Archivo por días: abril 16, 2018

La Fiscalía Anticorrupción investigará el caso de posible “tráfico de datos” sanitarios por una farmacéutica

La Fiscalía provincial de Granada ha comenzado los trámites para trasladar a la Fiscalía Anticorrupción el caso de “tráfico de datos” sanitarios por parte del laboratorio farmacéuticoBoheringer. De fondo, dirimir si es cierto que hay farmacéuticas que poseen estadísticas basadas en datos de salud y enfermedad de la población y que usarían para abrir nuevos mercados a sus tratamientos. 

La investigación penal de estas denuncias a la Fiscalía Anticorrupción se basan en hechos relacionados con supuesta obtención ilícita y posterior difusión con ánimo de lucro dedocumentos de salud con datos personales, propiedad de instituciones sanitarias de Andalucía y Extremadura. Los hechos denunciados afectan a numerosos funcionarios públicos de salud, pacientes y trabajadores de los servicios sanitarios de esas regiones. Sus datos personales, laborales y de salud, podrían haberse utilizado ilícitamente para afinar en la venta de medicamentos por parte de Boheringer.

La lista de posibles delitos asociados al caso es larga: prevaricación; uso indebido de información privilegiada; fraudes y exenciones ilegales; negociación prohibida a los funcionarios; delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial, al mercado y a los consumidores; delitos societarios, etc.

Seguir leyendo La Fiscalía Anticorrupción investigará el caso de posible “tráfico de datos” sanitarios por una farmacéutica

La circulación y la fijación de la luz o la alquimia taoísta

Presentación del primer capítulo del ‘Tai-I-Gin-Hua-Dsung-Dschi’ (El secreto de la flor de oro) con un resumen visual de otro antiguo tratado titulado ‘Xin-Ming-Gui-Zhi’ (Principios de la innata disposición y de la existencia), no editado en castellano. Edición de Raimon Arola y Lluïsa Vert.

Presentamos dos ejemplos de lo que se ha llamado, con razón, alquimia china; el primero es muy conocido pues C. G. Jung lo comentó largamente, el segundo pertenece a una obra que aún no ha sido traducida al castellano. A partir de los comentarios de Jung a la traducción de Richard Wilhelm de El secreto de la flor de oro se ha hablado mucho en Occidente de la circulación de la luz y se ha dejado algo marginada su fijación que, al fin y al cabo, es lo que produce el Elixir de la inmortalidad, el equivalente al Oro potable en el lenguaje alquímico occidental.

Richard Wilhelm, el traductor de El secreto de la flor de oro sitúa el origen de la tradición alquímica taoísta, en la se enmarca este texto, en el periodo Tang durante el siglo VIII, y sugiere que su fundador fue el adepto Lu Yen, uno de los ocho inmortales.[1] En el capítulo que presentamos puede verse que su fin es la fijación  de la luz que se representa como un nuevo nacimiento, no en este mundo, sino en el cielo. Y aquí aparece una enseñanza que complementa lo que predican las religiones tradicionales, nacer en el cielo, sí, pero teniendo en cuenta que el cielo no es una extensión azul que flota por encima de nuestras cabezas sino que, como aparece en el texto: “El Cielo es el lugar donde la corporeidad es engendrada en la casa de lo Creativo. Si se continúa en ello mucho tiempo, nace de manera enteramente natural, aparte del cuerpo, otro cuerpo de espíritu”.

Este proceso aparece reflejado también en el resumen visual del tratado titulado Xin-Ming-Gui-Zhi, (‘Principios de la innata disposición y de la existencia’), publicado en 1615, durante el dominio Ming, y cuyo autor sería el adepto taoísta Yi. Con sus grabados en madera se ilustran las distintas prácticas de la alquimia taoísta desde el comienzo de la iluminación hasta la coagulación de la luz en forma de un embrión que toma forma y aparece a la vista, imagen del puer aeternos o la eterna juventud, uno de los fines perseguidos por la ciencia alquímica.

1. LA CONCIENCIA (CORAZÓN) CELESTIAL EN ‘EL SECRETO DE LA FLOR DE ORO’

El Maestro Lu Dsu dijo: Lo que es por sí mismo se llama Sentido (Tao). El Sentido no tiene nombre ni figura. Es la vida una, el espíritu primordial uno. No se pueden ver esencia y vida. Están contenidas en la Luz del Cielo. No se puede ver la Luz del Cielo, está contenida en ambos ojos. Seré hoy vuestro acompañante, y os revelaré primero el secreto de la Flor de Oro del Gran Uno, para explicar en detalle el resto a partir de ahí.

El Gran Uno es la designación de aquello que nada tiene por encima de sí. El secreto de la magia de la vida consiste en utilizar la acción para llegar a la no–acción. No se debe querer saltar por sobre todo y penetrar directamente. La máxima trasmitida es tomar entre manos el Trabajo sobre la esencia. Al hacerlo lo que importa es no caer en falsos caminos.

La Flor de Oro es la Luz. ¿Qué color tiene la Luz? Se toma la Flor de Oro como alegoría. Ésta es la verdadera fuerza del Gran Uno trascendente. La frase: “El plomo de la región del agua tiene sólo un sabor”, lo indica.

En el Libro de las Mutaciones ( I Ching o Yijing ) se dice: “El cielo engendra el agua por medio del Uno”. Esto es justamente la verdadera fuerza del Gran Uno. Si el hombre alcanza ese Uno se vivifica; si lo pierde, muere. Pero aunque el hombre viva en la fuerza (aire) no ve la fuerza (aire), así como los peces viven en el agua pero no ven el agua. El hombre muere cuando no tiene ningún aire de vida, así como los peces perecen sin agua. Por lo tanto, los adeptos han enseñado a la gente a tener firme lo primordial y a preservar el Uno: ése es el curso circular de la luz y la preservación del Centro. Si se preserva esta legítima fuerza, puede uno alargar su tiempo de vida y aplicar luego el método para crear un cuerpo inmortal “fundiendo y mezclando”.

El Trabajo del curso circular de la Luz reposa enteramente sobre el movimiento retrógrado, de modo que se concentre los pensamientos (el lugar de la Conciencia Celestial, el Corazón Celestial). El Corazón Celestial se halla entre el Sol y Luna (es decir entre ambos ojos).

Seguir leyendo La circulación y la fijación de la luz o la alquimia taoísta

EL ENIGMA DEL ZODIACO

La colección otros Mundos de Plaza y Janés, significó un antes y un después en la divulgación de las tesis alternativas.

Buena parte de estos libros no se han digitalizado, y poco a poco van desapareciendo de Las Bibliotecas al no ser demandados por desconocimiento de los lectores.

Sin duda una colección imprescindible para comprender la evolución histórica de nosotros mismos, de buscar respuestas a esas preguntas que el día a día se empeña en ocultarnos.

maestroviejo

 http://selenitaconsciente.com/

 

El libro El enigma del Zodiaco fue publicada en 1971 y escrita por Jacques Sadoul con el titulo original “L’ENIGME DU ZODIAQUE” (© 1971, by E. P./Donoël) que se publico en la coleccion otros mundos con una traduccion por ROSA M. BASSOLS.
El autor, partiendo de una postura escéptica, se adentra y aclara el misterioso mundo de la Astrología y nos ilustra mientras él mismo se hace un adepto a esta ciencia.

No he creído nunca en la astrología. Los horóscopos de los periódicos no llegaban a indignarme, pues me contentaba, simplemente, con volver la página sin verlos. La indiferencia ante ese extremo —se dice— es la forma última de la incredulidad.

Por el contrario, siempre me he sentido atraído por la alquimia, y este interés me impulsó a escribir un estudio donde discutía la realidad de las transmutaciones metálicas. Sin embargo, cuanto más penetraba en la historia de la filosofía hermética, más me percataba de que muchos alquimistas consideraban su ciencia indisolublemente ligada a la astrología. este era, por ejemplo, el caso de Arnaldo de Vilanova, de Basilio Valentín, de Paracelso y, en nuestra época, de Fulcanelli o de Armand Barbault.

A causa de ello concebí cierta curiosidad hacia la ciencia de los astros, que pronto se vio fomentada por dos hechos nuevos. En primer lugar, el azar me hizo encontrar a una anciana señora que, en el curso de la conversación, empezó a hablarme de una experiencia astrológica que había tenido antes de la guerra y que la había marcado para el resto de su vida. En 1930 ó 1931, se había confiado a una amiga suya respecto al matrimonio de su hijo con una muchacha que no le placía demasiado.

Esta amiga le aconsejó acudir a un astrólogo que ella conocía, un hombre muy serio que ocupaba un cargo importante en el mundo de las finanzas; añadió que le sería necesario copiar de su libro de familia la fecha y la hora exacta