«Rectitud, integridad, desinterés» Omraam Mikhaël Aïvanhov.

«Los humanos creen poseer un gran poder sobre sí mismos: harán cualquier tontería, pero esto no tendrá ninguna consecuencia, piensan que les bastará con hacer un esfuerzo de voluntad para tener la conciencia tranquila. Pobres, ¡muy pronto podrán medir el alcance de su poder! Si han actuado mal, hagan lo que hagan, algo en ellos se irá oscureciendo poco a poco, desmoronándose.
El que quiera avanzar en la vida con firmeza y seguridad, debe someter sus pensamientos, sus sentimientos y sus actos a las leyes de la rectitud, de la integridad y del desinterés. En cuanto transgreda una de estas leyes, pierde sus poderes. Sólo vuelve a encontrarlos si repara sus errores y vuelve a tomar la buena dirección. Un verdadero espiritualista se reconoce no sólo porque toma rápidamente conciencia de sus errores, sino porque se apresura también a corregirlos. Ahí es donde se encuentra su poder: en el hecho de admitir que se ha equivocado y en sus esfuerzos para enderezar inmediatamente la situación


www.prosveta.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.