Aida. La verdad sobre los cinco mitos más arraigados de las amazonas

La historia a menudo las recuerda como temibles lesbianas amantes de la guerra que mataban a niños pequeños y cortaban sus propios pechos para disparar mejor con un arco y flecha. Pero, ¿quiénes eran las amazonas, estas legendarias arqueras y jinetes representadas en toda la antigua Grecia, Egipto y China?.

Fuente: Sheena McKenzie, | CNN en Español, 14 de enero de 2016

La verdad no es menos apasionante que el mito, como lo revela la historiadora de la Universidad de Stanford Adrienne Mayor, en su libro The Amazons: Lives and Legends of Warrior Women Across the Ancient World. “Excavaciones de tumbas eurasiáticas han dejado al descubierto esqueletos de mujeres con marcas de guerra, vestidas en túnicas y pantalones, y enterradas con aljabas llenas de flechas, hachas de guerra, lanzas y monturas de caballo”, dijo a CNN.

“Así que sabemos que las verdaderas mujeres guerreras sí existieron en el tiempo y lugar indicados por los antiguos griegos y otras culturas”. Estas fieras mujeres nómadas —usualmente representadas luchando con valentía y sufriendo una muerte heroica— quedaron inmortalizadas en antiguas piezas de arte, e incluso, adornaron centenarios frascos de perfumes y joyeros.

“Barbies” amazonas también han sido encontradas en tumbas de niñas de la época. Pero además de imágenes barbáricas, hubo grandes historias de gran compasión, amistad y amor entre las amazonas y los hombres. “Las amazonas disfrutaban de vidas muy distintas a las de las mujeres griegas, quienes eran confinadas al interior, y se dedicaban a las tareas domésticas”, explicó Mayor.

“La idea radical de mujeres poderosas e independientes que vivían en tierras exóticas evocaba emociones encontradas entre los griegos: sobrecogimiento, miedo, respeto y deseo”. A continuación, Mayor descubre la verdad sobre los cinco mitos arraigados de las amazonas:

1. Se cortaban uno de sus pechos para disparar mejor

Este “dato” falso ha estado arraigado por más de 2.500 años. Surgió inicialmente en el año 490 antes de Cristo, cuando un historiador griego patriótico intentó forzar un significado griego para la palabra “amazona”. Debido a que “mazon” sonaba como la palabra griega para “seno” y “a” significa “sin”, él dijo que el nombre significaba que las amazonas se cortaban un pecho para que pudieran manejar el arco.

No solo fue su arriesgada idea rechazada por otros griegos de su época, sino que ningún artista antiguo se creyó la noción: todas las amazonas en el arte griego y romano tienen dos pechos. Y como cualquier fan de “Los juegos del hambre” lo sabe, los pechos no impiden que las mujeres puedan usar el arco.

2. Ellas odiaban a los hombres

¿Las amazonas como una tribu de mujeres dominantes que odiaban a los hombres, los esclavizaban y mutilaban a los bebés? Otro mito persistente. Surgió porque los hombres griegos oprimían a sus propias mujeres. Según su lógica, si las mujeres eran fuertes e independientes, entonces los hombres debían ser debiluchos y obligados a estar en sumisión.

Sin embargo, otro nombre griego para las amazonas se traduce como “iguales a los hombres”. Y los poetas griegos decían que las mujeres guerreras “amaban a los hombres”. De hecho, hubo tantas historias de amor sobre las amazonas como historias de guerra.

3. Renunciaban a la maternidad para ser guerreras

¿Las amazonas tenían que renunciar a la maternidad? Esta noción es socavada por los griegos, quienes describieron a las bélicas amazonas como madres trabajadoras que estaban demasiado ocupadas para amamantar, así que alimentaban a sus bebés con leche de burra.

La falacia de que las “amazonas no eran madres” es desmentida aún más por las tumbas de las jinetes-arqueras nómadas cuyas vidas reales inspiraron las historias griegas de las amazonas hace 2.500 años; junto a los esqueletos de mujeres guerreras enterradas con sus armas, los arqueólogos descubrieron bebés y niños.

4. Solo los antiguos griegos contaban historias sobre las amazonas

Los académicos modernos tienden a asumir que las amazonas eran puramente una invención griega, una fantasía exclusiva de los griegos. Pero las mismas guerreras de las vastas estepas de Asia Central también influyeron a otras culturas que tuvieron contacto con los pueblos nómadas escíticos.

Relatos emocionantes y versiones históricas de guerreras parecidas a las amazonas existen en la antigua literatura de Egipto, Persia, Caucasia, Asia Central, India e incluso China. Incluso la legendaria guerrera china Mulán resultó tener orígenes nómadas de las estepas.

5. Ellas eran una fantasía inventada por los griegos

Según los griegos, las amazonas eran bárbaras arqueras a caballo que vagaban por un extenso territorio conocido como Escitia, el cual se extendía desde el Mar Negro hasta Mongolia. Recientes descubrimientos arqueológicos de más de 300 tumbas antiguas de las guerreras eurasiáticas demuestran que las amazonas no eran simplemente productos de la imaginación griega.

Cuando los griegos comenzaron a comercializar con los escíticos del Mar Negro y más allá, los narradores de historias y los artistas en Grecia añadieron detalles más realistas sobre las armas, la ropa, y el estilo de vida nómada a sus relatos e imágenes de las amazonas.

Terrae Antiqvae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *