Aida. Texas blinda la frontera ante nueva oleada de niños emigrantes

Washington, 15 dic (PL) La nueva oleada de niños inmigrantes indocumentados que arriban a Estados Unidos, llevó hoy al gobernador de Texas, Greg Abbott, a ordenar la permanencia de efectivos de la Guardia Nacional en la frontera con México.

Según datos de la Patrulla Fronteriza, más de 10 mil menores sin acompañante cruzaron a territorio estadounidense durante octubre y noviembre, el doble de las cifras reportadas en igual periodo del año pasado.

© AFP Photo / Brendan Smialowski

Tal repunte provocó que la Patrulla Fronteriza abriera dos albergues en Texas y uno en California.

Texas no permanecerá inactivo frente a este reto. No seremos victimizados como estado por la respuesta apática del gobierno federal en cuanto a la seguridad fronteriza, precisó Abbott en un comunicado.

El gobernador republicano, quien asumió el cargo en enero y autorizó hace algunos meses un presupuesto récord para seguridad fronteriza por 800 millones de dólares, no indicó cuánto tiempo duraría el despliegue.

Comentario: Ojalá invirtiesen esa cantidad de dinero en educación.

El anterior gobernador Rick Perry, desplegó más de un millar de soldados de la Guardia Nacional a mediados de 2014, a consecuencia de la entrada masiva de unos 60 mil niños centroamericanos y mexicanos sin sus padres.

Senadores estadounidenses se mostraron preocupados por el creciente flujo, situación que fue calificada por los medios y la administración del presidente Barack Obama como una crisis humanitaria urgente.

Este es el inicio de una epidemia y a menos que la seguridad sea restaurada en los países de donde provienen esos menores y la pobreza sea aliviada, veo que esto continuará, porque no hay esperanza para estos niños, sostuvo en ese entonces la senadora demócrata Diane Feinstein, durante una audiencia en el Congreso.

Comentario: Tiene razón, pero el problema es que para que la economía y la seguridad sean restauradas en la mayoría de los países de Centroamérica, EE.UU. tendría que sacar sus manos de allí, algo que es muy poco probable que ocurra en un futuro próximo.

Las imágenes de infantes hacinados en refugios temporales en la frontera sur reanimaron el debate sobre la violencia y la pobreza en Centroamérica, donde la proliferación de carteles de la droga, pandillas y otros grupos del crimen organizado los obligan al éxodo.

Comentario: Una condición que no es ajena a la participación de las agendas de inteligencia de Estados Unidos:

El Chapo Guzmán, el problema de Washington con la droga y el estado policial en norteamérica

Asimismo, el suceso potenció las críticas hacia la mayoría republicana en el Congreso, negada a avanzar en la discusión de modificaciones a las leyes de inmigración y naturalización.

Los del llamado partido rojo siguen reacios a analizar una iniciativa bipartidista aprobada hace dos años en el Senado, donde se avanza en la regularización del estatus migratoria de más de 11 millones de indocumentados que según distintos cálculos, viven de manera clandestina en esta nación.

Comentario: El otorgar un estatus legal a personas indocumentadas le daría al país 11 millones de personas con derechos civiles, lo que significa que el país perdería – en esencia – a 11 millones de ‘esclavos’, es decir, personas que trabajan por un pago menor de lo que es requerido legalmente, sin ningún tipo de derecho a cualquier reclamo laboral o civil.
Prensa Latina
mie, 16 dic 2015 02:55 UTC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *