“Alquimistas” Omraam Mikhaël Aïvanhov.

Hemos descendido a la Tierra para hacer en ella un trabajo comparable al de los alquimistas. Se nos da una materia de la que debemos extraer la quintaesencia; esta quintaesencia es la única riqueza que nos llevaremos con nosotros cuando abandonemos la Tierra y seguiremos trabajando con ella en los otros mundos.
Os preguntáis cómo hay que comprender esta palabra «materia». Es simple: todo lo que constituye nuestra vida cotidiana, nuestras actividades, nuestros encuentros, son una especie de materia que nos es dada para que la transformemos con el poder del espíritu. Y esto supone también, por tanto, un trabajo sobre nosotros mismos, porque nosotros también somos una materia: incluso nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestros deseos, nuestros estados de conciencia son una materia que debemos transformar, volver más pura y más rica. Al mismo tiempo que trabajamos sobre una materia exterior a nosotros, trabajamos también sobre nosotros mismos.”


www.prosveta.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *