Archivos de la categoría antenas contaminación electromagnética

Revelan un inesperado peligro de los smartphones para los niños

Por RT

Un grupo de científicos vincula la cantidad de tiempo que pasamos con nuestros dispositivos móviles a nuestra capacidades intelectuales.

Un nuevo estudio publicado por la revista estadounidense The Lancet concluye que los menores que pasan más de dos horas al día frente a la pantalla de un ‘smartphone’ o una tableta presentan peores capacidades cognitivas. El estudio ha reforzado las preocupaciones entre los especialistas sobre la influencia de estos dispositivos en el desempeño cognitivo humano.

Sigue leyendo Revelan un inesperado peligro de los smartphones para los niños

La escuela primaria del Reino Unido se retira de los peligros asociados con la radiación WiFi y Cell Tower

El proceso de cambio no es instantáneo y se necesitan demostraciones y grupos de concientización para provocar el cambio, pero ¿cuánto más podemos esperar cuando se trata del problema de la radiación de la Torre de Teléfono Celular y la radiación emitida por nuestros dispositivos de mano favoritos? y la radiación WiFi en general?

Estamos saliendo del estudio más grande del mundo que acaba de confirmar la conexión entre el teléfono celular y el cáncer, estos activistas provienen de más de 2000 estudios revisados ​​por pares que muestran numerosos problemas de salud con este tipo de radiación. Hay tanta ciencia para respaldar estos reclamos e incluso hasta 300 científicos están  actualmente solicitando a la ONU sobre el tema , es genial ver que las mismas personas también se están involucrando y creando conciencia.

Usted puede estar preguntando con toda esta evidencia, ¿por qué esto todavía está permitido? Bueno, bienvenidos a Norteamérica corporativa, donde las corporaciones se hacen cargo de la ciencia y usan los productos científicos para aprobar de forma fraudulenta estos productos que aseguran que son seguros. Es hora de algunas pruebas de seguridad reales, ¿no?


Sigue leyendo La escuela primaria del Reino Unido se retira de los peligros asociados con la radiación WiFi y Cell Tower

El 5G se encuentra con el primer problema: la gente no quiere tantas antenas en las calles

El 5G está a la vuelta de la esquina e incluso sabemos que hay ofertas previstas para lanzarse en cuestión de semanas. Más allá de estas ofertas que buscan el titular por encima de todo, lo cierto es que los operadores están empezando a realizar los primeros despliegues de la tecnología que debería lanzarse comercialmente en 2020 de forma masiva. Como sabemos, el 5G necesitará muchas más antes por su configuración especial, lo que está generando los primeros problemas.

La tecnología 5G se apoya en el uso de Smart cells, pequeñas antenas colocadas a mucha menos distancia que las anteriores que permiten una mayor capacidad y velocidad de la red móvil. Las antenas de telefonía móvil siempre han sembrado el pánico entre algunos ciudadanos por la falsa creencia de su relación con el cáncer.

La llegada del 5G, que necesitará muchas más antenas, está desencadenando una cadena de rechazo en muchas comunidades de Estados Unidos. La instalación de antenas por parte de las compañías norteamericanas está cosechando críticas y quejas de algunos usuarios que desconocen completamente las necesidades de esta nueva tecnología.

El 5G necesita muchas más antenas y los ciudadanos se ponen nerviosos

En los próximos años veremos como aparecen antenas instaladas en elementos del mobiliario urbanos tales como semáforos o farolas por todas las calles de nuestras ciudades. Todos los operadores deberán hacer un esfuerzo económico importante para ello, siendo una de las mayores inversiones de los próximos años.

Small Cells

Sigue leyendo El 5G se encuentra con el primer problema: la gente no quiere tantas antenas en las calles

Qué es el “electrosmog” y qué puedes hacer para reducir tu exposición a esa niebla invisible que nos rodea

Es invisible pero omnipresente.

Cada vez que enciendes el televisor, te conectas a internet o hablas por teléfono, las ondas eléctricas de esos aparatos generan una niebla electromagnética -en inglés,electrosmog que no puedes oler ni ver… pero que te rodea inevitablemente.

Los científicos llevan años investigando esta cuestión y debatiendo cuán peligrosos son realmente los efectos de esas ondas.

¿Es malo el wifi para la salud? ¿Nos está matando poco a poco la sobreexposición a los celulares?

Esos son preguntas que cada vez se hacen más personas en el mundo y en 2014, la OMS publicó un extenso informe sobre las ondas electromagnéticos de los celulares, que fueron clasificadas por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer como “posiblemente carcinógenas”.

Esto significa que el riesgo no pudo comprobarse… pero tampoco descartarse.

Y, en 2015, una mujer obtuvo una pensión de discapacidad en Francia tras asegurar que sufría hipersensibilidad electromagnética (EHS), una condición reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que lleva años investigándola.

Aumento sin precedentes

“A medida que las sociedades se industrializan y la revolución tecnológica continúa, hemos experimentado un aumento sin precedentes del número y diversidad de fuentes de campos electromagnéticos. Esas fuentes están vinculadas a computadoras, teléfonos móviles y estaciones base”, alertó el organismo en 2005.

La institución aseguraba entonces que los síntomas de la EHS “no son específicos”, pero suelen traducirse en problemas dermatológicos, como rojeces o sensación de ardor, y en síntomas vegetativos, como fatiga, cansancio, náuseas o problemas de concentración.

ondas

Getty Images
Las contaminación electromagnética es invisible ,pero potencialmente dañina.

Sigue leyendo Qué es el “electrosmog” y qué puedes hacer para reducir tu exposición a esa niebla invisible que nos rodea

LA ESPAÑA RADIACTIVA

Las rocas ígneas (granito, basalto…) presentan un nivel de radiactividad importante, superior al de la mayoría de las rocas sedimentarias, aunque la pizarra, por ejemplo, también suele tener un cierto componente radiactivo. De los más de 70 isótopos radiactivos naturales que existen, el principal componente radiactivo de las rocas es el radón, un gas noble que proviene de la desintegración del radio y del torio. Es este último, junto con el uranio y el potasio, el más común en rocas y en materiales de construcción como cemento, ladrillos o yeso.

Por lo tanto, cabe pensar, y ahí es donde vamos a centrar el post de hoy, que según la composición geológica del lugar donde vivas (no sólo por el suelo sino también por los materiales típicos de las construcciones), así será la dosis recibida debida al fondo natural.

3

La teoría, como siempre, está muy bien, pero ¿cómo afecta esto a España? ¿Vivimos en un país altamente radiactivo? ¿Los madrileños se irradian más o menos que yo, que vivo en Salamanca? Para resolver estas cuestiones, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y ENUSA han realizado un proyecto de colaboración, denominado MARNA, en el que evalúan los niveles de radiación gamma natural en España. Partiendo de medidas de radiación gamma procedentes del suelo en campañas de exploración del uranio y complementándolo con nuevas medidas terrestres y aéreas en exploraciones de uranio, radón y otros isótopos, el resultado es una bonita foto del país teñida de colores, en función de la tasa de exposición a la radiación gamma natural medida a un metro del suelo y expresada en µR/h.

4Según este mapa, en la España peninsular tenemos un fondo radiactivo natural promedio de aproximadamente 8.7 µR/h, aunque vemos que la distribución dista mucho de ser homogénea. A simple vista se observan varias zonas interesantes:

Sigue leyendo LA ESPAÑA RADIACTIVA

Pese a la clara evidencia del daño, la industria de los teléfonos móviles intenta ocultarle a toda costa la verdad sobre sus riesgos

Por Dr. Mercola / mercola.com

Con base en la evidencia encontrada en 2011, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) clasificó a los celulares como un “posible carcinógeno”1 del Grupo 2B. Desde entonces, el cúmulo de evidencia sobre su daño ha aumentado significativamente.

Este año, la ciencia arremetió con mordacidad a la industria de los celulares al presentar 3 estudios importantes donde se respaldaban las sospechas de que la radiación de los celulares aumenta el riesgo de cáncer2,3 y otras afecciones.

Aun así, la duda pública parece persistir. Dos artículos escritos por Mark Hertsgaard y Mark Dowie – uno en The Nation,4 y el otro en The Guardian5 – destacan cómo estas dudas son creadas por la industria de las telecomunicaciones que, salvo las protestas públicas, no parece tener interés alguno en hacer que sus productos sean más seguros.

La radiación de los celulares promueve el cáncer 

En febrero de 2018, se publicaron los resultados de 2 estudios de exposición vitalicia que fueron financiados por el gobierno6 (uno realizado con ratones y el otro con ratas). Los animales en ambos estudios fueron expuestos a la radiación que emana de los celulares durante 9 horas al día a lo largo 2 años, que por lo general es lo que dura la vida útil de dichos roedores.

Esta investigación de US$ 25 millones – realizada por el Programa Nacional de Toxicología (PNT), un programa de investigación interinstitucional que actualmente es auspiciado por el Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental – revela diversos problemas de salud, como los siguientes:

Sigue leyendo Pese a la clara evidencia del daño, la industria de los teléfonos móviles intenta ocultarle a toda costa la verdad sobre sus riesgos

Un investigador explica cómo los campos electromagnéticos dañan su salud

Historia en Breve

  • Los campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés) abarcan campos de radio eléctricos, magnéticos y de mayor frecuencia
  • Aunque los datos bibliográficos distinguen entre los campos de baja y alta frecuencia, tanto las microondas, como los campos eléctricos y campos magnéticos, tienen efectos biológicamente similares
  • Incluso los campos magnéticos bajos, como los de 60 Hertz, pueden tener efectos radicales en las células cancerígenas. Los efectos comienzan alrededor de los 20 nT, y están completamente desarrollados alrededor de los 50 nT
  • Se ha demostrado que en niveles superiores a los 160 nT, los campos magnéticos afectan la producción de esperma
  • Los campos electromagnéticos afectan el flujo de protones a través de la ATP sintasa. Esto aumenta la polarización de la membrana mitocondrial, lo que provoca un aumento masivo de especies reactivas del oxígeno. Este estrés oxidativo causa la mayor parte del daño

Por el Dr. Mercola

Se ha demostrado que los campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés) causan daño biológico e incluso cáncer, pero, ¿cómo sucede esto exactamente? En este artículo, Paul Héroux, Ph.D., investigador y profesor de toxicología y efectos del electromagnetismo en la facultad de medicina de la Universidad McGill en Montreal, nos ha ayudado a responder esta pregunta.

Originalmente el experto dirigió su formación a la física, no obstante, terminó estudiando las líneas de transmisión de la energía eléctrica, el tema de su doctorado, y durante el tiempo que trabajó para una empresa eléctrica, comenzó a investigar los efectos relacionados con los campos emitidos por las líneas eléctricas.“Me involucré en la biología, seguí estudiando algunos cursos de medicina y me convertí, por así decirlo, en una persona diferente a lo que inicialmente mis supervisores hubieran esperado que fuera”, cuenta el experto. Con el tiempo, Héroux se especializó en los efectos de los campos magnéticos en el cuerpo humano, y se unió a la Facultad de Medicina para ayudar a proteger la salud y el medio ambiente.

Tipos de EMF

En términos generales, los campos electromagnéticos abarcan campos eléctricos, magnéticos y de radiofrecuencia. Aunque la bibliografía tiende a distinguir entre campos de baja frecuencia, campos de alta frecuencia, microondas, campos eléctricos y campos magnéticos, todos estos comparten ciertas características que permiten ser agrupardos, al menos en términos de acción biológica.

“Es cierto que la frecuencia influye en los efectos”, dice Héroux, “pero básicamente … Yo podría producir el mismo efecto en una célula utilizando un campo eléctrico o un campo magnético. La mayoría de las señales de frecuencia más altas tienen suficientes componentes de baja frecuencia que comparten muchas características con los componentes de baja frecuencia.

El aspecto práctico de esto es que generalmente los campos pueden tener un efecto en una aplicación, pero también se reflejan en otras aplicaciones. Puede tener una perspectiva unificadora sobre estos campos”.

Los efectos no térmicos son de relevancia

Cabe señalar que el daño causado por los campos electromagnéticos no tiene nada que ver con los efectos térmicos. En las exposiciones típicas, los campos electromagnéticos no generan calor, que ha sido la principal defensa y argumento de la industria de las telecomunicaciones en lo que respecta a la seguridad de la radiación de los celulares.

Sin embargo, cientos de investigadores han señalado efectos biológicos tanto a bajas, como a altas frecuencias.

Sigue leyendo Un investigador explica cómo los campos electromagnéticos dañan su salud

Se confirma que la radiación de las torres de telefonía móvil causa cáncer en animales

Por Natural News

No es sorprendente que tanta gente tenga cáncer hoy en día. Los carcinógenos están en el agua que bebemos, los alimentos que comemos y el aire que respiramos. Podríamos ser capaces de controlar lo que elegimos comer y beber, pero los peligros invisibles a los que estás expuesto en tu vida diaria son otra historia completamente diferente. Si usted vive dentro del alcance de una torre de telefonía celular, las noticias son desalentadoras: Ahora se puede agregar otro estudio a la creciente pila de evidencia que relaciona la radiación de la torre de telefonía celular con el cáncer.

Investigadores del respetado Instituto Ramazzini han publicado los resultados de unamplio estudio de por vida que involucró exponer a los animales de laboratorio a los niveles ambientales de radiación de las torres celulares. Sus hallazgos no sólo apoyaron los del Programa Nacional de Toxicología de EE. UU. que relacionó la radiación con un cáncer cardiaco poco común en ratas macho conocido como Schwannoma del corazón, sino que también descubrieron una mayor incidencia de tumores cerebrales malignos en ratas hembra. Ratas de ambos sexos mostraron condiciones precancerosas como la hiperplasia de células de Schwann. Además, las ratas expuestas tenían un menor peso de la camada, lo que planteaba una preocupación especial para los niños y las mujeres embarazadas que viven cerca de estas torres.

El estudio compensa las deficiencias de los estudios anteriores

Lo que distingue a este estudio es el hecho de que las ratas fueron expuestas a niveles de radiación de radiofrecuencia que están por debajo de las cantidades permitidas por la FCC de los Estados Unidos. Esto significa que son similares a los niveles a los que la gente puede estar expuesta legalmente en los Estados Unidos. Aunque el Programa Nacional de Toxicología alcanzó resultados similares, había sido criticado por usar dosis más altas de radiación en su estudio.

Sigue leyendo Se confirma que la radiación de las torres de telefonía móvil causa cáncer en animales

El caso Phonegate demuestra que se ocultan datos sobre la seguridad de los teléfonos móviles

ante estos días de fiestas navideñas con seguridad uno de los objetos más regalados es el teléfono móvil. La mayoría de nosotros no somos conscientes de que nuestros teléfonos emiten campos electromagnéticos y no se nos ocurre pensar que esto supone un riesgo para la salud. En Francia ha habido un escándalo mayúsculo al descubrirse que las compañías fabricantes de móviles ocultan las emisiones de sus aparatos.

Cuando vas a la tienda a comprar un móvil normalmente te interesas por cuestiones técnicas como la memoria o el tipo de pantalla que garanticen un mejor uso y que el dispositivo no se quedará obsoleto en poco tiempo. Uno de los aspectos que sin embargo no suele tenerse en cuenta es el nivel de radiación que emitirá el teléfono.

Si preguntas al dependiente te mirará extrañado y seguramente te dirá que el aparato cumple con las normas de seguridad. Si lees los manuales de instrucciones podrás encontrar algunas recomendaciones que seguramente te sorprenderán, como la de usar un kit manos libres, mantener el teléfono a uno o dos centímetros de tu cuerpo o si tienes un marcapasosque debes mantenerlo al menos a 20 centímetros de distancia cuando esté conectado a una red inalámbrica.

El motivo por el que existen estas extrañas recomendaciones es que estos aparatos emiten campos electromagnéticos y hay unas normas de seguridad que las empresas de teléfonos móviles tienen que cumplir.

Un artículo de Carlos Álvarez Berlana, de la Asociación Electro y Químico Sensibles por el Derecho a la Salud nos lo explica:

Las empresas de teléfonos han estado pasando las pruebas de seguridad en unas condiciones que no reproducen las situaciones reales de uso. Muchas personas no saben que están recibiendo más radiación de sus teléfonos móviles que la marcada por la normativa.

Para evitar los daños que la radiación de microondas pueda hacer a nuestro organismo existen unos baremos para la intensidad según la tasa SAR –tasa de absorción específica-, que es un índice que mide el grado de calentamiento por cada kilogramo en relación a la distancia y la potencia de emisión del dispositivo.

El límite fijado para el público en general en la Unión Europea (UE) es de dos watios de energía por cada kilogramo de peso”.

En fechas recientes, sobre todo a través de la página Environmental Heath Trust de la exasesora científica de Clinton, Devra Davis y del blog que abrió para la ocasión el médico Marc Arazi, hemos tenido acceso a las informaciones en relación a lo que se ha etiquetado como Phonegate.

El término sirve para hacer paralelismo con el escándalo Dieselgate, en el que se descubrió que la compañía Volswagen había estado haciendo trampas en las pruebas de emisiones de vehículos diesel. En el caso Phonegate, sin embargo, nos encontramos con que no una, sino la totalidad de empresas fabricantes de móviles han realizado prácticas fraudulentas para pasar las pruebas de seguridad con el beneplácito de las autoridades y que además han estado ocultando información sustancial a los usuarios.

Desde 2012 la Agencia nacional de frecuencias de Francia (ANFR) viene realizando pruebas de SAR a un buen número de teléfonos móviles disponibles en el mercado. Los resultados de estas pruebas no se habían publicado.

En junio de 2016, la Agencia nacional para la seguridad alimentaria, medioambiental y en el trabajo (ANSES) del país galo, presentó un informe sobre la exposición de la infancia a las radiofrecuencias en el que concluye que este tipo de contaminación puede afectar al bienestar y la función cognitiva de los niños, que deben reconsiderarse los límites de exposición y que los métodos actuales de prueba de la SAR deben ser reevaluados para garantizar el cumplimiento de los límites reglamentarios en todas las condiciones de uso.

Este análisis elaborado por la ANSES contó con la información de las investigaciones realizadas por ANFR sobre la SAR de los teléfonos móviles, ante lo cual algunos sectores solicitaron que se hicieran públicos los resultados de dichas pruebas. Finalmente, tras un requerimiento judicial a instancias del médico Marc Arazi, la agencia ANFR liberó los resultados en su página web en junio de 2017.

Según la investigación de ANFR, un 89% de los 166 modelos estudiados entre 2012 y 2015 superaban la SAR de 2W/kg en las posiciones de contacto. A pesar de ello, los aparatos eran legales porque la reglamentación les permitía pasar las pruebas a distancias de hasta 2,5 cm (cuanto más alejado esté el móvil de nuestra oreja menos contaminación recibimos).

Esta situación en la cual las pruebas sobre la tasa SAR no se han realizado en condiciones realistas de uso es la que venía a denunciar ANSES en su informe de 2016. El fenómeno ya había sido puesto de manifiesto por expertos como el profesor Dariusz Leszczynski,

Imagen de previsualización de YouTube

señalando que muchos usuarios que llevan el móvil encendido en el bolsillo o hablan con el teléfono pegado a la oreja están recibiendo más radiación de la recomendada por los límites legales.

¿Significa lo anterior que si se cumplen las distancias de seguridad o si se cambia la normativa para obligar a las empresas de teléfonos a cumplir los límites en todas las condiciones de uso podrán los usuarios considerarse seguros? Como explica en su artículo Álvarez:

Hay que responder que algunos científicos están diciendo que la tasa SAR no es una medida adecuada de protección y que hay efectos biológicos adversos que se producen por debajo de los límites fijados. Por otro lado, hay un importante número de investigadores que están denunciando que los actuales niveles de radiación que está recibiendo la población son excesivos.

Al menos sería de esperar que las pruebas de seguridad se realizasen en condiciones similares a las de uso y que los consumidores tengan información clara acerca de los riesgos y de las medidas a tomar frente a los mismos”.

Os dejo un vídeo con sencillos consejos para usar el móvil con más seguridad:

 Imagen de previsualización de YouTube

http://www.migueljara.com/2018/01/03/el-caso-phonegate-demuestra-que-se-ocultan-datos-de-seguridad-de-los-telefonos-moviles/