Archivos de la categoría EGIPTO Y RESTO DE AFRICA

7 artefactos egipcios inexplicables

http://humansarefree.com/

Los egiptólogos han supuesto hecho un trabajo maravilloso de averiguar la vida de los egipcios dinásticos desde fecha tan lejana como 3100 aC. Sin embargo, hay ciertos artefactos, algunos se muestran aquí, que no encajan en su esquema muy bien. Explique los siguientes: 1. Los Colosos de Memnon

El de la izquierda es de una sola pieza sólida de cuarcita, y su peso estimado es de 720 toneladas. La cantera de la que se cortó la piedra es cerca de El Cairo, a 400 mil kilómetros. 2. El obelisco inacabado de Asuán, hecha de granito rosa

Se habría pesado 1.200 toneladas si se hubiera terminado. Así que ¿cómo iban planeando sacándola de su trinchera? Los esclavos? 3. Los megalitos Serapeum

Una de las más de 20 cajas de piedra, bajo tierra en el Serapeum de Saqqara. La tapa y la caja están hechos de una sola pieza de piedra, y un peso de unas 100 toneladas. Además, la piedra fue traída de Asuán, en muchos casos, a unos 500 kilómetros de distancia. 4. El Osirion en Abydos

Construido a propósito de metro, al igual que muchas de las estructuras pre-dinásticos. Los grandes bloques verticales de granito de Asuán; la cantera de ser más de 100 kilómetros de distancia. 5. Agujero grande núcleo de la perforación en Karnak

Es evidente que una obra antigua, y la ranura creada indica que el ejercicio era aburrido en el granito rosa de Asuán, a razón de por lo menos 2 mm por revolución. 6. La estatua rota Ramesseum –

Parte de una estatua rota en el Ramesseum cerca de Karnak, de nuevo hecha de granito rosa de Asuán. Cuando intacto, habría pesado alrededor de 1000 toneladas. La distancia de la cantera es de unos 140 kilómetros. Aquí está mi pie en la cima del la de la estatua gigante –

7. El Salón de los Registros, por debajo de la Esfinge

Y tal vez la más enigmática de todas las esculturas antiguas, la Esfinge. ¿Dónde está el Salón de los Registros? Si se extrae esta piedra cerca de la parte posterior de la Esfinge, que revela una escalera que desciende en el lecho de roca de la meseta de Giza:

Y en la parte delantera, las autoridades han hecho una pasarela de madera, que oculta la entrada a una rampa y, posiblemente, cámaras bajo las patas de la Esfinge:

Todos los misterios anteriores se ven mejor con los expertos en www.khemitology.com ; es una tradición familiar. Usted puede comprar el último libro de Brien Foerster aquí: Fotos Antiguas de Egipto antiguo . Por Brien Foerster, ocultos Inca Tours ; Alexander: Estas estructuras increíbles solos son suficientes para cuestionar la versión oficial de la historia. Sin embargo, Egipto es el hogar de la más grande de todos los misterios:. Las grandes pirámides Las preguntas de siempre destacan a este día: ¿Quién los construyó?¿Cómo ? Y lo más importante, ¿Por qué ? Si usted cree que ya conoce todos los secretos de estas maravillosas construcciones, se equivoca. Este documental revela muchos aspectos hasta ahora desconocidos de las grandes pirámides y por el final de la misma, probablemente cuenta de lo lejos que estamos de desbloqueo de su conocimiento

¿Es el «Ankh» o Cruz Egipcia el origen del electromagnetismo en el antiguo Egipto?

Aunque comúnmente se conoce como «Cruz Egipcia» o «Cruz Ansada», el Ankh es un amuleto que representa la vida eterna, a menudo llevada por reinas africanas y reyes del antiguo Kemet para alejar a los espíritus malignos y asegurar la buena salud.

El Ankh es sin duda el amuleto más antiguo y poderoso de la cultura del Antiguo Egipto, considerado genéricamente un símbolo de vida.

Cuenta la vieja tradición egipcia que los dioses otorgaron este amuleto a los seres humanos para que pudieran ser felices y disfrutaran de salud en la Tierra, y también, al finalizar su vida terrenal, siguieran su existencia en el más allá durante la eternidad.

También se considera un símbolo de feminidad y fertilidad. La sección oval en la parte superior es representativa del útero, y la pieza horizontal los ovarios. Se dice que la sección vertical larga representa el canal del parto.

En el libro «The Ankh: African Origins of Electromagnetism» («El Ankh: orígenes africanos del electromagnetismo»), el autor, Nur Ankh Amen afirma que el Ankh fue algo más que un simple objeto simbólico en tiempos antiguos, él sugiere que se trató de tecnología antigua incomprendida en la actualidad.

Según Amen, la forma del Ankh, cuando se envuelve en bobinas, le permite llevar una carga electromagnética. Esta afirmación apoya aún más las teorías que sugieren que los antiguos africanos fueron los primeros en experimentar y aprovechar el poder de la electricidad, a diferencia de lo que nos dicen los libros de historia. El autor apoya su teoría refiriéndose al Éxodo 25: 10-22, donde se encuentra una descripción del Arca de la Alianza. El Arca, construida por Moisés (un egipcio), fue construida con una capa de oro puro. Según Amén, una vez que el Arca fue cargada con una corriente eléctrica, sólo un individuo que sabía cómo neutralizar la carga podía tocarla sin temor. Si consideramos otras muchas historias metafóricas de la Biblia, esto también indicaría que el conocimiento de la electricidad existía en la antigüedad.

El Misterio de el Ankh y el Electromagnetismo. La diosa Maat sostienen un Ankh. Otra interpretación del Ankh presentada por Amen es que el lazo superior representa la vida eterna, mientras que la cruz representa el plano material, una teoría que corresponde al deseo de nuestros antepasados de alcanzar un estado superior de conciencia dentro de este mundo a través del cultivo espiritual.

En Stonehenge, en Inglaterra, se han transmitido grandes voltios de energía desde un megalito hasta un alambre con la forma de Ankh.

El Ankh de Maat es instrumental en el reino de la ley y de la rectitud. Maat es la diosa de la verdad, indispensable en la causa de la justicia. El Ankh que ella sostiene, es el oráculo de la verdad, operando sobre un principio conocido como respuesta galvánica de la piel (galvanic skin response) (GSR). Nombrado así luego que el experimentador italiano, Luigi Galvani, que (re)descubrió la acción refleja de la extremidad inferior de una rana al estímulo eléctrico. Hoy es ampliamente utilizado como parte de una prueba moderna del polígrafo (detectores de mentiras).

La conductividad de la piel varía con el estado emocional de las personas, y lo que causa que el GSR sea tan eficaz es lo totalmente involuntarias que son estas respuestas cutáneas. Se coloca un electrodo en la mano y se mide la conductividad o resistividad de la piel en respuesta al interrogatorio.

Los cambios en la conductividad de la piel alteran la capacitancia del Ankh, creando cambios de frecuencia como resultado. Al mantener el Ankh de esta manera, las respuestas emocionales y espirituales pueden comunicarse como una transmisión modulada en frecuencia.

Un oscilador de alta frecuencia, como el Ankh, tiene la ventaja de producir altos voltajes a baja corriente, para que puedan manejarse con seguridad.

Nikola Tesla descubrió esto mucho más tarde, cuando conectó una bobina de alta frecuencia a si mismo produciendo descarga de corona de su cuerpo. Los efectos luminosos producidos por las bobinas de alta frecuencia de alta tensión se utilizan hoy en la Fotografía Kirlian. Los objetos parecen tener un aura brillante alrededor de ellos, cuando están sometidos a alta tensión.

Tesla escribió lo siguiente para describir una de sus patentes:

Sigue leyendo ¿Es el «Ankh» o Cruz Egipcia el origen del electromagnetismo en el antiguo Egipto?

Historia Prohibida: Había una cuarta pirámide NEGRA en Giza

http://squitel.blogspot.com.es/

Historia Prohibida: Había una cuarta pirámide NEGRA en Giza
El mundo entero permanece fascinado por la cultura de los antiguos egipcios, su extensa historia e increíbles logros arquitectónicos realizados hace miles de años. Siempre que se habla del antiguo Egipto, no se puede evitar pensar en las Pirámides situadas en la meseta de Giza y los misterios detrás de estas fascinantes estructuras antiguas.

Si bien, hoy en día sabemos que hay tres pirámides en la meseta de Giza, la verdad es que de acuerdo a textos antiguos hubo una cuarta pirámide en Giza, pero era diferente a las demás. Esta enigmática pirámide estaba hecha «…de una piedra más negra que el granito común, y por lo menos muy duro…» 

Durante la década de 1700, Frederic Norden, un capitán de la marina danesa, y explorador, registró extensas notas, observaciones y dibujos de todo a su alrededor, incluyendo a las personas, monumentos faraónicos, arquitectura, instalaciones, mapas, etc., todo lo cual fue publicado en el póstumo Voyage d’Egypte et de Nubie. En este fascinante y antiguo libro, el explorador danés describe una cuarta Pirámide en Giza, y lo indica en un mapa.

En la página 120 de su libro Voyage d’Egypte et de Nubie (Viajes por Egipto y Nubia) Norden describe la misteriosa pirámide:

“Las principales pirámides se encuentran en el este, sur-este de Giza. Existe cuatro de ellos; que merecen la mayor atención de los curiosos; aunque vemos siete u ocho más en el vecindario, no son nada en comparación con los anteriores. Las dos pirámides más al norte son los más grandes y tienen 150 metros de altura perpendicular. Los otros dos son de menor tamaño, pero tienen algunas particularidades, que ocasionan que sean examinados y admirados”.

Es sin recubrimiento, cerrado y se asemeja a los demás, pero sin ningún templo como la primera. Eso tiene sin embargo,una observación que merece ser remarcado; el cual es, que su cumbre es terminada por una sola gran piedra, que parece haber servido como un pedestal. La cuarta pirámide ha sido echa, hacia arriba por encima de la media, de una piedra más negra que el granito común, y por lo menos igual de duro. Su cumbre es de una piedra de color amarillento. Su parte superior termina en un cubo. Está, además, situado fuera de la línea de los otros, estando más hacia el oeste. Eso hace una serie con los otros tres”.

Esta antigua ilustración muestra la cuarta pirámide:

Los investigadores y los egiptólogos tienden a descartar la idea de una cuarta pirámides negra en Giza sugiriendo que pudo haber tomado por error una de las llamadas pirámides’satallite’ de Menakure como una cuarta pirámide.

Sin embargo, esto es contradictorio ya que Norden describe con precisión que la pirámide está hecha de una piedra más negra y que es igual de duro que el granito. Las pirámides satélites están hechos de piedra arenisca.

Curiosamente, la descripción y las ilustraciones de Norden son de excelente calidad, y posicionan la cuarta pirámide negra a cierta distancia de las tres pirámides de Giza.

En su libro, Norden también describe e indica la existencia de siete (incluso ocho posiblemente) pirámides menores en la meseta de Giza.

¿Podia El libro maldito de Thoth resucitar a los muertos?

En este videoprograma vamos a abordar los increíbles detalles que encontramos en el libro egipcio de Thot, un libro maldito, perdido en el tiempo, cuya historia, según los egiptólogos podría conservar todos los secretos del universo. Esperamos que el programa sea de su interés.

 

Ufopolis.com 2016

Los secretos de los jeroglíficos egipcios: ¿una antigua lengua olvidada?

http://www.ancient-origins.es/

Portada - Cartuchos pintados de Tutmosis III, relieve de uno de los templos de Deir el-Bahari. (CC BY SA 3.0)

El lenguaje del antiguo Egipto no es sencillamente un conjunto de símbolos que podemos encontrar en los papiros de los museos. Es un complicado sistema de símbolos que cambió con el paso del tiempo. No solo eso, sino que además las palabras grabadas en los antiguos relieves se convirtieron en la base de otras lenguas.
Los jeroglíficos no eran más que un sistema muy avanzado de símbolos conocido en el antiguo Egipto. Los primeros de estos símbolos están datados en las dinastías más antiguas, aunque este tipo de escritura alcanzó su máximo auge en la época del Imperio Medio. El lenguaje que llamamos “antiguo egipcio” no era un sistema inamovible. Durante unos 4.000 años se fue adaptando y el complejo simbolismo de los logogramas evolucionó.
Debemos observar que este artículo se centrará en los jeroglíficos, no en otras formas de escritura del antiguo Egipto como la demótica y la hierática.
Estela de Minnakht, jefe de escribas durante el reinado de Ay. (CC BY-SA 3.0)
Estela de Minnakht, jefe de escribas durante el reinado de Ay.

EL LENGUAJE DE LOS DIOSES

Los jeroglíficos no fueron inventados por los antiguos egipcios. Aparecieron con posterioridad a la escritura sumeria, y parece que algunas de las ideas utilizadas en el lenguaje del antiguo Egipto procedían de Mesopotamia. Los jeroglíficos se dividen en tres tipos diferentes de glifos: fonéticos, determinativos y logogramas.
El propio término “jeroglífico” procede del griego, y significa “marcas sagradas” o “palabras de los dioses.” Los ejemplos más antiguos de jeroglíficos hallados hasta la fecha fueron descubiertos en Abydos en el año 1998 por una expedición alemana encabezada por Günter Dreyer. Estos escritos fueron datados en el 4000 a. C., y se encontraron en la tumba de un rey predinástico conocido como Escorpión I.
Sin embargo, en su fase inicial la escritura jeroglífica no estaba demasiado desarrollada. No incluía frases completas, y de hecho la primera frase completa en escritura jeroglífica descubierta por los arqueólogos está datada en la época de la dinastía II del Imperio Antiguo. En el período del Imperio Nuevo, los egipcios ya habían creado unos 800 jeroglíficos diferentes.
En aquellos tiempos, el lenguaje jeroglífico aún era claro y resultaba comprensible, pero hacia el final del reinado de los Ramésidas el número de glifos empezó a aumentar muy rápidamente. Para la época grecorromana, ya existían unos 5.000 jeroglíficos en uso. El número de símbolos se había hecho demasiado grande como para que pudieran ser aprendidos con cierta rapidez.
Sección del Papiro de Ani escrita en jeroglíficos cursivos. (Public Domain)
Sección del Papiro de Ani escrita en jeroglíficos cursivos. 
De este modo, no había un solo lenguaje en el antiguo Egipto. Los profesionales de la investigación ya han llegado a la conclusión de que la creencia en los jeroglíficos como símbolos mágicos nos llega de la época tardorromana  y de principios de la Edad Media. Hasta el final de la época medieval, la gente consideraba a los jeroglíficos maldiciones misteriosas, hechizos y símbolos que sin duda no guardaban relación con los “poderes divinos.” Así pues, eran interpretados como maléficos por el cristianismo.

UNA NUEVA VIDA PARA UNA ANTIGUA LENGUA

A medida que pasaba el tiempo, cada vez menos gente era capaz de leer los jeroglíficos. Partiendo de su habitual conocimiento por parte de los nobles, se convirtió en una capacidad asociada únicamente a aquellos que servían en los templos. Este hecho también dio pie a la leyenda de que los jeroglíficos eran símbolos mágicos. Según Aidan Dodson:
El conocimiento generalizado de la escritura jeroglífica disminuyó rápidamente en la época romana. Su uso fue limitado en la práctica a los muros de los templos, y de este modo al restringido mundo del sacerdocio. En estas circunstancias, la creencia habitual entre autores griegos y romanos de que los jeroglíficos eran en cierto modo algo más misterioso que simples letras cobró fuerza. Los escritores clásicos más antiguos habían defendido ampliamente la idea de que los jeroglíficos eran un auténtico sistema de escritura, e incluso los antepasados de todos los demás alfabetos.
Jeroglíficos egipcios típicos de la época grecorromana, esculpidos en un relieve. (CC BY-SA 3.0)
Jeroglíficos egipcios típicos de la época grecorromana, esculpidos en un relieve. 
Se cree que los últimos individuos capaces de leer los antiguos jeroglíficos fueron asesinados por cristianos en la isla de File. La última inscripción jeroglífica conocida fue realizada en File en el año 394 d. C., y es conocida como el Graffito de Esmet-Akhom. En el siglo VII, Egipto cayó bajo el dominio del Islam, y la destrucción de los antiguos textos por parte de las dos nuevas religiones ya había comenzado. Sin embargo, los motivos presentes en los relieves egipcios muy pronto fueron adaptados como dibujos decorativos en los edificios de nueva construcción.
En el Renacimiento resurgió el interés por la antigüedad, y la gente empezó a sentirse atraída por la mitología egipcia. Sin embargo, los únicos textos comprensibles en aquella época eran los escritos por autores griegos y romanos: las inscripciones grabadas sobre los muros de los templos y tumbas egipcios resultaban completamente indescifrables.
No obstante, una lengua no puede morir definitivamente si quienes la utilizan siguen con vida, y  de este modo el antiguo egipcio evolucionó hacia el copto, que influyó en muchas lenguas modernas. Es asombroso observar, por ejemplo, la fuerte influencia del copto en el francés actual. Por razones obvias, la lengua que ha sufrido en mayor medida esta influencia es el árabe, por lo que su dialecto hablado en Egipto incluye muchas palabras de raíces más antiguas.
Estatua sedente de un escriba egipcio hallada en el cementerio occidental de Guiza; dinastía V. (Jon Bodsworth)
Estatua sedente de un escriba egipcio hallada en el cementerio occidental de Guiza; dinastía V. 

¿Y EL EGIPCIO HABLADO?

Cuando en 1830 Champollion anunció oficialmente que la humanidad podía leer los jeroglíficos egipcios de nuevo, las puertas del mundo antiguo se abrieron de par en par. Sin embargo, debido a las características de esta lengua, aún no había explicación posible sobre cómo pronunciar aquellas antiguas palabras.
Muchos investigadores aceptan una pronunciación relacionada con el copto y el árabe, pero de hecho el antiguo egipcio no tiene vocales, por lo que los expertos en lenguas antiguas procuran añadírselas como buenamente pueden. Es necesario recordar que desconocemos cómo hablaban su lengua los antiguos egipcios.
Traducción del antiguo alfabeto jeroglífico egipcio realizada en el 985 d. C. por Ibn Wahshiyya. (Public Domain)
Traducción del antiguo alfabeto jeroglífico egipcio realizada en el 985 d. C. 
Los jeroglíficos del antiguo Egipto continúan siendo en la actualidad una de las lenguas más fascinantes del mundo. A día de hoy, los investigadores pueden leerla sin ningún problema, aunque el proceso de descubrir el significado de la inscripción sigue resultando fascinante en sí mismo. Es como buscar un tesoro perdido, uno de los más grandiosos milagros lingüísticos de la historia.
Aunque es casi seguro que nunca descubriremos cómo pronunciaban las diferentes palabras de la lengua del antiguo Egipto sus habitantes de hace milenios, aún es posible leer sus símbolos: símbolos que contienen una magia que no es más que la sensación mística que nace al leer palabras encerradas en símbolos de hace miles de años.

Historia prohibida: ¿Existió una cuarta pirámide en Giza?

De acuerdo con un capitán de la marina danesa y explorador, existe una cuarta Pirámide en Giza, pero esta sería negra. Durante la década de 1700, Frederic Norden realizó extensas notas, observaciones y dibujos de todo a su alrededor, incluyendo las personas, monumentos faraónicos, arquitectura, instalaciones, mapas, etc., todo lo cual fue publicado en el póstumo Voyage d’Egypte et de Nubie.

El mundo entero permanece fascinado por la cultura de los antiguos egipcios, su extensa historia e increíbles logros arquitectónicos realizados hace miles de años.

Sigue leyendo Historia prohibida: ¿Existió una cuarta pirámide en Giza?

Antiguo texto egipcio de hace 3.000 años revela disputas familiares similares a las actuales

http://www.ancient-origins.es/noticias-historia-arqueologia/antiguo-texto-egipcio-hace-3000-%C3%B1os-revela-disputas-familiares-similares-las-actuales-003729?

Portada - Fragmento del Libro de los Muertos del escriba Nebqed, reinado de Amenofis III (1391 a. C. – 1353 a. C.), dinastía XVIII. Nebqed comparece ante el dios egipcio de los muertos seguido por su madre Amenemheb y su esposa Meryt. (Public Domain)

A diferencia de los antiguos textos griegos y latinos, los jeroglíficos egipcios se han mantenido en su mayor parte inaccesibles al entusiasta medio de la historia antigua. Pero este hecho está empezando a cambiar gracias a la colección de textos traducidos al inglés por lectores modernos y transcritos a un volumen por primera vez. Los relatos y documentos legales incluidos en este libro nos revelan una visión más clara de cómo era la vida cotidiana de los antiguos egipcios.
Este nuevo libro, titulado Writings from Ancient Egypt (‘Escritos del antiguo Egipto’) es obra del egiptólogo Toby Wilkinson, miembro del Clare College de la Universidad de Cambridge. Wilkinson creó el volumen para permitir al público en general ser testigo de la belleza y, como podemos leer en ‘The Guardian’, “rica tradición literaria” del antiguo Egipto, creada a lo largo de 3.500 años y presente en los textos que cubren innumerables papiros y muros de tumbas. Wilkinson explica en The Guardian que “Lo que va a sorprender a la gente serán los entresijos tras la conocida fachada del antiguo Egipto, tras la imagen que todo el mundo tiene de los faraones, la máscara de Tutankamón y las pirámides.”
Estela de Minnakht, jefe de escribas durante el reinado de Ay (c. 1321 BC). (Clio20/CC BY SA 3.0)
Estela de Minnakht, jefe de escribas durante el reinado de Ay (c. 1321 BC).
Uno de los más interesantes textos incluidos en la colección es un testamento que sugiere que las disputas familiares no constituyen un fenómeno novedoso. El documento, denominadoTestamento de Naunakht, nos cuenta la historia de una mujer que decidió que solo algunos de sus ocho hijos fueran beneficiarios de su patrimonio, desheredando claramente al resto por no cuidar de ella cuando era anciana.
Naunakht era una mujer que vivía en Tebas al final del período del Imperio Nuevo. Su testamento y últimas voluntades fueron escritas (o ‘dibujadas’) en noviembre del 1147 a. C., el tercer año del reinado de Ramsés V. Se casó en dos ocasiones, primero con un escriba y más tarde con un obrero de tumbas. Al igual que otras mujeres del Egipto de los faraones, gozaba de idénticos derechos que sus conciudadanos masculinos. Naunakht decidió ejercer la opción de disponer de sus bienes de la manera que le pareció más conveniente, dando pie probablemente a una creciente agitación en su familia que se recrudecería en el momento de su muerte. Leemos en el testamento de Naunakht:
En cuanto a mí, soy una mujer libre de la tierra del Faraón. Crié a estos ocho súbditos tuyos y les di un hogar – en todo tal como se hace habitualmente con los de su categoría. Pero, mirad, he envejecido, y resulta que me lo pagan no cuidando de mí. A aquellos de mis hijos que me ayudaron, les lego mis propiedades; a los que no, no les lego mis propiedades. (Wilkinson, 2016)
Mujer egipcia transportando mercancías. Figurita de una ofrenda de la Dinastía XI. (Titi Sitria/CC BY SA 3.0)
Mujer egipcia transportando mercancías. Figurita de una ofrenda de la Dinastía XI.
Naunakht no solo contradice la práctica habitual de dividir el patrimonio de forma equitativa entre todos sus descendientes, sino que especifica de forma explícita las razones por las que algunos de sus hijos no eran dignos de su herencia (uno de ellos, por ejemplo, ya había recibido y gastado su “parte correspondiente” de utensilios de cobre). Leemos en el testamento:
Y en cuanto a mi caldero de cobre, que le di para que se comprara pan, y la herramienta d cobre […] y el vaso de cobre […] y la azuela de cobre […] – todo ello constituye su parte. Este hijo mío no recibirá cobre alguno de mi parte de ahora en adelante; será para sus hermanos y hermanas. (Wilkinson, 2016)
Quizás resulte aún más sorprendente que Naunakht incumpla una norma habitual entre las madres actuales al desvelar el secreto de que sin duda tenía favoritos entre sus hijos. De hecho a su preferido le legó su bien más valioso: una pila para lavar de bronce. Como podemos leer en el propio testamento: “Ella dijo, ‘Le he dado una pila para lavar de bronce como bonificación además de la parte que le correspondía, y también diez sacos de cereal (farro).’ (Wilkinson, 2016)
Finalmente, el testamento de Naunakht estipula que toda la familia debía estar reunida para una segunda audiencia legal un año más tarde, a fin de confirmar la aceptación de sus últimas voluntades. Aquellos que cuestionaran la validez del testamento en el futuro podían recibir un severo castigo: “cien azotes” − y sus propiedades.
Grupo familiar, estatuilla de piedra caliza en la que se observa a un hombre en el centro, flanqueado por dos mujeres. Imperio Nuevo (c. 1850-1800 a. C.) (Public Domain)
Grupo familiar, estatuilla de piedra caliza en la que se observa a un hombre en el centro, flanqueado por dos mujeres. Imperio Nuevo (c. 1850-1800 a. C.)
Entre los demás textos de Escritos del antiguo Egipto podemos encontrar la narración de un marinero naufragado, la historia de una serpiente gigante que reina en una isla mágica, inscripciones sobre un desastre natural, canciones, y cartas que remarcan las preocupaciones e intereses más notables de los antiguos egipcios.
En The Smithsonian podemos leer que este libro recientemente editado constituye una obra completamente novedosa:
Antes de este nuevo volumen, el Libro Egipcio de los Muertos había sido el texto más ampliamente difundido del antiguo Egipto. Aunque esta obra resulta interesante e incluye hechizos que dan instrucciones a los muertos indicándoles cómo alcanzar el más allá, no es de fácil lectura. A diferencia de los mitos o poemas épicos griegos y romanos, no ofrece a los lectores no especializados demasiada información acerca de la vida cotidiana y las ideas de los antiguos egipcios.
Escena de pesaje del corazón en la que aparece sentada la diosa Ammit. Libro de los muertos de Hunefer. (Public Domain)
Escena de pesaje del corazón en la que aparece sentada la diosa Ammit. Libro de los muertos de Hunefer.
Wilkinson apunta que existían ya algunas traducciones disponibles de parte de los documentos incluidos en su colección, aunque apunta asimismo que aquellas traducciones fueron realizadas hace ya más de cien años, por lo que pueden resultar de difícil lectura para la mayoría de lectores modernos. Sin embargo, al traducir los textos él mismo, ha reconocido cómo “se sintió impactado por emociones humanas en las que la gente de hoy en día puede verse reflejada.”

Las pirámides de Egipto…algo no encaja…

http://www.litosonline.com/es/articles/es/46/las-piramides-de-egipto?page=0,2

Secretos y mapas estelares: la misteriosa tumba de Senenmut, íntimo compañero de la reina Hatshepsut

http://squitel.blogspot.com.es/

Portada - Acceso a la tumba TT353 (tumba de Senenmut). (CC BY-SA 3.0)

Senenmut fue uno de los personajes más cercanos a la famosa reina Hatshepsut. Su impresionante tumba alberga misteriosas pinturas que sugieren que no solo era arquitecto y alto funcionario del gobierno, sino también astrónomo.
La tumba fue descubierta en la primera mitad del siglo XX por un equipo encabezado por el arqueólogo estadounidense Herbert Winlock. Winlock era director de la Expedición Egipcia del Museo Metropolitano de Arte. Su equipo trabajó en la tumba entre los años 1925 y 1927.
La tumba es conocida habitualmente como TT353. Aunque por lo general se considera que está vinculada a Senenmut, podría no ser el lugar donde se dio a este misterioso personaje una sepultura digna de la realeza. Probablemente fue enterrado en otra tumba tebana: TT71. Sin embargo, esta segunda hipótesis tampoco es segura, por lo que algunos investigadores han planteado la posibilidad de que fuera enterrado en una tercera tumba, desconocida hasta el momento.
La tumba TT353 se encuentra en el yacimiento arqueológico de Deir el-Bahari, muy cerca del templo de Hatshepsut, considerado por algunos especialistas obra de Senenmut. Aunque sus cámaras funerarias no albergan los más increíbles tesoros del antiguo Egipto, las decoraciones de su techo son realmente impresionantes.
Ostracón hallado entre los desechos que se encontraron bajo la capilla funeraria de la tumba de Senenmut (SAE 71). (CC BY 2.5)
Ostracón hallado entre los desechos que se encontraron bajo la capilla funeraria de la tumba de Senenmut

UNA TUMBA EN LA QUE SE OBSERVAN LOS CIELOS

La tumba ha sido datada en la época de la Dinastía XVIII, hacia el 1473 a. C. No constituiría un hallazgo de gran interés de no ser por sus techos y bellas pinturas. Las paredes de la tumba se encuentran decoradas con impresionantes diagramas celestiales. En los paneles norte y sur se observan constelaciones circumpolares, representadas bajo la forma de discos. Cada una de ellas presenta las 24 horas del día, deidades egipcias y los ciclos lunares. Es interesante destacar que las constelaciones que figuran en estos diagramas son bien conocidas por los estudiosos actuales. Por ejemplo, en uno de ellos se puede observar la Osa Mayor. Las pinturas de esta tumba demuestran que los antiguos egipcios ya conocían esta constelación.
Los egiptólogos también descubrieron que la decoración de la tumba representa el círculo de la vida en relación con las estaciones del año. Los cuatro círculos de la parte superior de la pintura, por ejemplo, hacen referencia a Akhet: un período del año que abarcaba desde julio hasta octubre.
Otros dos círculos nos muestran la estación de la siembra, denominada Peret, que empezaba en noviembre y acababa en febrero. Los últimos cuatro círculos representan la estación de la cosecha, que recibía el nombre de Shomu e iba de marzo a junio. Además de todos estos elementos, en el diagrama también figuran las estrellas del Dragón (pintadas como un hipopótamo), la Osa Mayor, Sirio y Orión. Pero lo que más llama la atención de estas pinturas es la ausencia del planeta Marte.
Sección inferior de la carta celeste que decora la tumba de Senenmut. (GNU General Public License)
Sección inferior de la carta celeste que decora la tumba de Senenmut.

EN BUSCA DE MARTE

Según los especialistas en astroarqueología, el lado sur del techo de la tumba fue decorado con un mapa celeste datado en el año 1534 a. C. En este mapa se observan diversos planetas como Mercurio, Venus, Júpiter y Saturno. Sin embargo, no aparece ninguna representación clara y reconocible de Marte.
Es posible que Marte aparezca pintado como la barca vacía que se observa por el oeste. De ser así, podría tener relación con el hecho de que el movimiento de Marte era retrógrado (no estaba alineado con los demás planetas) por aquel entonces. En opinión de los astroarqueólogos este hecho tuvo lugar hacia el 1534 a. C.
Pinturas con las que se decoró el techo de la tumba de Senenmut (SAE 71). (CC BY-SA 3.0)
Pinturas con las que se decoró el techo de la tumba de Senenmut 
La posible explicación podría estar relacionada con este movimiento planetario, que aparentemente se desarrolla “a la inversa” de lo habitual. Se trataba de un fenómeno bien conocido en el antiguo Egipto, por lo que el símbolo de la barca vacía es posible que pueda identificarse con la posición de Marte en aquellos días.

¿DECORACIÓN O REPRESENTACIÓN DE LA REALIDAD?

Los investigadores suponen que la decoración astronómica de la tumba fue además copiada de un papiro. Quizás un documento creado por el propio Senenmut en el que el antiguo funcionario presentaba los resultados de sus propias observaciones.
Fragmentos de las pinturas que decoraban los techos de la tumba de Senenmut (SAE 71). (CC BY-SA 3.0)
Fragmentos de las pinturas que decoraban los techos de la tumba de Senenmut (SAE 71). (
Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con esta hipótesis. Según Juan Antonio Belmonte y Mosalam Shaltout, es un error analizar las pinturas de estos techos como si se tratara de un estudio científico realizado por Senenmut:
Podemos concluir que las pinturas astronómicas del techo de la tumba de Senenmut, situada en Deir el Bahari (TT353), no representan ningún acontecimiento astronómico real, sino más bien un diagrama celeste esquemático que podría haber sido utilizado con anterioridad para decorar relojes de agua (en los que no aparecía Marte entre los planetas exteriores porque Horakhty ya había sido representado en algún otro lugar como manifestación del dios del sol Ra). Este diagrama fue copiado en el techo de la primera cámara de la tumba 353, incorporándose nuevos elementos que resultaban relevantes para la situación personal de Senenmut, como el “nuevo” nombre femenino del planeta Saturno, la imagen aparentemente fuera de lugar del “hombre erguido” (¿la constelación Nekht?) o los círculos horarios mensuales (¿primer e infructuoso intento de representar las cartas estelares de los relojes ramésidas?), elementos que no se repiten en ningún otro diagrama celeste.
Pinturas decorativas del techo de la tumba de Senenmut (SAE 71). (CC BY-SA 3.0)
Pinturas decorativas del techo de la tumba de Senenmut

LA IMPORTANCIA DE UNAS PINTURAS DECORATIVASLOS SECRETOS DE SENENMUT

Se desconoce por qué nunca se acabó la tumba, y si su propietario tuvo que ser enterrado en otro lugar. Cuando se exploró la tumba TT353, sus pinturas ya estaban estropeadas, pero aún eran fáciles de identificar. El descubrimiento de estas pinturas ha ayudado a los investigadores de muy diferentes maneras. En primer lugar, la tumba es uno de los más grandiosos ejemplos que documenta la astronomía egipcia, un campo científico de gran importancia desde las primeras dinastías.
En segundo lugar, este techo nos muestra cómo los antiguos egipcios interpretaban la relación entre mitología y astronomía, y también qué detalles eran importantes a la hora de describir las fases de la luna, las estaciones del año, y la comprensión de los cielos que se encontraban aún más allá.

LOS SECRETOS DE SENENMUT

En la literatura se menciona habitualmente a Senenmut como un noble de la corte de Hatshepsut, o incluso como personaje de una historia de amor aludiendo a su posible relación con la reina-faraón. Esta hipótesis nunca ha sido confirmada, aunque cuenta con numerosos defensores, así como con gran cantidad de detractores.
Estatua de Senenmut arrodillado. (CC BY-SA 2.5)
Estatua de Senenmut arrodillado. 
De cualquier manera, el más grandioso legado de Senenmut sigue en el interior de una de sus tumbas. El alto funcionario egipcio dejó al mundo un impresionante mensaje que nos cuenta cómo interpretaba su sociedad el paso del tiempo, las estaciones y el universo. Esta decoración aporta también información sobre el calendario de los antiguos egipcios y su representación de los dioses relacionados con aspectos específicos de la astronomía del antiguo Egipto.

Secretos y mapas estelares: la misteriosa tumba de Senenmut, íntimo compañero de la reina Hatshepsut

Portada - Acceso a la tumba TT353 (tumba de Senenmut). (CC BY-SA 3.0)

Senenmut fue uno de los personajes más cercanos a la famosa reina Hatshepsut. Su impresionante tumba alberga misteriosas pinturas que sugieren que no solo era arquitecto y alto funcionario del gobierno, sino también astrónomo.

La tumba fue descubierta en la primera mitad del siglo XX por un equipo encabezado por el arqueólogo estadounidense Herbert Winlock. Winlock era director de la Expedición Egipcia del Museo Metropolitano de Arte. Su equipo trabajó en la tumba entre los años 1925 y 1927.

La tumba es conocida habitualmente como TT353. Aunque por lo general se considera que está vinculada a Senenmut, podría no ser el lugar donde se dio a este misterioso personaje una sepultura digna de la realeza. Probablemente fue enterrado en otra tumba tebana: TT71. Sin embargo, esta segunda hipótesis tampoco es segura, por lo que algunos investigadores han planteado la posibilidad de que fuera enterrado en una tercera tumba, desconocida hasta el momento.

La tumba TT353 se encuentra en el yacimiento arqueológico de Deir el-Bahari, muy cerca del templo de Hatshepsut, considerado por algunos especialistas obra de Senenmut. Aunque sus cámaras funerarias no albergan los más increíbles tesoros del antiguo Egipto, las decoraciones de su techo son realmente impresionantes.

Ostracón hallado entre los desechos que se encontraron bajo la capilla funeraria de la tumba de Senenmut (SAE 71). (CC BY 2.5)

Ostracón hallado entre los desechos que se encontraron bajo la capilla funeraria de la tumba de Senenmut (SAE 71). (CC BY 2.5)

Sigue leyendo Secretos y mapas estelares: la misteriosa tumba de Senenmut, íntimo compañero de la reina Hatshepsut

Akenatón – El faraón extraterrestre del antiguo Egipto.

Aquenáton

 

Los textos antiguos describen que una vez en la historia del antiguo Egipto, conocida como la era predinástica, donde reinaron ‘dioses’ en Egipto durante cientos de años. Akhenaten fácilmente podría haber sido un faraón egipcio que pertenecía a este período. Algunos teóricos de los antiguos extraterrestres interpretan su cráneo alargado como una señal de patrimonio ajeno.
El antiguo Egipto tiene una de las historias más sorprendentes del planeta. No sólo son sus espectaculares notables logros arquitectónicos, sino también su increíble conocimiento en las diferentes ciencias es un detalle llamativo compartido por sólo unas pocas civilizaciones antiguas de todo el mundo.

Sigue leyendo Akenatón – El faraón extraterrestre del antiguo Egipto.

Los EGIPCIOS eran BLANCOS, RUBIOS Y PELIRROJOS. Un importante estudio LO CONFIRMA

http://www.unsurcoenlasombra.com/

egipcios-rubios

Desde que Europa descubrió Egipto, se fascinó con él y se dedicó a descifrar los complicados jeroglíficos que los nativos egipcios eran incapaces de entender, a pesar de proclamarse sus herederos y poco menos que descendientes directos de los faraones. En cuanto Egipto fue tomando forma y vida ante los ojos de los esmerados egiptólogos europeos, a estos hombres les era imposible imaginarse a Egipto de otro modo que no fuera como una sociedad “blanca”. El antiguo idioma egipcio no estaba emparentado ni con los nuevos habitantes árabes semitizados, ni menos aun con las tribus negras del Sur: parecía una incógnita. Es en los tiempos recientes cuando, no los expertos egiptólogos, sino la prensa, se ha preocupado por estos asuntos que hace tiempo estaban despejados, y a representarnos de repente a los antiguos egipcios como árabes o negros. La corrección política y el miedo al fantasma racista comenzó a importunar lo que hasta entonces había sido investigación metódica, objetiva y minuciosa por parte de verdaderos sabios en el tema.

Desde pequeño recuerdo haber visto imágenes de rubios en tomos de enciclopedia dedicados al arte egipcio, así como momias con inequívocos rasgos europeos. En su día, esto parecía la cosa más normal del mundo; hoy se ha convertido en un asunto “sensible” de cara al público. Aquí, entre otras cosas, haré una pequeña recopilación donde estas apariciones en el arte egipcio se multiplicarán, y donde veremos desfilar faraones, reinas, soldados, sacerdotes, dioses y nobles de aspecto claramente europeo.

En este artículo interesa, ante todo, mostrar cómo Egipto, esa civilización tan antigua que tiene un extraño poder de fascinación y atracción, era una sociedad dirigida por una aristocracia de origen europeo, que desapareció cuando desapareció la herencia genética que la creó, y que hoy en día la industria mediática está negando y falsificando esta información.

Sigue leyendo Los EGIPCIOS eran BLANCOS, RUBIOS Y PELIRROJOS. Un importante estudio LO CONFIRMA

La antigua civilización egipcia constituye un verdadero enigma

https://oldcivilizations.wordpress.com/

Los orígenes de la antigua civilización egipcia constituyen un verdadero enigma. Entre estos enigmas tenemos preguntas tales como la de cómo un egiptólogo puede enfrentarse al enigma de que unos seres semidivinos construyeran la Gran Esfinge. Los rasgos más sobresalientes del antiguo Egipto estaban ya completos en la I dinastía de faraones egipcios, que forma parte, juntamente con la Dinastía II, del Periodo Arcaico o Tinita, porque tienen su origen en Tinis, próxima a Abidos, en el Alto Egipto. El periodo coincide con el final del Imagen 11periodo denominado Naqada IIId, a finales del Semaniense, que transcurre desde el 3100 a. C. hasta el 2900 a. C., aproximadamente, variando esta cronología en las fuentes bibliográficas en función de los métodos de datación adoptados. Los primeros faraones consolidaron la unificación del Alto y Bajo Egipto bajo su poder, comenzando la Historia del Antiguo Egipto faraónico y por tanto de la Primera Dinastía de Egipto. A pesar de la unificación, se mantuvieron a efectos administrativos los estados locales, origen de los futuros nomos. Con el nombre de periodo predinástico de Egipto se conoce la época anterior a la unificación del valle del Nilo. Se corresponde con el Calcolítico, o Edad del cobre, y en él se supone que se establecieron las convenciones artísticas y se pusieron los fundamentos políticos que estructuraron posteriormente el Egipto faraónico. Al terminar la última glaciación entre los años 13.000 y 10.000 a. C. la temperatura empezó a subir gradualmente. El norte de África comenzó a recibir abundantes lluvias, que formaron pastizales, especialmente junto a los lagos que existían en las regiones que actualmente ocupan los desiertos del Sahara, al oeste del Nilo, y Arábigo, al este del Nilo. El propio valle del Nilo era pantanoso y la humedad muy alta. La presencia de pastizales formados por una gran cantidad de gramíneas, tales como cereales silvestres, que incluirían el mijo, sorgo y arroz africano, permitió la existencia de una amplia variedad de animales, como los asnos salvajes, que se cree atrajeron a los grupos humanos de cazadores-recolectores.

Imagen 1

A causa de las lluvias producidas en el área del lago Victoria, donde hay la fuente del Nilo Blanco, un largo río del noreste de África, que al confluir en Jartún con el Nilo Azul da nacimiento al río Nilo, a finales de junio el nivel del río crece, tomando un color verdoso debido al arrastre de restos vegetales de los pantanos y lagos allí situados. Posteriormente se le suman las aguas producidas por el deshielo de las montañas que rodean el lago Tana, origen del Nilo Azul, que traen consigo arcilla rojiza, y el río se desbordaba, aunque actualmente la presa de Asuán lo impide. Terminadas las inundaciones el nivel del río descendía y dejaba amplias áreas cubiertas de limo, compuesto por los sedimentos transportados. Este limo es muy fértil, por lo que los lugares abonados anualmente por él resultaban muy productivos. Durante la segunda mitad del milenio VI a. C. comenzaron a desarrollarse culturas de carácter neolítico, tanto en el Nilo sudanés, en Jartum, como en el Delta del Nilo, con pequeñas aldeas dedicadas a actividades sedentarias de agricultura y ganadería, situadas en zonas elevadas para evitar las inundaciones del Nilo. La presencia de aldeas agrarias es relativamente tardía en Egipto, ya que desde el milenio IX a. C. habían comenzado a aparecer en algunas regiones del Próximo Oriente, tales como Palestina, en Jericó, Anatolia oriental, actual Kurdistán turco, y los montes Zagros, en los actuales Irán e Irak. En el Bajo Egipto se desarrollaron varios los complejos culturales, como el de Merimdé (5000 – 4100 a. C.), cuyo principal yacimiento está situado en la ribera occidental del delta del Nilo. Hacia el 4000 a. C., durante la fase final del Badariense, aparecieron en el Alto Egipto los primeros útiles de cobre nativo trabajados en frío. Pero la verdadera metalurgia no se desplegó hasta el final de la fase más antigua de Naqada (Naqada I o Amratiense), cuyo yacimiento epónimo está situada en el Alto Egipto, al sur de El-Badari y de cuyos momentos finales sería contemporánea. Los yacimientos relacionados con este grupo consisten en poblados hechos de barro, dedicados a la agricultura y la ganadería, con necrópolis de tumbas de inhumación colectivas y ajuares funerarios compuestos por paletas de pizarra, armas de sílex y figurillas antropomorfas de barro y marfil.

Sigue leyendo La antigua civilización egipcia constituye un verdadero enigma