Estudian una mina de plata griega de hace 5.000 años en Thorikos

LA MINERÍA EN ESTAS ANGOSTAS GALERÍAS SE DESARROLLÓ EN CONDICIONES EXTREMAS 
El estudio arqueológico del área de Thorikos, en Grecia, ha puesto al descubierto una compleja explotación de mineral de plata sin paralelos conocidos. La explotación se inició en el Tercer Milenio a.C., aunque la fase más extensiva y sistemática corresponde a época Clásica (S. V a.C.). La perfección de las técnicas de excavación y extracción contrasta con una atmósfera asfixiante en la que el oxígeno escasea y se alcanzan temperaturas de 21 grados. Probablemente los trabajos de explotación correspondiesen a mano de obra esclava, que desarrollaba estos trabajos en unas condiciones extremas.
 Contenido
Un equipo de arqueólogos, supervisado por el profesor Denis Morin de la Universidad de Lorraine, ha empleado un dron para localizar las instalaciones construidas sobre el suelo y conectadas con la actividad minera. Es la primera vez que se estudia un complejo minero de estas características.
Estas investigaciones subterráneas son parte de una investigación arqueológica mayor sobre el área de Thorikos dirigida por el profesor Roald Docter de la Universidad de Gante, con la participación de la Escuela Belga de Atenas, la Universidad de Utrecht y el Eforado del Ática oriental.
Denis Morin ha dicho sobre el descubrimiento: “hoy, es difícil imaginar las extremas condiciones en las que los mineros tuvieron que trabajar en este laberinto de galerías. Un calor asfixiante reina en este entorno mineral. El avance en las prospecciones subterráneas requiere una vigilancia constante en este sofocante espacio en el que el nivel de oxígeno debe ser controlado permanentemente. Marcas de herramientas en las paredes, grafitis, lámparas de aceite, y espacios agobiantes, dan muestra de la omnipresente actividad de los trabajadores subterráneos”.
“La dureza del sustrato rocoso y las mineralizaciones muestran las condiciones de trabajo extremas de estos trabajadores, en su mayor parte esclavos, sentenciados a la oscuridad y a la extracción de mena de plomo-plata. El mapado de esta enmarañada red de túneles, cuyas ramificaciones se localizan a veces a varios niveles, representa un desafío real en términos científicos“. Bajo tierra, la morfología y la organización de la infraestructura minera permite distinguir diversas fases de actividad.
Los datos arqueológicos reunidos y observados durante la última fase de la campaña de 2015, que incluyen cerámica y martillos de piedra hechos de roca sedimentaria volcánica, señalan a una datación antigua para la primera fase de las actividades mineras en la zona (Neolítico final/Heládico antiguo: en torno a 3.200 a.C.). Si futuras investigaciones confirman esta hipótesis, el marco cronológico de la minería en la región del Ática y el mundo Egeo se vería profundamente modificado.
La fase Clásica es con diferencia la más perceptible. Se podría definir como omnipresente, destaca por la regularidad de las secciones de galerías divididas que cubren todo el espacio. Fragmentos de cerámica y lámparas, e incluso una inscripción griega grabada en una pared, testimonian las actividades de espe periodo. El corte de conductos con herramientas afiladas, de forma cuadrangular, cortando la roca en fases sucesivas, esas son las características de estos trabajos de miería especialmente bien organizados.
La reanudación de los trabajos a finales del periodo Clásico (siglo IV a.C.) está datada por las marcas de herramientas en las galerías y los restos cerámicos. Pozos descubiertos en el interior de la red de túneles conectan dos niveles principales de mineralizaciones, y por tanto de extracción. De perfecta arquitectura geométrica, ejecutados al milímetro, su técnica de construcción aún está siendo investigada por los arqueólogos.
A día de hoy, estos pozos solo son accesibles usando técnicas de espeleología alpina. Un cierto número de estas galerías abandonadas han permanecido sin tocar durante los últimos 5.000 años. Otras, que son ahora inaccesibles, han sido completamente colmatadas durante sucesivas fases de extracción. El avance en estas galerías es difícil incluso para arqueólogos experimentados, que transportan equipos de alta tecnología, en una atmósfera que alcanza temperaturas de 21 grados.
Este complejo minero sin precedentes muestra una planificada estrategia de extracción del mineral y un perfecto control tecnológico y espacial durante el proceso. Aunque su explotación comenzara en torno al Cuarto-Tercer Milenio a.C., en torno a los siglos V-IV a.C. estas minas de plata constituyeron el área minera más importante de Grecia, formando parte de la base de la dominación ateniense sobre el mundo egeo.

VIA…http://arqueologia-paleoramaenred.blogspot.com.es/2016/02/estudian-una-mina-de-plata-griega-de.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *