NUESTRA SALUD COMO ARTÍCULO DE CONSUMO.

Cuando nos piden un deseo, y nos paramos a pensar que es lo más necesitamos, casi todas las personas adultas piensan en la salud.

Cuando brindamos en las fiestas, solemos pedir salud, cuando pedimos un deseo al futuro deseamos que nuestra salud sea buena.

En las páginas de este blog, hemos señalado que la sociedad en la que nos encontramos, no es precisamente saludable.

¿Es inducida esta contaminación?

Hace ya algún tiempo, documentábamos en un post EL CLUB DE LA GLOBALIZACIÓN: Una Mente Genocida

Las declaraciones:

“Los expertos recomiendan que la política norteamericana, tanto interior como exterior, busque como objetivo la eliminación de unos 2.400 millones de seres humanos en los años venideros”.

“¿Debe ser el alimento considerado como un instrumento de poder nacional? Todo tipo de ayuda debe ajustarse a aquellos países que acepten las condiciones de reducir la tasa de natalidad y de buscar la estabilidad política.”

Informe Kissinger

Alrededor de nosotros, de forma cotidiana, tenemos noticia de que la gente a nuestro alrededor muere de cáncer. El cáncer se ha convertido en una enfermedad, a la que a pesar de los descubrimientos científicos, parece no parar de cobrarse más víctimas.

Muchas de las causas que originan esta enfermedad brutal, están en nuestra sociedad.

En productos aparentemente inocuos que nos presentan como 100% naturales.

¿Cómo es posible que todos esos tóxicos cancerígenos se encuentren en productos tan habituales como los descritos en el video?

Nuestro cuerpo está contaminado. El planeta está contaminado. El sistema financiero y económico que domina el mundo, ha sacrificado a todos y a todo para seguir manteniendo su supremacía y su poder.

Nos han sumido en una rutina de vida, tipo “gran hermano”, que solo sirve para indicarnos cuando debemos consumir, y que debemos hacer.

Esto también incluye nuestra salud. A partir de Noviembre las campañas de vacunación contra la “Terrible gripe”, son lanzadas por todos los medios de comunicación, sobre todo la TV que se mete en nuestros hogares.

Mucha gente piensa que esto es por el bien de todos.

Sin embargo después de ver el video nos damos cuenta, que también las campañas médicas son un negocio formidable. Nuestra salud se convierte en otro bien de consumo, que aportará sin duda grandes beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.