vania Sershu-Yushu

A unos 30 kms de Sershu en direccion a Qinhai hay un gran monasterio. La idea es llegar andando y atravesar unas bonitas praderas llenas de campamentos nómadas y Yaks.

A los pocos kms me encuentro por la carretera a todo un personaje. Se llama Victor, es un suizo de unos sesenta años que viene en bicicleta desde Estambul. Su aspecto dice mucho de el. Esta a medio camino entre un viajero muy viajado, curtido por la dureza del camino, y un vagamundo que con  su pension viviria como un mendigo en Europa y decide por el mismo precio recorrer el mundo de la manera mas austera posible (no seria el primero que conocemos).

Su equipamiento no es el típico de un cicloturista. Viste  pantalón vaquero, zapatos y chaqueta de mercadillo, todo muy desgastado. En sus alforjas mantas y un plástico, en cambio Dice no llevar tienda porque pesa mucho. Duerme al raso en cualquier sitio resguardado o pidiendo un hueco en sus tiendas nómadas a los pastores, que también le proporcionan comida básica, (tsampa y te con mantequilla de yak.).  Después de recabar información que nos pueda ser de utilidad Nos deseamos buen camino y continuamos cada uno en sentido contrario.
Cuando me canso de andar hago autostop y me para un todoterreno con tres monjes que también se dirigen al monasterio de Sershu.  El mas gordinflon que va sentado detrás junto a mí se pasa el trayecto contado fajos de billetes que va sacando de su bolsa. Me quedo perplejo al ver tanto dinero. si no fueran monjes diría que han atracado un banco, pero debe ser las donaciones de los humildes peregrinos tibetanos de algún monasterio cercano.

El monasterio y el pueblo de Sershu Dzong están a 4.400 m de altura . Una larga kora (camino que hacen los peregrinos en el.sentido de las agujas del reloj alrededor de una gompa o un chorter) rodea todo el complejo. Parece que todos sus habitantes de todas las edades están haciendo la kora. No hay mejor manera de.conocer el lugar que unirse a ellos y eso hago, como uno mas inicio el.camino ladera hacia arriba, despertando la curiosidad de los demás y poco a poco ganandome su confianza para que me permitan sacarles alguna foto.

Llego la hora de dejar esta última población limítrofe con Qinhai y a su vez abandonar Sichuan, una provincia  con unos paisajes, una cultura y una tradición que quedara en nuestras memorias por mucho tiempo, pero la bondad y hospitalidad de sus gentes se mantendrá  por toda la vida.

En esta provincia hemos estado algo mas de un mes y necesitaríamos mas de un año para conocerla bien. Pero el viaje debe continuar así que empiezo a andar por la carretera esperando que algún alma caritativa me pare. Pero en una hora solo pasan tres coches. Cuando estoy a punto de darme la vuelta para volver a Sershu a dormir, pasa una furgoneta de pago (en esta zona no hay autobuses públicos, solo furgonetas privadas) y decido subirme.
Atravesamos el puerto que separa la provincia de Sichuan y Qinhai. Curiosamente a medida que bajamos el valle dirección a Yushu el paisaje va cambiando y las praderas envueltas en un manto verde intenso van desapareciendo.
Yushu sufrió un terremoto en el 2010 que redujo la ciudad a escombros. El gobierno Chino ha destinado millones de yuanes para construir una ciudad nueva en un tiempo record. Esta inyección de dinero ha repercutido en sus habitantes que gozan de un alto poder adquisitivo y ha convertido esta ciudad en una de las mas caras que he visitado. Por ello me paso toda la tarde buscando un alojamiento que baje de los 250 yuanes, asegurándome los habitantes a los que pregunto que en esta ciudad no hay habitación por un precio inferior. Acabo encontrando una por cien yuanes. Como en esta ciudad todo es nuevo, la habitación aunque pequeña y sin ventanas no esta mal.

http://unviajeroporelmundo.blogspot.com.es/2013/09/sershu-yushu.html

7 comentarios en “vania Sershu-Yushu

    1. Es de los viajes que a mi muerte lamentaré no haber tenido tiempo de haberlos hecho, aunque » Si la montaña no viene a Mahoma…» y esto reza para el que dijo que la ley de atraccion no funcionaba, Los monjes tibetanos han venido a mi, he llegado a tener hasta 11 en mi casa viviendo temporalmente, he conocido grandes maestros, a su S.S.
      Aqui en Mexico!

    1. Para viajar se necesita (aparte de recursos) romper con ciertas ataduras a las cuales no deseo romper ya que las amo.
      pero mi imaginacion y el internet han compensado el que no pueda hacer estos viajes.

  1. Con todos mis respetos Visitante, no llamaría a mis seres queridos «ataduras» porque ellos no me atan.

    El amor, el cariño o como se le quiera llamar no ata, todo lo contrario.

    Saludos.

    1. aunque yo no mencioné a mis seres queridos, ellos no me atan, yo me ato solito.
      en cuanto a lo demás amo la vida que llevo, mi trabajo, mis amigos, entre las mas preciadas ultimas, Tú y maria
      Visitante ex-nabucodonosor por respeto al administrador ya que ví su email y no quiero duplicar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.