“Cartas de unos amigos desde Ávalon” Emilio Carrillo (Cartas nº 1, 2 y 3).

Carta nº 1
26/11/15

¿Cómo va todo por nuestra querida Sevilla?; ¿comienzan ya a poner las luces de Navidad? Aquí ya todo parece que quiere empezar a respirar con la energía de luces, amor y música que te lleva a sacar lo mejor o, al menos, eso nos hace sentir…

Llevamos semanas sintiendo la energia de “Papa Noel” (aunque vivan los Reyes Magos!!!). Te mandaremos al whatsapp las fotos del escaperate que nos encontramos el otro día por el centro de la ciudad… Pero, de todos modos, son mil emociones que estos días se nos mueven, desde la rabia, la impotencia, el miedo… a la tranquilidad, saber que realmente todo tiene un porqué y un para qué y que realmente, aunque en el momento no lo entiendas, luego todo adquiere su sentido…

Pensabamos que iríamos a casa para Navidades, pero no podremos ir, los billetes están carísimos y no hay forma. Total, que al principo fue un poco triste, pero ahora, poco a poco y al paso de los días, seguro que estamos aquí por algo especial… Serán nuestras primeras Navidades aquí, un poco solos, o al final tal vez no, la Providencia proveerá…

Estamos viendo cosas maravillosas, como el cambio de los arboles… Al estar casi en el campo, es maravilloso pasear y admirar el cambio de colores, la lluvia de hojas, las ardillitas saltando de un árbol a otro… En Glanstonbury ha sido especial cada visita hasta ahora, desde la capilla de María Magdalena hasta sentarnos debajo del árbol de manzanas maravilloso y lleno de vida y de amor, el Pozo del Cáliz o simplemente andar por el laberinto de la Church… Es mágico cada rincón, cada esquina y cada persona que te cruzas vestida de la época de Avalón o simplemente a su “bola”, como sienten, sin preocuparse de nada más que de ser feliz….

Es tanto lo que estamos aprendiendo, vivenciando, sintiendo y admitiendo dentro… Ves como todo encaja, la futilidad de querer nadar hacia ningún lado, el cansancio de intentar…¿qué?… Al final, si te dejas llevar por la vida y miras con ilusión y agradecimento lo que te trae cada día, vas avanzando sin darte cuenta, dulcemente y sin asustarte

María Magdalena me contó, en la primera visita, algo que digo que era importante: “No te desesperes, deja que la vida decida, tú sólo fluye… No te desesperes. Habrá noches oscuras, sin duda, sólo espera, deja que el nuevo día vuelva a traer luz a tu vida. No te desesperes…

Lo cierto es que sí, ha habido noches oscuras… y días también. Pero escuchábamos tus palabras, que siempren nos acompañan, tu compartir y tu tranquilidad y a ella, a los elfos, a las hadas, a Merlín y a Morgana (que incluso nos ofrecieron alguna pócima si era necesaria)… Algún día quizás necesite alguna, sobre todo por mi dedo gordito de la mano derecha que se ve que está asumiendo todas las vueltas que está dando mi cabeza. Pero sabemos, sé, que son las emociones encontradas y necesarias para seguir avanzando, para que la mochila sea cada vez más pequeña, pese menos y la vida se vuelva más ligera. Y disfrutamos de la paz interior que nos ofrece esta mágica isla llena de sorpresas en cada rincón, como esos musicos callejeros que te inundan con la maravillosa música que sale de sus corazones…

En fin, que gracias por estar ahí. No sabes… cuando recibimos un whatsapp tuyo el corazón salta de alegría, que estamos aquí y allí a veces, que la vida se porta bien por tantas oportunidades, aunque la mente no se canse de hablar, de querer decir y asustar… Pero en ello estamos, en que la podamos utilizarla para lo que es y no para lo que la hemos dejado que sea…

Mil besos llenos de Amor, de cariño, de esperanza de vernos y charlar y tomar unas cervezas juntos. Además, es maravilloso sentirte tan fisicamente algunas veces y casi casi te sentimos contestarnos a lo que te preguntamos o te contamos… En fín, qué decirte, que besitos y abracitos, con Amor siempre.

*********************************

Ávalon existe, no es una fantasía ni una ficción de ésas que tanto gustan a la mente.

Más concretamente, Ávalon es un plano de vivencia y experiencia con una frecuencia vibracional más sutil que la realidad percibida por tus sentidos corpóreo-mentales, cuya gradación vibratoria es más densa.

¿Dónde se localiza? Ávalon se halla vibracionalmente superpuesta sobre una zona del sur de Inglaterra, en torno a la ciudad y comarca de Glastonbury.

Viajando allí, se puede percibir desde el plano humano el mundo de Ávalon, con todo lo que ello supone y representa, incluida la presencia e interacción de los seres llenos de Amor que lo habitan.

Es más, dada su cualidad vibracional, se puede sentir y conectar con Ávalon sin necesidad de ir a Glastonbury, hasta desde tu propia casa, residas donde residas. Todo es cuestión de alinear en consciencia tu propia frecuencia vibratoria con la imperante en Ávalon.

¿Y físicamente?; ¿es factible entrar en Ávalon no sólo cual experiencia consciencial, sino como vivencia física? Efectivamente, lo es. Para ello se precisa la disposición al respecto de los que allí moran. Para que te hagas una idea, ve la parte final de la película “Las Nueve Revelaciones”, donde seres humanos conectan con seres que viven en otra realidad dimensional superpuesta a ésta.

En cuanto a las Cartas desde Ávalon que se recogen en este blog, ¿cómo y de dónde surgen?; ¿dónde habita quien las escribe? La respuesta a estas preguntas no las busque en tu mente, sino en tu Corazón.

Y nunca lo olvides: “Tu Corazón es libre. Ten el valor de hacerle caso”.

*********************************

Carta nº 2
2/1/16

Querid@s amig@s… El AMOR inunda el aíre… Está en cada sonrisa, en cada gesto de todas y cada una de las personas con las que tengo, tenemos, el placer real de cruzarnos estos días… El Amor ha ganado y el ego ha perdido la batalla. No hay sensación de prisa, de ir el primero o de cruzar antes; no hay manera, gracias a Dios, de sentir esto por ningún lado: no impera la prisa, al contrario… El aíre que se respira es de Armonía y Amor…

Es maravilloso encontrarse al doblar cualquier esquina con un coro de niños que cantan villancicos vestidos de rojo y blanco espumoso, con gorros de renos y cascabeles, del señor que está en una silla de ruedas con su perrita que se llama Princesa y que desea a todos “I have good day” con una gran sonrisa que te inunda de ternura y que te hace saber que no importan las circunstancias hacia dónde te haya llevado la vida, si no más bien, qué haces con ellas… Las casitas de madera con acebo en las ventanas, los árboles hermosamente vestidos de nieve, las luces y la música, el sonido de las campanas a lo lejos, el sentir desde el corazón… El Amor ha ganado la partida al ego.

Sólo ves y sientes la magia del Amor sin condiciones, la energía rosa que lo inunda todo, la sonrisa con la que las personas te saludan… Es el Amor de la Fe, de lo Incondicional; del No Saber y no Importar; de cómo la vida, si tú te dejas, te lleva al sitio idóneo, al lugar donde la mente calla y sólo se escucha al corazón, ése que dice cuál es tu camino adecuado, el que te hará sentir el retorno al hogar, el que te hace sentirte querido a pesar de los pesares y el que te hace saber que no importa dónde ni cómo, porque las personas que te quieren están contigo estés en el lugar dónde estés, que no tiene la mayor importancia el lugar físico en el que te encuentres, porque tus amigos, quienes te aman profundamente, te seguirán queriendo y haciéndotelo saber a través de un paquete lleno de magia, una carta o una llamada... La vida te quiere, no lo dudes, pases por lo que estés pasando en este momento.

Escucha a tú corazón, sigue escuchando a tu intuición, deja que está te guíe, (no importa las veces que te lo tengan que recordar porque lo has olvidado en el devenir de los días)… Ella es la que sabe lo que te encontrarás al final del camino porque lo recuerda, aunque tú no lo hagas. La que te llevará al lugar adecuado, aunque la mente te diga a voz en grito que corras hacia el lado contrario. No importa, escucha a tu intuición y hazle caso, aunque te de miedo, aunque dudes, aunque sólo sea un salto y un acto de fe, hazlo y verás como tu vida cambia radicalmente hacia el recordarHacía lo que tú eres, lo que has sido siempre y lo que está previsto, en tu pacto antes de venir, que recordaras para Ser

Os amamos, a todos, a los que conocemos y a los que no, a los que el Universo Infinito ha tenido bien a permitir que se crucen en nuestro camino y a los que están por venir… Porque recordad: “el Amor ha ganado la partida y el ego… la ha perdido”…

Desde un lugar mágico cercano al corazón de Ávalon… Que las Bendiciones os colmen, que la dicha os llene y que vuestro caminar esté pleno de luz…

Unos amigos en el camino del recordar…

Carta nº 3
23/1/16

Ávalon existe.

Me gustaría comenzar por ahí, por decir que no es una leyenda, algo que se quedó en el tiempo o que sólo puede ser observado a través de los libros o las películas que hemos ido viendo a lo largo de nuestra vida….

Existe al igual que la magia, que la vida, que el Sol o que el amanecer… Me tomó mucho tiempo darme cuenta de ello, de compartir sin miedo lo que sentía con otras personas, hasta descubrir la verdad… Ávalon existe, es real, tanto como tú o como yo y están haciendo, al igual que durante largo tiempos inmemoriales hicieron, una gran labor para la Humanidad, a veces reconocida, a veces no, pero trabajando incansablemente desde el Amor Incondicional, para compartir, para hacer llegar, para aprender a vivir…

Lo primero y más importante para mí, que supongo que no será lo mismo para todo el mundo, es la escuela de dones. Está creada para que cada persona que viva en la isla pueda descubrir con ayuda cuál es su don. Todos hemos llegado a esta vida con uno: sanación, orador, costurera, bardo o contador de historias… Son miles de ellos y cada uno con una maravillosa e ignota connotación….Todos importantes y relevantes porque todos y cada uno de ellos, a la vez compartidos y ampliados, hacen una comunidad: una comunidad increíble y hermosa en donde todos y cada uno de sus componentes son importantes y a la vez sencillos. No hay ego, no hay yo soy más importante o mi trabajo es más relevante, no hay luchas sobre quién merece más o una casa más grande, no hay egoísmo, sino una clara y sincera necesidad de compartir con los demás ese don con el que llegaste… Se estudia para aprender y ampliar conocimientos, todo en un entorno lleno de armonía, de bienestar, todo de nuevo sin necesidad de competencias, porque todos tienen su sitio, cada uno sabe quién es y no hay necesidad de correr hacia todos los lados para llegar primero a ningún sitio.

En Ávalon también podrás admirar los manzanos que crecen en total abundancia, al parecer sin ton ni son en cualquier sitio a donde mires, pero no es cierto, todo guarda una perfecta y absoluta armonía… Los hermosos acantilados y los tibios atardeceres… Es una tierra hermosa llena de afinación y musicalidad en su conjunto, que te lleva a sentir y a ver incluso, a veces, más allá de tu propia comprensión.

Hay una torre circular donde las hadas de todo el mundo se reúnen para ir adquiriendo estos conocimientos y compartiendo lo aprendido, Allí dan clases las Hadas mayores, como Morgana, quién sigue dedicando su vida a cuidar de los demás dentro de un orden establecido que no tiene rigideces ni reglas inamovibles, como en la vida que decidimos venir a vivir aquí, sino que todo avanza, fluctúa y cambia a medida que los mismos tiempos cambian y se mueven…

Hay periodos de adaptación en la Humanidad, de despertar, como el que vivimos ahora, que hace sentir el velo que rodea la isla más débil que en otras ocasiones, porque quizás el ser humano necesita en este nuevo comienzo la sabiduría ancestral que reposa detrás de esa niebla imperecedera… Se hace más suave el poder avanzar a través de ella, ya que cómo sitio real que es, se puede visitar, tanto física como energéticamente: sólo tienes que ser invitado para cruzar y poder disfrutar de la maravilla de la placidez del vivir viviendo… Dónde podrás recordar quién eres en verdad y para qué pediste venir justo a este momento de la historia

Si te preguntas donde está, es fácil de comprobar si lo haces con los ojos del corazón. Está ubicada en un plano superpuesto energéticamente en la ciudad de Glastonbury, al sur de Inglaterra. No puedes llegar a esta población sin sentir la magia de Ávalon antes de llegar al cartel de “Welcome to Glastonbury”… Allí basta observar, caminar, pasear y sentirás el amor que se desprende de todas y cada una de las personas con las que te cruzas. De verdad que sientes que el tiempo se ha detenido, no hay prisas, no hay protocolos ni convencionalismos, no hay nada que te haga sentir que tienes que hacer tal o cual cosa… Sólo hay calma, profunda, intensa y amorosa… Y dentro de esta calma se vive el compartir con los demás, cada uno en su momento, cada uno con su don, ya esté desarrollado o a desarrollar, no importa, todo es válido en el justo momento en el que se hace con amor incondicional…

A veces, cuando más cerca estoy o me siento, todo adquiere significado, todo tiene su lugar y su porque y para qué… Comprendo perfectamente a las personas que siguen buscando la verdad de Ávalon, porque en lo profundo de su corazón saben que está viva, que es cierto, que la Isla sigue impertérrita al tiempo y al espacio, que la enseñanza que podemos adquirir entre las personas que allí viven, pueden y de hecho lo hacen, cambiar nuestra vida a mejor en todos y cada uno de los sentidos que quieras utilizar, que un viaje a esta dimensión no hará más que mejorar nuestro corazón, intuición y amor incondicional… Por ello he querido compartir estas palabras con vosotros, que serán seguidas de otras muchas, ya que siento que es mucho aún lo que desde la Isla de Cristal nos irá llegando para alcanzar el significado verdadero de Vivir…

Qué las bendiciones os colmen, que la dicha os llene y que vuestro caminar esté lleno de luz de la “Lámpara que nunca se apaga”

Desde un lugar mágico, cerca del corazón de Ávalon, donde la magia y los prodigios se producen constantemente, sólo tienes que pararte a mirar y escuchar la música que nace del corazón…


Autoría: tusrespuestas8@gmail.com
emiliocarrillobenito.blogspot.com.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *