ISIS sin velo

Cualquier análisis del terrorismo internacional que ignore u oculte el papel de algunos Estados en el mismo carece de una mínima credibilidad. Y el caso del “Estado Islámico” (EI, o ISIS en su acrónimo inglés o DAESH en su acrónimo árabe) es el ejemplo más ilustrativo de ello: los pretendidos “expertos” que tratan de lo que gustan llamar “DAESH” sin ni siquiera saber árabe y no mencionan la RESPONSABILIDAD de ciertos Estados en las actividades del grupo sólo demuestran osada ignorancia o notoria desvergüenza. Llega el momento de quitar el velo a ISIS. No me propongo hablar aquí de “Teosofía”, aunque tome prestado para este artículo el título de un libro de aquella secta sino de terrorismo y servicios de inteligencia.@Desdelatlantico.

I. LA INTERVENCIÓN RUSA QUE PROVOCÓ EL CAMBIO EN LA GUERRA DE SIRIA
En este blog me hice eco en septiembre de la importancia que revestía la intervención de Rusia en Siria para combatir a los terroristas islamistas. Rusia, en apenas unas semanas provocó más daños a los islamistas (incluidos los del EI-ISIS) que la llamada “coalición internacional” en todo un año.
Naturalmente, los propagandistas de “Occidente” y de los regímenes árabo-musulmanes que combaten al gobierno sirio no dudaron en sembrar dudas sobre esta intervención: que si los bombardeos rusos provocaban víctimas civiles a diferencia de los bombardeos occidentales que eran “quirúrgicos” (quizás deberían decir “micro-quirúrgicos), que si los bombardeos rusos no atacaban al EI-ISIS, … en fin, toda una colección de inexactitudes cuando no mezquindades.
Que la intervención rusa ha sido eficaz quedó demostrado con el derribo del avión civil ruso tipo “Airbus” que cayó en el Sinaí el 31 de octubre tras estallar una bomba que se había colocado a bordo.

II. LA INTERVENCIÓN RUSA, EL ACUERDO DE VIENA DE 14 DE NOVIEMBRE SOBRE LA GUERRA DE SIRIA Y LOS ATENTADOS DE PARÍS DEL DÍA 13 DE NOVIEMBRE
Durante la guerra de Siria, Turquía ha presionado de todos modos para conseguir la aprobación de una “zona de exclusión aérea” en el norte de Siria en su frontera con Turquía. Uno de esos métodos de presión fue el envío masivo de “refugiados” a Europa desde las costas turcas.
Con la aprobación de una “zona de exclusión aérea” Turquía pretendía, en realidad, obtener dos ventajas: por un lado, impunidad para su ayuda logística al EI-ISIS; por otro lado, manos libres para atacar a los kurdos sirios. Sin embargo, Turquía no consiguió su objetivo de que se declarara legalmente esta zona de exclusión aérea.
Apenas dos meses después de la intervención rusa en Siria que cambió el sentido de la guerra provocando continuas victorias y ganancias de terreno para las tropas que apoyan al gobierno sirio, se celebró en Viena una importante conferencia internacional que concluyó, el 14 de noviembre, con un comunicado que sentaba las bases del primer proceso de paz serio y creíble en la guerra de Siria (aquí el documento original inglés).
El documento de Viena constituía, en términos objetivos, una victoria para el gobierno de Assad y para sus aliados, Rusia incluida.
Quizá como protesta contra lo que parecía un cambio de posición de Francia, que por un lado, se había sumado a los bombardeos rusos contra posiciones del EI-ISIS y, por otro lado, parecía claro que iba a apoyar la fórmula que luego se consagró en Viena, un día antes del acuerdo de Viena, el 13 de noviembre, se produjeron varios atentados en París que fueron reivindicados por el EI-ISIS, aunque sus autores eran musulmanes, varios de origen y nacionalidad marroquí (aunque ostentaran también otras nacionalidades).

III. LAS COMPLICIDADES TURCAS CON EL EI-ISIS PROGRESIVAMENTE DESVELADAS
En la guerra de Siria, además del minoritario grupo llamado “Ejército Libre Sirio” han tenido una intervención decisiva varios grupos islamistas que han utilizado métodos terroristas. El más salvaje, por deméritos propios, ha sido el grupo “Estado Islámico”. Pero también engrosan esa lista negra otros grupos como el frente “An-Nusra” (marca de “Al Qaida” en la guerra siria) o el grupo “Ahrar Ash-Sham”.

Entre esas complicidades hay varias que han quedado notoriamente claras: las de Arabia Saudí, Qatar, los Emirates Árabes Unidos y Turquía.
Si nos centramos en este último país, la complicidad es clara pues el territorio turco sirve de base logística para las actividades del EI-ISIS. La serie de informaciones desveladas, sin ser exhaustivo, incluye las siguientes:
El ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, se negó a calificar como terrorista al EI-ISIS, por más que niegue vínculos de Turquía con él.
Diputados turcos denuncian que su gobierno proporcionó a los islamistas armas químicas para un ataque de 2013 que los medios occidentales atribuyeron a Assad.
– El dinero en efectivo de origen no aclarado aumenta un 52% en 9 meses en Turquía.
– Informaciones apuntan a que el hijo de Erdogan tiene intereses en la exportación del petróleo del EI-ISIS que se realiza a Europa desde Turquía.

IV. TURQUÍA DERRIBA UN AVIÓN DE COMBATE RUSO QUE LUCHABA (DE VERDAD) CONTRA EL EI-ISIS-DAESH
La intervención rusa ha provocado una pérdida notoria de posiciones del EI-ISIS en Siria. Así, pérdida de posiciones territoriales, pero también pérdida de fuentes de ingresos: uno de los últimos ataques de Rusia contra el “EI-ISIS” fue el bombardeo a un convoy de camiones cisterna cargados de petróleo en posesión del EI-ISIS. Esto implicaba, si las informaciones son ciertas, que el negocio del hijo de Erdogan quedaba directamente afectado. Por cierto, no consta que durante todo un año de “ataques” contra el EI-ISIS la llamada “coalición internacional” atacara a la fuente de ingresos de este grupo terrorista que es el petróleo.
La intervención rusa, por lo demás, hacía legalmente improbable que Turquía consiguiera que se declarara una “zona de exclusión aérea” en el norte de Siria.

En este contexto se produce el derribo, por Turquía, de un avión militar ruso que bombardeaba posiciones del EI-ISIS. En su importante declaración (de lectura obligatoria), Putin, el presidente ruso, ha dichoclaramente que Turquía es “cómplice del terrorismo” y que el avión ruso, que desarrollaba una operación contra el EI-ISIS, en ningún momento salió del espacio aéreo sirio (aquí, resumen de la declaración en español).

V. ESPAÑA Y OCCIDENTE, ALIADOS EN LA OTAN DE UN ESTADO CÓMPLICE DEL TERRORISMO
La situación, objetivamente, es espeluznante. Sea cual sea la reacción rusa a este acto, que constituye una agresión si el avión fue derribado en cielo sirio, es que Turquía es un Estado miembro de la OTAN, por lo que una respuesta rusa contra Turquía permitiría a este país invocar la cláusula de solidaridad del Tratado del Atlántico Norte. Se produciría así el hecho tremendo de que los países de Occidente se verían obligados a atacar al Estado que ayuda a los cristianos (como ha declarado el arzobispo de Alepo) y apoyar al Estado (Turquía) que apoya al grupo (EI-ISIS) que asesina a cristianos en Oriente y secuestra a ciudadanos de Occidente.
Urge cortar el talón de Aquiles.

http://blogs.periodistadigital.com/desdeelatlantico.php/2015/11/25/isis-sin-velo

2 comentarios en “ISIS sin velo

  1. SIN DUDA LA ALIANZA OTAN ESTA DIRIGIDA POR SATANSI0NISTAS, Y NO TIENEN ESCRÚPULOS DE NINGÚN TIPO, MUCHOS PAISES MENORES NO TIENEN ALTERNATIVA, SUS POLÍTICOS YA LOS HAN VENDIDO Y NO HAY MARCHA ATRAS

  2. Dificil entender la locura, pero cuando colgaron a Sadam creyeron que era Nabucodonosor y de Asad creen que es el neron de oriente. Ellos planifican el futuro con anticipación, de hecho Turquía fue muy beneficiada en el año 2000, como base de operaciones, pero viven en pasado. Estan dementes; DD. No hay otra respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *