Archivos de la categoría CONSCIENCIA-FILOSOFÍA

El monje que hizo voto de silencio: El impactante mensaje de esta parábola budista

 

Había una vez un monasterio famoso por sus estrictas reglas. Muchos jóvenes querían ser aceptados, pero solo unos pocos lograban traspasar sus enormes puertas y convertirse en discípulos. A todos se les exigía un voto de silencio y solo se les permitía decir dos palabras cada diez años. 
 
Uno de los discípulos más jóvenes, se sometió a ese régimen. Después de pasar sus primeros diez años sin proferir palabra, el maestro principal se dirigió a él: 
 
– Ha pasado una década. ¿Cuáles son las dos palabras que te gustaría decir? 
 
– Cama… dura… – dijo el discípulo. 
 
– Ya veo – fue todo lo que respondió el gran maestro. 
 
Diez años más tarde, el maestro volvió a dirigirse al discípulo: 
 

Sigue leyendo El monje que hizo voto de silencio: El impactante mensaje de esta parábola budista

30 Frases impactantes que te harán ver la vida con otros ojos

Hay personas que, incluso estando al borde de la muerte, no aprenden a valorar la vida. A otras puede bastarles un simple detalle, una frase impactante que resuene en su interior, para dar el salto cualitativo que les permita crecer y valorar lo que tienen. De hecho, en la filosofía budista se dice que cuando el discípulo está preparado, llega el maestro. Al contrario, si la mente se mantiene cerrada, ni las experiencias más extremas consiguen abrirla.
En realidad, las palabras pueden tener un poder enorme, si nos mantenemos abiertos y reflexionamos sobre su mensaje, intentando encontrar cómo pueden aportarnos algo en el momento de la vida que estamos viviendo. Haz la prueba: lee estas frases ahora y vuelve a leerlas dentro de seis meses o un año, verás que las frases impactantes que se te quedan grabadas son otras, puesto que son aquellas que han hecho resonancia con tus problemas y forma de ver la vida 🙂

Frases impactantes para abrir la mente y vivir de forma más plena 

Sigue leyendo 30 Frases impactantes que te harán ver la vida con otros ojos

Cómo los Campos Magnéticos de la Tierra y el ‘Aura Humana’ llevan Información Biológica conectando Todo..

La ciencia ha arrojado recientemente luz sobre el hecho de que lo que solíamos percibir como el aura ‘humana’ es realmente real.
Todos nuestros cuerpos emiten un campo electromagnético, y este hecho juega un papel muy importante más allá de lo que comúnmente se conoce cuando se trata de entender nuestra biología y la interconexión que compartimos con toda vida.
Por ejemplo, ¿sabías que el corazón emite el campo electromagnético más grande de todos los órganos principales del cuerpo?
Estos campos y la información codificada en ellos pueden cambiar en función de cómo nos sentimos, lo que pensamos y las diferentes emociones que asumimos. El corazón incluso envía señales al cerebro a través de un sistema de neuronas que tienen memoria tanto a corto como a largo plazo, y estas señales pueden afectar nuestras experiencias emocionales.
La información emocional modulada y codificada en estos campos cambia su naturaleza, y estos campos pueden afectar a quienes nos rodean.
Como nos dice Rollin McCraty (video abajo), Ph.D., y director de investigación en The Heart Math Institute (Instituto de Matemáticas del Corazón),
“estamos fundamentalmente y profundamente conectados entre nosotros y con el planeta mismo”.
Los resultados de la investigación han demostrado que al practicar la coherencia del corazón e irradiar amor y compasión, nuestro corazón genera una onda electromagnética coherente en el entorno de campo local, la que facilita la coherencia social, ya sea en el hogar, el lugar de trabajo, el aula o sentados alrededor de una mesa.
A medida que más personas irradian coherencia cardíaca, crea un campo energético que facilita que los demás se conecten con su corazón.
Entonces, teóricamente, es posible que suficientes personas que construyen coherencia individual y social puedan contribuir a una coherencia global en desarrollo. (1)

Sigue leyendo Cómo los Campos Magnéticos de la Tierra y el ‘Aura Humana’ llevan Información Biológica conectando Todo..

Aurelia Brouwers, la atormentada mujer de 29 años a la que médicos de Holanda ayudaron a morir

En enero de este año, una joven holandesa bebió veneno suministrado por un médico y se acostó. Así esperó a que le llegara la muerte. Pero ella, a diferencia de la mayoría de enfermos que recurren a la eutanasia en Holanda, no era una paciente terminal y además tenía 29 años. La enfermedad psiquiátrica que la atormentaba desde los 12 años fue motivo suficiente para acabar con su vida.

“Tengo 29 años y he elegido someterme voluntariamente a la eutanasia. Lo he elegido porque tengo muchos problemas de salud mental. Sufro de forma insoportable y no tengo esperanza. Cada aliento que tomo es tortura”, se puede oír en una grabación que realizó pocos días antes de morir.

Un equipo de la cadena de televisión holandesa RTL Nieuws pasó dos semanas grabando a Aurelia mientras viajaba hacia su cita con la muerte, a las 2 de la tarde del viernes 26 de enero. En una pizarra blanca en su casa, tachó los díascon un rotulador negro.

Durante esas últimas semanas, pasó su tiempo con sus seres queridos, haciendo trabajos manuales y montando en bicicleta en Deventer, una ciudad que adoraba.

También visitó el crematorio, el lugar que eligió para su propio servicio fúnebre.

Un historial de sufrimiento

Su historia es, en muchos sentidos, típica y exclusivamente holandesa.

La eutanasia va contra la ley en la mayoría de los países, pero en Holanda está permitida siempre que un médico esté de acuerdo en que el sufrimiento de una paciente es “insoportable sin perspectivas de mejora” y si “no hay alternativa razonable en la situación del enfermo”.

Estos criterios son más fáciles de aplicar en el caso de un enfermo de cáncer terminal, o una enfermedad no tratable que produce un gran dolor. De hecho, la gran mayoría de las 6.585 muertes por eutanasia en Holanda en 2017 fueron casos de personas con una enfermedad física.

Pero 83 personas fueron sometidas a eutanasia por razones de sufrimiento psiquiátrico. Eran personas como Brouwers, cuya condición no era terminal pero sí conllevaba un enorme sufrimiento y no tenía vistos de mejorar.

Aurelia Brouwers frente a un lago frente a su casa.

RTL Nieuws, Sander Paulus
En sus últimos días, Brouwers anduvo en bicicleta, se reunió con sus amigos y visitó su ciudad favorita.

Aurelia Brouwers comenzó a pensar en la muerte como solución tras un largo historial de enfermedades mentales.

“Cuando tenía 12 años sufrí de depresión. Y cuando me la diagnosticaron por primera vez me dijeron que tenía un trastorno límite de la personalidad”, dice. “A eso le siguieron otros diagnósticos: trastorno de apego, depresión crónica, tendencias suicidas crónicas. Sufro ansiedad, psicosis y escucho voces”.

Los médicos de Aurelia no respaldaban sus pedidos de eutanasia. Así que acudió al último lugar donde podía tener alguna esperanza.

Sigue leyendo Aurelia Brouwers, la atormentada mujer de 29 años a la que médicos de Holanda ayudaron a morir

Trascendencia inmanante: sobre la realidad divina de la conciencia

El único hecho verdaderamente inobjetable, lo único que realmente podemos saber de cierto, es que somos conscientes. Tenemos experiencia subjetiva, el mundo aparece en la luz de nuestra mente, se siente de cierta forma, tiene qualiaComo ha dicho el físico Andréi Linde, todo lo demás, todo la materia y sus propiedades, es algo secundario e inferencial a este hecho. En cierta forma, esto ya nos intima la más profunda identidad entre el ser y la conciencia. La conciencia es la existencia. Como sugiere el famoso dicho hindú: sacchidananda, lo absoluto, Dios, Brahman, etc., tiene tres cualidades esenciales: Sat (ser), Cit (conciencia) y Ananda(deleite o gozo).

El gran maestro del tantrismo shaiva, Abhinava Gupta, comenta en su monumental Luz del tantra un pasaje de la Bhagavad Gita en el que Krishna enseña que no importa a qué dios se adore -llámese Shiva, Vishnu, Brahma, Devi, etc.-, es a él a quien realmente se está adorando:

El gurú enseñó: “Incluso aquellos dedicados a otras deidades, si adoran con fe y devoción, de hecho me están adorando a Mí” (BG. 9.23). (Pero nosotros diríamos así:) Aquellos que creen que la deidad específica que adoran es otra cosa que la Conciencia, si se mantienen investigando el objeto de su atención (y devoción) (llegarán a) entender que éste no es más que la Conciencia (bodha).

Sigue leyendo Trascendencia inmanante: sobre la realidad divina de la conciencia

Científicos reconocen la existencia de conciencia en los animales

Todos los mamíferos, las aves e incluso los pulpos están incluídos en un documento firmado por científicos como Stephen Hawking.

CAMBRIDGE.- Un grupo de científicos compuesto por neurofisiólogos, neuroanatomistas y neurocientíficos computacionales, entre los que se encuentran los reconocidos Stephen Hawking y Christof Koch, han firmado una declaración  que confirma la existencia de conciencia en los animales en la misma medida que existe en los seres humanos.

El “Cambridge Declaration on Consciousness” es la primera confesión oficial sobre esta materia en el mundo de la ciencia e incluye una lista de animales “inteligentes” que suma a todos los mamíferos, las aves y los pulpos en base a pruebas científicas.

Este documento no sólo tiene relación con el respeto a los animales sino que además confirma la existencia de conciencia en animales de una escala evolutiva muy diferente a la nuestra como los pájaros.

En una comunicado, los científicos señalaron que “la ausencia de un neocórtex no parece excluir un organismo de experimentar estados afectivos. La evidencia convergente indica que los animales no-humanos tienen los elementos neuroanatómicos, neuroquímicos y neurofisiológicos de sustratos en estados concientes junto con la capacidad de exhibir comportamientos intencionales”.
Sigue leyendo Científicos reconocen la existencia de conciencia en los animales

La bella historia del elefante encadenado

La historia del elefante encadenado nos cuenta que en una pequeña población vivía un niño muy juguetón, curioso y divertido. Sus padres tenían una granja y él consideraba a todos los animales como sus amigos. Las gallinas, los patos, los cerdos y las vacas eran sus compañeros de juego. A todos los había bautizado y les hablaba como si pudieran entenderle.

Un día llegó a ese pueblo un gigantesco circo. El niño de la historia del elefante encadenado nunca había visto un circo. Los chicos en la escuela no hacían más que comentar el acontecimiento. Tras las clases, todos iban a mirar cómo levantaban la carpa y cómo disponían todo para realizar su primera función.

El pequeño le pidió a sus padres que lo llevaran a ver el circo. Se moría de ganas por observar a los malabaristas, a los payasos y, por supuesto, a los domadores. Había notado que llevaban consigo animales colosales y misteriosos. Un tigre, un león, un elefante y varias cebras. Todo un banquete para el chico.

Cuando el apego no tiene más razón que el hábito y no aparecen propósitos que den sentido y trascendencia, es el momento de soltar”.

-Sergio Sinay-

Una tarde de circo

Los padres del niño accedieron a llevarlo. El pequeño estaba totalmente emocionado. Casi no pudo dormir en la noche del sábado, sabiendo que al día siguiente vería el tan anhelado espectáculo que lo tenía intrigado. Con las primeras luces se levantó de su cama. Estuvo listo en un dos por tres. Era como si las horas no pasaran, hasta que por fin llegó el momento.

ilustración representando la historia del elefante encadenado

Al niño le compraron palomitas de maíz y algodón de azúcar. Disfrutaba de sus golosinas, pero más de ver el espectáculo, que le parecía de otro mundo. Le encantaron los trapecistas y, por supuesto, los números con animales. El león era tan dócil que saludaba al público. Las cebras eran tan ágiles, que corrían en círculos perfectos sin perder el ritmo. Y el elefante era tan simpático que se paraba en dos patas y bromeaba con los payasos.

El pequeño quedó tan fascinado que al final de la función quiso ir a la trastienda para ver a los artistas y, por supuesto, a los maravillosos animales. Así lo hizo. Paseó con sus padres por el lugar y al fondo vio que las fieras estaban en jaulas. El elefante, sin embargo, estaba al aire libre. El chico se acercó y vio que una de sus patas estaba atada, con una enorme cadena, a una estaca que había en el piso. El animal no se movía, sino que permanecía allí pacientemente.

Sigue leyendo La bella historia del elefante encadenado

Los 3 niveles de autoconocimiento por los que debes pasar si quieres conocerte a ti mismo

Aunque no nos guste reconocerlo, muchas veces nos quedamos estancados en los niveles de autoconocimiento más básicos. Muchos de nuestros pensamientos y acciones funcionan en piloto automático, prácticamente tienen vida propia y actúan por debajo del radar de nuestra conciencia. No es algo malo ya que los hábitos, rutinas y reacciones nos ayudan a simplificar el día a día. Detenernos a pensar cada momento nos tomaría demasiado tiempo y, sobre todo, representaría un enorme gasto de energía mental y emocional. 

niveles de autoconocimiento

El problema surge cuando funcionamos en piloto automático durante tanto tiempo que olvidamos que estamos en piloto automático, de manera que ni siquiera somos conscientes de nuestros hábitos, rutinas, emociones, impulsos y reacciones. Entonces ya no los controlamos; ellos nos controlan a nosotros.

Una persona que ha desarrollado un buen nivel de autoconocimiento puede decirse a sí misma: “Espera un segundo… quizá tenga que cambiar este hábito que me está haciendo daño” o se preguntará: “¿Quizá estoy reaccionando de manera exagerada?”. Una persona que no ha desarrollado su autoconciencia seguirá viviendo en pilóto automático, víctima de sus propios hábitos negativos, pensamientos recurrentes y reacciones inadecuadas. Como resultado, puede sumirse en un ciclo autodestructivo.

¿Cómo autoconocerse? Las 3 preguntas de autoconocimiento más importantes 

Nivel 1 – ¿Qué estás haciendo? 

A veces evitamos el dolor a través de la distracción. Transportarmos nuestra mente a otro momento o lugar donde nos sintamos más seguros y aislados del dolor de la vida cotidiana. Es más fácil zambullirse en el móvil, la televisión, las redes sociales o dejar que la mente vague hacia un futuro dorado haciendo planes que jamás llevaremos a la práctica. Solo para intentar olvidar. Existen muchos refugios donde podemos escondernos para suponer que todo es perfecto y que no necesitamos cambiar nada.

Obviamente, no hay nada malo en distraernos. La distracción es importante para la felicidad y la salud. Pero debemos asegurarnos de que la distracción no es una cortina de humo que esconde otros problemas que seguirán creciendo mientras miramos hacia otro lado.
No podemos emborracharnos con la distracción. No podemos pasar gran parte del tiempo libre ahogados en un mar de distracción que conduzca a un estado de semiinconsciencia o lobotomía elegida.
Sigue leyendo Los 3 niveles de autoconocimiento por los que debes pasar si quieres conocerte a ti mismo

Esta animación refleja el lugar que la muerte tiene en nuestra vida (VIDEO)

Como todo ser vivo, el ser humano teme naturalmente a la muerte. No puede ser de otra manera; toda la historia de eso que llamamos vida es una secuencia constante de afirmación, perseverancia y lucha, siempre en contra de un solo enemigo: la muerte, la desaparición, el inevitable regreso a la nada.

Sin embargo, la diferencia del ser humano está en su conciencia. Borges dice en alguna de sus páginas que salvo el ser humano, todos los animales son inmortales, pues ninguno sabe que va a morir. Nosotros, en ese sentido, somos mortales, a veces dolorosamente mortales. O lúcidamente mortales, pues la conciencia también es una ventaja.

Fue Platón quien afirmó que la filosofía es una preparación para la muerte, lo cual fue una manera de decir que cuando el ser humano se dio cuenta de que el momento de su muerte llegaría (“neto, puntual, exacto”, como dice Gorostiza en Muerte sin fin), aunque quizá de inicio sufrió y se resistió, eventualmente entendió que lo mejor que podía hacer era tomar conciencia de ese hecho, comprenderlo, entender por fin que la muerte es parte de la vida.

El video que compartimos a continuación es una representación elocuente e ingeniosa de la presencia constante que la muerte tiene en la existencia. Nuestro miedo atávico nos inclina a no mirarla, a creer que no está ahí, pero lo cierto es que no hay momento de nuestra vida en que no esté al acecho. La animación corrió a cargo de Justin Leduc.

¿Y qué ganancia puede tener tomar conciencia de la muerte? ¿De qué sirve, se dirán algunos, enfrentar algo que inspira temor y que nos evoca ideas de dolor y sufrimiento? Estas preguntan son hasta cierto punto justificadas y sus respuestas no son ni muy obvias ni muy sencillas de ofrecer sintéticamente, pero quien piense así quizá podría reflexionar sobre algunos puntos muy específicos:

En el budismo, por ejemplo, se enseña que cuando aceptamos que la muerte es parte de la vida, justamente sufrimos menos o, mejor dicho, enfrentamos de otra manera las pérdidas que inevitablemente ocurren. Cuántas personas no hay que cuando terminan una relación, cuando muere alguno de sus padres, quizá incluso cuando pierden una mascota, dicha muerte, real o simbólica, los devasta, parece que acaba con sus vidas. ¿Sería así si se hubieran tomado el tiempo de comprender el significado de la muerte?

Otra situación: observando el efecto inconsciente que la angustia frente a la muerte desencadena en el ser humano (particularmente en los años en los que, por un lado, no comprendemos aún la vida y, por el otro, dependemos de alguien más para nuestra sobrevivencia), Sigmund Freud se dio cuenta de cómo la pulsión de muerte impide al ser humano “pasar a otra cosa” en su existencia o, dicho de otra manera, lo mantiene en la repetición de ciertos patrones que aprendió para eludir dicha angustia por la muerte.

En este sentido, la oralidad es uno de los ejemplos más fáciles de comprobar personalmente. En los primeros años de vida, el bebé llora porque siente hambre pero también porque siente que morirá si no come, si alguien más no lo alimenta. En el hambre y el llanto está la angustia por la muerte, y en el alimento que recibe se encuentra aquello que por un momento mantuvo a raya dicha angustia y a la muerte misma.

Ese patrón se instala en lo profundo de nuestro comportamiento y se queda ahí, operando inconscientemente. Con los años, aunque racionalmente sabemos que no vamos a morir en el instante mismo en que sentimos hambre, aunque podemos postergar el momento de la comida sin mayores consecuencias, la relación entre la oralidad y la angustia permanece y, si no la hemos hecho consciente, se repite.

Sigue leyendo Esta animación refleja el lugar que la muerte tiene en nuestra vida (VIDEO)

Esta es la forma de saber si estás haciendo más inteligente o al contrario

Es una obsesión peculiar de nuestra cultura y época querer probar la inteligencia. Especialmente los jóvenes buscan identificarse y compararse y creen que la inteligencia es el principal ingrediente del éxito e incluso de la felicidad. Si bien es posible que esto sea cierto, en todo caso sólo lo es si con inteligencia se quiere decir algo más allá del IQ o coeficiente intelectual, solamente si con inteligencia se entiende la capacidad de entender el mudo y saber vivir. Lo cual obviamente incorpora la inteligencia emocional y seguramente otros factores, además de la inteligencia racional.

De manera relacionada, nuestra cultura tiene una obsesión por la productividad, por ser cada vez más productivos, ganar más dinero, tener más cosas, ser más exitosos. Esto va de la mano con la obsesión por la inteligencia, para poder producir más.

La mejor definición de lo que es realmente la inteligencia en un sentido práctico y medible si una prueba (que no mide algo real sólo otorga una cifra relativa a un paradigma artificial) es probablemente la que hace el escritor Robert Anton Wilson (RAW) en su novela The Illuminati Papes. 

Si el mundo parece estar haciéndose más amplio y gracioso todo el tiempo, tu inteligencia se está incrementando gradualmente. Si el mundo parece hacerse cada vez más pequeño y molesto todo el tiempo, tu estupidez se está incrementando gradualmente.

Con el lacónico pero tremendo sentido del humor que lo caracteriza RAW lo dice tal como es. Seguramente hay grandes mentes que en muchos sentidos pueden ser más inteligentes que tú, pero si viven en perpetua neurosis, amargados y apretados, entonces realmente no han entendido de que se trata el mundo. Realmente no se puede exagerar la importancia que tiene el sentido del humor en relación a la inteligencia. Como notamos aquí existe evidencia de una importa relación entre la inteligencia e incluso la auténtica espiritualidad y el sentido del humor. En parte porque reírse de uno mismo es al menos esta un poco libre del egoísmo y su solidez constrictora.

Sigue leyendo Esta es la forma de saber si estás haciendo más inteligente o al contrario

LA GENTE MAYOR DE 50 AÑOS

Las personas con más de cinco décadas en su haber son capaces de ver las cosas bajo una luz diferente a la de un promedio de 20 o 30.

1. Saben lo importante que es la salud

Cuando somos veinteañeros, comer comida frita o verduras frescas no suele ser tan importante. Pero cualquier persona mayor de 50 años le dirá que las decisiones que tomes sobre tu salud cuando eres joven pueden tener efectos devastadores cuando seas mayor, y que una vez que tu salud comienza a desvanecerse, es difícil recuperarla.

2. Entienden que ahorrar dinero es importante

Cuando estás ganando tus primeros sueldos después de la escuela, ahorrar parece prácticamente imposible. Pero cualquier persona mayor de 50 años le dirá lo importante que es comenzar a ahorrar esos centavos cuando se es joven, incluso si eso significa gastar muy poco a la semana.

3. Entienden la importancia del equilibrio entre trabajo y vida

Mientras tengas entre 20 y 30 años, ese ascenso laboral puede parecer lo único por lo que vale la pena esforzarse, pero cualquier persona mayor de 50 años le dirá lo importante que es conseguir más tiempo para las cosas que amas, incluso si no tienes un sueldo.
Sigue leyendo LA GENTE MAYOR DE 50 AÑOS