Archivo por días: marzo 7, 2018

Este fantástico corto nos enseña qué sucede cuando no confiamos en el curso de la vida

Hace ya varios años, mientras estaba sentada en un banco de un parque, se me acercó un señor mayor y se sentó a mi lado. Estuvimos largos minutos en silencio, simplemente sentados uno junto al otro. Antes de marcharse me dijo: “Tienes que confiar más en las señales de la vida. La vida te envía muchas señales, pero si no sabes descifrarlas te perderás”.
Aquello me impresionó pero no me asombró, como si de alguna manera aquel encuentro fortuito fuera la cosa más natural y maravillosa del mundo al mismo tiempo. Así que le pregunté cómo podía descifrar la dirección que me indicaban las señales.
Me sonrió y me dijo: “No puedes pensar en las señales, solo tienes que sentirlas”.
En aquel momento sus palabras no tenían mucho sentido para mí. Hoy sí. Nunca más lo volví a ver. Quizá era alguien que había perdido la cabeza, o quizá era una de esas personas mágicas, de quien se escribió: “Hay personas mágicas. Te lo prometo, las he visto. Se encuentran escondidas por todos los rincones del planeta. Disfrazadas de normales. Disimulando su especial forma de ser. Procuran comportarse como los demás. Por eso, a veces, es tan difícil encontrarlas. Pero cuando las descubres ya no hay marcha atrás. No puedes deshacerte de su recuerdo. No se lo digas a nadie, pero dicen que su magia es tan fuerte que, si te toca una vez, lo hace para siempre”.
Este precioso corto animado de Sabrina Cotugno titulado: “Kagemono: The Shadow Folk”, nos muestra precisamente la importancia de confiar en el flujo de la vida, de saber detectar y desentrañar las pequeñas pistas que a menudo no percibimos debido a nuestros estereotipos, prejuicios, miedos o expectativas. Así, podemos terminar confiando en la persona equivocada, la persona que hará añicos nuestro equilibrio psicológico, mientras apartamos a esas personas que realmente pueden enriquecernos y ayudarnos.

5 lecciones valiosas para la vida

Este precioso corto nos brinda algunas lecciones de las que deberíamos tomar nota.
1. No te dejes llevar por la primera impresión porque a menudo engaña. La primera impresión es un proceso bastante ambiguo que ocurre en cuestión de pocos segundos mediante el cual atribuimos características de personalidad basándonos en pequeñas pistas visuales. Esa primera impresión suele estar determinada por nuestros estereotipos y prejuicios, por lo que podría impedirnos conocer a personas estupendas o, al contrario, hacer que nos acerquemos a personas tóxicas que terminarán haciéndonos daño pero que son, aparentemente, encantadoras.
2. Atesora las experiencias, también las malas. Nadie es completamente malo, ni completamente bueno, todos tenemos luces y sombras. No obstante, cuando hacemos el balance, algunas historias pueden ser definitivamente negativas. En esos casos, no nos queda sino aprender la lección. Cada persona que se cruza en nuestra vida tendrá la oportunidad de brindarnos la enseñanza que necesitábamos, aunque no no siempre sea la que esperábamos.
3. A veces la ayuda llega de formas inesperadas. A veces no somos plenamente conscientes de los riesgos y peligros a los que nos enfrentamos. Cuando estamos demasiado imbuidos en un problema, no vemos la solución y ni siquiera somos capaces de darnos cuenta de la mano amiga que nos quiere ayudar. Debemos recordar que muchas veces, la ayuda proviene de donde menos lo esperamos y que a veces unas palabras amargas o duras, pueden encerrar una gran verdad que necesitamos escuchar. A veces simplemente debemos dejarnos ayudar.
4. Cuida a las personas maravillosas. Karl Marx dijo: “Rodéate de las personas que te hacen feliz. Las personas que te hacen reír, que te ayudan cuando lo necesitas. Las personas que realmente se preocupan. Ellos son los que vale la pena tener en tu vida. Todos los demás, están de paso”. Por tanto, asegúrate de hacerle un espacio en tu vida a esas personas y, si te equivocaste en un primer momento con ellas, pide disculpas sinceras y cultiva esa amistad.
5. Confía más en el curso de la vida. En el taoísmo existe el concepto de fluir, que significa permitir que la vida siga su curso, sin oponer una resistencia inútil pues a menudo resistirnos a los cambios solo genera infelicidad. A veces podríamos evitar muchos problemas si tan solo aprendiéramos a decodificar las señales de la vida, que nos dice “detente, espera un poco” o “ahora es el momento, atrévete”. Empecinarnos en llevarle la contraria a menudo solo hace que gastemos energía inútilmente, desgastándonos en ese esfuerzo, recorriendo caminos que no nos llevan a ninguna parte.

La teoría del implexo: el gran árbol genealógico de la humanidad.

“Todo el mundo tiene dos progenitores, cuatro abuelos, ocho bisabuelos, 16 tatarabuelos, etc. Por cada generación que retrocedamos, tendremos el doble de antepasados directos. Cabe advertir que este problema guarda mucha semejanza con el del ajedrez persa. Si, por ejemplo, cada 25 años surge una nueva generación, entonces 64 generaciones atrás serán 64 x 25 = 1.600 años, es decir, justo antes de la caída del imperio romano. De este modo, cada uno de los que ahora vivimos tenía en el año 400 unos 18,5 trillones de antepasados directos…, o así parece. Y eso sin hablar de los parientes colaterales.
Ahora bien, esa cifra supera con creces la población de la Tierra en cualquier época; es muy superior incluso al número acumulado de seres humanos nacidos a lo largo de toda la historia de nuestra especie. Algo falla en nuestro cálculo. ¿Qué es?
Bueno, hemos supuesto que todos esos antepasados directos eran personas diferentes. Sin embargo, no es ése el caso. Un mismo antepasado se encuentra emparentado con nosotros por numerosas vías diferentes. Nos hallamos vinculados de forma repetida y múltiple con cada uno de nuestros parientes, y muchísimo más con los antepasados remotos. Algo parecido sucede con el conjunto de la población humana. Si retrocedemos lo suficiente, dos personas cualesquiera de la Tierra encontrarán un antepasado común. (…) Cuando dos personas proceden de una misma nación o cultura, o del mismo rincón del mundo, y sus genealogías están bien trazadas, es probable que se acabe por descubrir a su último antepasado común.

 En cualquier caso, las relaciones están claras: todos los habitantes de la Tierra somos primos.”Carl Sagan.

Se trata de la teoría del implexo, como lo explica el genealogista Pablo Briand: “Todos necesariamente tenemos 2 padres. Y 4 abuelos. Y 8 bisabuelos. Y 16 tatarabuelos. Si seguimos a la sexta generación, descendemos de 32 personas. En la séptima, de 64. En la octava, de 128. En la novena, de 256. En la décima, de 512. En la onceava, de 1024. En la doceava, de 2048. Y así sucesivamente, hasta que encontramos (oh!) en esta progresión exponencial que en la generación Nº 18 descendemos de 131.072 personas. Hasta aquí todo es posible. Pero si seguimos adelante, en la generación nº 32 -sólo hace 800 años- descenderíamos de 2 mil millones de personas. Y en la generación Nº 41, de 1 billón (aproximadamente) de personas. Y aquí viene la pregunta: ¿cómo puede esto ser posible si en el siglo 9 no había esos habitantes en el mundo, sino tan sólo unos 200 millones?
La respuesta es una consecuencia necesaria: para que esto sea cierto (y lo es) los antepasados tienen que repetirse.
En genealogía, esto se llama “implexo”. Es decir, hay un punto en el pasado en el que la ascendencia, en lugar de expandirse, se comprime.”

“Es por eso que hay que tener cuidado con las ideas sobre distintas razas, etnias y los prejuicios que ello acarrea: todos los seres humanos somos mucho más hermanos de lo que creemos!”
Ya en 1930, el escritor húngaro Frigyes Karinthy decía que cualquier persona está conectada a otra a través de una cadena de cinco intermediarios que se conocen. Es decir, entre dos personas cualesquiera de este planeta sólo hay una separación de seis grados o conectores.

En 2004 un grupo de científicos del MIT de Massachusetts ya calcularon el ancestro común de todos los seres humanos vivos, y explicaron que si nos remontamos 75 generaciones (unos 2.000 años), toda la humanidad está conectada a un mismo árbol genealógico. Es decir, tenemos los mismos ancestros en muchas ramas. Que todos somos familia, todos somos primos.

En 2015, el genetista Kari Stefansson creó deCODE en su país, Islandia, donde los vikingos hicieron su aparición alrededor del año 1.000. De esta manera, creó un inmenso y meticuloso mapa genético que se extiende a un tercio de la población del país. Así, evitan incestos en un país de unos 300.000 habitantes. La mayoría de los islandeses están relacionados en su 6ª y 8ª generación.

Un árbol genealógico de 6000 parientes, siete generaciones, con matrimonios en rojo.
Actualmente, un grupo de investigadores, dirigido por Yaniv Erlich de MyHeritage (una plataforma genealógica online), ha analizado el parentesco de 86 millones de personas y ha creado el mayor árbol genealógico construido hasta la fecha. En él, hay 13 millones de personas conectadas a lo largo de 11 generaciones y agrupados en 5,3 millones de familias distintas. Se remonta a 5 siglos y recoge datos de perfiles públicos que provienen únicamente de Europa y América del Norte desde Geni.com, una web donde las personas comparten sus árboles genealógicos y de la que es dueña MyHeritage. La información incluye cuándo y dónde nació y murió cada persona. Y visualiza que la endogamia, las relaciones sexuales entre parientes consanguíneos, ha sido muy habitual en la antigüedad. Y no solo entre la aristocracia o para conservar el linaje. Es más, el ferrocarril hizo que la gente se dispersara más, pero las parejas siguieron formándose entre parientes. Antes del año 1850 era un hecho común casarse con algún familiar lejano, sobre todo primos cuartos, cerca de donde habían nacido, más o menos a 10 kilómetros de distancia. Y no fue tanto los avances del transporte, sino un cambio cultural en occidente, la causa que evitó los casamientos entre familiares. Seguir leyendo La teoría del implexo: el gran árbol genealógico de la humanidad.

Neurólogo advierte que el Aluminio de los Chemtrails podría provocar un “explosivo aumento en las enfermedades neurodegenerativas”

Chemtrails, Nanoaluminio y efectos del desarrollo neurológico y neurodegenerativos
Por Russell L. Blaylock

Las nanopartículas de aluminio son infinitamente más reactivas y pueden penetrar fácilmente en el cerebro

Internet está lleno de historias de “estelas químicas” y geoingeniería para combatir el “calentamiento global”; y, hasta hace poco, tomé estas historias con un grano de sal. Una de las principales razones de mi escepticismo era que rara vez vi lo que estaban describiendo en el cielo. Pero en los últimos años he notado un gran número de estos senderos y tengo que admitir que no son como las estelas de los que crecí viendo en el cielo. Son extensas, bastante amplias, adoptando un patrón definido, y evolucionan poco a poco en nubes artificiales. De particular preocupación es que ahora haya tantas – docenas cada día cubren el cielo.

Mi mayor preocupación es que no hay evidencia de que se estén rociando toneladas de compuestos de aluminio de tamaño nanométrico. Se ha demostrado en la literatura científica y médica que las partículas nanométricas son infinitamente más reactivas e inducen inflamación intensa en un número de tejidos. De especial preocupación es el efecto de estas nanopartículas en el cerebro y la médula espinal, como una lista creciente de enfermedades neurodegenerativas, incluyendo la demencia de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, y enfermedad de Lou Gehrig (ALS) están fuertemente relacionadas con la exposición al aluminio del medio ambiente.

Las nanopartículas de aluminio no sólo son infinitamente más inflamatorias, también penetran fácilmente en el cerebro por una serie de vías, incluyendo la sangre y los nervios olfativos (los nervios del olor en la nariz). Los estudios han demostrado que estas partículas pasan a lo largo de los tractos neuronales olfativos, que conectan directamente a la zona del cerebro que no sólo es el más afectado por la enfermedad del Alzheimer, sino también los primeros afectados en el curso de la enfermedad. También tienen el nivel más alto de aluminio en el cerebro en los casos de Alzheimer.

La vía intranasal de exposición hace que la pulverización de cantidades masivas de nanoaluminio en los cielos, sea especialmente peligroso, ya que es inhalado por personas de todas las edades, incluyendo bebés y niños pequeños durante muchas horas. Sabemos que las personas mayores tienen mayor reacción a esta suspensión de aluminio en el aire. Debido a las nanodimensiones de las partículas de aluminio que se utilizan, los sistemas de filtrado de casa no retiran el aluminio, prolongando así la exposición, incluso en interiores.

Seguir leyendo Neurólogo advierte que el Aluminio de los Chemtrails podría provocar un “explosivo aumento en las enfermedades neurodegenerativas”

El misterio del asesinato ruso y el estado crítico en una exposición desconocida en Inglaterra

Estaban en un banco de un centro comercial y cayeron enfermos. Ahora se sabe que uno de ellos es un exespía ruso.

La BBC tuvo conocimiento de que Sergei Skripal, de 66 años, está en terapia intensiva tras haber sido expuesto el domingo a una sustancia desconocida en la ciudad británica de Salisbury, en el sur de Inglaterra.

Skripal había sido condenado en Rusia en 2006 por espiar para Reino Unido y recibió en 2010 refugio en este país tras un “intercambio de espías” entre Estados Unidos y Moscú.

El exmilitar y una mujer de 33 años fueron hallados inconscientes el domingo en un banco de un centro comercial llamado Maltings.

La sustancia todavía no ha sido identificada , pero la oficina de salud pública británica que no suponía ningún riesgo conocido para la salud de los ciudadanos.

La policía acordonó las inmediaciones del banco donde encontraron inconsciente a Skripal y a una mujer de 33 años.

Getty Images
La policía acordonó las inmediaciones del banco donde encontraron inconsciente a Skripal y a una mujer de 33 años.

La policía del condado de Wiltshire, donde se encuentra Salisbury, está investigando si el incidente se trata de un hecho criminal.

Las autoridades señalaron que ninguno de los dos tenía heridas visibles pero que habían sido hallados inconscientes.

Declararon el hecho como un “incidente de dimensiones grandes” y varias agencias de seguridad están investigando. Dijeron que no había sido calificado como un evento terrorista, pero que mantenían “un criterio abierto” en cuanto a esto.

¿Quién es Sergei Skripal?

Sergei Skripal es un coronel de inteligencia retirado del gobierno ruso que fue condenado por el Kremlin a 13 años de prisión en 2006 por espiar para Reino Unido.

Lo hallaron culpable de pasar información sobre las identidades de agentes de inteligencia rusos que trabajaban en secreto en Europa al Servicio de Inteligencia Secreto británico (conocido como MI6).

Seguir leyendo El misterio del asesinato ruso y el estado crítico en una exposición desconocida en Inglaterra

¿Qué es la neuroeducación y cómo puede cambiar la forma de enseñar y aprender?

¿Te desconcentras en las clases? ¿Crees que tus hijos no están motivados? ¿Memorizar es el mejor camino para aprender?

Estas son algunas de las preguntas que pueden surgir en el sistema de educación actual y la neuroeducación intenta responderlas para queaprendamos mejor .

Pero ¿de qué se trata la neuroeducación?

Funcionamiento del cerebro

“Estamos entrando en una nueva educación”.

Así opina el doctor Francisco Mora, profesor de Fisiología Humana de la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mujer frente a dibujo de cerebro.

Getty Images
Los descubrimientos en el funcionamiento del cerebro pueden llevar a transformar la manera en la que aprendemos.

Mora es especialista en neuroeducación, un conjunto de conocimientos basados en cómo funciona el cerebro humano en un contexto psicológico, científico y educativo , explica, aunque dice que aún no es algo que cuente con un reglamento académico.

Y el punto clave de esta nueva aproximación a la educación es que el cerebro necesita la emoción para aprender.

“Todo lo que somos, lo que sentimos, lo que creemos, lo que pensamos, lo que hacemos en el mundo es producto del funcionamiento del cerebro. Por eso somos seres fundamentalmente emocionales y luego somos críticos y razonamos”, le dice Mora a BBC Mundo.

Con estos nuevos descubrimientos, “nos estamos dando cuenta de que el cerebro trae códigos que se expresan en tiempos diferentes a lo largo de la vida”, añade.

“Y sabemos que algunos de esos tiempos de desarrollo se puede aprender mejor que en otros “, señala Mora que es autor del libro “Neuroeducación: solo se puede aprender aquello que se ama” .

Aprender a leer

Francisco Mora. (Foto: cortesía de Francisco Mora)

BBC
Francisco Mora es doctor en Medicina y autor de varios libros sobre neuroeducación. (Foto: cortesía de Francisco Mora)

Una de las revelaciones que hizo la ciencia en torno al funcionamiento del cerebro es el proceso de la lectura.

El cerebro humano no está diseñado para leer, sino que evoluciona y aprende esa habilidad, porque la lectura es un invento cultural.

“Al estudiar cómo lee el cerebro, en realidad lo que se está observando es cómo aprende algo nuevo. Y ahí es cuando empiezas a entrar en el área de la neuroplasticidad”, le dijo BBC Mundo el año pasado Maryanne Wolf, neurocientífica cognitiva y directora del Centro para la Investigación de la Lectura y el Lenguaje de la Universidad de Tufts, en Massachusetts, Estados Unidos.

Y el doctor Mora coincide y da un paso más allá, al asegurar que “la lectura es algo que nunca hemos sabido cuándo enseñarla”.

“Pero llegó la neuroeducación y la ciencia que nos dice que la transformación en la lectura solo ocurre en el cerebro ente los 6 o 7 años”, explica.

“Por eso Finlandia empezó a enseñar a leer con alegría y eso solo se logra cuando se alcanza la madurez en esas áreas del cerebro que son las que transforman la lectura”, aclara Mora.

Seguir leyendo ¿Qué es la neuroeducación y cómo puede cambiar la forma de enseñar y aprender?