EE.UU. disparó contra las víctimas que huían del bombardeo del hospital de médicos sin fronteras

Nuevas informaciones sobre el bombardeo de un hospital de Médicos sin Fronteras en Kunduz, Afganistán, revelan que el bombardeo norteamericano podría haber sido un crimen de guerra premeditado.
Miembros de Médicos sin Fronteras han denunciado que muchas de las personas que trataron de huir del hospital durante los bombardeos aéreos, fueron disparados, probablemente desde un avión.
Durante los ataques aéreos de Estados Unidos, el personal de MSF informó oír claramente un (avión de hélice) AC-130 que circundaba la zona, y escuchó “disparos procedentes del avión”
AC-130
Por si todo esto fuera poco indignante, en los días posteriores al ataque, un tanque estadounidense entró en el recito “para inspeccionar” y destruyó múltiples pruebas y evidencias sobre el bombardeo y las investigaciones sobre el más que posible crimen de guerra norteamericano.
Las razones para esta persecución norteamericana contra Médicos sin Fronteras, las expusimos en el artículo LA OSCURA RELACIÓN ENTRE EL TRATADO TPP Y EL SALVAJE BOMBARDEO SOBRE EL HOSPITAL DE KUNDUZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.