Mas sigue otorgando contratos millonarios a ‘empresas amigas’ implicadas en la trama del 3%

A pesar que algunas están presuntamente implicadas en la trama del 3%, Artur Mas continúa adjudicando jugosos contratos a empresas próximas al entorno convergente

 

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, durante la reunión semanal del Govern. EFE/Archivo

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, durante la reunión semanal del Govern. EFE/Archivo

David Madí, el gurú de Artur Mas, fue contratado en el año 2012 por la empresa Applus Norcontrol como vicepresidente de estrategia para que, y citamos textualmente, “defendiese los intereses de Applus ante las administraciones catalanas”. Su trabajo ha dado frutos, sin duda alguna. Su último logro es conseguir para Applus un contrato del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat, CCTI, para implantar la fibra óptica en toda Cataluña. Añadamos que esta misma empresa es la que supervisa la mayoría de estaciones de ITV catalanas.

El hombre puente
Madi tiene más cartas para jugar. El CCTI está a punto de adjudicar un contrato por valor de ochenta millones de euros. Según el Diario Oficial de la Unión Europea, el concurso para externalizar asuntos relacionados con las TIC, tendrá lugar a inicios del año entrante. Y la empresa que tiene más números para llevarse esta jugosa suma, según comentan expertos en el tema, es Deloitte que, casualmente, también fichó a Madí el 2011 como director del área de consultoría. Solamente añadiremos que, desde Deloitte, ha logrado contratos con los diferentes gobiernos convergentes por valor de más de cincuenta millones de euros. Nada de ello constituye delito, evidentemente, pero, si más no, hay aquello de que a la mujer del César no le basta con ser honrada, también ha de parecerlo.

No es sólo el hombre que llevó a Artur Mas a la Presidencia de la Generalitat el que obtiene ventajosos contratos para las empresas con las que se halla vinculado.

Nombres que aparecen en la causa del famoso tres por ciento como donantes de la fundación CatDem, la de convergencia, o en el caso Pujol también siguen beneficiándose de sus relaciones con el Govern catalán. Y hablamos de hace pocos días, no de antes que la Guardia Civil registrase dicha sede y la de convergencia.

Repasemos quienes son.

Cuadro de honor
La empresa pública Infraestructures.cat acaba de otorgar 13,7 millones de euros para prolongar la línea de los Ferrocarriles de la Generalitat en Sabadell. Lo curioso es que la adjudicataria del contrato es una UTE, unión temporal de empresas, en las que figuran Cobra y Dragados, filiales del grupo ACS, y Rogasa. ¿Qué tienen en común, aparte del contrato? Figuran, siempre dentro de la presunción de inocencia, en la lista de donantes de la CatDem. En éste mismo proyecto podemos incluir, asimismo, a la razón social TEC-4, que se lleva 777.082 euros junto a otra empresa. ¿Hay que decir que también TEC-4 aparece en la mencionada lista? Lista que, recordémoslo, fue hallada por la guardia civil en los registros que se efectuaron tanto en la sede de la fundación como del partido CDC.

Volviendo al CTTI, organismo es dependiente del Departamento de Empresa y Ocupación, Cobra vuelve a ser la destinataria de un contrato de 350.000 euros.

No acaban ahí los miembros de este cuadro de honor. La empresa Emte, propiedad de la familiaSumarroca, también se lleva su parte. Nada menos que 133.159 euros por conectar telemáticamente dieciséis sedes de la Generalitat. Como es público, la relación de Sumarroca yJordi Pujol viene de lejos. La esposa de Pujol, Marta Ferrusola, y la de Carles Sumarroca, fundaron la empresa Hidroplant. Se calcula que a lo largo de los años de mandato de Pujol, las empresas de la familia Sumarroca obtuvieron más de 285 millones de euros en contratos y adjudicaciones.

Los Sumarroca, junto a nueve personas más, están imputados por el juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional en relación con las actividades de Jordi Pujol Ferrusola, el llamado junior, por delito de presunto blanqueo de capitales, delito contra la hacienda pública y falsedad en documento mercantil.

La señora Ferrusola, de la que los convergentes gritaban “esto sí que es una mujer”, llegó a declarar en una entrevista, a propósito del M.H José Montilla, que a ella no le gustaba un president que no tuviese un nombre catalán y que no lo supiera hablar correctamente. También dijo en público que al ganar el Tripartito y tener que abandonar el gobierno de Cataluña, sintió “como si la echasen de su casa”.

¿Por qué a Mas le cuesta tanto dejar la presidencia y se agarra a la silla como gato panza arriba? Ustedes mismos.

http://www.elplural.com/2015/12/17/mas-sigue-otorgando-contratos-millonarios-a-empresas-amigas-implicadas-en-la-trama-del-3-2/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *