Respiración de Unidad- Drunvalo Melchizedek

Deja que tu atención se mueva a cualquier lugar de la Tierra que sientas que es el más hermoso del mundo.
Vé tantos detalles como puedas
Siente amor por este lugar y por toda la Naturaleza.
Continúa creciendo en este espacio de Amor con la Naturaleza hasta que tu corazón este latiendo con el calor de tu Amor.
Cuando sientas que el tiempo es correcto, con tu atención envía tu Amor al centro de la Madre Tierra para que ella sienta tu Amor.
Si prefieres  puedes colocar tu Amor en una pequeña esfera que lo contenga y con un soplo enviárselo.
Lo que importa es tu Intención.
Espera como un niño, una niña, espera hasta que la Madre envíe su Amor de regreso a ti y lo puedas sentir.
Tú eres su hijo, su hija, y ella te ama.

CUANDO EL AMOR DE MADRE ESTÉ EN TU CUERPO,
ÁBRELO COMPLETAMENTE.
DÉJALO QUE SE MUEVA A DONDE QUIERA Y POR TODO TU CUERPO.
DÉJALO ENTRAR A TUS CÉLULAS.
DÉJALO MOVERSE POR TODO TU CUERPO DE LUZ

Siente este Amor con el que la Madre te ha envuelto y permanece en unión con ella hasta que sientas completa la experiencia.

Sin romper la unión con la Madre vuelves la mirada al Padre, al Padre Celestial.

Mira el resto de la Creación, más allá de la Tierra.
Pon tu atención en un cielo nocturno.
Ve la Vía Láctea moviéndose a través de los Cielos.
Observa los planetas y la luna girar a tu alrededor.
Siente el Sol escondido detrás de la Tierra.
Date cuenta de la increíble profundidad del espacio.
Siente el Amor que tienes por el Padre, el Espíritu de la creación junto a la Madre Divina.
Y cuando este Amor sea tan grande que sientas que ni puedes ya contenerlo dentro de ti, con tu Intención déjalo irse por los cielos.
Puedes hacerlo colocándolo dentro de una esfera, impulsándola con un soplo hacia esos cielos, todos los cielos…
A la Red de Conciencia de Unidad alrededor de la Tierra.
O hacia el Gran Sol Central, hacia el Sol conectado con todos los Soles y estrellas.
Con la Vida en todas partes.
Una vez que tu Amor ha sido enviado a los cielos del Divino Padre, espera a que este te responda. Que envíe el Amor de regreso a ti.
Siempre lo hace.
Tú eres su hijo, su hija por siempre.
Siempre te amará.
Cuando sientas el Amor del Padre Divino en todo tu Ser

DÉJALO MOVERSE A CUALQUIER LUGAR QUE DESEE

Es el Amor de tu Padre y es Puro.

En este momento la Sagrada Trinidad está viva en la Tierra.
La Divina Madre y el Divino Padre están unidos contigo en Amor Puro y tú, el Divino, completas este  Triángulo..
Eres conciente de Dios
Estás en un estado particular de conciencia
Dios está a tu   alrededor y dentro de ti.

Drunvalo Melchizedek

http://www.caminosalser.com/i213-respiracion-de-unidad-drunvalo-melchizedek/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *