Medio millón de británicos se alimenta con “ollas populares”

Según cifras oficiales, el país genera más empleo que nunca, pero eso no se ha traducido en el bienestar de la mayoría de los ingleses. Foto: Leonardo Boix/ El Telégrafo

Al menos medio millón de británicos recibió ayudas en ollas populares durante los primeros 6 meses del año, como consecuencia del creciente índice de pobreza en Gran Bretaña, de acuerdo al grupo humanitario Trussell Trust.

La entidad benéfica indicó que la falta de alimentación para las familias de bajos recursos sigue siendo de gran preocupación en el Reino Unido.

Trussell Trust confirmó que el índice de personas que necesitan comida creció 3% en comparación con el mismo período en 2014.

Cerca de 300.000 personas visitaron ollas populares de forma diaria en los primeros 6 meses del año, para poder así llegar a fin de mes con sus magros salarios.

Trussell Trust, que organiza unas 425 instituciones de este tipo, afirmó que el problema se ha agravado debido a demoras y cambios en el sistema de subsidios públicos para las familias de menos recursos.

“El número de británicos que precisa de ayudas de emergencia, paquetes de alimentos o de un plato de comida en ollas populares sigue siendo peligrosamente alto en el país, incluso a pesar de que Gran Bretaña es una de las naciones más ricas del mundo”, explicó el ente.

Adrian Curtis, director del área de ollas populares del Trussell Trust, dijo que no ve la hora en que se anuncie en el país una caída el número de personas que precisan de ayudas para alimentarse.

Sostuvo que aunque el problema está siendo controlado en cierta medida por el Gobierno, no es suficiente. Mientras esperamos que la recuperación económica ayude a más personas a encontrar trabajo, varias agencias que organizan ollas populares se han visto afectadas por falta de fondos del Gobierno”.

El director ejecutivo del Trussell Trust, David McAuley, aclaró que la responsabilidad de ayudar a los británicos a salir de la crisis “no debe depender solamente del sector de voluntariado sino del Gobierno”.

Los salarios han caído 2,2% desde 2010, un descenso nunca visto en el país en 50 años, según la Oficina de Estadísticas.

Leonardo Boix/El Telégrafo

http://www.librered.net/?p=41462

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *