Archivo por días: octubre 28, 2016

Aida. El Mes de la Mamografía de Este Año Inició con un Reporte Devastador sobre Daños y la Falta de Efectividad

 

Mamografía

Historia en Breve

  • La mamografía tiene muchas desventajas, como resultados falsos positivos, falsos negativos, el uso de radiación ionizante, el hecho de que puede causar cáncer y que, en realidad, las mamografías no tienen ningún impacto aparente en las tasas de mortalidad.
  • Se dice que las mamografías reducen 20 % el riesgo de morir de cáncer de seno, aunque, en realidad, esto equivale a salvar la vida de una de cada 1000 mujeres que se realizan mamografías regulares durante toda su vida.
  • Un estudio reciente vuelve a refutar el uso de la mamografía como herramienta principal para la prevención del cáncer, ya que no tiene ningún impacto en las tasas de mortalidad y daña a más mujeres de las que ayuda.

Por el Dr. Mercola

He escrito muchos artículos sobre los peligros y las desventajas de las mamografías, entre los que encontramos:

El riesgo a los falsos positivos. Además de ocasionar angustia mental y tratamiento médico innecesarios, un diagnóstico de cáncer falso también podría interferir con su elegibilidad para un seguro médico, lo cual podría tener serias ramificaciones financieras.

El riesgo a los falsos negativos, que es un problema particularmente para las mujeres de senos densos.

El hecho de que la radiación ionizante en realidad cause cáncer y que pudiera contribuir al cáncer de seno cuando se utiliza durante toda la vida.

Los resultados publicados en el British Medical Journal (BMJ) muestran que las mujeres que portan una mutación del gen BRCA1/2 son particularmente vulnerables al cáncer inducido por la radiación.1

El hecho de que estudios encuentren repetidamente que las mamografías no tienen ningún impacto en las tasas de mortalidad.

Según el Dr. Andrew Lazris y el científico ambiental, Erik Rifkin, es fácil malinterpretar los beneficios de las mamografías.

Se dice que las mamografías reducen 20 % el riesgo de morir por cáncer de seno, aunque, a menos de que entienda de dónde vienen estas cifras, sobreestimará infinitamente el beneficio potencial de las mamografías regulares.

Además, la mayoría de los doctores no informan a las pacientes sobre el otro lado de la ecuación, que es, que muchas más mujeres han padecido daños debido al procedimiento de las que se han beneficiado de él.

Seguir leyendo Aida. El Mes de la Mamografía de Este Año Inició con un Reporte Devastador sobre Daños y la Falta de Efectividad

Aida. Rockefeller y sus 6 corazones

from Logiaufo.

david-rockefeller

Hoy os traemos una noticia que no quisimos pasar por alto por lo inusual que son este tipo de sucesos en el mundo de la medicina.

Rockefeller, magnate estadounidense conocido mundialmente como uno de los hombres más poderosos e influyentes del mundo, miembro activo del club Bilderberg desde su primera asistencia en el 1954 se sometió el pasado año 2015 a su sexta operación de trasplante de corazón.

A sus 99 años, aceptó su nuevo corazón de manera satisfactoria y se recuperó en tiempo record, ya que  36 horas después de la operación declaraba en una entrevista:

“Cada vez que recibo un nuevo corazón es como un aliento de nueva vida, yo siento regresar la energía y la vida”

“El trasplante de corazón duró seis horas, la operación fue realizada por cirujanos privados en la mansión familiar de Pocantico Hills, estado de Nueva York”, según World News Daily Report.

David pasó el post operatorio en su isla privada de Hanuatu Island.

island-rich

¿Es posible que el cuerpo de Rockefeller aguante tantos trasplantes?

Navegando por varias webs especializadas en el tema y en la asociación española del corazón hemos observado que las siguientes 24-48 horas, el paciente deberá de estar en una UCI (Unidad de cuidados intensivos), algo que sorprende viendo sus declaraciones solo 36 horas después de la intervención.

También nos percatamos que las autoridades sanitarias advierten una serie de casos en los que este tipo de trasplantes tendrían más riesgos de lo habitual, y entre muchos otros aparece pacientes mayores de 65 años.

Su primer trasplante fue en 1976, con 61 años de vida, en sus últimos 38 años ha sufrido las 6 intervenciones, todas finalizadas con éxito.

Todos sabemos que David rockefeller puede tener a su alcance todos los medios y avances médicos que existan en el planeta, sin embargo no nos deja de sorprender que un cuerpo humano aguante tantas intervenciones a tan avanzada edad, y más aún que a las 36 horas de su última operación esté contestando a unos periodistas.
Ante todo esto una pregunta se nos viene a la mente: ¿Es todo resultado del dinero invertido o es que tiene acceso a tecnología y medicina desconocida por la mayoría de los mortales?

Sea de un modo o de otro, lo que está claro que estamos en un mundo en el que el dinero ya es tan poderoso e importante que puede marcar la diferencia hasta en un tema tan básico como la salud.

Saludos a todos y os esperamos como siempre en el siguiente post!

 

Aida. Viejo monje revela un secreto celestial: el enigma de los extraterrestres.

fuente/La Gran Época

Un viejo monje llamado Huang Yousheng, que se cultivó desde niño en la ciudad de Jinan, provincia de Shandong, alcanzó la iluminación durante la cultivación. Después de abrir su sabiduría, llegó a tomar contacto con el ser extraterrestre AK5T-S9B-KUT9B92 y así llegó a conocer cómo las civilizaciones extraterrestres realizan investigaciones sobre los seres humanos. A continuación, su relato.

1) La prodigiosidad del lenguaje humano

El ser extraterrestre AK5T-S9B-KUT9B92 proviene del pequeño sistema estelar Luz Azul de la galaxia E8, que se encuentra a 3.460.000 años luz de distancia de la Vía Láctea. El pequeño sistema estelar Luz Azul abriga aproximadamente a diez mil estrellas. AK5T-S9B-KUT9B92 vino a la Tierra hace tres mil años terrestres y por eso tiene un vasto conocimiento sobre esta civilización humana.

AK5T-S9B-KUT9B92
 descubrió que la estructura de los caracteres chinos tiene cierta relación con algunos espacios cósmicosEl ser extraterrestre AK5T-S9B-KUT9B92 tiene su lenguaje especial, que es un intercambio de pensamientos e informaciones mediante una forma que parece ondas eléctricas o luz con la estructura de dígitos binarios. En comparación con las ondas de sonido que utilizamos los humanos, su método parece muy superior.
Pero el contenido interior de los caracteres chinos es muy profundo. El ser extraterrestre AK5T-S9B-KUT9B92 descubrió que la estructura de los caracteres chinos tiene cierta relación con algunos espacios cósmicosque él puede comprender, pero no tiene en claro cuál es la relación específica.
Esto debería concordar con lo que dice la historia china antigua al respecto de que los caracteres chinos fueron creados por los dioses. Además, la pronunciación de los caracteres chinos, así como la música que expresan los instrumentos musicales del mundo humano, etcétera, parecen tener también relación con las ondas de sonido o las sintonías de otros espacios cósmicos.
La civilización sobre la Tierra es una civilización muy especial, es completamente diferente a muchas civilizaciones extraterrestres. El significado interior que expresan los caracteres chinos es inconcebible para los extraterrestres. Pero la ciencia y tecnología que han desarrollado los humanos hasta ahora, en realidad, no es nada; tan solo equivale a una etapa muy primitiva de las civilizaciones extraterrestres.
Por eso, a ese ser, a veces le gusta tomar prestado el idioma chino para describirles a otros todo lo que sabe. Ese dijo que la capacidad expresiva de los caracteres chinos es poderosa; entonces, una vez tradujo minuciosamente el vocabulario chino a su código óptico o código telegráfico y después utilizó ese código óptico con la disposición de los caracteres chinos para guardar información; este hallazgo se transmitió a la galaxia Luz Azul.
Su descubrimiento del lenguaje les hace posible utilizar una pequeña cantidad de información para expresar información más sustanciosa y abundante. Este cambio revolucionario le valió ganar el reconocimiento más alto en el campo del lenguaje informático en la galaxia Luz Azul, con el título de ‘Gran científico’ y, como premio, tres grandes vehículos voladores de los más sofisticados de ese tiempo. Bromeando, a veces decía que la capacidad expresiva del japonés y el coreano no están mal, probablemente porque derivan del chino.
En la galaxia Luz Azul hay un sistema planetario conformado por dos estrellas como el Sol, con dieciséis planetas que orbitan en forma de ‘8’ alrededor de ellas. Uno de los planetas se llama AK y tiene cinco satélites. El hogar de AK5T-S9B-KUT9B92 se encuentra en el satélite 5T.
Si bien es un satélite, es más grande que la Tierra; pero no tiene tantos recursos naturales como la Tierra. Sobre la Tierra existen lo que los humanos llamamos materias orgánicas, oxígeno, plantas, animales, agua, etcétera. El satélite 5T es similar a como los terrícolas ven a Marte: hay tierra estéril por todos lados y montañas áridas una tras una sin fin. No hay océanos ni lagos, no hay verde alegría como en el mundo humano. Por supuesto, existen muchas diferencias entre los diferentes planetas, pero la mayoría son como este satélite 5T.
En cuanto al nombre, también es interesante. AK5T-S9B-KUT9B92 significa que es una vida extraterrestre en el satélite 5T del planeta AK. S9 representa su especialidad técnica; B significa la técnica mejorada de la segunda generación. KUT9B92 es su número de serie.
Hay muchas vidas en el satélite 5T que tienen la misma especialidad técnica, entre siete mil y ocho mil millones. AK5T-S9B-KUT9B92 tiene más o menos unos 5300 años terrestres de edad; su especie pueden vivir normalmente unos quince mil años terrestres.

2) Una “Internet” altamente desarrollada

Cuando a Huang Yousheng se le abrió su tianmu (ojo celestial), pudo ver lugares del cosmos muy lejanos, y también pudo ver claramente escenas de otros espacios. Cuando se comunicó con AK5T-S9B-KUT9B92, vio el estado del desarrollo técnico en su hogar.
Dada la avanzada ciencia y tecnología de las vidas extraterrestres, su planeta parece gozar de una administración muy próspera. Algunas instalaciones y construcciones están bajo tierra, otras están construidas en la superficie o en el espacio. Hay ciudades que se extienden por el planeta, con todo tipo de construcciones que parecen cascos de metal.
Algunas de esas vidas no necesitan oxígeno como los humanos, sino que son vidas extraterrestres como máquinas u organismos que tienen armazones biológicos semejantes a las plaquetas de circuitos que están cubiertas de chips.
Algunas de esas vidas no necesitan oxígeno como los humanos, sino que son vidas extraterrestres como máquinas u organismos que tienen armazones biológicos semejantes a las plaquetas de circuitos que están cubiertas de chips. A los niños humanos les gustan los “Transformers” y los súper robots, etcétera; estos son, de hecho, la infiltración de la civilización extraterrestre en la civilización humana.
A AK5T-S9B-KUT9B92 también le gusta viajar. Ha viajado a muchos sitios de civilizaciones extraterrestres. Estuvo en setecientas veinte galaxias tan grandes como la Vía Láctea. Se puede decir que tiene experiencias muy ricas, que se almacenan directamente en su propio micro depósito, que es similar a los discos rígidos de almacenamiento de datos que conocemos.
Pero la tecnología electromagnética de la era electrónica de la Tierra no es estable; cuando se atraviesa el cosmos, los rayos cósmicos son muy fuertes, y esta tecnología no funcionaría. Los extraterrestres, en cambio, utilizan una tecnología de fotones, que transforman en una formación ordenada y los transmiten a un espacio que parece un núcleo atómico artificial.
Este núcleo es sellado, por eso no puede ser afectado desde afuera. Así, los datos digitales pueden guardarse por millones de años y también se pueden transmitir a través de algo similar a Internet, hasta un recipiente sólido que parece un centro de datos digitales en el planeta AK para las investigaciones de los científicos de ese planeta.
Los planetas extraterrestres también tienen Internet, pero no es tan elemental como el ‘flujo de bits electrónicos’ de la Tierra. Esa civilización extraterrestre puede atravesar numerosos espacios paralelos y horizontales.
En un área espacial grande tienen una cosa semejante a los nodos de Red creados por los humanos en la Tierra, que cubre todo ese espacio para proveer energía y transmitir información. Es como una ‘comunidad galáctica’, muy superior a la ‘comunidad global’ de la Internet de los seres humanos. No necesita electricidad ni las conexiones complicadas de las computadoras personales.
Está hecho de partículas microscópicas como las moléculas, que pueden transformar la capacidad de todo tipo de rayos cósmicos y pueden guardar por sí mismas la energía. Cada vida extraterrestre o los platos voladores pueden intercambiar directamente u obtener información o energía de los ‘nodos de Red’.

Aida. Idioma chino, el lenguaje cósmico

por La Gran Época

Idioma chino, el lenguaje cósmico

(Foto: The Ali Mir)

El chino original es un lenguaje cósmico. ¿Por qué? En primer lugar, su estructura es como la del cosmos.

Todos los idiomas principales de la actualidad que no derivan del chino se escriben con alfabetos que representan sonidos, y son los sonidos los que se atribuyen caprichosamente determinados significados.

La estructura de todo el cosmos está dada por elementos pequeños que forman elementos más grandes. Por ejemplo, ciertas partículas forman ciertos tipos de átomos.

Distintas combinaciones de los átomos forman distintos tipos de moléculas; y diversas combinaciones de estas forman, a su vez, estructuras y tejidos que, combinados, forman la enorme variedad de objetos que conocemos y con los que entramos en contacto diariamente en este nivel de partículas en el que existimos.

Pero no termina ahí, porque estas combinaciones luego forman a los astros, que forman constelaciones y galaxias, etcétera. El ser humano no conoce el límite de esta ecuación.

De la misma forma, el idioma chino está formado por líneas que generan pequeños símbolos, los cuales incorporan visual y directamente los primeros significados (no representan sólo sonidos).

Estos pequeños símbolos luego se combinan para formar un significado conjunto. En muchos casos, estas combinaciones de significados guardan un sentido fácilmente identificable.

Por ejemplo, con (mu: madera) se forma 林 (lin: forestación, bosque) y también 森 (sen: selva, multitud de árboles, etc

(Foto: Ulana Switucha)

(Foto: Ulana Switucha)

Luego cada carácter tiene diversas connotaciones según el sentido de la frase. Asimismo, las combinaciones de caracteres forman nuevos significados; por ejemplo, si a 木 (madera) se lo combina con 工 (gong: trabajo), queda 木工 (mu gong: carpintería).

Por eso, en el idioma chino no hay conjugación de tiempo, ni singular o plural, ni masculino o femenino, ni preposiciones que encierren nuestro pensamiento en un tiempo fijo u otros conceptos propios de las percepciones superficiales de este mundo.

Los lenguajes corrientes normalmente obligan en su estructura a especificar tiempo, género y número. Pero en el complejo cosmos, losconceptos de tiempo, género y número no pueden limitarse al entendimiento de los humanos en nuestro mundo cotidiano.

Por eso, en el idioma chino no hay conjugación de tiempo, ni singular o plural, ni masculino o femenino, ni preposiciones que encierren nuestro pensamiento en un tiempo fijo u otros conceptos propios de las percepciones superficiales de este mundo.

Uno se da cuenta del tiempo sólo por el contexto. Lo mismo sucede con el número y el género. En muchos casos no se sabe qué es plural o singular, y tampoco existe el femenino o el masculino.

Así es que cuando uno empieza a analizar este idioma, se da cuenta de que detrás de su simpleza (sin pretérito pluscuamperfecto, subjuntivo, condicional, futuro, etc.) existe un lenguaje verdaderamente cósmico, especialmente el chino antiguo.

Las formas, que caracterizan la estructura del cosmos, dan lugar a la belleza, que es también una de las cualidades que manifiestan cuando éste se encuentra en un estado armónico y no de caos.

La escritura china, al guardar las formas, es entonces bella, y consecuentemente se ha constituido en un arte. Las familias eruditas colgaban los rollos con caracteres escritos con pincel como si fueran un cuadro. Los ideogramas escritos con pinceles demuestran en cada trazo una gracia suave y, al mismo tiempo, fuerza y energía.

La escritura china, al guardar las formas, es entonces bella, y consecuentemente se ha constituido en un arte

A pesar de que los caracteres pasaron por algunas modificaciones a través de los siglos, los ideogramas tradicionales de más de 2.500 años sufrieron el mayor cambio en 1956, cuando el Partido Comunista Chino decidió simplificarlos para reemplazar a los caracteres tradicionales en la escritura de China.

En 1956 se publicó la primera lista de caracteres reformados. Esto, para muchos, fue el comienzo de una destrucción de la tradición cultural milenaria, porque los caracteres chinos son una parte fundamental de la cultura china; la escritura tiene una relación intrínseca con la cultura de la nación. Los chinos antiguos creían que la cultura china era semidivina porque había sido transmitida por los dioses, y que dicha escritura es semejante a la forma de escritura usada en el Cielo.

De hecho, los caracteres reflejan una profunda relación del hombre con el Cielo. Por eso, para algunos académicos tradicionalistas, simplificar los caracteres inventando nuevas formas –al punto de que no se reconoce el carácter– significa casi una aniquilación de la cultura tradicional, ya que los caracteres tradicionales representan las formas tal como han sido legadas por una tradición cultural milenaria.

Relación del hombre con el cosmos en los ideogramas

Aida. ¿Será el principio del fin de las relaciones de pareja?…

por fuente/mundo.sputniknews.com
Londres acogerá la polémica conferencia dedicada al sexo con robots.
Varios expertos mundiales en robótica planean reunirse a finales de diciembre en el Reino Unido durante la conferencia internacional dedicada al tema del sexo con inteligencia artificial.
Este insólito evento, el cual fue considerado ilegal en Malasia, tendrá lugar entre el 19 y el 20 de diciembre en la Universidad Goldsmiths de Londres y reunirá a los científicos más eminentes en el campo de la robótica.
«Considero que la inteligencia artificial puede convertirse en nuestro amante en el futuro. ¿Tiene que ser recíproco el amor para ser válido?», se pregunta la doctora Kate Devlin, organizadora del evento, citada por el medio británico Daily Mirror.
Sin embargo, no todos los científicos comparten el entusiasmo de Devlin. Según el sexólogo ruso Lev Shcheglov el uso de los robots con tales fines podría tener efectos permanentes perjudiciales en la salud mental de las personas.
«Para la mayor parte de la gente el sexo con inteligencia artificial no es bueno ya que es una imitación errónea… Puede causar desórdenes psicopáticos y aislamiento social. El sexo con un robot no traerá el efecto emocional que trae la relación con una persona», dijo Shcheglov en una entrevista a Sputnik.
Resultado de imagen de robots mujer
Resultado de imagen de robots mujer
Resultado de imagen de robots mujer

Aida. El hombre que convirtió un páramo de piedra en la tierra más fértil del mundo

La bioguia

por Laura Vidal

En ésta fotografía, el Ingeniero Agrónomo Fernando Funes posa en la Finca Marta, a 20 kilómetros de La Habana, en Cuba. Allí cultiva más de 60 especies en la granja autoecológica y sustentable que mantiene junto a su esposa.

Su tierra es de las más productivas del mundo y sus empleados son de los que mejores salarios cobran. Pero estas tierras, cuatro años atrás, no tenían para nada la apariencia que tiene hoy.

Lo que ahora es la granja era un lomerío de tierra compacta, llena de piedras, tupida de marabú y sin agua. Había que ser muy ignorante o estar extremadamente loco para pensar que allí podría funcionar un proyecto de agricultura ecológica y autosustentable.

Fernando Funes

Al contrario de lo que cualquiera podría pensar, no fueron sus conocimientos de agronomía los que le permitieron transformar de tal modo las tierras: la clave de su éxito fue justamente dejar la teoría de lado y emprender lo que parecía una locura.

Para dar vida a este proyecto, Fernando dejó la agricultura teórica, que ejercía desde que se doctoró en Holanda, y su esposa renunció a su trabajo en la cadena hotelera Meliá. Ambos se sintieron saltando al vacío, pero cayeron de pie.

Fernando Funes

El comienzo fue difícil: tardaron 7 meses en abrir su pozo de agua rompiendo la roca a mano, armados tan solo de una barreta. Sin embargo, con el esfuerzo llegaron los resultados. Lo primero que comercializaron fueron los mangos, que pudieron cosechar abriéndose paso entre el marabú con sus propias manos.

La agricultura en Cuba siempre fue complicada. Muchos esclavos murieron a costa de los intentos inútiles de los colonizadores de hacer que las tierras produjeran más de lo que podían. También la naturaleza fue devastada por no ser tratada de forma correcta.

Finca Marta

«La teoría te lleva a entender el mundo en pedazos. En cambio, la práctica es multidimensional, multidireccional, compleja. Una de las motivaciones para desarrollar este proyecto es poder entender la agricultura desde dentro, desde sus propias contradicciones, desde sus propios retos» , cuenta Funes en una entrevista.

Ahora, busca difundir su trabajo para que muchos puedan animarse, en todo el mundo, a emprender proyectos agroecológicos tan milagrosos como el suyo.

FUENTES:

Aida. La flora intestinal, clave para la salud

por ·CRISTINA SANTIAGO NUTRICIÓN·

La flora bacteriana está formada por cientos de miles de millones de bacterias que viven en perfecto equilibrio principalmente en el intestino grueso con hongos y virus (esto es lo que se denomina microbioma).

Este equilibrio, si se ve afectado -lo que se conoce como disbiosis intestinal-, puede dar lugar a diversas patologías como asma, colitis ulcerosa e incluso cáncer. Esta postura la sostienen cada vez más investigaciones.

Al intestino se lo conoce como el “segundo cerebro” (en el tracto digestivo hay 100 millones de neuronas, casi las mismas que en el Sistema Nervioso Central) y el 70% del sistema inmune se encuentra en él. Datos que nos demuestran la gran importancia del mismo.

¿Qué puede alterar nuestra flora? Una alimentación inadecuada, basada en azúcar y harinas blancas, fritos, bollería industrial, grasas hidrogenadas, alimentos procesados y llenos de aditivos químicos, el tabaco y el alcohol, entre otros. El comer rápido y el no masticar la comida también son factores a tener muy en cuenta, ya que no digeriremos bien la comida -el 40% de la digestión se produce en la boca-, lo que puede causar fermentaciones y putrefacciones intestinales y esto, su vez, alterar la salud del intestino.

¿Qué podemos hacer para cuidarla? Consumir alimentos ricos en probióticos (chucrut y otras verduras fermentadas -picles-, miso, tempeh, salsa de soja o tamari, ciruelas umeboshi), ya que los probióticos son un conjunto de microorganismos vivos (principalmente lactobacilos y bifidobacterias) con propiedades beneficiosas. Estos ayudan en la digestión y se los relaciona con disminuir la incidencia de alergias y la inhibición del crecimiento tumoral.

Así mismo, debemos ingerir prebióticos. Estos son carbohidratos que en su mayoría forman parte de la fibra alimentaria. Cuando fermentan en el tracto gastrointestinal estimulan el crecimiento y actividad de las bacterias beneficiosas, es decir, de los probióticos. Pero no toda la fibra es prebiótica y no todos los prebióticos están en la fibra. Los prebióticos más comunes son la inulina y los fructooligosacáridos (FOS).

Los alimentos más ricos en prebióticos son: achicoria, diente de león, ajo y cebolla crudos, puerro, espárrago, alcachofa, tomate, plátano. Muchas otras frutas y verduras también contienen, pero en menor proporción.

Por tanto, para tener un microbioma sano, hemos de basar nuestra alimentación sobre todo, en el consumo de frutas y verduras, especialmente crudas. También hemos de ingerir, pero con más moderación, cereales integrales y pseudocereales, legumbres, frutos secos crudos, germinados y superalimentos y alimentos ricos en probióticos, como el chucrut y los picles, y en prebióticos.

Y no debemos olvidarnos de los más importante: comer tranquilos, agradeciendo la comida y masticándola mucho para asimilarla correctamente.

ALIMENTOS INTERESANTES:

• DIENTE DE LEÓN: destaca por su abundante contenido de betacaroteno, vitamina C, ácido fólico, calcio, hierro, potasio y clorofila. Es una planta rica en fibra prebiótica y además, es hepatoprotectora y diurética.

• AJO: rico en vitaminas B6 y C, manganeso y selenio. Potencia el sistema inmune, contribuye a reducir los niveles de colesterol, es un antibacteriano natural y también ayuda a tener una flora saludable.

• CEBOLLA: destaca por su contenido de aceites esenciales, de flavonoides, sobre todo quercetina, y de glucoquina. Estas sustancias son las principales responsables de sus propiedades:

antibiótica, antiasmática, cardioprotectora, antitumoral e hipoglucemiante. También es rica enfibra prebiótica.

Aida. ¿Qué pasaría si en vez de castigar a los niños, les enseñáramos a meditar?

por Rincón de la psicología

Cuando los niños se portan mal, se les castiga. Así se hace en el hogar y así se hace en los colegios. Así se ha hecho desde siempre y así se sigue haciendo. Sin embargo, si queremos que las cosas cambien, si queremos que la sociedad mejore, quizá deberíamos cambiar nuestra forma de educar.
Y eso es precisamente lo que se ha propuesto la escuela primaria estadounidense “Robert W. Coleman”, sus maestros no castigan a los niños sino que les proponen algo diametralmente diferente: meditar.
El centro educativo, que se encuentra en Baltimore, ha creado una “Sala Mindful”, donde acuden todos los niños, también aquellos que han tenido comportamientos disruptivos. Una vez allí, en vez de reprenderles, se les anima a respirar y meditar, a reencontrar la calma, tranquilizarse y reflexionar sobre lo ocurrido.
Este proyecto fue creado en conjunto con “Holistic Life Foundation”, una fundación que ha pasado más de una década ofreciendo programas extraescolares holísticos para los niños. De hecho, su director afirma que aunque puede parecer imposible que los niños se sienten a meditar en silencio, lo hacen sin dificultades.
Por otra parte, el director del colegio afirma que desde que han puesto en marcha este proyecto, los estudiantes han mejorado mucho su comportamiento y ya no ha sido necesario recurrir a los castigos o a las suspensiones escolares.

Los increíbles beneficios de la meditación mindfulness para los niños

La meditación mindfulness existe desde hace miles de años, aunque solo ahora el mundo occidental está redescubriendo sus beneficios. De hecho, está técnica ya se ha introducido en muchas terapias psicológicas y poco a poco también va ganando terreno en la educación.
Se ha comprobado que este tipo de meditación mejora la atención, por lo que es ideal para los niños con déficit de atención e hiperactividad. También reduce el estrés, fomenta la empatía y potencia el autocontrol emocional, por lo que se recomienda en los niños que sufren un trastorno oposicionista desafiante o que muestran conductas agresivas.
Esto se debe a que la meditación mindfulness provoca cambios a nivel cerebral, sobre todo en las regiones vinculadas con la atención, el procesamiento de la información sensorial, el pensamiento y la toma de decisiones.

En un estudio realizado en la Universidad de Harvard se apreció que estas áreas de la corteza cerebral muestran un engrosamiento cuando se practica la meditación mindfulness, el cual se suele alcanzar de manera natural solo con el paso de los años. Esto significa que algunas zonas del cerebro se desarrollan más rápido cuando se medita, por lo que es una herramienta muy poderosa para estimular la maduración cerebral en los niños.

Por otra parte, un metaanálisis realizado por psicólogos de la Universidad de Chicago que incluyó los datos de 270.034 niños de 213 escuelas en las que habían puesto en marcha programas de meditación mindfulness, llegó a la conclusión de que esta técnica no solo mejoraba sus habilidades sociales y emocionales sino también su desempeño académico, en una media de 11 puntos.

Estos resultados no son casuales. De hecho, se ha comprobado que la meditación mindfulness también incrementa la densidad de materia gris en el hipocampo, una zona estrechamente vinculada con la memoria y el aprendizaje. Por tanto, no es extraño que los niños que aprenden a meditar también mejoren su aprendizaje.

Meditación midnfulness: El antídoto para el estrés que genera la vida moderna

La meditación mindfulness no es simplemente una técnica, no implica sentar a los niños a meditar durante un rato y después olvidarse del asunto, implica asumir un estilo de vida diferente y comprender que los niños necesitan ser felices, no ser los mejores, que necesitan jugar y tener un ritmo de vida más relajado, en vez de sentirse presionados constantemente por obtener buenas calificaciones.

Por eso, la meditación puede convertirse en una especie de antídoto contra muchos de los problemas modernos. Los padres y maestros pueden usarla para:

– Enseñarles a mantenerse calmados, en vez de perder el control

– Enseñarles a estar plenamente presentes, en vez de tener la mente en otra parte

– Enseñarles a disfrutar de las pequeñas cosas, en vez de apostar únicamente por la tecnología
– Enseñarles a ser empáticos y compasivos, en vez de distantes y egoístas
– Enseñarles a mirar dentro de sí, para que sean más conscientes y responsables, en vez de dejar que miren continuamente hacia afuera en busca de culpables
– Enseñarles a bajar el ritmo cada vez que sea necesario, en vez de empujarles a perseguir el «éxito»

3 ejercicios para desarrollar una actitud mindfulness en los niños

Para desarrollar una actitud mindfulness en los niños, es importante que los adultos sean pacientes y perseverantes. Cuando se trata de niños pequeños, de 4 o 5 años, tan solo 5 minutos al día de «meditación» serán suficientes. Cuando sean mayores podéis dedicarle a esta actividad unos 15 minutos al día.

Se recomienda ponerla en práctica siempre a la misma hora, al menos tres días a la semana y en un lugar tranquilo, donde no os interrumpan. La idea es proponer la actividad bajo una perspectiva interesante y divertida. También es importante pedirle al niño que cuente sus sensaciones al terminar el ejercicio. Obviamente, es fundamental no juzgarle porque todas las experiencias son válidas. De hecho, es normal que algunos días esté más disperso y desconcentrado que otros, no se le debe criticar ni reprender.

1. Técnica «Los Astronautas»

El objetivo de esta técnica es que los niños aprendan a concentrarse en el momento presente, con todos sus sentidos. Para lograrlo, le dirás que vais a jugar a ser astronautas que visitan otros planetas. Él será el terrícola y tú el extraterrestre.

A continuación, dale una fruta y pídele que la experimente con todos los sentidos, como si nunca la hubiese visto. Es importante que no se le escapen los detalles porque su misión intergaláctica consiste en describirle esa fruta a un extraterrestre que no sabe qué es y quiere replicarla en su planeta.

2. Técnica «Parte Meteorológico»
En este caso, el objetivo es potenciar la conciencia emocional del niño, haciendo que gane en introspección. Solo tenéis que sentaros y cerrar los ojos, para descubrir cómo os sentís en ese momento. Al principio puedes ayudarle preguntándole «¿Qué tiempo está haciendo allí dentro?» Si se siente relajado y tranquilo puede decir que brilla el sol, si está preocupado puede indicar que hay nubes y si se siente muy tenso, que está a punto de caer un chaparrón.
La idea es que observe el «tiempo» que hace en su interior, desde una postura desapegada. Aprovecha para explicarle que los estados de ánimo cambian como el tiempo y que no tiene sentido aferrarse a ellos. Debe aprender a observar, comprenderlos y dejarlos pasar. Verás que a medida que practicáis, el niño irá añadiendo más detalles a su «tiempo» interior, lo cual es sinónimo de que está ampliando su conciencia emocional.
3. Técnica «Como una Rana»
El objetivo de esta técnica es lograr que el niño aprenda a respirar profundamente y comience a dar los primeros pasos en la meditación mindfulnes. Puedes empezar explicándole que imitaréis a la rana, un animal que puede dar grandes saltos pero también puede quedarse muy quieta, observando lo que sucede a su alrededor, sin reaccionar de inmediato.
Pídele que respire como la rana, tomando lentamente el aire por la nariz mientras infla la barriga y soltándolo muy suavemente por la boca, mientras se desinfla. Así sentados, la rana no se deja arrastrar por las miles de ideas que cruzan por su mente sino que se concentra en el movimiento de su barriga mientras respira. De esta forma le enseñas autocontrol y, de paso, le ayudas a respirar adecuadamente, no de forma entrecortada, como solemos hacer.
Fuentes:
Durlak, J. A. et. Al. (2011) The impact of enhancing students’ social and emotional learning: a meta-analysis of school-based universal interventions. Child Dev; 82(1): 405-432.
Hölzel, B. K. et. Al. (2011) Mindfulness practice leads to increases in regional brain gray matter density. Psychiatry Research: Neuroimaging, 191(1): 36–43.
Lazar, S. W. et. Al. (2005) Meditation experience is associated with increased cortical thickness. Neuroreport; 16(17): 1893–1897.

La interfase o tierra de nadie.

Por Sinesio Darnell.

9788420301969

De todos es sabido que sustancias de construcción molecular muy distinta, pese a estar formados por la misma clase de átomos, no son miscibles. Pongamos un caso: el agua está formada por átomos de hidrógeno y de oxígeno; los aceites se componen de átomos de hidrógeno, oxígeno y carbono; las características de ambos líquidos son totalmente diferentes, de tal manera que sus moléculas son antagónicas y prácticamente inmiscibles. Las moléculas de agua son lipófugas, esto es, rechazan las moléculas de aceite, y estas a su vez son hidrófugas, rechazan las de agua. Por mucho que agitemos una mezcla de ambos líquidos, agua y aceite, ambos terminarán separándose en breve tiempo formando dos “fases”, la acuosa y la lípida (aceitosa). Aparentemente existe una zona de contacto donde el agua y el aceite están en contacto, pero en realidad no es así. En una aproximación elemental podemos decir que las capas de las primeras moléculas de agua y las del aceite que están encaradas, “luchan” para no entrar en contacto, de tal manera que en esa línea divisoria entre los líquidos existe una zona no ocupada por las moléculas de ambos, esta zona la denominamos “interfase”.

Otro ejemplo sería el de una superficie de agua. No somos capaces de apreciarlo, pero entre el agua y la atmósfera, que son dos “fases”, existe una serie de moléculas de agua que gracias a su movimiento cinético molecular, luchan por escapar de la masa acuosa e incorporarse a la atmósfera, y en cierto momento de esa lucha se encuentran en la zona de “interfase” entre el agua y atmósfera. La naturaleza nos ofrece multitud de ejemplos de esta “interfase” o “tierra de nadie”, intermedia y estacionada entre componentes de naturaleza química muy diferente.
El hombre, abusando de cierta simplificación, podemos decir que está formado por dos “fases”, una corpórea y material, y otro espiritual y por lo tanto inmaterial… Entonces surge la pregunta lógica: ¿Porqué dos fases tan diferentes permanecen durante años unidas y no se separan de inmediato como el agua y el aceite? Para contestar a ésta pregunta podemos recurrir de nuevo a unos ejemplos comparativos, valiéndonos de la química. Seguir leyendo La interfase o tierra de nadie.

Adriana – 6 consejos para dejar de complicarse la vida

Sofia Alcausa Hidalgo
https://lamenteesmaravillosa.com

“Tres son los grandes problemas del hombre: la naturaleza de complicar todo innecesariamente, creando nuevos problemas, el absurdo afán de asumir problemas ajenos, y la estupidez de evitar los problemas reales”
Rafael Hernampérez

Como nos dice Hernampérez nos complicamos la vida innecesariamente.

¿Por qué buscamos problemas donde realmente no los hay? ¿por qué además cargamos muchas veces con los problemas de los demás? y encima, ¿por qué cuando realmente aparece un problema nos asustamos e intentamos evitarlo?.

Las personas somos complicadas, y unas más que otras.

Dentro de cada uno de nosotros llevamos una mochila en la que pesan los recuerdos, las experiencias, la educación que hemos recibido… y muchas veces a la larga, nos perjudican y nos crean prejuicios y problemas, donde realmente no los hay.

mochila

Pero además, lo más curioso de todo es que cuando llega un problema de verdad, tendemos a evitarlo, huimos de él, sentimos miedo.

“No hago más que darle vueltas a lo mismo…”, “¿Qué pensarán los demás cuando vean que no he querido…?”, “Me siento solo, me siento tan solo y no hago más que pensar esto una y otra vez”, “Tengo que mantener la línea, ¡no me voy a comer este trozo de pastel de chocolate!”.

¿No te sientes identificado con algunas de estas frases? Pues estas y otras muchas inundan nuestra cabeza sin darnos cuenta.

Poco a poco los pensamientos no nos dejan vivir, están dando vueltas y más vueltas en nuestra cabeza, martilleando… Empezamos a entrar en una espiral en la que vivimos más para nuestra mente, que para nuestra vida real.

Pero todo puede cambiar si queremos… Pues podemos entrenar poco a poco nuestra mente, igual que entrenamos nuestros músculos.

¡Ya es hora de dejar de complicarnos la vida por tonterias!

¿Quieres dejar de complicarte la vida? Pues si te lo propones, poco a poco puedes cambiar. Eso sí, todo requiere un esfuerzo.

Aquí te dejamos unos consejos para ello:

1. Dale la importancia justa a las cosas
Preocúpate cuando realmente sea necesario.

Deja de darle importancia a cosas que realmente no la tienen como ¡ya he perdido el autobús!, y la frase que siempre añadimos detrás ¡Qué mala suerte tengo!

No te preocupes más de lo necesario; más que nada porque los problemas y las dificultades no suelen solucionarse porque pensemos más en ellos…

2. Perdónate y perdona a los demás
Muchas veces nos sentimos culpables de alguna cosa que hemos podido hacer mal con alguien y no dejamos de fustigarnos por ello o por el contrario, no perdonamos el fallo que han podido cometer los demás.

No perdonar nos estanca y no nos permite avanzar, pero perdonar nos libera.

Perdona, perdónate y pasa página.

3. Desconecta de las preocupaciones
Empieza ya a aprender que cuando acaba el trabajo, acaba.

Si vuelves de un hospital de visitar a un familiar querido, si un amigo te ha estado contando un problema etc. cuando vuelvas a casa no sigas “rumiando” en lo mismo.

Necesitas relajar tu mente y liberarla del estrés y las preocupaciones diarias.

behappy

4. Aclara tus diferencias con los demás
Si tienes problemas con alguien, si has tenido un malentendido y no dejas de darle vueltas a la cabeza, lo mejor es que hables con esa persona.

Aclara tus diferencias, te habrás quitado un peso de encima. También es importante que aceptes a los demás tal y como son y que elijas como amigos las personas que te hacen sentir bien.

Recuerda que no somos nadie para imponer nuestra visión a los demás y mucho menos para exigirles que sean de una determinada manera.

5. Adopta frases de cabecera
Empieza a pensar frases del tipo “la caridad bien entendida empieza por uno mismo”, “no puedo estar siempre preocupado por cosas que no merecen la pena”, “la vida son dos días y yo los paso pensando, no puedo seguir así”.

Busca las que más se encuentren en sintonía contigo y repítelas en tu interior con frecuencia.

6. Reconoce tus errores sin martirizarte y ríete de ti mismo
Todos nos equivocamos, ¡no pasa nada!, tú también. Aprende de tus errores y continúa el camino.

Cada fallo puede ser un aprendizaje y cada crisis una oportunidad

Recuerda que la vida es un juego y así hay que tomarla. Unas veces se gana y otras se pierde. Pero tan divertido es ganar como muchas otras veces perder… a veces incluso, apendremos y nos fortalecemos más.

Quédate con aquellas personas con las que puedes ser tú en toda tu esencia

quedate-conHay personas que sacan lo más sincero, genuino y verdadero de nuestro interior, toda nuestra esencia.Son aquellos que profundizan en nosotros, que exprimen nuestra esencia y que nos hacen disfrutar de lo maravilloso que es sentirse bien siendo uno mismo.
Son esas personas que tienen algo que no sabemos definir, que nos invitan a tener plena confianza y a sentirnos con total libertad para comportarnos como queramos y como nos pide el cuerpo en cada momento…
Poder ser uno mismo se ha convertido en una excepción más que en una regla actualmente, lo que ocasiona que muchas veces nos sintamos desubicados. Esto se debe al miedo a que nos juzgueny nos etiqueten, lo que acarrea que al final ocultemos nuestros verdaderos intereses y nos pongamos una máscara para no lidiar con ciertas situaciones.

“Uno no puede ser uno mismo de manera absoluta cuando se está en público, porque estar en público ya te obliga a cierta autodefensa” -John Lennon-

EL VALOR DE LA AUTENTICIDAD
A veces negamos que nos guste cierta música o que estemos interesados en unas aficiones pero no en otras. En otros momentos podemos incluso obviar u omitir información sobre nosotros que nos solicitan o que estaríamos encantados de contar.
De esta manera, poco a poco, vamos dejando de ser nosotros mismos de cara a los demás o incluso en nuestra vida interna, lo que es mucho más grave y más preocupante.
O sea, no comportarnos como nos gustaría acaba mermándonos, esto genera un empobrecimientoemocional que nos deja sumidos en una característica mezcla de tristeza, melancolía y desgana. Esto, por supuesto, tiene sus consecuencias en nuestras relaciones, que a su vez se tornan cada vez más insatisfactorias.
Sin embargo, a veces encontramos personas con las que podemos ser nosotros mismos y con las que nos conseguimos sentir realmente bien sin tapujos. Gracias a ese empuje nos permitimos
Seguir leyendo Quédate con aquellas personas con las que puedes ser tú en toda tu esencia

Evolución, Gracias al Amor

http://servibrante.com/

El amor es un estado mental que empieza dentro de la propia persona. Si uno se quiere a sí mismo, podrá entonces querer a los demás. Pero ese amor no radica en conseguir un fin propio, ese amor no significa ver o utilizar a los demás como un objeto, sino que radica en considerar al otro como un sujeto, como una persona. Es decir, el amor no es utilizar a los otros para beneficio propio, sino animarlos, inspirarlos y ayudarles a que desarrollen todo su potencial. Esta es la idea principal que defiende el neurobiólogo y divulgador alemán Gerald Hüther, en su último libro La evolución del amor. «El amor es la única manera que tenemos para desarrollar el verdadero potencial de los demás».

Cuando dos personas están enamoradas y experimentan eso que llamamos amor, saben que pueden cambiar el rumbo, y el mundo.Cuando dos personas sienten amor, saben que pueden cambiar y mover el mundo entero porque en ese estado se es lo más feliz que alguien puede ser. «Si yo me quiero y tengo el amor de otra persona, a ambos nos llevará a querer a todos los demás. Se convierte así como en una red de amor.»

De hecho, esta descripción de amor hace que las personas de una misma comunidad o de un grupo estén conectadas por su corazón. Es decir, están conectadas no sólo por hacer lo mismo o entender igual una misma idea, sino conectadas por su corazón. Y si experimenta lo fantástico que puede ser aquello, tendrán también el poder para convertirse en atractivo para los que les rodean. La gente pensará: «¿Qué pasa ahí? ¿Por qué están felices? Me gustaría pertenecer a ellos».

La sociedad actual, se basa en el hecho de que utilicemos a los demás como si fuesen objetos, animada por el espíritu de competencia. Pero hoy en día, surgen nuevas formas de ver el mundo. Una nueva generación tiene otras intenciones, otras motivaciones y entiende que lo más importante en el mundo actual son las relaciones sociales. Que compartir es más importante que poseer. «Esta nueva generación necesita argumentos para describir esta forma de ver el mundo, y yo quiero ayudarles a que puedan cambiarlo. No es que yo quiera cambiar el mundo, porque nadie puede hacerlo. Pero sí podemos, entre todos, cambiar esas fuerzas motoras que están creciendo. Ayudar a que el río pueda correr, en vez de intentar pararlo». Este es, realmente, el verdadero objetivo . Ayudar al cambio, un cambio del que sólo hay que ser conscientes de un principio básico y fundamental: tratar a las personas como sujeto y no como objeto. «Ese es el verdadero secreto del cambio»,

El amor no puede ser confundido con el deseo, con la sed de posesión, con el apego personal. En su expresión más pura es la búsqueda de la unión. Todo ser humano ha buscado este principio de unidad , porque el espíritu humano ha estado siempre reclamando por la realización y el éxtasis que sólo el poder del amor otorga.

Los septenios, la biografía humana desde un punto de vista espiritual.

http://nodejardeleer.blogspot.com.es/2016/10/los-septenios-la-biografia-humana-desde.html

Resultado de imagen para Los septenios, la biografía humana desde un punto de vista espiritual.

 

En una biografía, el desarrollo de los septenios guarda estrecha relación con la transformación de los cuerpos constitutivos del hombre. De esta manera, estas transformaciones darán origen a las sucesivas etapas biográficas o septenios. Recordemos que la Antroposofía es una cosmovisión del hombre, la cual nos permite conocer cada uno de los cuerpos que lo conforman. Estos cuerpos son:

Ø Cuerpo físico, es lo que visible y conocido.

Ø Cuerpo etérico o vital, impregna el cuerpo físico y le da vida.

Ø Cuerpo astral o cuerpo de sensaciones, que permite que el hombre sienta.

Ø Yo o individualidad, aquello que nos hace inéditos y distintos a todos.

Sobre estos cuatro cuerpos se desarrollan los septenios o la biografía humana.

Clasificación de los septenios

Básicamente, podemos hacer una triestructuración:

Septenios del cuerpo: Del nacimiento hasta los 21 años

Septenios del alma: Desde los 21 años hasta los 42 años

Septenios del espíritu: Desde los 42 años hasta los 63 años

Las posibles clasificaciones de las distintas edades de la vida son muchas: en decenios, en septenios; la diferencia radica que, en la Antroposofía, estos tiempos no están dados arbitrariamente. El tiempo, que demoran los miembros esenciales en hacer su metamorfosis, es lo que determina esta clasificación en septenios. Aproximadamente, cada siete años se produce la transformación de cada uno de los cuerpos que componen al hombre. Así como los chinos dicen: “Aprender, luchar y ser sabio”; en Antroposofía, se habla de:

Ø maduración física,

Ø maduración anímica y

Ø maduración espiritual.

Esto quiere decir que se emplean veintiún años en consolidar la estructura del cuerpo físico. Los primeros tres septenios se llaman septenios del cuerpo, durante los cuales se producen la mayor cantidad de cambios y dan la fisonomía correspondiente a esta etapa. Desde la perspectiva de la organización del cuerpo, del crecimiento de los órganos, hasta los veintiún años, podemos decir que:

Primer Septenio – Desde el nacimiento a 7 años – Cuerpo Físico

Septenios del Cuerpo – Segundo Septenio – Desde 7 años hasta 14 años – Cuerpo Etérico

Tercer Septenio – Desde 14 años hasta 21 años – Cuerpo Astral

Alrededor de esta edad, el cuerpo deja ya de crecer y comienza una transformación de lo que llamamos el alma, el mundo interior. A los 21 años, se produce el nacimiento del Yo y el cuerpo astral es donde se expresa el Yo. Un niño recién nacido no tiene conciencia, tiene conciencia cósmica. El Yo no está totalmente presente; a medida que el niño crece, el Yo se acerca cada vez más. El septenio central, que transcurre entre los 28 y los 35 años, es el período donde el Yo está más cerca de la organización física, período denominado alma racional. Aquí, el Yo se refleja con mayor fuerza en la personalidad. La persona privilegia el pensamiento y trae, también, el reflejo de la individualidad; puede ser el momento de mayor orgullo, de máxima ambición y soberbia. En el septenio de la maduración física, desde el nacimiento a los 21 años, el individuo conoce o empieza a conocer la vida; en el septenio de la maduración anímica, de 21 a 42 años, el individuo acepta la vida y, en el tercer ciclo, el septenio de la maduración espiritual, de 42 a 63 años, recapitula sobre lo vivido. Teóricamente, esto es lo que va sucediendo, cuando no hay alteraciones en los procesos.

Septenios del Cuerpo.

Primer septenio, desde el nacimiento hasta los 7 años.

Cuando es concebido, el hombre como embrión, aún no está organizado, no está constituido por los cuatro cuerpos. En el seno materno, ya es físicamente visible; esto es posible gracias a la ecografía. La madre aporta vitalidad y, a medida que se alimenta, forma sustancia viviente. Esto es un milagro, nadie puede hacerlo como quiere y, así, decimos que la vida no es nuestra sino que recibimos vida. Tanto el embrión como el niño recién nacido no tienen conciencia; el recién nacido no sabe quién es. En el nacimiento, el hombre no sólo es muy parecido a un animalito sino que es mucho más débil que cualquiera de los animales de la creación.

Los estudios nos muestran que, desde el momento del nacimiento hasta la manifestación del Yo, el hombre podría funcionar como un animal porque posee sólo tres cuerpos: cuerpo físico, cuerpo etérico y cuerpo astral. Físicamente, el Yo demora más o menos un año en manifestarse. El hombre sostiene su cabeza a los tres meses; se sienta, a los seis meses; se pone de pie, a los nueve meses y camina, a los doce meses; ésta es la influencia del Yo. Poder caminar significa que la columna vertebral del hombre se yergue como consecuencia de la acción del Yo. Merced a su propio Yo, el hombre puede erguirse y comenzar el trabajo de sostenerse. Como hemos visto, los cuerpos constitutivos del ser humano no están totalmente formados ni están todos presentes en el momento del nacimiento.

Así, describimos la vida de siete en siete años, ya que éste es el tiempo que necesitan los cuerpos para madurar. Por lo tanto, cada siete años se producen crisis que generan cambios importantes. Nuestro primer planteo es determinar qué pasó en los tres primeros septenios y cómo ellos se reflejarán en el resto de nuestras vidas.

Las experiencias por las que atraviesa un ser humano en las primeras etapas de su vida se reflejarán en los últimos años de la misma. Lo importante de este planteamiento es descubrir los procesos de enfermedad o las situaciones problemáticas que surgen, determinar cuáles son sus raíces y tratar de analizar estas cuestiones desde otros puntos de vista, más allá de un enfoque estrictamente psicológico.

Después de nueve meses de embarazo, el niño no está totalmente formado; son necesarios, aproximadamente, treinta y tres meses para hablar de una evolución mínima completa. En ese tiempo culmina la formación del sistema nervioso. Todo lo que es normal para un niño antes de los dos años resulta patológico en el adulto: sus reflejos, la circulación sanguínea; todo esto necesita una transformación. En los primeros siete años, el niño conforma y consolida su cuerpo físico; a partir de ahora, su cuerpo físico está completo. Éste es, además, el septenio durante el cual aparecen las enfermedades infantiles. El niño, al nacer, trae el cuerpo vital de la madre, al cual quemará con las altas temperaturas de las enfermedades infantiles. La fiebre que se manifiesta, en estos primeros años de vida, no tiene nada que ver con la fiebre que se desarrolla en los otros períodos de la vida. Las enfermedades infantiles tienen el propósito de que el niño desarrolle su propio cuerpo vital, a partir de los siete años, abandonando el cuerpo vital donado por su madre. Esto es el principio de su proceso de individualización. Por lo tanto, es importante no interrumpir estas enfermedades cuando aparecen.

Entonces, a los siete años se produce una transformación muy importante: el niño ha completado la formación de sus órganos; la formación de su cuerpo. A partir de ahora, las fuerzas que estaban dedicadas al crecimiento se liberan, transformándose en fuerzas del pensamiento; es decir, las fuerzas vitales que ayudaron al crecimiento formarán la conciencia del niño y, desde este momento, podrá pensar. Por esta razón, es muy importante no interrumpir la evolución física del niño aplicando estas fuerzas del crecimiento al pensar.

Segundo septenio, desde los 7 a los 14 años.

Desde los siete a los catorce años, se desarrolla el septenio del cuerpo vital. Este nuevo nacimiento, invisible para nosotros, está señalado por dos hechos fundamentales:

Ø se completa el proceso de cambio de dientes.

Ø el sistema nervioso ya está conformado.

A partir de los siete años, el niño está más despierto al mundo, ya ha desarrollado su capacidad de aprendizaje y, así, podrá iniciar su vida escolar. Esto es posible porque las fuerzas formadoras del cuerpo vital o cuerpo etérico se liberan de la tarea de configurar órganos y sistemas, correspondientes al cuerpo físico, y se transforman en fuerzas de pensamiento. El cuerpo vital es la base del temperamento, razón por la cual el segundo septenio se caracteriza, también, por la manifestación de los temperamentos. Son cuatro los temperamentos, a saber:

Ø temperamento melancólico, con preponderancia del cuerpo físico, se expresa en el predominio de los órganos de los sentidos, tendiendo a los sabores ácidos.

Ø temperamento flemático, con preponderancia del cuerpo etérico, se expresa en el predominio del sistema glandular, tendiendo a los sabores salados.

Ø temperamento sanguíneo, con preponderancia del cuerpo astral, se expresa en el predominio del sistema nervioso, tendiendo a los sabores dulces.

Ø temperamento colérico, con preponderancia del Yo, se expresa en el predominio del sistema sanguíneo, tendiendo a los sabores amargos.

El temperamento es una cuestión de destino; es decir, el hombre, a lo largo de su biografía, deberá trabajar su temperamento. Cada ser humano tiene, en su interior, los cuatro temperamentos, predominando, en él, uno de ellos. En el suceder de la vida y con el trabajo del Yo, debiera lograrse la armonía de los cuatro temperamentos.

Durante el desarrollo de este septenio, el niño tiene la posibilidad de adquirir hábitos, no sólo los hábitos de comer, dormir, sino también hábitos de conducta, como: no criticar, respetar a los otros, saber perdonar. Por lo tanto, la labor de los educadores, no sólo la de los maestros sino también la de los padres, adquiere fundamental importancia.

Tercer septenio, desde los 14 a los 21 años.

A los catorce años ha terminado la escolaridad primaria y se prepara para ingresar en uno de los septenios más dramáticos que tendrá que vivir: el tercer septenio, que transcurre entre los catorce y los veintiún años. A partir de los catorce años, aparecen las formas corporales características y determinantes de ambos sexos: la menstruación, en las niñas; la aparición del vello; el cambio de voz, en los varones. Algunos hablan de bisexualidad otros de asexualidad; se diría que los sexos se confunden, estableciéndose amistades muy profundas e íntimas entres seres del mismo sexo. Es una etapa durante la cual no hay una clara discriminación sexual. En el embrión, hasta los dos meses de gestación, están los esbozos genitales del hombre y de la mujer; luego, uno de los sexos se atrofia, desarrollándose el restante. Por lo tanto, venimos de un mundo espiritual en el cual no hay diferenciación sexual. Lo sexual aparece después, en el plano físico. Las fuerzas espirituales son las que promueven el funcionamiento glandular con la secreción hormonal, determinando que ese ser, que ha encarnado, sea hombre o mujer. Por consiguiente, un ser humano, por el hecho de ser mujer, segregará hormonas femeninas y su condición femenina guarda una estrecha relación con las experiencias a desarrollar en su vida terrenal. El código genético es el resultado del plan que se trae del mundo espiritual, tiene relación con el Yo, con la individualidad, y no con el cuerpo físico. Es el resultado del destino del ser.

Durante este septenio tan difícil, se desarrolla el cuerpo astral o cuerpo de sensaciones; es decir, el ser humano comienza a tener nuevos sentimientos y sensaciones. Básicamente, comienza el aprendizaje para quererse o para distinguirse a sí mismo. El joven se encuentra inmerso en un mar de sensaciones y, así, frente al mundo, actuará según su gusto o disgusto; es decir, aparecen las polaridades. El joven de esta edad vive el deseo. A partir de los veintiún años, esta situación se modifica porque nos acercamos al nacimiento del Yo.

Septenios del Alma

Desde los 21 hasta los 42 años

A partir de los veintiún años, nos acercamos al nacimiento del Yo. Todo este proceso conduce a separar al joven de la madre. A través de las distintas etapas de la vida del niño, la madre lo siente de diferente manera. La madre percibe al niño y ese estar percibiéndolo es una conexión vital. A los siete años, cuando nace el cuerpo vital del niño, la madre va desconectándose un poco del niño, proceso necesario para su desarrollo y crecimiento. A los catorce años, surge el cuerpo anímico del niño y, a partir de este momento, la madre percibe a su hijo de una manera diferente; hasta puede dudar de si ese ser es verdaderamente su hijo. Esta sensación se acrecienta al llegar a los veintiún años, cuando la madre puede sentir que desconoce totalmente al joven que tiene a su lado. Cuando la madre dice conocer mucho a su hijo; en realidad, sólo conoce al embrión de ese ser, conoce los pasos previos necesarios para que ese ser llegue a ser la individualidad que ahora es con sus veintiún años. A partir de este momento, podremos observar quién es en verdad la persona que comienza a manifestarse, un personaje que la madre aún no conoce. Los padres, como constituyentes del medio que rodea al niño, influyen pero no pueden conocer los impulsos que recién aparecen a los veintiún años. Esto es lo nuevo para cada uno de ellos.

Alrededor de los veintiún años, muchos jóvenes sufren crisis violentas relativas a su propia identidad. Muchos jóvenes sienten que deben liberarse de las imágenes fuertes de su padre o su madre, para lo cual abandonan la casa paterna. En este septenio, la mayoría de las personas inicia su carrera profesional, iniciando una etapa de experimentación, una etapa en la cual se adquieren experiencias de vida. Es una etapa de gran creatividad, de una gran satisfacción por vivir y probar todo aquello que fue aprendido, especialmente, en la fase anterior. El joven está “abierto” hacia su entorno, sus capacidades todavía son ilimitadas y, por lo tanto, todo es posible para él. El desafío que debe enfrentar el joven, en esta etapa de su vida, es tratar de alcanzar el equilibrio interno, su seguridad interna, independientemente del medio que lo rodea.

Estos son los tres septenios centrales de la Biografía Humana, aquellos que corresponden a la conformación del alma. Pueden ser descritos como los septenios de la vida anímica ya que, desde los veintiún años, el Yo se hace presente plenamente en la vida de nuestras sensaciones. El alma es nuestro mundo interno al cual sólo nosotros tenemos acceso. Existen tres niveles en la conformación del alma que llamaremos

Alma sensible, se desarrolla entre los veintiún y los veintiocho años;

Alma racional, se desarrolla entre los veintiocho y los treinta y cinco años;

Alma consciente, se desarrolla entre los treinta y cinco y los cuarenta y dos años.

Durante el septenio del alma sensible el ser humano comenzará a controlar su vida anímica; es el momento del autodominio. Aquellos juicios impregnados de simpatía o antipatía son tomados con mayor seguridad. El Yo aún no se constituyó en el centro del alma, pero el individuo quiere saber cómo son realmente las cosas, quiere aprender a conocer la vida y el mundo. Busca con empeño una posición en la vida, afirmarse en su trabajo o en su profesión, compartir sus días con alguien y, también, formar una familia. El joven percibe en sí una gran creatividad y satisfacción de vivir.

El septenio del alma racional es el centro de la biografía y durante el cual el pensar actúa de manera más intensa. Lentamente, el Yo se emancipa del alma, ha disminuido la violencia de los deseos y de los impulsos. Por lo general, el individuo se torna escéptico y le es muy difícil acceder a un pensar que no sea científico – racional. Modifica su relación con los otros, ya que terminada la juventud la vida se torna más seria.

Durante el septenio del alma consciente se desarrolla la autoconfianza, lo cual demanda un trabajo de la voluntad. Con este septenio culmina el proceso de maduración del alma humana. A partir de este momento, el individuo siente la exigencia de ser él mismo; no es ya el simple hecho de hacer y lograr lo correcto sino de hacer y lograr aquello que tenga valor. En el plano físico suele producirse una disminución de la vitalidad y de la capacidad de trabajo; inconvenientes que pueden superarse con el aumento de la autoexigencia, lo cual tendrá un costo en el futuro. Es una etapa en la cual aparece frecuentemente la sensación de vacío; vacío que predispone al encuentro consigo mismo. Es un período de aceptación de sí mismo y de los otros, constituyendo un verdadero ejercicio para lograr la autoconfianza.

Septenios del Espíritu.

De los 42 a los 63 años.

Existen cinco cualidades que se manifiestan en una evolución sana de un proceso biográfico de madurez, ancianidad y muerte.

Estas son: unicidad, desapego, amor al prójimo, agradecimiento y perdón. La sensación de unicidad ocupa el centro del alma del hombre y de allí se desprenden las otras cuatro características.

La idea de que la unicidad ocupa el centro del alma ha surgido al observar que, cuando la persona llega a experimentarla, las otras cualidades pueden ser alcanzadas sin dificultad. Ocupar el centro significa que la persona se siente ubicada allí reiteradamente y hace de esto un aspecto central de su vida. Al hablar de la sensación de unicidad nos referimos a esa especial sensación de unidad con el Todo.

Pero, ¿qué es el Todo? En realidad, no hay conceptos que puedan definirlo, ya que en el caso de lograrlo, lo definido dejaría de serlo; simplemente, el Todo Es. Las personas, que han hecho abandono de su cuerpo físico en una situación de extremo riesgo, como un accidente o una operación quirúrgica, describen la sensación de unicidad como la sensación de no poseer un cuerpo y, a la vez, de sentirse parte del Universo. El cuerpo es el Cosmos mismo y la sensación de unicidad se manifiesta con la esencia de las cosas y no con las cosas en sí. Las cosas del mundo físico se vivencian como una consolidación material de aquella esencia. Sin embargo, no es una fusión cósmica con pérdida de conciencia; siempre existe la conciencia de sí mismo participando y gozando de esta experiencia inédita. Cuando la experiencia cesa y se retorna al cuerpo, por lo general, se duda de lo vivido, ya que el imperio de los sentidos y nuestro condicionamiento cultural no dejan resquicios para experiencias suprasensibles. Pero lo más valioso de estas experiencias es el cambio de vida de quienes las han vivido y su necesidad de conocimiento acerca de los mundos espirituales.

Existe otra forma de acercarse a esta sensación de unicidad y es la que verdaderamente interesa en todo proceso biográfico. No se manifiesta bruscamente y no posee ni la fuerza ni la intensidad de las experiencias relatadas por las personas que atravesaron por dichas situaciones de extremo riesgo. Es un proceso que se instala lentamente, a partir de la cuarta década de la vida, debiendo ser cultivado cuidadosamente. En este caso, si la persona abre sus sentidos a esta nueva sensación de unicidad, decidiéndose a profundizarla conscientemente, se habrá iniciado el verdadero camino del principiante que aspira a la fraternidad y unidad en el camino espiritual.

Para este proceso son de gran ayuda la meditación diaria y la observación constante de sí mismo.

De esta manera, es posible romper con la esclavitud de la conciencia de vigilia y apreciar la causalidad. Al tomar conciencia de esta causalidad, que obra en nuestra existencia, nos preparamos para abordar el concepto de karma.

Sólo así, la vida adquiere sentido como escuela y cada tropiezo será bienvenido por el mensaje que encierra.

Todo hecho deberá relacionarse con la causalidad y el orden universal y, así, la persona logrará instalarse, poco a poco, en la sensación de unicidad emergente.

Más aún, todo conocimiento adquirido debe apuntar a la unión con el Todo y aquel conocimiento antiguo deberá ser reformulado en relación con la Totalidad.

Cuando este estado de unicidad ocupa el centro del alma se percibe una agradable sensación de paz y un germinar de sentimientos serenos de amor y fraternidad universal. Estas sensaciones de unidad y de paz interior suelen despertar el desapego.

¿Qué es el desapego? Es un cambio de valores. Es la transformación de valores materiales en valores espirituales. Es un valor que está en el centro, equidistando entre la posesión y la indiferencia.

El verdadero despego produce una sensación de paz y esta misma sensación lo incentiva. La actitud de desapego estimula en la persona la alegría de descubrir que necesita cada vez menos para estar cada vez mejor.

Desapegarse no significa no tener, significa no depender de lo que se tiene.

Los valores materiales susceptibles de ser trabajados internamente como actitud de desapego abarcan todos los objetos físicos que nos rodean, desde los más insignificantes hasta los más grandes. Mucho más difíciles de ser abandonados son los valores anímicos, porque son más sutiles y están menos expuestos al campo iluminado de nuestra conciencia; por ejemplo, los roles que ejercemos diariamente, el prestigio alcanzado o el manejo del poder.

Las razones espirituales del desapego son casi obvias: la conciencia superior sabe de lo efímero de la existencia física; basta elevarse a otro nivel de conciencia para que el desapego del mundo físico se constituya en un hecho lógico y necesario.

Desde el punto de vista de la conciencia de vigilia u objetiva, hay un solo acontecimiento en la vida que no resiste la menor objeción por parte de la razón, esto es la muerte del cuerpo físico. Es muy comprensible, entonces, que a partir de la segunda mitad de la vida esta tremenda verdad humana cobre fuerza inconscientemente en el alma.

Todo desapego del mundo de los sentidos, antes de enfrentar la muerte física, facilitará enormemente el tránsito hacia el otro plano de conciencia y permitirá, en futuras encarnaciones, disfrutar serenamente del proceso tan temido.

La sensación de unicidad y la actitud de desapego confluyen en un sentimiento muy elevado: el amor al prójimo.

El amor al prójimo se cultiva y crece. Es un largo camino que parte del egoísmo para llegar al altruismo, al otro. Desde un punto de vista es un proceso que, por un lado, recibe aportes de la unicidad y del desapego y, por otro lado, del agradecimiento y del perdón. Es una sensación que se instala en nuestro Ser y se manifiesta como sensibilidad ante la necesidad ajena. Cuando esta sensibilidad se expande en el alma, se expresa en el mundo como acto de generosidad. La sensación de amor al prójimo siempre despierta un sentimiento de sana alegría, un verdadero bálsamo anímico-espiritual.

¿Y qué podemos decir del agradecimiento y del perdón? El agradecimiento es una sensación muy poco cultivada en el alma humana. El agradecimiento nace de los hechos más insignificantes, como respirar, caminar conscientemente, oír el canto de un pájaro, presenciar una puesta de sol, recostarse sobre el tronco de un árbol o acariciar a un animalito. Todo esto despierta un sentimiento de amor y fraternidad universal que incentiva el amor al prójimo, pudiendo trascenderse lo humano para llegar a lo divino.

El perdón provoca una sensación de benevolencia. Si analizamos el vocablo en detalle nos encontramos que la palabra perdón se compone de una preposición inseparable: per, que refuerza su significado y de un verbo que tiene una profunda significación en sí mismo como acción de desprendimiento y entrega, donar. Sin embargo, en el mismo vocablo permanece en silencio otro significado el de don. El sentido de la donación es el de la dádiva u ofrenda, como así también es una cualidad del ser humano.

Por lo tanto, el perdón es una verdadera cualidad del hombre que le permite desprenderse tanto de objetos materiales como del orgullo personal; desapego, para ofrecer una dádiva; amor al prójimo, que estimula en el espíritu la sensación de agradecimiento que lo une con el Todo, unicidad.

Aquí hablamos del perdón como una actitud del alma en relación con el mundo; una actitud libre que, en cada momento, podemos elegir asumir o rechazar.

La actitud interior de perdonar encierra un doble aspecto: anímico y espiritual. En el aspecto anímico produce un alivio y una liberación, es un desprenderse de algo que a su vez nos mantenía atrapados y esclavizados.

Nos desprendemos de sentimientos tales como odio, humillación, dolor.

En el aspecto espiritual, el trabajo consciente del perdón nos abre las puertas del aprendizaje, nos torna flexibles y compresivos con respecto a la naturaleza humana.

Es un excelente instrumento para cincelar aspectos oscuros del alma y nos abre el camino a la indulgencia y la compasión. La compasión se apoya en la humildad y es el profundo sentimiento de amor hacia el semejante, sin guardar relación con el sentimiento de lástima.

Saber que el otro es nuestro espejo, que los mismos errores que hoy criticamos fueron nuestras equivocaciones ayer, que en nuestro corazón y en el de nuestros semejantes brilla la misma luz, es suficiente para que se agigante el sentimiento de unicidad y amor al prójimo.

Por estos motivos, los tres septenios de Espíritu constituyen, en cada encarnación, la oportunidad de que el Yo evolucione un poco más para acercarse a sus verdaderas metas espirituales.

Antroposofía. Septenios: la biografía humana