Aida. ASTAXANTINA: un poderoso antioxidante

ASTAXANTINA, UN POTENTE ANTIOXIDANTE

Isabel Molinero – Departamento Médico de Soria Natural / muynaturales 

Es 65 veces más poderosa que la Vitamina C, 54 más que el Betacaroteno, 47 más que la Luteína y 14 más que la Vitamina E. También es conocida como la «molécula de la belleza». El origen de esta sustancia es natural, aunque también puede ser sintética.

La Astaxantina es un pigmento de color rojo producido principalmente por la microalga Haematococcus pluviales. Ni los animales ni los seres humanos pueden sintetizarla por lo que estos últimos deben obtenerla a través de la alimentación para satisfacer sus requerimientos nutricionales metabólicos. Resulta imposible ingerir toda la necesaria a través de las diversas comidas porque la cantidad de algas y organismos marinos que la contienen, como camarones, gambas, etc., que habría que consumir es enorme. De manera que se recomienda tomar complementos alimenticios para tener la certeza de que aportamos al cuerpo la que necesita verdaderamente.

Envejecimiento cutáneo

También existe Astaxantina sintética, que proviene de productos petroquímicos altamente procesados. Sin embargo, no proporciona, ni mucho menos, los mismos beneficios que la natural. Por ejemplo,  se absorbe y deposita peor en los tejidos. Además, sus propiedades antioxidantes son menores porque no están esterificadas con ácidos grasos de cadena larga, adheridos a los extremos de las moléculas. Es comúnmente empleada para complementar los alimentos derivados de pescados, como el salmón o la trucha, con el fin de darles un tono rosado o rojo-anaranjado. Se le llama la «molécula de la belleza» porque previene del envejecimiento cutáneo y puede «absorber» la radiación ultravioleta del sol que acelera el proceso de envejecimiento cutáneo.

Su potente capacidad antioxidante radica en su estructura molecular, diferente a la del resto de los antioxidantes (vitaminas E y A, Betacaroteno, etc.). Ha sido comparada con otros nutrientes lo que ha puesto en evidencia su superioridad en la lucha contra los diferentes tipos de radicales libres. Así, es 65 veces más poderosa que la vitamina C, 54 más que el Betacaroteno, 47 veces más que la Luteína y 14 más que la Vitamina E. Además, diferentes estudios han demostrado que puede eliminar el radical libre «Oxígeno singlete», uno de los más peligrosos para las células.

La Astaxantina es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica para proteger las neuronas. Gracias a que contiene, en cada extremo de su estructura química, un ácido graso esencial, se absorbe cien por cien a través de las membranas celulares. Ésta es una propiedad única e importante para un antioxidante, ya que le permite ampliar su actividad al sistema nervioso central, que es altamente susceptible a la acción de los radicales libres. Otros antioxidantes como el Betacaroteno y el Licopeno no poseen esta capacidad.

También es capaz de atravesar la barrera retiniana siendo fundamental para prevenir la degeneración macular y la pérdida de la visión relacionada con la edad, las cataratas o el glaucoma. Además, ayuda a reducir la fatiga ocular que aparece tras estar mucho tiempo frente a la pantalla del ordenador o del televisor, o por mala iluminación, y mejora considerablemente la agudeza visual.

Asimismo, no se oxida como otras sustancias que pueden llegar a convertirse en prooxidantes y producir un efecto negativo en el cuerpo. Éste es uno de los factores que diferencia la Astaxantina del resto de antioxidantes y la convierte en mejor que otros. Sus constituyentes moleculares tienen pequeñas diferencias estructurales que impiden esa degradación.

Soria Natural / muynaturales

MACHE blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *