(DDLA) “El secreto de las octavas”(I)

Para explicar correctamente las octavas y su funcionamiento en la vida y el cuerpo de la unidad de carbono, se necesitaría un libro más que un artículo,  pues es uno de los conocimientos mas difíciles de comprender de forma tridimensional, porque estamos hablando de energías, así que lo desarrollaré en varias partes. Trataré de la forma más sencilla posible resumir el proceso principal obviando los detalles. Pido encarecidamente que cualquier profesional o catedrático químico, matemático, físico, etc., se abstenga de corregirme, pues esto que voy a exponer no corresponde a la ciencia de la rama del árbol, sino a la del tronco que lleva a la copa y que forma parte del conocimiento olvidado del hombre.

Lo primero que tienen que entender es que voy a hablar de energías, más precisamente de procesos que se desarrollan a nivel cuántico aunque lo exponga de forma física y material para desarrollarlo. Tomaré como analogía para explicar las octavas la forma más fácil que es usando su significado más conocido y común, la música. Todos conocen la escala musical (do, re, mi, fa, sol, la, si, do) siete notas forman la escala más la primera de la octava siguiente que es (do), cada nota con su correspondiente vibración (frecuencia en Hz), subiendo desde la más baja de la octava (do) hasta la más alta (si). Entre “do” y “do” (octava) podríamos decir que hay una aceleración de (x) Hz, si tomamos por ejemplo al primer (do) y le asignamos una vibración de 1000Hz, el punto donde alcanza el doble 2000Hz sería el (do) de la octava siguiente. La razón (relación entre dos magnitudes) de las notas intermedias, si le asignamos un valor (1) a (do), sería la siguiente, (re)9/8, (mi)5/4, (fa)4/3, (sol)3/2, (la)5/3, (si)15/8 y (do) de la octava siguiente (2). Estas fracciones pasadas a números enteros representan la frecuencia en (Hz) de las notas. Veamos ahora lo que nos interesa, la diferencia de la aceleración de las vibraciones entre nota y nota. Ésta se obtiene dividiendo la nota por la inmediata inferior, o sea entre (do) y (re) sería 9/8 dividido 1 (9/8:1=9/8), siguiendo el proceso con los demás intervalos da la siguiente escala, (re)a(mi)=10/9, (mi)a(fa)=16/15, (fa)a(sol)=9/8, (sol)a(la)=10/9, (la)a(si)=9/8, y (si)a(do)=16/15. Verán que hay dos progresiones retardadas de 16/15, una entre (mi-fa) y la otra entre (si-do). En la escala musical se considera teóricamente que hay dos semitonos entre dos notas musicales consecutivas, excepto entre (mi-fa) y (si-do) donde hay sólo uno, en estos puntos es donde la octava se curva al faltar un semitono en vez de continuar en línea recta a la octava siguiente. Después de un tiempo al seguir curvándose se forma un círculo llegando nuevamente de donde partió, o sea la primer octava. Eso se llama círculo de recurrencia, es de lo que hablé en el artículo anterior, usted repite y le pasan las mismas cosas porque se cierra el círculo y pasa una y otra vez por la misma serie de octavas por las que ya pasó antes. Para que esto no suceda se necesita un golpe de energía extra en los puntos de retardo que curvan la octava, para que ésta siga su curso y no se curve, estos golpes se llaman “choques conscientes”, golpes emocionales de energía pura que cubren el hueco faltante para que la octava siga en línea recta ascendente. En otros artículos dije que los amos tienen formas de manipulación mucho más profundas, las octavas son una de ellas, conociendo sus secretos y sabiendo cómo funcionan, la realidad subjetiva es relativamente fácil de manipular, daré un ejemplo bastante habitual, usted piensa que está despierto cuando en realidad esta soñando que está despierto, porque si realmente estuviera despierto usted no pensaría que lo está solo lo estaría, sabría esto de forma natural y se daría cuenta del engaño porque estaría fuera de la realidad subjetiva, como usted cree que lo está, no hace nada por despertar, y la octava se ocupa de mantenerlo dentro de la recurrencia y trabajando con energía de bajo octanaje para mantenerlo en ese estado de ilusión. La octava también tienen una participación importante en el proceso de producción de energía en la unidad de carbono, los alimentos comida, aire y sensaciones o impresiones, carbono(C), oxígeno(O) y nitrógeno(N), “choque”, que producen la energía hidrógeno(H) de base (x), trabajan directamente con las octavas, por eso manipulando la octava se puede bajar o subir el octanaje (x) de la energía producida. Pero eso lo veremos en una segunda parte, pues es muy complicado para explicarlo ahora, ya que interviene en la ecuación del algoritmo de procesamiento de energía el factor tiempo no lineal, o sea que pasado, presente y futuro no siguen la frecuencia lógica conocida y estipulada.

El universo funciona con estos ciclos de frecuencias, cada nota representa una determinada energía necesaria para los procesos de la existencia y la creación de la realidad general, pero también forman parte de nosotros porque son componentes del código fuente del Ser, y digo “ser” no unidad de carbono, en la unidad de carbono intervienen como energía procesada que es muy diferente, ya lo veremos en su momento, por ahora esto es suficiente.

Se que este paquete de datos es realmente complicado, les recomiendo su análisis detallado y que se tomen su tiempo para procesarlo, traten de pensar de forma cuántica, recuerden que estoy hablando de energías, lo demás es sólo la forma de representarlo para que comprendan. Sepan también que es un resumen de lo básico que necesitan saber, también hay octavas dentro de cada nota, octavas dentro de octavas, octavas que son fractales infinitos que se repiten hacia arriba y hacia abajo, todo esto es mucho mas profundo pero no es de importancia en este momento. Es suficiente para poder seguir que sólo comprendan perfectamente esta parte, los músicos o los que entiendan algo de música les resultará más fácil entenderlo, pero creo que el concepto principal será comprendido al final por todos ustedes.


Morféo de Gea
Detrás de lo aparente nada es lo que parece!!
detrasdeloaparente.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *