Archivos de la categoría “DESASTRES NATURALES”

“Lo hemos tenido fácil este año”: Pronostican un incremento de terremotos fuertes para 2018

Científicos estadounidenses han advertido que el próximo año la Tierra podría sufrir un aumento de fuertes terremotos, relacionando la actividad sísmica con la rotación de nuestro planeta.

De acuerdo con The Guardian, los especialistas Roger Bilham, de la Universidad de Colorado y Rebecca Bendick, de la Universidad de Montana, creen que las variaciones en la velocidad de rotación de la Tierra podrían intensificar la actividad sísmica.

Estas variaciones en la rotación son muy pequeñas y cambian la duración del día en tan solo un milisegundo. Aun así, los autores del estudio, presentado en la reunión anual de la Sociedad Geológica de América el mes pasado, sostienen que las mismas pueden liberar grandes cantidades de energía subterránea.

La correlación entre la rotación de la Tierra y la actividad sísmica es fuerte y sugiere que habrá un aumento en el número de terremotos potentes el próximo año“, afirmó Bilham, citado por The Guardian. Para encontrar esta correlación, los investigadores analizaron los terremotos de magnitud 7,0 y mayores, ocurridos desde 1900. Los especialistas establecieron que los periodos de aumento de los terremotos fuertes se producían tras la ralentización de la rotación de la Tierra, aunque la misma fuese ligera.

En cada caso, señaló Bilham, la Tierra nos ofrece “una alerta de cinco años sobre futuros terremotos”, y el planeta comenzó su desaceleración periódica hace ya más de cuatro años. “El próximo año deberíamos ver un aumento significativo en el número de terremotos fuertes“, vaticinó el investigador. “Lo hemos tenido fácil este año. Hasta ahora solo hemos tenido alrededor de 6 terremotos fuertes, pero podríamos fácilmente tener 20 terremotos al año a partir de 2018“.

Las regiones tropicales densamente pobladas sufrirían el mayor riesgo, estiman los científicos.

https://actualidad.rt.com/actualidad/255552-aumento-grandes-terremotos-2018

El Popocatépetl expulsa al aire una columna de cenizas tras una explosión

Por RT

Tres explosiones del segundo volcán más alto de México desde este jueves han sido acompañadas con importante exhalación de humo y cenizas, obligando a las autoridades poner en marcha un plan especial.

Los vecinos de las localidades mexicanas de Tétela y Ocuituco registran un aumento en la caída de cenizas, que se originan en el aumento de la actividad del volcán Popocatépetl desde este jueves. El servicio de Protección Civil califica de “moderada” y “ligera” la exhalación, pero ha puesto en marcha la distribución de mascarillas en estos municipios.

En total, ha habido un sismo volcanotectónico, tres explosiones y cerca de 500 exhalaciones de baja intensidad, según han calculado los expertos del servicio, informa El Sol de Cuautla. Una columna de humo se ha formado sobre el cráter.

El gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad, dijo que las autoridades están monitoreando permanentemente el volcanismo, que en caso de una erupción más intensa, pondría en peligro a más de 26 millones de habitantes de la Ciudad de México, situada a 35 millas al sudeste. Por el momento Protección Civil mantiene el nivel del peligro en ‘Amarillo fase 2’, algo que supone un grado de actividad volcánica inferior a la intermedia.

La misteriosa nube radioactiva de origen desconocido que cubrió Europa por más 15 días

La fuga de material radioactivo alcanzó a la mayor parte de los países de Europa.

Más de un mes después, el misterio continúa.

Una nube radioactiva de origen desconocido cubrió la mayor parte de Europa desde finales de septiembre y hasta mediados de octubre, pero no fue hasta el jueves cuando se hizo oficial su alcance.

El Instituto de Protección Radiológica y Seguridad Nuclear (IRSN, por sus siglas en inglés) de Francia difundió imágenes y un comunicado en el que explicaba que un aparente accidente en una instalación rusa, del que no se tiene información, causó un aumento de la radioactividad en el aire en gran parte del viejo continente.

La Oficina Federal de Protección Radiológica de Alemania, por su parte, anunció la semana pasada que desde el 29 de septiembre y hasta el 13 de octubre se reportaron niveles elevados de radioactividad en ese país y, también, en Italia, Austria, Suiza y Francia, pero que no representaron una amenaza para la salud pública.

¿Le tenemos demasiado miedo a la radiación nuclear? Las detonaciones nucleares más potentes de la historia

El informe del IRSN, basado en el monitoreo realizado en varios países europeos, indicó que la sustancia fue un isótopo denominado Rutenio-106, uno de los materiales radioactivos que también se filtró al aire tras la explosión nuclear de Chernóbil.

No obstante, el instituto francés descartó que la causa se debiera a un accidente en un reactor nuclear y estimó que probablemente obedecía a una fuga en alguna planta de tratamiento de combustible nuclear o en un centro de medicina radioactiva.

Sin embargo, el instituto alemán alegó que no se podía descartar un accidente en una planta nuclear, debido al tipo de partículas detectadas.

Uno de los elementos que ha ido contra esa hipótesis es que es que solo se liberó el Rutenio 106 y, cuando ocurren accidentes nucleares, generalmente se liberan varias sustancias a la vez.

El misterio del origen

Aunque el IRSN no pudo determinar el lugar exacto del origen de la radiación, indicó que, al parecer, comenzó a emanar desde algún punto entre el sur de los montes Urales y el río Volga, una zona que podría incluir partes de Rusia o Kazajistán.

_98707364_gettyimages-838130940 (1).jpg

De hecho, según reportes de medios rusos, en esa región existe un grupo instalaciones nucleares, incluida una gran planta de reprocesamiento nuclear conocida como la Asociación de Producción de Mayak.

Fue en esta zona donde tuvo lugar en 1957 la explosión de Kyshtym, considerad a el tercer accidente nuclear más peligroso jamás registrado, detrás del de Fukushima y Chernóbil.

No obstante las autoridades rusas aseguraron que no tenían conocimiento de ningún accidente o fuga nuclear en alguna de sus centrales.

Una de las teorías que se ha manejado es que las liberaciones de la sustancia radioactiva podrían provenir de la entrada a la atmósfera terrestre de un satélite, pero la Agencia Internacional de Energía Atómica informó que ninguno de estos dispositivos impulsados por rutenio reingresó a la Tierra durante ese período.

Así que los expertos siguen tratando de hallar el origen de la misteriosa nube.

Los 5 mayores accidentes nucleares de la historia

– Accidente de Kyshtym Daiichi (Unión Soviética, septiembre de 1957): tuvo lugar en un sitio de producción de plutonio para armas nucleares y combustible para plantas de reprocesamiento. Ocurrió en realidad en el pueblo de Ozyorsk, que pertenecía a una ciudad cerrada construida alrededor de la planta. Dado que su nombre no se encontraba en los mapas, el desastre recibió el nombre de Kyshtym, la localidad más cercana.

– Incendio de Windscale (octubre de 1957, Reino Unido): Fue el peor accidente nuclear en la historia de Reino Unido. El núcleo de un reactor de grafito ardió durante tres días y liberó grandes cantidades de material radioactivo que se extendieron por toda Europa.

– Accidente de Three Mile Island (marzo de 1979, Estados Unidos): ocurrió en una central de energía nuclear en Pensilvania y fue el mayor accidente en la historia industrial de Estados Unidos, aunque no dejó víctimas mortales. Ha sido uno de los más estudiados, no desde la física, sino desde la psicología: la forma en la que sus operarios tomaron decisiones erróneas sirvió de base a varias investigaciones sobre la capacidad de discernimiento del ser humano en situaciones de tensión.

– Accidente de Chernóbil (Unión Soviética, abril de 1986): ocurrió en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, en la actual Ucrania) y está considerado, junto con el accidente nuclear de Fukushima I en Japón en 2011, como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares y uno de los mayores desastres medioambientales de la historia. Liberó 1.000 veces más radiactividad que Windscale y se cree que causó 47 muertes durante la explosión y más de 9.000 después, como resultado del cáncer por las radiaciones, según estimaciones de la Organización Mundial para la Salud.

– Explosión de la central nuclear de Fukushima I (Japón, marzo de 2011): es el último gran accidente nuclear reportado en el mundo y se originó cuando un terremoto de magnitud 9,0 dañó cuatro de los seis reactores nucleares de la planta. Generó una poderosa fuga de material radioactivo al mar y a la atmósfera y todavía no se tienen estadísticas certeras sobre sus daños a la población y al medio ambiente.

http://www.24horas.cl/noticiasbbc/la-misteriosa-nube-radioactiva-de-origen-desconocido-que-cubrio-europa-por-mas-15-dias-2559276

Un segundo fuerte sismo sacude Argentina en menos de 24 horas

https://actualidad.rt.com/

Según informa el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), el foco del sismo se situó aproximadamente a 26 kilómetros al norte de la localidad de Chilecito (provincia argentina de La Rioja), a una profundidad de 100 kilómetros.

Por el momento no se ha informado de pérdidas humanas ni daños materiales.

Otro sismo de magnitud 5,7 sacudió la noche de este sábado la provincia argentina de Catamarca, también cerca de la frontera con Chile. El epicentro se registró cerca de la localidad de Tinogasta a una profundidad de 121 kilómetros.

Al menos dos muertos en el terremoto de Nueva Zelanda

http://www.publico.es/i

SIDNEY (AUSTRALIA).- Al menos dos personas han muerto durante el terremoto que ha sacudido este domingo Nueva Zelanda, según ha confirmado el primer ministro del país, John Key.

Una de las víctimas habría muerto de un ataque al corazón y la otra murió dentro una histórica granja de Kaikoura, en la isla Sur de Nueva Zelanda, cuando el edificio se derrumbó sobre ella.

El temblor alcanzó 7,8 grados de magnitud en la escala Ritcher, seguido de varias réplicas. Horas depsués, un tsunami golpeó la costa este de Nueva Zelanda, con olas de hasta 5 metros de altura.

El terremoto comenzó a las 23.02 hora local (11.02 GMT) del domingo en la Isla Sur y su hipocentro se localizó a 23 kilómetros de profundidad, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en todo el mundo. En las horas siguientes se produjeron numerosas réplicas, algunas superiores a los 6 grados de magnitud.

Nueva Zelanda se asienta en la falla entre las placas tectónicas del Pacífico y Oceanía y registra unos 14.000 terremotos cada año, de los que entre 100 y 150 tienen la suficiente potencia como para ser percibidos.

Se activó el sistema de alerta temprana

“La gente en la costa este (incluyendo las islas Chatham) cerca del epicentro puede esperar olas de 3-5 metros. Muévanse hacia zonas elevadas”, advirtió el Ministerio de Defensa Civil y Gestión de Desastres neozelandés en su cuenta de Twitter.

Numerosas zonas en la costa, sobre todo en la parte nororiental de la Isla Sur, tuvieron que ser evacuadas debido a las olas que se esperaban de hasta 5 metros.

El sistema de alerta temprana se activó en el país, de tal manera que la radio y los carteles de autopistas alertaban de la inminencia de un tsunami, al igual que las redes sociales y la información que se difundía por Periscope.

El 22 de febrero de 2011, al menos 185 personas murieron en un seísmo de magnitud 6,3 que sacudió la ciudad de Christchurch, en la Isla Sur, y causó daños en 30.000 edificios

Según los medios locales, se produjeron cortes de electricidad y los servicios de emergencia acudieron a rescatar a algunas personas en helicóptero.

El ministro de Defensa Civil, Gerry Brownlee, afirmó que hay un número de heridos debido al terremoto, pero que aún no se tienen detalles sobre su número y la gravedad de su estado.

Brownlee aseveró que ha estado informando por la noche al primer ministro, John Key, y que no ha sido necesario declarar el estado de emergencia.

El ministerio recomendó a los habitantes de la costa este del país que se desplacen “hacia zonas elevadas o lo más posible tierra adentro”, así como que suban a los pisos superiores de los edificios o incluso a los árboles.

“Escuchen la radio y sigan las instrucciones de los servicios de emergencia”, añadió el mensaje de alerta.

En las primeras fotos en la prensa local podían observarse daños en el interior de algunas viviendas, escaparates rotos o numerosas botellas de vino rotas en una tienda en Wellington.

Los servicios de emergencia están evaluando los daños del terremoto, que afectó algunas casas en la localidad de Cheviot, cerca del epicentro, según el portal del diario New Zealand Herald.

Un conductor resultó herido cuando su vehículo se accidentó debido a un boquete causado por el seísmo en una carretera cercana a Cheviot.

Marie Black, la vicealcalde de Hurunui, en la Isla Sur, afirmó que hay informes de daños leves en edificios en la región, mientras que la autovía número 7 tuvo que ser clausurada debido a los daños causados.

“Sentí varias réplicas, que fueron muy tensas”, aseveró Black, según el “New Zealand Herald”.

¿Estamos preparados para el maremoto que viene?

 El capitán de granaderos Manuel Boneo actuó por puro instinto. Una muchedumbre aterrorizada peleaba por salir de Cádiz cuando ordenó cerrar la puerta de la muralla de la ciudad. Fue capaz de vislumbrar lo que iba a ocurrir minutos después: una enorme ola engullía el istmo que conecta Cádiz a tierra y que justo pretendían atravesar en su huida esos centenares de personas. A esa ola le siguieron cuatro más de unos 15 metros de altura, originadas por un devastador terremoto con epicentro al oeste del Cabo de San Vicente y una magnitud 9 en la escala de Richter. Ese 1 de noviembre de 1755, Cádiz acababa de sufrir el que todavía es el último gran tsunami de Europa y que la historia consagró bajo el nombre de maremoto de Lisboa, en alusión a la ciudad que resultó más destrozada. Hoy, tras cuantiosos daños y miles de muertos en Portugal, el sur de España y el norte de África, las preguntas son evidentes: ¿Cuándo se repetirá? Y si eso ocurre, ¿estaremos preparados?
Pintura del Ayuntamiento de Cádiz que muestra los efectos del maremoto de 1755 desde el puerto.Pintura del Ayuntamiento de Cádiz que muestra los efectos del maremoto de 1755 desde el puerto.

A la primera cuestión, la catedrática de Geofísica y Meteorología en la Universidad Complutense de Madrid, Elisa Buforn, responde con claridad: “No se puede predecir, aunque sí prevenir. Lo que decimos los sismólogos es que donde hubo terremotos los habrá y donde no, puede que los haya”. “La tierra es como un gran móvil que se carga de energía después de cada terremoto. 261 años después no sabemos cuánta energía se ha acumulado ya. Podría ocurrir ahora mismo”, sentencia José Antonio Aparicio, presidente del Instituto Español para la Reducción de los Desastres (IERD), una entidad no gubernamental surgida para fomentar la divulgación ante las catástrofes. Con esa premisa, la necesidad de prevención y concienciación se hace evidente, “aunque todavía queda mucho por recorrer”, como añade Aparicio. De momento, este 5 de noviembre se celebra, por primera vez, el Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis, fijado por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En España, el riesgo de un eventual tsunami provocado por un terremoto viene determinado por el gran borde existente entre la placa euroasiática y la africana, que discurre cercano al Golfo de Cádiz, el Estrecho de Gibraltar y las Costas de Argelia. Los movimientos entre ambas placas originan riesgo de maremotos en toda la costa española que va desde el sur occidental hasta las costas de Cataluña. Sin embargo, la peligrosidad es distinta, debido a que el comportamiento de las fallas en el Mediterráneo y el Atlántico también lo es. Tal y como explica Javier Benavente, director general de Investigación de la Universidad de Cádiz, la primera zona “es bastante activa tectónicamente, sin embargo, los tsunamis son más pequeños”. Eso se debe a que, frente a las costas de Argelia, existen fallas de desgarre en las que los bloques tienen desplazamientos horizontales y paralelos. Fue el caso del terremoto de 2003 que provocó olas de hasta dos metros en el sur de Mallorca.

En España, el riesgo de un eventual tsunami provocado por un terremoto viene determinado por el gran borde existente entre la placa euroasiática y la africana

El frente Atlántico, el más expuesto

Frente a ello, en el Atlántico, los maremotos son “menos frecuentes, pero mucho fuertes”, como reconoce Benavente, debido a que se trata de fallas normales o inversas en las que los bloques se mueven verticalmente y son capaces de desplazar grandes columnas de agua. De hecho, en el artículo científico Revisión de fallas tsunamigénicas en el Golfo de Cádiz, el investigador José A. Álvarez-Gómez lo deja claro: “La zona es una de las de mayor riesgo de tsunami de Europa, en el pasado ya ha generado tsunamis de gran importancia y las estructuras tectónicas activas recopiladas aquí demuestran su potencialidad”. Mauricio González, científico del Instituto de Hidráulica Ambiental ‘IH Cantabria’ estima que, en ese punto se han producido maremotos “cada 300 o 400 años, aunque no existe una certeza y podría repetirse mañana mismo”.

Y si en ese mañana se produjese la catástrofe, Buforn cree que “las consecuencias serían mucho peores” que en 1755. González refrenda esta previsión: “El nivel de riesgo no viene solo determinado por el tamaño de la ola si no porque ataque un punto más o menos vulnerable. Hoy, en la costa hay mucha más población y edificaciones”. Se estima que el evento sísmico de 1755 dejó unos 100.000 muertos entre Portugal, Marruecos y España. De ellos, 1.275 fallecieron en las costas españolas. “La mayoría eran pescadores y salineros, los que en ese entonces estaban a pie de costa. Hoy serían muchos más los afectados”, apunta Aparicio.

Ante la necesidad de estar preparados para una catástrofe de tal magnitud, desde la UNESCO se impulsó la puesta en marcha en Europa del sistema de alerta temprana de tsunamis (NEAMTWS), integrado por cinco centros europeos que emiten alertas desde Grecia, Francia, Italia, Portugal y Turquía. En el caso de España, se designó al Instituto Geográfico Nacional (IGN) -ya encargado de gestionar alertas de terremotos- para formar parte de esta red europea de alertas. Desde hace un año, cuando detecta un terremoto con potencial de generar un tsunami emite una primera alerta “en menos de cinco minutos”, según explica Juan V. Cantavella Nadal, investigador del IGN. Normalmente, eso ocurre cuando tiene más de 5,5 en la escala Richter y tiene un epicentro marino o cerca de la costa.

Un plan en fase inicial

Este primer avance se completa con nuevas informaciones procedentes, por ejemplo, de mareógrafos cercanos. A su vez, los datos obtenidos se cruzan con una base de datos que está implementando el IH Cantabria en el que se recogen 5.000 posibles simulaciones de altura de ola y tiempo de llegada, según el epicentro y la magnitud. “Es un sistema que está dando sus primeros pasos y aún queda mucho por hacer”, reconoce Cantavella. González es más duro y denuncia que el IGN “realizó una gran labor a coste cero, ya que no tuvo asignación presupuestaria del Estado, como sí ocurrió en el resto de países”.

Se supone que si, tras las primeras averiguaciones, la alerta se mantiene, el IGN la deriva a Protección Civil para que la canalice las Comunidades Autónomas y municipios afectados. Desde que se registra el temblor hasta la llegada de la primera ola, el margen para evacuar es variable, pero rara vez superior a una hora. Son justo esos minutos críticos los que aún están pendientes de coordinación. Tras el Real Decreto para el desarrollo de planes de actuación en el caso de maremotos, de noviembre de 2015, cada comunidad autónoma debe desarrollar su plan especial con estudios preliminares de riesgos, zonas inundables y planes de emergencia.

Fue justo lo que González hizo en el marco del proyecto europeo Transfer que perseguía desarrollar metodologías y guías aplicables a zonas de riesgo, como Cádiz o Baleares. Sin embargo, aún no se ha desarrollado esta fase autonómica, de ahí que Aparicio dude de que hoy se pueda canalizar efectivamente una alerta a la ciudadanía. “Vamos retrasados en esto porque los políticos suelen pensar que supone crear una alerta innecesaria en zonas de afluencia turística. Sin embargo, la gente va a Hawái y ve carteles en las playas alertando de este riesgo y no por eso desciende su turismo”, añade.

Sin educación ni autoprotección

El productor Fernando Arroyo lleva meses enfrascado en la realización del documental La Gran Ola, para el que ha entrevistado a 40 expertos en la materia. Su idea es estrenarlo la próxima primavera, aunque ya adelanta las conclusiones personales a las que ha llegado tras la grabación: “Existe un cúmulo de incompetencia y miedo con este tema”. “En España falta educación, formación y entrenamiento en casos de maremotos. En general, la gente no sabría qué hacer ante una alerta así. Como no se está preparado se genera una angustia lógica”, reconoce González.

Tras el Real Decreto para el desarrollo de planes de actuación en el caso de maremotos, cada comunidad autónoma debe desarrollar su plan especial

Buforn comparte el planteamiento: “En el colegio, a todos los niños les educan sobre cómo actuar en caso de incendio, pero no en caso de un terremoto o maremoto”. De ahí que Aparicio crea que hay que transmitir a la ciudadanía conocimientos básicos como que, en caso de tsunamis, la huida no es la mejor opción: “Puedes verte atrapado en tu coche en una zona inundable. Lo mejor es la evacuación vertical, subir a una zona alta o a las segundas y terceras plantas de un edificio”.

En 1755 fue justo eso lo que hicieron muchos gaditanos, guiados por el instinto. Hubo incluso un sacerdote que, en pleno barrio de La Viña, ante la llegada de la ola no se le ocurrió otra salida más que apelar a la Virgen, mientras portaba un estandarte. Según el supuesto milagro, donde lo plantó, el mar se paró. Hoy en día, cada 1 de noviembre, la Virgen de la Palma sale a la calle en procesión para recordarlo. Ahora, investigadores y expertos esperan que, para el próximo maremoto, la ciencia y la prevención puedan aportar otras salidas más viables que esperar a un milagro.

Cómo salvarte de un tsunami

1. Terremoto en la costa

El primer signo de alerta puede llegar con la percepción de un terremoto en una zona de costa. A partir de ahí, es necesario estar pendientes de los sistemas de información.

2. Atento al mar

Otro de los signos de la proximidad de un maremoto es la retracción previa del mar que deja a la vista el lecho marino. Justo en ese caso, es necesario retirarse de la costa con celeridad ante la inminencia de una posible catástrofe.

3. Autoprotección fijada previamente

Los expertos recomiendan haber tratado previamente con los familiares qué hacer ante una alerta de maremoto. Eso pasa por tener botiquín o avituallamiento a mano o conocer qué pasos seguir si los hijos están en el colegio, por ejemplo.

3. Salida controlada

En casos de tsunamis se recomienda no intentar abandonar la ciudad o zona en vehículos que pueden convertirse en trampas, en caso de verse atrapado en atascos durante una evacuación que dura pocos minutos.

4. La evacuación, mejor vertical

Es recomendable buscar los puntos más altos de los edificios, a partir de la segunda planta. Si el edificio es más bajo o inestable (de madera, por ejemplo), es necesario huir ordenadamente al punto estable más alto cercano.

El misterio de por qué sigue activo el volcán más mortífero de Estados Unidos

http://www.launiondigital.com.ar/noticias/179334-misterio-por-sigue-activo-volcan-mas-mortifero-estados-unidos

El volcán, que forma parte de la cordillera de las Cascadas y se encuentra en el suroeste del Estado de Washington, en Estados Unidos, es el más mortífero en la historia del país.

Cascadia, la falla que “amenaza con provocar un gran terremoto y tsunami en EE.UU.”
San Andrés: el peligro real de una de las fallas más temidas del mundo
La erupción del 18 de mayo de 1980 dejó 57 fallecidos, miles de animales muertos y cientos de millones de dólares en daños materiales.
Fue tan potente que las cenizas llegaron a depositarse en 11 estados.
El Monte Santa Helena es el volcán más activo del llamado Arco volcánico de Cascadia, una alineación de volcanes en la zona occidental de Norteamérica que va desde el norte de California a la provincia canadiense de Columbia Británica.
Pero investigadores en Estados Unidos constataron que el corazón del Monte Santa Helena está relativamente frío.
El volcán está “robando” su calor de otra parte. Y la gran pregunta es de dónde obtiene el magma caliente que expulsa en sus erupciones.
El enigma de la ubicación
“Este fenómeno jamás había sido constatado en ninguno de los volcanes activos del arco”, dijo el geólogo Steven Hansen, de la Universidad de Nuevo México, en un estudio divulgado en la publicación Nature Communications.
Y al misterio del interior frío se agrega a la rareza de la ubicación del Monte Santa Helena.
El Arco de Cascadia, donde se encuentra, está sobre una región geológicamente activa, en la que la placa tectónica Juan de Fuca se subduce bajo la parte norte del borde occidental de la placa Norteamericana.
Las montañas del Arco están alineadas, pero por alguna razón, el Monte Santa Helena está 50 km al oeste del resto de los volcanes.
Roca fría
Para intentar comprender qué sucede en el Monte Santa Helena, Hansen y su equipo colocaron miles de sensores alrededor de la montaña para medir movimientos del terreno.
Y perforaron 23 huecos en el volcán, que llenaron con explosivos para provocar miniterremotos.
Esto les permitió monitorear exactamente cómo se desplazan las ondas sísmicas desde la estructura interior de la montaña y comprender qué sucede a unos 40 km de profundidad.
En lugar de magma caliente bajo el Monte Santa Helena, los geólogos hallaron una roca llamada serpentinita, demasiado fría para ser la fuente de calor del volcán.
El misterio del magma
¿De donde obtiene el Monte Santa Helena su combustible?

Los investigadores creen que la fuente más probable de magma se encuentra al este del volcán, cerca del resto del Arco volcánico, donde las temperaturas de magma son superiores a los 800 grados centígrados.
Pero no han logrado aún resolver el enigma de por qué el magma se desplaza 50 km hacia el oeste para ser expulsado en el Monte Santa Helena.
Hansen y sus colegas continuarán monitoreando el volcán como parte del Proyecto Imaging Magma Under St Helens.
Por ahora, el Monte Santa Helena sigue siendo un misterio.
“El Monte Santa Helena es muy inusual”, dijo Hansen al sitio Gizmodo.
“Nos está diciendo algo sobre como se comporta el sistema del arco volcánico, pero aún no sabemos bien qué es”

10 cosas que NO puede hacer una Tormenta Solar Extrema

/survivalistas.ucoz.es

Resultado de imagen de tormenta solar

Una tormenta solar extrema:
1- NO daña directamente a personas, animales ni plantas en tierra.
2- NO “quema” nada, ni tiene absolutamente ningun efecto explosivo ni de onda expansiva.
3- NO eleva las temperaturas, no produce ningun tipo de vientos huracanados, precipitaciones ni nada similar.
El nombre extendido de “tormenta solar” induce quizá a representarse erroneamente la situación, y eso es lo primero de todo a explicar. Se trata en realidad de efectos geomagnéticos similaresa a un EMP, o pulso electromagnético, pero más limitado en sus efectos que uno artificial.
4- NO produce ningun tipo de fuente contaminante de ninguna manera ni radiaciones ionizantes en tierra.
5- NO produce ningún tipo de enfermedad.
6- NO produce terremotos.
7- NO afecta a aparatos desconectados de la red eléctrica, ni impide el funcionamiento de vehículos automóviles.
8-NO puede derribar directamente aeronaves ni afectar a las embarcaciones.
9- NO afecta a los marcapasos ni otros dispositivos independientes similares.
10- NO afectará a brújulas tradicionales ni otros elementos de medición independientes de satélite y de fuentes eléctricas; siguen siendo perfectamente aptas.
Resultado de imagen de tormenta solar
 
En el año 1859 se produjo una gran fulguración solar. La tormenta solar de 1859 fue la más potente registrada en la historia. A partir del 28 de agosto, se observaron auroras que llegaban al sur hasta el Caribe.
El pico de intensidad fue el 1 y 2 de septiembre, y provocó el fallo de los sistemas de telégrafo en toda Europa y América del Norte. Los primeros indicios de este incidente se detectaron a partir del 28 de agosto de 1859 cuando por toda Norte América se vieron auroras boreales. Se vieron intensas cortinas de luz, desde Maine hasta Florida. Incluso en Cuba los capitanes de barco registraron en los cuadernos de bitácora la aparición de luces cobrizas cerca del zenit.
En aquella época los cables del telégrafo, invento que había empezado a funcionar en 1843 en los Estados Unidos, sufrieron cortes y cortocircuitos que provocaron numerosos incendios, tanto en Europa como en Norteamérica.
Se observaron auroras en zonas de baja latitud, como Roma, Madrid, La Habana y las islas Hawai, entre otras.

 

tormenta
Imagen sencilla de la tecnología de 1859. Extraída de la conferencia de Miguel Ángel Rodríguez en Protección Civil España que aporto una gran documentación de incidentes ya ocurridos de tormentas solares y especialmente de cómo los gobiernos de USA, Inglaterra y Alemania están preparándose.
La tormenta solar de Quebec en 1989
En marzo de 1989, una tormenta solar mucho menos intensa que la de 1859, provocó que la planta hidroeléctrica de Quebec (Canadá) se detuviera durante más de nueve horas; los daños y la pérdida de ingresos resultante se estiman en cientos de millones de dólares.
Con una tormenta solar solamente algo más intensa o fuerte seria imposible reparar en poco tiempo todos los grandes grupos eléctricos. Estamos hablando de maquinaria industrial de la que no hay repuesto…..ver las fotos para darse una idea de como quedaron los transformadores.

 

satelite
Pero esa no fue la última vez que tuvo lugar una tormenta de las magnitudes de la de Quebec.

 

Poca gente sabe que las grandes tormenta geomagnéticas ya ocurrieron varias veces en pocos años. En concreto 9 veces. Lo que sucede que por una serie de circunstancias afortunadas, no fueron graves.Por tanto la estadística juega en contra.

Enjambres de Terremotos Sacuden Varias Ciudades en el Mundo y Caída de Meteorito en Rusia ¿El Sol Responsable?

Un serie de fuertes sismos han sacudido varias ciudades en el Mundo, desde ayer se han estado presentando en varias partes del mundo un enjambre de sismos que han provocado desconcierto entre los científicos, el mas significativo se presento nuevamente en Italia el día de ayer de magnitud 6,1 , donde se especula el nacimiento de una nueva falla en la zona. También se reporto la caída de un meteorito en el misterioso Lago Baikal el día 25 de octubre causando asombro en varias en a cuidad Uryatia Republic (Siberia).
¿Serán estos eventos causados por la intensa actividad Solar de los últimos días?
Recordemos que entre 25/26 de octubre fue detectado un enorme agujero coronal en la superficie Solar que fue causa de una ALERTA emitida por EE.UU. reporta el daily mail.