“Cada dificultad tiene una solución particular” Omraam Mikhaël Aïvanhov.

“A todos nos puede suceder sentirnos interiormente como si atravesáramos un desierto: no tenemos gusto ni deseo por nada, todo lo encontramos insulso, extraño, vacío… Este estado es el más grave en el que puede caer un ser humano. Lo más grave no es fracasar, caer enfermos o arruinarnos, sino no tener amor ni fe ni entusiasmo y llegar a perder el sentido de la vida. Debemos pensar pues en preparar dentro de nosotros mismos los elementos que necesitaremos para poder salir indemnes de este desierto del alma.
Cada dificultad tiene una solución particular. Esta solución puede ser la luz o la voluntad o la humildad o la pureza o el amor… Por eso debéis esforzaros por no descuidar ninguno de estos poderes, para no encontraros completamente desprovistos en el momento de la prueba. Aunque hoy os parezca que no os falta nada, eso no es una razón para no trabajar en la adquisición de los elementos que, podéis estar seguros de ello, un día os serán necesarios.”


www.prosveta.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *