Astrología y cosmología egípcia

Astrología egípcia

Extracto del Astroglosario de Bruno Huber (traducción: Joan Solé, 1997-2008)

Concepto que desde la perspectiva astrológica actual no debería darse, puesto que la cultura egipcia no hizo ninguna contribución esencial al desarrollo de la astrología que conocemos.

Durante el largo período de florecimiento de la cultura egipcia(aproximadamente 3.000 años), en realidad, en el imperio no se practicó ningún tipo de astrología. Sólo tras el declive del imperio, los nuevos soberanos, esto es, los griegos y los romanos llevaron consigo a sus «caldeos» (astrólogos).

Fue entonces cuando en la famosa biblioteca de Alejandría se coleccionó todo el saber de los babilonios, persas y asirios que, en gran parte se perdió debido a un posterior incendio. Por suerte, Ptolomeo nos transmitió parte de ese saber en su Tetrabiblos.

Ciertamente, los sacerdotes del imperio egipcio empezaron muy pronto a realizar observaciones celestes. No obstante, la motivación era la elaboración del calendario. Los calendarios respondían a la necesidad vital de las antiguas culturas, de prever con antelación las temporadas de siembra y cosecha, y los cambios de las condiciones meteorológicas y de los movimientos itinerantes de los animales de caza.

Durante milenios, los egipcios vivieron gracias al Nilo que, todos los años, con su crecida a finales de junio, regaba sus campos. Una «señal en el cielo» les informaba del momento de este acontecimiento: la ascensión helíaca de Sirio, el 20 de junio.

Probablemente, alrededor del 3.000 a.C., los sacerdotes observaron que siempre, poco antes de la crecida del Nilo y tras casi medio año de ausencia, Sirio aparecía de nuevo en el cielo nocturno. De esta manera, Sothis (Sirio) se convirtió en un indicador anual.

También contaron los días entre una aparición de Sirio y la siguiente, y de este modo encontraron que la duración del año era de 365 días. Lo denominaron «período de Sothis» o año de Sothis. Los egipcios fueron también los inventores del calendario solar, todavía utilizado en la actualidad.

No obstante, para la regulación de la vida diaria, este estado divino, como el resto de antiguas culturas, empleó un calendario lunar. La clase sacerdotal aprendió a calcular los eclipses de Sol y de Luna, lo cual le otorgaba una desacostumbrada posición de poder sobre el pueblo, puesto que con una media de cuatro veces al año podían invocar el «látigo castigador de los dioses» y de esta manera, por ejemplo, amenazar al pueblo.

Además, a parte de las principales estrellas, también conocían una gran cantidad de constelaciones, de las que sólo cuatro o cinco eran constelaciones zodiacales. En cuanto al zodíaco en sí, como zona en la que se encuentran las órbitas de los planetas, probablemente no supieran nada, ya que no habían descubierto la existencia de los planetas.

La religión de los egipcios no era una religión de estrellas. Y así permaneció tras los primeros descubrimientos astronómicos que ya se realizaron en el imperio antiguo. Durante más de 2.000 años tuvieron suficiente con su utilidad práctica. Nunca se llegó, como en el caso de los sumerios en el 2.200 a.C., a la búsqueda y la investigación de la voluntad de los dioses que, según su modo de pensar, se movían por el cielo.

Esto fue lo que, posteriormente, en el marco de los babilonios, los persas y los asirios condujo a mayores conocimientos astronómicos y, con ello, al desarrollo de una sabiduría de las estrellas de gran complejidad, gracias a la que hoy disponemos de nuestra actual astrología.

 

Cosmología egípcia

Concepto del mundo egipcio: los antiguos egipcios tenían un concepto geocéntrico de la estructura del universo (conla Tierracomo referencia). La Tierraestaba en el centro del universo. A su alrededor giraban de forma directala Lunay el Sol. Mercurio y Venus, por su parte, giraban alrededor del Sol, y los planetas externos Marte, Júpiter y Saturno también giraban de forma concéntrica alrededor dela Tierra.

El sistema egipcio

El concepto del mundo aquí representado proviene del período final del imperio egipcio (romano), poco antes del inicio de la era cristiana. No es un modelo original de Egipto, sino que probablemente fue adoptado de los babilonios/caldeos.

Esto queda claramente documentado mediante el zodíaco de Denderah (aprox. 100 a.C.) que, en contra de la opinión de muchos astrólogos, de ningún modo es el zodíaco más antiguo conocido, sino una fiel copia de un zodíaco babilónico, unos 1.000 años más antiguo. 

El zodíaco de Denderah

El auténtico antiguo concepto del mundo egipcio puede verse en la representación de la diosa del cielo Nut, en Luxor, en el cenotafio de Setis I (aprox.1300 a.C.) y en el sepulcro de Ramsés IV (1155 a.C.): el mundo es un plano o un disco limitado sobre el que se encuentra la bóveda celeste. En él, la diosa del cielo mueve las estrellas de este a oeste y, después de su puesta, son  transportadas de nuevo hacia el este en el submundo.

Nut, la diosa del cielo

https://escuelahuber.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *