Codex gigas: la biblia del diablo

El Codex Gigas (“Libro grande”, en latín), conocido como La biblia del diablo oCódigo de Satanás, es un manuscrito medieval compuesto en el siglo XIII por el presunto monje Herman el Recluso, del monasterio de Podlažice (actual República Checa).

Por su tamaño (92 × 50,5 cm) se lo considera el libro medieval más voluminoso, y por su contenido, uno de los más extravagantes y misteriosos de todas las épocas.

El Codex Gigas contiene la Vulgata, es decir, la Biblia. Esto no sería asombroso si el resto del librose dedicase a la religión y la fé cristiana. Por el contrario, La biblia del diablo también retiene en sus páginas la Chronica Boemorum, tratados de magia herborística, encantamientos, algunos comentarios de Flavio Josefo, las oscuras Etimologías de San Isidoro de Sevilla, recetas medicinales, muy poco ortodoxas, por cierto, de Constantino el Africano, y una larga lista de notables fallecidos.

Semejante acumulación de ciencias es inédita en cualquier otro manuscrito medieval. La leyendaque gira en torno a él sólo ha servido para acrecentar su popularidad. El Codex Gigas estuvo oculto en la biblioteca hermética del emperador del Sacro Imperio Germano; cuyos eruditos anunciaron que su autor, aquel monje sabio, vendió su alma al demonio a cambio de reunir el conocimiento necesario para la confección de tan voluminoso códice.

La leyenda va más lejos. Condenado a ser emparedado vivo por la orden benedictina, aquel monje ofreció sabiduría a cambio de su vida. Ofreció crear el Libro de libros, una obra colosal, gigantesca, que honraría eternamente el nombre del monasterio reuniendo en un sólo volumen todo el saber del mundo. Como es natural, el abad cedió ante aquel ofrecimiento tentador y le preguntó al monje cuanto tiempo era necesario para elaborar semejante libro. El monje se comprometió a escribirlo en una sola noche.

La tarea era tan desmesurada, que el propio Satanás se ofreció a escribir el libro, a cambio de un pequeño favor: que su imagen verdadera apareciera en el Codex Gigas.

Fuera del terreno de la leyenda, la primera mención al Codex Gigas lo ubica en el monasterio benedictino de Bohemia Podlažice. Esta fue su primera biblioteca. No obstante, es impensable que se escribiese allí. Un libro de semejante calibre nunca pudo ser escrito con medios tan austeros. De su autor sólo nos queda un epíteto, Herman; una reducción del apodo Hermanus monachus (El monje recluido).

http://elespejogotico.blogspot.com.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *