Los Anunnaki y Su Relación Con Las Leyendas Sobre Dragones

Imagen 15

Estos linajes también tienen una mirada fija hipnótica sumamente poderosa, justo como una serpiente hipnotiza a su presa. Y esto es el origen del término “dar el mal de ojo a alguien“. Todo esto es la razón real para su obsesión con la sangre y el cruzamiento de las familias de “sangre azul“. Esto explicaría que, desde los tiempos más tempranos de la historia conocida, los herederos de sangre azul se casaron con sus medio hermanas y primas, o viceversa, justo como los anunnaki lo hicieron, según las Tablillas Sumerias. Según Sitchin, la clave para desentrañar el misterio de las reglas en la sucesión de los “dioses” era que estas normas también se aplicaron a quienes fueron escogidos por ellos para servir como sus representantes ante la humanidad. Algo de ello se indica en el relato bíblico del Patriarca Abraham, que explica que no mentía cuando presentó a su esposa Sarah como su hermana: “De verdad, ella es mi hermana, la hija de mi padre aunque no de mi madre, y se convirtió en mi esposa”. No sólo estaba legítimamente casado con una media-hermana de una diferente madre, sino que un hijo con ella—en este caso Isaac—se convirtió en el heredero legal de la dinastía, en vez del primogénito Ismael, hijo de Hagar, la doncella. Tales reglas de sucesión generaron la terrible contienda entre los descendientes del divino Ra, en Egipto, los medio-hermanos Osiris y Set, casados con las medio-hermanas Isis y Neftis. Aunque estas reglas de sucesión parezcan complicadas, están basadas en lo que aquellos que escribieron acerca de las dinastías reales llaman ‘linaje’, que ahora deberíamos reconocer como una sofisticada genealogía de ADN, que además distingue el ADN general heredado de los padres, del ADN mitocondrial (mtDNA), que es heredado por las mujeres sólo desde la madre. La compleja aunque básica regla era así: la línea dinástica fluye por línea paterna; el primogénito es el siguiente en sucesión. Una media-hermana podía ser tomada como esposa si tenía una madre diferente, y si de tal media-hermana nacía un hijo. Este hijo, aun no siendo primogénito, se convierte en heredero legal y sucesor dinástico.. Es altamente significativo que el linaje de “rey serpiente” proceda de Irán, ya que es en la región comprendida por Irán, Kurdistán, Armenia, Turquía y los Montes Cáucasos, dónde estos linajes reptiloide – humanos aparecieron para apoderarse del mundo. Un antiguo miembro de laHermandad de la Serpiente, un ruso, dijo que había un vórtice enorme, un portal dimensional situado en los Montes Cáucasos, donde los extraterrestres entraban en nuestra dimensión. Esto explicaría bastantes enigmas.
El nombre Irán viene del más antiguo Airy- ana o Airan, que significa tierra de los Aryas o Arios. Todavía hoy podemos distinguir dos razas distintas en Kurdistán. Una de piel aceitunada, de altura media y con ojos oscuros; la otra formada por personas mucho más altas y de piel blanca, a menudo con ojos azules. Es significativo que estos rasgos fueron considerados de una “raza superior” por los racistas nazis, basados en sus conocimientos esotéricos de la historia antigua y de la conexión con los reptiloides. Andrew Collins, en su libro De las cenizas de los Ángeles, presenta evidencias de que el Jardín del Edén bíblico estaba en los altos de un región entre Irán y Kurdistán. Y ya sabemos que el tema de la serpiente está en el núcleo de la historia del Edén. En el vecino país de Media, los reyes fueron conocidos por los iraníes como Mâr, que significa serpiente en persa. Fueron llamados la “dinastía del dragón de Media” o los “descendientes del dragón“. Todo parece indicar que los reptiloides Draco se cruzaron con humanos para producir hibridos. Hacia el 2.200 a.C fue fundada en Egipto la Corte Real del Dragón por los sacerdotes de Menes y 4.000 años después aún sigue existiendo. Ahora se la conoce como la Corte Imperial y Real de la Soberanía del Dragón, con sede en Gran Bretaña. Algunas personas llaman a esta organización la Hermandad de la Serpiente. Los antiguos reyes de Sumeria, Egipto, y después, Israel, fueron ungidos en su coronación con la “grasa del Dragón“, que era la grasa del cocodrilo sagrado. El cocodrilo era conocido en Egipto como un messeh, del que se origina el término hebreo “Mesías“, que significa El Ungido. Los reyes del linaje eran también conocidos como “Dragones” y todo este simbolismo se relaciona con el conocimiento de que estas familias reales eran los linajes de los híbridos reptiloide – humano. Cuando varios reinos se unían juntos en alguna batalla, nombraban un rey de reyes, que era conocido como el Gran Dragón o Draco. El mítico rey Uther Pendragon es una versión de esto. Uther Pendragon es un rey mítico de Britania, padre del rey Arturo. Uther Pendragon es mencionado por primera vez en la literatura en un poema galés, el poema XXXI del libro negro de Camarthen. En esta obra, el personaje no guarda relación alguna con el rey Arturo. La biografía completa de Uther es escrita de manera definitiva en la obra de Godofredo de Monmouth, Historia Regum Britanniae (“Historia de los reyes de Bretaña“), en el siglo XII. La inclusión de Uther en el texto de Monmouth sirvió como base para las versiones siguientes de la historia del personaje. En dicha obra, Monmouth establece la relación entre Uther y Arturo, aunque la crítica no ha podido establecer con certeza la razón de Monmouth para determinar el parentesco.
Imagen 16
Una hipótesis sugiere que tal parentesco ya era parte de tradiciones más antiguas, y Monmouth simplemente lo recogió para su obra. Otra hipótesis sugiere que la relación se originó por un malentendido, ya que la palabra uthr significa “terrible” en idioma galés, y en algunas fuentes Arturo es identificado con este epíteto. De este modo, es posible que se haya trastocado “Arturo el terrible” por “Arturo, hijo de Uther“. En Historia Regum Britanniae, Uther es hijo de Constantino III, y hermano de Aurelio Ambrosio. Tanto en la Historia Regum Britanniae como en otras obras, Pendragon es un personaje relativamente ambiguo, descrito como un rey fuerte y defensor del pueblo, que sin embargo consigue satisfacer su deseo por Igraine, madre de Arturo, gracias a un ardid. El asunto de la procreación ilegítima es un tema que reaparece en varias ocasiones en la literatura artúrica, tanto en la concepción de Galahad, hijo de Lanzarote del Lago, como de Mordred, hijo de Arturo. Kingship (monarquía, en inglés) en realidad nace de la palabra kin (pariente de sangre), y kin-ship (parentesco) se volvió kingship (monarquía). Hay que resaltar que el nombre que los egipcios dieron a su messeh o cocodrilo sagrado era Draco, que también se convirtió en un símbolo en el Therapeutate egipcio y entre los Esenios. Fue representado como una serpiente marina, o Bistea Neptunis, por los Merovingios “reales” y sus descendientes en Francia. El mismo linaje, todos ellos. Podemos ver una antigua representación egipcia de un “dios” en la pared del templo de Saqquara. Es una figura de reptiloide con lo que parecen ser alas. David Icke  explica que un amigo estadounidense le contó una experiencia que su padre tuvo a comienzos de la década de 1970. Vivían en Turquía, donde trabajaba en un puesto de escucha para el servicio de inteligencia militar estadounidense. Volvió a casa una noche en un estado terrible. Cuando le preguntaron por su estado, sólo dijo: “El mundo no es como pensamos que es“. Cuando se relajó le explicó a su hija una comunicación que había captado del piloto de un avión que estaba destacado en la base turca. El piloto informó que estaba volando cerca del polo norte cuando repentinamente sus motores se pararon y todos los sistemas eléctricos se apagaron. El avión entonces descendió suave y verticalmente y, ante su incredulidad, la cumbre de una montaña se abrió y el avión penetró en la montaña. Salió del avión y se encontró con personas altas y de cabello rubio con piel de color “perla” y ojos “azul – púrpura” que parecían tener ojos con rayo láser. Todos usaban trajes blancos largos y, curiosamente, es así cómo Quetzalcoatl,  el “dios” de América Central y del Sur, fue descrito. También llevaban un medallón con la Cruz de Malta. La memoria del piloto estaba nebulosa sobre qué ocurrió después, pero recordó entrar en una habitación y ver un grupo de estos seres sentados alrededor de una mesa de conferencia. Al final, fue devuelto a su avión y, cuando subió desde la montaña, sus motores y equipo electrónico volvieron a funcionar.

Fuentes:
  • Zecharia Sitchin – Crónicas de la Tierra
  • David Icke – El Mayor Secreto
  • Arthur David Horn – Los Orígenes Extraterrestres de la Humanidad
  • William Bramley – Dioses del Edén
http://oldcivilizations.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *