La expedición para conquistar el otro Polo Norte

En el centro del Océano Ártico hay un Polo que todavía tiene que ser conquistado. Un equipo británico planea un viaje de más de 1.000 kilómetros para ser los primeros en alcanzar el lugar más solitario sobre el hielo.

El Ártico puede ser un lugar inolvidable, especialmente en su parte más remota. El Polo Norte de Inaccesibilidad es ese lugar más difícil de alcanzar.

Es el punto más alejado de cualquier mota de tierra, a unos 450 kilómetros del Polo Norte geográfico.

Puede alcanzarse caminando a través de la ancha capa de hielo que cubre el océano hasta una profundidad de unos 5.500 metros.

Las temperaturas pueden alcanzar los -50 grados en invierno, y está oscuro desde octubre hasta marzo.

La expedición del año que viene será el tercer intento de Jim McNeill en el Polo. Las dos primeras expediciones del explorador no salieron como él esperaba.

Jim McNeill lidera la expedición.

Una infección bacteriana lo mantuvo en el campo base la primera vez.

Lea también: La espectacular travesía para descender montañas inhóspitas

En el segundo intento, en 2006, cayó por el hielo justo antes de una tormenta.

“Los siguientes tres días fueron horribles”, recuerda. “El hielo de tres metros y medio de alto en el que estaba emitía chasquidos todo el tiempo, así que no se podía dormir”.

McNeill había llegado a unos 270 kilómetros al norte del último pedazo de tierra, pero con el suelo desintegrándose a su alrededor, tuvo que cancelar el intento.

La Antártica

Un busto de Lenin marca el Polo Sur de Inaccesibilidad.

Al lado opuesto de la tierra, en la Antártica, se encuentra el punto más alejado de la costa.

Los exploradores han viajado a varios lugares diferentes en el Punto Sur de Inaccesibilidad porque no hay acuerdo sobre dónde termina la costa.

Pero la tradición establece que fue alcanzada por primera vez a finales de la década de 1950 por una Expedición Soviética Antártica.

Lea también: De quién es el Polo Norte y qué intereses tienen los países que reclaman su territorio

El equipo construyó una estación de investigación allí, coronada con un busto del revolucionario ruso Vladimir Lenin.

Cuando volvió a ser visitada, en 2007, la cabaña se había quemado y solo se veía la estatua en la nieve.

Pero mientras distintos equipos de exploradores han competido para alcanzar el Punto Sur de Inaccesibilidad, el Polo Norte o Ártico ha demostrado ser más escurridizo.

El explorador polar australiano Hubert Wilkins sobrevoló la zona en 1927.

Distintas expediciones alcanzaron el Punto Sur, pero el Polo Ártico ha sido más escurridizo.

El explorador Wally Herbert pensó que lo había alcanzado andando durante su viaje de 5.900 kilómetros a través del Océano Ártico en la década de 1960. Pero el Polo estaba en el lugar equivocado.

Fue McNeill el primero en sospechar que las coordenadas eran incorrectas. Un grupo de científicos siguió sus intuiciones, utilizando datos de satélites modernos para obtener una imagen más clara de la zona.

“La costa en el Ártico, lo creas o no, a principios de la década de los 2000 todavía tenía algunos errores grandes debido a los mapas incorrectos de muchos años antes”, dice Ted Scambos, del Centro de Datos Nacional de Nieve y Hielo de Estados Unidos, quien participó en el estudio.

Lo que descubrieron fue que el Polo Norte de Inaccesibilidad estaba a 214 kilómetros de distancia del punto anterior.

El Polo Norte de Inaccesibilidad no está donde se pensaba al principio.

Debería haber sido un error fácil de detectar, dice Gareth Rees, del Instituto de Investigación Polar Scott, que ayudó a calcular la nueva localización.

Si imaginas el dibujo del mayor círculo que puedas dibujar en cualquier océano, el polo de inaccesibilidad está en el centro, dice. “Tocará tierra en tres lugares, así que hay tres lugares que lo definen. Sin embargo, los viejos mapas solo daban dos localizaciones, así que estaban mal”.

“Es un misterio que no hemos resuelto”.

La Conquista del Polo Norte

El explorador estadounidense Robert Peary (1856-1920) dijo haber alcanzado el Polo Norte en una expedición en 1909, pero muchos ahora cuestionan la precisión de su navegación El primer viaje verificado fue el del noruego Roald Amundsen y el estadounidense Lincoln Ellsworth; sobrevolaron el Polo en el dirigible Norge en 1926 Los primeros exploradores que pusieron pie de manera verificable en el Polo fue un equipo soviético de 24 personas que formaba parte de la expedición Sever-2 en 1948 La primera conquista confirmada del Polo Norte a pie la hizo un equipo británico dirigido por el explorador Wally Herbert (1934-2007) en 1969

Las nuevas coordenadas se anunciaron en 2013. Nadie ha llegado conscientemente al Polo hasta ahora. La magnitud del reto hará desistir a algunos.

“El hielo puede acumularse en grandes pilas de crestas”, dice Nick Cox, de la Investigación Británica de la Antártica, y director de la estación británica en el Ártico.

“El Ártico es una carrera de obstáculos”, dice un conocedor.

“Siempre hay una posibilidad de que caigas por las grietas que se abren en el hielo”.

Es un reto diferente a su polo hermano en el sur. “En la Antártica hay que esquiar durante largo rato campo a través, pero en el Ártico es un poco una carrera de obstáculos”, explica Scambos.

Esto no ha hecho desistir a McNeill de planear su tercer intento. El año siguiente, un equipo de voluntarios saldrá con kayaks, entre trineos y canoas.

Si todo va bien, les llevará 80 días alcanzar su objetivo. En el camino, medirán el hielo que van cruzando para recabar información sobre cómo se está rompiendo.

“Yo no lo llamaría un lugar desértico”, dice Donatella Zona, ecologista especialista en el Ártico de la Universidad de Sheffield, Reino Unido.

Si todo va bien, tardarán 80 días en alcanzar su objetivo.

No se sabe lo suficiente sobre la biodiversidad del Ártico, en parte porque es difícil para los investigadores trabajar allí.

“Es muy difícil. Hay meses de oscuridad total, y la temperatura está entre los -40 grados y los -50”.

Derretimiento

La carrera para estudiar el Ártico se hace más urgente a medida que avanza el cambio climático.

Algunos dicen que el Punto de Inaccesibilidad no va a ser inaccesible durante mucho tiempo.

Hay varias predicciones sobre cuándo tardará en llegar el momento en que no quedará hielo durante el verano en el Océano Ártico, haciendo más fácil su navegación en barco.

Pero los cambios en el hielo ya están haciendo el Polo más peligroso para alcanzar a pie.

El Polo es cada vez más peligroso de alcanzar a pie.

El hielo se está haciendo más fino y el terreno se está haciendo más duro.

“Creo que cada vez será más difícil que la gente intente cosas como cruzar el Ártico”, dice Scambos.

McNeill y su equipo empezarán el viaje en invierno con la esperanza de que puedan cruzar el hielo antes de que empiece a resquebrajarse y separase.

Pero necesitarán apurarse en la oscuridad porque su ruta hacia el Polo de Inaccesibilidad se está derritiendo.

Es cada vez más difícil ser el primero en explorar un lugar. Los grandes picos del mundo han sido todos escalados, la tierra ha sido circunnavegada muchas veces en avión, a pie, en bicicleta y en globo, entre otros. Muchos de los ríos, lagos y mares principales han sido atravesados a nado o en canoa.

Así que, ¿queda algo por hacer? Algo que combine el peligro, la novedad y una barrera natural claramente definida para superar.

http://www.24horas.cl/noticiasbbc/la-expedicion-para-conquistar-el-otro-polo-norte-1824643

Un comentario en “La expedición para conquistar el otro Polo Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *