EL CÓDIGO

Este tema daría para un largo e interesante artículo, pero he decidido que no sea yo el que desmenuce y desarrolle esta información, sino ustedes, así que solo dejaré un párrafo del artículo “Game Over”, un video y un programa informático. Lo demás corre por su cuenta. Investiguen y saquen sus propias conclusiones, luego sería de gran aporte para todos que compartieran sus resultados, sumando así un valor agregado a este intrigante e interesante tema. Quedo a la espera de los comentarios con sus conclusiones y descubrimientos. Es indispensable para comprender esta información, la lectura del artículo “Superlatividad“. Nmc, ncndlqd, iycaum .º.

“…A finales del siglo XX, un grupo de matemáticos israelíes encabezados por Eliyahu Rips, uno de los expertos mundiales en la teoría de grupos, el modelo matemático en el que se basa la física cuántica, descubrieron que la biblia, más precisamente la Torah, el antiguo testamento conocido por los católicos como pentateuco, ocultaba un código secreto, una matriz criptográfica, en donde se podía hallar codificados todos los acontecimientos pasados y venideros de las posibles realidades alternativas de la ecuación de proyección del hombre y la historia. El código fue descubierto en la versión hebrea del Antiguo Testamento, eliminando los espacios entre palabras, y convirtiendo el texto en una única hebra o línea de 304.805 letras. Posteriormente un físico también israelí, Doron Witztum, fue quien completó el modelo matemático para descifrar el código. Este descubrimiento fue anunciado en la revista norteamericana Statistical Science (Ciencia Estadística), no sin antes someterlo al análisis de otros expertos, procedimiento habitual de verificación en revistas de este tipo. Este fue corroborado por matemáticos de la Universidad de Harvard, Yale y de la Universidad Hebrea. También fue verificado por un experto en decodificación del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Originalmente fue llamado “Secuencias equidistantes de letras en el libro del Génesis”, y en cuyo resumen se leía: “El análisis randomizado (aleatorio) señala la existencia de información oculta en el texto del Génesis, imbricada en forma de secuencias equidistantes de letras. Su nivel de acierto es del 99,998%”. El periodista norteamericano Michael Drosnin en 1997 publicó el descubrimiento del mismo en su libro, El Código Secreto de la Biblia…”

Puede descargar el programa informático aquí
Nota para despistados:

INSTRUCCIONES PARA LA INSTALACIÓN DEL PROGRAMA
1. En la carpeta “Codigo” ejecutar “Setup.exe” e instalar el programa “Codigo B”
2. Copiar el archivo CODIGO_B.EXE de la carpeta “codigob-parche”
3. Abrir la carpeta de “Código B” en el disco duro de su PC
4. Pegar en ella el archivo antes copiado (aceptando reemplazar el existente)
http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2016/01/el-codigo.html

4 comentarios en “EL CÓDIGO

  1. Es tan alta la aleatoriedad cualquiera sea el texto y el libro, que con esta metodología se puede obtener “cualquier cosa que uno quiera interpretar” de ello.
    Esto es un juego en el cual cada uno lo interpreta a su gusto y placer ya que las variables son multiples.
    Tambien se debe tener en cuenta que la biblia a sido alterada, rectificada, o suprimida en varias partes de su texto en mas de una ocasión, no solo eso sino hasta mal traducido algunos términos de la original .
    Aún así siguen sosteniendo esta metodología, me recuerda el acto de los niños que miran las nubes y cada uno interpreta figuras … logicamente el primero que exprese una figura inducira al otro a verla tambien .

  2. Además se refiere solamente a una parte de la historia, que no es la historia completa, porque la segunda y última parte a mi entender la más importante, se escribió en griego, la lengua de la sabiduría, tambien hubo quienes intentaron interpretarla completa, y les quemaron sus libros. Lo que hace pensar es que a algunos sectores; lo que les molesta es que se haga la interpretación correcta. Colocan un decreto, y listo. No se cuestiona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *