Archivo por días: marzo 8, 2018

LA GRAN ESTAFA DE LA “IGUALDAD”

Manuel es un estudiante universitario español de 19 años. El pasado curso, su escuela concedió cinco becas para cursar el tercer año de grado en una prestigiosa universidad norteamericana. Ganarían el pasaje quienes obtuvieran las mejores calificaciones. La ilusionante perspectiva le impulsó a cambiar de hábitos: restringió las salidas con los amigos, redujo el tiempo dedicado a sus aficiones y se impuso una férrea disciplina de estudio para obtener las mejores puntuaciones posibles.

Con mucho esfuerzo, mejoró en todas las materias. Y finalmente, antes de que se publicara la lista definitiva, le dieron la buena nueva: sus puntuaciones le permitirían ser uno de los cinco afortunados. No sólo había conseguido sus propósitos; ahora se sentía orgulloso y seguro de sí mismo. Había comprobado que el esfuerzo tenía recompensa … o al menos eso creía.

Pero, cuando llegó el gran día, su nombre no estaba en la lista definitiva. Su alegría se transformó en angustia; y después, cuando comprobó que no se trataba de un error, en desolación. ¿Qué había ocurrido? Tras algunas pesquisas, lo averiguó. La escuela había elevado las puntuaciones, hasta el punto de superar las suyas, a una compañera que, inicialmente, tenía calificaciones muy inferiores. La política de discriminación positiva de la universidad era primar a las mujeres porque eran muy escasas en esa especialidad. Así que Manuel se quedó compuesto y sin estancia en la universidad de sus sueños.

Unas reglas imprevisibles

Manuel no proviene de una familia pudiente, ni mucho menos. Desde los nueve años hasta los 19, es decir, más de la mitad de su vida, ha vivido bajo la sombra de una crisis económica que, según los expertos, ha sido la peor desde la Gran Depresión. Tuvo que aprender a valerse por sí mismo, a confiar en sus propias fuerzas, a asumir que todo aquello que no hiciera por mejorar su situación, nadie lo haría por él.

Sin embargo, la mala experiencia de la beca lo desorientó por completo. Perdió buena parte de la confianza en sí mismo. Sintió que no tenía control sobre su vida, que las reglas del juego se habían vuelto imprevisibles y, sobre todo, injustas. Ya no era suficiente esforzarse, necesitaba además pertenecer a un grupo en el que jamás podría entrar. Hoy sigue siendo un joven esforzado, qué remedio, pero el cinismo y la inseguridad han anidado en su carácter.

Así son las cosas en el mundo de Manuel, donde las “políticas de igualdad” parecen diseñadas para expulsarle. Para él y muchos otros como él ya no rige la objetiva igualdad de oportunidades, ni siquiera la mucho menos deseable igualdad de resultados, sino un concepto todavía peor. La palabra “igualdad” ha pasado por la trituradora de la posmodernidad para convertirse en un nuevo escombro de la orwelliana neolengua actual.

Sus padres le enseñaron que el esfuerzo tenía recompensa, aun sabedores de que cada vez era menos cierto. No quisieron educar a Manuel en el cinismo sino en un ideal: en la igualdad de oportunidades, aquella que considera al individuo, y no al colectivo, la unidad básica de la sociedad. Un principio fundamental para el que el mérito y el esfuerzo, nunca el grupo al que uno pertenece, son las palancas de la prosperidad.

Sin embargo, para que la igualdad de oportunidades arraigue, las estructuras sociales deben permitir, incluso garantizar, la libertad del individuo para alcanzar sus propios fines; nunca establecer trabas artificiales ni otorgar ventajas o privilegios. Todas las personas deben ser iguales ante la ley; y las normas, neutrales. Las metas alcanzadas por cada cual dependerán de su capacidad y sus recursos, pero también de sus decisiones, su esfuerzo y voluntad. En definitiva, cada uno llegará hasta donde quiera… dentro de lo que sus capacidades le permitan.

La “igualdad”, de mal en peor

Frente a este enfoque, se contrapuso primero el principio de igualdad de resultados, típico del pensamiento socialista, en la que todos los miembros de la sociedad deberían alcanzar las mismas metas, gozar de los mismos resultados y, por tanto, obtener un pedazo de la tarta equivalente. Nadie podría tener más que los demás, lo mereciera o no.

Pero en esa obsesión por dividir a la sociedad en colectivos e identificar discriminaciones por doquier, el universo de la corrección política instauró lo que el sociólogo norteamericano Daniel Bell llamó la igualdad como “representación”. Es decir, la pretendida igualdad sólo se alcanzaría cuando los diversos colectivos estuvieran representados de manera proporcional. Así, si las mujeres son la mitad de la población, la igualdad requeriría imponer cuotas para que el gobierno, el parlamento, las universidades, la dirección de las corporaciones…, tengan justo el 50% de mujeres. Y lo mismo se aplicaría a otros grupos por cuestiones raciales, por orientación sexual, o por cualquier otra característica que permita fragmentar la población.

Ocurre, sin embargo, que la igualdad como representación es completamente incoherente con los principios que dice defender. Sus instrumentos, la llamada discriminación positiva, o las cuotas sexuales o raciales, inicialmente planteadas para combatir la desigualdad, para compensar un supuesto privilegio de algún grupo, establecen como condición indispensable la pertenencia a un colectivo para acceder a un determinado puesto o cargo. No son otra cosa que la vieja discriminación de siempre, envuelta en celofán y atada con un lazo.

Pero sus consecuencias son todavía peores: el individuo pierde significado, su personalidad resulta irrelevante: solo cuentan los grupos. Se ve privado de su humanidad, de su Yo. No es tratado como persona sino como un conjunto de atributos conferidos por su pertenencia a determinados colectivos: unos le favorecerán y otros le perjudicarán, según se trate de “grupos víctima” o “grupos verdugo”.

Este nuevo concepto de igualdad favorece a los líderes, a los activistas de los colectivos que consiguen la calificación de “víctimas”. Beneficia a quienes logran colocarse como “representantes”, gozando de las ventajas y privilegios del puesto, sin los méritos suficientes. Pero no a las “representadas”, que a cambio no reciben más que un espejismo. Una mujer con pocos estudios, que no encuentra empleo, obtiene poco consuelo sólo por saber que en su gobierno hay el mismo número de ministros que de ministras. Y, por supuesto, perjudica a aquellos que por ser hombres se ven relegados, aun teniendo méritos sobrados.

Un poder mitológico

Manuel nunca se interesó por las polémicas políticas, pero ahora, cada vez que alguien pronuncia el discurso del patriarcado, del privilegio masculino, siente una profunda irritación. Y no sólo él. Otros muchos jóvenes, pertenecientes a esta nueva sociedad, donde la “igualdad” se ha convertido en una trampa, van tomando conciencia de que algo huele a podrido. Que han sido adscritos a un grupo sacrificable en beneficio de un incongruente concepto de progreso. Han crecido escuchando historias sobre el enorme “poder” que emana de su condición de varón pero, para ellos, se trata de un poder mitológico que jamás han podido ejercer. Por el contrario, sienten que el verdadero poder, el político, les estigmatiza y castiga por una especie de pecado original.

Decía Paglia que aquello a lo que las feministas llaman patriarcado es simplemente civilización, un sistema abstracto diseñado por hombres, pero aumentado y ahora copropiedad de las mujeres. Hoy, como un gran templo, la civilización es una estructura de género neutral que todos deberían respetar. Sin embargo, cuando Paglia añade que “quienes hablan de patriarcado se autoexilian en chozas de paja”, quizá se equivoque. A estos monotemáticos personajes, el mito del patriarcado les resulta muy rentable, les permite prosperar y adquirir una relevancia inmerecida. A quienes condenan a vivir en chozas de paja es a personas como Manuel.

Aunque sea políticamente incorrecto … o quizá precisamente por ello es necesario decirlo con todas las palabras: no existe el privilegio por nacer hombre, ni por pertenecer a colectivo alguno. Nuestra sociedad debe restaurar la verdadera igualdad, la que no contempla discriminación por ninguna circunstancia, restituir la igualdad de oportunidades, la igualdad ante la ley.

Las cuotas, la discriminación positiva, las leyes asimétricas no son más que intentos de dividir a la sociedad, sembrar cizaña, otorgar privilegios, crear enfrentamientos, romper la igualdad de derechos. Por supuesto, siempre en beneficio de unos pocos… llámense activistas, expertos, políticos o simplemente arribistas. En su ceguera, o su egoísmo, a estos personajes les importan muy poco esos jóvenes, sean chicos o chicas, que todavía están dispuestos a esforzarse para lograr un futuro mejor.

(Visto en https://disidentia.com/)

Google está ayudando al Pentágono a construir inteligencia artificial para sus drones

Los militares estadounidenses acudieron a la ayuda de Google, ya que aprendieron a colectar sinnúmero de datos a través de drones pero no saben cómo analizarlos.

Imagen ilustrativa
Flickr / Antonio Roberts

Recientemente, Google se asoció con el Departamento de Defensa de Estados Unidos para ayudar al Pentágono a desarrollar inteligencia artificial para analizar secuencias de drones, una decisión que desencadenó el descontento generalizado entre los empleados del gigante de Internet cuando se enteraron de la participación de su empresa en dicho proyecto, según informa Gizmodo.

Muchos trabajadores de Google se indignaron al saber que la compañía está dispuesta a ofrecer recursos a los militares para mejorar sus tecnologías de vigilancia mediante aviones no tripulados dentro del contexto del Proyecto Maven, creado por el Pentágono. Asimismo, otros empleados de la empresa plantean la falta de ética que conlleva el desarrollo de dichos dispositivos automáticos.

“Existe una preocupación generalizada en la comunidad tecnológica de que el complejo industrial-militar utilice sus cosas para matar gente de manera incorrecta”, explicó el pasado noviembre Eric Schmidt, quien fuera director ejecutivo de Google desde 2001 hasta 2011. Sin embargo, Schmidt asegura que esta colaboración con el Pentágono no tiene una finalidad bélica.

El Proyecto Maven, también conocido como ‘Equipo interfuncional de guerra algorítimica’, es una iniciativa fundada en abril de 2017 dedicada a las innovaciones basadas en inteligencia artificial. El Departamento de Defensa estadounidense invirtió en áreas relacionadas con esta tecnología 7.400 millones de dólares tan solo en el pasado año, según informó el Wall Street Journal.

La primera tarea llevada a cabo por el proyecto fue ayudar al Pentágono a procesar todas las imágenes que registran a diario sus drones aéreos, una tarea imposible de realizar por analistas humanos, según explicó Greg Allen, un miembro adjunto del Centro para la Nueva Seguridad Americana y coautor del informeelaborado en julio de 2017 sobre el uso militar de la inteligencia artificial.

Según los expertos, EE.UU. se encuentra actualmente en medio de una carrera armamentística de inteligencia artificial. Por su parte, un portavoz del Departamento de Defensa se negó a revelar si Google es su único socio industrial privado en el Proyecto Maven, así como tampoco quiso dar ningún dato acerca del papel llevado a cabo por la compañía dentro de dicho proyecto, alegando que “no pueden hacer ningún comentario sobre los detalles del contrato, incluidos los nombres y las identidades de los contratistas y subcontratistas del programa”.

https://actualidad.rt.com/actualidad/264957-google-ayudar-pentagono-inteligencia-artificial-drones

Antiguos secretos psíquicos de los guerreros ninja

Los ninjas o shinobi (“ocultarse”) se han convertido en reyes de la cultura popular, y sus acrobáticas hazañas de asesinos entrenados han aparecido en cientos de películas y series de televisión. Estos mortíferos espías mercenarios del período Sengoku, en el Japón feudal del siglo XV, estaban altamente especializados en espionaje, sabotaje, infiltración, asesinato y tácticas de guerrilla. Pero subyacente a sus armas y entrenamiento de combate, se cree que un antiguo conjunto de nueve signos de mano secretos podían convertir a los ninjas en ¡súper-ninjas!

Durante los disturbios sociales de los siglos XV a XVII en Japón, los ninjas estuvieron muy activos en la provincia de Iga, especialmente en los clanes alrededor de la población de Kōga. Aquí, los maestros ninja recopilaron manuales shinobi basados en filosofía militar china, siendo el principal de ellos el Bansenshukai (1676). Para la época de la restauración de Meiji de 1868, las habilidades de los asesinos shinobi ya no eran necesarias, y se convirtieron en mito, leyenda y folklore. Fue aproximadamente en este tiempo cuando estos guerreros clandestinos fueron dotados por primera vez de las capacidades de invisibilidad, caminar sobre las aguas y dominar los elementos naturales.

Centinela ninja sobre un tejado (Agustin Rafael Reyes / flickr)

Centinela ninja sobre un tejado (Agustin Rafael Reyes / flickr)

Entre las historias reales de los ninjas originales está la de Yagyū Munetoshi (1529 – 1606), famoso espadachín de la escuela de Shinkage-ryū, cuyo nieto Jubei Muneyoshi contó las hazañas de su abuelo como ninja. Hattori Hanzō (1542-1596) fue un legendario guerrero samurái de la provincia de Iga, y los manuales de ninjutsu publicados posteriormente por sus descendientes han llevado a muchos historiadores japoneses a definirlo como un “maestro ninja”.

Los Nueve Cortes Simbólicos

Se han conservado diversas tradiciones ninja en la cultura popular, pero ninguna es tan profundamente mística e incomprendida como la del Ku-ji, que significa “nueve cortes simbólicos”. Kuji (九字) significa nueve símbolos, y Kiri (切) se refiere al movimiento de corte. Los nueve símbolos reciben los nombres de: rin, pyo, to, sha, kai, jin, retsu, zai y zen. Algunos expertos creen que este sistema secreto de mudras fue desarrollado en China, aunque otros insisten en que tuvo su origen en la India védica. Otros sostienen que procede del mikkyo (budismo esotérico japonés), mientras que en el sur de Asia se cree que es de origen taoísta, no budista. A pesar de todos estos puntos de vista diferentes, la práctica del Kuji  se realiza exhaustivamente en el Shugendō, la tradición ascética japonesa de las montañas, y el ryobu Shinto, que es una síntesis de creencias budistas y sintoístas. Así pues, es muy probable que éste sea el verdadero origen de los signos de mano secretos de los ninjas.

Ku-ji: “nueve cortes simbólicos” (Dominio público)

Ku-ji: “nueve cortes simbólicos” (Dominio público)

Seguir leyendo Antiguos secretos psíquicos de los guerreros ninja

‘Reino Unido dirige la agresión de Arabia Saudí contra Yemen’

Jeremy Corbyn, el líder del Partido Laborista (PL) británico, denuncia que el Reino Unido está ‘dirigiendo’ la agresión de Arabia Saudí contra el empobrecido Yemen y es responsable de las bajas civiles, ya que vende armas y aporta asesoría logística clave que Riad utiliza en su ofensiva.

Dirigiéndose a la primer ministra, Theresa May, durante una sesión en el Parlamento británico, Corbyn denunció el miércoles que mientras Alemania ha detenido las ventas de armas a Arabia Saudí, el Reino Unido las ha aumentado y sus consejeros militares están ‘dirigiendo’ la campaña militar del país árabe, el mayor comprador de armas británicas.

Critica al Gobierno de May por “confabularse” en actos que las Naciones Unidas consideran “crímenes de guerra” y recuerda que en el reino árabe ha aumentado considerablemente el arresto y la detención de disidentes, se tortura habitualmente a los prisioneros y se emiten largan penas de prisión para los defensores de los derechos humanos.

“Los juicios injustos y las ejecuciones son generalizados, como confirma Amnistía Internacional (AI). Mientras hace su discurso de venta de armas, ¿recurrirá también al príncipe heredero para detener el impactante abuso de los derechos humanos en Arabia Saudí?”, cuestionó Corbyn, refiriéndose a la visita oficial a Londres de tres días que inició esa misma jornada Mohamad bin Salman pero que recibió el rechazo de activistas británicos.

Poco más tarde, el portavoz de Corbyn profundizó en el tema del papel del Gobierno británico en las atrocidades que comete el régimen de Riad, en la venta de armas y en la presencia de personal militar británico para asesorar sobre los ataques dirigidos por las Fuerzas Aéreas saudíes.

El Reino Unido (…) no solo apoya la guerra (en Yemen) sino que el personal militar británico aconseja a la fuerza aérea y militar saudíes sobre la elección de blancos, entonces hay una participación directa en la dirección de la guerra”, asevera el portavoz del líder laborista británico, Jeremy Corbyn.

Sondeo: Solamente el 6% de los británicos apoya vender armas a Riad | HISPANTV

Un sondeo llevado a cabo recientemente muestra que la amplia mayoría de los ciudadanos británicos está en contra de vender armas a Arabia Saudí, país que desde hace más de dos años emprende una brutal agresión en contra de Yemen, el país árabe más pobre del planeta.

“El Reino Unido (…) no solo apoya la guerra (…) sino que el personal militar británico aconseja a la fuerza aérea y militar saudíes sobre la elección de blancos, entonces, hay una participación directa en la dirección de la guerra”, aseveró.

El personal militar británico, añadió, se encuentra en las salas de operaciones donde se llevan a cabo la campaña militar y los bombardeos y dijo que si su papel era, como lo ha declarado el Gobierno, prevenir bajas civiles, ha demostrado ser un “fracaso desastroso”.

Un comunicado de la primer ministra respondió con una declaración enérgica para corregir las “falsas afirmaciones” de Corbyn. “La sugerencia de que los consejeros militares británicos están dirigiendo la guerra simplemente no es cierto”, indicó.

Desde el inicio de la agresión saudí a Yemen, es decir, el 26 de marzo de 2015, la corona británica ha vendido armas a Riad por un valor de unos 5 mil millones de libras esterlinas.

snr/ncl/alg

https://www.hispantv.com/noticias/el-reino-unido/370656/corbyn-laborista-agresion-arabia-saudita-yemen

Un hombre se aisló en el desierto durante 25 años – Lo que revela dentro de esta cueva es increíble

Muchos hechos y cosas increíbles pasan desapercibidos en la historia. Sin embargo, de vez en cuando, te encuentras con una historia alucinante que es simplemente fascinante. Algunos dirían que es mágico, otros dirían que es simplemente increíble.

Una de esas historias se puede encontrar en el alto desierto del norte de Nuevo México donde una historia increíble se ha desarrollado debajo de la superficie.

La historia de una cueva, o mejor dicho cuevas, te hará viajar a Nuevo México y te hará ver que tiene dentro. Una pequeña entrada que se abre en una caverna es donde Ra Paulette ha pasado 25 AÑOS, tallando la piedra arenisca de Nuevo México en un arte impresionante.

EL SR. PAULETTE

Ha creado, a través de 14 cuevas diferentes en el desierto a las afueras de San José, un mundo de fantasía subterráneo con nada más que el poder de sus propias manos. La mejor parte es que considera sus creaciones más como un pasatiempo o como un negocio de hacer dinero y deja su trabajo clandestino para ser descubierto por otros cuando termina.

Con el uso de herramientas relativamente simples, y acompañado solo por su perro, el Sr. Paulette ha creado una historia que afortunadamente no ha pasado desapercibida. Pero no es solo la mera historia en la creación de su arte, y la mejor parte: ES ÚNICO, y MÁGICO.

El Sr. Paulette considera su trabajo proyectos majestuosos y ambientales, y su objetivo final es inspirar a las personas para que se abran emocionalmente, en respuesta a la enormidad y el poder de lo que sus tallas evocan.

Este artista ‘underground’ ha creado un lugar mágico, un ambiente mágico tallado con pasión y amor. El Sr. Paulette piensa que su trabajo es íntimo y abrumador, y no se considera a sí mismo un artista, sino simplemente un hombre que está tratando de expresar su sentido de maravilla de una manera muy apasionada.

Las cuevas que el Sr. Paulette ha trabajado son todas diferentes en tamaño, composición y diseño. Su vida y sus trabajos también fueron explorados recientemente en el documental nominado al Oscar, Cavedigger.

Via: ancient-code.com

¿Por qué se está deteniendo el tiempo en los relojes de los electrodomésticos de Europa?

Por RT

¿El reloj de tu microondas lleva atrasado varias semanas aunque lo vuelvas a ajustar? Afortunadamente no se trata de una anomalía en el continuo espacio-temporal.

Residentes de distintos países de Europa se han dado cuenta de una anomalía que está ocurriendo con sus electrodomésticos: los relojes digitales en sus microondas, radios y despertadores eléctricos han comenzado a retrasar desde enero. Asimismo, han notado que los relojes alarma con pilas continúan funcionando normalmente.

Seguir leyendo ¿Por qué se está deteniendo el tiempo en los relojes de los electrodomésticos de Europa?