Archivos de la categoría METEORITOS Y COMETAS

RUSIA PUSO A PRUEBA SU LÁSER ANTI ASTEROIDE ¿ESTO SALVARÁ A HUMANIDAD CONTRA UN IMPACTO?

Una de las mayores preocupaciones de la humanidad, es la amenaza de nuestra extinción causada por un evento para el cual no estamos preparados, por lo que, durante mucho tiempo, se han estudiado las posibilidades que tiene la humanidad para enfrentar diferentes escenarios apocalípticos. .

Uno de estos es el de un asteroide masivo que impacta nuestro planeta.

¿RUSIA Y SU ASTEROIDE ANTI LÁSER?

En este sentido, la opción más estudiada para este escenario es bombardear el asteroide con armas del suelo, destruirlo e impedir que se estrelle contra nuestro planeta, y un grupo de científicos rusos ya han probado este plan.

EL EXPERIMENTO A ESCALA

Los resultados de esta investigación, fueron publicados en un documento el 8 de marzo en el periódico Experimental and Theoretical Physics, en este documento se explican los efectos que tendría el uso de armas nucleares para bombardear un asteroide, utilizando un modelo de asteroide a escala y una poderoso láser.

Para que los resultados tengan una alta fiabilidad, los investigadores hicieron que el asteroide se escale con materiales similares a los de las condritas o los asteroides rocosos, además, usaron un láser que podría simular el poder del impacto de una bomba nuclear. Después de realizar el experimento, los investigadores llegaron a la conclusión de que una bomba de tres megatones podría usarse para destruir un asteroide de 200 metros de ancho y convertirlo en pequeños pedazos que no impactarían en la tierra.

En este mismo orden de ideas, los rusos no son los únicos que están considerando usar armas nucleares en tal escenario, ya que, en un documento publicado en febrero, la NASA también expresó interés en esta opción. Por otro lado, se han evaluado otras opciones como el desarrollo de un tractor gravitatorio que se lanzó al espacio y que utilizaría la fuerza de la gravedad para desviar el asteroide, aunque esta idea requiere un conocimiento mucho más avanzado que el que tenemos actualmente. .

Además, requiere un conocimiento previo de la amenaza y, a veces, los asteroides pueden no detectarse a tiempo. Finalmente, aunque es poco probable que suceda la amenaza de un asteroide, sería un evento catastrófico, por lo tanto, no está mal estar prevenido.
Via: ancient-code.es

http://misteriomundial.com/mundo/rusia-puso-a-prueba-su-laser-anti-asteroide-esto-salvara-a-humanidad-contra-un-impacto/

La NASA no puede salvarnos del asteroide masivo que podría borrar la vida en la Tierra

Existe la posibilidad de que el 21 de septiembre de 2135, una roca espacial masiva impacte en la Tierra.  Los investigadores descubrieron que podría ser imposible evitar que un asteroide de 500 metros de ancho impacte nuestro planeta. Se ha advertido que incluso la tecnología más avanzada de la NASA podría resultar inútil contra semejante amenaza. Sin embargo, para tratar el problema, los científicos han detallado un plan llamado HAMMER.En la propuesta, científicos de la NASA y la Administración Nacional de Seguridad Nuclear dicen que una nave espacial podría ser utilizada como un “impactador” para desviar un objeto. Sin embargo, los expertos advierten que si no hay suficiente tiempo, sería mejor neutralizarlo.


De acuerdo con un informe científico escalofriante, la NASA no podrá detener un asteroide masivo de 500 metros de ancho que podría impactar a la Tierra, poniendo fin a la civilización.

Los investigadores han descubierto que podría ser imposible evitar que la enorme roca cómica, que es del tamaño del edificio Empire State, impacte a la Tierra en 2135, informa Daily Mail .

Existe una probabilidad de 1 en 2.700 de que esto ocurra realmente, el 21 de septiembre de 2135, informó BuzzFeed News.

Como señalaron los expertos, incluso la tecnología más avanzada resultaría inútil para desviar una roca espacial de tal tamaño.

La roca, llamada ‘Bennu’ es un  asteroide carbonáceo  en el   grupoApollo que fue descubierto por el   proyecto LINEAR el 11 de septiembre de 1999.

Según Robert Marcus , H. Jay MeloshGareth Collins del Earth Impact Effects Program , se puede esperar que un asteroide con un diámetro de 500 metros impacte en la Tierra cada 130,000 años. 

Un estudio científico realizado en 2015 ha demostrado que la probabilidad de mayor impacto para un planeta es con Venus (26%), seguido de la Tierra (10%) y Mercurio (3%). Las probabilidades de que Bennu golpee a Marte son solo del 0.8% y hay una probabilidad del 0.2% de que Bennu finalmente colisione con Júpiter.

Los científicos dicen que si una roca así impactara en la Tierra, tendría terribles consecuencias para nuestro planeta, y el asteroide y su curso de colisión han despertado temores de que podría acabar con la civilización en la Tierra.

Los científicos han calculado si se produciría un impacto, la energía cinética esperada asociada con la colisión sería de 1200 megatones en  TNT equivalente

Para evitar un escenario de finalización de la civilización en la Tierra, los expertos están buscando ideas que podrían ayudarlos a evitar que una roca espacial masiva impacte nuestro planeta. Hasta el momento, los científicos están estudiando la posibilidad de utilizar una nave espacial especial para asteroides ‘nucleares’ como Bennu, con la esperanza de que pueda desviar el asteroide, alterando su curso de colisión.

HAMMER parece ser la mejor opción.

Sigue leyendo La NASA no puede salvarnos del asteroide masivo que podría borrar la vida en la Tierra

Ya es oficial: la NASA tiene un plan para destruir asteroides con armas nucleares

Por Sputnik

El plan se conoce como HAMMER (‘martillo’) y consiste en enviar una nave a un asteroide que sea peligroso para que penetre en él y detone una carga nuclear si el asteroide no se detecta a tiempo, publica el BuzzFeed News. Si el asteroide se detecta a tiempo, los científicos estadounidenses también enviarán la nave, pero con una carga convencional.

HAMMER son la siglas de Hypervelocity Asteroid Mitigation Mission for Emergency Response y es el fruto de la colaboración entre la Administración Nacional de Seguridad Nuclear de EEUU, la NASA y dos departamentos de energía de dos empresas armamentísticas de EEUU.

El plan es, por ahora, solo un proyecto, y la nave todavía no se ha construido. Los frutos de esa colaboración han sido publicados bajo un documento en el portal Acta Astronautica, publica BuzzFeed News.El objetivo es hacer que la nave del HAMMER colisione contra el asteroide e introduzca en su interior una carga de 8,8 toneladas. El plan de la NASA se refiere a ella como ‘impactor’ y su objetivo sería hacerlo añicos. Eso en el caso de que el asteroide sea pequeño. De ser grande, la NASA y sus colaboradores planean que la HAMMER lleve consigo carga nuclear.

“Si el asteroide es suficientemente pequeño y lo detectamos a tiempo, podemos hacerlo con el ‘impactor’, ha dicho el físico David Dearborn, del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore de EEUU, a BuzzFeed News. Pero añade que la carga “no es tan flexible” como la opción nuclear cuando lo que se pretende es modificar la velocidad de un cuerpo cuando no sobra el tiempo.

De ahí que los científicos hayan aceptado, tras décadas resistiéndose a confirmarlo, que la opción nuclear está sobre la mesa y que es una opción realista. Solo en caso de que se den cuenta demasiado tarde de que el cuerpo viene directo a nosotros. Los mismos científicos hacen hincapié en que solo un tercio de los asteroides que pululan cerca de la Tierra y que miden más de 140 metros están controlados. De ahí que destaquen que la opción nuclear está sobre la mesa si las otras dos terceras partes no se detectan a tiempo.

No sería la primera vez que a la NASA se le escapa un asteroide. El 2017 VL2. Pasó a una distancia de la Tierra inferior a la de la Luna el 9 de noviembre de 2017 y la agencia espacial se dio cuenta cuando ya nos había rozado. En 2017 fueron ya 48 los cuerpos celestes que nos visitaron a menos de una distancia lunar.Máxime cuando Bennu, un asteroide de 503 metros de ancho y unos 60 millones de toneladas, habita nuestro sistema solar en una órbita circular con la Tierra. Su impacto provocaría una explosión de 1,15 gigatones de energía. Unas 23 veces más potente que la última bomba de hidrógeno. Del peligro que representa Bennu se hacen eco los propios responsables de HAMMER. Existe una posibilidad entre 2.700 de que colisione con la Tierra el 21 de septiembre de 2135.

“El tamaño de las ojivas nucleares estadounidenses sería suficiente para desviar un asteroide muy grande que aparezca de la nada”, ha dicho Dearborn a BuzzFeed News.

Los detalles del plan de la NASA se darán a conocer durante una conferencia en Japón de expertos en asteroides.

El meteorito de Michigan: El número de bolas de fuego volvió a aumentar en 2017

meteor fireball michigan

Imagen tomada de un video de la bola de fuego sobre Michigan, 16 de enero de 2018.

A principios de esta semana se produjo otro gran evento de bola de fuego en Estados Unidos. Se estima que poco después de las 20:00 horas del martes por la noche un bólido de hasta tres metros de diámetro recorrió el sur de Michigan antes de explotar en algún lugar en lo alto de Detroit. Aunque fue breve, el meteorito causó una luz cegadora que hizo que la noche se hiciera día por un momento en toda la zona metropolitana de Detroit, la mayor parte de Michigan, y fue visto en localidades tan lejanas como Des Moines, Iowa y Toronto, Canadá.

Este suceso fue un poco diferente a los avistamientos de bolas de fuego “regulares” que ocurren globalmente en estos días: la gente en el sur de Michigan también oyó un poderoso estallido que se produjo tres minutos después del gran destello, e incluso se registró un terremoto de magnitud 2.0 en los sismógrafos locales como consecuencia del mismo.

Dada su ubicación, el fenómeno fue visto probablemente por decenas o cientos de miles de personas. La American Meteor Society (AMS) ha recibido hasta la fecha 665 informes de testigos oculares, junto con docenas de excelentes videos del evento.

michigan meteor

© AMS
Ubicaciones de los testigos que reportaron a la Sociedad Meteorológica Americana.

Curiosamente, los observadores en el área de Detroit reportaron tanto un sonido concurrente como un estallido retardado unos tres minutos después. El estallido retardado fue probablemente el sonido de la explosión del bólido en la atmósfera, el cual tarda tiempo en descender al suelo desde lo alto de la atmósfera. Como siempre sucede, muchos reportaron que la bola de fuego estaba “justo encima nuestro”. Aunque esto es en parte cierto para quienes estaban en el sur de Michigan esa noche, su punto de altitud más baja no estuvo tan cerca como parecía (alrededor de 20 millas de altitud, según una estimación).

Sin embargo, sin importar la altitud de estos eventos, los testigos oculares tienden a asustarse en vez de “pedirle un deseo a una estrella fugaz”. John Ellsworth, jefe de la policía en el área metropolitana de Detroit, dice que su teléfono sno dejó de sonar por los residentes que preguntaban qué había pasado, mientras que él mismo dijo: “Tengo que decir que justo cuando lo vi al principio, lo que cruzó por mi mente fue que esto iba a ser el principio del fin. Fue tan surrealistaCBS Detroit también afirmó que Ellsworth no sólo escuchó el estallido, sino que “también pudo sentir su impacto, muy parecido a la fuerza de una sacudida por descarga eléctrica”Desde entonces se han encontrado meteoritos en el municipio de Hamburgo, situado a medio camino entre Lansing y Detroit.

Así que ése fue un acontecimiento muy importante, pero otros eventos como éste están ocurriendo con una frecuencia alarmante en los últimos años. Como ustedes habrán notado al ver nuestros videos mensuales de resumen del clima extremo (tanto del tipo terrestre como cósmico), la frecuencia de los sucesos de bolas de fuego está en aumento. Los registros de bolas de fuego de la American Meteor Society proporcionan una representación gráfica de esto:

ams data fireballs

© American Meteor Society

A la derecha vemos los datos del 2017. No hubo mucho aumento con respecto al 2016, pero aún así es históricamente alto. A continuación, proporcionan un desglose por mes, revelando en qué momento del año son más frecuentes las bolas de fuego:

ams data fireballs

© American Meteor Society

Nosotros también hemos observado que la mayoría de las rocas espaciales llegan a nuestra atmósfera en la segunda mitad del año. Así que este meteorito de Michigan llegó en la “temporada baja”. La siguiente gráfica se basa en los datos publicados de la NASA sobre las bolas de fuego (vía spaceweather. com), mostrando los sucesos de bolas de fuego a lo largo de tres años (2013 – 2015), y desglosados por mes:

fireballs

© Dr. M.A. Rose
El aumento de las bolas de fuego observadas por la NASA en los últimos tres años.

Si bien es cierto que la posesión de teléfonos inteligentes y celulares (con cámara) ha aumentado en los últimos 10 años más o menos (ver este informe de Pew Research), este incremento no explica el aumento en el mismo período de tiempo de los reportes de avistamientos que se hacen directamente a la policía local (la posesión de teléfonos celulares con cámara no tiene impacto en la habilidad o inclinación de una persona de reportar tales eventos a la policía). Por lo tanto, el aumento de la posesión de teléfonos con cámara está correlacionado con una información más amplia sobre tales eventos, no con la frecuencia de los eventos mismos.

Otro aspecto interesante de esto es el efecto psicológico que este tipo de eventos tiene en las personas. Siguiendo el ejemplo de los “expertos” que explican que esto se debe al “aumento de las tecnologías de observación” (a saber, cámaras y otros sensores), las personas han normalizado el fenómeno de las bolas de fuego, incluyéndolos en su realidad como si hubieran estado siempre allí. Rutinariamente descritos en la prensa como un “acontecimiento único en la vida”, la prevalencia de observaciones repetidas de bolas de fuego de meteorito en la misma área geográfica, a veces con sólo unos meses de diferencia, ha forzado un cambio en la narrativa hacia el énfasis en la naturaleza inofensiva de los meteoritos que explotan en el cielo.

Hasta ahora, estas bolas de fuego han demostrado ser “inofensivas”, con la excepción del evento de Chelyabinsk en 2013, cuya onda expansiva dejó alrededor de 1.000 personas con heridas leves. Todos están de acuerdo en que eso fue bastante excepcional, pero no todos están de acuerdo en la probabilidad de que algo similar (o mayor) suceda en algún momento del futuro cercano.

Sin embargo, además de estos eventos discretos y potencialmente catastróficos, el aumento general de los meteoritos que golpean la atmósfera tiene efectos múltiples y no lineales: el incremento del “humo de meteoritos”, por ejemplo, lo cual es un eufemismo de la NASA para referirse a las partículas que los meteoritos dejan en la atmósfera superior después de que explotan y se desintegran. Se sabe que la frecuencia de nubes noctilucentes bonitas que esto produce en los polos se correlaciona ahora con los patrones climáticos globales, lo que indica que existen “teleconexiones” entre los cambios ambientales de “allá arriba” y el clima “aquí abajo”.

Pero todo eso, por ahora, sigue siendo “académico”. Lo que la gente realmente quiere saber cuando se asusta ante una luz brillante en el cielo es: ¿el mundo se acaba? Probablemente no, pero hay que tener en cuenta que los expertos de los medios de comunicación que dicen que no hay absolutamente nada de qué preocuparse, porque todas las rocas espaciales potencialmente peligrosas están siendo rastreadas y tenemos la tecnología para neutralizar la amenaza que presentan, están totalmente equivocados.

Con frecuencia se descubren asteroides de tamaño variable en órbitas cercanas a la Tierra a pocas horas de su paso cercano, por lo que cualquier número que los funcionarios revelen sobre lo que hay ahí fuera y cuál es el porcentaje de lo que ha sido “rastreado”, es en gran medida una conjetura. Y los láseres que destruyen asteroides siguen siendo ciencia ficción.

Tal vez si Estados Unidos cooperara con Rusia en lugar de aislarla, los sistemas eficaces de detección de amenazas podrían convertirse en una realidad, pero lamentablemente hay que ganar poder terrenal. Para el resto de nosotros, tendremos que seguir el consejo del jefe de la NASA Charles Bolden después del acontecimiento de Chelyabinsk, cuando sugirió que siempre podemos orar.

Niall Bradley es editor de Sott.net desde 2009. Es tambien editor de la versión impresa de Sott.net, Dot Connector Magazine y ha aparecido como comentador de PressTV. Niall ha escrito numerosos artículos para Sott.net, en donde se focaliza en analizar las tendencias geopolíticas en el contexto del denominado cambio climático.

https://es.sott.net/article/57659-El-meteorito-de-Michigan-El-numero-de-bolas-de-fuego-volvio-a-aumentar-en-2017

Cae un meteorito cerca de Detroit (EE.UU.) y provoca un temblor de intensidad 2

El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) confirmó la caída hoy de un meteorito en las afueras de Detroit (Michigan) que provocó un pequeño temblor de intensidad 2 en la escala de Richter.

El temblor se registró a las 20.09 hora local (01.09 del miércoles GMT).

https://www.efe.com/efe/espana/sociedad/cae-un-meteorito-cerca-de-detroit-ee-uu-y-provoca-temblor-intensidad-2/10004-3494526?utm_source=wwwefecom&utm_medium=rss&utm_campaign=rss#

Rusia propondrá a la ONU prohibir de forma explícita la minería de los asteroides

MOSCÚ (Sputnik) — Rusia recomendará a la ONU hacer explícita la prohibición de la minería en los asteroides y otros cuerpos celestes, escribe el diario Izvestia que cita a una funcionaria del Ministerio ruso de Exteriores.

Un asteroide (ilustración)

La Cancillería y la corporación aeroespacial Roscosmos, según el periódico, han redactado una ley de implementación del Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre para que la cláusula actual, de que los cuerpos celestes y sus recursos naturales no pueden ser propiedad de ningún Estado, sea de cumplimiento obligatorio sin posibilidad de evadirla con normativas nacionales.

La iniciativa correspondiente será presentada en abril de 2018 a la subcomisión de asuntos jurídicos de la Comisión sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos.

“La ley de implementación se sustenta en los principios fundamentales del Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre: igualdad de acceso, no discriminación, no apropiación, etcétera”, dijo Olga Volínskaya, del departamento jurídico del Ministerio de Exteriores ruso.

En los últimos años, EEUU y Luxemburgo adoptaron normativas que permiten a empresas nacionales extraer y vender recursos naturales de cuerpos celestes, como asteroides, sin reivindicar su soberanía.

El Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre, firmado en 1967, establece que el espacio ultraterrestre, incluyendo la Luna y otros cuerpos celestes, no podrá ser objeto de apropiación nacional por reivindicación de soberanía, uso u ocupación, ni de ninguna otra manera, pero no hace mención explícita de la explotación de recursos naturales de asteroides.

https://mundo.sputniknews.com/politica/201712111074643374-moscu-naciones-unidas-espacio-cuerpos-celestes/

El cometa que cambió el curso de la historia… y que podría volver a cambiarlo en el futuro

http://www.ancient-origins.es/

Portada - Recreación artística del espectacular cometa de diez colas registrado por los antiguos egipcios en el año 1486 a. C. (ilustración de Graham Phillips)

El 30 de septiembre de este año, la primera astronave enviada por el ser humano que orbitó en torno a un cometa se estrelló deliberadamente contra su superficie a fin de obtener fotografías lo más cercanas posibles de este enigmático cuerpo celeste. Este hecho puso fin a su misión, que había comenzado cuando esta nave fue lanzada al espacio, hace ya más de doce años. En el transcurso de los últimos dos años, la sonda Rosetta  de la Agencia Espacial Europea ha estado girando en torno a este cometa a millones de millas de distancia de la Tierra, realizando observaciones a corta distancia sin precedentes del 67P/Churymov-Gerasimenko (llamado así por los dos astrónomos que lo descubrieron).
El cometa Churyumov-Gerasimenko en septiembre del 2014, imágenes tomadas por la sonda ‘Rosetta’. (ESA/Rosetta/NAVCAM /CC BY-SA 3.0 igo)
El cometa Churyumov-Gerasimenko en septiembre del 2014, imágenes tomadas por la sonda ‘Rosetta’
Uno de los logros más significativos de la sonda espacial es haber tomado lecturas de la composición del cometa, determinando que contiene algunos de los elementos básicos para la vida. Parece ser que los impactos de los cometas podrían haber ayudado a la aparición de la vida en la Tierra. Pero los cometas, como éste en el que se centraba la misión de la sondaRosetta, han supuesto asimismo amenazas para la vida en la Tierra. El cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko mide unas dos millas y media (4 kilómetros) de diámetro; si se estrellara contra la Tierra —lo que afortunadamente no va a ocurrir— pondría fin a la civilización tal y como la conocemos. Se cree que un cometa de sólo 500 pies (1,5 kilómetros) de diámetro provocó el evento de Tunguska en 1908, cuando explotó sobre una remota zona de Siberia con la fuerza de una bomba de quince megatones, arrasando 2500 kilómetros cuadrados de bosque. Pero el cometa de Tunguska era minúsculo comparado con el que habria colisionado contra nuestro planeta hace tres mil quinientos años, del que se calcula que tendría un diámetro de unos 16 kilómetros.
Árboles derribados por el impacto del cometa de Tunguska. (Public Domain)
Árboles derribados por el impacto del cometa de Tunguska. (

ESPECTACULARES Y ATERRADORES ANTIGUOS COMETAS

Este cometa fue registrado por los egipcios en el año 22º del reinado del faraón Tutmosis III, quien lo describió como un disco brillante de mucho mayor tamaño que la luna llena, añadiendo que era “una maravilla jamás vista desde la fundación de esta tierra [Egipto].” Los astrónomos chinos, que registraban meticulosamente los eventos celestes por razones astrológicas, observaron también este sobrecogedor acontecimiento. En el antiguo Almanaque de Mawangdui, conservado en el Museo Provincial de Hunan con sede en Changsha, aparece representado el cometa como uno de los de mayor tamaño jamás observados. No solo ocupaba un gran espacio en el cielo, sino que además presentaba diez asombrosas colas o estelas. (El mayor cometa observado desde el nacimiento de la astronomía moderna, el Cometa de De Cheseaux de 1744, sólo tenía siete.)
El documento egipcio se encuentra en un manuscrito actualmente en la Biblioteca Vaticana, conocido como Papiro Tulli, y diversos escritores lo han citado como evidencia de un antiguo avistamiento OVNI, lo que ha llevado a algunos académicos a cuestionar su autenticidad. Sin embargo, sí que parece cierto que hace referencia a un hecho real. El 22º año del reinado de Tutmosis III habría sido en torno al 1486 a. C., que fue precisamente el año (según nuestro calendario moderno) en el que los chinos observaron el cometa de diez colas.
Recreación artística del espectacular cometa con diez colas observado por los antiguos egipcios en el 1486 a. C. (Ilustración de Graham Phillips)
Recreación artística del espectacular cometa con diez colas observado por los antiguos egipcios en el 1486 a. C.
Este cometa debió pasar aterradoramente cerca de nuestro planeta. De hecho, el avistamiento de este antiguo cometa fue tan espectacular que ejerció una profunda influencia en las religiones de todo el mundo. Parece ser que este fenómeno celeste sin precedentes se interpretó como la aparición de un nuevo dios: en este tiempo precisamente, civilizaciones de todo el mundo empezaron a adorar a una nueva deidad representada como un disco alado suspendido en el cielo. Podemos citar como ejemplos de ello el dios hitita Kumarbi, la diosa asiria Antum, el dios mitani Ir, y el dios persa Ahura Mazda.
Disco alado asirio. Uno de los muchos glifos que representan a las deidades que surgieron en todo el mundo tras el paso del cometa en el 1486 a. C. (Public Domain)
Disco alado asirio. Uno de los muchos glifos que representan a las deidades que surgieron en todo el mundo tras el paso del cometa en el 1486 a. C. 
En China aparece en esta época, durante la dinastía Sang, una nueva divinidad denominada Lao-Tien-Yeh – “El Gran Dios” – representada por un círculo con una serie de líneas rectas que irradiaban de forma similar a un abanico por uno de sus lados y su parte inferior, en un símbolo que se asemeja notablemente a la habitual imagen de un cometa.
El glifo que simboliza al dios Lao-Tien-Yeh apareció por primera vez en China a principios del siglo XV a. C. (Fotografía: Graham Phillips)
El glifo que simboliza al dios Lao-Tien-Yeh apareció por primera vez en China a principios del siglo XV a. C. 
Resulta fascinante el hecho de que este glifo es casi idéntico al símbolo de un nuevo dios que apareció en Egipto durante el reinado de Tutmosis III. Llamado Atón, era representado por un círculo con una serie de líneas irradiando de él al igual que un abanico, exactamente como el símbolo de Lao-Tien-Yeh. Los egiptólogos han supuesto durante largo tiempo que el glifo de Atón representaba al sol, algo indudable en el momento en el que el faraón Akenatón hizo del culto a Atón la religión oficial del estado a mediados del siglo XIV a. C., pero cuando apareció por primera vez en la capital de Tebas más de un siglo antes no iba acompañado de inscripciones que lo asociaran específicamente con una deidad solar.
El símbolo egipcio de Atón podría haber sido en su origen una representación del espectacular cometa del 1486 a. C. (Public Domain)
El símbolo egipcio de Atón podría haber sido en su origen una representación del espectacular cometa del 1486 a. C.
Pero la repentina aparición de nuevas religiones era únicamente fruto de la agitación social que acompañó al paso del cometa tan cerca de la Tierra. En todo el mundo se inició de forma simultánea un período de violencia sin precedentes. Egipto se embarcó en una brutal campaña militar, conquistando lo que hoy son Israel, Líbano y Libia; los hititas de Turquía atacaron a sus vecinos del Mediterráneo oriental; en Siria, el reino de los Mitani atacó a los asirios de Irak; los casitas del norte de Irán invadieron Babilonia, en el sur de Irak; el pueblo Yaz de Armenia atacó con ferocidad a todo el que se encontraba a su alrededor; y la civilización Harappa del noroeste de la India fue aniquilada por tribus nómadas de Afganistán. Todas estas convulsiones siguieron a un período de relativa paz en todo el mundo que había durado generaciones. Los expertos creen por lo general que esta época de intensa actividad bélica y agitación social en todo el mundo se debió a un cambio climático brusco que produjo una caída en las temperaturas a nivel global. Las consecuentes malas cosechas provocaron que la escasez de recursos condujera inevitablemente al conflicto. La cuestión, sin embargo, es la siguiente: ¿qué fue lo que originó estas nefastas condiciones climáticas que duraron aproximadamente una década?

UNA AMENAZA PARA LA VIDA Y LA CIVILIZACIÓN

En 1985, el astrónomo Carl Sagan identificó el cometa del 1486 a. C. como el Cometa 12P/Pons-Brooks, sugieriendo que un fragmento de él se habría desprendido e impactado con la Tierra, con la resultante explosión que habría arrojado sus restos a las capas más altas de la atmósfera, obstaculizando la llegada de los rayos del sol durante años y provocando que las temperaturas cayeran a nivel global. Pero éste podría no haber sido el único efecto del impacto del cometa. En la Conferencia Internacional de Eventos Catastróficos y Extinciones Masivas celebrada en Viena en julio del año 2000, los científicos se reunieron para discutir posibles amenazas a la vida en la Tierra producto de posibles impactos de cometas y asteroides.
Resulta interesante que, aparte de las catástrofes obvias que provocarían dichos impactos, como tormentas de fuego, inviernos nucleares y tsunamis, se prestara una atención especial a los diversos y perniciosos compuestos químicos que contienen algunos cometas. Uno de ellos es el aminoácido vasopresina, que puede inducir comportamientos violentos y agresivos en el ser humano. Por el momento no se sabe si 12P/Pons-Brooks contiene vasopresina, pero de ser así, la entrada de la sustancia en la atmósfera contaminando la cadena trófica podría haber sido en parte responsable del período de violencia sin precedentes que asoló el planeta en el siglo XV a. C.
El cometa 17P/Holmes y su cola azul ionizada. Imagen meramente representativa. (CC BY-SA 3.0)
El cometa 17P/Holmes y su cola azul ionizada. Imagen meramente representativa.
Casualmente, justo cuando la misión Rosetta toca a su fin, los astrónomos han determinado que un fragmento de 12P/Pons-Brooks —el cometa del 1486 a. C.— se está aproximando a la tierra, previendo su paso más cercano para el 11 de febrero del próximo año. El cometa se ha dividido en varios fragmentos tras pasar junto a Júpiter, siendo uno de ellos el designado como cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdusakova, identificado por primera vez en 1948. Mide aproximadamente 1,5 kilómetros de diámetro, pero afortunadamente no chocará con la Tierra. Sin embargo, sí es posible que la órbita de la Tierra se cruce con la trayectoria ya recorrida por el cometa. Está por ver si este hecho tiene un efecto sobre nuestra atmósfera o no. Pero incluso si el cometa principal, con más de ocho kilómetros de diámetro, pasa de largo sin más, está previsto que vuelva al interior del Sistema Solar en el año 2024, aunque actualmente se desconoce cuánto se acercará a la Tierra para entonces. Esperemos lo mejor. Lo último que este mundo necesita es un nivel más elevado de agresividad.

El cometa que cambió el curso de la historia… y que podría volver a cambiarlo en el futuro

Portada - Recreación artística del espectacular cometa de diez colas registrado por los antiguos egipcios en el año 1486 a. C. (ilustración de Graham Phillips)

El 30 de septiembre de este año, la primera astronave enviada por el ser humano que orbitó en torno a un cometa se estrelló deliberadamente contra su superficie a fin de obtener fotografías lo más cercanas posibles de este enigmático cuerpo celeste. Este hecho puso fin a su misión, que había comenzado cuando esta nave fue lanzada al espacio, hace ya más de doce años. En el transcurso de los últimos dos años, la sonda Rosetta  de la Agencia Espacial Europea ha estado girando en torno a este cometa a millones de millas de distancia de la Tierra, realizando observaciones a corta distancia sin precedentes del 67P/Churymov-Gerasimenko (llamado así por los dos astrónomos que lo descubrieron).

El cometa Churyumov-Gerasimenko en septiembre del 2014, imágenes tomadas por la sonda ‘Rosetta’. (ESA/Rosetta/NAVCAM /CC BY-SA 3.0 igo)

El cometa Churyumov-Gerasimenko en septiembre del 2014, imágenes tomadas por la sonda ‘Rosetta’. (ESA/Rosetta/NAVCAM /CC BY-SA 3.0 igo)

Uno de los logros más significativos de la sonda espacial es haber tomado lecturas de la composición del cometa, determinando que contiene algunos de los elementos básicos para la vida. Parece ser que los impactos de los cometas podrían haber ayudado a la aparición de la vida en la Tierra. Pero los cometas, como éste en el que se centraba la misión de la sondaRosetta, han supuesto asimismo amenazas para la vida en la Tierra. El cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko mide unas dos millas y media (4 kilómetros) de diámetro; si se estrellara contra la Tierra —lo que afortunadamente no va a ocurrir— pondría fin a la civilización tal y como la conocemos. Se cree que un cometa de sólo 500 pies (1,5 kilómetros) de diámetro provocó el evento de Tunguska en 1908, cuando explotó sobre una remota zona de Siberia con la fuerza de una bomba de quince megatones, arrasando 2500 kilómetros cuadrados de bosque. Pero el cometa de Tunguska era minúsculo comparado con el que habria colisionado contra nuestro planeta hace tres mil quinientos años, del que se calcula que tendría un diámetro de unos 16 kilómetros.

Árboles derribados por el impacto del cometa de Tunguska. (Public Domain)

Árboles derribados por el impacto del cometa de Tunguska. (Public Domain)

Espectaculares y aterradores antiguos cometas

Este cometa fue registrado por los egipcios en el año 22º del reinado del faraón Tutmosis III, quien lo describió como un disco brillante de mucho mayor tamaño que la luna llena, añadiendo que era “una maravilla jamás vista desde la fundación de esta tierra [Egipto].” Los astrónomos chinos, que registraban meticulosamente los eventos celestes por razones astrológicas, observaron también este sobrecogedor acontecimiento. En el antiguo Almanaque de Mawangdui, conservado en el Museo Provincial de Hunan con sede en Changsha, aparece representado el cometa como uno de los de mayor tamaño jamás observados. No solo ocupaba un gran espacio en el cielo, sino que además presentaba diez asombrosas colas o estelas. (El mayor cometa observado desde el nacimiento de la astronomía moderna, el Cometa de De Cheseaux de 1744, sólo tenía siete.)

El documento egipcio se encuentra en un manuscrito actualmente en la Biblioteca Vaticana, conocido como Papiro Tulli, y diversos escritores lo han citado como evidencia de un antiguo avistamiento OVNI, lo que ha llevado a algunos académicos a cuestionar su autenticidad. Sin embargo, sí que parece cierto que hace referencia a un hecho real. El 22º año del reinado de Tutmosis III habría sido en torno al 1486 a. C., que fue precisamente el año (según nuestro calendario moderno) en el que los chinos observaron el cometa de diez colas.

Recreación artística del espectacular cometa con diez colas observado por los antiguos egipcios en el 1486 a. C. (Ilustración de Graham Phillips)

Recreación artística del espectacular cometa con diez colas observado por los antiguos egipcios en el 1486 a. C. (Ilustración de Graham Phillips)

Este cometa debió pasar aterradoramente cerca de nuestro planeta. De hecho, el avistamiento de este antiguo cometa fue tan espectacular que ejerció una profunda influencia en las religiones de todo el mundo. Parece ser que este fenómeno celeste sin precedentes se interpretó como la aparición de un nuevo dios: en este tiempo precisamente, civilizaciones de todo el mundo empezaron a adorar a una nueva deidad representada como un disco alado suspendido en el cielo. Podemos citar como ejemplos de ello el dios hitita Kumarbi, la diosa asiria Antum, el dios mitani Ir, y el dios persa Ahura Mazda.

Disco alado asirio. Uno de los muchos glifos que representan a las deidades que surgieron en todo el mundo tras el paso del cometa en el 1486 a. C. (Public Domain)

Disco alado asirio. Uno de los muchos glifos que representan a las deidades que surgieron en todo el mundo tras el paso del cometa en el 1486 a. C. (Public Domain)

En China aparece en esta época, durante la dinastía Sang, una nueva divinidad denominada Lao-Tien-Yeh – “El Gran Dios” – representada por un círculo con una serie de líneas rectas que irradiaban de forma similar a un abanico por uno de sus lados y su parte inferior, en un símbolo que se asemeja notablemente a la habitual imagen de un cometa.

El glifo que simboliza al dios Lao-Tien-Yeh apareció por primera vez en China a principios del siglo XV a. C. (Fotografía: Graham Phillips)

El glifo que simboliza al dios Lao-Tien-Yeh apareció por primera vez en China a principios del siglo XV a. C. (Fotografía: Graham Phillips)

Resulta fascinante el hecho de que este glifo es casi idéntico al símbolo de un nuevo dios que apareció en Egipto durante el reinado de Tutmosis III. Llamado Atón, era representado por un círculo con una serie de líneas irradiando de él al igual que un abanico, exactamente como el símbolo de Lao-Tien-Yeh. Los egiptólogos han supuesto durante largo tiempo que el glifo de Atón representaba al sol, algo indudable en el momento en el que el faraón Akenatón hizo del culto a Atón la religión oficial del estado a mediados del siglo XIV a. C., pero cuando apareció por primera vez en la capital de Tebas más de un siglo antes no iba acompañado de inscripciones que lo asociaran específicamente con una deidad solar.

El símbolo egipcio de Atón podría haber sido en su origen una representación del espectacular cometa del 1486 a. C. (Public Domain)

El símbolo egipcio de Atón podría haber sido en su origen una representación del espectacular cometa del 1486 a. C. (Public Domain)

Pero la repentina aparición de nuevas religiones era únicamente fruto de la agitación social que acompañó al paso del cometa tan cerca de la Tierra. En todo el mundo se inició de forma simultánea un período de violencia sin precedentes. Egipto se embarcó en una brutal campaña militar, conquistando lo que hoy son Israel, Líbano y Libia; los hititas de Turquía atacaron a sus vecinos del Mediterráneo oriental; en Siria, el reino de los Mitani atacó a los asirios de Irak; los casitas del norte de Irán invadieron Babilonia, en el sur de Irak; el pueblo Yaz de Armenia atacó con ferocidad a todo el que se encontraba a su alrededor; y la civilización Harappa del noroeste de la India fue aniquilada por tribus nómadas de Afganistán. Todas estas convulsiones siguieron a un período de relativa paz en todo el mundo que había durado generaciones. Los expertos creen por lo general que esta época de intensa actividad bélica y agitación social en todo el mundo se debió a un cambio climático brusco que produjo una caída en las temperaturas a nivel global. Las consecuentes malas cosechas provocaron que la escasez de recursos condujera inevitablemente al conflicto. La cuestión, sin embargo, es la siguiente: ¿qué fue lo que originó estas nefastas condiciones climáticas que duraron aproximadamente una década?

Una amenaza para la vida y la civilización

En 1985, el astrónomo Carl Sagan identificó el cometa del 1486 a. C. como el Cometa 12P/Pons-Brooks, sugieriendo que un fragmento de él se habría desprendido e impactado con la Tierra, con la resultante explosión que habría arrojado sus restos a las capas más altas de la atmósfera, obstaculizando la llegada de los rayos del sol durante años y provocando que las temperaturas cayeran a nivel global. Pero éste podría no haber sido el único efecto del impacto del cometa. En la Conferencia Internacional de Eventos Catastróficos y Extinciones Masivas celebrada en Viena en julio del año 2000, los científicos se reunieron para discutir posibles amenazas a la vida en la Tierra producto de posibles impactos de cometas y asteroides.

Resulta interesante que, aparte de las catástrofes obvias que provocarían dichos impactos, como tormentas de fuego, inviernos nucleares y tsunamis, se prestara una atención especial a los diversos y perniciosos compuestos químicos que contienen algunos cometas. Uno de ellos es el aminoácido vasopresina, que puede inducir comportamientos violentos y agresivos en el ser humano. Por el momento no se sabe si 12P/Pons-Brooks contiene vasopresina, pero de ser así, la entrada de la sustancia en la atmósfera contaminando la cadena trófica podría haber sido en parte responsable del período de violencia sin precedentes que asoló el planeta en el siglo XV a. C.

El cometa 17P/Holmes y su cola azul ionizada. Imagen meramente representativa. (CC BY-SA 3.0)

El cometa 17P/Holmes y su cola azul ionizada. Imagen meramente representativa. (CC BY-SA 3.0)

Casualmente, justo cuando la misión Rosetta toca a su fin, los astrónomos han determinado que un fragmento de 12P/Pons-Brooks —el cometa del 1486 a. C.— se está aproximando a la tierra, previendo su paso más cercano para el 11 de febrero del próximo año. El cometa se ha dividido en varios fragmentos tras pasar junto a Júpiter, siendo uno de ellos el designado como cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdusakova, identificado por primera vez en 1948. Mide aproximadamente 1,5 kilómetros de diámetro, pero afortunadamente no chocará con la Tierra. Sin embargo, sí es posible que la órbita de la Tierra se cruce con la trayectoria ya recorrida por el cometa. Está por ver si este hecho tiene un efecto sobre nuestra atmósfera o no. Pero incluso si el cometa principal, con más de ocho kilómetros de diámetro, pasa de largo sin más, está previsto que vuelva al interior del Sistema Solar en el año 2024, aunque actualmente se desconoce cuánto se acercará a la Tierra para entonces. Esperemos lo mejor. Lo último que este mundo necesita es un nivel más elevado de agresividad.

Graham Phillips es autor de The End of Eden – The Comet that Changed Civilization, publicado por Inner Traditions.

Imagen de portada: Recreación artística del espectacular cometa de diez colas registrado por los antiguos egipcios en el año 1486 a. C. (ilustración de Graham Phillips)

Autor: Graham Phillips

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Fuentes:

Henry Bodkins, 2016. “Rosetta Mission comes to a Spectacular End”. Telegraph.co.uk [Online] Disponible en: http://www.telegraph.co.uk/science/2016/09/30/rosetta-the-final-descent/

Hannah Devlin, 2016. “Rosetta probe set to collide with comet 67P as 12-year mission comes to an end”. TheGuardian.com [Online] Disponible en:https://www.theguardian.com/science/2016/sep/30/rosetta-probe-set-to-collide-with-comet-67p-as-12-year-mission-comes-to-an-end-esa

Stephen Clark, 2016. “Live coverage: Rosetta’s final hours”. AstronomyNow.com [Online] Disponible en: https://astronomynow.com/2016/09/30/rosettas-final-hours/

Hallan el segundo meteorito más grande del mundo

https://actualidad.rt.com/actualidad/218559-argentina-gancedo-segundo-meteorito-grande-mundo

meteorito30t-chaco

Este sábado, los científicos argentinos han encontrado y extraído un meteorito que podría ser el segundo más grande del mundo, ya que, según las estimaciones preliminares, pesa 30.800 kilos, informa la agenciaTélam.
El objeto ha sido bautizado Gancedo en honor a la localidad en cuyas proximidades fue encontrado, en la provincia del Chaco, en el nordeste de Argentina. La zona donde se ha producido el descubrimiento se denomina Campo del Cielo, ya que hace aproximadamente 4.000 años fue impactada por una lluvia de meteoritos metálicos.
El presidente de la Asociación de Astronomía del Chaco, Mario Vesconi, ha señalado que el hallazgo ha sido una gran sorpresa para los investigadores debido al “tamaño y pesaje del mismo”. Ha agregado que han aprovechado la ocasión para volver a pesar El Chaco, otro meteorito descubierto en 1969 en la misma provincia y que pesa 28.840 kilos.
Con el descubrimiento de Gancedo Argentina pasa a tener el segundo y el tercer meteorito más grande del mundo. El mayor es el Hoba, hallado en Namibia en 1920 y cuyo peso es superior a 66 toneladas.
meteorito30t-chaco2

Confirmado: El cometa ISON no sobrevivió a su paso por el Sol

http://selenitaconsciente.com

Muchos esperaban que la roca se convirtiera en uno de los mayores acontecimientos cósmicos del siglo, pero se ha quedado en una nube de escombros

Han sido varios meses de espera y cientos de expectantes noticias publicadas en los principales medios de comunicación de todo el mundo. Semanas de incertidumbre y de esperanza a medida que el cometa se aproximaba a su «prueba de fuego». Muchos esperaban queISON, el cometa descubierto hace poco más de un año por astrónomos rusos cuando se encontraba cerca de Júpiter, llegara a convertirse en uno de los mayores acontecimientos cósmicos del siglo, un espectáculo visto por la Humanidad apenas en un puñado de ocasiones a lo largo de su Historia.

Pero no ha sido así. Hace ya varios días, saltaba la alarma al comprobar que, poco antes de su máxima aproximación al Sol, el núcleo helado del ISON se volvía mucho más activo y brillante, un signo claro de descomposición debido a la acción de la radiación solar. Pero la confirmación oficial de su final se resistía, igual que las esperanzas de no haberlo perdido para siempre.

Tras su ocultamiento tras el Astro Rey, ha habido que esperar varios días para estar completamente seguros. Hasta ayer mismo, los más optimistas esperaban que por lo menos un fragmento del núcleo del cometa consiguiera sobrevivir al acercamiento suicida al Sol. Pero el ISON, según acaba de anunciar oficialmente la NASA, se ha vaporizado casi por completo.

A pesar de que el momento exacto de la «muerte» del ISON se desconoce, lo cierto es que al aparecer por detrás del disco solar, tras rodearlo, el cometa ya no estaba ahí. «Todo lo que quedaba -explica C. Alex Young, del Centro Goddard de la NASA»- era una nube de escombros sin núcleo».

Antes de su fatal acercamiento al Sol, el núcleo helado del cometa tenía un diámetro de 1,2 km. Pero esa enorme bola de roca helada llegó, el pasado 28 de noviembre, a estar a poco más de un millón de km. del Sol, lo que significa que tuvo que soportar temperaturas cercanas a los 2.700 grados centígrados.

Los investigadores han determinado que, durante su periplo solar, el cometa llegó a perder unos tres millones de toneladas de masa por segundo. Y a pesar de que numerosos astrónomos ya habían predicho que el ISON no resistiría unas condiciones semejantes, algunos siguieron manteniendo la esperanza de que por lo menos un fragmento considerable del núcleo lograra sobrevivir. No en vano el cometa era un veterano del espacio, con 4.500 millones de años de existencia.

En las próximas horas, la NASA emitirá un informe definitivo, con todo lujo de detalles. Entonces se conocerá con exactitud cómo y en qué circunstancias se ha producido la muerte del cometa más esperado de las últimas décadas.

Mientras, el investigador Karl Battams, del Centro de Investigación Naval de los Estados Unidos ha escrito incluso un breve obituario para este vagabundo espacial: «Nunca siguió lo establecido. ISON tuvo una vida dinámica e impredecible, alternando entre periodos de tranquila reflexión y violentas explosiones. Sobrevivió a varios billones de hermanos, y dejó tras de sí un legado sin precedentes para los astrónomos y la eterna gratitud de una audiencia global totalmente cautivada por él».

Descanse en paz.

WATCH LIVE NOW: NASA Lanzara la Misión OSIRIS-REx Rumbo a Bennu, El Asteroide que Podría Destruir Nuestra Civilización

La NASA lanzara este 8 de septiembre a las 7:05pm ET la sonda OSIRIS-REx desde Cabo Cañaveral (EE.UU.) con la misión de aterrizar en el asteroide Bennu que podría colisionar con la Tierra en los próximos 200 años y del que extraerá muestras, el cuerpo celeste que orbita nuestro sistema Solar tiene una trayectoria con una “pequeña” probabilidad de colisión con la Tierra, informa el portal Space.
El objetivo de la sonda espacial OSIRIS-REx, cuya misión supone un desembolso de 800 millones de dólares, pasa por alcanzar y posarse en Bennu en 2018, regresando después a nuestro planeta en 2023 con muestras del asteroide. Estas muestras permitirán a los científicos conocer mejor nuestro Sistema Solar y les ayudará a preparar una estrategia para hacer frente a asteroides que puedan chocar contra nuestro planeta.
¿Qué tiene de particular Bennu y cómo podría colisionar con la Tierra? Rico en carbono y con una anchura de 500 metros, Bennu fue descubierto el 11 de septiembre de 1999 por el proyecto LINEAR (Lincoln Near Earth Asteroid Research).
Sus dimensiones, según expertos de la agencia espacial estadounidense, podrían indicar que su densidad es menor a la de una roca, pudiendo estar hueco en su interior.
Su órbita y la de la Tierra se cruzan cada seis años, aproximándose entre sí hasta unos 300.000 kilómetros. Por esta razón, los científicos estiman que existe una probabilidad entre 2.500 de que Bennu choque contra la Tierra, pasando primero entre nuestro planeta y la Luna en 2135 para, a finales del siglo XXII, chocar eventualmente con nosotros.

¿Por que tanto interés de la NASA en Bennu?

¿Nos ocultan algo?

https://www.nasa.gov/osiris-rex

http://www.nasa.gov/multimedia/nasatv/index.html#public

http://www.asteroidmission.org/

TRANSMISIÓN ONLINE:

 

 

¿NASA intentará destruir un asteroide la semana que viene?

No podemos culpar enteramente a la industria del cine y ni siquiera a los medios de comunicación por la exploración del tema, ya que la teoría más aceptada y la más discutida hasta el día de hoy sería el impacto de un asteroide, cuyas consecuencias climáticas habrían resultado en la extinción de los dinosaurios (por supuesto, hay otras teorías, pero sería muy extenso el comentario sobre cada una de ellas). Además, diversas agencias espaciales, incluyendo diversos gobiernos, por ejemplo el de Rusia y China, ya han anunciado planes para tratar de desviar o destruir posibles asteroides, que están en ruta de colisión con la Tierra.

El “sentido común” entre muchos científicos, es que un asteroide tendría que tener al menos 1.000 metros de diámetro para tener una gran posibilidad de provocar profundos cambios en nuestro planeta y, en su caso, llevar a nuestra especie de la extinción. Sin embargo, los cuerpos celestes menores, como el meteoroide de Chelyabinsk, en Rusia, cuyo diámetro aproximado es de tan sólo 20 metros de distancia, ya han demostrado su poder de destrucción. Por lo tanto, si un asteroide un poco mayor, entre 200 y 500 metros de diámetro, está viniendo en nuestra dirección, las consecuencias pueden ser trágicas, más aún si no hay una buena desfragmentación en nuestra atmósfera, y el impacto ocurre en una región poblada de nuestro planeta.

Es en ese clima de posibles impactos apocalípticos de asteroides, que traemos para ustedes una discusión en torno de una extraña noticia, que pasó a ser propagada principalmente por el “Portal de Yahoo!” y el sitio web de History Channel, más conocido por “Su Historia”, y que está siendo ampliamente compartida en las redes sociales. Básicamente, el título de las noticias dicen que la NASA va a tratar de destruir un asteroide que puede acabar con la Tierra. Uno de los sitios incluso fijó una especie de plazo para que esto suceda, mencionando que esto ocurriría aún en esta semana. Confieso que no entendí nada, más aún porque las noticias citaban la misión OSIRIS-REX de la NASA, que hasta donde sabemos no implica ningún método experimental de destrucción de asteroides. ¿Os interesa saber más acerca de este tema?

La propagación de la noticia de que la NASA intentará destruir un asteroide, en esta semana, que puede acabar con la Tierra

Como dijimos anteriormente, las noticias sobre una posible destrucción del planeta a causa de un asteroide comenzaron a propagarse por el “Portal de Yahoo!”. Una vez que estos sitios web tienen un gran número de visitas, y el History Channel, aunque es una referencia que se considera la “confianza” de contenido para muchas personas, todo lo que está escrito en esos sitios acaba sirviendo de fuente de información, cuyo material es fácilmente copiado y replicado, muchas veces sin ningún criterio o juicio.

Sigue leyendo ¿NASA intentará destruir un asteroide la semana que viene?