Aida. Tecnología Avanzada en la Biblia


por Doug Yurchey

2002
del Sitio Web WorldMysteries

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

 

 Hay lectores por ahí que estarían sorprendidos u ofendidos con la idea de que tecnología avanzada fue descrita en la Biblia. Hay otros lectores que se han dado cuenta que las únicas explicaciones a ‘misterios bíblicos’ son antiguos Encuentros Cercanos.

Una buena pregunta es:

¿Por qué están escritos ciertos acontecimientos del Antiguo Testamento en la Biblia?

La respuesta podría ser que estos eran eventos especiales entre básicamente dos grupos de personas:

  • Un grupo eran los primitivos o el estado general de la humanidad en los tiempos bíblicos
  • El otro grupo eran los relativamente pocos humanos que aún conservan y utilizan la tecnología procedente de los días de la Atlántida

Cuando los ángeles hacían acto de presencia, siempre eran humanos.

Aquellos que causaron el Diluvio, que le dieron a Moisés las instrucciones sobre la construcción del Arca de la Alianza y le advirtieron a Lot y luego destruyeron Sodoma y Gomorra… eran seres humanos. Pero, estas personas tenían conocimientos avanzados y volaban en ‘carruajes’ en el cielo.

Ellos residían en las cimas de las montañas, bien lejos del simple mundo de profetas en las tierras bajas de la Biblia.

El más asombroso ejemplo de un Encuentro cercano en el Antiguo Testamento es el Libro de Ezequiel.

Lea el principio del capítulo 1 en la Biblia Reina Valera… Sólo imagine que se trata de un aterrizaje OVNI. Con esta idea en mente, la experiencia de Ezequiel es casi comprensible. Libro de Ezequiel fue tan controversial que casi no sobrevivió a los editores religiosos que dejaron de lado el Libro de Enoch.

Las Naves Espaciales de Ezequiel‘ por Blumrich es un libro premiado que debe ser leído por cualquier persona que investiga los misterios bíblicos.

Blumrich es un científico de la NASA y el diseñador del cohete Saturno V. Escribió que su hijo le informó, después de leer un libro de Erich von Däniken, que el profeta Ezequiel describió un aterrizaje de una nave espacial. Blumrich estaba seguro que podía refutar ese concepto debido a sus habilidades técnicas en este campo.

Él asumió que el texto antiguo no podía representar una nave viable. El diseñador de la NASA escribió que él nunca estaba tan sorprendido cuando en realidad leyó el Libro de Ezequiel. Las antiguas palabras, efectivamente, se ajustan a un vehículo realista.

En el principio de Ezequiel, el profeta escribió sobre el acercamiento de cuatro caras desde arriba. En realidad, el “cuatro” se refiere a las patas de aterrizaje de la nave. Blumrich se sorprendió cuando leyó el informe del Antiguo Testamento de “piernas rectas” de “bronce bruñido” con “pies redondos”. El científico de la NASA diseñó las piernas rectas, metálicas y almohadillas redondas del módulo de aterrizaje lunar.

La famosa cita de Ezequiel es ‘una rueda dentro de una rueda’. Una vez que el módulo de aterrizaje tocó tierra, Ezequiel vio ruedas. Esta es la cronología exacta de lo que ocurriría con un vehículo moderno.

El OVNI aterrizó, transformado en un vehículo con ruedas que luego rodó por el suelo. Ezequiel sólo estaba familiarizado con las ruedas de los carros simples que se movían en una dirección. Pero el profeta describe ruedas que se movían en todas direcciones, que era completamente bizarras para Ezequiel.

Enoch era el padre de Matusalén y abuelo de Noé. Su libro debería estar en el Antiguo Testamento. Ha surgido de fuentes independientes que validan el texto antiguo.

El Libro de Enoch fue editado fuera de la Biblia por el Consejo Ecuménico por sus controversias. Enoch, como Ezequiel, fue tomada en muchos vuelos por los dioses (ángeles) y fue testigo de grandes horrores y bellezas.

39/3: “… un torbellino me llevó fuera de la tierra…”

Hay numerosas referencias a los torbellinos que ‘desvanecieron’ a Enoch hacia el cielo. Los ángeles “me mostraron todas las cosas ocultas” y “mis ojos vieron todas las cosas secretas del cielo”.

Enoch vio opiniones que “ningún hombre verá.”

En 33/4, Enoch afirma: “Vi un gran y glorioso dispositivo.”

 

32/2: “Y de allí fui sobre las cumbres de la tierra, y pasé por encima del mar Eritreo, y me fue lejos del mismo, y pasó sobre el ángel Zotiel (¿otra nave?).

 

14 / 18-19: “Miré y vi un trono elevado: su aspecto era como el cristal y las ruedas del mismo como el brillo del sol… de debajo del trono salían chorros de llamas de fuego. Tan grande que no podía mirarlas ‘

Enoch menciona cristales y ruedas.

El trono podría ser un vehículo donde los ángeles se sentaron y debajo estaban los fuegos de los propulsores de cohetes.

La “visión me hizo volar y me levantó hacia arriba y me llevó al cielo.”

Hay numerosas referencias a portales o ventanas donde aparecían vistas terrenales y vistas celestes.

33/2: ‘… los portales del cielo abierto. 3. Y vi cómo las estrellas del cielo venían adelante.’

El Libro de Enoch habla de mucha destrucción, caos y corrupción en la Tierra; así como entre los ángeles.

Al igual que el Génesis, Enoch menciona “gigantes” y “los Vigilantes“.

Estaban ‘los Satanes’ – los ‘Hijos del Cielo’ – ‘ángeles de castigo’ – ‘instrumentos de Satanás’ – y los mismos ángeles específicos del Génesis: Miguel, Rafael, Gabriel, etc.

‘Dios’ nunca es mencionado; sólo dioses o ángeles en plural.

Enoch fue llevado a las cimas de las montañas, donde los dioses residían. Observó cosas que ningún primitivo podría entender. Los ‘ángeles corrompieron a los hijos del hombre.’ Fueron estos seres humanos, con la tecnología los que jugaron a ser Dios y decidieron la suerte de los hijos de la Tierra.

La razón principal por la cual el libro de Enoch se consideró herejía y fue sacado del Antiguo Testamento pudo haber sido la astronomía exacta. Página tras página se refiere al sol, la luna, los ciclos anuales y estadísticas celestiales.

‘Caminos del Sol y la Luna,’ ‘sus órbitas señoriales,’ ‘cursos de las luminarias’ y ‘giran en sus carros circulares’ son sólo algunas citas de la sabiduría Enoquiana.

75/8: “Y vi en el cielo manejando el mundo, sobre aquellos portales en los que giran las estrellas que nunca se ponen.

Sólo desde el espacio se ven las estrellas que nunca se ponen.

Recuerde, la Iglesia durante la época de la edición Ecuménica condenó la astronomía exacta (pregunten a Galileo…). Los funcionarios religiosos querían que el público pensara que la Tierra era plana, no se movía y estaba en el centro de todas las cosas.

Durante estos tiempos antiguos, había científicos locos (ángeles-demonios) que clonaban lo que querían. Los animales mitológicos eran reales; eran experimentos genéticos. Además, se produjeron las guerras de los dioses.

La guerra nuclear no estaba más allá de la capacidad de los ángeles.

Robert Oppenheimer, creador de las atómicas modernas y un estudiante de los primeros libros de la India, sabía que las guerras nucleares ocurrieron en el Mundo Antiguo.

Los desiertos de hoy son el resultado de antiguas guerras atómicas.

Suponiendo que estas conclusiones son verdaderas: Probablemente se le dio luz verde a la gran inundación, por dioses buenos que querían reducir los niveles altos de radiación. Además… las criaturas pervertidas y sus ingenieros genéticos enloquecidos necesitaban ser eliminados en una escala global. La tierra era un caos y necesitaba ser limpiada.

Había una gran inundación que cubrió toda la tierra. Conchas de mar fueron encontradas en la cima del Monte Everest. Hay erosión del agua en la Esfinge. Toda la tierra es un depósito sedimentario.

Muchos Noés navegaron durante el Mundo de Agua. Los chinos tienen sus viejas historias de un Arca y un gran diluvio. Numerosas culturas indígenas tienen sus leyendas de un diluvio, un Noé y un Arca.

La mayoría de las personas no creen en la historia bíblica de Noé debido a un problema de fondo:

¿Cómo podrían unas cuantas personas reunir todos los animales, alimentarlos y cuidar de ellos a bordo un barco durante meses?

La respuesta viene de…

¿quién controlaba la Tierra de hace miles de años?

Los ángeles (los seres humanos con tecnología) construyeron las Arcas, recogieron los animales y causaron las lluvias.

Los animales elegidos fueron probablemente los mejores ejemplos de su especie y dignos de ser salvado. Es científicamente posible colocar una forma de vida en animación suspendida reducida a su ADN. Esta fue la carga dentro de las Arcas.

Las muestras de ADN se revivieron, más tarde, después de que las aguas retrocedieron. En ninguna parte de la Biblia se menciona que Noé salió y reunió a cada animal. Sólo dice que Noé los llevó en el Arca. Si estaban reunidos los ‘recipientes de vida’ fueron reunidos para los Noés por los dioses y la gente sencilla simplemente los llevaron al interior y les aseguraron en su lugar, entonces esto explica la historia de Noé.

El mundo comenzó de nuevo. En el Génesis, se dice que después de la inundación: Noé fue a vivir con los “dioses”. Esta fue una de las pocas referencias en plural que sobrevivieron a los editores de la Biblia. La referencia “dioses” se cambió más tarde al ‘Dios singular’.

El término simplificado fue cambiado para acomodarse a un mundo que se había vuelto extremadamente simple.

Atlántida era el Edén

 

 

Biblioteca Pleyades

Un comentario en “Aida. Tecnología Avanzada en la Biblia

  1. HOLA

    ESTOS TEMAS ME GUSTAN MUCHO Y HA SIDO UNA AGRADABLE SORPRESA ENCONTRARME CON ESTE SITIO.

    DESEARIA SIEMPRE ESTAR EN CONTACTO CON USTEDES.

    GRACIAS, GISELA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *