DIFERENCIAS, HISTORIA Y CONCEPTOS ENTRE LA PARAPSICOLOGÍA Y LA METAFÍSICA


Comienzo hoy el desarrollo  de  una ciencia sobre la cual la mayoría de la gente desconoce todo. Introducción a la ciencia y explicación de los fenómenos paranormales: El término parapsicología designa una disciplina científica que se dedica al estudio  de  aquellos fenómenos ligados al psiquismo de ser humano que no entran  dentro del campo de estudio de la psicología. La parapsicología, a partir del siglo pasado,  tomó a su cargo la investigación de  aquellos fenómenos que habían sido soslayados por las otras ciencias humanísticas. Siendo, fundamentalmente y en sus orígenes, una ciencia de la conducta social, la psicología deja de lado  los  fenómenos paranormales (que son los que estudia la parapsicología). Los fenómenos paranormales fueron considerados en la antigüedad fenómenos inexplicables  o  bien fenómenos de “otros mundos”. Recién cuando el doctor Sigmund Freud incorpora a la psicología el concepto de inconsciente, la parapsicología puede hacer una correcta valoración de los fenómenos para psicológicos. Con la idea de inconsciente, se logra completar el cuadro de lo que realmente es el ser humano;  todo lo que había sido atribuido a fuerzas  sobrenaturales es  incorporado a una visión totalizadora del hombre. De igual manera, la interacción entre mente y materia que se observa en algunos fenómenos parapsicológicos, permitió abandonar la antigua dualidad entre cuerpo y espíritu acercándose así la ciencia a la vieja concepción  del hombre como un microcosmos.

QUE ES EL SER HUMANO

No podemos avanzar en el campo de la definición de qué es la parapsicología si no conocemos, primero, qué somos y  quiénes, como seres humanos. Y esta definición surge del concepto básico científico  de la psicología. Entonces, ateniéndonos a esto,  podemos decir que el ser humano está conformado por una personalidad consciente que tiene sus raíces en lo más profundo del inconsciente.  En un principio se consideró  como  patológico toda manifestación del inconsciente, de forma tal que sólo con fines terapéuticos se interpretaron los contenidos del inconsciente.  Fue el doctor Karl Gustav Jung -discípulo predilecto de Freud- quien avanzando sobre la obra de su maestro, consideró al inconsciente mucho más que un caos de impulsos ciegos.  Afirmó que en el inconsciente se asienta nuestro YO más profundo que se comunica con nosotros a través de símbolos y señales que se repiten en el transcurso del tiempo y en  muy distintas culturas.

Resumiendo estos conceptos, podemos definir al ser humano como la interacción de dos estructuras denominadas psique (mente) y soma (cuerpo).   El cuerpo conecta al hombre con el entorno natural y la mente lo hace con el entorno social (cuanto menos uso hace  el  hombre de su mente, más se asemeja a los animales inferiores cuyas conductas son, nada más, que reflejos de su interacción con el medio físico).

A partir del siglo pasado, comienzan  a  estudiarse  los fenómenos parapsicológicos investigando a los dotados y a los médiums espiritistas, descubriéndose nuevos aspectos y mecanismos del psiquismo. Las investigaciones parapsicológicas constataron que  la  mente puede proyectarse a distancia así como también afectar  a  la materia en forma directa sin intervención de la fuerza física. Estos resultados permiten deducir que el hombre no es sólo materia  y  espíritu sino, también, que está compuesto por un algo que lo conecta con el mundo y con el Universo en forma sutil: ese “algo” es lo que, modernamente, se llamó Potencial Parapsicológico con el cual el hombre nace y puede desarrollar o no.  Podemos, entonces, completar la definición del ser humano como un conjunto de estructuras  -las ya conocidas psique y soma- que, junto a la denominada Potencial Parapsicológico,  interactúan con el medio social y el medio natural y no pueden desligarse unas de otras.

UN POCO DE HISTORIA

 Para poder definir claramente el Potencial Parapsicológico, vamos a comenzar por el principio:   Podemos situar el nacimiento  de la investigación de los fenómenos  hoy  llamados parapsicológicos o extrasensoriales con los estudios que el  médico  Friedrich Franz Anton Mesmer (1733-1815), nacido en Alemania, realizó sobre lo que él llamó magnetismo animal y su aplicación a la medicina. Para Mesmer, el magnetismo animal consistía en un fluido que llenaba todo el Universo y que circulaba, también,  en el hombre y en los animales  y que algunas personas podían recibir o transmitir con fines terapéuticos. El famoso científico -muy combatido  en su  época realizaba, fundamentalmente, dos tipos de experiencias: unas, introduciendo a una persona enferma en un recipiente con  agua  y haciendo, posteriormente, que un grupo de personas, dándose las manos, transmitieran su energía al agua a través de electrodos de metal; la otra forma consistía en “pases magnéticos” que él mismo realizaba sobre los enfermos con su propia energía. Si bien Mesmer logró algunos resultados, nunca fue aceptado por las academias científicas, que negaron su obra

​al descrédito. El magnetismo cae en  desuso  hasta  que, en 1840, James Braid (1795-1860), médico inglés, realiza las primeras investigaciones científicas sobre  el  hipnotismo.  Braid descubre que  se  puede  lograr algunos de los efectos conseguidos por Mesmer mediante cansancio visual o, liza y llanamente, “sugestiones verbales”;  los descubrimientos de Braid significan un golpe de gracia para  el  magnetismo animal por primera vez, los fenómenos paranormales son aceptados como objeto de estudio por la ciencia. Los fenómenos paranormales tendrán un  auge espectacular a partir de 1848 cuando toman dominio público manifestaciones mediúmnicas ligadas a experiencias espiritistas.  En marzo de 1848, en la casa de la familia Fox, en Hydesville (N. Y., EE.UU.) comienzan a manifestarse fenómenos como  ruidos extraños (raps y tips), y algunos movimientos de objetos;  a partir de esto, y de su atribución a espíritus del más allá, se desarrolla una gran actividad espiritista en los Estados Unidos;  en Inglaterra y en Francia. Hippolite León Denisar Rivail  (Allan Kardec 1804-1869), un estudioso francés, será quien sistematice  y  codifique la doctrina espiritista ensayando  una  primera clasificación de los fenómenos que él atribuyó a los espíritus de los muertos. Debido al “circo espiritista” desatado por toda Europa y Estados Unidos, se formaran, respecto a los fenómenos paranormales, dos bandos: los que creen y los que no creen, mientras que algunos científicos, como Faradayn, se manifestarán totalmente en contra de la existencia del los fenómenos paranormales reduciendo todo a “charlatanismo” y mala fe. En 1870, William Crookes (1832-1919), un destacado químico y físico inglés, redacta un primer informe científico respecto a sus investigaciones con un famoso dotado llamado Daniel Douglas Home, que levitaba  y  manifestaba todos los otros fenómenos parapsicológicos. Este informe marca el comienzo de la parapsicología científica llamada, en ese momento, metapsíquica. Han transcurrido  casi  cien  años desde que Mesmer hasta Crookes y,  en la actualidad solo un obsecado podría negar la existencia de los fenómenos parapsicológicos. Desde ese momento, se van a estudiar todos los fenómenos parapsicológicos en los grandes dotados (Home, Cook, Eusapia Paladino, etc.).

 DE LA METAPSIQUICA A LA PARAPSICOLOGIA

 Con William Crookes comienza la época de oro de la metapsíquica; a él  se  sumarán los grandes científicos como Charles Richet (Premio Nobel de Fisiología -1850/1935) Frederic Myers (1843-1901), Sir Oliver Lodge (1851-1940), y Harry Price (1881-1948)  y muchos otros, quienes investigando sobre los grandes dotados de la época constataron y clasificaron, en forma exhaustiva, estos fenómenos. La metapsíquica puede considerarse extinguida hacia 1930 en coincidencia con la falta nuevos grandes dotados. La investigación parapsicológica se orientará, desde entonces,  hacia el trabajo de laboratorio iniciado por el doctor Joseph Rhine (N. en 1895), científico norteamericano quien, en su laboratorio de la Universidad de Duke, realizó, durante la década del 30, la increíble cantidad de 5.000.000 de experiencias. En el congreso celebrado en Utrecht (Holanda) en 1953, se decide cambiar el nombre de metapsíquica, en uso hasta la actualidad. En 1973 comienza a hablarse de psicotrónica, orientación de la parapsicología que se dedica al estudio  de los fenómenos desde una perspectiva energética con uso de aparatos especiales.  El término psicotrónica fue propuesto por el francés Fernand Clerk en 1968, para remplazar al término parapsicología, no habiendo aún logrado consenso. A partir de la radiónica (orientación de la parapsicología que busca utilizar la energía psíquica humana para curar) podemos decir que comienza una nueva etapa de la parapsicología. Resumiendo: el siglo XIX fue la ‚ época en la cual se aceptaron los fenómenos parapsicológicos; el siglo XX es el siglo en el cual se estudiaron y clasificaron esos fenómenos; el siglo XXI será aquél  en el cual se haga una  plena utilización de las facultades parapsicológicas. Una vez evaluada la labor realizada por los grandes investigadores de todas las ‚épocas, y teniendo en cuenta las manifestaciones de fenómenos paranormales  producidos en miles de años de historia  (la catarsis de los egipcios,  los oráculos griegos, las profecías  de  todas las ‚épocas, las actividades mágicas de los  pueblos  más  antiguos etc.) podemos concluir que todo ello fue producto de la estructura llamada Potencial Parapsicológico que tiene el ser humano  -que podemos llamar, también, según  su definición más  moderna, estructura Psi-, que  es  “la fuerza por medio de la cual  nos comunicamos sin intervención de los cinco sentidos y actuamos en el mundo externo sin intervención de la fuerza muscular”. De lo cual deducimos que el  Potencial Parapsicológico o Estructura  Psi es lo que produce los fenómenos  extrasensoriales.

 LOS FENOMENOS EXTRASENSORIALES

 Según la autorizada definición del parapsicólogo jesuita Oscar González Quevedo  -científico español,  reconocido a nivel mundial-  los fenómenos estudiados por la  parapsicología se pueden clasificar en:   A- Fenómenos extraordinarios normales: Son “misteriosos” y pocos comunes, pero no exceden  el  poder de las facultades y sentidos conocidos por la ciencia; se manifiestan, más bien por una hiperactividad de  los  sentidos. Entre ellos podemos hablar de fenómenos de adivinación por hiperestesia de la vista, el oído y el tacto. B- Fenómenos paranormales: Son aquellos que  se  deben a facultades desconocidas  aún  por la ciencia y por las cuales pueden producirse comunicación entre dos mentes a distancia y sin intervención de medios físicos (telepatía);  acción de la mente sobre la materia (psikinesis); conocimiento  de  hechos sin intervención de los sentidos (precognición, clarividencia etcétera).C- El padre González Quevedo habla de un tercer grupo de fenómenos que denomina “sobrenaturales”,  y considera que son del dominio de la religión.  Nosotros consideramos que pueden ser agrupados dentro de los fenómenos  paranormales, diferenciándose sólo en un origen,  pero presentando los mismos, mecanismos que aquellos.

 FENOMENOS EXTRAORDINARIOS NORMALES

 Hiperestesia: Es una exaltación  de la  sensación por la cual una persona puede percibir en forma estructurada estímulos mínimos en sus sentidos, que pasan  inadvertidos  para la generalidad.   Por ejemplo, un hiperestésico toca con su mano la mano de otra persona,  y recibe información transmitida en forma inconsciente, de esa otra  persona, dando la  impresión de adivinación. Otro ejemplo: la llamada “visión paraóptica”, que consiste en la transposición del  sentido de la vista hacia otras partes del cuerpo distintas de los ojos (“ver” con las manos).

 Pantomnesia:  Es la facultad que tiene el inconsciente de conservar todos  los datos  que han  pasado por los sentidos. Por ejemplo, una persona, al llegar a un lugar en el cual jamás ha estado, se da cuenta  de que lo conoce  perfectamente. A poco que se averigüe, se descubre  que esa  persona, cuando tenía un año de edad, estuvo allí, y si bien lo ha  olvidado, su mente conserva la imagen de todo lo que vio.

 Xenoglosía: En el fenómeno por el cual una persona habla una lengua extranjera que nunca estudió. Por ejemplo, una mujer en estado de hipnosis,  recita sin dudar largos capítulos de la Biblia en hebreo, siendo que desconoce ese idioma en estado normal. Se investiga y se descubre que hoyó a  un  rabino en ocasión de encontrarse en un lugar con gente de esa religión, cuando era muy joven, mientras cumplía sus tareas habituales.

 Talento del inconsciente: Es un fenómeno que permite explicar muchos casos de aparente regresión a vidas pasadas, de posesión,  de reencarnación, de viajes a otros planetas, etc. Cierta  vez,  un académico soño que asistía a un acto de presentación de una tesis; invitado a impugnar la tésis presentada, lo hizo con eficacia y con argumentos inditos.  Al despertar y recordar su sueño, comprobó que los argumentos eran, realmente, inéditos y perfectos; es decir, que durante el sueño, en su inconsciente se habían desarrollado complejos procesos racionales que él jamás había hecho en su  estado normal. Un caso impresionante fue el de la médium Elena Smith,  quien en un trance mediumnico, dijo haber llegado a Marte y por posterioridad, en sucesivos trances, dio  a la concurrencia una enorme cantidad de información sobre  este  planeta, así como también detalles completos acerca del idioma marciano.

 La explicación científica  de esto es que su inconsciente elaboró, sobre la estructura morfológica y sintáctica de su lengua natal (francés),  un nuevo idiona  o  reemplazo unas letras por otras a modo de los criptogramas usados en  espionaje (código de claves).

 FENOMENOS PARANORMALES OBJETIVOS Y SUBJETIVOS

 Los fenómenos Psi-Gamma, también denominados subjetivos, no son perceptibles por los sentidos y,  tal como lo explicamos, se deben al Potencial Parapsicológico o Estructura PSI y no a la mente. Vamos a definir cada uno de ellos:

 Clarividencia (ver claro): Forma de conocimiento paranormal de un suceso objetivo independiente de la actividad sensorial o racional: el hecho que  “se ve”  es contemporáneo. Por ejemplo: una persona, sin saber por qué, toma conocimiento de la muerte de un ser querido. Lo siente, lo sabe,  sin que nadie le haya hecho llegar información de ninguna índole. Efectivamente, poco después se entera de que ese ser ha muerto en el mismo momento en que ella lo supo.  Un caso auténtico, es, por ejemplo, aquel en que el doctor Pierre Janet, famoso psicólogo,  ordenó  a  una paciente hipnotizada que fuera con su pensamiento a París, ciudad a la que uno de sus ayudantes había viajado  para  hacer una visita al doctor Charles Richet. De pronto la paciente exclamó: “Esto se incendia!”. Efectivamente, aquel día, a las 6 de la mañana, estaba ardiendo el laboratorio de Richet.

 Telepatía: Es la captación a distancia, por acción parapsicológica, sin intervención  de  los  sentidos, de cualquier contenido mental. Es decir, una persona telépata puede “extraer” o captar pensamientos y/o ideas de otras, está están cerca o lejos.   Es lo que vulgarmente se denomina  “transmisión de pensamiento”. Uno de  los  casos  más comunes de telepatía es aquel en que una persona desea ver  o  saber algo de un amigo de quien hace mucho tiempo no tiene noticia; piensa constantemente  en  que  se cumpla su deseo. Ese día, o pocos días más tarde,  se encuentra con él en la calle, o recibe una carta o un llamado telefónico. ¿Qué pasó?…  Telepáticamente,  con su deseo, “transmitió” a la otra persona que deseaba encontrarla; y esa otra persona, inconscientemente,  telepáticamente captó el pensamiento del otro.

Precognición: Es el conocimiento cierto de un hecho futuro, por acción parapsicológica, que no  puede  ser conocida a través de razonamiento. Suele darse en sueños. Un caso famosísimo fue el del “Titanic”: el señor J. O’Connor tenía reservado un pasaje para él y su familia en el famoso barco;  varios días antes del viaje, ésta persona soñó que veía el navío con la quilla al aire y los pasajeros flotando. Asustado por este sueño -varias veces repetido-, considerando  que el  viaje no era urgente, devolvió los pasajes y la familia,  incluido él, no viajó. O~Connor confió sus sueños a tres amigos, una semana antes de la partida del barco. Efectivamente,  entre el 14 y el 15 de abril de 1912, el “Titanic” se hundió al chocar contra un iceberg, pereciendo todos sus pasajeros y tripulantes. El señor O~Connor y su familia, gracias a la precognición, se salvaron.

 Retrocognición: Es el conocimiento cierto de un hecho pasado,  por acción parapsicológica,  que no puede ser razonado (si se comprueba, se trata  de  clarividencia). Por lo tanto, todavía no ha podido ser comprobado.     Vamos a aclarar aquí, como explicación de los  fenómenos extrasensoriales Psi-Gamma, que poseemos intuición,  pero esto no es un fenómeno parapsicológico sino psicológico (por hipersensibilidad: es el inconsciente).

 Los fenómenos Psi-Kappa,  llamados objetivos porque  son perceptibles,  también se deben al Potencial Parpsicológico o Estructura Psi, y son los siguientes (también se los denomina Psikinéticos).

 QUE ES UN FENOMENO DE PSIKINESIS

 Lo que antiguamente el doctor Joseph Rhine denominó psicoquinesis y definió como “acción de la mente sobre  la materia”, no tiene vigencia hoy desde que se demostró que los fenómenos extrasensoriales no son producidos por la mente (Psique) sino por el Potencial Parapsicológico; otros científicos antiguos  también los denominaron telekinesia (movimiento  de objetos a distancia).

La parapsicología moderna  lo  llama  psikinesis, porque esos movientos  a distancia se producen por la Estructura Psi o Potencial Parapsicológico. Comencemos, entonces, por hablar de  los fenómenos Psi-Kappa:

 Levitación: (Recordemos el caso narrado  en  la primera parte sobre  David  Douglas Home): es la capacidad que tiene una persona, por acción parapsicológica, de flotar en el aire sin acción física perceptible.  (Home afirmaba que “la fuerza de los espíritus toman mis pies y me hacen levitar”). Otro caso muy famoso fue el de Santa Teresa de Jesús, que se elevaba -involuntariamente- en el aire, y decía “es la fuerza de Dios que empuja mis pies hacia arriba”. Como estos, hay muchisimos casos relatados, testimoniales.  El Potencial Parapsicológico actúa como “palanca” y levanta  a  la persona produciendo una fuerza contraria a la de la gravedad.

 Poltergeist: Es un fenómeno psikinético espontáneo recurrente (porque se repite  con regularidad en un mismo lugar). Por ejemplo, movimiento de objetos, alteración de los fluidos (electricidad, agua, gas, etc.), raps (movimientos con sonido golpes, etc.).  Adopta otras formas como aullidos,  arrastrar de cadenas (famoso en los casos de “casas embrujadas o encantadas”). Se llama espontáneo porque la persona que lo produce no lo hace a voluntad o a conciencia;  y son recurrentes porque hay regularidad y repetición. Para que  se  produzca este fenómeno, generalmente tiene  que  haber  un  adolescente con trastornos de conducta. Este fenómeno no desaparece con exorcismos, tratamientos psiquiátricos ni con medicación. Se resuelve con un trabajo interdisciplinario,  es decir, con intervención de un profesional psicólogo y un profesional parapsicólogo (el problema está en el entorno familiar, en el comportamiento de la familia, en la vida que ha llevado el chico cuando tenía de uno a cinco años, en el trato que recibe de sus padres).  Tratado de ésta manera,  el fenómeno no dura más de tres meses. También se producen las llamadas “casas  encantadas”, donde se oyen ruidos raros,  se ven objetos que se mueven, vidrios que se rompen, cuadros que se caen: los producimos nosotros con nuestro inconsciente porque, de alguna manera, queremos llamar la atención.

 Ectoplasmia: Es el Potencial Parapsicológico que se materializa  (como una especie de nube, bruma o materia nebulosa, que sale de nuestro cuerpo y, por ende, es perceptible, puede hacerse visible). Ese Potencial Parapsicológico se llama, en este caso ectoplasma.

Fantasmogénesis:  No se trata de fantasmas (que no existen), sino de un fenómeno que se produce cuando el ectoplasma adopta una forma humana más o menos nítida, clara.

 Bilocación: Este fenómeno se produce cuando en ectoplasma adquiere la forma exacta de la persona que la está produciendo; es como un “desdoblamiento” de esa persona. Quién lo está produciendo suele estar en estado de  éxtasis místico profundo, catalepsia o en estado de coma 4 o 5. Se ha comprobado que cuando la parte bilocada está activa, la parte bilocadora está pasiva: jamás las dos partes están activas al mismo tiempo.

 QUE ES UN FENOMENO “DE APORTE”

 Existen, dentro de esta clasificación, los llamados fenómenos de aporte  (fenómenos psikinéticos).  Aporte se produce cuando hay interpenetración de la materia por la materia.

Por ejemplo, un fenómeno psikinético, se produce cuando uno o más objetos, por acción parapsicológica (Estructura PSI) atraviesan  a  otro objeto sin dañarlo  o dañarse ningunos de los dos.  Si bien son posibles y se han comprobado varios casos no son habituales.

 FENOMENOS ESPONTANEOS Y FENOMENOS PROVOCADOS

 La mayoría de los fenómenos que hemos mencionado, tanto los extraordinarios normales como los paranormales,  suceden, generalmente,  en forma espontánea y cuando sus protagonistas pasan  por  una situación límite (accidente traumático, peligros,  estados alterados de conciencia, éxtasis,  catástrofes naturales, guerras, etcétera).

 No obstante lo apuntado, los fenómenos pueden, en algunos casos, ser provocados  por  los dotados, como Daniel Douglas Home, que podía entrar fácilmente en un trance de inconsciencia y producir su levitación.

 La gran mayoría de los dotados presentan:

 a)     marcada sensibilidad de su  sistema  nervioso;

b)    altibajos de salud con súbitas enfermedades y súbitas recuperaciones;

c)     gran facilidad para entrar en estados alterados de conciencia;

d)    en algunos casos, cierta tendencia a la autoagresión.

De igual forma, cabe consignar que la práctica religiosa de flagelación,  ayunos y otras formas de castigo del cuerpo, tienden a producir los mismos resultados. De ahí que haya habido tantos dotados entre los santos que,  habitualmente,  se sometían a “castigos expiatorios”. Asimismo, se observan iguales prácticas entre los faquíres de Oriente.

http://cppcaba.blogspot.com.es/2016/02/diferencias-historia-y-conceptos-entre.html

Un comentario en “DIFERENCIAS, HISTORIA Y CONCEPTOS ENTRE LA PARAPSICOLOGÍA Y LA METAFÍSICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *