Archivo por días: mayo 17, 2018

QUIM TORRA, O EL FASCISMO A CALZÓN QUITADO

El nacionalismo catalán es independentismo soterrado fundamentado en el fascismo más evidente. Ya el Règim pujolista incubaba esa enfermedad ideológica, que ahora han cristalizado en el encumbramiento como President de la Generalitat del fascista y xenófobo-racista Quim Torra.

Esas características son:

Es un montaje satírico … creo.

1. Ultranacionalismo excluyente, que es lo que ellos llaman “nacionalismo integrador” cuando se refiere a los inmigrantes, tanto nacionales españoles como foráneos. En realidad, significa: “Si no te integras, asumiendo que aquí mandamos nosotros, se habla nuestra lengua y que tú no eres nadie, te vas o te echaremos mediante la ruina personal y la muerte política”.

2. Pensamiento único secesionista, sin importar que quienes lo manifiesten sean de derechas o de izquierdas. Le llaman transversalidad, pero no es más que el típico corporativismo fascista.

3. Victimismo identitario, que es lo que todos los fascismos han hecho históricamente: quejarse del maltrato recibido por parte de “los malos” de su relato ficticio. Porque son verdaderos manipuladores de la Historia (con mayúscula).

Ok. Juguemos a “Tabú”. Produces congoja, vicisitud, pu-
dor, bochorno, sonrojo, sofoco y turbación ajena.

4. Identificación del “Preceptivo Enemigo”, que no es únicamente el Estado Español, sino todos y cada uno de los españoles de fuera de Cataluña y los de dentro que no entren voluntariamente al servicio de la causa independentista y se ofrezcan como reivindicadores del Procés secesionista.

5. Xenofobia y racismo descarados: desprecio por los inmigrantes españoles, por sus tradiciones, que mantienen en Cataluña a trancas y barrancas. Incluso desprecio racial por quienes consideran de ADN diferente. ¡Como Sabino de Arana, vamos! Como los racistas Companys, Gener y Pujol.

6. Supremacismo, herramienta para implementar de la Quimérica Utopía: La independencia. La instauración de la República Catalana es cosa de la voluntad de unos pocos. Concretamente, del 38,9% del censo electoral, que es el porcentaje que votó a cualquiera de las opciones independentistas, JxCat, ERC o CUP. Es intolerable que los independentistas se apropien de la abstención en la proporción de los votos válidos: los independentistas votaron todos, incluso los moribundos.

Para mí que encogerá al lavarlo.

7. Imperialismo. Todos los partidos independentistas hablan de los Països Catalans como propios, incluyendo en la República Catalana a las comunidades autonómicas de Valencia, Baleares y a los territorios de la Franja de Ponent y la Catalunya Nord francesa. La Quimera precisa de una Anschluss, no cabe en Cataluña. Debe expandirse.
Sigue leyendo QUIM TORRA, O EL FASCISMO A CALZÓN QUITADO

Pedro Agramunt destapa pagos de George Soros al independentismo catalán y a la campaña contra él

Open Society Foundations, la organización del multimillonario George Soros para financiar “movimientos filantrópicos” de carácter internacional, lleva años sufragando la actividad de organizaciones impulsoras del independentismo catalán, según datos aportados en un informe que el senador del Partido Popular Pedro Agramunt presentará este martes en París para defenderse del presentado contra él en el Consejo de Europa sobre supuestas prácticas corruptas.

El senador del PP Pedro Agramunt, durante un acto de partido

© Biel Aliño
El senador del PP Pedro Agramunt, durante un acto de partido

El magnate de origen húngaro, por ejemplo, aportó 24.990 euros en 2015 y otros 52.968 euros en 2016 a las cuentas del Instituto de los Derechos Humanos de Cataluña, cuyo presidente, el profesor universitario David Bondia, organizó un evento de apoyo al independentismo en la sede de la ONU en Ginebra con la presencia de Carles Puigdemont el pasado 19 de marzo. Además, Open Society ha aportado 2,8 millones de euros (600.000 euros anuales entre 2012 y 2015 y otros 400.000 euros en 2016) a Independent Diplomat Inc, un lobby internacional con sede en Nueva York al que Artur Mas recurrió siendo presidente de la Generalitat de Cataluña para sostener el llamado Consejo de la Diplomacia catalán (Diplocat).

Independent Diplomat no sólo ha participado en la expansión internacional del indepenentismo catalán. También apoya procesos de autodeterminación como el de Sáhara Occidental, la rebelión siria o el separatismo en Kosovo. Una investigación realizada por el senador Agramunt para defender su honor frente a las acusaciones enlaza directamente la estructura aparentemente filantrópica de Soros con los informes que sirvieron para construir la denuncia contra él, le obligaron a dejar la presidencia de la Asamblea del Consejo de Europa y ahora amenazan con arruinar su carrera política.

Comunicación interna con los pagos de la Foundation to Promote Open Society a Independent Diplomat

Comunicación interna con los pagos de la Foundation to Promote Open Society a Independent Diplomat.

Una investigación encargada por el Consejo de Europa concluyó que Agramunt pudo haber formado parte de una estrategia política para condicionar las posiciones políticas del citado organismo respecto a los derechos humanos y las libertades en distintos países. El caso estalló cuando, siendo Agramunt presidente de la Asamblea del Consejo, se conoció su reunión privada en Damasco con el líder sirio Bashar Asad, encuentro realizado sin autorización del Consejo. El informe, de unas 200 páginas, detalla cómo el gobierno de Azarbaiyán ha gastado en los últimos años 30 millones de euros en campañas internas para limpiar su imagen y parte de ese dinero podría haber financiado el ascenso a la presidencia del Consejo de Europa de Agramunt.
Sigue leyendo Pedro Agramunt destapa pagos de George Soros al independentismo catalán y a la campaña contra él

“El País” vuelve a mentir sobre la injerencia rusa en Cataluña, según Coronel Baños que denuncia la manipulación de los servicios de inteligencia

putin did it

© Sott.net
¡Lo sabía!… Fue el “maldito” Putin…
Pedro Baños, ex jefe de análisis geopolítico en Defensa y de contrainformación en el ejército europeo, explica en Espejo Público que la última de El País sobre la injerencia rusa es una noticia falsa.

Pedro Baños también cuestiona la existencia de la injerencia rusa porque no hay pruebas ni motivos convincentes, más allá del uso del tema como excusa para justificar los errores cometidos y la des afección generada.

 

https://es.sott.net/article/59993-El-Pais-vuelve-a-mentir-sobre-la-injerencia-rusa-en-Cataluna-segun-Coronel-Banos-que-denuncia-la-manipulacion-de-los-servicios-de-inteligencia

Ciencia sorprendente: creados en laboratorio mini-cerebros Neandertal para averiguar qué nos diferencia de ellos

Estamos viviendo una época en la que mucha gente cree que no hay límites a lo que la tecnología puede hacer. Esto se aplica también a la paleogenética, y lo podemos comprobar en la investigación de antiguas enfermedades, la domesticación de animales, los genes Neandertal transmitidos a los humanos modernos, las rutas de migración prehistóricas y muchas cosas más. ¿El siguiente paso para un destacado investigador de paleogenética y su equipo? ¡Mini-cerebros Neandertal!

Según The Telegraph, el tejido cerebral creado en laboratorio tendrá el tamaño aproximado de una lenteja, y se obtendrá a partir de células madre humanas genéticamente diseñadas para contener ADN Neandertal. Los investigadores ya han comenzado los trabajos para crear estos cerebros en miniatura que son “incapaces de pensar o sentir, pero replicarán las estructuras básicas de un cerebro adulto.”

El objetivo es descubrir cómo los cerebros de los humanos modernos pueden diferir cognitivamente, y tal vez biológicamente, de los cerebros de los neandertales – esencialmente, qué es lo que hace de nuestros cerebros algo único en comparación con los de nuestro antepasado más cercano.

Comparación de los cráneos de un humano moderno (izquierda) y un Neandertal (derecha). (CC BY SA 2.0)

Comparación de los cráneos de un humano moderno (izquierda) y un Neandertal (derecha).  (CC BY SA 2.0)

The Guardian informa de que los diminutos cerebros Neandertal serán creados en el Instituto Max Planck para Antropología Evolutiva de Leipzig, Alemania, a lo largo de los próximos meses. El director de genética de la institución, Svante Pääbo, explicaba las razones por las que este estudio podría suponer una auténtica revolución:

Sigue leyendo Ciencia sorprendente: creados en laboratorio mini-cerebros Neandertal para averiguar qué nos diferencia de ellos

Revelan cuanto ha costado el ciberataque a los bancos mexicanos

El vicepresidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles, afirmó que el ataque del pasado mes de abril provocó el robo de 100 millones de pesos.

Revelan cuanto ha costado el ciberataque a los bancos mexicanos
Flickr/ Conecta Abogados

El ciberataque a los bancos mexicanos ha puesto en el punto de mira las garantías de seguridad de las instituciones financieras y promete traer consecuencias. Los primeros reportes apuntaron a que el hackeo provocó el robo de millones de pesos pero una nueva información ha puesto en evidencia que el efecto del fallo de seguridad podría haber sido menor.

Luis Robles, vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), afirmó que las pérdidas son de alrededor de 100 millones de pesos frente a los 400 millones que se pronosticaron en algunos medios de comunicación.

En un primer corte se estima que alrededor de 400 millones de pesos han sido robados durante las últimas semanas a diversas entidades financieras.
PALOMA BEAMONTE  14 MAY.

Sigue leyendo Revelan cuanto ha costado el ciberataque a los bancos mexicanos

Bienvenidos al mundo en que las empresas disfrutan de la vigilancia permanente de sus trabajadores

Una empresa estadounidense implantó microchips a decenas de trabajadores el año pasado. En aquella ‘fiesta del chip’ que fue noticia en todo el mundo, los empleados hicieron cola para que les colocaran entre el dedo pulgar y el índice un dispositivo del tamaño de un grano de arroz bajo la piel.

Cuando a Todd Westby, consejero delegado de Three Square Market, se le ocurrió la idea pensó que sólo cinco o seis personas se ofrecerían como voluntarias: él, dos o tres directores y algunos de los empleados del departamento de informática. Pero de las noventa personas que trabajan en la sede de Three Square Market, 72 tienen ahora el chip (Westby tiene uno en cada mano). Los usan para abrir puertas de seguridad, conectarse a ordenadores y hacer pagos en las máquinas expendedoras de la compañía.

¿Se imagina Westby este concepto extendiéndose a muchas otras empresas? “No necesariamente”, dice. O aún no, por lo menos.

El consejero delegado cree que, en parte, se debe a una diferencia generacional. “Tal vez tú nunca quieras tener un chip, pero si eres millennial, no hay problema. Para ellos es guay”.

Los microchips tienen otros usos. Three Square Market (que se dedica a vender máquinas expendedoras y quioscos) comenzó hace dos meses a ponérselos a personas con demencia en Puerto Rico. Si alguien se pierde y la policía lo encuentra, puede escanear su microchip “y tener acceso a todo su historial médico, a las medicinas que pueden y no pueden tomar, a su identidad”. Hasta ahora, la empresa le ha puesto microchips a cien personas, pero planea hacerlo con diez mil.

La compañía acaba de lanzar una aplicación para teléfonos móviles que empareja el chip con el GPS del teléfono y rastrea la ubicación de la persona. La semana pasada comenzaron a utilizarlo con personas en libertad condicional, en vez de las tobilleras electrónicas que Westby describe como “intimidantes y degradantes”.

¿Se imagina que un día la empresa pueda usar el GPS para rastrear a sus empleados con el implante? “No. No hay razón para hacerlo”, responde Westby.

No todas las empresas están de acuerdo. Las tecnológicas están ideando formas cada vez más extrañas e intrusivas de control del personal. La semana pasada  The Times informó que algunas empresas chinas están usando cascos y sombreros con sensores para escanear las ondas cerebrales de sus trabajadores y detectar cansancio, estrés y hasta emociones como la ira. El artículo también hablaba de una empresa eléctrica que decidía el número y duración de las pausas de los trabajadores en función de sus ondas cerebrales. La tecnología se está usando en conductores de trenes de alta velocidad para “detectar el agotamiento y la pérdida de atención”.

Aunque pueda haber aplicaciones de seguridad legítimas (un proyecto similar se llevó a cabo con las pulseras para detectar cansancio de los trabajadores de Crossrail), es fácil imaginar cómo este tipo de tecnologías se infiltra en otras áreas.

Número de teclas pulsadas por minuto

En febrero se supo que Amazon había patentado una pulsera que no sólo rastrea la ubicación de los trabajadores dentro del almacén mientras recogen los artículos, sino que además puede leer los movimientos de sus manos, zumbando o emitiendo un pulso para alertarlos cuando se están equivocando de caja.

En el registro de la patente, Amazon lo describe como un dispositivo capaz de “supervisar el desempeño de la colocación de los artículos de inventario en el lugar de almacenamiento identificado por el trabajador del sistema de inventario”.

Hay compañías de tecnología vendiendo productos que toman capturas de pantalla del trabajo de los empleados a intervalos regulares, controlan sus pulsaciones de teclas y uso de la web, y hasta los fotografían en sus mesas con la cámara web del ordenador. Trabajar desde casa no es ninguna protección contra esa vigilancia porque se puede hacer de forma remota. El software puede supervisar el uso de las redes sociales, analizar el idioma o instalarse en los teléfonos de los empleados para supervisar aplicaciones cifradas como WhatsApp. Los empleados pueden llevar dispositivos que no sólo rastrean su ubicación, sino que también siguen su tono de voz, la frecuencia con la que hablan en las reuniones, con quién y durante cuánto tiempo.

Los empleados han sido vigilados en el trabajo desde siempre y valiéndose de la tecnología. Pero como dice André Spicer, profesor de comportamiento en las organizaciones de la Cass Business School, si antes era el capataz de la fábrica con un cronómetro, o la máquina en la que se fichaba físicamente al entrar y salir, ahora “todo ese material físico ha pasado a ser tecnología digital”. “Detecta cosas que antes no se podían detectar, como el número de teclas que pulsan los empleados, lo que miran en su pantalla mientras trabajan, el tipo de lenguaje que usan. Y ahora la vigilancia te sigue fuera del lugar de trabajo”.

Un trabajador en el centro logístico de Amazon en la localidad británica de Dunfermline.
Un trabajador en el centro logístico de Amazon en la localidad británica de Dunfermline. JANE BARLOW / PA
Sigue leyendo Bienvenidos al mundo en que las empresas disfrutan de la vigilancia permanente de sus trabajadores

Cuáles son los fundamentos de la ‘discriminación positiva’

Desde hace algunas décadas, distintas tradiciones que confluyen de una manera u otra en su crítica a un statu quo que podría denominarse “liberal-moderno-occidental”, han hecho hincapié en que la igualdad ante el derecho no es real sino meramente formal. Esto quiere decir que, en la práctica, por razones étnicas, socioeconómicas, culturales, religiosas, de género o de orientación sexual, muchos individuos reciben un trato desigual en relación a aquellos que pertenecen al “patrón de normalidad” que, en Occidente, se sintetizaría en el “varón blanco heterosexual y socioeconómicamente integrado”.

Con ese diagnóstico de fondo, viene avanzando en las últimas décadas la idea de establecer políticas públicas de lo que se conoce como “affirmative action” o también “discriminación positiva”, esto es, identificar al grupo que por alguna razón está siendo postergado y establecer desde el Estado, una política que, de forma temporal, permita que, en un lapso razonable, sus miembros logren que la igualdad formal sea una experiencia concreta.

Para indicar algunos ejemplos, restringiéndome solo a Latinoamérica, en los últimos años este tipo de políticas derivó en derechos especiales de representación legislativa por género en Argentina, Bolivia, Brasil y Ecuador, entre otros; derechos especiales de representación legislativa por etnia en Venezuela, Colombia y Perú; derecho colectivo sobre la propiedad de la tierra en Venezuela, Argentina y Ecuador; derechos vinculados a la orientación sexual en Argentina, Brasil, Uruguay, Colombia y Ciudad de México, y derechos lingüísticos en Venezuela, Brasil, Argentina y Bolivia, entre otros.

Si bien la efectivización de estos derechos ha tenido resultados diversos y cumplimientos disímiles en cada uno de los países, hay cierto consenso en que, sin dudas, ha logrado que los grupos en cuestión tuvieran mayor participación en los debates públicos y lograran una mayor integración cultural como ser el caso de, por ejemplo, lo que en Argentina fue el matrimonio gay, rebautizado “matrimonio igualitario”.

El otorgamiento de estos derechos especiales genera tensiones con principios de la tradición occidental como la concepción individualista de los derechos y la meritocracia

Sin embargo, claro está, el otorgamiento de estos derechos especiales genera, como mínimo, tensiones con principios caros a la tradición occidental. Me refiero a una concepción individualista de los derechos y a la meritocracia.  Respecto de la primera, hay enormes dificultades en torno de la problemática de la titularidad del derecho pues la idea de que solo pueden ser titulares del derecho los individuos parece poner límites claros a los intentos de avasallamientos de otro individuo o de un Estado, pero el asunto deviene más difuso cuando se trata de derechos colectivos. ¿Quién es el titular de un derecho colectivo de la tierra que, por definición, es indivisible? ¿Qué sucedería con la propiedad de algún miembro que deseara abandonar la comunidad?

No este es el espacio para profundizar en esta discusión pero téngase en cuenta que hay distintos autores que tratan de diferenciar entre derechos colectivos cuya titularidad es colectiva y derechos de grupos cuya titularidad es individual, aunque se pueden ejercer solo como parte de ese grupo. Más complejo aún deviene todo cuando, como una pendiente resbaladiza, quienes hablan de derechos diferenciados para grupos también exigen derechos para animales no humanos, o casos como los de la Constitución de Ecuador y Bolivia en los que se establece que existen los derechos de una entidad como “la naturaleza”.

Respecto de la segunda, los liberales más consecuentes afirman que las acciones de discriminación positiva atentan contra el mérito porque, por ejemplo, una ley de cupo que estipule que un porcentaje de los cargos legislativos, de los ingresos a una universidad, o de las becas que el sistema científico brinda, se distribuya entre mujeres, afroamericanos o individuos residentes en regiones alejadas de las grandes urbes respectivamente, supone un trato desigual e injusto para todo aquel que viva en una gran urbe, y no sea ni afroamericano ni mujer. Incluso algunos afirman que la identificación de grupos “desaventajados” para que reciban ayuda, acaba eternizando la estigmatización bajo una lógica paternalista.

Los liberales, entonces, advierten que para remediar una injusticia se está cometiendo otra y que de una discriminación positiva deviene una discriminación negativa no solo hacia individuos sino también hacia otros grupos. En este sentido muchos se preguntan, por ejemplo, por qué se otorga un cupo de representación a las mujeres y no a los gays. O por qué hay asientos reservados para representantes de etnias y no para representantes de gente pobre. Y si se les diera ese beneficio a los pobres por qué no dárselo a un grupo determinado generacionalmente y castigado en todo Occidente como los ancianos. Claro que si se les diera a los ancianos habría buenas razones para brindarles ese beneficio a los discapacitados…

Sigue leyendo Cuáles son los fundamentos de la ‘discriminación positiva’