La guerra perdida de Salman y Obama

Las victorias del Ejército yemení y Ansarulá se suceden cuando se aproxima la fecha de las negociaciones de paz previstas para el próximo fin de semana.

El miércoles, los combatientes del Ejército y de Ansarulá tomaron el área de Mesraj, en la provincia de Taizz, lo que allana el camino para una próxima liberación de toda la provincia de las tropas saudíes y de los militantes takfiris y pro-saudíes.
El área de Mesraj fue asegurada después de dos días de intensos combates que llevaron a la huida de los militares saudíes, las milicias de Al Qaida y las del Partido al Islah (Hermanos Musulmanes), indicó el diario libanés Al Akhbar.
Más de 20 milicianos pro-saudíes resultaron muertos el martes por la tarde en Taizz debido a una emboscada tendida por las fuerzas yemeníes.
Por su parte y poco antes de su desbandada, los terroristas de Al Qaida pusieron en Internet vídeos que mostraban su participación en los combates de Taizz.
Por otro lado, los combatientes del Ejército y Ansarulá destruyeron el miércoles por la tarde un importante depósito de armas de los milicianos de Al Qaida y pro-saudíes en la base de Mares, en Dhaleh (suroeste).
Una fuente militar, citada por el sitio de Ansarulá, precisó que el depósito de armas había resultado totalmente destruido, así como un tanque posicionado en esa base.
En la provincia de Shabwa (sur) se han producido violentos enfrentamientos entre las fuerzas yemeníes y milicianos pro-Hadi y takfiris, en los que murieron dos oficiales de las fuerzas del presidente dimitido Abed Rabbo Mansur Hadi.
Según fuentes militares citadas por el periódico Al Akhbar, el Ejército yemení ha realizado también progresos en esa provincia.
http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2015/11/la-guerra-perdida-de-salman.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *