Cinco agentes secretos españoles que dejarían a James Bond en evidencia

Cinco agentes secretos españoles que dejarían a James Bond en evidencia

En la película ‘Spectre’, la última entrega de la saga de James Bond, el agente 007 se infiltra en una misteriosa organización criminal que supone una amenaza para la seguridad de todo el planeta. En el mundo real, España también ha tenido a sus propios agentes secretos que se han en organizaciones terroristas, han conseguido información para que los ciudadanos españoles vivan más seguros y han ayudado a que peligrosos criminales acaben en prisión. ¿Quiénes eran, qué acciones llevaron a cabo… y cómo acabaron?

Míkel Lejarza: ‘El Lobo’ que enseñó los dientes a ETA

• Quién es: El SECED, germen lejano del actual CNI, reclutó, durante la década de los años 70, a Mikel, un chico que tenía contactos entre pro-etarras, aunque él no lo era. Sus pocas nociones de espionaje las compensaba con su carisma y una sorprendente capacidad de movimiento.

• Qué hizo: Adoptando el falso nombre de Gorka, comienza a moverse entre sus contactos. Se hace pasar por pro-etarra, unos le presentan a otros y, poco a poco, se infiltra en lo más profundo de la banda. Lo consigue gracias también a la ayuda de Edurne, una chica a la que también infiltraron, y que simulaba ser su novia. En apenas tres años, ‘el Lobo’ consiguió muchísima información. Tanta, que con unos meses más infiltrado, conseguiría la suficiente como para acabar definitivamente con la banda. Sin embargo, en septiembre de 1975, le comunican que su misión debe finalizar: ya ha corrido demasiados riesgos –tan solo unos meses antes había estado a punto de ser descubierto-. Aunque no consigue acabar definitivamente con la banda, sus informaciones ayudaron a asestar a la organización terrorista uno de los golpes más importantes de su historia, que se saldó con más de 200 detenciones

• Dónde está ahora: Tras las detenciones, ETA colgó carteles con su descripción y su foto por las calles. Protegido bajo una nueva identidad y una operación de cirugía estética para no ser reconocido.

Juan Pujol García, ‘Garbo’

• Quién fue: Este español trabajó, durante la II Guerra Mundial, para los servicios secretos británicos actuando como espía de la Alemania nazi ‘infiltrado’ en el Reino Unido.

• Qué consiguió: Su papel fue decisivo para la derrota de Alemania en la II Guerra Mundial. Para ganarse la confianza de los nazis, Garbo enviaba a Berlín informaciones ciertas, aunque desfasadas. Esta estrategia le ayudó a que la Abwehr -la inteligencia militar alemana-, se creyese todas sus informaciones. Cuando los Aliados planearon el desembarco de Normandía, en la Francia ocupada, el espía español avisó a Hitler de que éste se produciría en Calais -Francia-. Los alemanes concentraron allí sus tropas, a 250 km de las playas donde se llevó a cabo. Ambos servicios secretos le condecoraron a pesar de ser civil y, para ellos, extranjero. Alemania nunca le descubrió.

• Qué fue de él: Por miedo a represalias, su identidad se mantuvo oculta hasta 1985. Tres años más tarde murió en Venezuela.

Silvestre Romero: agente doble en el KGB

• Quién es: En mayo de 1979, el inspector Romero, Jefe de Policía de la comisaría madrileña de Tetuán atiende a un ciudadano de la URSS que ha acudido a denunciar un pequeño robo. Fue el primer contacto de muchos. Romero sospecha que, en realidad, Vladimir Illich Efremenkov quiere sonsacarle información, así que informa a sus superiores, y estos le ordenan continuar el juego para comprobar hasta dónde es capaz de ir el ruso.

• Qué ocurrió: Efremenkov quería información sobre el servicio secreto español… y Romero se la da. De esta forma, la inteligencia española consigue una valiosa información sobre el modo de trabajar de los espías de la KGB. En marzo de 1981, el soviético recibe un ultimátum: o cambia de bando o se va del país. Al día siguiente sube a un avión con destino a Moscú.

• Qué fue de él: Romero tuvo que estar un tiempo fuera de circulación para evitar represalias del KGB, pero después volvió a la Policía. 23 años después recibió una condecoración del CNI, en la intimidad y ‘sin mucho ruido’. Ahora disfruta de una merecida jubilación.

Francisco Paesa: el agente que ‘vendió armas a ETA

• Qué hizo: En septiembre de 1986, Francisco Paesa se convirtió en colaborador de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El objetivo era localizar el Comando Madrid de ETA.

• En qué consistió la operación: Paesa se hizo pasar por un traficante de armas y se puso en contacto con José Luis Arrieta Zubimendi, alias Azkoiti, el responsable de abastecimiento de armas de la banda. Le vendió dos misiles SAM-7, con capacidad suficiente para alcanzar sin problemas el avión del rey Juan Carlos I, objetivo de la banda. Lo que los terroristas no sabían es que los misiles llevaban dos transmisores para detectarlos a distancia. Como la Guardia Civil predijo, una vez realizada la compra, los responsables de ETA trasladaron su nueva adquisición desde el aeropuerto de Torrejón de Ardoz –Madrid- hasta su guarida principal. El plan era, sin duda, muy arriesgado, ya que cualquier fallo que hiciera perder el rastro a los misiles haría casi imposible recuperarlos, lo que supondría no sólo que no se localizase el arsenal de la banda, sino también haberla dotado de más armamento. La primera sorpresa llegó cuando la señal de los transmisores no se dirigió hacia Madrid -donde se pensaba que se quedarían-, sino que fue hasta el norte, en dirección a Francia. Se continuó según el plan previsto, seguir la señal, hasta que uno de los aparatos dejo de transmitir. Así, se toma una decisión: hay que intervenir. Se monta una peligrosa operación en la que se encuentran no solo los dos misiles, sino también el mayor arsenal de armas de los terroristas, así como importante documentación, lo que supuso un punto de inflexión en la lucha conra la banda.

• Dónde está ahora: En 2004, el periodista Manuel Cerdán localizó a Paesa en París, al parecer, protegido por los servicios de inteligencia franceses, mientras Reino Unido, Luxemburgo y Suiza intentan darle ‘caza’ tras acusarle de estafar 8,5 millones de euros al editor de los diarios The Independent y Evening Standard, de los 17 que le prestó para fundar un banco. Pero sus aventuras no acaban ahí. En 1998, simuló su muerte en Bangkok –Tailandia-, con documentos falsos e, incluso, celebró varios funerales en España. Antes, por 1,8 millones de euros, había ayudado a encontrar, en Tailanda, a Luis Roldán, ex director general de la Guardia Civil, que huyó de España para no enfrentarse a las acusaciones de malversación, fraude, cohecho y estafa, por las que finalmente fue condenado a 28 años de cárcel. Pero la gratificación no pareció parecerle demasiado, ya que hizo desaparecer los 10 millones que Roldán escondía en una cuenta en suiza.

José Antonio Anido: le descubrieron por una foto jurando bandera

• Quién fue: Un guardia civil que se infiltró en ETA y logró convertirse en uno de sus lugartenientes.

• Qué ocurrió: En abril de 1995, los padres de Anido recibieron en su casa de Estrasburgo -Francia-, la visita de un grupo de abertzales. Intentaron aparentar normalidad; al fin y al cabo, su hijo ‘era’ uno de ellos. Pero las cosas se complicaron cuando los visitantes descubrieron unas viejas fotos en las que su compañero en la banda, un supuesto objetor de conciencia de origen gallego que aprendió euskera en Bayona, juraba bandera como guardia civil. Los abertzales corrieron a dar cuenta del traidor, mientras sus padres trataban desesperadamente de avisar a su hijo de que había sido descubierto.

• Qué fue de él: El topo Anido recibió el aviso a tiempo y logró escapar de una muerte segura. Sus informaciones contribuyeron a la caída de la cúpula de ETA de 1992 en Bidart, en el suroeste de Francia. Su pista se perdió hasta 1998, año en el que tuvo lugar un intento de atraco a dos agentes de la embajada española en Colombia. Uno de los agentes era Anido, otra vez al servicio de su país, aunque bajo una nueva identidad. Se desconoce su destino actual, aunque lo más probable es que continúe en servicio.

Juan de Miralles: ayudó a la independencia de EE.UU.

• Quién fue: Comerciante español afincado en la isla de Cuba, que ejerció de espía al servicio de la corona española durante la Guerra de la Independencia norteamericana, desde 1775 hasta 1783.

• Qué consiguió: Miralles contribuyó de manera decisiva al nacimiento de los Estados Unidos, como principal integrante de un plan de la corona española para apoyar de forma encubierta a las Trece Colonias que luchaban por ser independientes de Inglaterra. Miralles fue el representante de España ante ellas y amigo personal del presidente Washington. Además de contribuir con armas y dinero, Miralles coordinaba una red de espionaje que ofrecía a los rebeldes información sobre los movimientos de las tropas británicas.

• Qué fue de él: Murió en 1780 en la casa de su amigo, el presidente George Washington, tras una enfermedad pulmonar contraída en una visita al campamento de Morristown -Nueva Jersey, Estados Unidos-. Aunque era civil, en su entierro, tropas estadounidenses le rindieron honores militares.

En el nº 12 de ONE Magazine -febrero de 2015- encontrarás a los agentes secretos que acabaron más, los que se cambiaron de bando, los que traicionaron a sus países y todo lo que debes saber sobre contraespionaje, operaciones especiales y servicios de inteligencia. Todavía estás a tiempo de hacerte con tu ejemplar en nuestroquiosco digital.

http://www.onemagazine.es/noticia/25489/Nacional/Cinco-agentes-secretos-espanoles-que-dejarian-a-James-Bond-en-evidencia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.