal

Todos hemos oído de las condiciones terribles en las que viven los animales que comemos, hemos visto imágenes de pollos enjaulados, vacas con lodo hasta el pecho, cerdos apachurrados en espacios mínimos, alimentados en una dieta continua de granos transgénicos y antibióticos. Muchos de los animales que son criados siguiendo producción en masa están enfermos, miserables, viven y mueren enjaulados —vidas innegablemente anti-naturales. Un poco de sentido común dicta que la comida nos nutra debe de estar bien nutrida también, sin embargo, las prácticas “modernas” garantizan lo opuesto a un alimento sano.

Frescura

Si el producto no es nacional, las probabilidades de que este sea fresco son muy bajas. Ya que el mercado globalizado ha permeado la industria alimenticia, prácticas más que cuestionables también lo han hecho, por ejemplo la práctica de inyectar gas de monóxido de carbono a la carne para que esta tenga una apariencia más agradable, o carne de cordero neo zelandesa que viaja hasta por dos meses antes de ser consumida.

¿Cuántos químicos tiene la carne?

Aparte del uso desmesurado de antibióticos y conservativos, durante la vida de un animal este también recibe un cóctel químico con vacunas, analgésicos y hormonas del crecimiento. El cóctel mortal de químicos sin embargo, no para ahí, también tiene los ingredientes cosméticos, o sea aquellos que hacen que la carne se vea fresca como el antes mencionado gas de monóxido de carbono (que es venenoso), “pegamento de carne” y productos nuevos creados a base de partes animales como la infame baba rosa; se encuentra hasta en el 70% de la carne procesada y usa sustancias como amoniaco para hacer que la carne se vea más atractiva.

Quizás también le interese:

Adriana – Dulce de Mora

Diego Bianchi
http://contactoconlodivino.blogspot.com.ar/
http://mauandayoyi.blogspot.com.ar

dulcedemora

Si uno sale a recorrer las fantásticas calles del barrio de Villa Devoto de la Ciudad de Buenos Aires a finales del mes de octubre, ya bien entrada la primavera, no solo podrá disfrutar de la explosión de colores y aromas de las infinitas flores que pueblan sus bellos jardines. También se encontrará con árboles cargados de frutas maduras como nísperos y moras a disposición del transeúnte que las quiera aprovechar en su mesa.

¿Y que mejor que consumir los alimentos recién sacados del árbol, en su punto exacto de maduración, sin que hayan sido manipulados artificialmente, guardados en cámaras frigoríficas ni sometidos a conservantes y agroquímicos?.

Este fin de semana aproveché a recoger unas deliciosas moras que nos servirán para hacer un dulce riquísimo. Esta misma receta la podrán utilizar para hacer con arándanos, entre otros frutos del bosque.

Pero en caso de querer hacerlo con frambuesas o frutillas, por la escasa cantidad de pectina que contienen, -sustancia fundamental para gelificar y darle consistencia al dulce – deberán agregarle una cucharadita extra por cada kilo y medio de fruta. Esta se puede adquirir en dietéticas y tiendas especializadas en repostería.

moras1

Ingredientes:

Moras: …………………. 500 g
Azúcar: ………………… 350 g
Limón: …………………. 1 mediano
Agua: …………………… igual cantidad que jugo

Preparación:

1. Debemos tener cuidado de que la fruta se encuentre en su punto exacto de maduración. Ni muy verde ni muy pasada, ya que esta última tiene menor cantidad de pectina, sustancia que gelifica y espesa el dulce al unirse con el azúcar. Desecharemos las bayas que estén dañadas porque éstas podrían llegar a arruinar toda la preparación.

moras2

2. Sumergimos la fruta en agua, la lavamos bien y desechamos el cabito verde.

moras3

moras4

3. Agregamos el azúcar – que nunca debería representar menos del 70 % ni más del 100 % del peso de la fruta – a fin de que el dulce nos quede con la densidad justa.

Hay que tener en cuenta que el azúcar hace de conservante, por lo que si le sumamos una menor cantidad, puede ser que con el tiempo la preparación fermente y termine por arruinarse. Por el contrario, si se le agrega demasiado excediendo la proporción máxima de 1 x 1, aparte de quedar muy dulce nos exponemos a que el azúcar termine por cristalizarse nuevamente.

morazucar

morazucar2

4. Mezclamos bien y dejemos macerar el preparado en la heladera por unas cuantas horas. Esto hará que la fruta vaya soltando sus jugos, que se irán fusionando naturalmente con el azúcar.

morazucar3

morazucar4

5. Cuando ya estemos listos para cocinar nuestro dulce, agregamos el jugo de un limón e igual cantidad de agua. El limón, aparte de aportar un agradable sabor ácido, ayudará a activar la pectina de la fruta, fundamental para que nuestro dulce se espese. Podemos perfumar el dulce con unos clavos de olor y canela, aunque personalmente prefiero sentir el gusto original de la fruta.

moralimon

moralimon2_z

moracoc

moracoc2

7. Luego tapamos la olla y cocinamos por 40 minutos a fuego mínimo.

morasolla

8. Pasados los 40 minutos destapamos la olla, subimos a fuego medio y cocinamos aproximadamente durante 10 minutos más hasta lograr la densidad deseada. Si disponen de un termómetro de cocina, deberán esperar que la preparación alcance los 104° C, punto en que la pectina se fusiona con el azúcar, logrando así la consistencia ideal. Podemos en este punto dejar el dulce así, o hacerlo tipo mermelada homogénea triturando la fruta con una Minipimer o procesadora de alimentos.

morasdulce

9. Si no disponen de un termómetro de cocina no desesperen. Hay un truco muy sencillo para saber si la preparación está lista. Consiste en llevar un poco de ella a un plato y hacer un surco en el medio con una cuchara. Si este surco queda firme y no se cierra, lo hemos logrado!!

morasplatoz

10. Solo nos resta pasar el dulce en caliente a un frasco previamente esterilizado con su tapa durante 25 minutos. Luego cerramos fuertemente la tapa. Si querés que el dulce te dure por años lo llevás a hervir así cerrado a baño maría por otra media hora.

morafrasco

11. Dejamos una semana el frasco cerrado para que se asiente el sabor del dulce. Bueno, siempre y cuando podamos resistir la tentación de disfrutarlo al instante con una buena tostada.

morasdulceee

dulcedemora

Adriana – Heroína, nazis y agente naranja: cinco claves de la histórica fusión Bayer-Monsanto

http://selenitaconsciente.com

Si supera los obstáculos regulatorios, será la mayor operación del año

bayer-monsanto-getty

Hace muy poco se cerró la fusión de dos gigantes de la industria agraria y química en una operación de 66.000 millones de dólares: la alemana Bayer, creador de la aspirina, y la estadounidense Monsanto, el rey de los transgénicos. Es la mayor operación corporativa del año y creará el mayor conglomerado del mundo de semillas y agroquímica, con unos ingresos anuales de 26.000 millones de dólares provenientes de la agricultura. Los fondos de inversión que más celebran la opa de Bayer sobre Monsanto.

Si la fusión supera los posibles obstáculos regulatorios, combinará dos empresas con una larga e ilustre historia que han configurado qué comemos, las medicinas qué tomamos y cómo cultivamos nuestros campos.

Bayer: entonces y ahora

Dos amigos fabricando tintes fundaron Bayer en 1863, y acabó convirtiéndose en un gigante químico y farmacéutico famoso por introducir la heroína como remedio para la tos en 1896 y crear la aspirina en 1899. La compañía estuvo al servicio de los nazis en la II Guerra Mundial y utilizó trabajo esclavo.

Hoy, la firma con sede en Leverkusen se dedica a los productos farmacéuticos y tiene una unidad, Bayer CropScience, que se dedica a los herbicidas, fungicidas e insecticidas. Su objetivo es dominar los mercados químicos y medicamentos para personas, plantas y animales.

Monsanto: entonces y ahora

Monsanto, fundada en 1901, se dedicaba al principio a aditivos alimentarios como la sacarina antes de expandirse en la química industrial, los medicamentos y la agricultura.

Es famosa por fabricar algunos químicos controvertidos y muy tóxicos como los bifenilos policlorados, ahora prohibidos, y el herbicida Agente Naranja, usado por el Ejército de EEUU en la Guerra de Vietnam. Además, comenzó a desarrollar en los 80 semillas de soja y maíz transgénicos, y tras una serie de fusiones se refundó en el año 2000.

La tienda definitiva para la granja

Monsanto ha tratado recientemente de posicionarse como una tienda que ofrece todo lo necesario para los agricultores. La idea es utilizar la información directamente desde el campo para entender cuándo, cómo y dónde deben aplicar los productos químicos en los cultivos para mejorar las cosechas. Monsanto no es la única empresa que tiene esta idea. Dow Chemical y DuPont acordaron su fusión en diciembre para luego dividirse en tres compañías, una de las cuáles se dedicaría a las semillas y los productos químicos.

¿Se consumará la fusión?

La operación será la mayor de la historia en el sector de la agricultura, pero no está garantizado su éxito. Podría haber problemas regulatorios de competencia, ya que la combinación Bayer-Monsanto sería el mayor jugador en una industria que solo tiene tres megacompañías. Además, podría sufrir un revés en Alemania, donde la opinión pública duda de la seguridad de la comida modificada genéticamente.

La desconfianza es tan grande que es ilegal el cultivo de transgénicos. Además, Monsanto es el paradigma de las malvadas corporaciones americanas en Alemania, y sus pesticidas han sido acusados de matar a especies como la mariposa monarca.

¿El futuro de la agricultura?

El dominio de Monsanto en las semillas y de Bayer en la agroquímica significa que serán capaces de vender a los agricultores un amplio abanico de pesticidas y semillas transgénicas.

Monsanto también ha invertido en la emergente industria de la agricultura de precisión, una forma de maximizar el rendimiento de los cultivos calculando exactamente cuánto fertilizante y qué tipo de semilla usar a través de datos del propio cultivo y del clima.

Monsanto y Bayer aseguran que el uso de este método será necesario para impulsar la agricultura para alimentar a una población global creciente y que cada vez consume más carne y lácteos.

Adriana – Experto en Toxicología Habla Sobre el Roundup y los Transgénicos

http://articulos.mercola.com/

Historia en Breve
NO existen documentos científicos revisados por pares que establezcan la seguridad de los cultivos transgénicos. Sin embargo, tanto los documentos científicos clínicos como los revisados por pares exponen los peligros de los cultivos transgénicos, incluyendo los nocivos efectos secundarios

Los patrones epidemiológicos manifiestan que existe una incidencia mayor de más de 30 enfermedades humanas, la cual es equivalente a un mayor uso de glifosato y de la prevalencia de las proteínas transgénicas en los alimentos
El glifosato no es “solo” un herbicida. Fue patentado originalmente como un quelante mineral. Este inmoviliza los nutrientes, lo que ocasiona que no estén disponibles para su cuerpo. También, fue patentado como un poderoso antibiótico que puede devastar las bacterias intestinales humanas

Recientemente, la EPA duplicó la cantidad de glifosato permitido en los alimentos. Ahora, está permitido que el aceite de soya contenga la impresionante cantidad de 400 veces el límite de referencia que puede afectar a su salud

Genetically modified organisms concept with an organic pears and a genetically modified pear.
Genetically modified organisms concept with an organic pears and a genetically modified pear.

Por el Dr. Mercola

Probablemente, el Dr. Don Huber sea el principal experto en transgénicos (GMO, por sus siglas en inglés) en el mundo. Él es un galardonado, científico reconocido internacionalmente, y ha sido profesor de patología vegetal en la Universidad de Purdue en los últimos 35 años.

Su investigación agrícola se centra en la epidemiología y el control de patógenos en plantas transmitidos a través de los suelos, con especial énfasis en la ecología microbiana, cultural y controles biológicos, así como en la fisiología de la relación huésped-parásito.

En las últimas décadas, su investigación le ha llevado a declararse muy en contra de los transgénicos (OMG) y los alimentos transgénicos (GE, por sus siglas en inglés) y el uso de Roundup en la agricultura en general.

Él realmente es uno de los mejores científicos que tenemos en el movimiento de los GMOs, para documentar los peligros de los alimentos transgénicos.

“Aprecio la oportunidad de compartir un poco de mi investigación y la de muchos otros científicos que expresan su preocupación; al reconocer que hemos perdido el objetivo en gran parte este debate y el proceso, porque en realidad, lo que enfrentamos aquí es un problema de seguridad alimenticia y sanitaria”, dice.

Tres Cuestiones Que Necesita Saber Acerca de los GMOs

Hay una gran confusión en relación a la validez básica de las preocupaciones sobre los alimentos transgénicos (GM). Se le ha hecho creer a muchas personas que en realidad no hay ninguna diferencia entre los alimentos transgénicos y los convencionales, y que todas estas preocupaciones solo son un alarmismo paranoico.

De acuerdo con el Dr. Huber, los siguientes tres datos son algunos de los más importantes que todo el mundo tiene que saber acerca de los GMOs:

1. A pesar de lo que los medios de comunicación y los llamados “expertos” pregonan, NO hay artículos científicos revisados ​​por pares que establezcan la seguridad de los cultivos transgénicos.

Según el Dr. Huber, hasta el momento, nadie ha sido capaz de establecer que exista un factor de seguridad ya sea en las proteínas transgénicas (es decir, las proteínas extrañas producidas por plantas transgénicas) o en las sustancias químicas que consumimos en cantidades cada vez más excesivas, como resultado del proceso transgénico.

No obstante, existen artículos científicos, tanto clínicos como revisados ​​por pares, que muestran los peligros de los cultivos transgénicos, incluyendo los dañinos efectos secundarios.

“Uno de nuestros grupos se reunió con las máximas autoridades del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

Nos aseguraron que basaban todas sus decisiones en información científica revisada por pares. Cuando se les preguntó si podían compartir algún detalle acerca de eso, no fueron capaces de proporcionar alguno”, dice.

2. Los patrones epidemiológicos muestran que existe una incidencia mayor de más de 30 enfermedades humanas que esta equivalentemente correlacionada con un mayor uso de glifosato y de la prevalencia de las proteínas transgénicas en nuestros alimentos.

3. Los alimentos transgénicos, así como los cultivos convencionales que son abundantemente rociados con glifosato (el ingrediente activo presente en el herbicida Roundup de Monsanto), tienen una menor densidad de nutrientes que los alimentos orgánicos.

También, contienen altas cantidades de pesticidas con documentados efectos nocivos para la salud, junto con nuevas y altamente proteínas alergénicas.

Datos Poco Conocidos Acerca del Glifosato

Realmente, no se puede hablar de transgénicos sin también abordar el tema de las sustancias químicas que estas plantas están diseñadas a tolerar. Alrededor del 85 % del total de las plantas transgénicas son tolerantes a los herbicidas–diseñadas para tolerar niveles muy altos de herbicidas, particularmente el glifosato. Estos son los llamados cultivos Roundup Ready.

Es importante entender de que el glifosato no es “solo” un herbicida. Según explicó el Dr. Huber, primero fue patentado como un quelante de minerales. Este inmoviliza los nutrientes, por lo que no son fisiológicamente disponibles para el cuerpo.

“Es posible que el mineral se encuentre [en la planta], pero si está quelado con el glifosato, no estará fisiológicamente disponible para ser utilizado, por lo que solo consumirá un trozo de piedra”, dice el Dr. Huber.

Naturalmente que, si consume constantemente alimentos de los cuales su cuerpo no puede extraer los nutrientes y minerales esenciales, es inevitable tener efectos en la salud. Por ejemplo, tener una deficiencia de minerales puede ocasionar problemas de salud mentales y en el desarrollo.

Asimismo, el glifosato esta patentado como antibiótico–y uno muy eficaz–contra un gran número de organismos beneficiosos.

Desafortunadamente, al igual que todos los antibióticos, también elimina las bacterias beneficiosas de la tierra, que son de vital importancia, así como las bacterias del intestino humano.

“Lactobacillus, Bifidobacterium, Enterococcus faecalis–estos son organismos que le mantienen saludable, ya sea al proporcionarle accesibilidad a los minerales en sus alimentos o al producir muchas de las vitaminas que necesita para vivir.

También, son las defensas biológicas naturales que evitan que se desarrollen en su sistema el Clostridium, Salmonella, y E. coli”, explica el Dr. Huber.

“Cuando elimina las bacterias beneficiosas, entonces las bacterias dañinas ocupan ese espacio, porque no existen vacíos en la naturaleza.

Tenemos todos estos problemas relacionados con los intestinos, ya sea autismo, intestino permeable, diarrea ocasionada por Clostridium difficile, intolerancia al gluten, o cualquiera de los demás trastornos. Todas estas enfermedades son una expresión de la alteración del microbioma intestinal, que es lo que le mantiene saludable”.

El glifosato, primero fue patentado como un quelante en 1964 por Stauffer Chemical Co. En 1974, fue patentado por Monsanto y se presentó como un herbicida. Y posteriormente, en 1996, los cultivos Roundup Ready empezaron a comercializarse.

Desde entonces, el uso de Roundup ha aumentado notablemente, porque puede ser aplicado varias veces sin dañar el cultivo. Para empeorar las cosas, en la actualidad, el glisofato también se utiliza como un agente de maduración, incluso para los cultivos no transgénicos. Se aplica justo antes de la cosecha para post-madurar el cultivo.

“El uso de glisofato ha aumentado alrededor de cinco veces en muchos de nuestros cultivos transgénicos. Ya que se observa que la tasa de malas hierbas resistentes a Roundup Ready han incrementado exponencialmente”, dice.

¿Sabía Usted Que la EPA Acaba de Aumentar los Límites Permisibles de Glifosato en los Alimentos?

A pesar de que se conocen bien los riesgos para salud, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos ha sido abordada en varias ocasiones por empresas agrícolas y biotecnológicas que le han solicitado aumentar los límites de esta perniciosa toxina en los alimentos.

“Las empresas dicen que tenemos que aumentar la cantidad de glifosato que contienen nuestros alimentos, para que podemos tener un producto ‘seguro’—¡lo cual no está basado en cuestiones científicas, sino en la cantidad de sustancias químicas que se encuentran realmente en nuestros alimentos!”. dice el Dr. Huber.

El 1 de mayo, la EPA procedió y duplicó la cantidad de glifosato permitida en los alimentos… Ahora, el aceite de soya puede contener hasta 40 partes por millón (ppm) de glifosato.

Mientras tanto, la investigación realizada por la Dra. Monika Krueger en la Universidad de Leipzig muestra que ¡todo lo que se necesita para acabar con su Lactobacillus, Bifidobacterium, Enterococcus faecalis es una décima parte de una parte por millón! Por lo que ahora está permitido que el aceite de soya contenga la enorme cantidad de 400 veces el límite conocido en el cual puede afectar su salud.

¿Pueden los Transgénicos Coexistir con Cultivos Convencionales?

El 20 de septiembre, el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, anunció que el Departamento de Agricultura (USDA) publicaría en breve un aviso en el Registro Federal para solicitar comentarios de la población acerca de la forma en que la coexistencia agrícola podría ser fortalecida en el país.

Para el momento en que se realizó este escrito, el USDA aún no había publicado dicho anuncio, pero puede buscar aquí para obtener las últimas noticias del Registro Federal.1

De acuerdo con el comunicado de prensa:2

“El Comité Asesor de Biotecnología y 21st Century Agriculture recomendó que el USDA apoyara la convivencia agrícola a través de fortalecer la educación y divulgación de esta cuestión vital…

En respuesta, con la presente notificación se solicita, a todos los que tienen un interés personal en la coexistencia, ayudarnos a aprender más acerca de lo que significa la coexistencia para ellos, cómo están contribuyendo a ella, y lo que se necesita para lograr la coexistencia.

Con base en los comentarios, podemos continuar el diálogo iniciado por el grupo AC213 y encontrar soluciones prácticas que ayuden a tener éxito a todos los sectores de la agricultura en los Estados Unidos.

… La coexistencia es definida como cultivar simultáneamente cultivos producidos a través de diversos sistemas agrícolas, incluyendo los que son producidos tradicionalmente, orgánicos, de identidad preservada, y cultivos transgénicos.

El USDA apoya todas las formas de agricultura y quiere que cada sector sea lo más exitoso posible en proveer productos a los mercados de Estados Unidos y en el extranjero”.

Vilsack quiere comentarios… Qué tal si empezamos con la sugerencia de que “el departamento de biotecnología gubernamental en turno no debería ejecutar el programa”.

Dice que el USDA apoya TODO tipo de agricultura; sin embargo, el USDA subsidia principalmente los cultivos de comida chatarra–maíz y soya—y cede a la presión de varios millones de dólares de la industria de la industria de biotecnología.

Mientras tanto, el USDA ha eliminado por completo la leche pasteurizada, el patrimonio de granjas porcinas, y la mayoría de los pequeños agricultores. Por lo que, realmente, el único tipo de agricultura que cuenta con el apoyo del USDA es la que usa una variedad de sustancias químicas.

Cuando se le preguntó si él considera que es apropiado o posible que los transgénicos puedan coexistir con cultivos convencionales y orgánicos, el Dr. Huber responde:

“Sabemos cómo integrar estos genes; no sabemos cómo removerlos”, dice. “No veo ninguna posibilidad de coexistencia con la tecnología que existe actualmente, debido a la naturaleza promiscua de los genes.

Si tiene un gen que es transmitido a través del polen, como la alfalfa Roundup Ready, es solo cuestión de tiempo antes de que las abejas o el viento transfieran ese específico polen a todos los cultivos de alfalfa que se siembren. Hay una muy alta probabilidad de que observe ese componente genético allí”.

El Caso StarLink—Una Prueba Confirmada de Que los Transgénicos No Pueden ‘Coexistir’ Con Plantas Naturales

De acuerdo con el Dr. Huber, tenemos un conocimiento extremadamente limitado de lo que ocurre en el proceso de los transgénicos. Contrariamente a la creencia popular, todavía nos encontramos en las etapas iniciales de la comprensión de lo que ocurre en todo el proceso:

“Sabemos que es más como una infección por virus que un programa de cultivo. En otras palabras, se introducen genes, pero estos no alteran todos los mecanismos de regulación y control, de esta manera solo funcionarán en el momento en que la planta lo necesite o bajo las condiciones cuando sean necesarios.

Es científicamente erróneo pensar que tiene un gen o un pequeño grupo de genes y que estos harán una función en particular y no otras cosas”.

Claramente, esta no es la percepción general. La mayoría de las personas todavía están bajo la ilusión de que la ingeniería genética es un enfoque muy preciso.

Eso es ciertamente lo que la industria quiere hacerle creer. Sin embargo, como señala el Dr. Huber, conocemos algunos datos muy importantes de la secuenciación del genoma humano: No hay suficiente cantidad de genes para realizar todo lo que sabemos que ocurre dentro del cuerpo humano.

Esto está asociado con las relaciones profundamente importantes que son controladas por la epigenética. Nos encontramos con que en realidad un gen actua en función con el medio ambiente y su vínculo con otros genes u otros componentes genéticos en ese código. Al alterar esa relación e integridad del código genético, esto produce mutaciones y efectos epigenéticos que aún tenemos que analizar.

“Sabemos que estos ocurren porque por cada una de las exitosas expresiones obtenidas a través de la ingeniería genética, ocurren más de un millón de procesos que son negativos”, dice.

“También obtenemos [efectos] posiblemente negativos que suceden junto con el proceso que consiguió expresar una específica proteína necesaria para realizar el proceso genético. Pero nadie analiza siquiera todos los demás efectos epigenéticos que ocurren.

Una de las cosas que sabemos–ya que no contamos con los genes reguladores que normalmente formarían parte de los componentes de un programa de cultivo normal–es que los genes que han sido insertados son extremadamente promiscuos. No son estables.

Después de que son introducidos podrían permanecer allí, y ser transferidos a través de un programa de cultivo normal. Pero sabemos que pueden ser transferidos a los microorganismos de la tierra cuando los restos o el grano son digeridos y descompuestos en el suelo–o en el intestino”.

En este último caso, su microbioma intestinal puede captar esos mismos genes, y empezar a producir esas proteínas extrañas, que son extremadamente alergénicas. Un perfecto ejemplo de esto fue el maíz StarLink, el cual produjo una proteína que resultó ser muy tóxica para los seres humanos.

StarLink fue cultivado hace 10 años para un proceso farmacéutico. Fue retirado del mercado cuando se dieron cuenta de que había superado sus límites y tenía la capacidad de contaminar el maíz destinado a la producción alimenticia.

Sabemos que los cultivos transgénicos diezman variedades agrícolas—incontables variedades agrícolas han sido eliminadas con el fin de favorecer un par de monocultivos. Ahora bien, ¿si los transgénicos son eliminados, habrá realmente una menor variedad de alimentos?

Recientemente, este ridículo concepto fue presentado por Scientific American.4 Las erróneas e ilógicas declaraciones hechas en la editorial reflejan las afirmaciones realizadas por Monsanto–tales como la idea de que el etiquetado de los GMOs podría destruir el mercado de los alimentos transgénicos en un país donde el 70 % de los alimentos procesados ya los contienen.

Esto -que es lo que quieren que crea— ocasionaría una “menor variedad y mayores costos”. Si lo analiza, ¡hablamos principalmente de ingredientes como el jarabe de maíz y la soya! Y las compañías de alimentos en realidad no parecen tener ningún problema en suministrarle a Europa productos que no contengan maíz y soya transgénica, donde los transgénicos tienen que ser etiquetados.

Es curioso cómo ha cambiado con el tiempo Scientific American, ya que ahora manejan el tema de biotecnología como si fueran una firma de relaciones públicas bien aleccionada. No ha pasado tanto tiempo desde que tenían una noción acertada, al cuestionar la lógica y seguridad de restringir la investigación de cultivos transgénicos de las compañías de semillas que los producen.5

¿Podría USTED Alterar Sus PROPIOS Genes Cuándo Consume GMOs?

Como comentó el Dr. Huber, la investigación muestra claramente que las nuevas proteínas creadas en las plantas transgénicas son altamente alergénicas, que tienen capacidad de promover enfermedades como el cáncer e insuficiencia hepática o renal.

Pero el Dr. Huber señala que también hay otros factores que intervienen, los cuales tienen preocupados a algunos científicos, debido a la dispersión de los genes en el intestino humano… Los transgénicos no son los únicos que alteran su microbioma intestinal, sino que la investigación muestra que las células humanas también son capaces de transferir esos nuevos genes, lo que afecta el genoma humano.

“Especialmente al generar dos transgénicos, denominado silenciamiento génico–esa sección del ácido nucleico puede ser realmente captada o unida a sus propios genes, y luego empezar a desactivar su propia fisiología durante ese proceso… Que está bien documentado en la bibliografía científica”.

De hecho, el año pasado, el profesor Jack Heinemann, de la Universidad de Canterbury, publicó los resultados de la investigación genética que realizó acerca de este tipo de trigo transgénico, que mostró sin “lugar a dudas” que las moléculas creadas en el trigo, las cuales están dirigidas a desactivar los genes de trigo para cambiar su contenido en carbohidratos, podrían coincidir con los genes humanos y posiblemente desactivarlos. ¡Si esto no es motivo de preocupación, entonces no sé lo que es!

La profesora universitaria, Judy Carman, estuvo de acuerdo con el análisis de Heinemann, al indicar para la revista Digital Journal:6

“Si esto desactiva el mismo gen en nosotros que en el trigo–Asimismo, los niños que nacen con esta enzima que no funciona, serán propensos a morir aproximadamente a la edad de cinco años”.

Heinemann informó que su investigación presentó más de 770 páginas de posibles coincidencias entre dos genes transgénicos en el trigo y el genoma humano. Más de una docena de coincidencias fueron “extensas, idénticas y suficientes para causar el silenciamiento en los sistemas experimentales”, dijo.

Los expertos advirtieron que consumir trigo podría ocasionar cambios significativos en la forma en que la glucosa y los carbohidratos son almacenados en el cuerpo humano, que podrían ser potencialmente mortales para los niños y ocasionar graves enfermedades en adultos.

¿Será el Glifosato Otro de los Culpables de la Desaparición de las Abejas?

El glifosato también podría desempeñar un rol en el trastorno del colapso de las colonias de abejas. Según indicó el Dr. Huber, existen tres características establecidas del trastorno del colapso de las colonias, que sugieren que el glifosato podría ser (al menos parcialmente) responsable:

Las abejas son deficientes en minerales, especialmente en micronutrientes
Hay una gran cantidad de alimentos presentes, pero no son capaces de consumirlos o digerirlos
Las abejas muertas están desprovistas de los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium, los cuales son componentes de su sistema digestivo
Además, las abejas se han vuelto desorientadas, lo que sugiere una alteración en la hormona endocrina. Los insecticidas neonicotinoides, que son disruptores endocrinos hormonales, han demostrado desorientar a las abejas y hacer que sean incapaces de encontrar su camino de regreso a la colmena. Asimismo, el glifosato es un muy poderoso disruptor hormonal endocrino.

El Dr. Huber cita un estudio sobre el glifosato en el agua potable en niveles que se encuentran comúnmente en los sistemas de agua de los Estados Unidos, que muestra una mortalidad de 30 % en las abejas expuestas a esta. Y eso solo es con base en los niveles comunes de glifosato en el agua potable…

El Glifosato es una Toxina Crónica y Acumulativa

En la actualidad, los habitantes en los Estados Unidos se encuentran en una situación difícil, ya que no hay forma de saber si los alimentos pueden contener ingredientes genéticamente contaminados con altas cantidades de Roundup. Al menos, el etiquetado podría indicar eso, y proporcionarle la libertad de elegir otro producto.

“Un consumidor debe estar muy preocupado. Tiene que ser enérgico en el tema del etiquetado”, dice el Dr. Huber. “Además, necesitan ser enérgicos para exigir estudios de seguridad. Estos no se han realizado.

Cuando la EPA utilizó el término “sustancialmente equivalentes”, básicamente les proporcionó a las compañías de sustancias químicas una exención para realizar alguna de las pruebas de seguridad.

La única materia en la que alguna vez han realizado pruebas es en la cuestión de la toxicidad aguda. Ahora bien, por ejemplo, sabemos que el glifosato, no es una toxina aguda. Es una grave toxina crónica.

Eso ha sido bien establecido en los artículos científicos revisados ​​por pares. Todo el tiempo tenemos artículos que hacen referencia a ello. No hay duda de que es una toxina crónica”.

De acuerdo con el Dr. Huber, tan solo una ligera cantidad de glifosato, tal como 0.5 ppm, es tóxica para el sistema hormonal endocrino, que incluye la pituitaria, tiroides y las hormonas reproductivas.

Tener una cantidad de 10 ppm, es citotóxico para las células renales; tener 1 ppm es tóxico para el hígado, y una cantidad de 0.1 a 10 ppm, es tóxica para toda una serie de funciones celulares humanas o directamente en las células.

Incluso, el Dr. Huber ha comparado al glifosato con el DDT, en términos de toxicidad. Si consideramos eso, y luego consideramos que hoy en día se utilizan aproximadamente 880 millones de libras -eso es casi UN BILLÓN de libras anuales- de glifosato en los cultivos producidos alrededor del mundo.

Como la Dra. Seneff y Samsel revelaron en un reciente estudio realizado en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, el glifosato es probablemente la toxina crónica más perjudicial que hemos encontrado, tanto en nuestro medio ambiente como en nuestros alimentos.

Sus resultados muestran que dos de los principales problemas causados ​​por el glifosato en la alimentación, son las deficiencias nutricionales, y la toxicidad sistémica.

“Es solo que hoy en día no lo matarán ni morirá a causa de ellos; lo sufrirá a través del proceso de intolerancia al gluten, intestino permeable, enfermedad de Crohn, enfermedad de Alzheimer, autismo, o cualquiera de esas enfermedades que están relacionadas con la salud intestinal, las cuales observamos actualmente en una escala epidemia en nuestra sociedad”, dice.

El trigo empeora los síntomas de la esclerosis múltiple y otras enfermedades autoinmunes

https://es.sott.net/article/48917-El-trigo-empeora-los-sintomas-de-la-esclerosis-multiple-y-otras-enfermedades-autoinmunes

Los inhibidores de la amilasa y la tripsina empeoran el asma, el lupus, la artritis y las enfermedades inflamatorias intestinales y podrían causar la sensibilidad al gluten.

© Sputnik/ Artem Kreminsky

Los inhibidores de la amilasa y la tripsina (ATI) son una familia de proteínas que, como el gluten, se encuentran en el trigo. Unos ATI que, tal y como sucede con el gluten en las personas celiacas, pueden desencadenar una reacción inmune con consecuencias muy molestas e, incluso, ciertamente graves. De hecho, numerosas investigaciones han sugerido que estos ATI podrían encontrarse detrás de la sensibilidad al gluten no celiaca, enfermedad asociada con los síntomas, tanto gastrointestinales como extradigestivos, típicos de la celiaquía y que padece hasta un 5-10% de la población. Pero aún hay más. Como muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Johannes Gutenberg en Maguncia (Alemania), los ATI es responsable de la aparición de la inflamación en numerosas enfermedades crónicas, caso de la esclerosis múltiple, el asma o la artritis reumatoide.

Como explica Detlef Schuppan, director de esta investigación presentada en el marco del Congreso Europeo de Gastroenterología 2016 que se está celebrando en Viena (Austria), «además de contribuir al desarrollo de enfermedades inflamatorias relacionadas con el intestino, creemos que los ATI pueden promover la inflamación en otras enfermedades crónicas fuera del tracto digestivo. Esperamos que nuestro trabajo derive en una recomendación que aconseje una dieta libre de ATI para ayudar a tratar una variedad de trastornos inmunes potencialmente graves».

Trigo pro-inflamatorio

Por lo general, la mayoría de estudios se han centrado en el gluten y su impacto sobre la salud digestiva. Sin embargo, y si bien constituyen únicamente el 4% del total de las proteínas que se encuentran en el trigo, cada vez hay más trabajos sobre los ATI. No en vano, las evidencias alcanzadas hasta el momento, ahora confirmadas, sugerían que el consumo de ATI puede provocar el desarrollo de inflamación en tejidos distintos del intestino, caso de los ganglios linfáticos, los riñones, el bazo e, incluso, el cerebro.

Y exactamente, ¿qué supone esta inflamación para los pacientes con enfermedades autoinmunes? Pues un notable empeoramiento de los síntomas de su patología, entre otras la esclerosis múltiple, el lupus, el asma, las enfermedades inflamatorias intestinales – colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn – , la artritis reumatoide y la esteatosis hepática no alcohólica – el consabido ‘hígado graso’.

Como refiere Detlef Schuppan, «nuestros resultados demuestran que los ATI presentes en el trigo, que también están contaminando los alimentos comercializados con gluten, activan algunos tipos de células inmunes específicas tanto en el intestino como en otros tejidos, empeorando así, cuando menos de forma potencial, los síntomas asociados a las enfermedades inflamatorias pre-existentes».

No es el gluten

La sensibilidad al gluten no celiaca fue descrita por primera vez en los años ochenta. Sin embargo, y a pesar del tiempo discurrido, es muy poco lo que se sabe sobre esta enfermedad. De hecho, su diagnóstico se establece por un mero descarte. Y es que dado que todavía no se ha identificado ningún marcador que posibilite la identificación de los afectados, el diagnóstico se establece cuando los pacientes, si bien manifiestan los síntomas típicos de la intolerancia al gluten, no padecen ni celiaquía ni alergia al trigo.

Concretamente, la sensibilidad al gluten no celiaca se asocia con síntomas gastrointestinales como diarrea, dolor e hinchazón abdominal. Y asimismo, con síntomas no digestivos como las jaquecas, la fatiga, el eczema y los dolores articulares. Es decir, con las manifestaciones asociadas a la enfermedad celiaca. Tal es así que el tratamiento también consiste en seguir una dieta libre de gluten, lo que mejora, y mucho, la sintomatología. Sin embargo, el origen de esta enfermedad no está en el gluten.

Como indica Detlef Schuppan, «los ATI podrían contribuir al desarrollo de la sensibilidad al gluten no celiaca. El tipo de inflamación intestinal que hemos visto en estos pacientes difiere de la causada por la celiaquía, y no creemos que sea provocada por el gluten».

Entonces, si el gluten no es el desencadenante de esta enfermedad, ¿por qué se llama ‘sensibilidad al gluten’? Pues por la razón que sea, parece incorrecto. De hecho, los investigadores del estudio abogan por cambiar el nombre a la patología. Como concluye su director «esperamos que nuestro trabajo también ayudará a redefinir la sensibilidad al gluten no celiaca con un término más apropiado. Y es que dado que ‘sensibilidad al gluten’ implica que el gluten sea el único responsable de la inflamación, debe considerarse un nuevo nombre para esta enfermedad».

Aida. ALIMENTOS IRRADIADOS

por

Este tema es de los más desconocidos por la población en general. No se trata de alimentos con radiación debido a la contaminación o algún accidente, si no de administrar radiación de forma controlada con el objetivo de conservar los alimentos  por mayor tiempo.
La irradiación se realiza para la desinfección, la inhibición de la germinación, la destrucción de los parásitos en la carne y el pescado, para retrasar la maduración de la fruta y la pasteurización y la esterilización. En algunas aplicaciones se podría sustituir o complementar conservantes químicos; en otros casos, puede tener otros usos  (alimentos secos o congelados). Las generalizaciones sobre efectos de la irradiación puede ser engañoso si no se especifican la dósis y las materias primas.
El caso es que en muchos países es una práctica generalizada, y se practica en más de 40 países  no siendo obligatorio indicar en la etiqueta que ese alimento ha sido irradiado.
El símbolo de alimento irradiado es éste.
Sobretodo se irradian alimentos enlatados, ofreciendo una fecha de caducidad generosamente larga, y es una práctica autorizada por naciones unidas y avalada por la OMS.
En España solo se limita a especias, semillas y aromatizantes,  pero eso no impide la importación de alimentos de otros países donde ya están previamente irradiados. En las frutas y verduras por ejemplo se ven mas brillantes y con un aspecto perfecto.

En países como Bélgica, Francia y Holanda se irradian cantidades considerables de alimentos marinos congelados, ingredientes secos, para controlar la contaminación por bacterias.

En países como Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Dinamarca, Finlandia, Hungría, Indonesia, Israel, México, Holanda, Noruega, Corea del Sur, Sudáfrica, Reino unido y Estados Unidos, se irradian algunos alimentos en vez de ser fumigados.

También se irradian productos farmacéuticos.

Que efectos pueden tener estos alimentos en nosotros?

En principio esta técnica es inocua para el ser humano, ya que no es lo mismo comer un alimento vivo que a sido irradiado y contaminado, porque entónces se producen mutaciones cancerígenas,  que recibir la radiación cuando ya está muerto,  que en teoría estas mutaciones no se producirían. Pero hay estudios que dicen lo contrario y si podrían provocar mutaciones en los ácidos grasos.

En el proceso de irradiación de producen subproductos en los ácidos grasos de los alimentos como la 2-aquil-ciclobutanona que puede provocar mutaciones celulares cancerígenas.
Otro elemento encontrado en el proceso de irradiación es el Furano. La exposición excesiva al furano puede causar efectos nocivos en la salud, afectando a órganos como el corazón y sistema inmune, hígado, piel y la glándula tiroides, pudiendo  provocar cáncer reproductivo.

También se produce una disminución de vitaminas en estos alimentos.

La dosis de radiación utilizada en estos procesos  oscila entre 0,2 y 10 KGy  una dosis superior a la que se usa en radioterapia que es de 80 Gy ,  un kilo gray (KGy) son mil grays (Gy).
Aquí dejo una tabla de las dosis empleadas en los alimentos.
Sin embargo las autoridades sanitarias  denominan la radiación de alimentos como dosis bajas, o lo camuflan con el nombre de ionización de alimentos.
Si a eso le añadimos la costumbre de utilizar el microondas en estos alimentos en conserva para calentarlos el efecto nocivo se potencia.
Total, la situación es confusa y a nadie le gusta saber que esta comiendo algo que se ha administrado una dosis de radiación, por eso no etiquetan estos productos por miedo a la reacción de los consumidores.
Aquí un link de una planta de irradiación de fármacos, pero se puede apreciar que abarca también alimentos y cosméticos.