Archivos de la categoría Parálisis del sueño

La Parálisis del Sueño ¿Un ataque de algo desconocido?

La parálisis del sueño es algo aterrador que sufren millones de personas a lo largo de todo el mundo, paralizándolos por completo mientras una presencia parece observarles pero ¿Qué es realmente la parálisis del sueño? ¿Qué dicen algunos parapsicólogos sobre esta terrible sensación nocturna? ¿Y qué dicen los científicos?

Parálisis del sueño, ¿ataques del más allá?

Te despiertas en mitad de la noche y te encuentras que no puedes moverte ni gritar para pedir ayuda. Apenas eres capaz de respirar, incluso sientes un peso en el pecho. Sientes una presencia junto la cama, sientes que es negativo, pero lo más importante, te sientes impotente para poder reaccionar.
Independientemente de la explicación médica, o la teoría paranormal para este fenómeno sorprendentemente común que afecta a miles de personas, no se puede negar que se trata de una experiencia aterradora para quien lo sufre.
Parálisis del sueño, ¿fenómeno paranormal?
Algunas de las víctimas de esta horrible condición son capaces de convencerse de que la experiencia no era más que un sueño o incluso de una pesadilla terrorífica. Otras personas permanecen convencidas de que han sido atacadas por una entidad sobrenatural. Estos últimos afirman que su agresor es en realidad un fenómeno externo y no de un estado producido por su subconsciente. Sin embargo, como siempre los expertos sobre sueños y psicólogos descartan que esto sea un fenómeno paranormal, explicando que los pensamientos, imágenes y sensaciones liberados del subconsciente de una persona son en última instancia ajena al individuo. Pero la realidad es mucho mas compleja, ya que el estado de sueño es un fenómeno que actualmente tiene muchas cuestiones sin respuesta. En todo el mundo, y con el paso del tiempo, los aspectos fisiológicos de la parálisis del sueño han sido y siguen siendo los mismos, independientemente de la raza, la religión o la cultura de la víctima. Son las interpretaciones casi incontables de estos síntomas, que hacen que la parálisis del sueño sea uno de los fenómenos paranormales más temidos.
Una breve explicación sobre la parálisis del sueño
La parálisis del sueño está estrechamente relacionada con la parálisis natural que ocurre en el sueño REM (en ingles “Rapid Eye Movement” o “Movimiento Rápido de los Ojos”) del estado de sueño. La víctima está totalmente consciente y alerta, sin embargo, el cuerpo permanece paralizado. En este estado, el cerebro es capaz de manifestar unas visiones que son vividas intensamente, sin que el cuerpo no pueda reaccionar. La reacción comprensible a este escenario es el miedo y el pánico, siendo para la victima una experiencia terriblemente real. Todos los sentidos naturales del individuo permanecen en pleno funcionamiento, es decir, olor, gusto, tacto, oído y la vista estando estos presentes aumentando el terror. Durante el sueño REM el metabolismo es más lento, el ritmo cardíaco se reduce, como también la presión arterial y la frecuencia respiratoria. Junto con todo esto viene la parálisis muscular, siendo todas estas un mecanismo de seguridad para evitar lesiones durante el estado de sueño. Con el latido del corazón y la frecuencia respiratoria reducida la víctima experimentará la sensación de presión en la pared torácica y dificultad para respirar. En este estado natural de miedo y de pánico, la víctima puede sentir una sensación de peso en su pecho.
Explicaciones paranormales
Muchos expertos en lo paranormal afirman que algunas personas que experimentan la parálisis del sueño están siendo sometidas por entidades negativas. Ha habido muchos informes sobre extrañas experiencias durante la fase de transición entre el sueño y la vigilia (llamado el estado hipnagógico). Es bien sabido que las visitas se producen durante el sueño, ya que es el momento mas desprotegido para nuestro ser y relativamente fácil para un espíritu o entidad comunicarse con nosotros. Según las experiencias personales, hay espíritus o entidades que optan por el asalto psicológico o físico contra la victima. Algunas personas incluso dicen ser asaltadas sexualmente por una fuerza desconocida, comúnmente conocidos como Incubus. Un íncubo es un demonio en forma de macho que asaltan sexualmente a las mujeres mientras duermen. (Un súcubo, es el demonio hembra).
Abducciones extraterrestres
La abducción extraterrestre es otra de las posibles teorías a la parálisis del sueño, debido a que muchos informes sobre abducciones por lo general comienza cuando la víctima cae en el sueño, despertándose incapaz de moverse, sintiendo una presencia en la habitación, viendo uno o más seres de pie junto la cama para despertar con la sensación muy extraña y con vagos recuerdos de lo que realmente pasó. Muchas de estas personas tratan de recordar estas experiencias utilizando la hipnosis. Durante la hipnosis la victima vuelve al inicio de la parálisis o del secuestro. La mayoría experimentan recuerdos de haber sido “sacado” de su dormitorio y llevados a un lugar desconocido. Algunos recuerdan a seres grises con grandes ojos y cuerpos delgados realizándole experimentos. Cuando la victima despierta, vuelve de nuevo a la cama.
La parálisis del sueño y Folclore
En muchas sociedades anglosajonas se conoce como “La vieja bruja (Old Hag)”, donde la víctima por lo general se despierta con una sensación de terror, con dificultad para respirar debido a un peso invisible en el pecho y sin poder moverse.
En Fiji la parálisis del sueño se interpreta como un ser poseído por un demonio. En muchos casos el “demonio” puede ser el espíritu de un difunto pariente que ha vuelto para terminar algo pendiente, o simplemente necesita comunicar una noticia importante para los familiares.
En Nigeria, la parálisis del sueño es mucho más común entre los africanos nativos que en la población blanca y con frecuencia se hace referencia en las comunidades africanas como el “Diablo en la espalda”.
La parálisis del sueño en la cultura china se conoce como “fantasma sobre el cuerpo” o “fantasma en la cama”.
En la cultura coreana, la parálisis del sueño se asocia con fantasmas o espíritus que se colocan en la parte superior o presionando el pecho de la víctima.
En Camboya, la parálisis del sueño se describe como una persona que está durmiendo y sueña que una o más apariciones fantasmales están cerca. La víctima suele pensar que está despierta, pero incapaz de moverse o emitir sonidos.
En la cultura vietnamita, la parálisis del sueño significa que la victima es sujetada por un fantasma o por una sombra.
En Islandia, la cultura popular de la parálisis del sueño se cree que un duende o súcubo (normalmente una mujer) causa las pesadillas.
Otras culturas europeas tienen variantes del mismo folclore pero con diferentes nombres.
En México se cree que la parálisis del sueño es causada por el espíritu de una persona muerta. Este fantasma en particular, se acuesta sobre el cuerpo de la víctima para dormir, sin permitir a la victima moverse.
A tener en cuenta
Es importante apuntar que si una persona tiene la experiencia de la parálisis del sueño, lo primero es averiguar todos los detalles acerca de la historia médica de la misma persona, trastornos en el sueño, el estilo de vida, etc…Una de las preguntas que hay que hacernos es si la parálisis del sueño se ha iniciado antes o después de sus experiencias. También hay que saber cuántos episodios de la parálisis del sueño se han experimentado, cuando empezaron y si alguien de la familia o amigos han sufrido el mismo fenómeno. En muchas ocasiones la parálisis del sueño puede tener una explicación medica, pero en otros muchos casos la parálisis no tiene explicación científica, siendo lo desconocido nuestra peor pesadilla.

La gran manipulación de la Parálisis del sueño por MAnuel Alcaraz

Una colaboración de Manuel  Alcaraz

Parálisis del sueño:

Descripción:

La parálisis del sueño es un fenómeno natural que consiste en la paralización de los músculos  del cuerpo mientras se duerme, evitando los movimientos del cuerpo, nuestro cerebro así evita que el cuerpo pueda sufrir algún tipo de daño, caída o lesión.
Se produce en la  fase de sueño profundo REM (Rapid Eyes Movement) (Movimiento Rápido Ocular) y se da en el momento en que desarrollan nuestros sueños dentro de las diferentes fases del sueño.
Este fenómeno proviene de nuestra etapa de cuando éramos monos y vivíamos y dormíamos en los  árboles. No es de extrañar que nuestro cerebro ingeniara algún mecanismo automático e inconsciente de defensa para evitar una caída desde un árbol, que sin duda sería letal para cualquier criatura.
El problema viene cuando nos despertamos a mitad del sueño, recobramos la consciencia y nos damos cuenta de que no podemos movernos, estamos paralizados.
Nuestra consciencia ha ido más rápida y se ha despertado antes que nuestro cuerpo, que permanece en estado de parálisis.
Intentamos movernos y literalmente el cuerpo no responde, incluso no podemos controlar nuestra  propia respiración, con el susto y agobio correspondiente.
Hay personas que sienten este síntoma como si tuvieran una gran presión en el pecho, que les impidiera respirar.
En realidad lo que sucede, es que los pulmones son dirigidos  por el sistema nervioso parasimpático, que es el sistema de regulación de las funciones vitales y es involuntario.
De ahí que andemos, en ese momento en modo automático y no podamos acelerar el ritmo respiratorio, lo que genera una gran sensación de agobio, ansiedad y falta de aire.
En resumen, quien sufre la Parálisis del sueño  por primera vez se puede alterar y asustar ya que nuestra percepción y consciencia está totalmente despierta, podemos oir, ver (aún incluso con los ojos cerrados) , oler y sentir. Pero nos es imposible movernos o gritar, ya que todos los músculos se encuentran inoperantes.

¿Qué hacer?

Si usted sufre por primera vez esta situación debe de intentar tranquilizarse, sé por experiencia propia, que es muy fácil decirlo y otra cosa es vivirlo en primera persona, lo entiendo perfectamente.
La solución para salir de este incómodo estado  es relajarse e intentar mover un dedo de la mano o del pie, sin prisa y concentrándonos en realizar ese movimiento, al final lograremos moverlo y nuestra parálisis desaparecerá y despertaremos automáticamente.
Si no puede controlar su respiración, lo más importante es relajarse y no forzar la respiración, eso nos alteraría todavía más, tranquilícese e intente mover algún dedo o abrir los ojos, concéntrese en ello, al transcurrir algunos segundos lo logrará sin duda.
Para las personas religiosas funciona muy bien pensar en Jesús o en la Virgen, cualquier personaje religioso en quien crea usted podrá servir para encomendarse a él y salir de esta situación.
Una vez despiertos es conveniente, levantarse y andar un poco. Ya que si obviamos esto y simplemente nos damos media vuelta en la cama, tenemos muchas probabilidades de caer de nuevo en otro episodio.
No se obsesione ni piense en ello, mas que como si de una pesadilla se tratase. Haga su vida normal y trate de olvidarse.

Alucinaciones:

Dentro de la parálisis del sueño, estamos en un estado que se podría denominar que está a caballo entre dos estados diferentes, el de la vigilia y el sueño.
Ya que no estamos despiertos del todo pero tampoco dormidos, ambos mundos se dan la mano.
Es precisamente ahí cuando pueden darse cierto tipo de alucinaciones y que creamos tener al lado ciertas presencias, que no hacen más que acrecentar el estado de ansiedad y miedo.
Cada persona lo vive de una manera diferente, subjetiva y condicionada por sus sistema de creencias y temores. Mientras unos pueden sentir presencias extrañas en su habitación, otros afirman ver espectros o fantasmas, otros alienígenas y otros súcubos o  íncubos; depende del folklore o la religión de cada individuo.
Según varios estudios entre el 50 y el 60% de la población puede o sufrirá algún episodio de parálisis del sueño a lo largo de su vida. Yo me atrevería a decir que el porcentaje incluso podría ser mayor debido a que muchas personas no lo cuentan.
Hasta aquí las explicaciones “oficiales” del fenómeno.

La gran manipulación de la Parálisis del sueño:

Lo curioso del tema es que en la famosa Wikipedia tratan el tema de una manera excesivamente frívola y cómo si se tratase de una enfermedad o trastorno del sueño al nivel del sonambulismo   o el síndrome de piernas inquietas.
Me llama poderosamente la atención cómo un artículo científico es tratado de manera tan poco científica, por el motivo de dar las explicaciones con el objeto de infundir terror a todo aquel que quiera consultar.
 Nada más lejos de la realidad, la parálisis del sueño debe de ser considerada y tratada de manera más seria y rigurosa para analizar en profundidad no en sí las causas, si no más bien los efectos que nos produce y su significado.
Me explico, para mí la parálisis de sueño podría ser considerado como un dialogo consciente con nuestro subconsciente.
Se entremezclan ambos mundos (Vigilia y sueño), hablan entre sí, se expresan y debemos ser valientes en escuchar lo que nos quiere decir nuestro subconsciente.
En este blog trataré de explicar mis experiencias desde la edad de 3 años (tengo 45 años) hasta el día de hoy conviviendo con este fenómeno, que puedo asegurar no es un trastorno ni mucho menos una enfermedad, por mucho que insistan en ello.
Cierto es que algunos episodios son verdaderamente angustiosos y producen situaciones de terror, pero eso es solo al principio.
Nuestro cerebro ante una situación desconocida ante la cual no nos hemos enfrentado nunca, tiende a ponerse en modo supervivencia, nos pone alerta. De ahí surgen los miedos más primitivos y más escondidos de nuestro ser.
Es normal, que en una situación totalmente anómala tendamos a desconfiar de lo que estamos viendo, pero es nuestro propio cerebro quien va rellenando los huecos de esta realidad difusa con lo que para nosotros pueda tener sentido, en este caso va a tomar elementos que han sido implantados desde nuestra niñez en nuestro subconsciente, tales como demonios ,monstruos, fantasmas, entidades malignas etc.
SI han llegado a esta página, es porque, quizás, hayan vivido esta experiencia de una manera tan real y les preocupa que se vuelva a repetir.
Les comprendo perfectamente y si les ha pasado una sola vez es muy posible que no vuelvan a experimentarlo nunca más.
Si  lo experimentan en más ocasiones pueden centrarse en la solución que les ofrezco en el apartado de arriba ¿Qué hacer? Si desean liberarse de la experiencia.
Si es un fenómeno recurrente y no puede evitarlo debería leer todo el blog para profundizar más en el asunto y aprender a cómo poder llegar a dominarlo y sacar provecho de él. Eso si, necesitará una buena dosis de valor para enfrentarse y superar  sus etapas iniciales (las más duras)  y adentrarse más en la experiencia.
Le aseguro que es increíble lo que se puede lograr desde la parálisis del sueño, se podría decir que es un estado alterado de la conciencia que todo ser humano es capaz de alcanzar, un Estado Alterado de Conciencia Voluntario y lo mejor de todo: Sin drogas ni hipnosis y con pleno control de la situación.
Le invito a pasar a este mundo nuevo y sorprendente, le invito a leer mis experiencias, mis miedos y como me enfrenté a esta situación y logré superar y a desenvolverme con naturalidad en este otro mundo. Lo que explicaré más adelante en este Blog.

 Mi propia experiencia:

Yo no soy médico, ni psicólogo ni psiquiatra, no tengo cátedra en ninguna parte, no poseo título ninguno en neurología.
Soy una persona normal, que he convivido con este fenómeno desde que tengo uso de razón. 45 años de experiencias dan para mucho, en primer lugar para asustarse durante mucho tiempo y llegar a tener verdadero miedo a dormir.
Después te vas acostumbrando y descubres que hay algo más detrás de lo cotidiano y de lo que observamos como realidad, existen otras realidades a las que podemos tener acceso, pero estas han sido, muy hábilmente, manipuladas por las religiones para que no podamos acceder a ellas de manera natural.
Nos han programado para temer por defecto, para huir de estas situaciones, que para nosotros son anómalas, pero no deberíamos considerarlas como tal, si no más bien deberíamos considerarlas como parte inherente del propio ser humano y de sus capacidades innatas y espiritualidad, tan mal comprendida y peor explicada por las grandes religiones, que son quienes han secuestrado la verdadera esencia de la espiritualidad  humana  desde el principio de los tiempos, nos han adoctrinado, dogmatizado y nos han hecho creer sus supersticiones, como camino único válido y verdadero sin opción a réplica, pues lo siento, yo discrepo, no hay un solo camino y no todos los caminos llevan a Roma. A su ROMA particular, que no es otra cosa que la negación del AMOR, pero escrito al revés para anular su efecto.

¿Cómo lo han conseguido?

En todas las religiones existen terribles demonios, que viven en mundos paralelos al nuestro.
Nos han hecho creer que si nos adentrábamos en estos territorios, nuestras vidas y nuestras almas correrían un gran peligro. En definitiva, nos han condicionado a temer lo desconocido y huir de ello.
Con ello consiguen que no nos atrevamos a indagar estos mundos alternativos de la conciencia, algo muy importante debe haber detrás de todo esto ya que han empleado mucho esfuerzo en programarnos a todos para mantenernos fuera.
En mi modesta opinión  considero que son terrenos tan humanos y reales como esta propia dimensión en la que vivimos y  se nos niega el acceso por la religión y por la propia ciencia que nos tacha de alucinados. Otra vez más, negando todo aquello que no pasa por sus preceptos y que podría ser una de las claves de la liberación humana.
Solo hace falta darse una vuelta por la web para ver la cantidad de desinformación que existe, literalmente es vergonzoso comprobar como se pretende alejar a cualquiera de adentrase en estos temas.
Es cierto que  se pueden tener episodios realmente angustiosos, pero aseverar que la parálisis del sueño es simplemente eso, es como decir que un charco es un océano. Hay mucho más detrás, muchísimo más!
Lo que sucede es que cuando tenemos un episodio de parálisis y acudimos preocupados al médico o peor aún a la web, por norma general salimos peor y con un concepto prefabricado de historias terroríficas que nos hace desistir de cualquier tipo de intento de profundización.
La manipulación es evidente a todos los niveles

¿Qué es para mi la Parálisis del sueño?

Como antes os había comentado, me ocurre este fenómeno desde que era un niño.
Eran episodios esporádicos y os aseguro que intentaba evitarlos, no me gustaban nada, tenía mucho miedo.
No fue hasta hace bien poco que decidí enfrentarme a ello con todas mis fuerzas y sorprendentemente el fenómeno se transformó radicalmente.
Planté cara y decidí luchar contra estas entidades, les dije basta ya!! Me encaré, pude salir de mi propio cuerpo y demostrarles que no eran bienvenidas, que les atacaría si seguían molestándome. Os aseguro que mas de una salió corriendo más asustada que yo.
Fue un gran triunfo para mi.
Ya no aparecían entidades oscuras, ni larvas energéticas y si estas lo hacían me desprendía de ellas con suma facilidad. Sin apenas esfuerzo.
Desde ese momento no aparecieron más en mis noches y me permitió profundizar mas en ese estado alterado de conciencia y poder explorar e investigar, sin miedo.
Actualmente tengo 45 años y todavía me ocurre, con la diferencia que ahora lo busco y he superado varias etapas donde los terrores y los miedos quedaron atrás, superados por decisión propia.
He probado muchos métodos para salir a lo que se denomina el Astral, unos con mejor fortuna que otros. No voy a hacer un glosario de métodos, porque cada persona es diferente y puede que le funcione un método que a mi no y viceversa.
Desde ese entonces he podido realizar salidas voluntarias de mi cuerpo, viajes astrales al presente pasado y futuro, he viajado a otros mundos con otros seres y sistemas de vida diferentes al nuestro, dónde no existe el dinero y la vida es mucho más de lo que nos han enseñado aquí, también me he conocido dentro de otras realidades, paralelas a este mundo, con otros yo y lo mejor de todo me reconocía a mi mismo en esas realidades, reconocía mis otras casas, mis otros hijos, mis otras esposas.
Hay todo un mundo por explorar, es inmenso.
Usted podrá o no creerme, yo no tengo otra intención que desnudarme y contar mi experiencia para que sirva a todo aquel  que decida avanzar en este terreno tenga un asidero dónde agarrarse, que sepa que no está solo y que, por supuesto, no está loco.
A día de hoy sigo investigando y analizando el fenómeno.
Me gustaría que compartiéramos entre todos, en este espacio, experiencias para poder crecer y profundizar.
Por mi parte, iré exponiendo las claves de mis experiencias, para que les puedan servir de ayuda
Y sobre todo una cosa, no tengan miedo, tengan muy claro que ustedes son mucho más fuertes que todo lo que nos han contado, la gran cuestión es que lo ignorábamos hasta ahora.
Un saludo
Manu Paterna
http://estadosalterconciencia.blogspot.com.es/