Aida. Porque el Uso de Glifosato en el Trigo Ha Aumentado Radicalmente la Enfermedad Celiaca

Intolerante al Gluten

El uso de glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup de amplio espectro, ha incrementado dramáticamente en los últimos 15 años, en conjunto con el uso de cultivos transgénicos.

Según la Dra. Stephanie Seneff, científica-investigadora senior en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), el glifosato parece estar fuertemente correlacionado con el aumento de la enfermedad celíaca.

El Dr. Anthony Samsel y la Dra. Seneff produjeron algunas investigaciones fenomenales1 sobre esta relación, las cuales fueron publicadas en diciembre del año pasado. Anteriormente, ella había investigado la relación entre el glifosato y el desarrollo de una amplia gama de enfermedades modernas, como el autismo.

Ella cree que el glifosato podría de hecho actuar como un transportador para el aluminio (un adyuvante de la vacuna común) en el cerebro. También parece transportar el arsénico en los riñones.

El Uso de Roundup Se Correlaciona con el Uso Elevado de Cultivos Transgénicos, y Aumento de las Enfermedades Crónicas

Sus primeros resultados se publicaron en la revista Entropía2 el año pasado, seguido por un segundo documento,3 en donde relacionó al glifosato con la enfermedad celiaca. Nuevamente con la participación del Dr. Samsel.

“Hay una muy fuerte correlación entre el uso de Roundup en el maíz y la soya a través del tiempo y el aumento de todas estas diferentes enfermedades, y la enfermedad celíaca es una de ellas,” dice ella.

“Ciertamente hemos visto una repentina aparición de la enfermedad celíaca en los últimos cinco a 10 años… Ahora usted tiene una variedad creciente de productos alimenticios sin gluten…

Por supuesto, muchas personas son intolerantes al gluten. Pero las personas no están pensando, ‘¿Por qué esto ahora es verdad? Esto no era verdad’… Yo estaba muy desconcertado porque el trigo no es un producto transgénico… el trigo transgénicos  no es un producto que está disponible en el mercado.”

Entonces, ¿qué está pasando? La investigación de la Dra. Seneff revela que cuando se trata de la intolerancia al gluten y la enfermedad celíaca, el problema en realidad no proviene de los productos transgénicos.

Más bien se relaciona con el uso del glifosato justo antes de la cosecha de muchos de los cultivos de trigo no orgánicos, a fin de reducir la cantidad de residuos que tienen que ser eliminados y para obtener una ventaja sobre las malezas durante el próximo año.

El Trigo Tratado con Glifosato Promueve la Enfermedad Celíaca

La enfermedad celíaca es una reacción severa al gluten que afecta principalmente el sistema gastrointestinal. El glifosato ha demostrado dañar gravemente su flora intestinal y causar enfermedades crónicas arraigadas en la disfunción intestinal.

El uso de glifosato en cultivos de trigo ha aumentado a la par con el aumento de la enfermedad celíaca. De hecho, se correlaciona con un mayor grado que el uso de glifosato en el maíz y la soya.

Según la Dra. Seneff, la desecación4 de los cultivos de trigo no orgánicos con glifosato justo antes de la cosecha entró de moda hace unos 15 años. Curiosamente, cuando el trigo es expuesto a un producto químico tóxico como el glifosato, en realidad libera más semillas. “Se convierte en semilla mientras muere,” explicó la Dra. Seneff. “En su último suspiro, libera la semilla.”

Esto da como resultado un rendimiento ligeramente mayor, y el glifosato también mata la hierba de centeno, un problema de malezas importante que tienen que enfrentar los cultivadores de trigo que es resistente a muchos otros herbicidas. Lo que ellos no están tomando en cuenta es el hecho que la hierba de centeno ayuda a reequilibrar el suelo, y desde ese punto de vista es una planta benéfica.

Así que, la mayor parte del suministro de trigo no orgánico ahora está contaminado con glifosato. Un gran porcentaje de los alimentos procesados ​​están hechos de trigo, y esto ayuda a explicar la explosión de la enfermedad celíaca y otras disfunciones del intestino.

Lo que pasa es que las vellosidades en el intestino se destruyen por el glifosato, lo que reduce su capacidad para absorber las vitaminas y minerales. Además, el trigo contiene gliadina, que es difícil de descomponer. Normalmente, se lleva a cabo una reacción que crea conexiones entre diferentes proteínas en el trigo.

Pero el glifosato también es parte de ese proceso, lo que hace que el trigo sea altamente digerible. La Dra. Seneff y su co-investigador, el Dr. Anthony Samsel creen que el glifosato puede unirse a la gliadina, como consecuencia de una reacción química. El resultado final es que el cuerpo desarrolla una reacción inmune. Como se ha indicado en su estudio:5

“La disbiosis intestinal, provocada por la exposición a glifosato, juega un papel crucial en el desarrollo de la enfermedad celíaca. Muchas enzimas CYP están alteradas en relación a la enfermedad celíaca, y nos muestran que el glifosato es conocido por suprimir la actividad de la enzima CYP en las plantas y animales, lo que explica plausiblemente este efecto en los seres humanos.”

El Glifosato Interrumpe las Vías de Sulfato Importantes Implicadas en la Enfermedad Celíaca

El glifosato provoca disbiosis intestinal (una condición de desequilibrio microbiano en los intestinos que puede provocar una inflamación intestinal y un intestino permeable) y un crecimiento excesivo de agentes patógenos.

El azufre, y la vía de azufre, juega en papel importante en la salud óptima, y ​​cuando el intestino se inflama, la capacidad de su cuerpo para transportar el sulfato está deteriorada. Esto es en parte por qué la Dra. Seneff recomienda tomar baños de sulfato de magnesio (sal de Epsom) en lugar de tomar un suplemento de azufre (como por ejemplo el sulfato de Condroitina).

De esta manera, se puede evitar su mucosa intestinal. La vía de azufre también está implicada en la enfermedad celíaca, y esta es la conexión entre la exposición al glifosato y la enfermedad celíaca:

“Hay dos clases de moléculas que transportan el sulfato. Una son los esteroles: colesterol, vitamina D, y todas las hormonas sexuales – estrógenos, testosterona y DHEA. Por otro lado, usted tiene todos los neurotransmisores.

Esta es la dopamina, melatonina, serotonina y adrenalina. Todos estos transportan sulfato. Todos se derivan de esta vía que el glifosato daña,” explica la Dra. Seneff. “El glifosato daña la vía de shikimato, que es una vía biológica en las plantas y en los microbios.

Esa vía produce los precursores de todos los neurotransmisores. Cuando no  puede producir esos precursores… debido al glifosato, usted se hace deficiente.

Esto se relaciona directamente con la enfermedad celíaca, ya que la serotonina está fuertemente implicada a la enfermedad celíaca. De hecho, si tiene triptófano alimentario, tendrá una producción excesiva de serotonina.

En la enfermedad celíaca, estas células son hipersensibles. Ellas toman triptófano y hacen serotonina con él [nota del editor: la mayoría de la serotonina se produce en el intestino, no en su cerebro]. El triptófano es uno de los productos de esta vía que se ve afectada por el glifosato.

Su cuerpo está deseoso por consumir cada pedacito de triptófano que pueda encontrar en los alimentos y convertirlo rápidamente en serotonina… Pero un exceso de serotonina causa diarrea. Así es como se hace una conexión con el comportamiento de la enfermedad celíaca.”

En resumen, la mayoría de la serotonina que se produce en el cuerpo se produce en el intestino en respuesta al triptófano. El trigo es una buena fuente de triptófano, pero cuando el trigo está contaminado con glifosato, las células trabajan a toda marcha y comienzan a producir un exceso de serotonina, lo que a su vez produce muchos de los síntomas comunes de la enfermedad celíaca, como la diarrea.

Comorbilidades de la Enfermedad Celíaca

Según la Dra. Seneff, hay una serie de comorbilidades de la enfermedad celíaca: enfermedades o condiciones que son más comunes en las personas con enfermedad celíaca en comparación con la población normal. Por ejemplo, tienen un mayor riesgo de producir niños con discapacidades y diversos defectos de nacimiento. Un ejemplo es la anencefalia o microcefalia, que es un cerebro perdido o un cerebro pequeño.

Ella señala que este trastorno excepcionalmente raro, anencefalia, se ha hecho cada vez más común en los bebés nacidos en ciertas regiones del estado de Washington. Mientras que este defecto de nacimiento grave normalmente afecta a sólo una persona en toda la población de Estados Unidos cada año, se han registrado unos 20 casos nacidos en el estado de Washington en el transcurso de sólo dos o tres años.

“Se enfocaban en todo menos en el glifosato,” señala. “Ellos no se enfocaban en el glifosato porque lo consideran inofensivo. Están utilizando toneladas de glifosato alrededor de la vía acuática… Ha habido artículos escritos que han demostrado que el glifosato causa la anencefalia en ranas-una clara conexión allí. Incluso yo sé la razón. Es debido al exceso de ácido retinoico, que es bien conocido por causar anencefalia… el glifosato también interrumpe enzimas del citocromo P450 en el hígado; que es una enzima CYP que descompone el ácido retinoico.

Cuando no se puede descomponer… el ácido retinoico se acumula y se convierte en tóxico para el embrión. Esa conexión es muy clara para mí. Y entonces, por supuesto, la enfermedad celíaca es un indicador de la exposición al glifosato. Los pacientes con la enfermedad celiaca también tienen un riesgo muy alto de cáncer. Eso es probablemente la razón por la que mueren prematuramente. Ellos suelen vivir una vida más corta. Creo que su vida se reduce en tres a cinco años.

El cáncer gastrointestinal (GI) y el linfoma no-Hodgkin se encuentran entre las comorbilidades más comunes entre las personas con enfermedad celíaca. Aquí la Dra. Seneff menciona una serie de detalles que relacionan el glifosato con el cáncer y su relación con linfoma no-Hodgkin. Parece claro que si usted tiene cáncer o linfoma no Hodgkin, lo mejor será cambiar a una alimentación completamente orgánica con el fin de evitar cualquier exposición adicional al glifosato.

La Dra. Seneff cree que es importante abordar la deficiencia de sulfato cuando esté sufriendo de una enfermedad crónica, incluyendo el cáncer y linfoma. En su opinión, el consumo de alimentos ricos en azufre forma parte de la solución. El ajo es una muy buena fuente de azufre. El ajo crudo es el más potente. Según la Dra. Seneff, usted no tiene que preocuparse por la transportación de sulfato debido a que la forma de azufre del ajo es muy fácil de transportar. Sus células rojas de la sangre se oxidan con el sulfato, y llega a la sangre como sulforafano. La curcumina es una herramienta más potente para mejorar su estado de azufre, y numerosos estudios han mostrado el potencial anticancerígeno de la curcumina.

El Glifosato Quela los Minerales y Promueve Deficiencias

Asegurarse de obtener suficientes oligoelementos también es importante, ya que el glifosato altera una gran variedad de ellos, incluyendo el manganeso, hierro, cobalto (cobalamina) y molibdeno y cobre, sólo por nombrar unos pocos. Todos estos minerales se ven afectados debido a que el glifosato provoca un mal manejo de ellos en su cuerpo. Quela los minerales en el intestino, por lo que las bacterias del intestino no pueden llegar a ellos. Y sus bacterias intestinales necesitan minerales para funcionar correctamente. Por ejemplo, el Lactobacillus depende de manganeso. Según la Dra. Seneff, estas bacterias tienen un mecanismo inusual para protegerse del daño oxidativo, lo involucra el manganeso. Pero no pueden llegar a ella ya que el manganeso se esconde dentro de la molécula de glifosato…

El cuerpo humano depende de minerales para una amplia variedad de funciones, pero es importante obtener los minerales en una forma biodisponible. No puede tomar un suplemento mineral. Usted necesita obtenerlo a través de su alimentación para que su cuerpo pueda utilizarlo adecuadamente. Por lo tanto, una alimentación orgánica que evite el glifosato es la respuesta. La sal natural, como la sal de mar o sal del Himalaya es también una buena adición a su lista además de comer muchos vegetales.

¿Hay Esperanza para el Futuro?

Hoy en día la industria de la tecnología química controla la mayor parte de nuestras agencias gubernamentales, lo que puede fácilmente dejarnos desesperanzados. ¿Hay alguna esperanza para el futuro?

“Hay esperanza,” dice la Dra. Seneff. “Curiosamente tengo la esperanza a través de China y Rusia. Rusia ha hecho una muy fuerte posición en contra de los transgénicos. Putin ha estado diciendo, ‘Ustedes puede seguir adelante y comer sus alimentos transgénicos, pero nosotros no los queremos.’ Él lo sabe y eso me gusta. Y acabo de regresar de una conferencia en Beijing organizada por el profesor Gu.

Ella trajo a gente de todo el mundo… que están haciendo sonar la alarma sobre los transgénicos y el Roundup. Don Huber estuvo allí, Mae-Wan Ho… Jeffrey Smith… y de Australia, fue Judy Carman, quien estudió los cerdos… China realmente tendrá un impacto si simplemente se niegan a importar soya transgenica. Ellos están encontrando, por cierto, que mientras aumentan las importaciones de soya transgénica  Roundup-Ready… están encontrando enormes aumentos en el autismo, enfermedad de Parkinson, infertilidad, y todas las mismas cosas que estamos viendo aquí.

…Simplemente no entiendo cómo el gobierno de los Estados Unidos se niega a reconocer que estamos básicamente envenenando lentamente y matando a nuestra población. Tendremos un enorme problema de autismo en los próximos 10 o 15 años. Madres, tomen la decisión de alimentar a sus hijos únicamente con alimentos orgánicos–esa es la única manera en que vamos a detenerlo. Tenemos que impulsar el movimiento orgánico… De hecho, una de las personas en esta conferencia fue Zen Honeycutt, fundador de Moms Across America, que es una organización de madres. Su hijo tenía autismo. Ella lo solucionó, alimentándolo con alimentos orgánicos.”

¿Puede Desintoxicar el Glifosato?

Es importante entender que el glifosato no puede ser lavado de los alimentos transgénicos, ya que se incorpora en cada célula de la planta. Y cuando consume alimentos procesados, claramente no puede lavar su contaminación—esa contaminación es parte del producto final. Así que en realidad, la única manera de eliminarlo de su alimentación es evitando los alimentos convencionales y los alimentos procesados ​​y comer la mayor cantidad de alimentos orgánicos como le sea posible. Las normas orgánicas no permiten glifosato. No hay que confundir esto con etiquetas que dicen “natural” o “all natural.” Estos no están regulados, y a menudo son alimentos transgénicos.

Esto es igual o más importante cuando se trata de carne y otros productos de animales, ya que los animales criados en granjas industriales suelen ser alimentados con piensos transgénicos, y el glifosato se bioacumula en los tejidos. ¿Qué pasa con la desintoxicación? Según la Dra. Seneff, han tenido cierto éxito desintoxicando a animales del glifosato dándole carbón vegetal y humus (materia orgánica oscura en el suelo). El problema, de nuevo, es que el glifosato se bioacumula en todo su cuerpo, y que puede ser difícil de eliminar. Tampoco está claro qué tan efectivo es para los humanos tomar carbón.

En resumen, es mucho más difícil revertir el daño una vez causado, así que la respuesta es evitar el glifosato desde el principio, sobre todo en la alimentación de sus hijos. La única manera de hacerlo en este momento es comprando alimentos certificados orgánicos, o alimentos de un agricultor local que sepa que no utiliza glifosato u otros productos químicos sintéticos. Tal vez la mejor alternativa es cultivar sus propios alimentos. “Creo que se disparará el consumo de alimentos orgánicos una vez que todo el mundo despierte” dice la Dra. Seneff. “Si usted no los cultiva y no tiene acceso, entonces es algo muy difícil.”

Tome Control de su Salud – Elija Inteligentemente sus Alimentos

Según la Dra. Seneff, una serie de revelaciones aterradoras sobre alimentos transgénicos se mencionaron durante la conferencia en Beijing, que no tuvimos tiempo para repasar en esta entrevista. Pero es evidente que, además de los peligros potenciales asociados a los alimentos transgénicos—que incluye alergenicidad elevada—el tema de la contaminación por glifosato es uno muy importante. Parece desempeñar un papel fundamental no sólo en la enfermedad celíaca, sino también en el autismo, el Alzheimer y el cáncer. De hecho, el trabajo de la Dra. Seneff sugiere que puede jugar un papel en la mayoría de las enfermedades crónicas.

“Hay muchas, muchas razones para evitar estos alimentos procesados ​​que nuestro gobierno nos invita a comer,” diceella.“Tomar la completa posesión de los alimentos al cultivarlos por nosotros mismos es lo más especial que puede hacer, no sólo para usted sino para la humanidad y para la tierra misma. Todas las personas que participan contribuyen con los alimentos cultivados saludablemente en el desarrollo de un suelo sano que es tan importante para nuestra salvación futura, ya que si no hacemos esta rápida transición, terminaremos con un país lleno de personas enfermas… vamos a pasar todo nuestro tiempo y gastando nuestro dinero cuidando a enfermos y necesitados. Nosotros no vamos a ser capaces de hacer nada.

Tenemos que actuar con rapidez y hacernos saludables comiendo alimentos sanos y esforzarnos por cocinar y por cultivar nuestros propios alimentos. Compre orgánicos.Apoye a los agricultores orgánicos.No se preocupe por el hecho de que le están costando un poco más estos alimentos, ya que a largo plazo le ahorraran una cantidad enorme de atención médica.Se pagaran totalmente por sí mismos.Si la gente puede entrar en este modo de pensar, podemos cambiar este sistema. No necesitamos que el gobierno actúe.”

Recientemente nombré a la GMA “la corporación más malvada en el planeta,” teniendo en cuenta el hecho de que esta principalmente formada por productores de plaguicidas y fabricantes de comida chatarra que están dispuestos a violar algunos de sus derechos más básicos, sólo para garantizar que sus alimentos chatarra subsidiados, transgénicos y dependientes de químicos, mantengan su status quo.

La locura se ha ido demasiado lejos. Es hora de unirse y luchar de nuevo, por esa razón lo invito a boicotear cada producto propiedad de los miembros de la GMA, incluyendo marcas naturales y orgánicas. Para conocer más sobre este boicot y las marcas traidoras que se incluyen, por favor visite TheBoycottList.org. También lo invito a donar al Organic Consumers Fund. Su donación ayudará a luchar contra la demanda de GMA en Vermont, y también ayudara a ganar la iniciativa de ley del etiquetado de organismos transgénicos en Oregón en noviembre.

Vote con su bolsillo, cada comida que compre hace una diferencia enorme. Al boicotear las marcas traidoras que son parte de GMA, puede ayudar a nivelar el campo de juego, y ayudar a recuperar el control de nuestro suministro alimenticio. Y como siempre, continúe educándose sobre los alimentos transgénicos y comparta sus conocimientos con su familia y amigos.

Por el Dr. Mercola

Mercola.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *