Archivo por meses: enero 2018

UNIVERSO PROHIBIDO

La colección otros Mundos de Plaza y Janés, significó un antes y un después en la divulgación de las tesis alternativas.

Buena parte de estos libros no se han digitalizado, y poco a poco van desapareciendo de Las Bibliotecas al no ser demandados por desconocimiento de los lectores.

Sin duda una colección imprescindible para comprender la evolución histórica de nosotros mismos, de buscar respuestas a esas preguntas que el día a día se empeña en ocultarnos.

maestroviejo

 

El libro Universo prohibido fue escrita por el autor Leo Talamonti en el año de 1973 con el titulo original «UNIVERSO PROIBITO» (© 1973, PLAZA Y JANES) que se publico en la colección otros mundos con una traducción por VICENTE VILLACAMPA. «No creo que exista otro libro que contenga tal cantidad de hechos extraños, inquietantes, maravillosos» Dino Buzzati, Edición ilustrada.

Universo prohibido

PREFACIO

Antes de hablar de este libro y de la utilísima función que está llamado a desempeñar, debo permitirme algunas necesarias referencias a mis experiencias recientes y lejanas. Y comienzo con una consideración actual.

Parece casi increíble la tenacidad de los prejuicios enraizados en algunos divulgadores científicos, que se consideran autorizados a afirmar, con la mayor gravedad, la inexistencia de ciertos hechos, por otra parte ampliamente comprobados, si bien no aceptados aún por la ciencia considerada oficial.

De esta inextirpable tendencia a la negación arbitraria puedo, por lo que a mí respecta, aducir dos ejemplos válidos. A finales del lejano 1912 tuve ocasión de hacer, lo mismo que numerosos científicos «oficiales» de varios países, un estudio minucioso, in situ, de los famosos «caballos pensantes» de Elberfeld, en Alemania.

Omito repetir aquí lo que pienso acerca de aquel «pensamiento» equino, y me contento con consiznar que «todos» los estudiosos reunidos en Elberfeld (entre ellos había algunos de gran fama) declararon, sin excepción —por escrito —, tras las «pruebas concluyentes» efectuadas por mí mismo y luego por los demás, que las «respuestas» dadas por aquellos caballos se obtenían «en ausencia de señales» de cualquier género por parte de su dueño o de los asistentes, asimismo «ignorantes» uno y los otros del problema propuesto respectivamente al sujeto examinado. Pues bien, hace poco tiempo, el «redactor científico» de una notable revista italiana fue capaz de …

¿Cómo los Pensamientos se convierten en Enfermedades?

Escrito por Alquimista

A menudo leemos en libros de autoayuda o autoconocimiento, que los pensamientos de carga negativa o destructiva, afectan a la salud y pueden crear enfermedades. Que cuidar nuestros pensamientos puede tener una incidencia directa en nuestra salud, como poco.

Este tipo de aseveraciones, así tan resumidas (porque la industria editorial de hoy en día parece premiar los libros comerciales y resumidos, frente a los detallados y más técnicos) son una realidad. El problema es que no se explica el proceso por el cual el pensamiento de las personas se convierte directamente en parte de su salud, creando enfermedades y patologías o produciendo todo lo contrario: Mejoría y curaciones.

En el post de hoy vamos a hacer lo que muchos de esos documentales y libros no hacen: Explicar cómo funciona y de qué manera opera el proceso bioquímico completo por el cual nuestros pensamientos afectan directamente a nuestra salud tanto para bien como para mal.

Porque creemos que todo lo que se explica es fácilmente comprensible, mientras que lo que no se explica pasa a formar parte de la creencia. O se cree o no… pero no se comprende.

Veamos, pues, de qué manera un simple pensamiento (cada pensamiento que tenemos) afecta, física y materialmente, a nuestro organismo. El proceso es tan enriquecedor como interesante, de manera que merece la pena conocerlo a fondo porque, así, nos estaremos conociendo a nosotros mismos. Estaremos conociendo cómo opera nuestra Máquina Perfecta: La Mente, y su extensión:

El cuerpo.

EL PROCESO QUE SIGUE UN PENSAMIENTO PARA CONVERTIRSE EN ENFERMEDAD (O TODO LO CONTRARIO):

El pensamiento es la actividad de nuestro cerebro. Los pensamientos, las emociones, cómo nos sentimos, nuestra personalidad, la forma en que respondemos a nuestra vida… Todo ello forma lo que conocemos como “Mente” o actividad mental. Pero ahora nos interesa analizar el pensamiento como el flujo de actividad eléctrica que se desarrolla en nuestro cerebro, concretamente, la actividad comunicativa entre las neuronas.

Esas conexiones eléctricas interneuronales son las que dan lugar a lo que conocemos como pensamientos (ya sean imágenes, sonidos, recuerdos y memorias, inspiraciones, ideas, etc…).

Una vez el cerebro ha creado y perseverado en una serie de pensamientos de un determinado tipo (alegres, destructivos, de crítica, humorísticos, inspirativos…) nuestro hipotálamo (el gran laboratorio químico de nuestro organismo) se pone en marcha. ¿Forma de proceder? Tan simple de describir como compleja es en su funcionamiento: El hipotálamo se pone a crear hormonas (péptidos) directamente vinculados a los pensamientos que nuestro cerebro está teniendo. Es decir, que nuestro hipotálamo creará combinaciones químicas de la misma tipología que los pensamientos que nuestro cerebro está produciendo.

De este modo, aparecen las “emociones”. Nuestro hipotálamo, al segregar e inundar el torrente sanguíneo con esas hormonas vinculadas a nuestros pensamientos, hace que nuestro cuerpo cree sensaciones. Por eso nos sentimos bien o mal, alegres o abatidos, calmados o nerviosos, como respuesta a nuestros pensamientos. Se trata, sencillamente, de que nuestro centro bioquímico (el hipotálamo) está creando productos químicos como el más perfecto laboratorio imaginable, para “dar forma de sensaciones” a los pensamientos que está produciendo nuestro cerebro.

Nuestro hipotálamo puede crear péptidos que nos hagan actuar deprisa ante situaciones de estrés; O puede segregar hormonas placenteras para adormecernos o para “premiarnos”. En definitiva, puede crear una sustancia química natural para cada proceso mental que esté en ese momento en marcha.

EL PROBLEMA:

El problema es que, por desconocimiento de estos procesos, la gente no es consciente de la importancia que tiene “pensar correctamente”. No se trata aquí de defender un tipo de pensamiento religioso o moral, ni nada por el estilo. Cuando decimos “pensamiento correcto” queremos decir, ni más ni menos, que el que sea adecuado y beneficioso para cada uno de nosotros. Ni más ni menos.

Como la mayoría de las personas desconoce la maquinaria bioquímica que se pone en marca cada vez que nuestro cerebro produce pensamientos de un tipo o de otro, la gente simplemente no puede controlar cómo se siente, o lo que es mucho más importante, no puede controlar el hecho de que muchas de esas sustancias químicas vinculadas a pensamientos destructivos, están literalmente, envenenando su cuerpo a diario y de ahí surgen enfermedades.

Pero vayamos por partes, ya que hemos dicho que íbamos a explicar el proceso completo y de forma clara:

Si, por ejemplo, permitimos que las tensiones de cada día nos mantengan en un estado de estrés, o de alerta y desconfianza (actividades que realizará nuestro cerebro a través de los pensamientos que crea y que no se controlan), nuestro hipotálamo responderá segregando sustancias químicas que colocarán nuestro organismo en modo “ataque/huida” que es la respuesta interna ante el peligro y, por ello, frente a una situación de vida o muerte.

Esa actividad del hipotálamo que es tan importante y decisiva en momentos puntuales de verdadero peligro, se vuelve autodestructiva cuando se experimenta muy continuada y regularmente. El estrés, la ansiedad, la prisa, la urgencia, la preocupación… hace que nuestro cerebro cree situaciones inexistentes y, como respuesta química a ello, nuestro hipotálamo segrega las hormonas correspondientes a un ataque o a una situación de peligro inminente para nuestra vida… Y así, durante horas al día, y durante días y días al año. Eso, simplemente, destroza nuestro cuerpo por intoxicación bioquímica, dado que ningún organismo puede vivir permanentemente en estado de shock, de peligro o de estrés/miedo continuado.

Esto es lo que da lugar a infartos, anginas de pecho, úlcaras gastrointestinales, hipertensión arterial, diabetes y un largo etcétera de patologías que pueden llegar a ser mortales. Y todo comienza… En nuestros pensamientos descontrolados que han dado la orden equivocada a nuestro hipotálamo para que produzca sustancias que, segregadas de manera continuada en nuestro torrente sanguíneo, envenenan nuestro cuerpo.

MÁS PATOLOGÍAS CON ORÍGEN EN LA GESTIÓN DEL PENSAMIENTO (EXPLICADAS):

Otro cúmulo de patologías y enfermedades que nuestro cuerpo padece sin que fuera necesario y que están directamente vinculadas a la forma en que pensamos son las infecciones víricas y bacteriológicas.

El procedimiento es similar al anterior, pero no idéntico: Bajo situaciones constantes de estrés, miedo, ansiedad y preocupación, como hemos explicado, nuestra actividad hormonal pone en marcha procesos de defensa/respuesta. Es decir, tensiona músculos, prepara el cuerpo para la potencial huída, redirige la circulación sanguínea, paraliza procesos internos no vitales, para atender una supuesta amenaza que no existe… pero que estamos imaginando.

¿Qué logra todo esto?… Pues ni más ni menos, que nuestro sistema inmunitario se desgaste, se colapse y no pueda repeler ataques que, en situaciones normales, está combatiendo y rechazando a diario (cuando funciona bien, claro está).

Así pillamos una gripe, sufrimos alergias, tardamos más en cicatrizar o en repeler infecciones, etc.. etc…

Y todo comienza por la actividad mental.

Debemos tener en cuenta, ahora que sabemos cómo opera la bioquímica de nuestro cerebro, que nuestros pensamientos son las “instrucciones” que le dará nuestro cerebro a nuestro hipotálamo para que éste cree las hormonas que correspondan a ese estado mental. Si no cuidamos nuestros pensamientos y procesos mentales, la bioquímica de nuestro organismo sencillamente seguirá un patrón equivocado y nos inundará de toxinas que no juegan a nuestro favor, sino que nos debilitan, primero emocionalmente y después orgánicamente.

Nuestros órganos dejan de funcionar adecuadamente para hacerlo en modo “alerta”, si vivimos bajo situaciones de estrés sostenido, prisa, preocupación y ansiedad. Con ello la circulación sanguínea falla, la tensión se dispara, la actividad nerviosa salta por los aires y aparecen las enfermedades en órganos como el corazón, los riñones, el páncreas y un largo etcétera de variables.

Del mismo modo, esas instrucciones incorrectas que no hemos sabido parar y revertir en nuestros pensamientos afectan a nuestro sistema emocional: Agotamiento, pena, rabia, frustración, depresión, bipolarismo… y un largo etcétera de variables de orden nervioso y emocional. Tan peligrosas o más que las orgánicas.

EL CONOCIMIENTO ES LA SOLUCIÓN

Ahora que sabemos cómo se origina el proceso (pensamiento – hipotálamo – hormonas – envenenamiento del cuerpo – destrucción del sistema inmunitario) podemos también invertir el proceso.

Pensamientos de confianza, amor, seguridad, tranquilidad, calma, paz, alegría… Inician una secuencia totalmente diferente a la que da lugar a enfermedades. En estos otros casos, nuestro hipotálamo produce hormonas endorfinas, placenteras, de anestesia, calma, tranquilidad etc… Que contribuyen a que nuestro organismo pueda operar con normalidad y no bajo amenazas.

Nuestro sistema inmunitario puede hacer su trabajo de manera eficiente, el riego sanguíneo sigue el modelo y ritmo óptimos, nuestros órganos operan bajo condiciones perfectas.

Y todo comienza con el detonante inicial: Los pensamientos: La llave a la bioquímica del cuerpo humano.

Ahora, ya sabes qué hay detrás de cada emoción y de por qué te sientes como te sientes en cada momento.

Ahora también sabes de qué forma y por qué pasos, un pensamiento se convierte en una toxina y afecta a tu organismo enfermándolo, o todo lo contrario: Sanándolo.

Y, como siempre que parendes algo nuevo e importante, ahora tú eres el dueñ@ de hacer los cambios oportunos, porque es tu calidad de vida y tu salud las que están en juego.

Saludos cordiales.

TWITTER: @alquimistaverda

La segunda piel invisible que todos tenemos mucho más que protegernos del mundo exterior

En muchas de las denuncias de acoso sexual del último año se acusó a personas poderosas de «invadir el espacio personal» de otros.

¿Alguna vez te sentiste incómodo o incómoda porque algún desconocido se te sentó demasiado cerca o alguien -incluso alguien que conoces- se te puso a hablar a centímetros de tu cara?

Nos ha pasado a todos y no es algo imaginario: el espacio personal es real . Y no solo es real, es necesario para poder interactuar con normalidad.

En su nuevo libro » The Spaces Between Us » (Los espacios entre nosotros) el psicólogo y neurocientífico de la Universidad de Princeton Michael Graziano explica que lo que llamamos espacio personal es en realidad algo similar a un campo de fuerza .

«Es un mecanismo básico que crea nuestro cerebro, sin el cual no podríamos funcionar en el mundo», le dijo a BBC Mundo.

Los expertos empezaron a estudiar el fenómeno en animales. Se dieron cuenta de que los animales se evitan unos a otros, en especial a los predadores.

«Actúan como si hubiera un espacio invisible que los rodea y cualquier cosa que entra en ese espacio es considerado una amenaza potencial , que lleva a que el animal retroceda», explicó Graziano.

Los primeros estudios en humanos, en los años ’60 y ’70, abordaron la cuestión desde el punto de vista psicológico .

Fue en años más recientes que la neurociencia se dio cuenta de que el espacio personal tiene un fundamento biológico.

BBC
«The Spaces Between Us» (Los espacios entre nosotros) se publicó este mes. (Foto: Oxford University Press)

Cómo funciona

Neurocientíficos como Graziano descubrieron que en el cerebro hay neuronas específicas que son responsables de vigilar el espacio alrededor de distintas partes de nuestro cuerpo.

La cara es la zona con mayor vigilancia: distintas neuronas protegen distintas secciones. Le siguen los brazos.

¿Cómo sabe el cerebro cuando alguien ha invadido nuestro espacio personal?

No es por percepción extrasensorial. «El sistema se basa en la información que llega por los sentidos , en especial la vista, incluso lo que vemos de manera inconsciente», afirmó Graziano en referencia a la visión periférica.

Pero el mecanismo también se activa con la memoria .

«Estudiamos ciertas neuronas que se encargan de vigilar los objetos que están cerca del cuerpo. Luego apagamos la luz y vimos que incluso en medio de la oscuridad -e incluso si retirábamos los objetos- las neuronas protectoras seguían activas», señaló el experto.

Para ser menos torpes

Este mecanismo va más allá de garantizar nuestra seguridad e integridad física.

También es necesario para poder funcionar coordinadamente en el mundo.

Mujer atravesando una puerta

iStock
Nuestra percepción de los objetos que nos rodean nos permite realizar tareas mundanas como atravesar puertas sin golpearnos.
 

Por ejemplo, sin esta segunda piel invisible que nos permite percibir aquello que nos rodea seguramente golpearíamos nuestros hombros contra el marco cada vez que atravesamos una puerta o no podríamos manejarnos en una oficina llena de objetos.

Según Graziano, los seres humanos directamente no hubiéramos podido desarrollar el uso de herramientas si no tuviéramos este sistema de monitoreo neuronal que nos ayuda a entender dónde están las cosas en relación con nuestro cuerpo.

Si bien todos nacemos con este concepto de espacio personal ya integrado -es decir, no es una conducta aprendida- los expertos han visto que puede ser modificado por diferencias culturales .

Eso explica, seguramente, por qué en los países latinoamericanos la gente se saluda y abraza más, una conducta que en muchos países sajones sería considerada una violación del espacio personal.

Trump

También la personalidad puede influir en cuán grande o pequeño es ese espacio personal.

Sorprendentemente, contra lo que podría sonar lógico, las personalidades más fuertes o aquellos de estatus más alto tienden a tener espacios personales más chicos.

El ejemplo perfecto es Donald Trump, «probablemente una de las personas con el espacio personal más pequeño en el mundo hoy», según Graziano.

Seguir leyendo La segunda piel invisible que todos tenemos mucho más que protegernos del mundo exterior

Aparece un Manuscrito de Newton con la Fórmula de la Piedra Filosofal.

Manuscrito Newton Piedra Filosofal
Por muy raro que parezca, ha aparecido un manuscrito de Newton con la fórmula de la piedra filosofal. El mismo, presume de instrucciones exactas para crear este mineral que solo se ve en los cuentos de hadas y en las películas de Harry Potter. ¿En qué estaría pensando Newton al crear esta fórmula? ¿Será que realmente se puede crear la piedra filosofal? Y de ser así, ¿realmente funcionaría?
Manuscrito con la fórmula de Newton para crear la piedra filosofal
La piedra filosofal es un material fantástico, pero que es inexistente (que sepamos), se supone que sería capaz de catalizar los poderes más puros de la alquimia. Ello haría, entonces, que esta piedra fuese la responsable de poder transmutar materiales a niveles moleculares.
En otras palabras, ¡podría transformar el acero en oro puro! Esta premisa ha emocionado a muchos alquimistas a lo largo de la historia, al igual que celebres científicos antiguos. Entre ellos, destaca el conocido Isaac Newton, un genio del siglo XVII que parece que descubrió la fórmula de creación, y es que al parecer Newton estaba interesado en la alquimia también.
fuente/despiertavivimosenunamentira.com

Reencarnación según el budismo, una segunda oportunidad

La reencarnación budista fue el primer concepto que se tuvo acerca de la reencarnación, y generalmente este es el que más suele extrañar a las personas ya que no solo es difícil de entender sino que también es muy difícil de explicar.

Lo que podemos decir es que la reencarnacion budista habla de que de alguna manera hay algo nuestro que se mantiene en los que nos rodea y lo que plantea esta teoría es que hay una existencia distinta luego de la muerte. Ahora bien, en el caso de reencarnación budista debemos decir que el ciclo abarca unos seis estados de la existencia, los cuales deben ser atravesados por todos aquellos seres dotados de sensibilidad que tengan que cumplir con una ley del karma, por errores cometidos anteriormente.

Estos estados son: los dioses; asuras (seres elementales); humanos; animales; fantasmas; y habitantes del infierno, y solo en el estado humano un ser tiene la posibilidad de lograr su despertar espiritual liberándose de la rueda de reencarnación. De todas formas, la teoría de la reencarnacion budista asegura que una persona puede decidir si quiere volver a nacer luego de su muerte. De igual manera que lo hace el hinduismo, la reencarnación budista implica una carga o castigo, ya que el renacimiento se percibe como una desgracia, por ello los budistas piensan que en el momento de la muerte se determinará el carácter que se tenga en la próxima reencarnación. Esta es la explicación por la cual, las muertes budistas siempre deben ser adecuadas y representan uno de los momentos fundamentales de la religión ya que según dicen, la reencarnacion budista permite que una persona elija cual será el próximo vientre materno del que nacerá. Según el libro tibetano de la muerte, explica a la reencarnación budista como un paso de unos 4 días, entre la muerte de una persona y su próximo nacimiento. Como bien sabemos, todo ser vivo esta sometido a la muerte y a la reencarnación, por esta razón, los altos monjes budistas tienen la posibilidad de elegir cual será su próxima reencarnación, como así también pueden elegir dejar de reencarnar (siempre y cuando lleven un vida acorde a su religión y sus votos).

Una de las principales características que tiene la reencarnacion budista a diferencia de las demás teorías de reencarnación es que cabe la posibilidad de que quien reencarna lo haga en dos o más cuerpo. Por ejemplo, el espíritu, que para el budismo representa el principio vital reencarna en un cuerpo, mientras que el alma y la sabiduría en dos diferentes. Ahora bien, si a una persona la muerte la sorprende sin que la misma haya cumplido con su misión en la tierra, el la próxima vida tendrán que hacerlo, ya que no se pueden dejar asuntos pendientes en ninguna reencarnación.

La teoría de la reencarnación budista denomina estos casos como “Tulkus”, y representan el polo opuesto de la teoría general de la reencarnación que dice que el alma de la gente reencarna en un solo cuerpo. La reencarnacion budista es considerada como una oportunidad de aprendizaje de los errores cometidos, lo que implica que todo ser humano tiene derecho a una segunda oportunidad ya que lo que iguala a los seres humanos es el estar regidos por las mismas leyes, bajo las cuales Dios dispuso un progreso evolutivo de su creación. Teniendo en cuenta este parámetro, según la reencarnación budista a una persona nuca le debe importar la condición física de cada ser, sin importar que la misma interfiera con sus capacidades, ya que lo más importante es esforzarse al máximo para conseguir un desarrollo espiritual pleno y poder pensar que hoy somos un producto de los que fuimos anteriormente. La reencarnacion budista cree que por algo somos el fruto de lo que sembramos.

La reencarnación budista hoy

La teoría que le corresponde a la reencarnación budista está basada en las enseñanzas del príncipe Gautama que como conocemos, cambio una vida de lujos y beneficios por la búsqueda incansable de la paz interna. En la doctrina de la reencarnacion budista el Karma es el encargado de la configuración del sentido de la vida humana explicando todas las desigualdades que se producen en la misma. En la actualidad quienes siguen las creencias de budismos son alrededor de 340 millones de personas, y cada una de ellas se esfuerza por llevar una vida llena de paz y meditación ya que su vida se rige en base a las creencias de la reencarnación budista.

Al igual que los hindúes, los budistas viven una vida sana y de devoción ya que se preparan para sus propias reencarnaciones, y su intención es no tener que saldar cuentas pendientes en ninguna de sus encarnaciones. Básicamente, el convencimiento que poseen los seguidores de la doctrina de la reencarnación budista, de que si no se obra en consecuencia de una vida a otra, la carga que poseerá el Karma debido al comportamiento negativo provocará que la persona encarne en seres considerados inferiores al humano, como son los animales, o las plantas.

Fuente:

http://www.tarotyvidencias.com

Este artículo solo tiene 23 fotos de gatos

¿Eres un amante de los gatos? Entonces este artículo es para ti, porque aquí encontrarás una multitud de gatitos de todas las razas, colores y personalidades, cada uno de ellos es digno de portar el título del más tierno y más “guapo”.

Nosotros en Genial.guru creamos esta lista especialmente para todos ustedes que aman a esos peludos mininos.

Seguir leyendo Este artículo solo tiene 23 fotos de gatos

LA CAUSA DE LA «EPIDEMIA» DE INFELICIDAD

En uno de los estudios más importantes hasta la fecha, en el que participó más de 1 millón de adolescentes en Estados Unidos, un grupo de investigadores midió los niveles de satisfacción existencial o felicidad. Los resultados muestran una caída pronunciada sumamente preocupante a partir del 2012.

Los investigadores sondearon a los adolescentes y encontraron que existe una correlación entre el bienestar reportado y las actividades que realizan cotidianamente los jóvenes. Los adolescentes que pasan más tiempo con sus amigos conviviendo en persona, haciendo ejercicio, realizando actividades extracurriculares, participando en servicios, leyendo o incluso haciendo tarea son más felices que aquellos que pasan más tiempo en Internet, jugando en la computadora, en las redes sociales, texteando o viendo TV. En resumen, pasar mucho tiempo con pantallas se vincula con un sentimiento de infelicidad. De hecho, los jóvenes que pasan más de 5 horas al día frente a pantallas tienden a ser dos veces más infelices que los que sólo pasan 1.

Los investigadores notan que el 2012, la fecha desde la cual han notado una caída sustancial en la felicidad de los participantes, coincide con el momento en el que los smartphones adquirieron una popularidad global. El tiempo en línea se duplicó del 2006 al 2016.

La profesora Jean Twenge, una de las autoras del estudio, señala que, aunque existe la posibilidad de que las personas ya infelices busquen actividades frente a una pantalla, existe un creciente número de investigaciones que sugieren que de hecho existe una relación de causalidad entre ambos fenómenos, y que estas actividades pueden producir por sí mismas estados de infelicidad o insatisfacción: «Si quisieras un consejo basado en este estudio sería: deja tu teléfono y ve a hacer algo más -casi lo que sea-«.

Es importante mencionar que estos datos no son exclusivos de los adolescentes. En el caso de los adultos existen datos que muestran también una diminución del bienestar. Los adultos de más de 30 años están menos felices que hace 15 años y tienen menos sexo. Aunque pueden existir muchos factores, sin duda uno a considerarse es que los adultos también está pasando más tiempo en actividades de pantalla y menos tiempo cara a cara con otras personas.

Por último, hay que mencionar que el estudio notó que las personas más felices no eran las que no usaban nada de medios digitales, sino los que los utilizaban poco (menos de 1 hora al día). Como en todo, la moderación es la clave.

(Fuente: Pijamasurf;

Lo acusan de transformar a un hombre en una cabra y le dan una paliza por ello

En Rumuokoro (Nigeria), una multitud propinó una brutal paliza a un individuo al que acusaban de haber transformado a un hombre en una cabra , informa Daily Post. La policía ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Al parecer, alguien vio a la víctima corriendo delante de la cabracomo si lo estuviera persiguiendo, y le dio por pensar de que el individuo había transformado a un hombre en dicho animal. Después, un grupo de personas acusó a la víctima de ser un brujo y lo golpearon hasta que perdió el conocimiento. Varios agentes de seguridad tuvieron que intervenir para detener el linchamiento.

La víctima fue trasladada a dependencias policiales junto a la cabra y otros dos individuos. Allí recuperó la consciencia y afirmó que la cabra era su mascota. «Estaba saliendo de mi finca cuando me percaté de que mi cabra me estaba siguiendo», declaró. «Normalmente me sigue allá donde voy, porque habitualmente le compro galletas, pero esta vez no quería que me siguiera y corrí para intentar despistarla», afirmó.

El protagonista de esta historia confiesa que se sintió anonadado cuando supo que había gente que pensaba que él había transformado a un hombre en una cabra. «¿Acaso es siquiera posible hacer eso?», se pregunta.

https://actualidad.rt.com/viral/261184-transformar-hombre-cabra-paliza?utm_source=feedly&utm_medium=rss&utm_campaign=all

Cómo Soros se sinceró sobre su lado más inmoral

Por Sputnik

Durante el Foro Económico Mundial en Davos, el magnate financiero estadounidense George Soros hizo varias declaraciones altisonantes sobre las redes sociales, a las que considera enemigas de la democracia, así como sobre su cambio de actitud hacia Rusia. No obstante, ya otras veces el multimillonario ha hecho declaraciones aún más sorprendentes.

Sputnik recordó la entrevista de Soros del año 1998 para el programa televisivo de la cadena CBS ’60 Minutes’, donde este estadounidense de origen judío húngaro asegura no sentirse culpable por haber colaborado con los nazis para confiscar propiedades de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Fue la decisión de un programador lo que causó la “criptomasacre”?

Por RT

The Wall Street Journal sostiene que detrás del desplome de monedas digitales está el creador de un popular rastreador de precios de monedas digitales.

El bitcóin y decenas de otras criptodivisas perdieron el pasado 8 de enero más de 100.000 millones de dólares de su valor de mercado. Según The Wall Street Journal, este desplome tiene una explicación sencilla y el culpable tiene nombres y apellidos: Brandon Chez, fundador del portal CoinMarketCap.

El popular rastreador de precios de divisas electrónicas, creado en 2013 por este programador de 31 años, se ha convertido en una de las páginas web más visitadas del mundo debido al gran interés que suscitan las criptomonedas.

El pasado 7 de enero dicho portal decidió eliminar de sus algoritmos y listados los datos de las plataformas de cambio de Corea del Sur, ya que ofrecían precios considerablemente más altos que las bolsas de divisas digitales de otros países. Entre las bolsas excluidas figuraba Bithumb, la principal casa de cambio de criptomonedas del país asiático y la segunda mayor del mundo.

Se desconoce si la decisión de la web se concretó el mismo día, pero el 8 de enero las cotizaciones de monedas electrónicas comenzaron a caer a falta de las bolsas surcoreanas en las listas.

En un comentario para The Wall Street Journal, Chez reconoció que la medida originó numerosas quejas de los usuarios sobre la inexactitud de los precios, si bien recalca que, personalmente, “no se dio cuenta de la magnitud del impacto” causado por la eliminación de las bolsas surcoreanas.

“Creo que el mercado ya estaba entonces en recesión, así que el momento fue bastante inoportuno”, comentó el programador, precisando que el objetivo de CoinMarketCap siempre ha sido “permanecer como una fuente neutra y precisa para la comunidad de criptomonedas”.

La Élite visualiza un futuro donde ya no les seremos útiles

Por SERVIMAT

Esta semana concluyo el Foro Económico Mundial de Davos. El tema central fueron las implicaciones sociales de las nuevas tecnologías.

Inteligencia artificial, Big Data, Cadena de Bloques, Criptomonedas, robotización son solo algunas de las nuevas tecnologías que componen la llamada Cuarta Revolución Industrial.

Un ingrediente comestible fue usado para construir las majestuosas murallas de China, ¿sabes cuál?

Te sorprenderás de que el arroz pegajoso o el arroz aglutinante, la comida básica de Asia, fue el ingrediente secreto detrás de una mezcla para construcción súper-fuerte en la antigua China. De hecho, se dice que utilizar el arroz pegajoso como un ingrediente para construcción, es una de las mayores innovaciones en la historia, la cual fue desarrollada hace aproximadamente 1500 años y ¡posiblemente más!
Nanjing City Wall, Zhonghua Gate | ©Getty Images.

La muralla de 600 años de antigüedad de la ciudad de Nanjing, también conocida como la Gran muralla Ming de Nanjing, aún se levanta fuerte y el crédito va para el mortero del pegajoso arroz, una mezcla estándar de cal mezclada con sopa de arroz pegajoso.

De acuerdo con National Geographic, este descubrimiento fue concluido debido a la presencia de amilopectina, un tipo de carbohidrato contenido en el arroz, que fue encontrado en la Muralla de la ciudad de Nanjing según un estudio dirigido por el Dr. Zhang Bingjian de la Universidad de Zhejiang en China. La muralla fue construida durante la Dinastía Ming (1368–1644).

©Getty Images.

“Un análisis muestra que el mortero de los constructores antiguos es un tipo de material especial, compuesto de sustancias orgánicas e inorgánicas”,  explicó el Dr. Zhang, director del Instituto de Fisicoquímica de la Universidad de Zhejiang, según la Sociedad Química Americana.

“El compuesto inorgánico es el carbonato de calcio y el componente orgánico es la amilopectina, que viene de la pegajosa sopa de arroz añadida al mortero”, añadió.

©Wikimedia Commons | Takeaway.

El Dr. Zhang notó que el mortero de arroz pegajoso fue el primer componente de mortero del mundo, compuesto de ambos materiales: orgánicos e inorgánicos. Evidencia encontrada en escritos antiguos muestran que este mortero especial fue desarrollado hace 1500 años por los trabajadores chinos de la construcción.

©Wikimedia Commons | Tyg728.

Según Vision Times, el uso del mortero de arroz pegajoso se desarrolló más después de las dinastías Song y Yuan. Como alimentar a la gente fue una de las principales preocupaciones en la antigua China, el mortero de arroz pegajoso solo se empleaba para las construcciones de las altas estructuras sociales en la China antigua, como la Ciudad Prohibida en Beijing, el Resort de la Montaña Chengde, las tumbas Qing del Éste y la muralla del río Qiantang, toda esta herencia arquitectónica fue construida usando arroz pegajoso durante las dinastías Ming y Qing.

Nombrada una de las grandes innovaciones tecnológicas de la época, por el Dr. Zhang, el mortero súper-duro, es más fuerte y más resistente al agua que el tradicional mortero de cal y ha ayudado a que estas estructuras antiguas atraviesen temblores y otros desastres cometidos por el hombre.

Seguir leyendo Un ingrediente comestible fue usado para construir las majestuosas murallas de China, ¿sabes cuál?

¿Debo irme o debo quedarme? La respuesta está dentro de ti

¿Debo irme o debo quedarme? Pocas encrucijadas existenciales nos plantean tantas dudas, tantos miedos. Sabemos que a veces, quedarnos es ir demasiado lejos y que por el contrario, poner distancia supone volver a nuestras auténticas esencias. Sin embargo, esta regla de tres puede no funcionar en todos los casos. Entonces ¿cómo saberlo? ¿Cómo tomar la decisión más acertada?

Si hay algo que a todos nos gustaría es poder tomar siempre la decisión más acertada, ser infalibles, precisos e impecables en cada uno de nuestros pasos. Ahora bien, por mucho que queramos, nadie llega a este mundo con una brújula perfectamente calibrada capaz de guiarle en el camino de la vida. Así, y en cierto modo, esa es nuestra auténtica grandeza, la verdadera aventura: trazar nuestro propio recorrido en base a errores y aciertos.

En el mapa de nuestra existencia, el único error que podemos cometer es precisamente no tomar decisiones, dejando que el azar tome el timón, abandonando esa porción de control que siempre tenemos. Quedarnos con el miedo es abrazarnos a la inmovilidad, es anclarnos como barcos oxidados en la orilla de la vida. Sin embargo, quien sea capaz de optar por una dirección u otra estará asumiendo el aprendizaje que nace de esta decisión, la más importante de todas.

Hombre mirando ballena en el cielo preguntándose ¿Debo irme o debo quedarme?

¿Debo irme o debo quedarme? Decidir no siempre significa renunciar

Las personas somos empujadas a tomar decisiones casi de forma constante. Elegimos entre ir en coche o en transporte público, entre tomar té o café, entre quedar o no quedar con un amigo, entre ahorrar un poco más este mes o ir más al día satisfaciendo nuestros deseos o necesidades… Este tipo de elecciones, más o menos banales, no nos suponen un gran esfuerzo porque por lo general, no hay ningún tipo de “pérdida” en ellas.

Las decisiones donde se concentra una mayor tensión emocional son aquellas para las que nuestro cerebro entiende que hay una pérdida del equilibrio. Dejar o no dejar a nuestra pareja, dejar el trabajo para buscar otro, abandonar nuestro país para emprender otros proyectos… Todo ello enciende en nosotros algo que los psicólogos entienden como “aversión a la pérdida”. Es como si en nuestro interior se activara una alarma avisándonos de que hay un riesgo, un peligro para el que no estamos preparados.

De este modo, ante la pregunta de “¿Debo irme o debo quedarme?” es necesario entender algunos aspectos que sin duda pueden ayudarnos.

  • Decidir, tomar una decisión no debe ser sinónimo de pérdida o de renuncia: entendámoslo como una ganancia. Por ejemplo, si dejo ese trabajo en el que me sentía realizado para coger otro donde recibo un mejor salario, pero mi satisfacción personal es menor, probablemente estaríamos ante una pérdida.

Chico con cabeza abierta preguntándose ¿Debo irme o debo quedarme?

  • Otro ejemplo: si opto por darle una nueva oportunidad a mi pareja, quedarme y estirar un poco más de esa relación casi imposible, estaré perdiendo, estaré haciéndome daño a mí mismo. No nos olvidemos de que aferrarnos puede resultar mucho más doloroso que soltarnos.

En este sentido, es inteligente que intentemos darle un sentido y una orientación a cada una de nuestras decisiones. Si elijo quedarme o elijo marcharme, será por un fin muy concreto: para invertir en mí, para seguir trabajando día a día en mi felicidadEsta es además una elección que solo yo puedo tomar, porque nadie puede ponerse por mis zapatos para trazar mi camino, ni nadie puede integrarse por completo en mis circunstancias porque el conocimiento más profundo de las mismas, en la mayoría de las ocasiones, solo puedo alcanzarlo yo.

La respuesta está en tu interior

¿Debo irme o debo quedarme? En ocasiones esta pregunta llega a cronificarse de tal modo que todo empieza a empañarse, perdemos calidad de vida y lo que es peor, nuestro cuerpo empieza a somatizar esa angustia, esa duda perpetua no resuelta.

  • Sufrimos insomnio.
  • Problemas de digestión.
  • Cefaleas.
  • Dolores musculoesqueléticos.
  • Cambios de humor.
  • Taquicardias.
  • Problemas de concentración…

Cuando nuestra mente no está en calma, deja de sintonizar con nuestro cuerpo y entonces aparecen desajustes, pistas evidentes de que hay un problema que debemos resolver. Hacerlo no solo es recomendable, sino que es una clara obligación que tenemos que afrontar del mejor modo posible. Estos serían unos pasos sobre los que reflexionar.

Mujer ante dos caminos preguntándose ¿Debo irme o debo quedarme?

Dos componentes para tomar una buena decisión

Hemos oído muchas veces aquello de que la mejor respuesta está siempre en nuestro interior. Llegar a ella es un acto de valiente auto-exploración que puede llevarse a cabo mediante el modelo de resolución de problemas de Thomas D’Zurilla y Marvin Goldfried. Esta propuesta teórica es sencilla e inspiradora y requiere que pongamos en práctica dos procesos:

  • Asume una actitud positiva y valiente. A la hora de encarar un problema, nuestra actitud lo es todo. Recordemos una vez más lo señalado con anterioridad, orientemos nuestras acciones en una dirección, la de la ganancia personal. Decidir no es renunciar, en ese paso siempre debe existir un valor añadido, un claro incentivo para nuestra felicidad y equilibrio interior.
  • El segundo aspecto es la capacidad para reformular nuestra vida. Siempre llega un momento en el que no queda más opción que reinventarnos de nuevo, reescribir nuestra historia, dar un paso más allá para avanzar siendo los de siempre, pero algo más fuertes, algo más nuevos, relucientes casi.

Para concluir, ante la eterna pregunta de “¿debo irme o debo quedarme?”, entendamos que en realidad no siempre hay una opción más correcta que otra, no hay un camino dorado y otro de espinas puntiagudas. Somos nosotros quienes haremos que esa elección sea la idónea teniendo claras nuestras prioridades, nosotros quienes con nuestro esfuerzo daremos forma a una realidad más satisfactoria.

El camino, al fin y al cabo, lo hacemos siempre nosotros.

¿Debo irme o debo quedarme? La respuesta está dentro de ti