La corrupción ha obligado a Artur Mas a liquidar su partido

El anuncio del presidente catalán Artur Mas de la disolución de Convergència Democràtica de Cataluña, es consecuencia de los “los casos de corrupción en su partido y la consolidación de una nueva generación más independentista”.

Así lo explica a Sputnik Nóvosti Ángel Belzunegui, profesor de Sociología en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, en Cataluña.

“La liquidación más que la refundación de CDC” llega por “la necesidad de romper amarras con la herencia pujolista (en referencia al expresidente Jordi Pujol) y todo lo que supone la corrupción que ha destrozado el partido por dentro”, afirma el experto.

Lea más: El ex presidente catalán Jordi Pujol niega que su fortuna sea producto de la corrupción

Pero también por el “posicionamiento de nuevas clases dirigentes dentro del partido, que hoy todavía no tienen la hegemonía pero que pretenden tenerla a medio plazo”.

La nueva formación contará con “gente nueva más soberanista para en un escenario nuevo”, añade.

“No es una refundación, es una liquidación de Convergencia” porque la actual formación “es un instrumento antiguo que no sirve para esta nueva etapa y lo que pretenden estas nuevas élites dirigentes de Convergencia es empezar con una nueva carcasa, un nuevo coche, la nueva andadura”, afirma el profesor, en referencia a la fuerza que el independentismo ha alcanzado en Cataluña.Estas nuevas élites son “las que han estado impulsado hasta ahora el proceso soberanista dentro de CDC y al final han ganado la batalla, desplazando a los antiguos dirigentes y a las personas más moderadas que no eran independentistas” dice Belzunegui, muchos de los cuales ya han abandonado la formación.

Los casos de corrupción “han sido determinantes para hacer borrón y cuenta nueva en CDC” porque de no haberse dado estos escándalos “no se hubiera dado este proceso de liquidación de CDC en este momento”.

Pero a veces “la realidad social es una combinación de factores que no son los que se esperan” señala el sociólogo.

Por eso, la corrupción, que ha dejado a CDC con numerosos imputados en sus filas y con sus 15 sedes embargadas, ha dado “la oportunidad a una nueva generación que en principio no está manchada a tomar los mandos de este nuevo partido”, que se creará el próximo año.

El proceso independentista ha acabado también con CiU (Convergencia i Unió), la coalición que gobernó Cataluña durante casi 30 años.“Unió era el ala democristiana más conservadora, la más centrada del nacionalismo catalán ante la independencia” y se ha ido “definitivamente” para “no volver”.

Belzunegui opina que estos tres factores: la corrupción, la consolidación de una nueva elite más independentista en el partido y la ruptura de la histórica coalición, son la que “han llevado a la liquidación de CDC”.

De hecho, CDC ya no se presentó a las elecciones autonómicas del 27 de septiembre con su nombre sino dentro de la coalición Junts Pel Sí (Juntos por el Sí) y con su candidato Artur Mas en el número cuatro de la lista.

Tampoco CDC se presenta con su nombre en las elecciones generales del 20 de diciembre, que ha optado por concurrir con el nombre de Democracia y Libertad.

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/espana/20151124/1054022951/cataluna-artur-mas-partido-corrupcion.html#ixzz3sR0GOzzQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *