Archivos de la categoría CONSCIENCIA-FILOSOFÍA

5 cuentos psicológicos para reflexionar sobre la vida

A todos nos encantan las historias, no solo aquellas que nos hacen soñar sino también las historias para reflexionar que tocan nuestras fibras más sensibles. No es casualidad que desde hace siglos, los grandes líderes espirituales de las tribus recurrieran a cuentos sabios para hacer reflexionar al resto de la tribu.
Milton Erickson, un psicólogo e hipnoterapeuta estadounidense, se dio cuenta del enorme poder que tenían las historias psicológicas y comenzó a aplicarlas en la hipnosis y la psicoterapia. Erickson se dio cuenta que las parábolas llegan a nuestro subconsciente, burlando las barreras de la mente consciente, de manera que pueden causar un cambio positivo más radical que el mejor discurso, por mucha lógica o bien hilvanado que esté.
El poder de los cuentos de Psicología radica en que no intentan convencernos, por lo que no asumimos una actitud defensiva a priori sino que nos mostramos más recepceptivos, escuchamos su mensaje y luego reflexionamos sobre ello.
Por eso, leer cuentos psicológicos también es una manera de prepararnos para la vida y de crecer emocionalmente ya que a veces nos permiten comprender de golpe, por insigth, dónde nos equivocamos y qué deberíamos hacer para desarrollar la paz interior.

Historias psicológicas con sabios mensajes 

 
1. El peso de un vaso de agua 
Un psicólogo estaba desarrollando una sesión grupal cuando, de repente, levantó un vaso de agua. Todos esperaban la típica pregunta: “¿Está medio lleno o medio vacío?”
Sin embargo, preguntó:
– ¿Cuánto pesa este vaso?
Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos. El psicólogo les respondió:

Sigue leyendo 5 cuentos psicológicos para reflexionar sobre la vida

El aprovechamiento de las líneas de energía y el geocosmos en el antiguo y el moderno Quito

Durante el período 2002-2003, Marko Pogačnik, Artista por la Paz de la UNESCO, supervisó la instalación de once pequeños monolitos y una placa de bronce en la ciudad de Quito, Ecuador. Los monumentos se extienden a lo largo de un eje nordeste-suroeste atravesando el centro de la ciudad. Cada piedra o placa está blasonada con un cosmograma, un diseño simbólico que representa la energía de la tierra en ese punto geográfico concreto. Según el artista, las piedras y la placa penetran en la tierra como agujas de acupuntura, estimulando la energía terrestre en una práctica que Pogačnik llama geopuntura. Pero, ¿por qué seleccionó Pogačnik estos doce lugares concretos de Quito?

Siguiendo una antigua red

Según Diego F. Velasco, estudioso desde hace mucho tiempo de las antiguas culturas ecuatorianas y co-fundador del grupo Kitu Milenario: Cosmovimiento Andino , el proyecto del artista esloveno es la expresión de un conocimiento más antiguo que se remonta a las cultura Kitu-Kara del antiguo Ecuador y más allá. La línea arquitectónica de Pogačnik forma parte de una antigua red de energía terrestre conocida por los pueblos indígenas de Sudamérica. Esta antigua red estaba compuesta por líneas entrecruzadas conocidas como ceques en Kichwa. La red estaba marcada por importantes monumentos y lugares sagrados a lo largo de toda Sudamérica.

Según Juan de Velasco, autor de Historia del Reino de Quito , la cultura Kitu estableció su centro en Quito alrededor del 2000 a. C. Su cultura se mezcló entonces con unos recién llegados de la costa, los Kara, dando lugar a lo que hoy en día se conoce como la cultura Kitu-Kara. Quito o Kitu, siguió siendo una importante ciudad ceremonial para todas las culturas indígenas hasta el tiempo de los Incas, que construyeron su segunda capital en el emplazamiento de la antiquísima Quito.

Quito tras la colonización española. (Dominio público)

Quito tras la colonización española. ( Dominio público )

Dos grandes cerros rodean la antiguo ubicación de Quito, el Itchimbía y El Panecillo. El Itchimbía se encuentra cerca del eje nordeste de Quito, y El Panecillo marca la puerta de entrada por el sur. Ambas colinas delimitan la red que impregna al Quito ceremonial con su poder energético, y Pogačnik coronó cada una de ellas con un monolito. Sin embargo, la línea energética se extiende más allá de los límites del Quito antiguo. Al norte, el antiguo asentamiento pre-inca de Cochasquí, con sus monumentales pirámides de tierra y montículos funerarios (conocidos como tolas), cae sobre la misma línea. Más al norte, atraviesa la región de las lagunas de Mojanda y cruza el monte Imbabura, uno de los apus (lugares ancestrales) más importantes de Ecuador. Según Xiomara Navas, investigadora largo tiempo comprometida con el proyecto Kitu Milenario, el mismo ceque se extiende por el sur hasta Rapa Nui, la isla de Pascua, en medio del Océano Pacífico.

El Sol de Oro

Según Diego Velasco, los ceques forman una matriz energética que transmite vida a la Tierra y desde la Tierra. Esta red está documentada en diversas obras de arte indígenas, siendo una de la más famosas El Sol de Oro de La Tolita . Esta pieza emblemática fue desenterrada en Chunucari, provincia de Azuay, en la década de 1930, pero según los análisis químicos debe ser atribuida definitivamente a la cultura Tolita del norte de Ecuador.

Esta gran pieza de 60 x 40 cm representa un rostro humano-felino del que irradian 44 rayos que terminan en cabezas de serpiente. El felino y la serpiente representan a dos de los tres miembros de la tríada cosmológica andina: el cóndor (cielo), el jaguar o puma (tierra) y la serpiente (inframundo). Pero, ¿por qué esta cosmología fue representada con la forma de un sol?

Sigue leyendo El aprovechamiento de las líneas de energía y el geocosmos en el antiguo y el moderno Quito

¡No creas todo lo que piensas! La influencia de los pensamientos en el malestar

Llegas a trabajar y das los buenos días. Todos te contestan menos un compañero que, directamente, ni te mira. “¿Pero, y a este qué le pasa? ¿Le he hecho algo y se ha enfadado conmigo…? ¿Pero el qué? Ufff… Tal vez le ha molestado lo que dije el otro día en la reunión, pero no fue nada personal, simplemente dije mi opinión como profesional… No, pero no puede ser por eso… Entonces, ¿por qué? ¡Será maleducado!”.

Así es como casi sin querer entramos en una espiral de rumiación en la que no dejamos de dar vueltas a los porqués e incluso, puede llegar a provocar que nos sintamos tristes, enfadados o nerviosos. Ahora bien, ¿realmente le pasa algo a tu compañero contigo? ¿O tal vez no te ha contestado simplemente porque estaba concentrado en su trabajo y ni te ha oído? Sigue leyendo para comprender qué pasa aquí y cuál es la influencia de los pensamientos en el malestar.

¿La situación nos genera malestar o es nuestra interpretación sobre ella?

Por regla general, cuando experimentamos emociones negativas decimos que vienen provocadas por situaciones concretas o por acciones de los demás. Es decir, creemos que nuestro malestar está causado por sucesos ajenos a nosotros. Dicho con otras palabras, realizamos atribuciones causales externas sobre nuestros sentimientos.

Hombre con la cabeza llena de humo

Sigue leyendo ¡No creas todo lo que piensas! La influencia de los pensamientos en el malestar

La conciencia es una nube de posibilidad que envuelve todas las cosas (Rupert Sheldrake sobre qué es la conciencia)

Rupert Sheldrake es uno de los científicos más polémicos y quizás más importantes de nuestra época. Uno de los pocos que se atreve a pensar fuera del paradigma dominante e investigar cosas como la telepatía y la “mente extendida”. En una entrevista reciente, Sheldrake habló sobre la naturaleza de la conciencia. Traducimos y parafraseamos lo más importante aquí:

Los materialistas no logran explicar cómo la materia llegó a ser consciente, es por ello que muchos materialistas están virando hacia el panpsiquismo… pues si la materia puede ser consciente en el cerebro, toda la materia debe de tener el potencial de la conciencia -de otra manera, la conciencia surgiría de la nada [ex nihilo]-… La noción de que cuando los cerebros llegan a cierto tamaño empiezan a ser conscientes me parece una fantasía, y no muchos materialistas realmente creen en esto. En que eres sólo la actividad de tu cerebro -y esto es sólo generado por causas físicas; por lo tanto, no tienes libre albedrío-. Esto es muy difícil de defender.

Sigue leyendo La conciencia es una nube de posibilidad que envuelve todas las cosas (Rupert Sheldrake sobre qué es la conciencia)

La avaricia y la codicia arruinan a la condición humana

Decía en mi anterior artículo que hay signos claros de finitud, de agotamiento en el planeta. Y de ese agotamiento hay un solo responsable: el Homo Sapiens. Quiero recordar aquí nuevamente la reflexión de Kant sobre el ser humano “con un leño tan torcido como aquél del cual ha sido hecho el ser humano no puede forjarse nada que sea del todo recto” ¿Pesimismo antropológico? Quizá, pero sobre todo realismo antropológico. Basta echar un ojeada breve a la acción del hombre durante el siglo XX para comprender hasta qué punto han quedado manifestados y realizados los “vicios capitales” enunciados por Tomás de Aquino. Hablábamos de exceso. Pues bien, quiero tratar en este breve escrito la primera consecuencia de esa terrible propiedad humana. Y esa es la codicia y su hermana gemela, la avaricia.

La avaricia es el afán o deseo desordenado de poseer riquezas, bienes, posesiones u objetos de valor abstracto y concreto con la intención de atesorarlos para uno mismo, mucho más allá de las cantidades requeridas para la supervivencia básica y la comodidad personal. Se le aplica el término a un deseo excesivo por la búsqueda de riquezas, placer, estatus y poder. La codicia, por su parte, es el afán excesivo de riquezas o de personas, para su utilización ilícita, inmoderada y/o criminalmente lucrativa. También es aplicable en situaciones donde la persona experimenta la necesidad de sentirse por encima de los demás desde un punto de vista relacionado con el poder, la influencia política, el resplandor social, la ostentación, el éxito económico, sexual y de cualquier otra manera imaginable, permitiéndose incluso, en un obsceno alarde de cinismo, dar lecciones de supuesta probidad moral.

La codicia y la avaricia generan deslealtad, traición deliberada -especialmente para el beneficio personal- como es el caso de dejarse sobornar o exigir la recompensa ilícita antes de que los hechos se produzcan. Es también la búsqueda y acumulación de dinero, objetos y posesiones de todo tipo (incluidas personas) mediante el abuso de poder de cualquier tipo, la estafa, el robo, el secuestro y el asalto en todas las variedades imaginables. Todo ello valiéndose del engaño, el poder económico y político, los variados mecanismos de presión, la manipulación, la tergiversación o descalificación de las leyes que estorban, pasando por encima o engañando a las autoridades íntegras y de todo lo que puede quedar de limpio del entramado social y económico de la sociedad. Si algo se interpone en la codicia humana, sencillamente hay que cambiarlo o destruirlo.

En todas las épocas

Sigue leyendo La avaricia y la codicia arruinan a la condición humana

El árbol de los deseos: Esta parábola nos muestra cómo saboteamos nuestra vida

Un hombre caminaba por el bosque dándole vueltas a sus preocupaciones, pensando en sus muchos problemas. Agotado, se detuvo a descansar a la sombra de un árbol, pero se trataba de un árbol mágico que concedía instantáneamente todos los deseos de cualquier persona que lo tocara.
El hombre estaba sediento, así que pensó para sus adentros que le encantaría tener agua fresca. Al instante, un vaso de agua fría apareció en su mano. Sorprendido, miró el agua y la bebió. Cuando calmó su sed, se dio cuenta de que estaba hambriento y deseó tener algo de comer. Un plato de comida apareció ante él.

Sigue leyendo El árbol de los deseos: Esta parábola nos muestra cómo saboteamos nuestra vida

UN POLÉMICO ESTUDIO SUGIERE QUE LA MEDITACIÓN VA EN CONTRA DE LA PRODUCTIVIDAD LABORAL. PERO HAY MUCHO QUE REVISAR SOBRE EL MISMO.

Los investigadores Kathleen D. Vohs y Andrew C. Hacefnbrack publicaron hace unos días un artículo en el New York Times titulado “Oye jefe, tal vez sea mejor que tus empleados no mediten”. Su investigación, utilizando técnicas de meditación de atención plena (mindfulness) que compañías como Apple, Google o Nike alientan a sus empleados a aprender, parece mostrar que la meditación hace que las personas se desmotiven. Y la motivación es una de las características más importantes para la productividad, más importante que la relajación en este tipo de escenarios, sugieren.

“La atención plena (mindfulness) podría ser contraproductiva en el trabajo. Una técnica central de la meditación de la atención plena es aceptar las cosas tal como son. Sin embargo, las compañías quieren que sus empleados estén motivados. Y la misma noción de motivación -desear obtener un futuro más deseable -implica un cierto sentido de descontento con el presente”. Los investigadores concluyen que en general la motivación propia de la fuerza laboral está en conflicto con la calma y la ecuanimidad de la meditación.

En la investigación se formaron dos grupos: uno recibió instrucción de una técnica de meditación y el otro no. Luego se realizaron tareas ordinarias de oficina. Los investigadores notaron que aquellos que meditaron exhibieron menor motivación, si bien la meditación no afectó la calidad de su trabajo. “Estas personas no tenían ganas de trabajar en sus tareas, ni quisieron pasar la misma cantidad de tiempo para completarlas”. De tal forma que la falta de motivación, cancela los posibles beneficios de estar más calmados y concentrados. Los investigadores comparan a la meditación con un siesta -de la misma manera que la meditación, una siesta refresca la mente, pero “¿quién se despierta después de una siesta con ganas de organizar archivos?” (No dicen, sin embargo, que después de un rato, ya despabilado, el individuo que tomó una siesta tiene más energía para trabajar).

La importancia de la motivación en el trabajo, por otro lado, es sustentada en un estudio mundial de Gallup que mostró que las compañías con empleados más motivados superan en productividad y crecimiento a las demás. Este punto es central para la hipótesis de los investigadores.

Sigue leyendo UN POLÉMICO ESTUDIO SUGIERE QUE LA MEDITACIÓN VA EN CONTRA DE LA PRODUCTIVIDAD LABORAL. PERO HAY MUCHO QUE REVISAR SOBRE EL MISMO.

El helecho y el bambú, una fábula para entender la resiliencia

el helecho y el bambú

La fábula del helecho y el bambú nos habla de un hombre que pasaba por una mala racha. Él era carpintero y le iba muy bien. Todo comenzó cuando a su poblado llegó una gran empresa que fabricaba muebles. Tenían mucho dinero, excelente maquinaria y bastante personal. Pronto se convirtieron en una verdadera sensación en el lugar.

La fábrica hacía los muebles en tiempo récord. También los elaboraba con muy buena calidad. Por si fuera poco, los vendía a precios más bajos que el carpintero. Las cosas empezaron a ser cada vez peores para él. En apenas un par de meses ya sabía que iba rumbo a la quiebra. Esto lo angustió.

Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca debemos perder la esperanza infinita”.

-Martin Luther King-

Para colmo de males también comenzó a tener dificultades con su esposa. Ella era maestra de escuela y su salario no alcanzaba para sostener a los tres chicos que tenían. El carpintero intentó buscar un nuevo trabajo, pero no lo conseguía. Su esposa lo recriminaba y esto al final también afectó a los niños, que comenzaron a tener problemas con sus calificaciones en los estudios.

El helecho y el bambú, una gran enseñanza

El carpintero de nuestra historia estaba verdaderamente desesperado. Cada vez tenía menos dinero. También menos energía y menos optimismo. Su mente comenzó a cerrarse. No veía una salida. Lo único que se le ocurrió un día fue ir a dar un paseo por un bosque cercano, para tratar de poner en orden sus ideas. Estaba a punto de conocer los secretos del helecho y el bambú.

Camino hacia el bosque de el helecho y el bambú

Había caminado una media hora por el bosque, cuando se encontró con un anciano amable que lo saludó. Tenía una casa humilde y al ver al carpintero lo invitó a pasar para que tomaran un té. Notó la preocupación en su semblante y le preguntó qué le pasaba. El carpintero le relató sus desventuras, mientras el anciano lo escuchaba atenta y serenamente.

Cuando terminaron de tomar el té, el anciano invitó al carpintero para que fuera a un esplendoroso solar que había en la parte trasera de la casa. Allí estaban el helecho y el bambú, al lado de decenas de árboles. El anciano le pidió que observara ambas plantas y le dijo que tenía que contarle una historia.

Sigue leyendo El helecho y el bambú, una fábula para entender la resiliencia

Las 4 sendas del yoga

El yoga es una técnica milenaria oriental que hoy en día se practica en occidente casi como cualquier otra disciplina deportiva. Podemos encontrarla en centros especializados o en gimnasios, combinada con otras prácticas deportivas, como el pilates. Sin embargo, si lo que buscamos es una práctica correcta del yoga, debemos seguir una serie de pautas teniendo en cuenta que en su práctica hay dos componentes igual de importantes: tanto el físico como el mental. Así, para un desarrollo integral se recomienda seguir las 4 sendas del yoga.

Estas 4 sendas del yoga estimulan nuestro desarrollo en deferentes planos: la acción, la espiritualidad, la sabiduría y el control mental y físico.

Karma yoga, primera senda del yoga

Este es el denominado “yoga de la acción“. Se basa, como su nombre indica, en laactuación consciente de quien lo practica. Está asociado a aspectos como la actitud, el deber, la motivación o la renuncia.

El principal objetivo de la primera de las 4 sendas del yoga es la devoción religiosa: el individuo debe entregarse incondicionalmente a aquello en lo que cree, dejando a un lado las hipótesis sobre el resultado. Así, se ejemplifica una máxima: el camino es mucho más importante que el destino, y en él se debe cumplir con el dharma o deber religioso. El karma, es decir, la acción, debe tener como destino a Dios, de forma que se produzca moksha (liberación).

Mujer haciendo yoga en el mar

Existen diferentes formas de entender esta clase de yoga, aunque todas confluyen en el trabajo desinteresado (que puede ser material o no). El resultado de ese trabajo será correcto, sin importar si es beneficioso o no en función del grado de devoción de la persona.

Sigue leyendo Las 4 sendas del yoga

La humanidad atraviesa un estado de agotamiento

El anterior artículo constituía el pórtico para el ingreso en las causas del advenimiento de lo que hemos dado en llamar posthumanidad. Y ese advenimiento parece inevitable ya que el estado general por el que atraviesa hoy  la humanidad y su casa, esto es la Tierra, es de agotamiento. Con esto no quiero decir que vaya a desaparecer el género Homo, en absoluto, pero tal vez si lo haga nuestra humanidad tal y como hoy la conocemos.

Lo que quiero decir es que tras la puntuación (1) previsible por los signos evidentes que hoy aparecen en nuestra maltratada Gaia y por el desmesurado poder de los humanos codiciosos, el Homo Sapiens y otras muchas especies serán diferentes o incluso no serán. En el caso humano, la supervivencia de los más aptos, estará relacionada con la previsión para adaptarse a nuevos entornos y con la valentía de recurrir al auxilio de nuevas realidades tecnocientíficas, muchas ya existentes hoy, para sobrevivir de otro modo más evolucionado.

Posiblemente, ello dé lugar a una nueva revolución cognitiva y, consecuentemente, a una nueva especie del género Homo, capaz de sobrevivir en un contexto diferente y desarrollar capacidades hasta ahora desconocidas. Ese hombre nuevo podría estar dotado de unos mecanismos biológicos de comprensión más rigurosos que no precisen ya de la composición de ficciones antiguas, porque esa fase se haya visto superada al ser conquistado el mundo y el género Homo por la tecnociencia.

Que nadie piense que estoy profetizando el inmediato advenimiento del Apocalipsis. Pero sí vislumbro la conclusión de una etapa, de un tiempo que tuvo su inicio en las ficciones desarrolladas por el Homo Sapiens hace muchos miles de años. Pero si es pertinente hablar de escatología o mejor esjatología (2), o tratado de las postrimerías porque, a mi parecer, estamos al final de algo que afecta al Homo Sapiens y a Gaia.

No sería razonable comenzar a hablar del Homo Posthumano sin enumerar y analizar algunas de las causas por las que los Homo Sapiens actuales están poniendo en peligro la estabilidad de la Tierra y, consecuentemente, su propia supervivencia.

Por eso, antes de considerar la emergencia de una nueva humanidad y sus perfiles, es preciso que explique mis razones de por qué concluyo la inevitabilidad del fin de la  existente, al menos como la hemos conocido. Vaya por delante que en modo alguno desearía yo que esto sucediese. Antes bien, agradecería que aquellos congéneres que dirigen los destinos de la Tierra despertasen de su codicia, egoísmo, ceguera e idiocia e invirtiesen el rumbo de sus acciones. Pero soy pesimista y creo tener razones para  serlo.

Homo depredador

Sigue leyendo La humanidad atraviesa un estado de agotamiento