Archivos de la categoría no darvinismo

Los científicos concluyen Los seres humanos no evolucionaron junto con otras formas de vida en la Tierra

http://www.ancient-code.com/

los seres humanos-son-extranjeros

De acuerdo con un polémico libro escrito por un reconocido ecologista y ecologista, los seres humanos no evolucionaron junto con otras formas de vida en la Tierra. De hecho, la humanidad no evolucionó a partir de esa cepa particular de la vida, pero se convirtió en otro lugar y fue transportado a la Tierra (como totalmente evolucionado Homo sapiens), hace entre 60.000 y 200.000 años.

Lo que si hemos sido la búsqueda de vida extraterrestre no sabiendo que somos, de hecho, los alienígenas de la Tierra?

Una nueva teoría propuesta por el Dr. Ellis Plata afirma que hay varias señales indicadoras presentes en la raza humana que sugieren que los seres humanos no evolucionaron junto con otras formas de vida en la Tierra , lo que finalmente significa que somos los alienígenas que hemos estado buscando desde el principio .

El libro llamado Los seres humanos no son de la Tierra: una evaluación científica de la evidencia es básicamente un resumen de pruebas a favor y en contra de la mayoría de la evolución del hombre en la Tierra. En el libro, lo que lleva ambientalista y ecologista Dr. Ellis Plata pasa por una evaluación de trece hipótesis principales y diecisiete factores que sugieren los humanos no son de la Tierra.

La humanidad es, supuestamente, las especies en el planeta más desarrollados, sin embargo, es sorprendentemente inadecuados y mal equipados para el medio ambiente de la Tierra: perjudicada por la luz del sol, una fuerte aversión por origen natural los alimentos, las tasas ridículamente altas de enfermedades crónicas, y mucho más, dijo el Dr. Ellis en una entrevista.

Según el Dr. Ellis, el ser humano puede sufrir de dolor de espalda debido a nuestra especie evolucionó inicialmente en otro planeta con una gravedad más bajo, añadiendo a los misterios, el Dr. Ellis también indica que es extraño que los recién nacidos tienen la cabeza grande y hacen que sea difícil para las madres para dar a luz, lo que puede provocar víctimas tanto para la madre y el niño.

Según el Dr. Ellis, ninguna otra especie en la Tierra tiene este problema.

Pero además de las numerosas teorías controversiales ” que el Dr. Ellis propone, también sugiere que los seres humanos no están ‘diseñados’ para ser expuesta al sol, ya que están aquí en la Tierra, ya que no son capaces de “tomar el sol” durante más de una semana o dos -a diferencia de otras especies de la Tierra como el lizard- y no pueden ser expuestos al sol todos los días sin tener problemas.

Por otra parte, el Dr. Ellis explica que los seres humanos que son casi siempre enfermo y esto podría ser debido a que nuestros relojes biológicos han evolucionado a esperar 25 horas en un día y no 24 como lo demuestran los numerosos investigadores del sueño.

Sigue leyendo Los científicos concluyen Los seres humanos no evolucionaron junto con otras formas de vida en la Tierra

¿Por qué la evolución humana está fuera de la armonía del universo?

http://oculto.eu/

La actividad frenética de la evolución en el hombre está poniendo en grave riesgo la supervivencia del planeta y de la especie humana. Las guerras y la contaminación parecen contradecir la armonía cósmica que gobierna el Universo.

En mitos antiguos, tales como el Pecado Original, o la historia de Prometeo, ¿se habla de una intervención “extraterrestre” a la natural evolución humana?, ¿Verdaderamente es el hombre un virus para la Tierra?

Me gustaría compartir con ustedes, Morpheus, una brillante idea que tuve durante mi misión aquí.

A mi me pasó mientras yo trataba de clasificar sus especies. De repente me di cuenta de que no son verdaderos mamíferos: Todos los mamíferos en este planeta desarrollan equilibrio con el ambiente que los rodea. Pero ustedes, los humanos, no.

Llegan a una zona y se multiplican. Se multiplican hasta consumir todos los recursos naturales. Su única manera de sobrevivir es esparciéndose a otra zona.

Hay otro organismo en este planeta que sigue el mismo patrón. ¿Sabe cuál es?

El virus.

Los seres humanos son una enfermedad. Un cáncer de este planeta. Son una plaga.”(Agente Smith de Matrix).

¿Por qué el hombre no está en armonía con el cosmos?

El mal es, sin duda, un verdadero fenómeno experimentado en el curso de la historia humana. Pero al mismo tiempo también es un misterio inexplicable. ¿Cuál es su origen? Si el cosmos y la naturaleza humana eran radicalmente malvados, como explica la nostalgia por la bondad que habita en el corazón humano, el rechazo del mal y la injusticia? Por otro lado, si el cosmos y el hombre son buenos, entonces ¿cómo se llegó, pues, a esta perversión?

A menudo se justifica el mal como ausencia de bien, pero si miramos las buenas acciones del hombre en la historia, no podemos limitarnos a describir el mal como una deficiencia de la buena, pero como una perversión, una perversión del sentido del ser y de la existencia. El mal degrada y vuelve al hombre violento. Se lo pone en contradicción con él mismo. No es, por lo tanto, el absurdo y la perversión.

La gente se hace esta pregunta: ¿hay un problema en la relación entre hombre y hombre y entre el hombre y la creación?, ¿Hay una herida en la armonía cósmica que caracteriza a la creación, y que el hombre no es capaz de realizar en su relación con la naturaleza y consigo mismo? Es como si este mundo no fuera el nuestro.

No entiendo bien si lo somos, nosotros, los seres humanos somos ajenos, gusanos, codiciosos hasta el punto de haber reducido este planeta, un día, nuestra acogedora cuna, a un mundo que es hostil y amenazante, que tom nuestros rasgos de la codicia y destructivo cinismo indiferente.

Sigue leyendo ¿Por qué la evolución humana está fuera de la armonía del universo?

La arqueología nazi y el mito de la gran Germania

http://squitel.blogspot.com.es/

En el campo de la arqueología, los nazis tuvieron que llevar a cabo una serie de excavaciones para demostrar “científicamente” la existencia de la gran Germania

 
Excavaciones nazis en Ucrania en busca de los restos de la gran Germania

Hitler, en algún momento, se lamentó afirmando: “carecemos de pasado”. Lo cierto era que se desesperaba al ver que los arqueólogos de las SS se empeñaban en excavar en los bosques de Germania y que sólo conseguían exhumar algunas pobres vasijas, nada comparable al esplendor de las excavaciones que se realizaban de restos griegos o romanos. Por tanto, había que buscar el pasado de la raza, el que debía de llenar de orgullo a los alemanes, en territorios influenciados por estas culturas. Y con esa finalidad, el proyecto nazi no dudó no sólo en dominar el presente y el futuro, sino también enreescribir e instrumentalizar el pasado.

 

En este sentido, el concepto de Germania fue diseñado por la estratégicamegalomanía de la propaganda nazi. El discurso de Hitler tenía que ser legitimado por un territorio, un pueblo y una raza superiores que, en realidad, no eran más que una entelequia. Así, para cristalizar ese ideario irreal, el nazismo tuvo que buscar un material y una documentación pseudocientífica que respaldase la existencia la existencia de Germania y toda la mitología que la rodeaba.

En el campo de la arqueología, como no pudo ser de otra forma, hubo que llevar a cabo una serie de excavaciones para demostrar “científicamente” la existencia de esa gran Germania. Para ello, no se vaciló en crear una serie de falsos hallazgos arqueológicos que legitimaran el mito germánico, que demostraran la supuesta supremacía de la Alemania nazi y legitimara las pretensiones anexionistas del régimen. Así, en los tiempos del nacionalsocialismo, los arqueólogos se pusieron al servicio de la política y se vieron forzados a presentar una serie de pruebas científicas que amparasen las ideas de una civilización germánica superior y del extenso territorio que ocupaba.

Arqueólogos y pseudocientíficos, desde el año 1939, se movieron por los territorios conquistados por el ejército de Hitler para buscar restos arqueológicos que se pudieran atribuir a la civilización germánica. Se valieron, incluso, de trabajadores forzados y de presos sacados de los campos de concentración para ayudar en las labores. En la zona del este de Europa, los arqueólogos nazis saquearon los museos y quitaron de sus cargos correspondientes a los expertos locales. Asimismo, en los territorios del norte y del occidente trataron de buscar colaboración entre los especialistas para la búsqueda del supuesto pasado común.

Sin embargo, ciertamente, el término Germania fue usado por los romanospara nombrar a los pueblos que ocupaban el margen derecho del Rin. Destaca la obra de Tácito titulada De origine et situ Germanorum (“Sobre el origen y territorio de los germanos”), conocida también como Germania, donde describe a los germanos y su país. Para su escrito, que data de los tiempos del emperador Trajano, se valió de fuentes como César o de las narraciones orales que debió recopilar de soldados, mercaderes y viajeros que regresaban del otro lado del Rin, ya que él nunca estuvo en Germania.

En su obra, Tácito realizó un estudio general de los germanos, analizando su geografía física, instituciones, aspectos militares, vida cotidiana, etc. Se encarga, más detalladamente, de describir las peculiaridades de cada una de las etnias por separado. Además, expone su visión personal de los habitantes de Germania ylos compara con los romanos de la época, para mostrar cómo entre los bárbaros se seguía cultivando ciertas virtudes que antaño imperaron en Roma. Reconoció en ellos valores como la austeridad, la dignidad y la bravura militar, que en otro tiempo poseyeron los romanos y que estaban en decadencia.

Obras de este tipo debieron ser usadas por la corriente nazi para crear el mito de Germania, que sirvió para argumentar simbólicamente el concepto de la raza aria superior y para legitimar los crímenes cometidos por el Tercer Reich. De la misma forma, inventado todo un contexto histórico incluso con objetos arqueológicos, se difundió todo el artificio de maneras tan diversas como elaborando murales escolares, distintivos y cromos con los que se pretendía adoctrinar a los niños. La noción de Germania era omnipresente, tanto en el colegio como en el tiempo de asueto.

Para los adultos existió toda una gama de películas, programas de radio, libros, carteles, revistas y fotografías que recordaba a la gente de la época que Germania era una civilización muy desarrollada e, incluso, superior a Grecia y a Roma.

Cada “descubrimiento” arqueológico era usado por los nazis para la propaganda de su idea imperial, como se hizo con una urna de 1400 años de antigüedad con una cruz gamada, proveniente del cementerio de Bremen-Mahndorf, que fue muy difundida por la prensa nazi y la revista científica populista “Germanen-Erbe” (“Herencia germánica”).

En la actualidad sabemos que el régimen nazi sacó sus propias conclusiones de la mayor parte de los análisis arqueológicos y filológicos clásicos que hicieron, y que transformaron esos estudios en una pura falacia científica, asentada en los discursos académicos oficiales, canónicos y predominantes que se venían repitiendo ya de principios del siglo XIX, sobre todo del seno de las células académicas alemanas.

Johann Chapoutot, profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Grenoble, ha analizado detalladamente la profunda relación existente entre la ideología nazi y las justificaciones discursivas que se buscaron en la historia antigua y, concretamente, en Grecia y Roma. Resalta la dualidad, casi esquizofrénica, del discurso cultural alemán entre la exaltación de la antigua Germania y su búsqueda de conexión constante con el mundo clásico grecorromano.

En este sentido, se produjo un gran choque entre una Germania rica moralmente pero pobre en lo material y un mundo clásico muy rico tanto en lo filológico como en lo material. Hitler, en su Mein Kampf, resaltaba que los ancestros de los alemanes eran los griegos, aunque aclaraba en favor de su ideología nacionalista que los propios griegos eran germanos, ya que procedían de una migración prehistórica indogermánica/aria desde Urheimat, su patria originaria en el Norte de Alemania, hasta tierras helenas.

 
Gustaf Kossinna

Este ilusorio discurso nazi de alabanza del mundo clásico en favor del mito de la gran Germania estuvo apoyado, en el campo de la arqueología, por“especialistas” como Gustaf Kossinna. Este lingüista alemán, y profesor de Arqueología de la Universidad de Berlín, defendió la teoría de las migraciones indoeuropeas fundamentándose en el recorrido dejado por el fósil guía de la cerámica cordada calcolítica y sus elementos asociados. Kossinna abogó porque el comienzo de esta expansión estuvo originariamente en el norte de Alemania y en el sur de Escandinavia y, de ahí, se expandió hacia el sur y el este.

Kossinna, entre otros arqueólogos, defendió un modelo en el que la evolución cultural se transmitía “de los pueblos más avanzados a los menos avanzados con los que entraba en contacto”. Además destacaba que la superioridad de esos pueblos era de carácter racial, era “el don especial de los nórdicos, de los pueblos de Alemania”.

Kossinna, por último, mostraba al pueblo germánico como de una etnia más avanzada, cuya historia estaba encaminada a la creación de una Alemania superior

¿El Hombre mono NUNCA EXISTIÓ? Te desmontamos la teoría de Darwin con EVIDENCIAS CLARAS

hombre-mono

Uno de los primeros fraudes en la historia del darwinismo, conocida como “teoría de la recapitulación,” y anunciado como innegable “prueba de la evolución”, fue una idea propuesta y propagada por un profesor eugenesia racista llamado Ernst Haeckel en el siglo 19.   Un contemporáneo y amigo de Charles Darwin y Thomas “Bulldog” Huxley, Haeckel postula que el ser humano (y otros animales) embriones experimentan una forma en miniatura de todo el impulso evolutivo durante su desarrollo en el útero, donde se presentan las primeras características de los peces, a continuación, reptiles y mamíferos, por último, o humano.   Desde hace mucho tiempo ha sido eliminado de la literatura científica, pero muchas personas y fuentes populares aún sin saberlo, cotización y creer en el trabajo fraudulento de Haeckel.   Varias revistas populares y libros de texto escolares tan recientemente como en la década de 1990, más de un siglo después de ser expuesto, todavía estaban editorial fotos engañoso de de Haeckel y teoría de la recapitulación como hecho de la ciencia!

Sigue leyendo ¿El Hombre mono NUNCA EXISTIÓ? Te desmontamos la teoría de Darwin con EVIDENCIAS CLARAS

Mente, memoria y Arquetipo: Resonancia mórfica e Inconsciente Colectivo (IV)

https://noticiasdeabajo.wordpress.com/

Por Rupert Sheldrake

Rupert2_400x400 Rupert Sheldrake es un biólogo teórico cuyo libroUna Nueva Ciencia de la Vida: la hiótesis de la causación formativa (Tarcher, 1981) provocó numerosas controversias. Nature lo describió como “el mejor candidato para la quema en la hoguera”,mientras que la revista New Scientist lo calificó como “una importante investigación científica sobre la naturaleza de la diversidad biológica y la realidad física”. Debido a que su trabajo tiene implicaciones en los conceptos desarrollados por Jung, como son el Arquetipo y el Inconsciente colectivo, hemos invitado a que Sheldrake exponga sus puntos de vista en cuatro artículo que irán apareciendo de manera sucesiva en las revista Perspectivas Psicológicas. Estos artículos suponen una actualización de la conferencia que dio en mayo de 1986, “Resonancia mórfica e inconsciente colectivo”, en el Instituto de Relaciones Humanas de Santa Bárbara.

La alegoría del televisor

Sigue leyendo Mente, memoria y Arquetipo: Resonancia mórfica e Inconsciente Colectivo (IV)

El flagelo sigue exhibiendo complejidad irreducible — Michael Behe no ha sido refutado

El flagelo sigue exhibiendo complejidad irreducible — Michael Behe no ha sido refutado

Jonathan M

picture

Los que han ido siguiendo el debate entre la tesis del Diseño Inteligente por una parte y el darwinismo por otra durante un cierto tiempo estarán bien familiarizados con la réplica estándar de los darwinistas respecto del argumento de Behe de la complejidad irreducible que se exhibe en el flagelo bacteriano. Parece haber unanimidad entre los teóricos del darwinismo de que el argumento de la complejidad irreducible en el flagelo bacteriano ha sido refutado, y que los proponentes del Diseño Inteligente estamos constantemente cambiando las reglas, hundiendo la cabeza en la arena y en general agarrándonos a un clavo ardiendo. Por ejemplo, un participante en Facebook observó recientemente:

Mi principal queja acerca de los proponentes del Diseño Inteligente es que parece que nunca cejan. ¿Cuántas veces se le debe decir a alguien que está equivocado hasta que lo admita? ¿Cuántas veces se tiene que refutar el Diseño Inteligente en los medios sometidos a revisión por pares antes que se abandone como una causa perdida? La historia de la complejidad irreducible del flagelo bacteriano está total y completamente muerta. Es un error. Abandonadla.

El caso es que recientemente saqué a colación el flagelo como un caso documentado de complejidad irreducible en un Coloquio sobre ciencia y fe, y recibí respuestas de un tenor muy parecido.

Sigue leyendo El flagelo sigue exhibiendo complejidad irreducible — Michael Behe no ha sido refutado

¿Fuimos Creados o Evolucionamos?

preHE
http://sabiens2.blogspot.com.es/
La teoría de la Evolución propuesta por Darwin, parece mostrar ciertas lagunas de difícil explicación, la ciencia oficial, no contempla ni remotamente, la idea de haber sido creado por “alguien”, en el siguiente audio del programa Sabiens, dirigido por Ferran Prat y en el que interviene Jose Luis Camacho, Artur Homs, Jaime Verdú, hablamos de ello.
Esperamos que os guste.

fuente/mundodesconocido.es

La especie humana no es el fin, sino el comienzo de la evolución

http://www.tendencias21.net/La-especie-humana-no-es-el-fin-sino-el-comienzo-de-la-evolucion_a206.html

La tecnología nos permitirá pronto resideñarnos a nosotros mismos y el transhumanismo es la primera cultura de este cambio

 

Nuestra especie no cambiará en el futuro por una lenta evolución biológica, sino por una nueva, rápida y directa evolución tecnológica que nos permitirá rediseñarnos a nosotros mismos en muchos sentidos. Esta aproximación futurista es conocida como transhumanismo y se basa en la premisa de que la especie humana no representa el fin de la evolución, sino el comienzo. La humanidad ya está empezando a conocer las implicaciones de esta evolución tecnológica, particularmente aquellas en el área de la moral. Es el camino hacia el “demiurgo” racional permanente en el espacio y el tiempo. Por José Cordeiro.

Soroyama

La cultura popular está familiarizada con una nueva terminología: ingeniería genética, cyborgs, inteligencia artificial, singularidad, posthumanismo. El término posthumano parece estar ganando más y más importancia año tras año, especialmente en los medios y círculos académicos, y entre la tecno-intelectualidad.

Futuristas como Alvin Toffer sugieren que el mundo se mueve rápidamente hacia una “cuarta ola” en la cual los seres humanos van a devenir ellos mismos en posthumanos, gracias a los numerosos y simultáneos avances tecnológicos. Tal cambio ha sido descrito por algunos expertos como análogo al cambio experimentado en la evolución de los simios a humanos.

Sin embargo, ya que los futuristas hacen estos grandes pronósticos, -y nosotros utilizamos el término posthumano con toda normalidad- ¿sabemos realmente lo que le espera al Homo Sapiens

Sencillamente, ¿cómo nos vamos a mejorar a nosotros mismos? ¿Qué queremos decir cuando nos referimos a la condición física de lo posthumano? ¿Cuál exactamente es el gran potencial para la vida inteligente? ¿A qué se parece la inteligencia avanzada?

Organismos posthumanos

Ya que estamos empezando a estar en la onda del rediseño humano, el destino es todavía muy desconocido. Pero a pesar de todas las preguntas no contestadas, tenemos unas cuantas pistas que nos pueden ayudar a especular sobre lo que realmente queremos decir por organismo posthumano —incluso siendo conscientes de que, con toda posibilidad, no nos espera un solo tipo de posthumano, sino varios.

Vamos a reinventar nuestras constituciones biológicas e introducir silicio, acero y microchips dentro de nosotros. Algunos quizás escojan residir como patrones de onda conscientes, mientras otros se convertirán a sí mismos en robots perdurables y lanzarse al espacio. Simultáneamente, crearemos formas de vida completamente nuevas, incluyendo la inteligencia artificial, incluso quizás una conciencia global.

El monopolio de la Humanidad como la única forma de vida consciente en el planeta pronto llegará a su fin, reemplazado por un gran número de reencarnaciones posthumanas. Además, la forma en la que nos rediseñemos a nosotros mismos podría cambiar fundamentalmente las formas en las que nuestra sociedad funciona, y plantear una cuestión crucial sobre nuestra identidad y moralidad como seres humanos.

Tecnologías y posibilidades

Los nuevos desarrollos en la ciencia y la tecnología ocurren tan rápidamente, que algunos podríamos empezar a soterrar nuestras capacidades de adaptación al cambio. Los ordenadores personales no existían hace 30 años, los teléfonos móviles no existían hace 20 años y la World Wide Web no existía hace 10 años.

En las ciencias biológicas, se han conseguido logros similares desde el descubrimiento de la estructura del ADNen 1953, incluyendo nuevos medicamentos, bioingeniería y técnicas de clonación.

Adicionalmente, en 2002, una criatura viviente -el polio virus- se ensambló pieza por pieza con varios elementos bioquímicos por científicos de la Universidad de New York. Hemos construido vida en el laboratorio.

Con el descubrimiento del genoma humano, la clonación y la creación de vida en un laboratorio, tareas ya tachadas en las listas de deberes de los biólogos, estamos empezando a ponderar las posibilidades futuras. Hoy, cosas como la nanotecnología y la criogenización parecen más plausibles que nunca.

Cambio acelerado

El cambio es no sólo muy rápido, sino que se está acelerando. Algunos expertos como Ray Kurzweil especulan sobre una venidera singularidad, en la cual la inteligencia artificial y las formas de vida artificiales darán alcance a la vida inteligente y la vida humana. La lenta evolución biológica parece acercarse rápidamente a su fin: nuestras especies van a continuar cambiando, no mediante una lenta evolución biológica, sino mediante una nueva, rápida y dirigida evolución tecnológica.

En la actualidad muchas fronteras ya son confusas. Las fronteras entre el nacimiento y la muerte, entre lo virtual y lo real, entre la moralidad y la inmoralidad, entre lo verdadero y lo falso, entre mundos interiores y mundos exteriores, entre el yo y el “no” yo, entre la vida y la “no” vida, incluso entre lo natural y lo “no” natural. ¿Qué es la vida? ¿Qué es la “no” vida? ¿Qué es la vida natural? ¿Qué es la vida “no” natural? ¿Qué es la vida artificial?

Estas son cuestiones profundas para el nuevo y profundo mundo del transhumanismo y consiguiente posthumanismo. Las respuestas son complicadas. Y quizá sean más difíciles para nosotros comprenderlas que para los monos, o incluso las hormigas, comprender nuestros problemas actuales.

De transhumano a posthumano

Tal y como ha emergido la posibilidad para el rediseño de la consciencia humana, también lo ha hecho un movimiento filosófico que considera las implicaciones. Esta aproximación al pensamiento orientado al futuro, conocido como transhumanismo, se basa en la premisa de que la especie humana no representa el fin de la evolución, sino el comienzo.

Los que apoyan este movimiento creen que lo que se requiere para gestionar el proceso es una aproximación interdisciplinaria para ayudarnos en el entendimiento y en la evaluación de las posibilidades para vencer las limitaciones a través del progreso científico.

Por último, los transhumanistas esperan ver oportunidades tecnológicas puestas al servicio de las personas, a fin de que vivan más tiempo, con una mejor salud, y mejorar sus capacidades intelectuales, físicas y emocionales.

El transhumanismo enfatiza que tenemos el potencial no de “ser”, sino de “llegar a ser”. No sólo podemos utilizar los medios racionales para mejorar la condición humana y el mundo exterior, sino también podemos usarlos para mejorarnos a nosotros mismos, particularmente el organismo humano. Y no estamos limitados sólo a los métodos, como la educación, la cual el humanismo (su predecesor filosófico) expone normalmente.

Nueva etapa humana

También el transhumanismo discute la disponibilidad de los medios que eventualmente nos permitirán ir más allá de lo que más nos describe como humanos.

Los transhumanistas creen que, a través la acelerada marcha del desarrollo tecnológico y el entendimiento científico, estamos registrando toda una etapa en la historia humana.

Los avances en inteligencia artificial, robótica, bio-ingeniería, clonación, criogenización, nanotecnología, nuevas energías, codificación del pensamiento bebés de diseño, cyborgs, química molecular, exploración espacial,inmortalidad y realidad virtual, nos van a conducir a un sustancial crecimiento físico y mental, posiblemente para converger a un punto de singularidad.

El histórico deseo humano de trascender las limitaciones corporales y mentales está profundamente entrelazado con la fascinación humana sobre el nuevo conocimiento, el cual es tan inspirador como aterrador.
La forma en que estas tecnologías sean utilizadas podría cambiar profundamente el carácter de nuestra sociedad, e irrevocablemente alterar las definiciones de nosotros mismos, y cómo hemos determinado nuestro lugar en el gran esquema de las cosas.

Especies emergentes

Si creemos que la evolucion biológica ha alcanzado un limite, ¿qué es lo que vendra luego? El ingeniero finlandés Pentti Malaska intentó contestar esta pregunta en 1997 durante un discurso en Brisbane, Australia, cuando era presidente de la Federación Mundial de Estudios sobre el Futuro. Malaska especula sobre varias generaciones de no humanos biodiseñados en la cadena de producción de la evolución.

Específicamente, describe el surgimiento de lo que él llama Bio-orgs, cybrogs, Silorgs, Symborgs y Cerebro Global. Los bio-orgs, particularmente el Homo Sapiens, son bio-organismos codificados proteínicamente, cuya infraestructura terrenal es su circunstancia “natural”.

Los cyborgs, abreviación de “organismos cibernéticos”, son híbridos biológicos y mecánicos que además de los entornos tradicionales, utilizan el espacio cercano.

Los organismos de silicio también están surgiendo, conocidos como Silorgs. Estas especies, reivindica Malaska, serán humanamente no humanos, adaptados mediante un ADN artificial sobre compuestos de silicio con amoníaco como disolvente, y diseñados básicamente para vivir en el espacio exterior.

 

Jim Warren

Jim Warren
Gran padre Internet

Los symborgs, organismos simbólicos, serán auto-reflexivos, auto-reproductivos, auto-conscientes, programas vivientes que habitarán en Internet como su infraestructura natural, y utilizando interfaces avanzados para la comunicación con otras especies. También conocidos como reencarnados, estos organismos residirán probablemente en superordenadores como conciencias instaladas.

Finalmente, teorizaba Malaska, estará el “Gran Padre Internet” —una mente global con una inteligencia y sabiduría superiores. Tal intelecto podría ser perfectamente un Cerebro Cuántico Global.

El economista australiano Paul Wildman, también un activo miembro del WFSF y del Proyecto del Milenio (de la Junta Americana para la Universidad de las Naciones Unidas), habla de las formas de vida alternas.

Wildman usa el concepto “borg” en su sentido histórico y genérico para identificar un organismo biónico, y define cinco borgs terrenales: Orgoborgs, GEborgs, Cyborg, Symborgs y Tecnoborgs.

Ya están aquí

Wildman describe a los Orgoborgs como formas de vida orgánica, incluyendo Humborgs (humanos) y nuevos e híbridos Brioborgs biodiseñados. GEborgs son organismos manipulados genéticamente, mientras los Cyborgs, Siliborgs, y Symborgs son esencialmente como los describe Malaska. Wildman también describe al Tecnoborg, una forma de vida con un esqueleto externo, como un insecto.

Según Wildman, algunas de estas nuevas formas de vida ya existen en un sentido técnico, ya que el 12% de la población actual de EEUU podrían ser considerados cyborgs que utilizan marcapasos electrónicos, prótesis artificiales, lentes de córnea implantadas, y piel artificial.

Todas las formas de vida son creaciones nuestras y poblarán nuestro mundo y rehaciéndonos genética y mecánicamente, y con ello, cambiando nuestra consciencia para siempre.

Implicaciones morales

Ya que la Humanidad se expresará indudablemente en un gran número de encarnaciones diferentes, esto traerá subsecuentemente el nacimiento de toda una nueva forma de vida: Inteligencia artificial.

El futuro estará habitado por diferentes formas de vida inteligente, y la humanidad está empezando a conocer las implicaciones, particularmente aquellas en el área de la moral.

La palabra “robot” fue creada en 1921 por el dramaturgo checo Karel Capek en su libro “RUR2 (Rossum’s Universal Robots). Fue inmortalizada en 1950 por Isaac Asimov en su libro “Yo, Robot”.

Tres leyes robóticas

En todos los aspectos de su ficción, Asimov estableció la integración de los robots en la sociedad. Desarrolló las famosas Tres Leyes de la Robótica:

1. Un robot nunca herirá a un ser humano, o, pasivamente, permitirá que un ser humano sufra daño.

2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto cuando dichas órdenes estén en conflicto con la Primera Ley.

3. Un robot debe proteger su propia existencia, siempre y cuando dicha protección no esté en conflicto con la Primera y Segunda Ley.

Asimov mejoró su sistema y extrapoló la Ley Zero: Un robot no debe herir a la humanidad, o pasivamente, permitir que la humanidad sufra daño. También modificó las otras Tres Leyes consecuentemente.

Derechos de los robots

Por otro lado, los futuristas Phil McNall y el pakistaní Sohail Inayatullah escribieron “Los derechos de los robots” en 1987, y la feminista Donna Haraway publicó “Un Manifiesto Cyborg” en 1984. Ambos son documentos importantes que defienden los derechos de robots y cyborgs.

El experto en robótica Han Moravec firmó dos libros que trataban del surgimiento de los robots, y de las resultantes implicaciones en el futuro, “Mind Children” en 1988 y “Robot” en 1999. Moravec argumenta que los robots serán nuestros descendientes con derechos, y explica varias maneras de “cargar” una mente en un robot.

Similarmente, Marvin Minsky, uno de los padres de la inteligencia artificial en el MIT, escribió su famoso artículo “¿Heredarán los robots la Tierra?” en 1994, en Scientific American. Aquí, concluye: “Sí, pero ellos serán nuestros hijos”.

Como estos autores y pensadores sugieren, necesitamos comenzar a prepararnos para la venidera realidad de los robots y de la inteligencia artificial. Para suavizar la transición a la condición posthumana, debemos prepararnos a nosotros mismos para la posibilidad de que la Tierra sea heredada no por una, sino varias formas de vida altamente inteligente y consciente.

Un buen comienzo

El cuerpo humano es un buen comienzo, pero podemos mejorar su calidad, y trascenderlo.

La evolución a través de la selección natural puede que esté acabando, pero la evolución tecnológica no ha hecho más que empezar, acelerándose considerablemente muy recientemente.

La tecnología, que empezó a mostrar dominio sobre los procesos biológicos por primera vez hace 100.000 años, está finalmente dando alcance a la biología como la ciencia de la vida.

Semilla humana

Tal y como el teórico en lógica Bart Kosko ha dicho: “La Biología no es el destino. Nunca ha sido más que una tendencia. Ha sido solamente una primera rápida y sucia forma en que la naturaleza ha computado con carne. Los chips son el destino.”

Y los fotoqubits probablemente vengan pronto después de los chips de silicio standard, pero incluso ellos son simplemente un medio para la eternidad de la vida inteligente en el Universo.

En el camino hacia el demiurgo racional permanente en el espacio y el tiempo, es vital estar al tanto de que más importante que crear es no destruir. Tal y como el escritor nortamericano David Zindell ha escrito: “¿Qué es un ser humano, entonces? Una semilla. ¿Una semilla? Una bellota que no tiene miedo de autodestruirse a sí mismo creciendo en un árbol.”

José Cordeiro estudió ingeniería en el MIT, económicas en la Universidad de Georgetown y finanzas en INSEAD, Francia. Es el presidente de la World Future Society Venezuela, y cofundador de la Asociación Transhumanista de Venezuela. También ha trabajado para la NASA y UNIDO, y ha escrito varios libros sobre diferentes aspectos del futuro de Latinoamérica. Se le puede contactar en jose@cordeiro.org.