Jesús Encinar (empresario): ‘Es importante votar, pero no votaré a los que apoyaron la Ley Sinde’

Los ciudadanos de todas las ideologías que quieren más democracia y oportunidades vitales son los emprendedores de un cambio en el que será vital el concurso de los emprendedores empresariales. Jesús Encinar, fundador de Idealista.com y empresas como 11870.com y Toprural.com debería ser uno de ellos. El PPSOE han sucumbido a los empresarios de la concesión monopolista, los viejos editores, productores y banqueros de siempre.

Un empresario español ha escrito hoy un importante post en su blog del que reproducimos la primera parte.

Cuando el PP, el PSOE y CiU decidieron en contra de toda sensatez, de espaldas a la ciudadanía, aprobar la infame e inútil Ley Sinde surgió como réplica la iniciativa ciudadana #NoLesVotes: un movimiento que busca acabar con el bipartidismo ciego que excusa corruptelas, incompetencia, política de pasillos y despilfarro. El bipartidismo del “tú más”, del “que viene la derecha”, del “cuidado con los rojos” y de las acusaciones de patio de colegio.

#NoLesVotes no defiende la abstención, todo lo contrario, anima a todos a acudir a las urnas. Los defensores de #NoLesVotes pedimos (me incluyo) que en las elecciones de mañana la gente acuda masivamente a votar… a partidos que no votasen a favor de la LeySinde. Cualquiera menos PP, PSOE o CiU.

Quizá pueda parecer extemporáneo recordar el NoLesVotes frente a las masivas acampadas de estos días pero precisamente NoLesVotes fue el pistoletazo que despertó a los descontentos igual que la muerte de un vendedor de fruta despertó la primavera árabe. Las acampadas de estos días han agrupado a una variopinta multitud de personas que venían de muchos otros movimientos similares anteriores como los grupos “Con V de Vivienda” o las protestas de Anonymous en la entrega de los Goya. Lo mejor de estos días es que si antes a los políticos les era fácil ningunear el activismo político en red llamándonos “frikis”, “cuatro gatos” o “internautas” ahora saben que desde internet es posible canalizar un enorme descontento al margen de sus estructuras habituales de poder e influencia.

Personalmente no me sumé a la convocatoria del 15M por las absurdas peticiones económicas de los convocantes de la manifestación en ese momento. Estuve hasta el miércoles de esta semana en Barcelona y antes de comentar nada quería acercarme a ver lo que había por la plaza. Cuando fui a Sol nada más volver a Madrid me gustó lo que vi. Gente genuinamente interesada en política, harta del bipartidismo absurdo, reclamando pacíficamente un cambio político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.