Archivo por días: diciembre 26, 2018

El síndrome del caballero blanco: personas que salvan

El síndrome del caballero blanco define a esa persona con una necesidad casi compulsiva por salvar, ayudar y solucionar los problemas ajenos. La conducta de este perfil viene explicada por un historial de abandonos, traumas y afectos no correspondidos. De ahí que su capacidad para empatizar con el dolor ajeno sea muy elevada. Aunque la ayuda que prestan no es siempre la más acertada.

La mayoría de nosotros conocemos a un rescatador nato, a alguien que en vez de corazón parece tener un radar con el cual detectar necesidades y ser el abanderado de la utilidad. En ocasiones, como bien sabemos, esa ayuda puede ser intrusiva. Puede incluso causarnos incomodidad o llegar a vetar la oportunidad de ser responsables y solucionadores de nuestros propios problemas.

Otras veces, cómo no, agradecemos ese altruismo sincero y siempre entregado. No obstante, lo que no vemos en ocasiones es el trasfondo que hay detrás de esas dinámicas, de esa necesidad. El síndrome del caballero blanco define a una parte de nuestra población. Son personas a menudo invisibles, un perfil comportamental que tiene tras de sí heridas que nadie ve, nudos que no han resuelto de manera efectiva.

Este síndrome fue descrito en el 2015 por las psicólogas y profesoras de la Universidad de Berkekey Mary C. Lamia y Marilyn J. Krieger. Veamos más datos sobre el tema a continuación.

“Las lágrimas nacen del corazón, no del cerebro”.

-Leonardo da Vinci-

hombre medieval representando las frases del libro El caballero de la armadura oxidada

Características del síndrome del caballero blanco

En los libros de cuentos el caballero blanco es el salvador de esa dama que está en apuros. En la vida real, dicha figura de nuestro folklore puede ser un hombre o una mujer, y su máxima aspiración es iniciar relaciones afectivas con personas dañadas o vulnerables. Ese vínculo les puede permitir ser de utilidad, reparar afectivamente al otro, reafirmarse y reafirmar al mismo tiempo a la pareja.

Sin embargo, las personas heridas difícilmente llegan a reparar algo. A menudo, lo que consiguen es hacer más grande la herida, ser ese espejo donde magnificar los traumas y los sufrimientos. Son rescates, como vemos frustrados, que traen una inevitable infelicidad. Así, lo que se esconde detrás del síndrome del caballero blanco y lo que explica su comportamiento es lo siguiente:

Causas que originan el síndrome del caballero blanco

Un pasado de abusos, la figura de unos padres autoritarios o la falta de un apego saludable y afectuoso en la infancia, suele factores comunes a la hora de dar forma al síndrome del caballero blanco. Haber vivido varias experiencias de abandono, tanto a nivel familiar como de parejas afectivas, suelen ser otros disparadores.

Seguir leyendo El síndrome del caballero blanco: personas que salvan

Cuando un altavoz inteligente se convierte en amigo de mi hijo

Aiden tiene 4 años y en su colegio tiene problemas con los abusones, pero cuando llega a su casa es feliz con un amigo en particular: se trata un altavoz inteligente Amazon Echo y del asistente de voz Alexa, al que hace tiempo le preguntó «Alexa, ¿quieres ser mi amiga?«.

Lo hizo tras comenzar a realizar distintos tipos de preguntas poco a poco. Primero sobre canciones que le gustaban y luego preguntas generales («¿cómo de grande es el océano?»). El niño acabó cogiendo confianza y convirtió al altavoz en algo importante. Eso, dicen los psicólogos, no tiene por qué ser necesariamente malo, aunque advierten que no todo es positivo en esa relación.

Los altavoces inteligentes triunfan en el hogar

Lo cuentan en Engadget a través de un caso real con nombres inventados para proteger la privacidad de esos pacientes. Tanto estos como otros padres se han mostrado preocupados por una relación que aún así consideran beneficiosa. Como decía Robin, la madre de otro niño, «sabe que no es real, pero sus respuestas le parecen genuinas y le proporcionan confort«.

Altavoces

El auge de los altavoces inteligentes es especialmente llamativo en Estados Unidos por su lógico soporte inicial del idioma inglés. Un estudio reciente revela cómo el 32% de los consumidores allí ya cuenta con uno de estos dispositivos (frente al 28% del mes de enero), y se espera que esa cuota supere el 50% tras las navidades.

Seguir leyendo Cuando un altavoz inteligente se convierte en amigo de mi hijo

«Ni calcetines, ni árboles ni gorros de Santa Claus»: China prohíbe las decoraciones navideñas

Las restricciones de elementos culturales foráneos se deben a la intención del líder chino de crear una imagen más atractiva del Partido Comunista, defendiendo las tradiciones nacionales del país, explica un experto.

Una mujer en un centro comercial decorado con motivos navideños en Pekín, China, el 12 de diciembre de 2017.
Jason Lee / Reuters
 

Autoridades locales de al menos un condado y cuatro ciudades chinas habrían prohibido a sus residentes celebrar la Navidad e incluso exponer motivos decorativos navideños, informa AP, que cita a la población local. Asimismo, se informa que la fiesta ha sido restringida en al menos 10 escuelas.

La posición geográfica del país ha fomentado su diversidad religiosa y cultural. En China conviven las religiones tradicionales chinas, como el confucionismo y el taoísmo, con el budismo e incluso con el cristianismo y el islamismo. Sin embargo, una gran mayoría de la población no se identifica con ninguna religión, siendo agnósticos o ateos, como es el caso del gobernante Partido Comunista. Por esta razón, en China —como en la mayoría de los países asiáticos— la Navidad no está oficialmente reconocida como festividad. Sin embargo, las autoridades locales han tomado una postura dura en relación con cualquiera que tome parte en esta celebración cristiana.

Seguir leyendo «Ni calcetines, ni árboles ni gorros de Santa Claus»: China prohíbe las decoraciones navideñas

EL INVIERNO

SE ACONSEJA ESCUCHAR EL VIDEO MIENTRAS SE VEN LAS FOTOS

1. La rueda de tu coche se congela de la nieve …

2. Incluso después de conducir, parece que tu automóvil aún está estacionado.

3. Ha desarrollado habilidades de camuflaje.

4. Abres tu maletero y esto es lo que pasa.

5. Una obra de arte en una cafería. 

6. Las cosas que ves todos los días se ven diferentes.

7. Una nueva forma de bloquear el camino.

8. Cuando miras tu auto y te das cuenta de que necesitas tomar el autobús.

9. Con solo mirar el suelo se puede ver quién caminó en la nieve.

10.

Seguir leyendo EL INVIERNO

Nueva York registra el mayor éxodo de la clase media desde la Gran Depresión

Foto: Pixabay

Por RT

La población del estado de Nueva York disminuyó en los últimos 12 meses más que cualquier otra de las entidades subnacionales de EE.UU., según el censo más reciente.

El estado de Nueva York fue el primero entre otros 8 estados que presentaron “pérdida de población” durante los 12 últimos meses. Así lo señalan los últimos datos del Censo de EE.UU., publicados el pasado 21 de diciembre. El informe indica que los estados de Illinois, Virginia Occidental, Luisiana, Hawái, Misisipi, Alaska, Connecticut y Wyoming también perdieron habitantes.

La información recogida señala que el estado neoyorkino sufrió una disminución de 48.510 residentes entre el 1 de julio de 2017 y el 1 de julio de 2018, mientras que desde 2015 se estima que la población ha disminuido en 119.202 habitantes. Las estadísticas revelan que existe un éxodo de 132 personas por día, de las cuales 100 son residentes del área metropolitana. 

Según los analistas, la clase media es la más afectada. Conformada por el 48 % del total, integrantes de ese estrato social abandonan el estado en cantidades no vistas desde la Gran Depresión, apunta el New York Post.

Seguir leyendo Nueva York registra el mayor éxodo de la clase media desde la Gran Depresión

Por qué la búsqueda constante de la felicidad puede en realidad hacerte sentir más miserable

Por qué la búsqueda constante de la felicidad puede en realidad hacerte sentir más miserable

El mantra de que todos debemos ser felices en todo momento, puede marcarnos unas expectativas poco realistas que nos hacen sentir frustrados e insatisfechos, defienden algunos expertos. Entonces, ¿cómo se puede aprender a ser más feliz?

BBC Mundo 

¿Cuánto te esfuerzas por alcanzar la felicidad plena?

Para muchos es una meta inalcanzable en la que, cuanto más lo intentas, más lejos estás de la meta.

Las últimas investigaciones científicas sugieren que la búsqueda de la felicidad puede, en realidad, causar el efecto contrario, llegando incluso a provocar sentimientos de soledad, estrés y fracaso personal.

Esto puede explicar el estrés y la decepción que algunos sienten durante ocasiones especiales tales como cumpleaños, navidades o Año Nuevo. Pero los estudios científicos dicen que esta búsqueda exacerbada de la felicidad también tiene consecuencias profundas en nuestro bienestar a largo plazo y ofrecen algunas pautas muy útiles para conseguir objetivos mucho más amplios.

El mantra de los libros de autoayuda

Iris Mauss, que ahora imparte clases en la Universidad de Berkeley, en California, fue una de las primeras psicólogas en explorar científicamente esta idea.

Dice que se inspiró en la gran cantidad de libros de autoayuda que se han publicado en Estados Unidos en las últimas dos décadas. Muchos de ellos presentan la felicidad como el sine qua non de la existencia.

«Dondequiera que mires, ves libros sobre cómo la felicidad es buena para ti y cómo, básicamente, debes alcanzar la felicidad, casi como un deber», asegura.

Niña con cara triste

Getty Images
Cuestionarnos constantemente cuán felices somos puede conllevar sentimientos de tristeza, soledad y fracaso personal.
 

Pero, ¿están esos ejemplares simplemente preparando a la gente para la decepción?

En función de esto, la gente puede marcarse estándares muy altos para lograr su propia felicidad. Pueden pensar que deberían ser felices todo el tiempo, o extremadamente felices, y eso puede hacer que las personas se sientan decepcionadas con ellas mismas. Los efectos pueden ser contraproducentes».

Seguir leyendo Por qué la búsqueda constante de la felicidad puede en realidad hacerte sentir más miserable